Presupuesto es un “plan de guerra” en Francia


foton

- Francia aprueba el presupuesto más restrictivo en tres décadas

- Los puntos clave del “rigor de izquierdas”

- Francia: gobierno dice que nuevo presupuesto es un “plan de guerra”

- El primer ministro francés confirma el objetivo de déficit del 3% en 2013

- Los presupuestos de Francia: 43.500 profesores más e impuestos a ricos

————————————————————————————————-

Francia aprueba el presupuesto más restrictivo en tres décadas

El primer ministro Ayrault ha afirmado que son unos presupuestos de combate contra la deuda que no deja de aumentar”, y ha asegurado que las subidas de impuestos “solo afectarán a uno de cada diez ciudadanos y a las empresas más grandes”.

//

Hollande, en una comparecencia reciente / ERIC FEFERBERG (AFP)

//

// Francia ha aprobado hoy en Consejo de Ministros el ajuste presupuestario más restrictivo en tres décadas. El Ejecutivo de François Hollande y Jean-Marc Ayrault ha elaborado unos presupuestos diseñados para reducir el déficit hasta el 3% en 2013, lo que requiere un esfuerzo mínimo de 33.000 millones si el PIB crece al previsto (y optimista) 0,8%.

El primer ministro Ayrault ha afirmado que son unos presupuestos de combate contra la deuda que no deja de aumentar”, y ha asegurado que las subidas de impuestos “solo afectarán a uno de cada diez ciudadanos y a las empresas más grandes”. “El esfuerzo en 2013 lo harán los más ricos”, ha remachado el primer ministro.

Hollande ha puesto sobre la mesa sus credenciales fiscales en una situación muy difícil para el país, con la economía estancada, el desempleo al alza y la popularidad del Ejecutivo cayendo en picado. El primer presupuesto anual del Ejecutivo socialista ha incluido un fuerte recorte para aliviar el déficit y cumplir con las promesas hechas para contribuir a la estabilidad de la zona euro. Hoy se ha sabido que la deuda del país galo ha alcanzado el 91% del Producto Interior Bruto en el segundo trimestre del año, creciendo en 43.200 millones para un total de 1,83 billones de euros.

El ajuste se reparte en un 66% de subidas de impuestos para personas y empresas con los ingresos más altos, y un tercio de la congelación del gasto, y tiene como objetivo reducir el déficit público y asegurar a Francia un puesto junto a Alemania como potencia creíble dentro del núcleo duro de la zona euro. “Este presupuesto no es para asfixiar a la economía, sino para reconstruirla”, había dicho al canal France 2 el primer ministro Jean-Marc Ayrault. “Si abandonamos la meta [del 3%], los tipos de interés se elevarán de inmediato”.

Los economistas creen que los objetivos del presupuesto del Gobierno socialista son demasiado ambiciosos teniendo en cuenta que la previsión de crecimiento económico del 0,8% para el próximo año es muy optimista. Los últimos datos publicados muestran que la economía francesa lleva nueve meses estancada y que el desplome del consumo y las ventas externas han minado los esfuerzos para revitalizar la economía.

Pese a que aumentaron los salarios, los consumidores franceses prefirieron ahorrar esas ganancias extras que gastarlas, preocupados por la posibilidad de perder sus empleos en cualquier momento. Así que el consumo, motor tradicional de la economía francesa, se ha visto afectado negativamente por la escasa fe de los propios ciudadanos.

Ayrault ha insistido en la promesa del Ejecutivo de reducir el desempleo en un año y defendió la previsión de crecimiento del Gobierno del 0,8% como “realista y alcanzable”. El riesgo de que finalmente el crecimiento se sitúe por debajo del objetivo aumenta las posibilidades de que Hollande, cuyos índices de popularidad han caído al 43% en tan solo cuatro meses de mandato, tenga que hacer más recortes para mantener sus metas de déficit.

——————————————————————————————————————————————————

Los puntos clave del “rigor de izquierdas”

El primer proyecto de presupuestos de la era François Hollande para 2013 se apoya en 20.000 millones de subidas de impuestos y 10.000 millones de ahorro o congelación del gasto.

//
El presidente francés François Hollande. / ERIC FEFERBERG (AFP)

//

// Estas son algunas de las medidas más emblemáticas, que ahora deberán ser aprobadas por el Parlamento.

Nuevos impuestos a las personas físicas

Según Bercy, el feudo económico del Gobierno, la idea es “anular las bajadas de impuestos votadas en los últimos años que debilitaron la progresividad del Impuesto de la Renta (IR) y aligeraron el Impuesto de Solidaridad sobre la Fortuna (ISF) a la vez que se subían los impuestos a la mayoría”. El esfuerzo global en este capítulo apotará 10.000 millones al Estado. Los más ricos contribuyen con 6.200 millones, al igualarse la fiscalidad de las rentas del capital a las del trabajo.

  • Nuevo tramo del 45% para las rentas superiores a 150.000 euros. Afectará a unos 50.000 contribuyentes y supondrá 320 millones de euros anuales.
  • Descuento a los hogares más modestos. Para evitar que la congelación del baremo penalice a los hogares menos pudientes, se sube el imponible de 439 euros a 480 euros para beneficiar a 7,4 millones de ciudadanos.
  • Baja el techo del cociente familiar. Se reduce de 2.336 euros a 2.000 euros la ayuda por cada media parte de carga familiar. Afectará al 2,5% de los hogares fiscales, y supone 490 millones al año.
  • Los dividendos e intereses, que cotizaban al 21% y al 24%, lo harán de acuerdo al baremo progresivo del IRPF, lo que permitirá recaudar 2.000 millones más.
  • Plusvalías mobiliarias sometidas al Impuesto de la Renta. En lugar de ser tasadas al 19%, se aplicarán baremos progresivos. Recaduación: 1.000 millones.
  • Las ‘stock-options’ cotizarán como la renta. Rendimiento de 2012: 45 millones.
  • Menos exenciones fiscales. El máximo deducible anterior, 18.000 euros al 4% por cada hogar fiscal, se reduce hasta los 10.000 euros.
  • Contribución del 75% a las rentas más altas. Llamado Impuesto Excepcional de Solidaridad, gravará con el 75% cada fracción de los ingresos por actividad superiores al millón de euros. La medida se aplicará solamente dos años, sobre los ingresos de 2012 y 2013, y afectará, según el proyecto de ley, a unas 1.500 persona, que sufrirán una subida de impuestos media de 140.000 euros.
  • Reforma del ISF. Se retoca la reducción decidida por Sarkozy en 2011. El mínimo imponible sigue siendo de 1,31 millones de euros, y los tramos varían del 0,50% al 1,50%. El techo se sitúa en el 75% de los ingresos. Aportará 1.000 millones suplementarios.

Contribución al sector audiovisual público

Subirá dos euros más la inflación. Actualmente el impuesto es de 123 euros anuales. El Estado dedicará en 2013 3.733 millones de euros al sector audiovisual (un 3,5% menos que en 2.012).

Funcionarios

Se suprimirán 12.298 puestos en ministerios no prioritarios para crear 11.000 puestos nuevos en Educación, Justicia y Policía. La masa salarial del Estado será de 80.600 millones, y los gatos de los ministerios se reducen de forma global un 5%. Defensa perderá 7.234 funcionarios y Economía y Finanzas 2.353. El total de funcionarios del Estado es de 5,3 millones de personas (incluidos Sanidad y territoriales).

Más dinero para Justicia.

Promesa electoral de Hollande, el presupuesto de Justicia aumenta un 4,3% y alcanzará los 7.700 millones de euros

Recortes en Cultura

El presupuesto de Cultura se reduce un 4,3%, que en gran parte salen del abandono de diversos proyectos impulsados en la etapa de Nicolas Sarkozy. Los fondos serán de 2.430 millones en 2013, contra 2.540 el año en curso.

Pensiones

Las pensiones de los jubilados imponibles se gravarán con un 0,15% para ayudar a la recuperación de las cuentas de la Seguridad Social.

Carga de la deuda.

El peso de los intereses de la deuda será el primer capítulo de gasto en 2013, con un coste de 46.900 millones de euros. En 2012, el Estado debe abonar a sus acreedores 46.700 millones, 700 millones menos que lo previsto en julio.

—————————————————————————————————————————————————–

Francia: gobierno dice que nuevo presupuesto es un “plan de guerra”

Jean-Marc Ayrault, primer ministro de FranciaJean-Marc Ayrault dijo que se aumentarán los impuestos a los contribuyentes de mayores ingresos.

BBC: El primer ministro de Francia, Jean-Marc Ayrault, calificó los planes presupuestarios para 2013 como un “plan de guerra” para combatir la creciente deuda del país.

Con una deuda pública que alcanza 90% del Producto Interno Bruto, Ayrault dijo que el presupuesto incluirá aumentos de impuestos para los contribuyentes con mayores ingresos.

Según el funcionario, nueve de cada diez ciudadanos no serán afectados por la medida, que -se prevé- sumará a las arcas del Estado unos US$26.000 millones y evite los dolorosos recortes que se han visto en otros países de la eurozona.

Ayrault indicó que el gobierno socialista de François Hollande honrará sus prioridades que incluyen: educación, empleo, seguridad y justicia social.

Hollande ya había adelantado que el de 2013 sería el presupuesto más duro en 30 años.

Los analistas consideran que el desempeño económico de Francia durante el próximo año será crucial para el futuro de la eurozona.

————————————————————————————————————————————————–

El primer ministro francés confirma el objetivo de déficit del 3% en 2013

(AFP) //

PARÍS — El primer ministro francés, Jean-Marc Ayrault, confirmó este jueves el objetivo de reducir el déficit público al 3% del PIB en 2013, la víspera de la presentación del presupuesto, del que defendió sus decisiones fiscales.

El jefe del gobierno socialista francés descartó cualquier aumento el próximo año del IVA o del CSG, una tasa que contribuye a la financiación de la seguridad social.

Invitado a un programa de la televisión pública France 2, Ayrault aseguró que se mantiene el objetivo de reducir el déficit público al 3% del Producto Interior Bruto en 2013, frente al 4,5% esperado este año. “Si renunciamos a ese objetivo, enseguida subirán las tasas (de financiación) y, entonces, estaremos en la situación de Italia, en la situación de España, y yo no quiero eso”, declaró.

También confirmó que el gobierno mantiene para 2013 su “hipótesis de crecimiento realista, del 0,8%”.

“No podemos continuar con la deuda y los déficit que tenemos”, insistió el primer ministro, para justificar los 30.000 millones de euros de ahorro y nuevos impuestos previstos en el proyecto de presupuesto de 2013, que será presentado este viernes en el consejo de ministros.

Al calor de la crisis, la deuda pública francesa aumentó rápidamente desde 2007, pasando del 64,2% del PIB al 89,3% a finales de marzo de 2012, es decir 1,789 billones de euros.

El próximo año se espera que supere el umbral simbólico del 90%, antes de rebajarse. La deuda pública de Francia aumentó 43.200 millones de euros en el segundo trimestre de 2012, estableciéndose en 1,832 billones a fin de junio, es decir el 91% del producto interior bruto (PIB), anunció este viernes el instituto nacional de estadísticas Insee.

La deuda pública, según los criterios del tratado de Maastricht, aumentó 1,7 punto con respecto a fin de marzo.

“A ingresos constantes, nueve contribuyentes de diez no se verán afectados” por los nuevos aumentos de impuestos, sostuvo el primer ministro. “Estas medidas no afectan a las clases medias y las clases populares”, insistió.

En cambio, otras decisiones anteriores, como la de congelar el baremo del impuesto sobre la renta, afectará a un mayor número de contribuyentes. Interrogado sobre esas medidas, que afectarán a millones de franceses, Jean-Marc Ayrault se mostró evasivo.

Varios economistas advirtieron recientemente de que al centrar el presupuesto en la reducción drástica del déficit público, el gobierno se arriesga a sacrificar el crecimiento económico y, por tanto, a tener un menor margen de maniobra.

—————————————————————————————————————————————————–

Reducirá el déficit al 3% en 2013

Los presupuestos de Francia: 43.500 profesores más e impuestos a ricos

Presentación de los Presupuestos franceses. | ReutersPresentación de los Presupuestos franceses. | Reuters

  • El 6,5% de los ingresos del Estado proceden del impuesto sobre la renta
  • Quienes ganen más de un millón de renta pagarán un 75%
  • Retrasa la construcción de infraestructuras y proyectos de Defensa

Raquel Villaécija | Efe | París

viernes 28/09/2012

Francia conoció hoy los primeros presupuestos anuales de la era Hollande, un momento que el ministro de Economía, Pierre Moscovici, definió como “emocionante”, a pesar de que es el paquete más austero desde la postguerra, unos presupuestos “de combate”, como lo definió el Gobierno.

Según Moscovici, de combate “contra la crisis, contra el déficit y la deuda”, pero también de combate “por el crecimiento, la modernización y para eliminar las desigualdades”. Tras explicar la ley durante más de tres horas ante la comisión de finanzas de la Asamblea, Moscovici desgranó los principales ejes del paquete. Su ejecución, dijo, es un acto de verdad: “verdad en cifras, porque no escondemos nada, verdad con los compromisos adquiridos y verdad de palabras, porque la crisis es histórica“.

El Ejecutivo ha armado sus cuentas sobre una hipótesis de crecimiento del 0,8% en 2013 (este año será, según sus cálculos, del 0,3%). Los expertos consideran estas cifras demasiado optimistas, sobre todo porque hace tres trimestres que la economía está estancada, el paro alcanza ya el 10% y el desanimo pesa en las familias y también en las empresas, que se agarran el bolsillo y se preparan para pagar más impuestos. “La prioridad es recuperar la economía, crear empleo y reducir las desigualdades”, dijo el titular de Finanzas.

El objetivo del paquete es reducir el déficit, para que “Francia mantenga su independencia”. El Gobierno galo espera recortarlo al 3% del PIB en 2013, y para ello necesita cuadrar 30.000 millones de euros. 10.000 millones se obtendrán con subidas de impuestos a los hogares más ricos y otros 10.000 gracias a tasas para las empresas “con más margen de maniobra”.

Unos 6.200 millones procederán del incremento de impuestos para los hogares con mayores ingresos; aquí se incluye la creación de un nuevo tramo impositivo del 45% para las rentas superiores a 150.000 euros y el ya famoso del 75% para quienes ganen más de un millón (unas 2.000 personas en total).

También importante es la modificación de un mecanismo que permitía a los grandes grupos proceder a la venta de filiales sin pagar plusvalías: por este concepto, según el vespertino ‘Le Monde’, se recaudarán 2.000 millones de euros en 2013.

El objetivo del Gobierno es recuperar la progresividad perdida en los últimos años, de manera que paguen más quienes más renta perciben; el diario “Les Echos” destacó que en Francia solo el 6,5% de los ingresos del Estado proceden del impuesto sobre la renta, muy por debajo del 20% de media de la Unión Europea (UE).

Las cuentas se inspiran así en la promesa electoral de Hollande de promover un “esfuerzo justo” que pide una mayor contribución a los que más tienen y pretende desahogar a los hogares menos pudientes. Según declaró el primer ministro, Jean Marc Ayrault, las subidas de impuestos solo afectarán al 10% de los contribuyentes. “Hemos hecho una elección y esta es la de preservar las familias más modestas”, dijo.

Además de los 20.000 millones que París quiere recaudar, se van a ahorrar de manera paralela otros 10.000 millones de euros. Para ello se reducirá el gasto en todos los ministerios, excepto en los considerados prioritarios: educación, justicia y seguridad. En estos departamentos se crearán 11.000 puestos, mientras que en el resto se suprimirán 12.298 empleos.

La educación es ámbito prioritario y el Gobierno pretende contratar a 43.500 nuevos profesores en dos fases, con el objetivo de alcanzar la meta prometida de 60.000 nuevos docentes.

La deuda publica es, junto con el déficit, la principal preocupación gubernamental. Esta sobrepasa el 91% del PIB, mas de lo previsto. Buena parte del gasto estatal se va en el pago de los intereses a los acreedores y Francia quiere “invertir el rumbo” en 2014 “para no estar sometidos a los dictados de los mercados”. Moscovici habló incluso de “preservar la independencia” del país frente a los inversores, de mantener la credibilidad y la soberanía. “Francia no quiere ser presa de los mercados como les ocurre a países vecinos”, dijo.

Recortes

Por el lado del recorte, el Estado aplicará reducciones en proyectos de infraestructuras -retraso de la conexión ferroviaria de alta velocidad por el corredor atlántico hacia la frontera española- la congelación de los sueldos de la función pública (para cinco millones de empleados) o la venta de embajadas.

En Defensa, el objetivo es el de retrasar parte de los 22.000 millones que estaba previsto gastar en 2013 en nuevas compras (armamento incluido) y en cultura se dejarán de lado proyectos que fueron aprobados durante la presidencia del jefe del Estado anterior, Nicolas Sarkozy, como la Casa de la Historia de Francia.

En total, la administración adelgazará en 12.298 empleos en ministerios “no prioritarios” con el fin de favorecer la creación de otros cerca de 11.000 en la Educación, la Justicia y la Policía.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 323 seguidores

%d personas les gusta esto: