Motín en la ex Penitenciaría deja al menos 54 internos y 12 gendarmes heridos


Un incendio, causado por internos de la calle 11, inició las escaramuzas. El gendarme Marcos Mariqueo está grave, con una herida cortopunzante.

por P. Muñoz, S. Labrín y L. Leiva

Desde temprano el ambiente estuvo tenso en la ex Penitenciaría, luego que algunos reos iniciaran una serie de medidas de presión para manifestar su descontento, tras el incendio que dejó 81 internos muertos en la cárcel de San Miguel.

Pero a eso de las 18.45, la situación se salió de control. En momentos en que se producían allanamientos, con la finalidad de requisar elementos prohibidos, un grupo de reos pertenecientes a la calle 11 de la ex Penitenciaría comenzó a quemar colchones, frazadas y ropa de cama e inició un amago de incendio en ese sector, con el propósito de manifestar su rechazo a las medidas de control.

Los allanamientos habían comenzado cerca de las 17.00, entre las calles 5 y 11.

Simultáneamente, se escucharon disparos y un contingente de 100 efectivos del grupo antimotines de Gendarmería ingresó al recinto, para intentar controlar la situación en la calle que alberga a unos 500 reos.

Según dijo a Radio Cooperativa el director de Gendarmería, Luis Masferrer, los disparos correspondieron a perdigones de goma que se utilizaron para replegar a los internos. “La actitud de los reos se puede deber a la proximidad de las fiestas de fin de año, ya que son tiempos más sensibles para la población penal”, señaló.

El subdirector operativo de Gendarmería, Jaime Concha, indicó que alrededor de 130 funcionarios participaron del operativo y se vieron obligados a utilizar balines de goma para contener a los internos. “Debimos usar gases y escopetas (con balines de goma) con la finalidad de controlar la situación”, dijo Concha.

Los incidentes dejaron, al menos, a 12 reos heridos por balines de goma y tres gendarmes. Uno de ellos con una herida cortopunzante y los otros dos, con TEC cerrado y principio de intoxicación, por inhalación de gas lacrimógeno.

Al exterior de la cárcel, en tanto, se estableció un amplio operativo preventivo, que incluyó la presencia de efectivos de Carabineros que cortaron el tránsito a la altura de calle Rondizzoni y cercaron las calles con la finalidad de evitar incidentes como los registrados el viernes pasado en San Miguel, provocados por familiares de los internos.

El tercer comandante de Bomberos de Santiago, Guillermo Urzúa, indicó que la emergencia había sido controlada por los propios gendarmes.

Al cierre de esta edición, los incidentes continuaban en el interior de la ex Penitenciaría santiaguina.

Desde temprano el ambiente estuvo tenso en la ex Penitenciaría, luego de que algunos reos iniciaran una serie de medidas de presión para manifestar su descontento, tras el incendio que dejó 81 internos muertos la semana pasada, en la cárcel de San Miguel.

Pero a eso de las 18.45, la situación se salió de control. En momentos en que se producían allanamientos, con el fin de requisar elementos prohibidos, un grupo de reos de la calle 11 de la ex Penitenciaría comenzó a quemar colchones, frazadas y ropa de cama e inició un amago de incendio, con el propósito de manifestar su rechazo a las medidas de control.

Los allanamientos habían empezado cerca de las 17.00, entre las calles 5 y 11.

Simultáneamente, se escucharon disparos y un contingente de 100 efectivos del grupo antimotines de Gendarmería ingresó al recinto, para intentar controlar la situación en la calle que alberga a unos 500 reos.

El director de Gendarmería, Jaime Masferrer, detalló que “250 internos de la calle 11 generaron barricadas y desórdenes, luego se acoplaron a esta actividad internos de la calle 9 y 10 y de la galería 11 y 8. Esto significó que más de 300 funcionarios de la institución tuvieran que participar y controlar a la población penal”.

Masferrer agregó que los incidentes -que fueron controlados pasadas las 22 horas- dejaron 54 internos y 12 gendarmes lesionados. Esta información se contrapone a la entregada por funcionarios de la institución, que indicaban que los reos heridos llegan a 86 y que 18 gendarmes presentaban lesiones, cinco de los cuales se hallaban anoche en estado grave.

Además, el director de la institución dijo que el incidente se originó por la oposición a un allanamiento rutinario y desestimó que se haya tratado de un amotinamiento, ya que, afirmó, no hubo intento de fuga: “Acá no se puede hablar de motín, porque no lo hubo. Lo que hubo fueron desórdenes al interior del recinto penal”.

Asimismo, aclaró que en el operativo fueron incautadas 120 armas blancas, bebidas alcohólicas artesanales y 16 teléfonos celulares.

En tanto, aunque en la tarde el tercer comandante de Bomberos de Santiago, Guillermo Urzúa, dijo que la emergencia fue controlada por los propios gendarmes, durante la noche siete unidades de Bomberos fueron convocadas debido al nuevo aviso de fuego en el penal.

Según personal de Gendarmería, ninguno de los reos resultó con heridas de gravedad y la mayoría fue afectada por la inhalación de monóxido de carbono y por heridas de balines de goma.

Respecto de los gendarmes de mayor gravedad, el cabo segundo Marcos Mariqueo recibió una herida cortopunzante y fue trasladado al hospital de Carabineros, según informó personal de Gendarmería. En tanto, Alex Ramírez Fuentes y Rodrigo Colihuil Rubio resultaron con un shock por inhalación de gases lacrimógenos, y el segundo también sufrió un TEC cerrado.

Incidentes

Al exterior de la cárcel se estableció un amplio operativo preventivo, que incluyó la presencia de efectivos de Carabineros que cortaron el tránsito a la altura de Rondizzoni y cercaron las calles, con el fin de evitar incidentes como los del viernes pasado en San Miguel, provocados por familiares de los internos. Sin embargo, en horas de esta madrugada se generaron incidentes entre funcionarios de Carabineros y decenas de parientes de los reos que permanecían apostados en la calle. La multitud comenzó a lanzar piedras y otros elementos contundentes contra los policías, los que respondieron utilizando carros lanzaaguas y gases lacrimógenos. Al menos 10 personas fueron detenidas en los incidentes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: