Gaza continúa los festejos mientras Shalit trata de olvidar su cautiverio


19-10-2011

Daniela Brik

Jerusalén, 19 oct (EFE).- La franja de Gaza celebró hoy con un día de fiesta el regreso de los presos palestinos liberados ayer en un canje con Israel por el soldado Guilad Shalit, que esta mañana se dejó ver por primera vez en un breve paseo con su madre en el pueblo de Mitzpé Hilá.

Las celebraciones en Gaza, controlada por Hamás, contrastan con las recatadas muestras de efusividad en Cisjordania, gobernada por Al Fatah y donde la jornada transcurrió con absoluta normalidad.

La jornada festiva en la franja fue declarada para facilitar las visitas de familiares y seres queridos, y se prevé que el viernes tenga lugar otra celebración para honrar a los 477 recién liberados, de los que 293 llegaron a la franja, 95 a Cisjordania, 40 fueron exiliados al extranjero y el resto a Jerusalén Este e Israel.

Las escuelas, bancos, ministerios y otras oficinas gubernamentales mantuvieron a lo largo del día sus puertas cerradas.

El movimiento islamista palestino también informó hoy de que concederá 2.000 dólares a cada uno de los 293 presos excarcelados llegados a Gaza a modo de ayuda para que rehagan sus vidas en libertad.

Esta ayuda les servirá para hacer frente a los primeros gastos, dado que en 2010 el 26 por ciento de la población palestina vivía en la pobreza -38 por ciento en Gaza y 18 por ciento en Cisjordania- y la mitad de los hogares estaban afectados por la inseguridad alimentaria, según la Conferencia de la ONU para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD).

Fuentes del gobierno islamista dijeron a Efe que tanto el Ejecutivo de Hamás como la Autoridad Nacional Palestina (ANP), que gobierna en Cisjordania, se han puesto de acuerdo para tratar de buscar trabajo en niveles medios de sus respectivas administraciones a los prisioneros liberados.

El desempleo en la franja se sitúa en torno al 25,6 por ciento según datos recientes de la Cámara de Comercio de Gaza, que toma como última referencia la tasa de paro en el segundo trimestre de 2011, por lo que sin ayuda oficial difícilmente podrán incorporarse al mercado laboral.

Otra medida de apoyo a aquellos que -en cumplimento del pacto con Israel- fueron deportados a la franja mediterránea a pesar de ser oriundos de Cisjordania, ha sido alojarlos en hoteles de Gaza cuyas habitaciones paga el Ejecutivo de Hamás y en los que han vivido su primer día de libertad con un lujo al que no estaban acostumbrados en prisión.

Las buenas condiciones hoteleras han servido también para paliar la sensación de desarraigo, porque mientras los gazatís se reencontraban con sus familiares y amigos los deportados no podrán hacerlo.

Mientras tanto, en Cisjordania, territorio al que ayer llegaron 95 presos excarcelados, la actividad continuaba hoy con normalidad y no se prevé ningún otro paro o celebración festiva.

En la administración de Ramala la liberación ha sido acogida con satisfacción a pesar de la rivalidad con el movimiento islamista, y pese a que el canje ha hecho sombra a la vía pacífica por la que aboga el presidente Mahmud Abás en la lucha por la independencia palestina.

En las calles cisjordanas se han escuchado incluso en los últimos días expresiones de apoyo a la resistencia armada que hasta la semana pasada parecían ser parte del pasado, y que habían dado paso a la iniciativa de su presidente de buscar el reconocimiento de la comunidad de naciones y la admisión en la ONU como Estado de pleno derecho.

Por su parte, Israel seguía hoy los primeros pasos del soldado Shalit en su pueblo de Mitzpé Hilá, en el que pudo ser visto por la mañana, tocado con una gorra y gafas de sol, en un paseo matinal con su madre, una oficial del cuerpo médico del Ejército y una escolta de policías.

Desde primera hora del día representantes del cuerpo médico lo han visitado para coordinar futuros exámenes, después de que los primeros chequeos que se le practicaron poco después de su liberación no arrojaran deficiencias destacables.

El debate mediático se centra en su estado de salud y las secuelas físicas o psicológicas que le dejará el más de un lustro de cautiverio en poder del brazo armado de Hamás.

Su progenitor, Noam insistió hoy a los medios que “Guilad se encuentra bien” y “necesita tranquilidad”, antes de pedir una vez más a los periodistas que dejen espacio a la familia para poder regresar a la rutina.EFE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: