Casi 2.000 refugiados que huyen de Siria cruzan a Líbano


 La Cruz Roja empieza a repartir alimentos y colchas a vecinos que han escapado de Homs

Beirut /  Ginebra 4 MAR 2012

//

Funeral por un fallecido en un ataque del Ejército en la provincia de Idlib. / AFP

Unos 2.000 sirios que huyen de la violencia están cruzando la frontera con Líbano, según ha declarado un portavoz de la agencia de Naciones Unidas para los Refugiados. “Entre 1.000 y 2.000 sirios están procediendo a entrar en Líbano desde Siria“, ha dicho el número dos de la delegación del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Beirut, Jean Paul Cavalieri.

“Los números se irán aclarando a medida que avance el día. Esto es lo que nos están contando nuestros equipos sobre el terreno y las autoridades locales”. Un testigo en la frontera libanesa asegura que a primera hora de la mañana se oía un fuerte bombardeo sobre la ciudad siria fronteriza de Al Qusayr, ubicada a 12 kilómetros, y que ha visto a mujeres y niños, sobre todo, caminar hacia la frontera. “La gente cuenta que estaban en casa y que al empezar el bombardeo empezaron a huir. Dicen que son disparos desde tanques y de fusiles”, según un periodista local.

La Cruz Roja internacional y la Media Luna Roja siria empezaron a distribuir ayuda humanitaria en una localidad cercana a Homs, pero siguen, por tercer día, sin tener acceso al distrito de Bab Amro, objetivo de los ataques de las fuerzas gubernamentales durante el último mes. “Se ha comenzado a distribuir ayuda en Abel, localidad a tres kilómetros de Homs”, señaló el portavoz del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Hicham Hassan. El convoy del CICR, compuesto por siete camiones, aún no ha podido acceder al distrito de Bab Amro.

De esta manera se ha empezado a entregar ayuda esencial a familias que huyeron de Homs debido al asedio militar ordenado por el régimen del presidente sirio, Bachar el Asad. El objetivo del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ahora es continuar la distribución de asistencia humanitaria a los residentes y a los desplazados en distritos dentro de Homs. Los afectados por el asedio han recibido alimentos, colchas (está nevando) y productos de higiene personal.

La Cruz Roja recibió inicialmente el visto bueno de las autoridades para entrar en Bab Amro pero no ha podido acceder. La oposición siria afirma que el régimen de Al Asad mantiene a los representantes del CICR lejos de ese barrio para que no sean testigos de las violaciones a los derechos humanos cometidas por las fuerzas de seguridad una vez que entraron, el viernes, tras la salida de los rebeldes, que lo convirtieron en un bastión.

Las autoridades sirias han asegurado, en cambio, que es por razones de seguridad debido a que en el área hay minas y otro tipo de material explosivo sin detonar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: