Siete civiles muertos en el bombardeo de la ciudad rebelde siria de Rastán


(AFP)  //

DAMASCO — Siete civiles murieron este domingo en Siria en la ciudad de Rastán (centro), bombardeada por el ejército para intentar expulsar a los rebeldes días después de haber retomado el control del barrio de Baba Amr en Homs, donde la Cruz Roja sigue sin poder entrar.

Siguiendo con su campaña contra el Ejército Sirio Libre (ESL), las tropas bombardearon posiciones rebeldes en el norte de Rastán, a 20 km al norte de Homs, afirmó a la AFP Rami Abdel Rahman, jefe del Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH), que dio cuenta de siete civiles muertos.

Situada en la autopista que une la capital, Damasco, con el norte del país, Rastán había sido declarada “ciudad libre” por el ESL el pasado 5 de febrero.

Muchos militantes temen que el ejército concentre su ofensiva en Rastán y en la ciudad de Quseir (a 15 km de Homs), controlada en gran parte por los rebeldes.

“Se trata de dos ciudades con la mayor concentración de rebeldes en el centro de Siria y se espera que sea la próxima etapa del ataque del régimen contra los desertores”, indicó Abdel Rhaman, después de que el ejército retomara Baba Amr el pasado jueves.

En las inmediaciones de este barrio asediado y bombardeado durante casi un mes y que sufre una grave crisis humanitaria, un convoy de siete camiones cargados con ayuda de urgencia del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para la población esperaba por tercer día consecutivo la autorización del régimen para poder entrar.

Las autoridades justifican la espera por motivos de seguridad, en particular la presencia de bombas y de minas en la calzada.

Sin embargo, periodistas del canal oficial sirio llevan días realizando reportajes en Baba Amr, “desinfectado” -según ellos- de los “grupos terroristas armados”.

El CICR ha podido distribuir ayuda este domingo en un pueblo donde se han refugiado habitantes de Baba Amr.

“Hemos comenzado la distribución de ayuda en la aldea de Abel, situada a tres kilómetros de Baba Amr”, precisó el portavoz del CICR en Damasco Saleh Dabakeh, que asegura que también habrá reparto en Inchat, un barrio de Homs.

Según los militantes, el régimen trata de ganar tiempo para esconder sus “crímenes”.

“Estamos convencidos de que quieren tomarse su tiempo para enterrar o quemar los cadáveres y borrar las huellas de sus crímenes para que el CICR no se dé cuenta”, afirmó a la AFP Hadi Abdalá, militante en Homs de la Comisión General de la Revolución Siria, que informó de cientos de víctimas en este barrio.

Turquía estimó que Damasco cometía “un crimen” prohibiendo la entrada de ayuda humanitaria y el Reino Unido aseguró que “este rechazo” mostraba que el régimen se había “vuelto criminal”.

Israel, oficialmente en estado de guerra con Siria, propuso enviarle ayuda humanitaria a través del CICR.

Pero China insiste en que se opone a una injerencia en los asuntos sirios “bajo el pretexto de cuestiones humanitarias”.

Pekín bloqueó junto con Rusia – aliada de Siria, a la que vende armas- dos resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU que condena la represión sangrienta del régimen.

En Damasco, sirios prorrégimen se concentraron frente a la embajada de Rusia para agradecerle su apoyo al presidente sirio Bashar al Asad.

Entre tanto siguen la represión y los combates en los que han muerto más de 7.500 personas -según la ONU- desde el estallido de la revuelta hace un año.

El domingo, al menos siete personas, incluidos cuatro niños, murieron en el bombardeo de Rastán. Entre las víctimas figuran seis miembros de una misma familia fallecidos al caer un cohete sobre su casa.

En total unas 20 personas, incluidos 19 civiles, murieron este domingo en actos violentos en todo el país, según el OSDH. En Alepo (norte), un niño de 10 años perdió la vida al estallar una bomba frente a un colegio, agregó.

Por otro lado, 35 sirios oriundos de Quseir (a 10 km del nordeste del territorio libanés) se refugiaron en Líbano, afirmó a la AFP Ahmad Musa, portavoz del comité de refugiados sirios en Líbano.

Por último, el avión con los cuerpos de la periodista estadounidense Marie Colvin y del fotógrafo francés Rémi Ochlik, muertos en un bombardeo en Homs, llegó el domingo por la mañana a Francia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: