La situación en España impone el tema de la deuda en la campaña francesa


Por María Carmona (AFP)  //

PARÍS — La preocupación por España volvió a imponer el debate sobre la crisis de la deuda de la eurozona en la campaña electoral por la presidencia francesa, y uno de los candidatos afirmó incluso que Francia corre el riesgo de vivir dentro de “unas semanas” la misma situación del país vecino.

Cuando faltan 11 días para la primera vuelta de los comicios, el presidente y candidato a un segundo mandato, Nicolas Sarkozy, volvió a agitar la amenaza de una crisis financiera en caso de victoria del candidato socialista, François Hollande.

Por su parte, el candidato centrista François Bayrou afirmó que los franceses están “viviendo hora por hora, en tiempo real, en un país vecino, España, lo que corre el riesgo de pasar en Francia dentro de unas semanas”.

Después de varias semanas en los que los temas de la seguridad y la inmigración predominaron en la campaña, pese a que las encuestas señalaban los temas sociales y económicos como principales preocupaciones de los franceses, la crisis de la deuda irrumpió en la campaña el jueves pasado por voz del presidente-candidato.

Sarkozy, a quien los sondeos sitúan ahora al mismo nivel que Hollande en la primera vuelta, pero perdedor en la segunda con amplia ventaja para Hollande, puso a España, atrapada en la recesión y la crisis de la deuda, como ejemplo de lo que podría ocurrirle a Francia en caso de una victoria de su rival socialista. Esas declaraciones provocaron la reacción del ministro de Economía español, Luis de Guindos, que las tildó de “sinsentido” y de responder a “un planteamiento estrictamente electoral”.

Sarkozy reiteró sus afirmaciones el miércoles, estimando que “si se vuelve a empezar a contratar funcionarios, a gastar, si se cuestiona la reforma de las jubilaciones, no hay un riesgo de que las tasas de interés suban, hay una certeza”. “Se desencadenará inmediatamente una crisis de confianza masiva”, dijo.

“Francia debe pedir prestado cada año 42.000 millones de euros para pagar los intereses de la deuda. Hoy obtenemos ese dinero en préstamos a menos de 3%, lo que es una tasa históricamente baja”, argumentó.

La víspera, el primer ministro francés, François Fillon, había apuntado ya que la la elección de Hollande provocaría inmediatamente otros ataques especulativos contra el euro.

El equipo de Hollande acusó inmediatamente a la derecha de “llamar indirectamente a los especuladores a actuar contra los intereses de Francia”. Y François Hollande replicó el miércoles que Francia perdió la ‘triple A’ (que le retiró en enero pasado la agencia calificadora Standard & Poor’s) “a causa de la gestión” del Gobierno actual.

“¿Quién está en el poder hoy, la derecha o la izquierda? Me parece que Nicolas Sarkozy es presidente de la República todavía por algunos días”, ironizó Hollande, señalando que con el Gobierno de Sarkozy “se acumularon los déficits y se alcanzó una “deuda pública récord”.

Por su parte, el centrista François Bayrou, tras señalar “el riesgo” que corre Francia dentro de “unas semanas” de tener la misma situación que España, puso en paralelo los programas de Hollande y Sarkozy, calificando el primero de “financieramente insostenible” y el segundo de “irrealista”.

Pese a unos presupuestos para 2012 de una austeridad sin precedentes y el anuncio el lunes de recortes adicionales, los mercados financieros siguen presionando a España exigiendo intereses más elevados para los bonos del país.

Las declaraciones alarmistas hechas en el marco de la campaña francesa contrastan con las de los gobiernos, que tratan de calmar las inquietudes.

Alemania lamentó este miércoles que los mercados “no reconozcan los enormes esfuerzos” de España, que “está mejor que muchos otros países”, según declaró un portavoz del Ministerio de Finanzas. Poco después, la portavoz del Gobierno francés declaró que considera “excesivos los temores que se expresan hoy sobre la salud de la economía de España”.

En ese contexto, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, pidió este miércoles a los dirigentes europeos que sean “prudentes” en sus declaraciones sobre España. “Todos tenemos problemas y nosotros trabajamos para solucionar los nuestros, los de los españoles pero también para ayudar a la zona euro (…) y esperamos que los demás hagan lo mismo, que sean prudentes en sus afirmaciones y que trabajen para mejorar su país y la zona euro”, dijo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: