La protesta por Trayvon Martin en Los Ángeles aviva el debate racial en EEUU


Por Leila Macor (AFP) //

LOS ÁNGELES — A tres días del 20º aniversario de los disturbios raciales que devastaron Los Ángeles, cientos de personas pidieron el jueves en la ciudad californiana justicia para el joven negro Trayvon Martin, cuyo reciente asesinato por un vigilante blanco ha desatado un debate racial en el país.

Los padres de Trayvon, Sybrina Fulton y Tracy Martin, se unieron a cientos de personas, entre ellos líderes comunitarios y religiosos, en una iglesia en Los Ángeles para conmemorar los dos meses de la muerte de su hijo de 17 años, constató un fotógrafo de la AFP.

“Aún tenemos mucho camino que recorrer, pero ellos (los padres) son inquebrantables y confían en Dios y en que se haga justicia para su hijo”, dijo Benjamin Crump, el abogado de Sybrina y Tracy Martin, a la televisión local.

“¿Qué queremos?”, preguntaba el reverendo Al Sharpton en el multitudinario servicio, que comenzó hacia las 17H30 locales (00H30 GMT de este viernes) y se extendió durante varias horas. “¡Justicia!”, respondía el público, entre ellos el pastor bautista Jesse Jackson, célebre activista de los derechos civiles de los afroestadounidenses.

En el podio, había una imagen de Trayvon Martin con la capucha que se ha vuelto un símbolo de la protesta.

La Asociación para el Fomento de la Gente de Color (NCAAP) dijo que el objetivo de la manifestación era “defender a las víctimas de los crímenes (…), educar a los jóvenes en técnicas de resolución de conflictos (y) crear conciencia en el público contra la discriminación racial”.

El público llevaba camisetas con la imagen de Martin y carteles pidiendo justicia. Uno de ellos ponía: “El linchamiento estadounidense moderno”.

El 26 de febrero, el joven llevaba un suéter con la capucha puesta e iba a la casa donde estaba su padre, en una urbanización privada en Sanford (Florida, sureste). El vigilante voluntario George Zimmerman, de 28 años, lo consideró sospechoso y comenzó a seguirlo, hasta que disparó contra él. Zimmerman asegura que actuó en defensa propia después de que Martin lo tirara al suelo y golpeara su cabeza contra la acera.

El caso desató la ira de la comunidad afroamericana y provocó un debate nacional al que se sumó el presidente Barack Obama.

“Es una muy buena respuesta de gente de muchas razas distintas (…) respecto a un hombre que quizá habría salido en libertad si los ciudadanos no hubieran exigido justicia”, dijo a AFP el reverendo Cecil Murray, catedrático de ética en la Universidad del Sur de California.

Pero, “si tenemos otro caso Rodney King, corremos el riesgo de que la gente se ponga violenta”, advirtió, haciendo alusión a los disturbios que devastaron Los Ángeles hace 20 años, cuando un jurado de blancos absolvió a los policías blancos acusados de haber golpeado brutalmente al joven negro King. El veredicto desató días de disturbios, saqueos e incendios en una ciudad que el domingo conmemora el vigésimo aniversario de este triste episodio.

“Tenemos que intentar (…) mantener al país unido”, dijo King recientemente al canal de noticias CNN, refiriéndose a Trayvon Martin. “Tenemos que salir de esto y asegurarnos de que no pase nunca más”.

Zimmerman fue arrestado el 11 de abril, después de que la polémica se extendiera a nivel nacional, y la fiscalía lo acusó de asesinato en segundo grado.

El lunes, Zimmerman, de padre estadounidense y madre peruana, fue liberado bajo fianza. El 8 de mayo, deberá comparecer en un tribunal, donde se declarará “no culpable”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: