Muerte de uniformados en selva peruana complica a Humala


El jefe de gabinete puso su cargo a disposición, en respuesta a los pedidos de censura contra los ministros de Defensa e Interior.

por Pedro Schwarze

//

La muerte de los soldados y policías peruanos el mes pasado, durante un operativo para combatir a un remanente del grupo guerrillero Sendero Luminoso, que había secuestrado a un grupo de 36 trabajadores del sector gasífero, podría provocar una nueva crisis ministerial, mucho antes de que el gobierno de Ollanta Humala cumpla un año. Y esa posibilidad quedó en el aire después de que el jefe del consejo de ministros de Perú, Oscar Valdés, informara que había puesto su cargo a disposición del Presidente Humala como respuesta al pedido de censura, por parte de la oposición, contra los ministros de Defensa, Alberto Otárola, y del Interior, Daniel Lozada.

Precisamente, Otárola y Lozada deben concurrir hoy al Congreso para explicar los cuestionamientos surgidos por la forma cómo se condujo el llamado operativo “Libertad”, llevado a cabo en la región surandina de Cusco. Así, al ser consultado sobre su futuro en el gobierno, Valdés respondió: “Yo he puesto mi cargo a disposición del Presidente de la República y eso será una decisión de él”.

Sin embargo, Valdés dijo que tanto él como Humala -de gira por Japón y Corea del Sur- respaldan a los dos miembros de su gabinete, cuyas renuncias son exigidas por un sector de la oposición. “Pensamos que (Otárola y Lozada) están obligados a dar explicaciones y esperamos que satisfagan las inquietudes de los congresistas”, expresó Valdés. El primer ministro dijo, además, que espera que durante la presentación de los ministros prime “lo que se ha hecho bien”.

Así, Valdés destacó que “se critica al ministro del Interior, Daniel Lozada, pero él capturó (en febrero) a ‘Artemio’ (jefe militar de uno de los últimos grupos de Sendero Luminoso)”, opinó Valdés. La oposición critica duramente al alto mando militar y de la policía por haber enviado a soldados y suboficiales de la policía con escaso entrenamiento a buscar a los senderistas en el llamado Valle de los Ríos Ene y Apurimac (Vrae).

Las críticas arreciaron la semana pasada, cuando se supo que el padre de un policía entró a la selva y rescató el cuerpo sin vida de su hijo, 20 días después de que las fuerzas de seguridad fueran incapaces de lograr su ubicación. Se trata del caso del policía César Vilca, quien el 12 de abril fue enviado como parte de un contingente de 1.500 efectivos militares y policiales a combatir al grupo de Sendero Luminoso y rescatar a los trabajadores del proyecto gasífero de Camisea.

Tras descender de un helicóptero junto a otros dos policías, Vilca fue atacado por los insurgentes y la aeronave que lo había llevado abandonó el lugar para no ser alcanzada por los disparos. Nada se supo de los uniformados después de ese momento, y los intentos de las autoridades de encontrarlos resultaron vanos. Pasadas dos semanas, el obrero Dionisio Vilca se internó en la selva y con la ayuda de lugareños encontró el cadáver de su hijo.

En caso de producirse un nuevo cambio de gabinete, sería el segundo en la era Humala, ya que en diciembre pasado, a consecuencia del conflicto por un proyecto minero en la región de Cajamarca, dejó su cargo el primer ministro Salomón Lerner. Su salida desencadenó un giro hacia la derecha del gobierno con la llegada, precisamente, de Oscar Valdés.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: