Las normas de seguridad de los edificios: la polémica que trajo el sísmo del norte de Italia


La zona no había sufrido temblores desde 1570

Naves derrumbadas por el terremoto en la localidad emiliana de San Felice Sul Panaro. | Efe

Naves derrumbadas por el terremoto en la localidad emiliana de San Felice Sul Panaro. | Efe

  • Parte de las víctimas murieron al derrumbarse los techos de naves industriales
  • Eran trabajadores de fábricas afectadas por el anterior sísmo de mayo
  • Sindicatos: ‘No se respetaron normas de seguridad antes de volver al trabajo’

ELMUNDO.es | Madrid | Milán

martes 29/05/2012

Cuando el norte de Italia sufría una réplica a las 12.55, hora local y española, de 5,3 grados en la escala de Richter, el terremoto de este martes a las 9.00 horas ya había destruido el 75% de la localidad de Cavezzo, cercana al epicentro.

Pero esta sucesión de temblores no es nueva y parte de las víctimas murieron al venírseles encima los techos de naves industriales que ya se habían visto afectadas por el anterior sísmo del día 20. Incluso dos de las víctimas se han registrado en la localidad de San Felice, donde ya hubo varios muertos en el anterior terremoto de principios de mayo.

No es extraño por eso que estén ya sobre la mesa las primeras críticas hacia las autoridades por permitir a los ciudadanos volver a utilizar escuelas y edificios que ya quedaron tocados. Susanna Camusso, responsable del sindicato Cgil denuncia que las nuevas víctimas son trabajadores, y esto “me hace pensar que no se han respetado los protocolos de seguridad antes de hacer volver a la gente a sus puestos de trabajo”, afirmó.

La ‘fatalidad’ de los temblores

Sus palabras han encontrado réplica de mano del presidente de Confindustria, Giorgio Squinzi, que ha atribuido a “la fatalidad” las muertes que han provocado los derrumbes en las naves industriales. “No es verdad que hayan caído naves endebles, las del sector de la cerámica que se han visto afectadas estaban construidas respetando escrupulosamente la normativa”, ha añadido Squinzi en declaraciones que recoge la edición web del ‘Corriere della Sera’.

El líder de la organización empresarial italiana ha insistido en que la situación es “extremadamente seria” pues se habla de más “una decena de muertos y un montón de fábricas que han interrumpido su producción porque sus instalaciones han quedado impracticables”. Squinzi ha recordado también que el sísmo ha golpeado “una de las zonas más industrializadas de Italia” y que empresarios locales le comentaban que “desde 1570 no se había producido ningún terremoto, por lo que era un suceso imprevisible”, remarcó.

Sobre las medidas de seguridad de las naves que se han derrumbado se ha pronunciado también el ministro Corrado Clini. “El sísmo pone en tela de juicio los criterios de construcción. Seguramente se siguieron normas que contemplaban un riesgo sísmico menor”, opina. Por esta razón, “habría que actualizar el mapa de riesgo sísmico y las normas para construir de forma segura en esta área”, destacó.

En un comunicado, el secretario del partido Rifondazione comunista, Paolo Ferrero, se ha referido también al asunto para decir que “la primera urgencia es evitar más muertes”. De ahí que, en su opinión, “todos los trabajadores de la región deben permanecer fuera de las fábricas hoy y en los próximos días, ya que estas naves se han convertido en auténticas trampas”.

La ‘licuefacción del suelo’

Y es que los movimientos sísmicos registrados este martes en el norte de Italia han provocado un fenómeno conocido como ‘licuefacción del suelo’, que provoca que el firme pase de un estado sólido a un estado líquido o con consistencia de líquido pesado cuando se le somete a la acción de una fuerza externa, por ejemplo una carga sísmica. Habida cuenta de que la mayoría de víctimas mortales de este sísmo se ha producido en las fábricas que ya se vieron afectadas en anteriores temblores, las autoridades se están viendo obligadas a anunciar una previsible revisión de las normas de construcción.

En todo el debate por las normas de seguridad de los edificios industriales se han colado también las advertencias sobre el estado de las naves agrícolas tras los temblores. Así, el presidente de Confeuro, la patronal agrícola italiana, Rocco Tiso, ha advertido de que los sucesivos “temblores de estos días han provocado numerosos daños personales y materiales y han causado ya al sector unas pérdidas cercanas a los 200 millones de euros”.

Anuncios
Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: