Annan convoca a los líderes internacionales para impulsar la «transición política» en Siria


Estudiarán pedir a la ONU la aplicación del Capítulo VII de la Carta, que podría abrir la puerta a una intervención. Un informe apunta a matones del régimen como responsables de la muerte de 165 personas en Hula

agencias
Día 27/06/2012

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE reclamarán al régimen sirio de Bashar al Assad y a la oposición que pongan fin a la violencia y cooperen de inmediato para aplicar el plan de paz del enviado especial de la ONU, Kofi Annan, y también pedirán -durante la cumbre que acoge Bruselas este jueves y viernes- que el Consejo de Seguridad de la ONU apruebe «sanciones completas bajo el Capítulo VII» de la Carta del organismo internacional, que podría abrir la puerta a una intervención militar.

Los líderes europeos instarán a «todas las partes a poner fin a la violencia y a cooperar plena e inmediatamente para aplicar el plan de seis puntos de Kofi Annan y garantizar las condiciones de seguridad necesarias para la misión de observación de la ONU» y reiterarán su «pleno apoyo» tanto al plan de paz del exsecretario general de la ONU como a su «iniciativa para convocar a un grupo de actores clave para impulsar el proceso político».

El ex secretario general de la ONU ha convocado el día 30 en Ginebra una reunión del Grupo de Acción sobre Siria para conseguir la aplicación del plan de paz y acordar «los principios para una transición política liderada por Siria» a la que ha invitado a los ministros de Exteriores de EE.UU., Rusia, Francia, China y Reino Unido-, además de a los de Turquía, Irak, Kuwait y Qatar.

«Presión más robusta y eficaz»

En paralelo, los líderes europeos harán un llamamiento para lograr «una acción unida en el Consejo de Seguridad de la ONU» a favor de «una presión más robusta y eficaz» sobre el régimen, «incluyendo la adopción de sanciones completas bajo el Capítulo VII» de la Carta de la ONU, que podría abrir la puerta a una intervención militar en Siria con mandato del organismo internacional, opción que hasta ahora han vetado Rusia y China.

El articulo 41 del Capítulo VII de la Carta de la ONU contempla medidas que «podrán comprender la interrupción total o parcial de las relaciones económicas y de las comunicaciones ferroviarias, marítimas, aéreas […] y otros medios de comunicación, así como la ruptura de relaciones diplomáticas». En caso de que el Consejo estime que estas medidas «pueden ser inadecuadas o han demostrado serlo, podrá ejercer, por medio de fuerzas aéreas, navales o terrestres, la acción que sea necesaria para mantener o restablecer la paz y la seguridad internacional». «Tal acción podrá comprender demostraciones, bloqueos y otras operaciones ejecutadas por fuerzas aéreas, navales o terrestres de Miembros de las Naciones Unidas», según recoge el artículo 42.

Los Veintisiete reiterarán una vez más su «grave preocupación» por la situación sobre el terreno en Siria y condenarán «en términos firmes la violencia brutal y las masacres de civiles» en este país y, aunque pedirán «el cese completo de la violencia por todas las partes», dejarán claro que «la principal responsabilidad para el alto el fuego, la aplicación del plan» de Annan y «la obligación de garantizar la seguridad de los observadores de la misión de supervisión de la ONU en Siria la tiene el régimen».

El régimen, presunto culpable

La comisión creada por la ONU para investigar los crímenes perpetrados en Siria ha revelado en Ginebra detalles desconocidos de la masacre de Hula, uno los episodios más espantosos de la violencia política en Siria. En la matanza en esa localidad, de mayoría musulmán suní, murieron al menos 165 personas, medio centenar más de lo que se creía hasta ahora, y gran parte de las víctimas eran mujeres y niños que fueron ejecutados de forma horrenda en sus casas, algunos a tiros y otros con armas blancas.

La comisión considera lo más probable que su autoría recaiga en fuerzas del Gobierno o próximas a él. Los comisionados de la ONU presentaron un informe actualizado de sus indagaciones, en el que señalan que no pueden descartar de manera definitiva que los responsables hayan sido milicianos apoyados por el Gobierno, fuerzas opositoras o grupos externos de filiación desconocida. «Con la evidencia disponible, la comisión investigadora no puede descartar cualquiera de esas posibilidades», menciona el documento presentado por el brasileño Paulo Pinheiro.

Sin embargo, después de analizar una serie de elementos relativos a la superioridad del armamento y, sobre todo, de acceso a los tres distintos puntos donde las matanzas tuvieron lugar en un lapso de 24 horas, el equipo de Pinheiro considera «improbable» que los grupos antigubernamentales sean los culpables. Agrega que «aunque no puede determinar la identidad de los responsables», considera que «fuerzas leales al Gobierno pueden ser responsables de muchas de las muertes» y adelanta que continuará con su investigación hasta el fin de su mandato, previsto para septiembre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: