Los vínculos familiares que unen el caso Precht y el accidente de Juan Fernández


La supuesta víctima del sacerdote, era hermano de una de las fallecidas en J. Fernández, cuyo esposo también murió en el hecho. Este era primo de José Andrés Murillo, víctima de Karadima.

por Angélica Baeza Palavecino – 29/06/2012 –

Patricio Vela tenía 29 años cuando decidió quitarse la vida en Estados Unidos, afectado de una profunda depresión. Su funeral fue realizado por el sacerdote Cristián Precht Bañados, quien hoy es investigado por supuestos abusos sexuales.
Esa puede ser la introducción a un caso que ayer remeció a la opinión pública. La familia del joven – su viuda y padre- acusaron en el Arzobispado de Santiago que el guía espiritual de la familia, es decir Precht, había abusado de Vela a fines de la década de los 80, siendo menor de edad.
Pero la relación de la familia Vela Montero comenzó a finales de los años 70, cuando el joven estaba en el colegio Seminario Menor en enseñanza media. En ese momento, él comenzó a estrechar lazos con el sacerdote, y éste se integró a la familia, participando de almuerzos y eventos familiares, mientras estaba a cargo de la Vicaría de la Solidaridad.
Sin embargo, además de los nexos de amistad, hay lazos de sangre, ya que Patricio Vela se casó con Carolina Bañados, quien es sobrina de Precht. Además, el religioso llevó a trabajar en la Vicaría a la madre de Bañados, Antonieta Lira.
En tanto, con el paso del tiempo el joven matrimonio decidió agrandar la familia, y tuvieron una hija, Jacinta, quien fue bautizada por Precht.
Años después, las tragedias no se alejaron de la familia, ya que Catalina Vela- hermana de Patricio- falleció el pasado 2 de septiembre en el accidente aéreo de Juan Fernández junto a su marido, Sebastián Correa Murillo, primo de José Andrés Murillo, una de las víctimas de Fernando Karadima, quien se encuentra alejado del ministerio sacerdotal por orden de la Santa Sede, luego de que se considerara culpable de abusos sexuales reiterados.
Cuando la viuda decidió denunciar a Precht por supuestos abusos sexuales, conversó con Murillo, quien ahora es director de la fundación “Para la confianza”, tras el caso Karadima.
Además de los lazos de sangre, y de denuncias de abusos se suma una más. Precht fue designado a la parroquia Santa Clara de La Cisterna el 12 de agosto de 2011, en reemplazo del cura Rodrigo Allendes, quien se suicidó luego de que fuera acusado por hechos de índole sexual, al igual que su sucesor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: