EEUU se enfrenta a una grave sequía que amenaza sus cosechas de cereales


Por Paul Handley (AFP) //

WASHINGTON — Estados Unidos registra desde junio una grave sequía, cuyo fin los meteorólogos no logran precisar y que amenaza la producción de cereales, cuyos precios se disparan.

Este fenómeno es “sin duda” el “más grave en 25 años”, afirmó este miércoles el secretario de Agricultura, Tom Vilsack, luego de reunirse con el presidente Barack Obama para hablar sobre esta crisis.

Hablando con los periodistas en la Casa Blanca, Vilsack, admitió sin embargo que el fenómeno no alcanza todavía la gravedad del registrado en 1988, aunque afecta a una superficie mayor del país, primer productor mundial de soja y maíz.

Obama “está bien informado del alcance de (esta) sequía muy grave, sin duda la situación más grave en 25 años en el país” en este frente, que afecta 61% del territorio, según Vilsack.

Aunque los precios de los cereales en los mercados aumentaron netamente, el responsable de Agricultura señaló que todavía es difícil prever los efectos de la sequía sobre las cosechas.

“En base a las últimas estimaciones, la cosecha de maíz sería todavía la tercera mayor de la historia de Estados Unidos, porque se sembró una superficie más importante”, explicó. “Será necesario esperar para conocer el nivel de las cosechas”, enfatizó.

Por su parte, el Banco Mundial estudia los riesgos que la situación presenta para el aprovisionamiento mundial de alimentos: el fuerte incremento de los precios de los productos alimentarios en 2008 y 2010 ya había afectado a los países importadores más pobres, provocando incluso manifestaciones de gente hambrienta.

“Las tierras arables se secaron y las cosechas y praderas cerradas o no, se degradaron a un punto raramente observado en los últimos 18 años”, constató el climatólogo Mark Svoboda, del centro nacional de lucha contra la sequía.

Según Joseph Glauber, jefe de economistas del Departamento de Agricultura, las estadísticas muestran que 38% de los cultivos de maíz y 30% de los de soja, se encuentran en una condición “crítica” o “muy crítica”.

Los precios del maíz aumentaron 50% desde mayo y los de la soja 26%.

Vilsack también evocó la posibilidad de que los agricultores recurran a los seguros que cubren, según él, “en promedio 72% de las cosechas y pérdidas de ingresos”. Los ganaderos por el contrario, “están en una situación más difícil” porque necesitan cereales para alimentar a sus animales y son afectados por el alza de los precios.

Paradojalmente, los precios de la carne cayeron. Según Glauber, algunos ganaderos, enfrentados al alza de los precios de los alimentos para el ganado, reducen sus existencias y saturan el mercado.

Pero a más largo plazo, Glauber teme que la reducción del número de cabezas de ganado disponibles provoque escasez y un aumento de los precios de la carne, luego de los cereales.

En el mismo sentido, Vilsack dijo que el alza de los precios de los cereales no debería repercutir inmediatamente sobre los alimentos. No obstante, “probablemente veamos aumentar los precios de aquí a fin de año. Los alimentos manufacturados reciben el impacto de las cosechas y sin duda habrá un aumento de precios también en 2013”, adelantó.

Según Svoboda, los cultivos de cereales no son el único problema. La sequía ya provocó devastadores incendios forestales en el oeste del país. Si el calor persiste, el climatólogo prevé que las ciudades podrían verse afectadas por un problema de aprovisionamiento de agua, lo que podría obligar a restringir su consumo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: