Con duras críticas, Chávez redobló su desafío a la CIDH


Anunció que dejará la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que depende de la comisión

En Washington, temor ante un “avance de la impunidad”

Chávez anunció ayer que dio instrucciones al canciller Nicolás Maduro para que el gobierno venezolano salga del órgano que depende de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) , después de que fallara en su contra por un caso de abusos a un opositor.

“No esperemos más. Venezuela se retira de la Corte Interamericana de Derechos Humanos por dignidad, y la acusamos ante el mundo de ser indigna de llevar ese nombre de derechos humanos”, denunció el mandatario en un discurso durante la celebración del Día de la Armada.

“Hace apenas unos días, la inefable Corte Interamericana de Derechos Humanos ha vuelto a atropellar a Venezuela, al derecho internacional y a ofender la dignidad de todo el pueblo venezolano”, señaló el jefe de Estado, al reiterar que su país no tiene “más camino” que salir del sistema interamericano, dependiente pero autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

El mandatario, que buscará una nueva reelección en octubre próximo, se refería a una sentencia del viernes pasado en la que la Corte acusó al Estado venezolano de ser “internacionalmente responsable por la violación del derecho a la integridad personal y por los tratos inhumanos y degradantes en perjuicio” del opositor Raúl José Díaz Peña.

Díaz Peña fue detenido en febrero de 2003, acusado de participar en las explosiones ocurridas ese año en la embajada de España y el consulado de Colombia en Caracas.

En abril de 2008, fue condenado a nueve años y cuatro meses de prisión “por los delitos de intimación pública, daños a la propiedad pública y lesiones leves”. Dos años después, cuando obtuvo libertad condicional, huyó del país y pidió asilo en Estados Unidos. Díaz Peña, de 38 años, siempre negó cualquier vínculo con actividades terroristas y afirma ser víctima de una persecución del gobierno por sus posiciones políticas.

Sentencia

Según la CIDH, la detención preventiva de Díaz Peña fue arbitraria, con una duración excesiva y sin un recurso eficaz de apelación.

Por eso, sentenció al Estado por la violación del derecho a la integridad personal, y le ordenó indemnizarlo con unos 5000 dólares por gastos por atención médica y 10.000 dólares por “daño inmaterial”.

También obligó a Caracas a “adoptar las medidas necesarias para que las condiciones de detención se adecuen a los estándares internacionales relativos a esta materia”.

La nueva amenaza de Chávez llega tres meses después de que el presidente anunciara que Venezuela se retiraría de la “tristemente célebre” CIDH por actuar contra su país y a favor del “imperio”, en referencia a Estados Unidos. Después de una consulta al Consejo de Estado, la salida nunca se concretó.

El mes pasado, en la última cumbre de la OEA, Bolivia, Ecuador y Venezuela reclamaron una reforma de la CIDH, por considerar “parciales” los fallos en contra de sus estados.

La propuesta se encontró principalmente con el rechazo de Estados Unidos, que también ayer criticó a Chávez por sus intenciones de abandonar el organismo (ver aparte).

Ya hace dos años el mandatario había dicho que dejaría la CIDH luego de que ese organismo denunció la intolerancia política del gobierno y la violencia contra sindicalistas, mujeres, campesinos y periodistas.

Agencias AP, Reuters y EFE .

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: