Medio centenar de muertos en una ola de atentados en Afganistán


Cuatro explosiones suicidas dejan un balance provisional de 36 muertos y 66 heridos en Zaranj, al suroeste del país

Un segundo ataque con bomba en Kunduz, al norte, añade nueve víctimas al total

 
Herat (Afganistán) 14 AGO 2012

Al menos 36 personas han muerto y al menos 66 han resultado heridas este mediodía en una cadena de ataques suicidas en Zaranj, capital de la provincia afgana de Nimroz (suroeste del país), que comparte frontera con Irán. Las autoridades han asegurado que hay cuatro zonas afectadas por las explosiones, una de las cuales se produjo en un mercado que registraba una gran afluencia debido a las compras para la celebración del fin del Ramadán el próximo domingo 19. Un segundo atentado, también en un mercado, en la provincia de Kunduz, ha añadido 9 víctimas mortales al total de fallecidos hoy en Afganistán. 36 personas han resultado heridas en este segundo ataque perpetrado con una bomba empotrada en una moto y accionada a distancia.

El jefe de la Policía de Nimroz, Mohd Musa Rasuli, ha indicado que otra de las explosiones de Zaranj se produjo a las puertas de un hospital de la ciudad. Nur Ahmad Shezad, médico del hospital, ha indicado que unas cien personas han tenido que ser atendidas tras el atentado y se espera que la cifra de fallecidos aumente en las próximas horas.

“Hemos confirmado que 21 civiles y 15 miembros de las fuerzas de seguridad han muerto en estos ataques y más de 66 personas están heridas”, ha informado el gobernador de la provincia, Abdul Karim Brahawi que ha añadido que los atentados son obra de cinco hombres de los cuales dos han sido abatidos por las fuerzas de seguridad mientras los tres restantes se inmolaron en las explosiones. Sharifa Hamidi, parlamentario local, ha calificado el ataque de “acto brutal que no tiene justificación” en declaraciones a la cadena de televisión afgana Tolo.

La cadena de atentados suicida tuvo lugar poco después de que las autoridades detuvieran en esa misma ciudad a otros dos insurgentes equipados con explosivos que planeaban cometer acciones similares. Fuentes de la inteligencia afgana aseguraron a la cadena británica BBC que hay, al menos, 14 suicidas potenciales infiltrados en Zaranj, una zona habitualmente poco conflictiva respecto al conjunto del país.

El sábado, un Policía afgano mató a once de sus compañeros en la misma provincia tras abrir fuego contra un puesto de seguridad.

Naciones Unidas publicó la semana pasada un informe que detallaba que 1.145 civiles afganos han muerto en los seis primeros meses del año y 1.954 resultaron heridos, lo que supone una caída del 15 por ciento respecto al mismo período del pasado año.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: