Huracán Isaac a Nueva Orleans


– Las autoridades ordenan la evacuación de 50.000 personas debido a Isaac
– EEUU: la tormenta Isaac continúa su marcha hacia el norte de Luisiana
– Rescates y evacuaciones por inundaciones marca el paso de “Isaac” por EE.UU.
– Toque de queda y saqueos en Louisiana
– “Isaac” se detiene cerca de Nueva Orleans y provoca inundaciones
– Medio millón de personas sin electricidad en Nueva Orleans a causa del huracán Isaac

Isaac se convirtió en huracán y se dirige a Nueva Orleans

– El alcalde de Nueva Orleans advierte que ya es demasiado tarde para evacuar

– Isaac fuerza el cierre del 96% de la produccion petrolera en Golfo de México

– Nueva Orleans enfrenta a los fantasmas del huracán Katrina

– Empiezan inundaciones controladas para salvar a Nueva Orleans

—————————————————————————————————

Las autoridades ordenan la evacuación de 50.000 personas debido a Isaac

Las copiosas lluvias del huracán ya convertido en tormenta tropical amenazan con la ruptura de un dique al este de Luisiana

//

//

//
Las autoridades han dado 90 minutos para abandonar sus hogares a los residentes de las cercanías del río Tangipahoa –entre 50.000 y 60.000 personas-, al este de Baton Rouge, capital de Luisiana, ante el temor de que se rompa uno de los diques de sujeción de un lago cercano. “Debido a las inundaciones provocadas por Isaac, el dique del lago Tangipahoa está en peligro extremo” de ser desbordado, han asegurado las autoridades, que urgen a los habitantes de las cercanías a dirigirse a Hammond, la localidad más próxima y segura. La última vez que ese dique se romìó fue en la década de los ochenta y se llevó por delante un puente que comunicaba dos ciudades.

Isaac sólo ha coincidido con Katrina en la fecha en la que ha golpeado Nueva Orleans, y aunque sus daños están muy lejos de los que causó aquel huracán de categoría 3 hace siete años, ha dejado a la mitad del Estado de Luisiana sin corriente eléctrica. Ya convertido en tormenta tropical, Isaac se debilita mientras prosigue su avance hacia el norte aunque en los próximos días sus copiosas lluvias seguirán anegando amplias zonas, según confirma el Servicio Nacional de Meteorología.

Hasta el momento, los mayores daños provocados por Isaac se han registrado a las afueras de la ciudad de Nueva Orleans. Una barrera ha sido desbordada por el agua en el distrito de Plaquemines, al sur de Nueva Orleans, donde unas 3.000 personas han tenido que ser evacuadas. El muro no forma parte de la ingente obra de ingeniería llevada a cabo por el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EE UU para defender Nueva Orleans, la misma institución que  había construido el sistema de contención de agua que falló estrepitosamente en 2005 con el Katrina, dejando más de 1.800 muertos y cerca de 3.000 desaparecidos. Otros 3.000 residentes han tenido que abandonar sus casas por culpa de las inundaciones en la Parroquia de San Juan Bautista, al norte de Nueva Orleans.

Según el NHC, Isaac seguirá perdiendo fuerza este jueves mientras se desplaza lentamente hacia el norte, aunque el organismo ha advertido de que podrían producirse nuevas inundaciones. En las próximas horas podría convertirse incluso en depresión tropical (vientos inferiores a 63 kilómetros por hora). El movimiento lento pero poderoso del huracán Isaac se ha hecho sentir a lo largo de la costa estadounidense del golfo de México, amenazando con inundar también ciudades en Misisipi y Alabama además de Luisiana, con marejadas de hasta 3,7 metros.

Las fuertes ráfagas de viento han roto numerosas líneas eléctricas, dejando a más de 700.000 personas —unas 680.000 en Luisiana— sin electricidad en la zona afectada por Isaac, según el departamento estadounidense de Energía. La producción de petróleo en el Golfo está prácticamente paralizada y las operaciones en refinerías costeras y puertos se encuentran restringidas.

Un importante dispositivo de policías y guardias nacionales han patrullado las calles desiertas de Nueva Orleans. “Es una ciudad fantasma”, ha dicho un miembro de la Guardia Nacional. “Todo el mundo vio los saqueos durante el Katrina y nadie quiere que esto vuelva a ocurrir”, ha añadido.

La tormenta que se mueve a una velocidad de unos 10 kilómetros por hora, se hallaba esta mañana 110 kilómetros al oeste de Nueva Orleans, y 25 kilómetros al sur de Baton Rouge, capital del Estado de Luisiana, según el Centro Nacional de Huracanes.

// // <![CDATA[
if (!document.body)
document.write("”)
// ]]>

 ——————————————————————————————————————————————————

EEUU: la tormenta Isaac continúa su marcha hacia el norte de Luisiana

(AFP)  //

NUEVA ORLEANS — Isaac, convertido de nuevo en tormenta tropical el miércoles tras haber disminuido su intensidad, continuaba su marcha hacia el norte de Luisiana este jueves de mañana, aunque dejando aún fuertes lluvias, según los servicios meteorológicos estadounidenses.

“Isaac continúa avanzando lentamente hacia el noroeste, encontrándose en la actualidad en el centro de Luisiana. Aún produce fuertes lluvias y el nivel de agua ha aumentado a lo largo de la costa norte del Golfo de México”, precisó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) en su boletín de las 12H00 GMT.

El centro de la tormenta se encontraba a 205 km al noroeste de Nueva Orleans y se desplazaba lentamente, a 13 km/h. Isaac debería llegar a Arkansas (sur) el viernes y al sur de Misuri (centro) la noche del viernes.

Sus vientos soplaban a más de 75 Km/h, tras su pico máximo de 130 km/h el martes y miércoles, pero su principal peligro radica en las torrenciales lluvias que va dejando a su paso.

El aumento del nivel de las aguas ha dejado inundaciones en varias zonas de Luisiana pero la tempestad no ha hecho ceder los diques reconstruidos después del devastador pasaje por Nueva Orleans del huracán Katrina hace siete años.

Más de 700.000 personas se encontraban sin energía eléctrica en Luisiana.

Los efectos de Isaac podrían costar al menos 2.500 millones de dólares a la economía estadounidense, según las primeras estimaciones de la empresa especializada Eqecat, muy por debajo de los daños causados por Katrina en 2005, que ascendieron a unos 125.000 millones de dólares.

——————————————————————————————————————————————————-

Rescates y evacuaciones por inundaciones marca el paso de “Isaac” por EE.UU.

El Presidente Barack Obama declaró estado de emergencia federal en Luisiana y Misisipi anoche, lo que permite liberar ayuda federal para las zonas afectadas.//

Rescates y evacuaciones por inundaciones marca el paso de 'Isaac' por EE.UU.
Foto: AP

<!– <<

NUEVA ORLEANS.- Los vientos provocados por “Isaac” azotaron Nueva Orleans y la tormenta vertió casi 30 centímetros de lluvia en sus calles desoladas, pero el sistema de diques, muros y compuertas parecía resistir una de sus más duras pruebas hasta ahora.

Sin embargo, en los alrededores, las autoridades tuvieron que evacuar o rescatar personas mientras “Isaac” se posaba sobre Luisiana.

La lluvia ha caído de manera casi constante durante más de un día, inundando barrios en una zona rural del estado y en el vecino Misisipi. Las autoridades tuvieron que responder rápidamente debido a que las aguas estaban subiendo rápidamente, incluso mientras Isaac serpenteaba lentamente hacia el norte el jueves con una trayectoria que apuntaba hacia Arkansas.

El Presidente Barack Obama declaró estado de emergencia federal en Luisiana y Misisipi el miércoles por la noche, lo que permite liberar ayuda federal para las zonas afectadas.

A lo largo de la orilla del lago Ponchartrain, las autoridades enviaron varios de buses y decenas de vehículos todoterreno equipados especialmente para ayudar a evacuar a unas 3.000 personas a medida que las aguas crecidas afectaban las casas y los automóviles quedaban varados.

Las aguas subieron hasta la altura de la cintura en algunos barrios, y la Guardia Nacional de Luisiana estaba trabajando con agentes del jefe policial para rescatar personas atrapadas en sus hogares.

A pesar de que “Isaac” se debilitó en su lenta trayectoria hacia el interior, siguió provocando unas condiciones climáticas amenazantes con marejadas, inundaciones en tierra por las lluvias torrenciales y potenciales tornados.

Hoy un helicóptero de la Guardia Costera levantó a una pareja y sus perros de una casa en LaPlace, cerca del lago, después de que la marejada se desbordó en su barrio y las autoridades locales pidieron ayuda. La pareja fue llevada a Nueva Orleans y se informó que se encontraban en buen estado.

“El marido y la esposa y sus dos perros se encontraban en una zona donde hay un montón de casas arrasadas”, señaló el teniente comandante Jorge Porto. “Usaron una linterna en el interior de la casa para enviar señales, lo que marcó la diferencia para localizarlos de manera efectiva”.

——————————————————————————————————————————————————–

Toque de queda y saqueos en Louisiana

ImpreMedia Digital, LLC
img
The Associated Press
Thu, 30 Aug 2012 12:19:00 EDT
Terminaron operaciones de rescate
NUEVA ORLEANS, Luisiana – Autoridades impusieron el toque de queda desde el anochecer hasta el amanecer, para mantener el orden en tanto transcurre la emergencia causada por el paso de Isaac que ha dejado sin servicio eléctrico más de medio millón de casas y oficinas.
¿Qué medidas tomas ante este tipo de eventos? Opina en nuestros Foros.
El alcalde de Nueva Orleans, Mitch Landrieu, informó que el toque de queda comenzó la noche del miércoles y se mantendrá hasta que sea necesario.
Landrieu dijo que la policía se ha mantenido patrullando la ciudad desde que comenzaron a sentirse los efectos del huracán, la tarde del martes.
Decenas de personas quedaron atrapadas
La lluvia y los fuertes vientos de Isaac han dejado inundadas amplias áreas de Nueva Orleans y del sureste de Luisiana y ha derrumbado cientos de árboles y postes de energía eléctrica.
Equipos de rescate han auxiliado a decenas de personas que quedaron atrapadas por las inundaciones en áreas escasamente pobladas del sureste de Luisiana.
Mientras tanto, la Guardia Nacional de Luisiana informó que han terminado las operaciones de rescate en Plaquemines Parish, que fue duramente golpeada por las inundaciones.
El portavoz de la Guardia Nacional, Capitán Lanza Cagnolatti indicó que su cuerpo barrió la zona habitada para asegurarse de que no hubiera más gente en peligro.
La Guardia Nacional indicó que había rescatado entre 60 y 70 personas en la zona. Ninguno de ellos tenía heridas graves, aunque una anciana fue llevada a un hospital. Cagnolatti dijo que durante el operativo de rescate no se encontró ningún cadaver.
Las inundaciones han afectado la zona desde que Isaac tocó tierra la noche del martes como huracán de categoría 1.
Por otro lado, en Baton Rouge, el gobernador Bobby Jindal informó que el huracán Isaac le ha costado a los gobiernos estatales y locales más de 24 millones de dólares hasta ahora.
Cuanto más lenta sea la tormenta, más costará
Durante su sesión informativa en el centro de emergencia, Jindal dijo que el estado ha gastado cerca de $ 14.7 millones de dólares en gastos incurridos por el gobierno local por el huracán.
Jindal, dijo que los gastos están subiendo con rapidez, tanto para los gobiernos locales como el del estado, y explicó que cuanto más lenta sea la tormenta, más le costará al estado, especialmente en el rubro de rescate, limpia y reparaciones, dijo el gobernador.
El mandatario agregó que de 5,023 soldados de la Guardia Nacional han sido llamados a servicio y otros 3,200 han sido autorizados para su servicio activo.
Por otro lado las autoridades informaron que el primer incidente de saqueos evidentes se han presentado en el área de Nueva Orleans. La oficina del Sheriff de St. Tammany Parish informó que ha emitido una orden de arresto a un hombre del área de Slidell y está buscando a otros dos en relación con el saqueo de varios barcos atracados en la zona al sur de Lakeshore Estates Slidell.
“No vamos a tolerar que nadie absolutamente se aproveche de los demás durante este desastre”, dijo el sheriff Jack Strain en un comunicado de prensa.
El saqueo durante un estado de excepción conlleva una multa de entre $ 5,000 y $ 10.000 y de tres a 15 años de trabajos forzados, sin el beneficio de la libertad condicional.
——————————————————————————————————————————————————–

“Isaac” se detiene cerca de Nueva Orleans y provoca inundaciones

(EFE) //

Miami (EE.UU.), 29 ago (EFE).- “Isaac” prácticamente se ha detenido al sureste de Nueva Orleans (Luisiana) y continúa arrojando intensas lluvias que se prevé que persistan durante todo el día, lo que amenaza con provocar aún más inundaciones en todo el área, donde hoy se cumplen siete años del paso del devastador “Katrina”.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos detalló hoy en su boletín de las 13.00 GMT que el centro de este huracán de categoría uno se encontraba en 29,5 grados de latitud norte y 90,5 de longitud sur, a unos 20 kilómetros al sureste de Houma (Luisiana) y a unos 70 kilómetros al sur-sureste de Nueva Orleans.

“‘Isaac'” ha permanecido estacionario durante la última hora, pero se espera que avance hacia el noroeste” (310 grados) durante esta mañana a unos 9 kilómetros por hora, dijo el CNH, lo que quiere decir que su centro podría esquivar Nueva Orleans, para adentrarse más hacia el oeste por el estado de Luisiana.

Con unos vientos máximos sostenidos de 130 kilómetros por hora, con rachas más fuertes, previsiblemente irá girando después hacia el norte, con lo que podría adentrarse en el sur del estado de Arkansas hacia el viernes.

Está vigente una alerta de huracán desde el este de Morgan City (Luisiana) hasta la frontera entre Misisipi y Alabama, lo que incluye el área metropolitana de Nueva Orleans y los lagos Pontchartrain y Maurepas.

También es posible que se registren condiciones de tormenta tropical desde la frontera de Misisipi y Alabama hasta Destin (Florida), así como parte de la costa noreste de Texas.

Igualmente existen alertas por la formación de tornados aislados en Luisiana y Misisipi, según el Servicio Nacional Meteorológico, que confirmó que “se está reportando que algunos diques han sido superados por el agua, lo que ha provocado importantes inundaciones” en el distrito de Plaquemines, donde “Isaac” tocó tierra anoche.

El lento desplazamiento de “Isaac” hace prever que su centro aún tardará horas en llegar hasta la altura de Baton Rouge, la capital de Luisiana, al tiempo que su amplio diámetro contribuyen a que los efectos se noten en un área muy amplia.

Los vientos de categoría de huracán (a partir de 119 kilómetros por hora) se notan a 95 kilómetros de distancia del centro, sobre todo a su noreste y este, al tiempo que en un radio de hasta 280 kilómetros se perciben vientos de tormenta tropical (de 63 a 118 kilómetros por hora).

La Agencia Federal para la Gestión de Emergencias de Estados Unidos (FEMA) instó a la población afectada a través de su cuenta de Twitter a que “hagan saber a sus amigos y familiares que están bien a través de mensajes de texto o actualizando las redes sociales”, y que limiten las llamadas de teléfono móvil a los casos de emergencia.

Billy Nungesser, el presidente de Plaquemines, un distrito sobre el que se había emitido una orden de evacuación, detalló en una entrevista a CNN que el nivel del agua se ha elevado hasta cuatro metros en algunos lugares que no quedaron inundados con el paso de “Katrina”, y aseguró que su vivienda había sufrido más daños con el paso de este huracán que con aquel.

En su opinión, los vientos que ha sufrido el área han sido más fuertes de lo previsto. Añadió que tres personas han sido rescatadas de las inundaciones, incluida una mujer que se encontraba sobre el tejado de una vivienda.

“Sabíamos que íbamos a tener problemas con marejada ciclónica prevista, pero teníamos la esperanza que esta tormenta no se iba a asentar aquí todo el tiempo que lo ha hecho y que podríamos bombear el agua contra los diques”, explicó.

La compañía eléctrica Entergy detalló en su web que hoy había más de 409.000 clientes sin luz en Luisiana y advirtió que es posible que esa cantidad aumente a medida que “Isaac” avanza por el interior del estado.

“‘Isaac’ está poniendo a prueba la paciencia de todo el mundo con su lento movimiento por Luisiana”, dijo su presidente, Bill Mohl, quien afirmó que “estamos dispuesto a contraatacar a ‘Isaac’ en cuanto las condiciones climatológicas nos lo permitan”.

Se espera que durante este miércoles continúen las intensas lluvias en Nueva Orleans y en el resto de las zonas costeras de Luisiana.

——————————————————————————————————————————————————–

Medio millón de personas sin electricidad en Nueva Orleans a causa del huracán Isaac

miércoles, 29 de agosto

Más de medio millón de personas se han quedado sin energía eléctrica en el sureste de Luisiana, EE.UU., a consecuencia del huracán Isaac que desde la noche del martes azota las costas del Golfo de México.

De acuerdo con los responsables de la empresa local de energía, la mayor parte de los apagones corresponden a Nueva Orleans, ciudad hacia la que se mueve el grueso de la tormenta con vientos superiores a los 140 km/h.

Con el recuerdo del huracán Katrina, que pasó por la región hace exactamente siete año, muchos están atentos al comportamiento del nuevo sistema de diques y bombas de achique colocado en la ciudad, que se encuentra bajo el nivel del mar.

Las imágenes transmitidas por los canales de televisión muestran caminos anegados e inundaciones en varias zonas costeras de Luisiania y Misisipi.

Isaac se convirtió en huracán el martes y, según informa el Centro Nacional de Huracanes, ha bajado la velocidad de desplazamiento, lo que hace temer que pueda agravar las eventuales inundaciones.

——————————————————————————————————————————————————-

Isaac se convirtió en huracán y se dirige a Nueva Orleans

Por Mira Oberman (AFP) //

NUEVA ORLEANS, EEUU — Isaac se convirtió este martes en huracán de categoría 1 en la escala Saffir-Simpsons de cinco niveles, mientras se dirigía a Nueva Orleans (sudeste de EEUU), donde la población volvía a prepararse siete años después del paso del devastador huracán Katrina, que dejó 1.800 muertos.

“Según las informaciones que hemos recibido, Isaac alcanzó el estatuto de huracán” a las 16H20 GMT, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) en su sitio de internet.

A las 18H00 GMT, Isaac se encontraba a 85 km al sur-sureste de la desembocadura del río Misisipi y a 220 km al sureste de Nueva Orleans (Luisiana), con vientos sostenidos de 120 km/h, y se seguía desplazando a una velocidad de 17 km/h, según el CNH.

El presidente estadounidense, Barack Obama, había instado más temprano a los habitantes de la región a tomarse en serio el fenómeno, que podía “provocar inundaciones significativas y otros daños en una zona amplia”.

“Ahora no es momento para tentar al destino… Necesitan tomar esto seriamente”, dijo Obama en una alocución televisada desde la Casa Blanca.

Obama reiteró que los gobiernos locales y federal se estaban preparando ante el fenómeno.

Tras la fallida gestión de su antecesor republicano George W. Bush de la tragedia que significó Katrina para el país, Obama declaró el lunes el estado de emergencia en el estado de Luisiana (sur), hacia donde se dirige Isaac.

La medida permite el flujo de fondos y ayuda federal a las autoridades locales. Obama también sostuvo un encuentro con funcionarios, incluyendo el administrador de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), Craig Fugate.

“En este momento, ya tenemos equipos y material listos para ayudar a las comunidades que se hallan sobre el paso de la tormenta”, recordó el mandatario en su alocución.

“Seguiré asegurándome de que el gobierno federal está haciendo todo lo posible por ayudar al pueblo estadounidense a prepararse y reponerse de esta tormenta peligrosa”, dijo el mandatario.

Luisiana, Alamaba y Misisipi declararon el estado de emergencia ante la proximidad de Isaac.

El 29 de agosto de 2005, Nueva Orleans fue asolada por Katrina con vientos que superaban 178 km/h -categoría 3 en la escala de cinco niveles Saffir-Simpson- y que se convirtió en el huracán más mortal al cobrarse más de 1.800 vidas, y el más costoso en Estados Unidos.

Hay “una elevación importante del nivel del mar y de amenazas de inundación sobre la costa norte del Golfo de México”, informó más temprano el CNH.

El Centro advirtió que el ojo de la tempestad llegará a la costa de Luisiana entre la noche del martes (hora local) y la mañana del miércoles, precisando que “los dispositivos de salvaguarda y de protección de bienes deben ser rápidamente puestos en práctica”.

Según las previsiones, la tormenta podría provocar fuerte oleaje, con olas de hasta 3,6 metros de altura en las costas del sureste de Luisiana y Misisipi.

El gobernador de Alabama, Robert Bentley, ordenó evacuaciones obligatorias en Mobile y Baldwin, sobre la costa del Golfo.

El gobernador de Luisiana, Bobby Jindal, recomendó evacuaciones voluntarias en la zona de vigilancia del huracán, y urgió a la población a prepararse para lo peor.

“Si se encuentra en zonas bajas y está pensando en evacuar, hoy es el momento de hacerlo”, dijo Jindal el lunes.

“Si su plan es refugiarse en casa, hoy es día para abastecerse. Aliento fuertemente a la gente a no esperar”, agregó.

Entre los que se hicieron eco al llamado del gobernador figura Tammy Edmondson, quien lucía ansiosa mientras recorría las góndolas del supermercado junto a su hija y una amiga.

Edmonson se había ido de Nueva Orleans antes de Katrina, y no pudo regresar sino hasta un mes después.

“Tuvimos muchos daños, aún estamos en arreglos”, dijo.

La FEMA dijo que el Centro Nacional de Coordinación de Respuesta había sido activado y que gestionaría los eventuales pedidos de ayuda de los estados afectados.

Asimismo, desplegó cuatro equipos de respuesta a desastres a los estados del Golfo y movilizó otros recursos a puestos de comando pre-establecidos, cercanos a potenciales puntos de impacto de la tormenta.

El estado de Misisipi activó a 1.500 efectivos de la Guardia Nacional el lunes y Luisiana emitió órdenes a unos 4.100 soldados en previsión de la llegada de la tormenta.

Asimismo, alrededor del 78% de la producción de crudo en el Golfo de México está paralizada: seis refinerías decidieron cerrar y 346 plataformas petroleras evacuaron a su personal ante el avance de Isaac.

Una interrupción prolongada de estas refinerías en la región, en caso de daños derivados por el huracán, se traduciría en una caída de los niveles de utilización de crudo en el país, que sería susceptible de influir en el precio, señalaron analistas de Commerzbank.

——————————————————————————————————————————————————

El alcalde de Nueva Orleans advierte que ya es demasiado tarde para evacuar

(EFE)  //

Miami (EE.UU.), 28 ago (EFE).- El alcalde de Nueva Orleans, Mitch Laudrieu, advirtió hoy que ya es demasiado tarde para evacuar, y mostró su confianza en que la ciudad está preparada para a la llegada de “Isaac”, que tocará tierra en la costa estadounidense del Golfo de México esta noche o mañana en forma de huracán.

“Habíamos recomendado a la gente que quisiera hacerlo que se fuera de la ciudad con suficiente antelación. Pero ese margen ya ha pasado, ahora es demasiado tarde”, aseguró Laudrieu en una rueda de prensa.

Según explicó, ahora ya es momento de que la gente se prepare, se asegure de tener lo necesario, cubra las ventanas, despeje garajes y jardines y se disponga a “quedarse en casa esta noche jugando a las cartas”.

“Confiamos en que hemos hecho todo lo que podíamos hacer en los últimos años para asegurarnos de que somos capaces de lidiar con este tipo de tormentas”, dijo el alcalde, quien en las últimas horas ha ofrecido también múltiples entrevistas con medios locales insistiendo en que “estamos preparados para lo peor”.

Mañana se cumplen siete años desde que el huracán de categoría 3 “Katrina” arrasó esta ciudad, donde murió la gran mayoría de las 1.800 víctimas mortales que dejó a su paso por EE.UU. Fue el huracán más costoso y letal de la historia de este país.

El alcalde insistió en que “Isaac” no trae tanta fuerza como “Katrina” y se espera que, en caso de tocar tierra en Nueva Orleans, lo haga en forma de huracán de categoría 1, sobre un máximo de 5, en la escala de Saffir-Simpson.

Mientras, la ciudadanía ultimaba hoy los preparativos para hacer frente a una tormenta que también mantiene en alerta a las zonas costeras del resto de Luisiana, así como de Alabama y Misisipi, donde igualmente se agilizaban los trabajos y se movilizaba a las fuerzas del orden y de rescate.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU. advertía hoy que en las próximas horas “Isaac”, que tiene vientos máximos sostenidos de 110 kilómetros por hora, seguirá fortaleciéndose.

Este organismo, que en su boletín de las 15.00 GMT situó el centro de la tormenta a 269 km al sureste de Nueva Orleans, prevé que la marejada ciclónica cause olas de hasta cuatro metros en el sur de Luisiana y Misisipi, y de hasta más de dos metros en Alabama y la costa norte de Florida.

En declaraciones a CNN, el general Russel Honore, responsable de las operaciones de rescate durante el “Katrina”, pidió hoy a la población de Nueva Orleans que “escuche a las autoridades, se prepare para posibles inundaciones y cortes eléctricos y no se aventure a salir a la calle” cuando llegue la tormenta.

“Estén pendientes de las personas de su entorno que vivan solas, comprueben que tienen lo que necesitan y permanezcan en sus casas”, añadió este respetado general, ya retirado.

El aeropuerto Luis Armstrong de Nueva Orleans permanece hoy cerrado y advierte en su web que no servirá de refugio como hizo tras “Katrina”. También se han cancelado las clases para hoy y mañana, así como los transportes públicos.

“No esperen a que se declare el desastre. Estén ya preparados”, insistió hoy el director de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA) de Estados Unidos, Craig Fugate.

Desde “Katrina”, Nueva Orleans ha invertido 10.000 millones de dólares en fortalece su sistema de diques para proteger la ciudad del oleaje ciclónico.

“Ahora tenemos una inversión de 10.000 millones de dólares en un sistema de diques para un huracán de categoría 3”, explicó Landrieu. “Esta tormenta no está cerca de eso, así que en este momento estamos muy confiados en nuestra capacidad de reacción”.

“La mala noticia es que estas tormentas siempre traen algo inesperado. Ahora lo que nos está preocupando es lo lentamente que avanza”, explicó el alcalde, quien detalló que normalmente suelen desplazarse a unos 30 km/h, pero ésta avanza a 17 km/h.

En cualquier caso, insistió en que las autoridades de todos los niveles están trabajando coordinadamente y “tenemos la sensación de que estamos en muy buena forma en materia de preparación”.

“La cuestión es que todo el mundo tiene que hacer lo que se supone que tiene que hacer: por eso le estamos diciendo a la gente que aunque va a ser de categoría 1, los vientos van a ser fuertes y pueden hacer daño”, explicó.

En ese sentido, recordó que “la forma en que la gente sufre daños en este tipo de tormentas es no tomándoselo en serio, no siendo humildes y haciendo estupideces como ir a la orilla del agua a ver lo que se siente”.

——————————————————————————————————————————————————

Isaac fuerza el cierre del 96% de la produccion petrolera en Golfo de México

Martes, 28 de agosto de 2012

El 96% de la producción de petróleo y el 66,7% de la gas han sido cerradas en el Golfo de México en previsión por el paso del huracán Isaac, cuyos vientos superaron la tarde del martes los 120 km/h para convertirse en huracán categoría uno.

La producción en el Golfo de México representa el 27% del crudo que consume EE.UU. y el 7% del gas, según datos de la Agencia de Información de Energía.

Además, en la región se encuentra el 44% de la capacidad de refinación, por lo que se espera que el paso del huracán contribuya al aumento de los precios del barril.

Se espera que Isaac toque tierra en el estado de Luisiana en horas de la noche del martes, aunque ya desde la tarde se están sintiendo lluvias y fuertes vientos.

——————————————————————————————————————————————————–

Nueva Orleans enfrenta a los fantasmas del huracán Katrina

Redacción BBC Mundo

Martes, 28 de agosto de 2012

La llegada de Isaac pone en alerta al sureste de EE.UU.

Justo cuando se cumplen siete años del paso del devastador ciclón Katrina, Isaac causa especial preocupación en la ciudad de Nueva Orleans, ya que se cree que la tormenta podría tocar tierra allí este miércoles convertida ya en huracán.

Los ojos de muchos habitantes de EE.UU. están puestos sobre las costas de Luisiana, especialmente la ciudad de Nueva Orleans, mientras la tormenta tropical Isaac se aproxima con fuerza.

El fenómeno meteorológico irremediablemente recuerda al huracán Katrina, acontecido exactamente hace siete años y sobre todo a las pérdidas humanas y los cuantiosos daños materiales que dejó con su paso.

Sin embargo, los expertos del Centro Nacional de Huracanes de EE.UU. (CNH) insisten en no hacer comparaciones aventuradas.

“Su trayectoria no es la misma”, explicó a BBC Mundo, el meteorólogo del CNH, Wally Barrant.

Hasta el momento, los modelos proyectan que Isaac pueda llegar a la costa, al oeste del río Misisipi.

En todo caso, Isaac ya es un huracán de categoría 1 pero Barrant reitera que “no va a tener la misma fuerza que tuvo Katrina cuando llegó”.

Una diferencia sustancial, ya que Katrina azotó a la ciudad convertido en categoría 3 en la escala de cinco niveles Saffir-Simpson y con vientos de más de 200 km/hr.

Estado de emergencia

Aún cuando Isaac no se presente con la fuerza de Katrina, las autoridades han implementado una serie de medidas para minimizar los daños

Autos saliendo de Nueva OrleansMuchos habitantes están abandonando la ciudad, antes de la llegada de la tormenta.

El presidente Barack Obama declaró este lunes el estado de emergencia para el estado de Luisiana, mientras que el alcalde de Nueva Orleans, Mitch Landrieu, lo había hecho el domingo.

Landrieu sugirió a los residentes que ocuparan el tiempo en la espera del fenómeno meteorológico para abastecerse de lo necesario. Y sobre todo que consideraran sus casas como albergues y pensaran en cómo pasarían el tiempo “sin energía eléctrica o agua”.

Por su parte, el gobernador de Luisiana, Bobby Jindal, tampoco escatimó en advertencias y mediante un comunicado alentó la evacuación voluntaria de los residentes de zonas en riesgo.

“Al igual que con cada tormenta, siempre hay que esperar lo mejor y prepararse para lo peor”, señaló Jindal.

Para Adrianna Quintero, la voz latina del Consejo para la Defensa de Recursos Naturales (NRDC por sus siglas en inglés) este es un primer paso fundamental que podría hacer la diferencia con el pasado.

“Una de mejoras más importantes no es ni siquiera en la construcción -a diferencia de lo sucedido con Katrina, las autoridades ya están imponiendo órdenes de evacuación y de precaución”, dijo Quintero a BBC Mundo.

“En este momento eso es una mejora significativa”, explicó.

Una ciudad preparada

OTRAS PRECAUCIONES

Mapa de Isaac

Las autoridades han hecho un llamado a no concentrar la atención sólo en la ciudad de Nueva Orleans.
Advirtieron que algunos de las consecuencias más graves podrían ocurrir en Alabama y Misisipi -con inundaciones de hasta 4 metros- y de casi dos metros en el noreste de Florida.
“Esta no es sólo una tormenta de Nueva Orleans. Es una tormenta de la Costa del Golfo”, dijo Craig Fugate, director de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias de EE.UU.

A pesar de que ya se ven enormes filas de autos para salir de la ciudad, las nuevas construcciones en Nueva Orleans han hecho su parte para tranquilizar a la población.

De 2005 a la fecha, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EE.UU. ha gastado unos US$14.000 millones en la reconstrucción y fortificación de la ciudad que se ubica por debajo del nivel del mar.

El sistema de bombas y diques de 133 millas de largo está siendo reparado y el distrito del Lower 9th Ward (una de las zonas más afectadas por Katrina) cuenta con diques sustancialmente más altos que entonces.

“Hay que darle crédito a la ciudad. La ciudad sí ha mejorado el sistema de control de inundaciones hasta cierto nivel. Lo malo es que no se sabrá si va a proteger adecuadamente hasta que lleguen las tormentas”, explica Quintero.

Memorias

Tanta desconfianza no es gratuita. La trágica historia del huracán Katrina, uno de los más devastadores de la historia estadounidense, incluye al menos 1.400 muertos en Luisiana y miles de millones de dólares en daños.

“Obviamente todo mundo está muy nervioso sobre la posibilidad de que se vuelva a vivir lo que se vivió con Katrina. Y aunque sí hemos visto que la ciudad ha hecho muchas mejoras a sus sistemas de control de inundaciones, todavía hay muchas preocupaciones”, dice Quintero.

Esas preocupaciones se refieren a los puntos aún sin resolver, como seguir haciendo construcciones poco sustentables, cubrir de cemento los pantanos con lo que se impide un correcto desagüe, la desigualdad social y los elevados costos de las aseguradoras para proteger las viviendas en esas zonas.

“Las aseguradoras no quieren proteger muchas áreas especialmente donde hay probabilidad de inundación. Y eso se ha vuelto muy costoso para quienes quieren mantener sus propiedades protegidas”, dice Quintero.

Independientemente de la fuerza y la trayectoria de Isaac, los meteorólogos coinciden en que la cantidad de agua que acarrea a su paso es uno de las consecuencias más graves que hay que prevenir.

“Obviamente habrá algún daño del viento, pero lo que preocupa mayormente es la cantidad de lluvia que ha dejado caer. Así que hay que prevenir sobre inundaciones”, explicó Barrant.

Para los expertos, la solución no está simplemente en evacuaciones o alertas de emergencia, si no en un cambio sustancial de conciencia ambiental.

“Debemos construir con una visión hacia el futuro. Y eso es para todas las ciudades -no sólo Nueva Orleans. Construir de una manera que tenga en cuenta que necesitamos vivir en armonía con el medio ambiente”, concluyó Quintero.

Mapa de la ruta de la tormenta Issac

—————————————————————————————————————————————————–

Empiezan inundaciones controladas para salvar a Nueva Orleans

Redacción BBC Mundo

Domingo, 15 de mayo de 2011

aliviadero morganza para drenar agua del mississippi

Para que Nueva Orleans no sufra una nueva inundación, potencialmente peor que la que experimento tras el Huracán Katrina, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EE.UU. abrió este sábado las compuertas de un canal de alivio del crecido Río Mississippi.

El aliviadero de Morganza, a unos 160 kilómetros corriente arriba de la ciudad del sur de EE.UU., fue activado por primera vez desde 1973 para drenar aguas del río, que ha experimentado una crecida récord por los deshielos y las copiosas lluvias registradas en los meses pasados en sus cabeceras.

Pero en el intento de salvar Nueva Orleans y Baton Rouge, la capital de Luisiana, ahora un área de 7.000 kilómetros cuadrados de la bahía del río Atchafalaya corre el riesgo que quedar bajo las aguas

11.000 edificaciones ubicadas en la zona de inundación del canal y las 25.000 personas que viven en el área podrían verse afectadas.

Una maratón

inundaciones del mississippi vistas desde el espacioDesde el espacio se aprecia como Barfield, Arkanssas, se salvó de las inundaciones gracias al sistema de diques

En las últimas semanas, el Missisippi, el principal río de EE.UU., ha dejado inundaciones en los estados de Missisippi, Tennessee y Arkansas.

Se espera que la masa de agua que ha venido bajando desde el norte tome hasta tres semanas en pasar por el sistema de diques y canales de la región hasta que finalmente logre vaciarse en el Golfo de México.

De hecho, el punto máximo del agua está pasando todavía por Arkansas, por lo que el General Michael Walsh, jefe de la Comisión del Río Mississippi, dijo a la prensa que se trata de “una maratón, no una carrera”.

“Esto está poniendo una tremenda presión sobre todo el sistema y estamos tratando de desviar esta cantidad de agua hacia los tributarios del Missisippi”, dijo Walsh minutos antes de activar la apertura de las compuertas del aliviadero.

La corresponsal de BBC en Washington, Natalia Antelava, informa que la Cruz Roja estadounidense ha preparado refugios para las miles de personas que están dejando preventivamente sus hogares.

Agua inútil

“Lo peor es que estamos en una sequía y no podemos usar nada de esa agua”

Hurlin Dupre, Consejo de la ciudad de St. Landry.

La inundación iniciada este sábado será un proceso gradual y tomará al menos una semana para que el canal llegue a su máxima capacidad.

Hay unas 175 compuertas de alivio similares que podrían ser abiertas si los ingenieros militares juzgan necesario para controlar el cauce del río.

Se calcula que unas 7.300 hectáreas de cultivos queden anegadas por varias semanas, antes de que las aguas empiecen a retroceder.

“La tierra va a quedar inundada, pero así es al vida. Lo peor es que estamos en una sequía y no podemos usar nada de esa agua”, dijo Hurlin Dupre, miembro del Consejo de St. Landry.

Pese a que su ciudad queda ahora a salvo, el alcalde de Nueva Orleans, Mitch Landrieu, calificó la situación de “trágica” para los pobladores de la bahía del Atchafalaya.

“Nuestros corazones están con ellos. No nos hace sentir nada bien que por proteger Nueva Orleans otros vayan a resultar afectados”, dijo Landrieu, quien reconoce las molestias que ha causado entre muchos la operación para salvar a su ciudad.

Peor que Katrina

Una ciudad bajo el nivel del agua

“No nos hace sentir nada bien que por proteger Nueva Orleans otros vayan a resultar afectados”

Mitch Landrieu, Alcalde de Nueva Orleans

Los modelos computarizados de pronóstico indicaban que de no haber activado el aliviadero de Morganza, Nueva Orleans habría sufrido inundaciones peores que las registradas en 2005, cuando el sistema de diques que la protege se rompió tras el paso de Katrina.

En esa ocasión, la ciudad, que está bajo el nivel del mar y rodeada de lagos, pantanos y el propio Mississippi, quedó en un 80% cubierta por agua.

Unas 1.500 personas murieron en el desastre, cuyas secuelas siguen evidenciándose en muchos barrios de la ciudad.

Pero además la crecida del río Mississippi amenazaba una zona en la que hay 8 refinerías, responsables por el 12% de la producción de gasolina estadounidense, así como una planta nuclear.

El Morganza es parte de un sistema de diques y canales construidos para prevenir la repetición de la llamada Gran Inundación de 1927, que afectó siete estados y mató a 247 personas.

Según el Cuerpo de Ingenieros es la primera vez desde entonces que los aliviaderos de Morganza, Bonnet Carret y Birds Point son puestos a funcionar simultáneamente, lo que da una idea de la magnitud de la cantidad de agua que trae el normalmente caudaloso Mississippi este año.

Anuncios
Etiquetas: ,

5 comentarios to “Huracán Isaac a Nueva Orleans”

  1. Thanks again for the blog post.Really looking forward to read more. Keep writing.

    (Gracias nuevamente por este post. Realmente espero leer más. Continúen escribiendo)

  2. Great, thanks for sharing this article.Thanks Again. Awesome.

    (Muy bueno, gracias por compartir este artículo. Gracias nuevamente. Impresionante.)

  3. Awesome article.Really thank you!

    (Impresionante artículo. ¡Realmente gracias!

  4. Great article post.Thanks Again.

    (Gran artículo. Gracias de nuevo)

  5. Thank you for your blog article. Really Cool.

    (Gracias por tu artículo. Realmente bueno)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: