Peña Nieto es proclamado presidente electo de México


– El incierto panorama de México bajo el PRI

– Tribunal Electoral validó elección de México y la victoria de Peña Nieto

– El nuevo presidente electo de México, una figura telegénica pero cuestionada

– Peña Nieto es proclamado presidente electo de México; izquierda se opone

– López Obrador no reconoce fallo del tribunal y llama a desobediencia civil

– El PRI pide a izquierda mexicana dejar atrás las “confrontaciones políticas”

—————————————————————————————————

El incierto panorama de México bajo el PRI

Alberto Nájar

BBC Mundo, Ciudad de México

Domingo, 2 de septiembre de 2012
Enrique Peña NietoEnrique Peña Nieto genera incertidumbre, dice el analista.

Incertidumbre. Es la palabra con que el analista Jesús Silva Herzog Márquez define a BBC Mundo el futuro de México tras el retorno del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la presidencia del país.

El analista, académico del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y uno de los politólogos más consultados en el país, se pregunta si el partido que gobernó durante 70 años y que perdió el poder en 2000, supo adaptarse a los nuevos tiempos, con una sociedad acostumbrada a la pluralidad democrática.

Es válido el cuestionamiento. El gobierno de Felipe Calderón, del Partido Acción Nacional (PAN), deja un saldo de claroscuros, dice el analista, con aciertos en economía pero un amplio déficit en seguridad.

Ahora el PRI vuelve al poder con Enrique Peña Nieto como presidente electo, y lo que viene es incierto. Esta es la breve conversación con BBC Mundo.

¿Cómo se encuentra México ante el próximo relevo presidencial?

Es inevitable hacer la comparación con la atmósfera que se vivía hace seis años, en donde también hubo un conflicto post electoral, y el rechazo a la elección por una fuerza política.

“El regreso del PRI a Los Pinos (la casa presidencial) es un retorno muy problemático para la reflexión política”

Jesús Silva Herzog, ITAM

Si bien ese elemento es común en 2006 y 2012, creo que hoy nos perfilamos al relevo presidencial con más tranquilidad. La inconformidad existe, pero me parece que la organización de esta protesta se ha desinflado un poco. A mi juicio se mantendrá dentro de los canales de la protesta institucional.

El regreso del PRI a Los Pinos (la casa presidencial) es un retorno muy problemático para la reflexión política, porque si bien resultó muy claro que es un partido que tuvo la capacidad de competir por la presidencia de la República desde la oposición y conservar muchos espacios, no tenemos claridad de cuál puede ser su comportamiento en circunstancias históricas muy diferentes a las que habían enmarcado sus gobiernos a lo largo del siglo XX.

Tenemos una sociedad muy distinta, un régimen político muy distinto con contrapesos firmes pero no hemos visto que el partido se haya adaptado y purificado sus prácticas internas. Esta es una de las incertidumbres importantes que vivimos hoy en México.

¿Qué balance puede hacer del actual gobierno?

Habría que detectar claroscuros. Creo que el elemento más criticable, cuestionable de la gestión presidencial de Felipe Calderón es el que tiene que ver con la seguridad pública, y el hecho de que se trató ni más ni menos de la gran prioridad de su administración.

El presidente empeñó mucha energía, enormes caudales de dinero, y una parte de su ímpetu político a atender el tema del crimen organizado y no entrega buenas cuentas.

En materia económica si bien no puede decirse que su propuesta de campaña de ser el presidente del empleo se haya hecho realidad, sí puede decirse que tuvo una conducción económica prudente, responsable, que en en un entorno de gran incertidumbre mundial mantuvo a México relativamente inmune frente a los azotes del exterior.

Protesta por elecciones en MéxicoLa elección de Enrique Peña Nieto causó protestas en las calles de México.

La administración de Calderón construye una clase media más amplia en el país, lo cual me parece una lenta pero muy relevante transformación histórica de México.

En este escenario de claroscuros, ¿cuáles son los retos que tendrá el gobierno de Enrique Peña Nieto?

El principal reto es algo que detectó con claridad: el país lleva una temporada ya demasiado larga de gobiernos pluralistas pero con enormes dificultades para moverse.

El candidato Peña hablaba de la necesidad de tener un gobierno eficaz. Confiaba, me parece, que esa eficacia estaría sustentada en un respaldo mayoritario en el Congreso, y los electores no le regalaron al partido del presidente esa mayoría.

El gran desafío de Peña Nieto será demostrar, quizá, que no tenía razón en su tesis de que la eficacia era solamente a través de la mayoría. Deberá negociar con otras fuerzas políticas y dar resultados velozmente.

——————————————————————————————————————————————————

31/08/2012
//

Peña Nieto “satisface los requisitos de elegibilidad”, anunció.

Para los jueces, el proceso estuvo “conforme a derecho”.

EFE

El Tribunal Electoral mexicano validó este viernes por unanimidad los comicios presidenciales del 1 de julio y la victoria de Enrique Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que fue declarado mandatario electo.

Es válida la elección“, dijo el magistrado presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Alejandro Luna Ramos, quien señaló que Peña Nieto “satisface los requisitos de elegibilidad” para ser presidente de acuerdo con la Constitución.

“Procede expedir la constancia de mayoría y validez al presidente electo“, añadió el magistrado, tras casi dos horas de exposición de argumentos, todos ellos en el sentido de declarar ganador a Peña Nieto.

La victoria del candidato del PRI se fundamentó en que recibió 19.158.592 votos, un 38,2 por ciento de todos los emitidos, por delante de los 15.848.827 (31,6 por ciento) que respaldaron al izquierdista Andrés Manuel López Obrador.

Durante la argumentación, uno a uno los magistrados indicaron que apoyarían la legalidad del proceso electoral y la victoria de Peña Nieto, postulado por el PRI y su aliado, el Partido Verde Ecologista (PVEM).

La argumentación de los magistrados
Estoy convencido de que la elección del 1 de julio de 2012 fue conforme a derecho, conforme al sistema democrático vigente, en términos del sistema jurídico” de México, dijo al sustentar el sentido de su voto el magistrado Flavio Galván.

Su compañera, la magistrada María del Carmen Alanís, señaló que en el proceso electoral presidencial que está a punto de concluir hubo problemas, pero fueron resueltos “adecuadamente y en el marco del Derecho”, y celebró que el proceso se completara “sin violencia”.

“Afortunadamente, gracias a la responsabilidad institucional, a la participación entusiasta de millones de mexicanos celebramos (…) un proceso electoral pacífico”, apuntó.

El magistrado González recordó que “México es un país de instituciones y no de caudillos”, y celebró que el TEPJF no haya ido “más allá de las pruebas aportadas”, pues ello trastocaría “el régimen de Estado de Derecho” y lo convertiría en “una dictadura judicial”.

Añadió que, en su criterio, “la elección es válida y México tendrá a partir de hoy un presidente electo”.

——————————————————————————————————————————————————

El nuevo presidente electo de México, una figura telegénica pero cuestionada

(AFP) //

MÉXICO — Enrique Peña Nieto, declarado el viernes presidente electo de México, deberá romper con la imagen de corrupción y autoritarismo que rodea al Partido Revolucionario Institucional (PRI), que de su mano regresa al poder tras 12 años, y se enfrentará a la ola de violencia provocada por la lucha contra el narcotráfico.

A sus 46 años, Peña Nieto, licenciado en derecho y con una maestría en administración de empresas, fue declarado presidente electo después que un tribunal rechazase la petición de la izquierda de invalidar los comicios del 1 de julio.

Calificado por la mayoría de los analistas como un producto telegénico del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que gobernó entre 1929 y 2000, Peña Nieto ha prometido romper con los vicios que han llevado a vincular ese partido con la corrupción y el autoritarismo.

La decisión del Tribunal Federal Electoral deja en firme su victoria por un 38,2% de los votos frente a Andrés Manuel López Obrador, de una coalición de izquierda (31,6%), y asumirá el cargo el 1 de diciembre para un periodo de seis años.

Nacido en Atlacomulco -municipio del Estado de México (centro) y base de un importante grupo de poder dentro del PRI-, en el seno de una familia de larga tradición política, Peña Nieto llevaba años nutriendo una imagen de “presidenciable”.

Con su característico e impecable copete y su cara de galán de telenovela, su figura se hizo habitual en los medios mexicanos a partir de 2005, cuando ganó la gobernación de su estado natal, el más populoso del país.

Su popularidad, que contrastaba con un PRI dividido y desacreditado que había quedado relegado al tercer lugar en la elección presidencial de 2006, lo apuntaló a la candidatura presidencial.

Peña Nieto dice representar una nueva generación dentro del viejo partido. “El PRI ha demostrado que cree en la democracia y que en el ejercicio de esa democracia podemos tener los resultados de manera eficaz”, dijo en julio tras ganar la votación.

Se vinculó al PRI a sus 18 años y ascendió de la mano de Arturo Montiel, quien lo precedió en el gobierno del Estado y al que una vez en ese cargo exoneró de las acusaciones de corrupción que pesaban en su contra.

“No hay un regreso al pasado. Este PRI que llega al gobierno ha mostrado su convicción democrática”, afirmó al recibir a los corresponsales extranjeros en julio.

Tras reiterar que mantendrá la estrategia del actual presidente, Felipe Calderón, de usar la fuerza militar contra el narcotráfico y dar prioridad a la captura de los capos, a la que se atribuye la ola de violencia que deja más de 50.000 muertos, el dirigente priista señaló que le dará un nuevo enfoque que permita reducir asesinatos y secuestros rápidamente. “Tengo muy claro que la sociedad espera resultados inmediatos con corto plazo (…) como una baja en los índices de criminalidad y secuestros”, afirmó.

Durante la carrera para la presidencia, en la que no tuvo ningún rival dentro de su partido, fue acusado de haber gastado millones de dólares en los últimos años para promocionarse en Televisa, principal cadena de televisión del país.

Una de las sombras que ha planeado sobre su figura son los graves abusos, incluidas dos muertes y las violaciones de más de 20 mujeres, cometidos por la policía al reprimir un conflicto social en la localidad de San Salvador Atenco, cuando era gobernador, algo que a muchos les recordó otras matanzas ocurridas en el largo régimen del PRI.

También se le señalan los apuros cuando tiene que salirse del discurso preestablecido -como en diciembre, cuando confundió títulos y autores al ser preguntado por tres libros que le hubieran marcado, o cuando no pudo decir el precio de la tortilla, alimento básico de los mexicanos-, lo que le ha valido fama de vacío y superficial, pero no ha afectado su popularidad.

Peña Nieto no sólo tiene la apariencia de actor, su vida personal también parece sacada del guión de un drama televisivo. Casado a los 28 años con Mónica Petrelini, con quien tuvo tres hijos, quedó viudo 13 años después, cuando falleció de un brote de epilepsia.

Tiempo después, reconoció que había concebido otros dos hijos (uno de los cuales también murió a temprana edad por un cáncer) con dos mujeres distintas, durante su campaña por la gobernación.

A los casi dos años de enviudar, inició una relación con Angélica Rivera, una popular protagonista de telenovelas que tiene tres hijos de un matrimonio anterior, con la que se casó en 2010, tras un romance ampliamente seguido por la prensa rosa.

——————————————————————————————————————————————————

Peña Nieto es proclamado presidente electo de México; izquierda se opone

Por Sofía Miselem (AFP)//

MÉXICO — Enrique Peña Nieto, del PRI, fue declarado este viernes presidente electo de México en una votación unánime por el Tribunal Electoral, lo que fue rechazado por el izquierdista Andrés Manuel López Obrador, quien llamó a sus seguidores a la “resistencia civil pacífica”.

“El candidato que obtuvo la mayoría de votos en las elecciones para presidente de acuerdo con el cómputo es el ciudadano Enrique Peña Nieto (…) presidente electo”, dijo José Alejandro Luna Ramos, presidente del Tribunal luego de la votación.

Peña Nieto fue convocado este mismo viernes a la sede del Tribunal Electoral, cuyos fallos son inapelables, para recibir la “constancia de mayoría” que acredita su triunfo y deberá asumir el 1 de diciembre para el periodo 2012-2018.

Según la resolución del Tribunal, sobre 50 millones de votos depositados el 1 de julio el PRI, en la alianza Compromiso con México con el minoritario Partido Verde, obtuvo 19,1 millones (38,2%), seguido por la coalición de izquierda (15,8 millones – 31,6%) y el gobernante Partido Acción Nacional (12,7 millones – 25,4%).

El jueves, el Tribunal desestimó la querella de la izquierda para declarar inválida la elección por la presunta compra masiva de votos y el uso excesivo de recursos por parte del PRI.

“La calificación de la elección presidencial fue celebrada en estricto apego a derecho (…) fueron analizados de manera exhaustiva y responsable todos los argumentos y pruebas presentadas y se atendió a cada uno de los interesados”, dijo Luna Ramos.

El Tribunal reconoció “algunos problemas (principalmente errores humanos), pero han podido resolverse adecuadamente y en el marco del derecho”, dijo la magistrada María del Carmen Alanis.

Antes de divulgarse la resolución, López Obrador había advertido que no reconoce las resoluciones del Tribunal y llamó a sus seguidores a reunirse el 9 de septiembre en el Zócalo (plaza central) para preparar eventuales movilizaciones de “resistencia civil pacífica”.

“Las elecciones no fueron ni limpias, ni libres, ni auténticas, en consecuencia, no voy reconocer un poder ilegítimo surgido de la compra del voto y de otras violaciones graves a la constitución y las leyes”, dijo el izquierdista.

El magistrado Manuel González se refirió de manera indirecta a López Obrador al subrayar que, “en el ámbito judicial, no hay espacio a negociaciones posibles” y “los interesados se someten a la autoridad”.

Con el triunfo de Peña Nieto, abogado de 46 años, el PRI, que gobernó de forma hegemónica de 1929 a 2000, regresa a la presidencia en momentos en que México es sacudido por una ola de violencia ligada al tráfico de drogas que deja más de 50.000 muertos y con una población que reclama mayores empleos y mejores salarios.

“Es momento de iniciar una nueva etapa de trabajo en favor de México (…) Vamos hacia adelante. Con diálogo, entendimiento y acuerdos, vamos juntos por la unidad y grandeza de México”, dijo el presidente electo en su cuenta de Twitter tras el fallo.

Los simpatizantes de la izquierda, organizaciones sociales y el movimiento estudiantil #Yosoy32 han manifestado su oposición al regreso del PRI al poder y desde el jueves iniciaron movilizaciones, principalmente al exterior del Tribunal.

Este viernes, un fuerte operativo de seguridad de policías federales y guardias presidenciales fue desplegado en la sede del Tribunal para la eventual llegada de Peña Nieto mientras algunos cientos de manifestantes se mantenían en plantón con la consigna “¡México sin PRI!”.

Por la mañana, manifestantes tomaron las casetas de pago de peaje de una carretera del sur de la capital y dejaron pasar libremente a los autos.

El movimiento estudiantil denominado #Yosoy132 tiene programada una manifestación para este viernes que culminará en la sede del Tribunal.

López Obrador dijo que mantendrá su protesta por las vías pacíficas. En 2006, cuando perdió la presidencia por menos de 1% de los votos, sus seguidores realizaron numerosas movilizaciones y un plantón a lo largo de unos ocho kilómetros en el céntrico Paseo de la Reforma que paralizó parte de la capital.

——————————————————————————————————————————————————-

López Obrador no reconoce fallo del tribunal y llama a desobediencia civil

(EFE)  //

México, 31 ago (EFE).- El líder de la izquierda mexicana, Andrés Manuel López Obrador, anunció hoy que no acepta el resultado del Tribunal Electoral que declaró válidas las elecciones presidenciales del 1 de julio y llamó a la desobediencia civil “por la vía pacífica”.

En un mensaje a los medios, el candidato presidencial de la coalición de izquierda Movimiento Progresista en los comicios del 1 de julio aseguró que no reconocerá “el poder ilegítimo surgido de la compra del voto y otras violaciones graves a la Constitución”.

“Las elecciones no fueron limpias, ni libres, ni auténticas”, afirmó López Obrador, quien convocó a una manifestación para el próximo 9 de septiembre en el Zócalo de la capital mexicana para definir los pasos a seguir en su defensa de los “derechos individuales y sociales de los ciudadanos”.

Dijo que aceptar el fallo que ayer emitió el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, al desestimar su demanda de invalidar los comicios, “implicaría traicionar a millones de mexicanas que luchan contra la simulación, la farsa, y (están) a favor de un cambio verdadero”.

Aunque “debemos respetar a las instituciones”, dijo, en buena medida el problema de México radica en que “están secuestradas por la delincuencia de cuello blanco”.

“Un Estado que no procura la justicia ni la democracia no es más que un instrumento de poder al servicio de un grupo de intereses creados”, aseguró el político, que en 2006 también desconoció los resultados de la elección presidencial que dieron el triunfo por un estrecho margen al conservador Felipe Calderón.

Durante cinco meses de 2006, López Obrador mantuvo una protesta que generó inestabilidad política, desquició a los habitantes de la capital, intentó impedir la toma de posesión de Calderón y se designó “Presidente legítimo”, “cargo” que ostentó hasta finales de 2011.

En el mensaje de hoy, en el que no aceptó preguntas de los periodistas, arremetió contra los “sostenedores de este Estado mafioso, traficantes de influencia, políticos corruptos” y los dueños de los “llamados medios de comunicación” que defienden el “régimen de corrupción”.

Insistió en que no aceptará el fraude electoral y ni entrará en “el juego de las negociaciones políticas” que ahora solo pueden significar “arreglos cupulares o componendas en contra del bienestar del pueblo y de la nación”.

“No daremos ninguna tregua, ni concederemos la más mínima ventaja”, a pesar de que “nos sigan atacando, acusándonos de malos perdedores, de locos mesiánicos, necios y enfermos de poder”, aseveró López Obrador.

El dirigente de la izquierda dijo preferir “esos insultos a convalidar o formar parte de un régimen injusto corrupto y de complicidades que esta destruyendo a México”.

Tras considerar honrosa “la desobediencia civil”, aclaró que seguirá “actuando con responsabilidad y por la vía pacífica sin dar motivos para que los violentos nos acusen de violentos”.

Según el escrutinio oficial tras las elecciones del 1 de julio, Peña Nieto obtuvo 38,21 % de los votos seguido por López Obrador, quien logró el 31,59 % de los sufragios.

El Tribunal Electoral convocó hoy a una sesión pública en la que dará a conocer el cómputo final de los comicios presidenciales, emitirá su declaración de validez de la elección y nombrará mandatario electo a Peña Nieto.

—————————————————————————————————————————————————–

El PRI pide a izquierda mexicana dejar atrás las “confrontaciones políticas”

(EFE) //

México, 31 ago (EFE).- El Partido Revolucionario Institucional (PRI) pidió hoy “dejar atrás las confrontaciones políticas”, tras el fallo del Tribunal Electoral mexicano que abrió las puertas de la Presidencia a su candidato, Enrique Peña Nieto.

En un mensaje a los medios, el presidente de esa fuerza política, Pedro Joaquín Coldwell, exhortó “a los dirigentes y al excandidato de la coalición Movimiento Progresista a respetar las sólidas instituciones electorales” que tiene México y a “acatar la resolución” que ayer rechazó anular las elecciones.

“El cumplimiento de las sentencias judiciales definitivas es el sustento de la Justicia, la armonía social y la paz”, dijo Coldwell, al aludir al fallo del Tribunal Electoral que desestimó la demanda de nulidad de los comicios presentada por la izquierda, encabezada por Andrés Manuel López Obrador.

El PRI destacó “la solidez jurídica, el profesionalismo y la imparcialidad de los magistrados integrantes de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF)” que, por unanimidad, consideraron infundados los argumentos presentados por López Obrador y su equipo.

“Con ello se ha dado por concluida la fase contenciosa e impugnativa del proceso electoral federal del año en curso, y ha quedado plenamente acreditada la legitimidad del triunfo obtenido en las urnas por Enrique Peña Nieto”, dijo Coldwell.

Reiteró la plena disposición de su partido “a dialogar con todas las fuerzas políticas del país para construir acuerdos que propicien el crecimiento económico, la generación de empleos, la seguridad pública, la disminución de la violencia, el combate a la corrupción y la transparencia gubernamental”.

Ahora lo que sigue es “emprender los trabajos necesarios y urgentes en beneficio de la vida y el desarrollo de los mexicanos, quienes esperan y exigirán de todos los funcionarios electos el 1 de julio buenos resultados y rendición de cuentas desde el primer día de su gestión”, apuntó.

El partido de Peña Nieto reconoció la “ejemplar participación de los ciudadanos en la organización y vigilancia de los comicios”, así como “la actuación responsable de las autoridades electorales” en el proceso que está a punto de concluir.

La impugnación presentada por el Movimiento Progresista buscaba la anulación de las pasadas elecciones presidenciales con el argumento de que no fueron “libres” ni “auténticas”, lo que contraviene la Constitución mexicana.

Tras desechar ayer la demanda, el Tribunal Electoral convocó hoy a una sesión pública en la que dará a conocer el cómputo final de los comicios presidenciales, emitirá su declaración de validez de la elección y nombrará mandatario electo a Peña Nieto.

En las elecciones del pasado 1 de julio, el candidato del PRI obtuvo un 38,2 % de los sufragios (19,2 millones de votos), por delante del izquierdista López Obrador, con casi el 31,6 % del total (15,89 millones de votos).

Tras el mensaje de Coldwell, el líder izquierdista anunció que no acepta el fallo del Tribunal Electoral y llamó a la desobediencia civil “por la vía pacífica” con una primera concentración de simpatizantes el próximo 9 de septiembre en el Zócalo de Ciudad de México.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: