Policía brasileña ocupa favelas de Río de Janeiro dominadas por narcotráfico


 
REVÍVELO AQUÍ
 
– Policía brasileña ocupa favelas de Río de Janeiro dominadas por narcotráfico 
 
 – Autoridades de Brasil realizan redadas en favelas de Río de Janeiro
 
– Brasil: Ocupación de favelas culmina con izamiento bandera
 
– Efectivos de elite recuperan peligroso conjunto de favelas en Río de Janeiro
 
——————————————————————————————————

Policía brasileña ocupa favelas de Río de Janeiro dominadas por narcotráfico

Fuente: Radio Universidad de Chile

La policía de Río de Janeiro comenzó este domingo de madrugada la ocupación de las favelas de Jacarezinho y la vecina Manguinhos, dos de las más violentas de la ciudad, en manos de traficantes y uno de los mayores centros de consumo de crack.

Poco antes de las 05:00 horas comenzó esta megaoperación policial con el paso de 13 blindados de la Marina de guerra que abrieron camino a los 800 policías que, vestidos de negro y fuertemente armados, entraron a pie en las intrincadas callejuelas de estas comunidades.

En Jacarezinho, hubo disparos poco antes de comenzar las acciones, mientras que en Manguinhos, la operación se realizó sin novedad, según la prensa local.

En la megaoperación, participaron 170 fusileros navales, responsables de la operación de los 13 blindados que sin problemas apartaban cualquier obstáculo que dejaron los traficantes en la vía, y 1.300 oficiales de policía, de los cuales 800 entraron a las comunidades.

Los otros 500 se mantenían patrullando el perímetro, mientras otros equipos fueron enviados a otras favelas para buscar traficantes.

Los helicópteros de la Marina y la policía también sobrevolaban la zona.

En grupos de ocho, avanzaban los policías a pie por la extensa zona, requisando algunas de las casas y transeúntes, mientras algunos blindados se postraron al lado de montañas de basura.

Pocas personas observaban desde sus ventanas a los policías subir por las calles de la favela, por primera vez en décadas. Otras rompían en llanto al ser blanco de revistas de los uniformados.

“Disculpe, ahora no le puedo hablar”, era la respuesta común de los pocos que estaban en las calles, que, temerosos, se negaron a comentar la operación.

Se colocaron retenes de la policía en las entradas de estas favelas, ubicadas a menos de 10 kilómetros del centro de Río y al borde de importantes vías de la ciudad.

El sábado, los efectivos de las tropas de élite mataron a cinco presuntos jefes del narcotráfico, que huyeron a una barriada cercana, en tanto continúan la búsqueda de otros diez narcos.

Jacarezinho y Manguinhos, donde habitan unas 75.000 personas, son de las favelas más peligrosas de Río de Janeiro: el tráfico de drogas era una actividad cotidiana y que se hacía en plena luz del día, y era común ver gente armada a cualquier hora “vigilando” la favela.

El refuerzo de la presencia policial en los últimos días no ha espantado a los cientos de adictos al crack, muchos de ellos niños, que viven en improvisadas y ruinosas casas y deambulaban por las vías del tren suburbano vendiendo y consumiendo la droga.

La operación del domingo incluyó un equipo municipal de lucha contra el crack para brindar asistencia.

Después de la ocupación de los Complexos de Penha y Alemao -este último tomado en noviembre de 2010 en una megaoperación policial-militar tras varios días de enfrentamientos que dejaron 37 muertos-, Manguinhos y Jacarezinho se convirtieron en el principal reducto de la banda de traficantes del Comando Vermelho (CV), que opera en otras barriadas de Río.

También están previstas operaciones policiales en las barriadas de Mandela y Varginha, en el mismo sector.

En las favelas ocupadas el domingo, se instalará a finales de año una Unidad de Policía Pacificadora (UPP) con agentes entrenados especialmente para hacer frente a los problemas de la comunidad.

Con ésta, serán 29 UPP instaladas en favelas de Río de Janeiro desde 2008, cuando comenzó la estrategia de ocupación de estas comunidades para mejorar la seguridad antes del Mundial de Fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016.

La última se abrió hace menos de un mes en Rocinha, la mayor barriada de Brasil y situada en el corazón de los barrios ricos de la ciudad.

Unos 6.770 policías están destacados en las UPP y el gobierno espera instalar 40 para 2014.

————————————————————————————————————————————————————

Autoridades de Brasil realizan redadas en favelas de Río de Janeiro

Fuente: CNN en Español

Militares auxiliados por vehículos blindados y policías se abrieron paso este domingo entre las calles de dos barrios bajos ubicado al norte de Río de Janeiro, en un intento de retomar el control en algunas de las zonas más delictivas de la ciudad.

En la operación llevada a cabo antes del amanecer, las autoridades estatales se dirigieron a las favelas de Jacarezinho y Manguinhos, con más de 2.000 militares y policías.

La incursión tenía un objetivo a largo plazo: asegurar 40 favelas antes de que inicie la Copa del Mundo del 2014, y mantenerlas a salvo para los Juegos Olímpicos que se llevarán a cabo dos años después.

La policía informó que se incautaron drogas, armas automáticas, armas de fuego y granadas, y que fueron detenidas decenas de personas en las redadas en las favelas durante el fin de semana.

Este domingo no hubo reportes de muertos o heridos. El sábado, la policía indicó que cinco presuntos narcotraficantes murieron durante una redada en las favelas.

La policía ya ha recuperado el control de 30 favelas desde que comenzaron los operativos, en 2008, pero todavía queda mucho por delante. Cerca de una quinta parte de los habitantes de Río de Janeiro vive en las 1.000 favelas de la ciudad, muchas de ellas asentadas en las colinas escarpadas con vistas  a los condominios junto a la playa.

Jacarezinho y Manguinhos son de las favelas de menor tamaño, lejos de centros de turismo. Sin embargo, se convirtieron en los centros para la delincuencia organizada y el narcotráfico después de que otras favelas fueron controladas por la policía.

La operación del domingo marca un fuerte contraste con la invasión a la favela Alemao, en 2010, cuando más de 30 personas murieron en los tiroteos.

La policía ahora anuncia con días de anticipación que va a entrar en una comunidad, para evitar mayor violencia.

Pero los críticos dicen que esto permite a los delincuentes la oportunidad de escapar a otra favela o a los suburbios.

Las autoridades dijeron que tenían previsto crear una “unidad de pacificación policial” en Manguinhos en diciembre, y en Jacarezinho en enero.

Hace tres años se adoptó un enfoque parecido en la famosa favela de Cidade de Deus, o Ciudad de Dios, donde la policía militar respaldada por el ejército tomó el control de los narcotraficantes.

“Estuvieron abandonadas por 40 o 50 años”, dijo el teniente Bruno Xavier, de la unidad de pacificación policial del sitio. “No se pueden recuperar en tres años”.

Xavier dijo a CNN el mes pasado que ahora ellos planean mostrarles a los 40,000 habitantes de las favelas que llegaron para quedarse.

——————————————————————————————————————————————————————-

Brasil: Ocupación de favelas culmina con izamiento bandera

El operativo fue realizado con ayuda de 24 vehículos blindados y 7 aeronaves, y fueron detenidas 51 personas, incautando 21 armas de fuego.

Fuente: El Merucurio

Ayer, la policía brasileña hizo el mismo procedimiento de izar las banderas, como una forma de declarar las zonas ocupadas como pacíficas. Foto: AFP

RÍO DE JANEIRO.- La ocupación de cinco conflictivas favelas de la zona norte de Río de Janeiro, la más pobre de la capital fluminense, realizada hoy por efectivos de seguridad, concluyó con un acto simbólico en el que fueron izadas las banderas de Brasil y de Río.

La ocupación, a cargo de más de 1.500 efectivos de la policía militarizada, la Policía Civil y fusileros navales, se enmarca en el proyecto de pacificación que viene implementando la gobernación carioca con el objetivo de retomar el control de las barriadas de cara a los eventos deportivos que recibirá la ciudad: el Mundial de fútbol en 2014 y los Juegos Olímpicos en 2016.

Tras varias horas de requisas en domicilios y aprehensión de armas y drogas en las cinco favelas tomadas -Manguinhos, Jacarezinho, Mandela 1 y 3 y Varginha-, efectivos de la Policía Civil y del Batallón de Operativos Especiales de la policía militarizada (BOPE) izaron los pabellones nacional y provincial, simbolizando la presencia y el control estatal en las barriadas, controladas durante décadas por narcotraficantes.

La ocupación propiamente dicha demoró menos de media hora. Tras el ingreso de las tropas a las barriadas, que fue realizado con ayuda de 24 vehículos blindados y 7 aeronaves, fueron detenidas 51 personas y se incautaron 21 armas de fuego y varios kilos de drogas.

El secretario de Seguridad Pública de Río, José Mariano Beltrame, resaltó la integración de los servicios de inteligencia de las policías Militar, Civil y Federal, el Ejército y la Marina para la exitosa conclusión del operativo. “A medida que las instituciones van trabajando juntas, van demostrando su capacidad y su pericia operativa para enfrentar ese tipo de situación”, dijo.

Por su parte, la jefa de la Policía Civil, comisaria Martha Rocha, instó a los residentes de las comunidades ocupadas a informar -de forma anónima si lo prefieren- el paradero de los delincuentes que lograron escapar, así como los escondrijos de armas y drogas.

El programa de pacificación de las comunidades pobres consiste en la ocupación de los barrios para expulsar a los narcotraficantes y retomar el control estatal. Tras la ocupación, los barrios reciben las llamadas Unidades de Policía Pacificadora (UPPs), que garantizan la presencia permanente de la policía en el lugar.

Además de la instalación de las UPPs, los barrios reciben obras de infraestructura y suministro de servicios sociales y culturales.

Desde que la primera UPP fue instalada hace cuatro años en la favela Santa Marta, que se hizo famosa por haber sido escenario de un video del fallecido artista estadounidense Michael Jackson, la gobernación carioca ha instalado una treintena de UPPs, beneficiando a unas 500.000 personas.

La Secretaría de Seguridad prevé la implantación, hasta 2014, de 40 UPPs en la capital carioca y región metropolitana.

El comisario Marcos Vinicius Braga, de la Policía Civil, resumió los alcances de la operación: “Son por lo menos 30 años de ‘desmando’ en esas localidades, (con) todo tipo de delincuentes (y) la población conviviendo con eso. Vamos a ir casa por casa para retirarlos y que no perturben más a la población”.

Según informa el portal del diario “Folha de Sao Paulo”, en Jacarezinho, que fue ocupada por la Policía Civil, hubo intercambio de disparos entre delincuentes y policías, pero no se registraron heridos. Los delincuentes intentaron dificultar el avance de las tropas mediante barricadas que levantaron en la entrada de la favela, pero no pudieorn evitar el ingreso de las tropas.

En tanto, en Manguinhos los delincuentes lanzaron fuegos artificiales para alertar al barrio sobre la llegada de los policías. En una de las calles del barrio, agentes del Bope tuvieron que hacer explotar una barricada de concreto que impedía el libre tránsito en la zona, controlada por narcotraficantes, y usar una excavadora para retirar los escombros.

La Secretaría de la Asistencia Social informó que más de 100 consumidores de drogas, entre ellos 15 menores de edad, fueron retirados de las calles durante el operativo.

—————————————————————————————————————————————————————–

Efectivos de elite recuperan peligroso conjunto de favelas en Río de Janeiro

Más de 1.500 efectivos policiales y navales participaron en el megaoperativo que se concentró en Manguinhos.

por C, Pezoa A./ Agencias
Fuente: La Tercera

Poco antes del amanecer, agentes del Batallón de Operaciones Especiales (Bope) de la Policía Militarizada y fusileros navales ingresaron al conjunto de favelas de Manguinhos, ubicada en la zona norte de Río de Janeiro.

El operativo se enmarca en los esfuerzos que realizan las autoridades cariocas por recuperar el control de los barrios más peligrosos de la ciudad y mejorar la seguridad, de cara al Mundial de Fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016. El diario brasileño Estado de São Paulo informó que también hubo operativos en reductos de favelas Mandela, Varginha y Jacarezinho, esta última conocida por ser un gigantesco centro de consumo de crack.

Fueron más de 1.500 los efectivos que participaron en el megaoperativo pacificador que se inició a las cinco de la mañana. Tres horas antes, vehículos blindados de la Marina fueron trasladados hasta las inmediaciones de los barrios que serían intervenidos, los mismos que posteriormente despejarían las barricadas de fuego y piedras que habían dejado los traficantes a modo de bienvenida.

Con el sobrevuelo de helicópteros de la Marina y la Policía, los uniformados avanzaron a pie por primera vez en décadas por las calles de las favelas, registrando inmuebles. Citando a la Secretaría de Seguridad Pública estatal, el diario Folha de São Paulo señaló que no hubo enfrentamientos con los narcos. Los únicos disparos que se escucharon al inicio de la operación fueron hechos por los vigilantes dispuestos en varios lugares para confirmar la presencia de los uniformados, consignó la agencia EFE.

Retenes de la policía fueron dispuestos en las entradas de las favelas. Las autoridades informaron que a finales de año se instalará en Manguinhos una Unidad de Policía Pacificadora (UPP), con agentes entrenados especialmente para hacer frente a los problemas de la comunidad. Con ella serán 29 las UPP instaladas en favelas de Río desde 2008, cuando comenzó la estrategia de ocupación. La última se abrió hace menos de un mes en Rocinha, la de mayor tamaño del país, y situada en el corazón de los barrios ricos de la ciudad, consignó la agencia France Presse.

Hasta ayer, en Manguinhos y Jacarezinho, donde habitan unas 75 mil personas, el tráfico de drogas era una actividad cotidiana que se realizaba a plena luz del día. En sus calles, además, era común ver a personas armadas que actuaban como guardias de las bandas criminales, señaló AFP. Ambas se convirtieron en el centro de operaciones del Comando Vermelho (CV), después de que fueran ocupados los Complexos de Penha y Alemao. Este último logró ser recuperado en 2010, tras varios días de enfrentamientos con los narcotraficantes, operativo que finalizó con 37 muertos.

El tema de la salud pública fue uno de los focos de la operación, ya que en las favelas existe una llamada “crackolandia”. Es por eso que ayer 107 adictos al crack -15 de ellos niños- fueron trasladados a centros de atención especializados de la ciudad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: