Condenan con seis años de cárcel a siete científicos italianos por no predecir un terremoto


 
– Condenaron con seis años de cárcel a siete científicos italianos por no predecir un terremoto
 
– Científicos condenados
 
– Comunidad científica en ascuas por condena a sismólogos italianos
 
– Sismólogos italianos renuncian en masa luego de condenas por no prevenir terremoto
 
– Para científicos de todo el mundo, corren peligro sus pronósticos

——————————————————————————————————-

Condenaron con seis años de cárcel a siete científicos italianos por no predecir un terremoto

Entre los “culpables” destaca el profesor Enzo Boschi, quien presidió el Instituto Nacional de Geofísica. Según la Justicia peninsular, las autoridades científicas divulgaron informaciones tranquilizadoras a la población en vez de alertar sobre las altas posibilidades de un sismo, en los días previos al terremoto del 2009 que dejó más de 300 muertos en la ciudad de L’Aquila.

Fuente: soychile.cl

La justicia italiana condenó con seis años de cárcel a siete científicos por no predecir un terremoto en 2009, en las semanas previas al sismo de 6,3 grados Richter del 2009 que dejó más de 300 muertos en la ciudad de L’Aquila.

Entre los condenados figuran grandes el profesor Enzo Boschi, quien presidió el Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología y el subdirector de la Protección Civil, Bernardo De Bernardinis.

La decisión se debe a que la Comisión para los Grandes Riesgos, que se reunió el 31 de marzo de 2009 en la ciudad de L’Aquila, seis días antes del sismo que arrasó el casco histórico y dejó más de 80.000 damnificados, llamó a la tranquilidad a la población en vez de alertar sobre las altas posibilidades de un sismo, debido a los más de 400 temblores que tenían en suspenso a la gente.

“Estoy abatido, desesperado, estaba convencido de que iba a ser absuelto”, comentó Boschi tras conocer la sentencia.

“No siento que haya sido una victoria. Es más bien una tragedia, no nos devolverá a nuestros seres queridos. Para mí fue una masacre cometida por el Estado. Con este juicio esperamos que nuestros hijos puedan vivir en un mundo más seguro”, comentó Aldo Scimia, cuya madre murió durante el seísmo.

——————————————————————————————————————————————————————–

Científicos condenados

La comunidad científica internacional expresó públicamente su apoyo a los científicos italianos que fueron condenados por homicidio culposo y penados con seis años de cárcel por no haber alertado sobre el terremoto de 2009 en L’Aquila. Ya hubo algunas renuncias. 

Fuente: Noticias y Protagonistas

Un tribunal italiano condenó a seis científicos prestigiosos y a un ex funcionario con la pena de  seis años de cárcel. La decisión de los jueces despertó duras críticas, sobre todo desde la comunidad científica internacional. Muchos creen que la sentencia implica una condena a la actividad científica y temen sus consecuencias.

Entre los científicos sentenciados se encuentran algunos de los geólogos y sismólogos más prestigiosos de Italia que integraban la Comisión de Pronóstico y Prevención de Grandes Riesgos.

Tras una serie de temblores menores durante los cuatro meses previos al gran terremoto, el grupo de expertos había estimado que el riesgo de que se produjera un sismo de gran magnitud en la región de Abruzzo era muy leve. Pero el 6 de abril, un temblor de 6,3 en la escala de Richter causó más de 300 muertes, dejó miles de heridos y devastó el centro histórico de ese pueblo italiano.

Los expertos en sismología coinciden en que los temblores menores no necesariamente predicen un sismo mayor, sino más bien todo lo contrario: las posibilidades de que les siga una catástrofe llegan a apenas un 2%.

Pero el juez Marco Billi decidió su condena guiado por la convicción de que cada uno de los científicos debe compensaciones económicas cercanas a los u$s12 millones. También les prohibió de por vida que vuelvan a ocupar cargos públicos ya que, según su criterio, podrían haber salvado muchas vidas.

Antes de que se conociera el veredicto, unos 5.000 científicos italianos firmaron una carta abierta dirigida al presidente Giorgio Napolitano en apoyo a los colegas acusados. A ellos se les ha unido la comunidad científica internacional, que repudió la sentencia.

Este veredicto tan extraño le dará escalofríos a cualquiera que deba ofrecer asesoramiento en el futuro. La verdad, espero que lo reviertan en la apelación“, enfatizó David Spiegelhalter, profesor de Comprensión de Riesgo en la Universidad de Cambridge.

La lección, para mí, es que los asesores en materia científica deben retener el mayor control posible sobre la comunicación de su trabajo y recibir entrenamiento para tratar con el público“, agregó.

———————————————————————————————————————————————————————-

Comunidad científica en ascuas por condena a sismólogos italianos

Fuente: Terra

El dictamen de un tribunal italiano que condenó este lunes a seis científicos prestigiosos y un exfuncionario a seis años de cárcel por no advertir sobre el terremoto de 2009 en L’Aquila ha dejado indignada a la comunidad científica italiana y la internacional.

La conmoción se debe a que muchos sienten que el veredicto equivale a una condena a la actividad científica y temen sus consecuencias.

Podría sentar un precedente dañino, señala el corresponsal de la BBC en Roma, Alan Johnston. “Muchos colegas podrían sentir poco interés en compartir su conocimiento con el público por miedo a eventuales demandas”, dice.

Entre los científicos sentenciados se encuentran algunos de los geólogos y sismólogos más prestigiosos de Italia, que integraban la Comisión de Pronóstico y Prevención de Grandes Riesgos.

A finales de marzo, estos expertos estimaron que el riesgo de que se produjera un sismo de gran magnitud en la región de Abruzzo era muy leve, pero el 6 de abril un terremoto de 6,3 en la escala de Richter causó más de 300 muertes, dejó un millar de heridos y devastó el centro histórico de ese pueblo medieval.

Una serie de temblores menores había sacudido a la región durante los cuatro meses previos y a pesar de ello, describieron la situación como “normal” e incluso “favorable”, ya que los interpretaron como una liberación de energía “positiva”.

En general, los expertos en sismología coinciden en que los “enjambres” de temblores menores no necesariamente predicen un sismo mayor, sino más bien todo lo contrario: las posibilidades de que les siga una catástrofe llegan a apenas un 2%.

Pero el juez Marco Billi halló que los expertos podrían haber salvado vidas si no hubieran persuadido a los habitantes de la zona de permanecer en sus casas.

Los condenó a seis años de prisión, determinó que cada uno pague compensaciones de cerca de US$12 millones y prohibió que en su vida vuelvan a ocupar cargos públicos, en una sentencia mucho más dura que la que reclamaba la fiscalía.

Y es que Billi, después de largas deliberaciones, los encontró culpables de homicidio culposo múltiple y lesiones por negligencia.

Un problema de comunicación

Poco antes de que se conociera el veredicto, unos 5.000 científicos italianos firmaron una carta abierta al presidente Giorgio Napolitano en apoyo a los colegas sentados en el banquillo.

A ellos se ha plegado en masa la comunidad científica internacional, que repudió la sentencia por injusta y peligrosa.

Algunos han apuntado que el asesoramiento de la Comisión de Pronóstico y Prevención de Grandes Riesgos podría haber sido comunicado de forma más clara, o que se podría haber enfatizado más el leve riesgo de un gran terremoto, pero en general coinciden en que a la luz de los datos y las herramientas disponibles, su pronóstico fue válido.

“Lo que dijeron fue correcto y cualquier sismólogo los apoyaría”, dice Roger Musson, del British Geological Survey. “Me parece mal que hayan sido condenados por ofrecer el mejor asesoramiento científico posible”, agrega.

“Este veredicto tan extraño le dará escalofríos a cualquiera que deba ofrecer asesoramiento en el futuro, y la verdad, espero que lo reviertan en la apelación”, dice por su parte David Spiegelhalter, profesor de Comprensión de Riesgo en la Universidad de Cambridge.

“La lección, para mí, es que los asesores en materia científica deben retener el mayor control posible sobre la comunicación de su trabajo, y recibir entrenamiento para tratar con el público”, añade.

Desde la propia Comisión de Grandes Riesgos, el ahora presidente Luciano Maiani señala que “es imposible proveer asesoramiento de forma profesional y compuesta bajo esta loca presión judicial y mediática”.

El lunes a la tarde, uno de los científicos acusados, Bernardo de Bernardinis, dijo: “Sé que soy inocente a los ojos de Dios y de los hombres, pero si todas las instancias del proceso judicial me hallan culpable, entonces aceptaré mi responsabilidad”.

Otro de los condenados, Enzo Boschi, dijo sentirse “abatido y desesperado”. “Pensé que sería absuelto. Todavía no entiendo de qué me han encontrado culpable”, agregó.

Las sentencias en Italia no se hacen efectivas hasta que se supera al menos una instancia de apelación, de forma que se espera que los científicos no vayan a la cárcel de forma inmediata.

———————————————————————————————————————————————————————-

Sismólogos italianos renuncian en masa luego de condenas por no prevenir terremoto

La decisión siguió al dictamen de un tribunal que sentenció a siete expertos a penas de cárcel por no advertir la inminencia del sismo que devastó la localidad de L’Aquila.

Fuente: El Mercurio

El terremoto de 2009 causó graves daños en L’Aquila y dejó más de 300 víctimas fatales.

L’AQUILA.- Científicos italianos especialistas en sismología presentaron masivamente sus renuncias este martes, luego de un polémico dictamen judicial que condenó a penas de cárcel a siete de sus colegas.

La sentencia fue aplicada por el magistrado Marco Billi por no haber advertido a tiempo la inminencia del terremoto que devastó una amplia zona del norte de Italia en 2009, especialmente la ciudad de L’Aquila, y dejó más de 300 muertos.

Según autoridades, la dimisión en grupo puede dejar sin expertos al organismo oficial italiano encargado de la prevención de catástrofes.

La primera consecuencia de la sentencia fue la renuncia de los miembros de la Comisión Grandes Riesgos y “la parálisis de las actividades de previsión y prevención”, advirtió el Departamento de la Protección Civil de Italia.

El juez Billi condenó esta semana a siete de los miembros de la Comisión Grandes Riesgos a seis años de cárcel. Fueron imputados de suministrar informaciones “imprecisas e incompletas” días antes del terremoto ocurrido el 31 de marzo de 2009.

Los acusados habían participado cinco días antes de la tragedia en una reunión de la Comisión de Grandes Riesgos convocada por Guido Bertolaso, responsable de la época del Departamento de Protezione Civile.

El objetivo del encuentro era precisamente evaluar las medidas que podían implementarse frente a varios temblores de menor intensidad que se repetían en la región.

Condena “un poco extraña”

La determinación judicial fue ácidamente criticada por especialistas en sismología.

“No veo las condiciones para trabajar serenamente”, afirmó el físico Luciano Maiani, miembro de la Comisión Grandes Riesgos.

Otro de los renunciados es Mauro Dolce, director de la Oficina de Riesgo Sísmico del Departamento de Protección Civil.

También presentaron sus dimisiones el actual presidente de la comisión, Giuseppe Zamberletti, y el vicepresidente Mauro Rosi.

En tanto, los científicos alcanzados por la condena ya están organizando el proceso de apelación, previsto para fines de 2013.

Billi tiene hasta 90 días para presentar los fundamentos del fallo condenatorio, que detallará los motivos de su dictamen.

“Vamos a esperar los motivos de la condena y después trabajaremos en la apelación, esperando un resultado mejor”, explicó Marcelo Melandri, otro de renunciados.

Melandri es asistente de Enzo Boschi, un experto muy conocido por la opinión pública italiana. “Estoy desesperado, creía que iba a ser absuelto. Todavía no entiendo de qué estoy acusado”, afirmó este último.

Las críticas se extendieron más allá del ámbito especializado. “Es una sentencia un poco extraña”, destacó el presidente del Senado, Renato Schifani, quien consideró que en el futuro “los funcionarios que deberán cumplir ese tipo de funciones quizás preferirán no hacerlo, precisamente por los riesgos que podrían afrontar”.

———————————————————————————————————————————————————————-

Para científicos de todo el mundo, corren peligro sus pronósticos

Creen que intimidará a quienes tratan de evaluar fenómenos que no son fáciles de predecir.

Fuente: La Nación, Argentina

La comunidad científica reaccionó con alarma ante la condena de homicidio dictada por la justicia italiana contra siete sismólogos por no haber logrado advertir sobre el terremoto que sacudió a la ciudad de L’Aquila en 2009, donde murieron 308 personas.

Los científicos ahora temen que los investigadores de disciplinas que se ocupan de fenómenos naturales impredecibles, como la vulcanología o incluso la meteorología, se muestren reacios a ofrecer su opinión y asesoramiento a la opinión pública. “De quedar firme, el veredicto tendrá un efecto intimidatorio en el ámbito de la sismología italiana y europea en general”, dijo Sandy Steacy, profesor de física sísmica de la Universidad de Ulster. “¿A partir de ahora quién va a querer participar de un panel de evaluación de riesgo sísmico, si equivocarse puede costarle una condena de homicidio?”, agregó.

El veredicto llega en momentos en que los científicos reciben presiones para involucrarse más activamente en la vida pública, para demostrar la importancia que tiene su trabajo en la economía y la comunidad.

“Este caso revela que involucrarse de esa manera puede llegar a ser muy peligroso”, dijo Stacey.

El argumento de los fiscales apuntó a la inadecuada evaluación que hicieron los sismólogos de los temblores que precedieron al terremoto de 6,3 grados de magnitud. Los sismólogos se reunieron con un funcionario del gobierno antes del terremoto de marzo de 2009. En el transcurso de esa reunión, el comité de evaluación de riesgo les dijo a los funcionarios que era improbable, aunque no imposible, que se produjera un terremoto de proporciones.

“Esos seis científicos dijeron lo que tenían que decir y cualquier sismólogo del mundo los apoyaría”, dijo Roger Musson, del Departamento Geológico Británico. “Me parece un error que sean enjuiciados por brindar el mejor asesoramiento posible.”

En Estados Unidos, Michael Halpern, del grupo de presión Sindicato de Científicos Conscientes, escribió en su blog: “Es un veredicto absurdo y peligroso que los funcionarios estadounidenses deberían rechazar y que el presidente italiano Giorgio Napolitano debería anular”.

Los científicos advierten que el fallo podría tener repercusiones más allá de las fronteras italianas, como también en otras disciplinas.

“Este ridículo veredicto hará temblar a cualquiera que brinde asesoramiento científico, y espero que los sismólogos sean liberados tras la apelación”, dijo David Spiegelhalter, profesor de comprensión pública del riesgo de la Universidad de Cambridge. “Para mí, la lección que deja este caso es que los asesores científicos deben tener el control del modo en que se comunica su trabajo, y que deben estar mejor preparados para tomar parte en la vida pública”, agregó.

En la última semana, una amplia coalición de grupos de investigaciones biomédicas de Gran Bretaña, que incluye universidades y laboratorios de medicamentos, firmaron un compromiso explícito de mayor participación en la opinión pública, para ganar apoyo para la experimentación con animales, en coincidencia con una encuesta de Ipsos Mori que mostró una caída del apoyo al uso de animales con fines científicos.

Algunos científicos dijeron que las advertencias sobre el terremoto de L’Aquila podrían haber sido transmitidas con más claridad, poniendo mayor énfasis en las posibilidades, aunque fuesen escasas, de que se produjera un terremoto mayor, pero en general el veredicto cosechó un repudio unánime. “Imaginen si el gobierno empezara a hacer denunciar penalmente a los meteorólogos locales por no poder predecir al milímetro la ruta de un tornado”, dijo Halpern. “Los científicos tienen que compartir lo que saben -y admitir lo que no saben- sin temor a ser considerados penalmente responsables si sus predicciones no se cumplen.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: