Indigenas brasileños advierten suicidio masivo si los despojan de sus tierras


 
– Conmoción por una carta sobre la “muerte colectiva” de indígenas en Brasil 
 
– Brasil: indios hacen llamado desesperado para evitar desalojo de sus tierras
 
– Indigenas brasileños advierten suicidio masivo si los despojan de sus tierras  

——————————————————————————————————-

Conmoción por una carta sobre la “muerte colectiva” de indígenas en Brasil

Júlia Dias Carneiro

Fuente: BBC Mundo

La carta de los indígenas Guaraní-Kaiowá, anunciando lo que fue interpretado por muchos como una amenaza de suicidio en masa, ha generado conmoción, pero también incertidumbre sobre el significado real del documento, que está firmado por líderes de la tribu brasileña.

La misiva, que tuvo amplia repercusión en las redes sociales y en portales de noticias de Brasil y el mundo, fue considerada un anuncio de suicidio colectivo por parte de Pyelito Kue, una comunidad de 170 indígenas que expuso así su desesperación con el gobierno y la Justicia Federal tras recibir una orden de desalojo de la tierra donde viven.

Los indígenas afirmaron que no saldrían vivos de sus tierras. El documento habla de la “muerte colectiva” y afirma que, si el Estado insiste en el desalojo, estará decretando la su muerte.

Dada la repercusión del supuesto anuncio de suicidio, el Consejo Indigenista Misionero (Cimi) emitió una nota aclaratoria.

“Los Kaiowá y Guaraníes hablan de muerte colectiva (diferente a suicidio colectivo) en el contexto de la lucha por la tierra, o sea, si la Justicia y los pistoleros contratados por hacendados insistieran en sacarlos de sus tierras tradicionales, están dispuestos a morir todos allí y no abandonarlas. No saldrán vivos de la tierra de sus antepasados”.

Sin embargo, ni el Cimi ni otros dirigentes indígenas se arriesgan a negar la posibilidad de que ocurran suicidios. El miembro del Consejo de Aty Guasu -la gran asamblea del pueblo Kaiowá y Guaraní- y concejal Otoniel Ricardo, dijo a la BBC que no podía asegurar “que eso no vaya a suceder”.

“Son ellos quienes deciden. Si los sacan (de su tierra), puede suceder. Si no, continuarán viviendo allí porque es su territorio”, afirma Ricardo. “Lo que decidieron es que no saldrán ni vivos ni muertos. Quieren ser enterrados allí”.

El viernes pasado, la afirmación categórica de la Fundación Nacional del Indio (Funai) de que “no hay intención de suicidio” en un comunicado, enfureció a Aty Guasu. En su página de Facebook, dirigentes de la asamblea señalaron que el organismo fue “autoritario” y parecía estar “ignorando el hecho conocido del suicidio epidémico del pueblo Guaraní-Kaiowá de Mato Grosso do Sul”.

Por su remota localización, es difícil el contacto telefónico con Pyelito Kue. Un equipo de Cimi fue para hablar de la repercusión de la carta y conocer sus reacciones.

Desalojo

La tribu Guarani-Kaiowá tiene la mayor tasa de suicidios en Brasil.

La carta que llamó tanto la atención expone la desesperación del pequeño poblado de Pyelito Kue, después de recibir una orden de desalojo de la Justicia Federal a fines de septiembre.

Desde hace un año, el grupo de 170 indígenas vive acampado en tierras de una hacienda en la orilla del río Hovy, en el municipio de Iguatemi, en Mato Grosso do Sul.

“Pedimos al Gobierno y a la Justicia Federal que no decreten la orden de desalojo, sino nuestra muerte colectiva y que nos entierren a todos aquí”, dice el documento.

“Pedimos, de una vez por todas, que decreten nuestra extinción total, además de enviar varios tractores para cavar un gran agujero para enterrar nuestros cadáveres”.

De acuerdo con la Funai, “los estudios aún no se han aprobado y enviado al ministro de Justicia para que la tierra indígena sea demarcada y declarada de ocupación tradicional del grupo indígena”.

Expulsados de su tierra natal y esperando hace décadas la demarcación de las áreas a las que tienen derecho garantizado por la Constitución Federal de 1988, los Guaraní-Kaiowá son 45.000 brasileños. Viven en su mayoría dispersos por Mato Grosso do Sul, disputando la tierra con la rica agroindustria del estado.

El coordinador regional de Cimi para Mato Grosso do Sul, Flávio Machado, afirma que la carta expone las dificultades no sólo de Pyelito Kue, sino de todos los Guaraní-Kaiowá, la segunda población indígena más grande de Brasil.

“La carta retrata una situación dramática que prácticamente todo el pueblo Guaraní-Kaiowá está viviendo”, dice Flávio Vicente Machado, coordinador regional del Cimi para Mato Grosso do Sul.

Violencia

El grupo indígena podría ser expulsado de sus tierras ancestrales en Mato Grosso do Sul.

En los últimos diez años, afirma, casi no hubo progreso en la demarcación de territorios indígenas del país. Mientras tanto, la violencia contra los indígenas en el estado se intensifica, con asesinatos de líderes y ataques frecuentes de pistoleros.

En las últimas semanas, según el Cimi, diversas comunidades Guaraní-Kaiowá, como Potrero Guasu, Arroio Korá y Laranjeira Nhanderu sufrieron ataques y agresiones.

En repudio por los ataques, movimientos sociales organizaron un acto en defensa de los Guaraní-Kaiowá el viernes en Brasilia. Clavaron 5.000 cruces en la Explanada de los Ministerios para llamar la atención a lo que llamaron “genocidio”.

Decenas de miles de personas ya han firmado una petición titulada “Vamos a impedir el suicidio colectivo de los indios Guaraní-Kaiowá” en el sitio Avaaz, que moviliza a los firmantes en internet.

La interpretación de suicidio masivo se basa en una dura realidad: los Guaraní-Kaiowá tienen uno de los índices más altos de suicidio en el país y, según el Cimi, en el mundo.

Cada seis días, un joven Guaraní-Kaiowá se quita la vida. Datos del Ministerio de Salud divulgados este año mostraron que, desde 2000, 555 indígenas de esa etnia se suicidaron, en su mayoría por ahorcamiento (98%), hombres (70%), de entre 15 y 29 años.

Falta de perspectiva

El índice está muy por encima de la media nacional. En 2007, fue de 65 indígenas por cada 100.000 habitantes, contra 4,7 personas en cada 100.000 en todo Brasil.

Estudiosos asocian el alto número de suicidios entre las tribus con la insuficiencia de tierras, la falta de perspectiva de tener territorios demarcados y el confinamiento en reservas indígenas.

Los índices de homicidio también son alarmantes. Informes del Cimi muestran que, en los últimos años, Mato Grosso do Sul encabeza “el triste ránking de estado más asesino de indígenas”.

“Los Guaraní-Kaiowá están siendo asesinados cultural y políticamente. Por la falta de voluntad política del gobierno o por pistoleros enviados por hacendados”, considera Machado.

En la carta de Pyelito Kue, advierten que cuatro de ellos ya murieron, dos por suicidio y dos “por palizas y tortura de pistoleros”.

“Ya perdimos la esperanza de sobrevivir dignamente y sin violencia en nuestro antiguo territorio, no creemos más en la justicia brasileña”.

———————————————————————————————————————————————————————

Brasil: indios hacen llamado desesperado para evitar desalojo de sus tierras

Fuente: El Economista, España.

Indígenas guaraní-kaiowas, en el centro-oeste de Brasil, hicieron un llamado desesperado a las autoridades para que demarquen sus tierras, de las que podrían ser expulsados para beneficio de hacendados de la zona, indicó el jueves el Consejo Indigenista Misionero (Cimi).

“La semana pasada hubo varios conflictos entre los indígenas y hacendados de (el estado de) Mato Grosso do Sul, como consecuencia de la lentitud del gobierno para demarcar las tierras indígenas”, dijo a la AFP Posati Rui, un portavoz del Cimi, una organización vinculada a la iglesia Católica.

En una carta enviada al Cimi, el poder judicial y la presidencia de Brasil, los guaraní-kaiowas explicaron que una reciente decisión de la justicia del Estado, por un conflicto agrícola de larga data, los obliga a abandonar una zona cercana a varias fincas en Iguatemi, una ciudad ubicada a 500 km de Campo Grande, la capital de Mato Grosso do Sul.

La decisión judicial llevó a los indios a decretar su “muerte colectiva”.

“Esta decisión es parte de la acción de exterminio histórico de los pueblos indígenas de Brasil. Ya perdimos la esperanza de sobrevivir dignamente y sin violencia en nuestros territorios ancestrales, vamos a morir todos en poco tiempo”, lamentan los indios en la carta.

La organización Survival International denunció el lunes que las tierras de un grupo de unos 170 guaraníes, cuya población total en Brasil se calcula en 46.000, fueron cercadas por “pistoleros contratados por hacendados”, que dificultan a los indígenas el acceso a agua, alimentos y servicios de salud.

El ente gubernamental que trata los asuntos indígenas (Funai), responsable de la demarcación del territorio guaraní, afirmó que estaba tratando de cancelar la orden de desalojo.

El retraso de la Funai obligó a miles de indígenas a emigrar a centros superpoblados o en campamentos de condiciones precarias improvisados en la orilla de las carreteras.

“Ellos sufren una de las tasas más altas de suicidios del mundo”, uno por semana en los últimos 10 años, alertó Survival, que exhortó a las autoridades acelerar la demarcación de sus territorios “antes de más vidas se pierdan”.

——————————————————————————————————————————————————————–

Indigenas brasileños advierten suicidio masivo si los despojan de sus tierras

Según el Consejo Indigenista Misionario, la tasa de suicidios entre los miembros de la tribu guaraní-kaiowá se ha incrementado recientemente.

Fuente Telesur, Venezuela

Esta semana, un tribunal brasileño ordenó el desalojo de su granja. Sin embargo, unos 100 adultos y 70 niños amenazan con suicidarse en masa antes de salir de un territorio que ellos llaman “tekoha”, cuyo significado es “cementerio ancestral”.

Líderes de la comunidad indígena Guarani-Kaiowá, del estado brasileño Mato Grosso do Sul (suroeste), advirtieron a la justicia de su país que ejecutarán un suicidio colectivo de 170 hombres, mujeres y niños; si se hace efectiva una orden de la Corte Federal para despojar al grupo de la “cambará granja” donde se encuentran temporalmente acampados.

Esta semana, un tribunal brasileño ordenó el desalojo de la granja. Sin embargo, unos 100 adultos y 70 niños amenazan ahora con suicidarse en masa antes de salir de un territorio en el que han sembrado grandes plantaciones de caña de azúcar y soja, y preparado para la cría de ganado.

La amenaza fue hecha en una carta dirigida al Consejo Indigenista Misionero, en donde los indios exponen que no acatarán la decisión de la corte, pues no abandonarán la región que ellos llaman “tekoha”, cuyo significado es “cementerio ancestral”.

De acuerdo con la decisión federal, los indígenas deben dejar la granja lo antes posible, porque de lo contrario, la Fundación Nacional de Indios (Funai) tendrá que pagar una multa de aproximadamente 250 dólares por cada día que permanezcan allí.

“Nosotros los indígenas tenemos el derecho constitucional de ocupar nuestra tierra. Vamos a seguir luchando “, enfatizó el jefe tribal guaraní, Vera Popygua.

También exigió respeto para su pueblo, porque “ha sido masacrado, han matado a nuestros líderes, y eso es triste e inaceptable. Somos una sociedad avanzada que vive en el siglo 21. Esto no puede suceder, no debería ocurrir “.

Según el Consejo Indigenista Misionario, la tasa de suicidios entre los miembros de la tribu guaraní-kaiowá se ha incrementado recientemente. Detallan que una persona se suicida, aproximadamente, cada seis días, debido a la tensión que sienten ante la amenaza de ser desalojados de sus tierras.

Es por ello que el grupo indígena exigió que la decisión de la Corte sea revocada, reiterando que no saldrán de la tierra de sus antepasados, bajo ninguna circunstancia.

De proceder la orden judicial, afirman que dado las sistemáticas violaciones a sus derechos, decretarán su muerte ante el propio tribunal brasileño y piden, posteriormente, ser enterrados en su comunidad, su territorio sagrado, en los márgenes del río Hovy.

Sobre el caso, Bellinger Carolina, representante del Consejo Pro-Indígena de Sao Paulo, aseguró que los derechos de los pueblos indígenas en Brasil han estado “bajo fuego” durante mucho tiempo.

“A pesar de una serie de leyes que fueron creadas para garantizar sus derechos, la realidad es diferente. Brasil ha optado por obedecer los acuerdos internacionales y demarcar sus tierras. Nuestro Congreso es lento, y los indios no pueden sobrevivir” hasta que haya acciones concretas y legales a favor de las etnias, explicó.

“Sabemos que seremos expulsados lejos de la orilla del río por la justicia, pero no vamos a salir del río. Como la historia, la gente nativa, decidimos ser asesinados aquí colectivamente. No tenemos otra opción, este es nuestro último despacho antes de la decisión unánime de la Corte Federal de Ashland, MS.”, finaliza la carta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: