Un atentado suicida en una mezquita afgana deja 42 muertos


 
– Mueren 41 personas en atentado a una mezquita en Afganistán
 
– Un atentado suicida en una mezquita afgana deja 42 muertos
 
– Afganistán.- Karzai condena el atentado suicida en Faryab y dice que sus responsables son “enemigos del Islam”
 
– Mueren 41 en ataque suicida en Afganistán 

——————————————————————————————————

Mueren 41 personas en atentado a una mezquita en Afganistán

Fawad Peikar

Fuente: Yucatán, México.

KABUL (EFE).— Al menos 41 personas murieron y unas sesenta resultaron heridas hoy en un atentado suicida cerca de una mezquita en el noroeste de Afganistán, coincidiendo con la celebración de la fiesta del sacrificio musulmana.

El ataque ocurrió a las 09.25 hora local (04.55 GMT) a las puertas de la mezquita Eidgah de la ciudad de Maymana, la capital de la provincia de Faryab, cuando los creyentes se reunían para orar en esta importante festividad del mundo musulmán.

Varias fuentes policiales y testigos oculares relataron a medios locales que el atentado coincidió con la llegada al recinto religioso de numerosas autoridades de los gobiernos nacional y regional.

Según explicó a Efe el vicegobernador de Faryab, Abdul Sattar Barez, “en el ataque murieron 41 personas, entre ellas cinco niños, y sesenta resultaron heridas”.

En ese sentido, una fuente oficial de la provincia, que no quiso ser identificada, reveló por su parte que entre los fallecidos se encuentra el portavoz del gobernador de Faryab, Ahmad Javed Bedar.

Y el portavoz del Ministerio afgano del Interior, Sediq Sidiqui, detalló a la agencia local AIP que “más de la mitad de las víctimas eran miembros del servicio de seguridad”.

La festividad islámica del sacrificio es el acontecimiento anual más importante para los devotos de esta religión y recuerda el momento en el que Alá se apiada del profeta Abraham cuando éste va a degollar a su hijo y la divinidad lo sustituye por un carnero.

El presidente de Afganistán, Hamid Karzai, condenó el atentado a través de un comunicado, dio sus condolencias a las víctimas y afirmó que quienes lo perpetraron son “enemigos del islam y de la humanidad”.

“Aquellos que suprimen la felicidad de los musulmanes en un día tan especial son enemigos del islam y no pueden ser llamados ni humanos, ni musulmanes”, aseguró Karzai, que mostró su “profunda tristeza” por lo ocurrido.

El presidente recordó que el “mufti” (jurisconsulto musulmán) de Arabia Saudí, Abdul Aziz bin Abdullah, declaró ayer que aquellos que cometen ataques suicidas “no serán perdonados” y llamó a la comunidad musulmana a que siga las “enseñanzas de paz” del islam.

El atentado también fue condenado por el jefe de las tropas aliadas en Afganistán, el general de EEUU John Allen, que lo calificó de “atroz” y lo consideró “una afrenta contra la vida, los creyentes y las pacíficas aspiraciones de los afganos”.

A media tarde, ningún grupo insurgente había reivindicado los hechos, aunque los talibanes recurren con frecuencia a los ataques suicidas en su lucha por derrocar al Gobierno afgano y lograr la salida de las tropas internacionales desplegadas en Afganistán.

El conflicto armado en el país asiático ha causado en los primeros seis meses de 2012 la muerte de 1.145 civiles y heridas a otros 1.954, un 15 % menos que en el mismo periodo de 2011, reveló en agosto la misión de la ONU en Afganistán (UNAMA).

El ataque se produce además solo un día después de que el líder talibán afgano, el mulá Omar, llamara a los afganos a celebrar la fiesta del sacrificio con “sentimiento de euforia”, dada la “cercanía de los momentos de victoria” para los insurgentes.

“Hace once años dijimos al enemigo que sería fácil venir a Afganistán, pero que su presencia y salida estaría llena de complicaciones”, aseguró el jefe de los talibanes.

“Tenemos la capacidad suficiente para una lucha prolongada contra el enemigo, confiamos en Alá, tenemos paciencia y efectivos suficientes”, concluyó Omar.

Los insurgentes luchan para establecer un régimen islámico de corte integrista como el que pusieron en práctica entre los años 1996 y 2001.

Las tropas internacionales se hallan inmersas en pleno proceso de repliegue, cuya conclusión está prevista para el año 2014, cuando las fuerzas locales asuman la seguridad en todo Afganistán.

———————————————————————————————————————————————————————

Un atentado suicida en una mezquita afgana deja 42 muertos

Fuente: AFP

Afganos en los rezos matutinos por la celebración del Aid Al-Adha, en una mezquita en Jalalabad, este viernes. (AFP, Nurulah Shirzada)

KABUL — La fiesta musulmana del Aid Al Adha se vio empañada este viernes por un ataque suicida que dejó al menos 42 muertos en una mezquita del norte de Afganistán, una región cuya tranquilidad se ha visto alterada por la presencia talibán.

Este ha sido el atentado más mortífero en Afganistán después del perpetrado contra una procesión chiita durante la fiesta de la Ashura el pasado diciembre.

El suicida detonó explosivos al final de la plegaria de la mezquita Eid Gah en la capital de la provincia de Faryab, matando a unos 19 integrantes de las fuerzas de seguridad afganas y 22 civiles, informó a AFP el vicegobernador de la provincia, Abdul Satar Barez, que advirtió de que el balance podría agravarse.

Según este responsable, que estaba presente en la mezquita en el momento del atentado, 20 miembros de las fuerzas de seguridad afganas -policías, soldados y agentes de inteligencia- y 22 civiles, entre ellos cinco menores, perdieron la vida.

Un miembro del Parlamento procedente de Faryab, Naqeebullá Fayeq, que también se encontraba en la mezquita en el momento de la explosión, contó 47 muertos.

Medio centenar de personas resultaron también heridas, entre ellas, el jefe de la policía de la provincia, Abdul Jaliq Aqsai, según responsables.

Varios responsables del Gobierno asistían a la plegaria en esa mezquita en el primero de los cuatro días de las fiestas Aid Al Adha, celebrada en el mundo musulmán.

“Acabábamos de terminar la plegaria de Aid Al Adha, nos estábamos saludando y abrazándonos cuando hubo una gran explosión, muy poderosa”, agregó Barez. “Había una nube de polvo, humo y partes de cuerpos humanos, de policías y civiles, esparcidos por el suelo”, explicó.

Rezo de fieles afganos ante una mezquita de Kabul (AFP, Munir Uz Zaman)

“Había restos humanos por todas partes”, dijo Sayed Moqid, un testigo. “El kamikaze estaba vestido con un uniforme de policía y debía tener como 14 ó 15 años”, dijo a AFP.

El presidente afgano, Hamid Karzai, condenó el atentado. “Quienes enlutan a los musulmanes durante la fiesta del Aid no pueden ser considerados humanos y musulmanes”, afirmó en un comunicado.

Este ataque muestra que “los insurgentes no respetan la religión ni la ley y les da igual la seguridad del pueblo afgano”, dijo la embajada estadounidense en Kabul.

El ataque no fue inmediatamente reivindicado, pero atentados de este tipo son regularmente perpetrados por insurgentes talibanes que quieren quitar el poder a Karzai, que cuenta con el respaldo de los países occidentales.

Este nuevo atentado surge después de sangrientos enfrentamientos ocurridos a principios de la semana entre las fuerzas de seguridad afganas y los talibanes en esta provincia.

Los insurgentes talibanes mantienen “gobernadores fantasmas” en varias provincias para crear una autoridad paralela al Gobierno, cobrando impuestos e imponiendo una forma radical de la ley islámica a la población.

La OTAN cuenta con poco más de 100.000 soldados en Afganistán y se dispone a relegar, en dos años, sus tareas de seguridad a las fuerzas locales.

Sin embargo, varios analistas estiman que los talibanes volverán al poder en Kabul tras la misión de combate de las fuerzas de la OTAN que iniciaron su misión en 2001.

Los insurgentes talibanes tradicionalmente concentraban su actuación en el sur y este del país, pero con el correr de los años consiguieron infiltrarse en las áreas del norte e intensificar sus ataques.

Según cifras de la ONU, más de 1.145 civiles perdieron la vida por la violencia en Afganistán desde comienzo de año, de los cuales el 80% en atentados perpetrados por insurgentes y la mitad por la detonación de explosivos instalados en las carreteras.

Por su parte, los soldados extranjeros de la OTAN se enfrentan a un fenómeno inédito, con ataques “internos” de hombres portando el uniforme afgano contra sus aliados occidentales.

———————————————————————————————————————————————————————-

Afganistán.- Karzai condena el atentado suicida en Faryab y dice que sus responsables son “enemigos del Islam”

El presidente afgano, Hamid Karzai, ha condenado el atentado suicida que se ha cobrado la vida de al menos 36 personas a la salida de una mezquita en Maimana, en la provincia de Faryab (norte) y ha denunciado que los que cometen estos actos en el día del Eid al Adha son “enemigos del Islam”.

Fuente: El Economista, España.

“El presidente Karzai condena en los términos más firmes el atentado suicida que ha matado a más de 36 personas esta mañana en Maimana”, ha señalado su portavoz, Aimal Faizi, a través de Twitter.

Para el presidente afgano, “aquellos que reprimen la alegría y la felicidad de los musulmanes son enemigos del Islam”. En este sentido, Karzai ha considerado que “los autores del atentado de hoy son enemigos del Islam y la Humanidad”.

36 MUERTOS, INCLUIDOS 19 POLICÍAS

El atentado suicida perpetrado este viernes a la salida de una mezquita de Maimana ha causado la muerte de 19 policías, tres soldados y 14 civiles, incluidos dos niños, hasta un total de 36 personas, según ha informado un alto mando policial a la agencia de noticias afgana Pajhwok.

Este balance es ligeramente inferior, aunque más preciso, al de 37 muertos de que informó poco antes un portavoz de la Policía en el norte del país, Lal Mohammad Ahmadzai, citado por la agencia de noticias Reuters.

El autor del atentado, vestido con uniforme del Ejército, hizo detonar su cinturón con explosivos junto a los fieles que salían de la mezquita al término de la oración del Eid al Adha (fiesta del Sacrificio). El atentado no ha sido reivindicado de momento, según informaron fuentes policiales a Pajhwok.

Según un alto mando policial, el comandante Mohamad Naeem, entre las víctimas mortales hay 10 agentes de Policía, tres soldados y catorce civiles, incluidos dos niños de nueve y doce años. Aparte, alrededor de 20 personas resultaron heridas.

El terrorista, precisó el comandante Naeem, hizo detonar los explosivos rodeado de miembros de las fuerzas de seguridad en el momento en que el jefe local de Policía –quien no figura entre las víctimas– y otros responsables de seguridad salían de la mezquita.

“Tan pronto como el jefe de la Policía subió a su vehículo, el terrorista hizo detonar los explosivos”, declaró a Reuters el portavoz policial. “Da la impresión de que el objetivo eran los miembros de las fuerzas de seguridad”, agregó Ahmadzai.

La mayoría de los atentados en Afganistán se han cometido en el sur y el este del país, y el norte se ha librado en buena parte de ellos. La provincia de Faryab ha sido considerado un lugar relativamente tranquilo. En todo caso, diez personas murieron el pasado mes de abril a causa de un atentado suicida durante una reunión de las autoridades cerca de un mercado de verduras de Maimana.

———————————————————————————————————————————————————————

Mueren 41 en ataque suicida en Afganistán

Fuente: Univisón

KABUL, Afganistán (AP) — Cuarenta y una personas murieron cuando un atacante suicida detonó sus explosivos frente a una mezquita donde estaban reunidos altos funcionarios regionales en el norte de Afg…

KABUL, Afganistán (AP) — Cuarenta y una personas murieron cuando un atacante suicida detonó sus explosivos frente a una mezquita donde estaban reunidos altos funcionarios regionales en el norte de Afganistán, durante una importante festividad musulmana. Los funcionarios escaparon ilesos y muchos de los muertos fueron policías y soldados.

Fue el ataque más reciente de una serie de atentados en las últimas semanas contra funcionarios del gobierno, policías y soldados. La selección de blancos sugiere que los insurgentes se vuelcan cada vez más contra las autoridades y las efectivos de seguridad ahora que la OTAN se aproxima al retiro definitivo de las fuerzas extranjeras en el 2014.

Las muertes de soldados y policías afganos superan en lo que va del año las del 2011, según el vocero del ejército, general Mohamad Zaher Azimi. Aunque el Talibán se atribuyó responsabilidad de un aumento paralelo en ataques de las fuerzas afganas a sus secuaces extranjeros, el número de muertos de la coalición ha sido notablemente menor al del año pasado.

La ministra de salud Soraya Dalil dijo que el ataque del viernes dejó 41 muertos y 56 heridos.

Por lo menos hubo 14 civiles entre los muertos, dos días después que el líder del Talibán, el mulá Mohamad Omar, instó a sus combatientes a “prestar atención a impedir las bajas civiles” porque dijo que el enemigo trataba de atribuirlas a los insurgentes. Según las Naciones Unidas, los ataques del Talibán representan la vasta mayoría de bajas civiles en la guerra.

Nadie se atribuyó inmediatamente el ataque frente a la mezquita. El atentado ocurrió en la ciudad de Maymana, capital de la provincia norteña de Fayab, donde el Talibán y milicias aliadas han estado activas lejos de sus tradicionales bastiones en el sur y el este de Afganistán.

El ataque se produjo después que altos funcionarios provinciales, incluso el gobernador y el jefe de policía, se reunieron en la mezquita para celebrar la festividad de Eid al-Adha. La explosión ocurrió en medio de una nutrida multitud que incluía policías y soldados a la espera de la salida de los dignatarios.

“Los blancos del atacante eran los funcionarios dentro de la mezquita”, dijo el vicegobernador Abdul Satar Barez. No se reportó que nadie dentro de la mezquita hubiese resultado herido. La carnicería fue afuera.

“Había sangre y cadáveres por doquier”, dijo Jaled, un médico que estaba en la mezquita durante el ataque y que, al igual que muchos afganos, se identifica sólo con un nombre. “Fue una masacre”, comentó.

Escenas de video mostraron los cadáveres de varios soldados y policías cerca de sus vehículos estacionados en una avenida de la ciudad, a unos 500 kilómetros (300 millas) al noroeste de la capital Kabul.

Por otro lado, el Talibán reivindicó el viernes la muerte de dos soldados estadounidenses en la provincia sureña de Uruzgán, en lo que podría ser un nuevo ataque de un efectivo afgano contra las fuerzas occidentales.

En un comunicado por correo electrónico, el vocero talibán Jusuf Ahmadi aseguró que un miembro de las fuerzas afganas de seguridad mató a tiros a los dos soldados y luego escapó para incorporarse a los insurgentes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: