Uruguay aprueba la ley que despenaliza el aborto


Véelo AQUÍ
 
– Polémica en Uruguay tras despenalización del aborto
 
– La revista “Time” destaca a Uruguay por su aprobación a la ley de aborto
 
– Human Rights Watch elogia la ley uruguaya de despenalización del aborto
 
– Organizaciones uruguayas anti-aborto denunciarán ley de despenalización ante OEA
 
– Uruguay aprueba la ley que despenaliza el aborto

 – Uruguay se convirtió en el segundo país de Latinoamérica en legalizar el aborto

 – Uruguay permitirá el aborto libre hasta la semana doce de gestación

 – Uruguay se suma a los pocos países latinoamericanos con aborto libre

 – La hipocresía y la doble moral dominan la legislación del aborto en Latinoamérica

 – ¿Qué tan liberal es Uruguay?

 – En Uruguay, las mujeres deberán “reflexionar” antes de abortar

 – Lanzan comisión para derogar ley que habilitará aborto en Uruguay

 – Oposición uruguaya lanza campaña contra nueva ley que legaliza aborto

 – Uruguay: la Iglesia excomulgó a quienes promovieron la ley de aborto

 – Aborto en Uruguay: al menos dos años hasta su aplicación

——————————————————————————————————-

Polémica en Uruguay tras despenalización del aborto

Fuente: Prensa Latina

Montevideo, 23 oct (PL) La promulgación de la ley de despenalización del aborto por el presidente José Mujica cerró un largo ciclo de debate, pero el tema quedó flotando en la esfera política uruguaya.

Mujica firmó la norma, que permite el aborto dentro de las primeras 12 semanas de gestación, anoche durante un Consejo de Ministros.

La denominada ley de “Interrupción voluntaria del embarazo” entrará en vigencia dentro de 30 días, plazo en el cual el Poder Ejecutivo deberá reglamentarla.

Una versión señala que la mujer que quiera abortar deberá comparecer ante una comisión de médicos y asistentes sociales que le explicarán los alcances de su decisión. Luego de cinco días de “reflexión”, podrá decidir sobre la interrupción de su embarazo.

La Cámara de Senadores aprobó el proyecto la semana pasada, 17 votos contra 14, tras más de cinco horas de debate. La propuesta ya había sido aprobada por la Cámara de Diputados, 50 contra 49, en septiembre, con la introducción de algunos cambios.

Voceros de los partidos cuyos legisladores votaron en contra insistieron en que buscarán la forma de derogar la ley, sin descartar movilizaciones para lograr un eventual plebiscito sobre el tema. La Iglesia Católica expresó su dolor y rechazo.

El domingo pasado, el sacerdote de la Iglesia de Cordón, Eric Juárez, llamó a los católicos a tener una “militancia activa” y analizar los programas de gobierno a fin de observar si se adecuan o no a las prácticas cristianas.

El mandatario uruguayo fue respetuoso frente a quienes critican la nueva ley y admitió que tienen razones muy profundas y conmovedoras. Mujica respondió que despenalizar el aborto es “mucho más inteligente que prohibirlo” y agregó que así se salvan muchas más vidas.

——————————————————————————————————————————————————————-

La revista “Time” destaca a Uruguay por su aprobación a la ley de aborto

“Uruguay se diferencia de un continente donde el aborto es peor que la violación”, titula la publicación, además de aclarar que ese país es “la Suiza de Sudamérica”

Fuente: Infobae

“Para entender mejor la importancia de lo que el Congreso de Uruguay hizo esta semana, debe considerarse lo que la Suprema Corte de la Argentina tuvo que hacer la semana pasada. Se determinó que una mujer que había sido secuestrada, obligada a trabajar en una red de prostitución y violada debió pedir permiso para poder someterse al aborto que había pedido”.

Así, con esas palabras y ese ejemplo comienza el relato del periodista Tim Padgett, responsable del área América Latina de esa publicación.

Tras aclarar que la situación vivida en la Argentina “es regla en América Latina”, afirma que “Uruguay es ampliamente considerada como la Suiza de América del Sur” y que dio “un paso importante para ser la excepción”.

La decisión de Uruguay destaca cuán restrictivas siguen siendo las leyes de aborto y las actitudes de América Latina”, para recordar que “ninguna otra región tiene tantos países donde el aborto está prohibido por completo, incluso en casos de violación”.

Incluso en Uruguay, los legisladores tuvieron que suavizar su proyecto de ley al exigir la liberalización del aborto, por el que las mujeres deben reunirse primero con un grupo de profesionales de la salud y de asistencia social y luego esperar cinco días antes de someterse al procedimiento. Pero por lo menos las dos partes en la sociedad uruguaya demostraron su voluntad de elaborar un compromiso más sensible que protege no sólo los derechos reproductivos de las mujeres, sino también sus vidas“, aclara el periodista.

“Se encuentra en marcado contraste con, por ejemplo, la declaración emitida la semana pasada por el influyente Cuerpo de abogados católicos en Argentina, que atacó el fallo de la Corte Suprema: ‘En el caso de una violación no justifica un aborto, ya que un mal no es corregido por otro más grande’. En un continente donde el aborto después de una violación sigue siendo ampliamente considerado como un delito más grande que la violación en sí, Uruguay esta semana se convirtió en un país mucho más grande de lo que parece en el mapa”, cerró.

——————————————————————————————————————————————————————–

Human Rights Watch elogia la ley uruguaya de despenalización del aborto

“La ley supone un avance notable para el ejercicio efectivo de los derechos humanos de las mujeres, y la prevención de abortos inseguros y clandestinos en la región”, dice el comunicado emitido por Human Rights Watch, (HRW) en su sede de Nueva York.

Fuente: La Red 21

La organización destinada a la prosecución del cumplimiento de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, destacó “la decisión histórica adoptada esta semana por el presidente uruguayo José Mujica”, de promulgar la ley, aunque afirmó que la complejidad del procedimiento “puede dificultar su aplicación”.

Países vecinos “deberían tener en cuenta” el avance

“Esta ley es un paso adelante en la prevención del aborto clandestino y los riesgos que esa práctica supone para la vida”, dijo Amanda Klasing, analista de derechos de la mujer de HRW.

“Los países vecinos de Uruguay deberían tener en cuenta este avance. Más allá de que el aborto sea un tema delicado, los gobiernos pueden y deben sancionar leyes que permitan salvar la vida de mujeres”, agregó.

No obstante, la organización añadió que si bien la nueva ley “es un avance en la región”, los requisitos de consulta previa a un grupo de especialistas y el tiempo de espera de cinco días para reflexionar sobre el asunto, “podrían constituir un obstáculo arbitrario para el acceso a los servicios”, agregando que las organizaciones de la sociedad civil “deben tener la posibilidad de participar en el desarrollo de tales reglamentaciones”.

El comunicado de HRW explica también que Latinoamérica se caracteriza por tener “algunas de las políticas más restrictivas de todo el mundo en materia de aborto.

En varios países como Chile, El Salvador, y Nicaragua, existe una prohibición absoluta, que no contempla ningún tipo de excepción. Estas leyes sumamente restrictivas favorecen la práctica de abortos clandestinos e inseguros y ponen en riesgo la vida de las mujeres.

Según la Organización Mundial de la Salud, hasta un 13% de las muertes maternas en la región, obedece a abortos practicados en condiciones inseguras.

——————————————————————————————————————————————————————-

Organizaciones uruguayas anti-aborto denunciarán ley de despenalización ante OEA

 Fuente: BBC Mundo

Una serie de organizaciones políticas y sociales de Uruguay recurrirán a la Organización de Estados Americanos para denunciar la ley de despenalización del aborto ratificada en los últimos días por el presidente José Mujica.

La ley, que entrará en vigencia dentro de 30 días, permite que una mujer aborte por su propia decisión hasta la décimosegunda semana de gestación, siempre que lo haga bajo supervisión de los servicios sanitarios del estado. Con ella Uruguay se convierte en la primera nación sudamericana con una legislación tan amplia sobre el aborto.

El argumento de las organizaciones pro-vida, explicó el diputado Gerardo Amarilla, uno de los impulsores de la demanda, es que se trata de una norma que viola los derechos humanos del niño no nacido.

Amarilla sostiene que la norma viola el Pacto de San José de Costa Rica, del que Uruguay forma parte, que establece que el derecho a la vida debe protegerse desde el momento de la concepción.

Esperan tener lista la denuncia dentro de seis meses.

——————————————————————————————————————————————————————

Uruguay aprueba la ley que despenaliza el aborto

Fuente: CNN en Español

(CNNEspañol.con) – El Senado de Uruguay aprobó este miércoles por 17 votos a favor y 14 en contra una ley que despenaliza el aborto, con lo cual esta práctica será legal en todo el territorio.

El presidente José Mujica dijo que promulgará la ley de despenalización, que será viable hasta la semana 12 de gestación del feto.

Según el proyecto, que había sido aprobado por la Cámara de Diputados el mes pasado, toda mujer que desee interrumpir su embarazo deberá presentarse ante una comisión multidisciplinaria integrada por un médico, un psicólogo y un asistente social.

Estos deberán exponerle a la mujer alternativas a la decisión de abortar, incluyendo la posibilidad de dar su hijo en adopción. Luego la mujer tendrá cinco días de plazo para ratificar o no su decisión, tras lo cual toda institución de salud -privada o pública- deberá garantizar el procedimiento de manera legal y sin riesgos para la madre”.

En un comunicado, la arquidiócesis católica de Montevideo expresó su “profundo dolor y rechazo a esta ley”. 
Paradójicamente, los grupos partidarios del aborto, como Amnistía Uruguay, manifestaron su oposición a este proyecto ya que, a su juicio, atenta contra la libertad de la mujer.

En la anterior legislatura se aprobó una ley similar, pero el entonces presidente Tabaré Vázquez vetó el artículo referido al aborto.

Uruguay se convierte así en el segundo país del subcontinente en despenalizar el aborto después de Cuba.

Cada año se practican en territorio uruguayo alrededor de 30.000 abortos ilegales, según las autoridades de salud del país. La nueva ley dejará sin efectouna del año 1938 que penalizaba con entre tres y nueve meses de prisión a la mujer que abortara y hasta dos años de cárcel para quien lo practicara.

La nueva ley podría comenzar a regir en cuestión de semanas o días, una vez que el presidente Mujica la promulgue.

——————————————————————————————————

Uruguay se convirtió en el segundo país de Latinoamérica en legalizar el aborto

La iniciativa, intensamente discutida y aprobada ahora por el Senado, permite la interrupción del embarazo durante las primeras 12 semanas y bajo condiciones específicas.

Fuente: El Mercurio

La norma generó intensa polémica en Uruguay. Foto: AFP

MONTEVIDEO.- El Senado uruguayo finalmente aprobó este miércoles la norma que legaliza el aborto durante las primeras 12 semanas de  gestación y bajo ciertas condiciones.

De esta manera, ese país se convirtió en el segundo de Latinoamérica en permitir el aborto, después de Cuba.

En el resto de la región, la interrupción del embarazo es legal en Ciudad de México, Guyana y Puerto Rico.

La iniciativa que despenaliza la interrupción del embarazo fue  aprobada con 17 votos de 31, con el respaldo de los 16 legisladores del  gobernante Frente Amplio (FA, izquierda) y del senador Jorge Saravia, ex integrante del FA y que actualmente milita en el opositor Partido Nacional.

“Es un día histórico para el Uruguay”, dijo la senadora oficialista  Constanza Moreira, indicando que ahora hay que hacer una campaña para que las  mujeres conozcan este derecho.

El proyecto ya había sido aprobado el 25 de septiembre por la Cámara de  Diputados, por una ajustada mayoría de 50 votos a favor y 49 en contra, por lo  que ahora solo resta que sea promulgado por el Poder Ejecutivo.

El Presidente José Mujica ya anunció que no vetará la iniciativa.

El debate enfrentó a quienes defendieron el derecho del embrión con quienes  consideraron el proyecto una alternativa a la ineficacia de la ley actual,  vigente desde 1938 y que pena con prisión a la mujer que consienta un aborto y  a quien colabore con el mismo.

El texto finalmente aprobado ha sido cuestionado tanto por los grupos “pro vida” como por la Coordinadora por el Aborto Legal, quienes dicen que no  garantiza a la mujer a decidir libremente.

———————————————————————————————————————————————————————

Uruguay permitirá el aborto libre hasta la semana doce de gestación

Fuente: EFE

Uruguay permitirá el aborto libre hasta la semana doce de gestación

Montevideo, 17 oct (EFE).- Uruguay volvió hoy a ponerse a la vanguardia en temas sociales en América Latina con la aprobación definitiva en el Parlamento de una ley que despenaliza el aborto hasta la semana 12 de gestación por la sola decisión de la mujer, siempre que se realice bajo la supervisión del Estado.

Cuando sea promulgada la ley, Uruguay será el primer país suramericano con una despenalización tan amplia de la interrupción voluntaria del embarazo, solo existente hasta ahora en Cuba, Guyana, Puerto Rico y el Distrito Federal de México.

La norma fue aprobada hoy en el Senado por 17 votos frente a 14 y se convertirá formalmente en ley en los próximos días cuando sea promulgada por el presidente José Mujica, quién ya indicó en reiteradas ocasiones que no iba vetarla.

En 2008 Uruguay quedó a las puertas de legalizar el aborto cuando el entonces presidente Tabaré Vázquez, del izquierdista Frente Amplio al igual que Mujica, vetó una ley similar aduciendo motivos morales y científicos, lo que causó indignación entre simpatizantes de la izquierda y las organizaciones feministas.

En algunos países latinoamericanos hay distintos supuestos para permitir el aborto, como el riesgo de vida para la madre, la malformación fetal o que el embarazo sea fruto de una violación, y en otros está penado en todos los casos.

Técnicamente, la norma uruguaya no legaliza el aborto, sino que lo despenaliza siempre que se sigan ciertos procedimientos regulados por el Estado.

Estas medidas incluyen pasar por una comisión formada por psicólogos, ginecólogos y trabajadores sociales que asesorarán a las mujeres sobre sus posibilidades y cumplir con un plazo de cinco días de reflexión antes de someterse a la intervención.

Una vez cumplido el trámite, las mujeres podrán abortar si lo desean en cualquier centro público o privado de salud del país, que estarán obligados a realizar la intervención o a garantizar que ésta se haga por terceros en casos de objeción de conciencia.

Los abortos que se realicen fuera de este procedimiento seguirán siendo ilegales y por tanto penalizados.

Para la senadora del oficialista Frente Amplio (FA) Constanza Moreira, una de las impulsoras de la medida, esta aprobación causa “regocijo” para el país, ya que terminará “con años de estigmatizaciones, hipocresías y mercados negros”.

“Con esta medida no es que los uruguayos estemos a la vanguardia de nadie, sino que nos ponemos a la altura de nosotros mismos. Obtuvimos el divorcio, la separación Iglesia-Estado, en eso fuimos pioneros. Uruguay debería haber aprobado esta norma antes”, opinó la senadora en declaraciones a Efe.

Pese a todo, Moreira reconoció que la ley deja insatisfechas a muchas partes y que deberá ser mejorada con su reglamentación, en la que se trabajará en las próximas semanas.

La preocupación mayor es que pueda aplicarse en las mujeres más vulnerables del Uruguay, como las de escasos recursos que viven en el interior, en donde todavía no existen las facilidades necesarias para su implementación.

Desde las organizaciones defensoras del aborto, este paso histórico fue visto con cierta ambigüedad, ya que si bien algunas lo vieron como “un avance fundamental para el acceso al aborto seguro”, otras apuntaron que se trata tan solo de “un acuerdo de mínimos que no despenaliza”.

En ese sentido se expresó Marta Aguñín, de la organización Mujer y Salud, para quien la medida es “paternalista” y vulnera los derechos de la mujer al obligarla comparecer ante un “tribunal” que la manda “reflexionar”.

“Las mujeres son conscientes de cómo y cuando quieren tener hijos, nadie debe aconsejar sobre eso ni ofrecerles alternativas”, dijo.

Por su parte, Carlos Iafigliola, portavoz del principal movimiento antiabortista del país, consideró esta decisión parlamentaria como el visto bueno a “una violación a los derechos humanos” y anunció que continuarán peleando para evitar su implementación.

“El aborto, se haga como se haga, es siempre algo sumamente destructivo y deja secuelas de por vida. Y el discurso de los partidarios de esta ley es hipócrita, ya que sólo habla de dar soluciones a las mujeres en dificultades pero no de la vida en juego, que es el bebé que seguro muere”, dijo a Efe.

Iafigliola apuntó a demás que Uruguay, que “en muchos temas fue ejemplo del mundo”, ahora se constituyó como “como el antiejemplo del derecho a la vida, lo que produce dolor y tristeza”.

Pese a estar penado por ley, en Uruguay, según cifras oficiales, cada año se producen más de 30.000 abortos, pero organizaciones no gubernamentales creen que la cifra real puede ser el doble.

———————————————————————————————————————————————————————-

Uruguay se suma a los pocos países latinoamericanos con aborto libre

Fuente: Yucatán, México.

Bogotá (EFE).— El Senado uruguayo dio vía libre hoy para que el presidente José Mujica promulgue la ley que despenaliza totalmente el aborto hasta la semana 12 de gestación si la mujer así lo desea, una posibilidad que hasta ahora solo existía en la capital mexicana y las de Cuba, Guyana y Puerto Rico en Latinoamérica.

La aprobación de la despenalización del aborto en cualquier situación, siempre que sea antes de la semana 12 de gestación, es inminente, ya que el Senado uruguayo ratificó el texto aprobado por la Cámara de Diputados el pasado 25 de septiembre.

Con el aval del Senado, la iniciativa se libra de cualquier obstáculo para convertirse en ley, ya que el presidente Mujica ha dicho que ratificará la norma si el Legislativo lo permite, con lo que las mujeres solo necesitarán ir al médico y expresar su deseo de interrumpir su embarazo.

El procedimiento deberá hacerse necesariamente en centros de salud y bajo la supervisión de las autoridades, que podrán a disposición de la mujer un grupo de ginecólogos, psicólogos y trabajadores sociales para que la informen de todas las posibilidades que tiene y se le dejarán cinco días para reflexionar.

El debate en torno la interrupción del embarazo también ha acaparado la atención de las autoridades argentinas, que por orden de la Corte Suprema tuvieron que acatar la semana pasada la decisión de abortar de una mujer en Buenos Aires que quedó embarazada como consecuencia de una violación durante un secuestro.

La posibilidad de que las mujeres víctimas de violación o cuyo embarazo represente algún riesgo para su salud en la capital argentina pudieran abortar se abrió después de que el pasado 28 de septiembre la Legislatura de la ciudad, atendiendo una sentencia de la Corte Suprema, aprobara el aborto no punible en dichos casos.

El pasado mes de marzo el máximo órgano judicial de Argentina aclaró que el inciso 2 del artículo 86 del Código Penal defiende el derecho a abortar de cualquier mujer víctima de violación, quien no deberá tener ninguna discapacidad mental, como algunas autoridades interpretaban hasta entonces.

Por su parte, en México, aunque cada estado cuenta con su código penal y todos permiten el aborto en casos de violación, desde 2007, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal avaló que la mujeres aborten hasta la semana 12 de gestación y accedan al servicio gratuito en hospitales de la Secretaría de Salud capitalina.

En abril pasado se conoció que desde que se reglamentó la interrupción del embarazo en la capital mexicana, en las mismas condiciones que ahora busca Uruguay, más de 77.000 mujeres han solicitado abortar bajo el amparo de la ley.

Entre tanto, en Colombia el Congreso se ha mostrado dividido frente a la sentencia de la Corte Suprema que en 2006 declaró no punibles los abortos en el caso de que el embarazo sea por violación, que el feto presente malformaciones o que la vida de la embarazada o del feto corran peligro.

Los opositores de la interrupción del embarazo en el Legislativo promueven actualmente una campaña de recolección de firmas para que por medio de referendo los colombianos decidan si la práctica debe ser penalizada, mientras, los defensores del aborto buscan que la Constitución lo reconozca como un derecho en casos autorizados.

En Bolivia, el Código Penal sanciona con cárcel de dos a seis años a quien practique el aborto sin consentimiento de la mujer o a una menor de 16 años, y de uno a tres años si existe la autorización.

Sin embargo, las leyes bolivianas permiten que el embarazo sea interrumpido en casos de violación, rapto no seguido de matrimonio, estupro o incesto o cuando la vida de la mujer está en peligro, aunque en todos los casos hace falta una autorización judicial.

En Paraguay, Perú y en Venezuela el aborto es ilegal a excepción de casos en los que el embarazo ponga en peligro la vida o la salud de la mujer, mientras que en otras situaciones la ley castiga con prisión tanto a las mujeres como a los médicos que incurran en esta práctica.

De la misma manera, la legislación ecuatoriana solo permite el aborto para evitar riesgos para la vida o salud de la madre, pero también es posible que una mujer con demencia interrumpa su embarazo siempre que cuente con el consentimiento de su representante legal, de lo contrario se aplican penas de hasta cinco años de cárcel.

Chile, junto a Surinam, son los únicos países suramericanos que castigan la interrupción del embarazo en todos los casos, y en lo corrido de 2012 el Senado chileno ha rechazado tres proyectos de ley que buscaban reponer el aborto terapéutico, suprimido en 1989, en los últimos días de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

A ellos se suman, en Centroamérica y el Caribe, El Salvador, Haití, Honduras, Nicaragua y República Dominicana, que completan el grupo de 7 países, de los 34 del continente, donde el aborto está totalmente prohibido.

Mientras tanto, en Costa Rica solo se permite que la mujer aborte si está en peligro de muerte y en Panamá el Código Penal, además, avala la interrupción del embarazo si la concepción es causa de una violación carnal.

———————————————————————————————————————————————————————-

La hipocresía y la doble moral dominan la legislación del aborto en Latinoamérica

  • 31 de cada 1000 mujeres abortan con o sin aprobación de las autoridades.
Ramy Wurgaft (corresponsal)
Fuente:  El Mundo

El Senado uruguayo en la sesión en la que despenalizó el aborto.| Efe

A nadie que conozca la historia de Uruguay, le sorprende que este país haya despenalizado el aborto como ya lo hicieron Cuba, Guayana, Puerto Rico y Ciudad de México, que posee un estatus jurídico especial.

En materia de derechos civiles, Uruguay se anticipó a sus vecinos en instituir el voto femenino, en alfabetizar a la población y salvo en el período de la dictadura, en garantizar la libertad de prensa. Es probable que dentro de poco, el pequeño estado vuelva a ser noticia al permitir el uso de la marihuana, lo que ciertamente elevaría a la décima potencia el número de turistas que lo visitan.

No es en balde que a finales del siglo XIX, Uruguay se ganara el apodo de la Suiza de América por el nivel de bienestar, comparable al de Europa, de la mayoría de sus ciudadanos. Pero no todo está dicho en lo que concierne al aborto. El Partido Nacional, vinculado a la Iglesia Católica, anunció el lanzamiento de una campaña de recolección de firmas para que el asunto sea sometido a referéndum nacional. Se necesitan 52.000 adhesiones para que el proyecto avalado por los conservadores y el clero salga adelante. En una sociedad donde la mayoría se declara cristiana, aunque va poco a misa, no habría dificultad para formar un frente antiabortista como los que ya existen a lo largo y ancho del subcontinente.

A la diputada argentina Cynthia Hotton, lo acontecido al otro lado del Río de La Plata le huele a azufre. “Estamos a favor de la vida y ninguna situación justifica el interrumpir la gestación de una nueva vida. Todos saben que soy evangelista pero lo que digo no responde a una posición religiosa ni partidaria. La mayoría de los argentinos estamos en contra del infanticidio“, dijo a la prensa la parlamentaria independiente.

Del otro lado de las barricadas, la médica y psicóloga Ana Rozengard, señala que en Latinoamérica 31 de cada 1000 mujeres abortan con o sin aprobación de las autoridades y que en la mayoría de los casos, la operación se realiza “en condiciones espantosas de falta de higiene y a manos de personas no cualificadas”. “La hipocresía es un factor dominante en las sociedades que se declaran católicas a la hora de mirar la paja en el ojo ajeno y de no ver la viga en el ojo propio”, dice Rozengard citando uno de los proverbios de Jesucristo.

“Si considera que el embarazo le estropea la figura, una dama de recursos puede abortar impunemente en una clínica privada, atendida por los mejores médicos. Para tranquilizar su conciencia, el sacerdocio fundamentalista y los moralistas de turno castigan a las mujeres más desvalidas. Las que no tienen un médico que haga la vista gorda y se forre el bolsillo”, dijo la médica a ELMUNDO.es.

Otros países

En casi todos los países de la región los intentos por despenalizar la interrupción voluntaria del embarazo, o al menos socavar los códigos que datan del período colonial, tropiezan con los sólidos muros de las iglesias o la objeción de los grupos ProVida. Algunos incluso dan marcha atrás:en Nicaragua, el Parlamento desempolvó en 2006 un artículo contenido en el Código Penal de 1893, para derogar el aborto terapéutico. Las reglas de antaño también se practican en El Salvador, en República Dominicana y, notoriamente en Chile, un país que los organismos internacionales ponen como ejemplo de respeto a las libertades individuales y desarrollo humano.

En Ecuador, la Asamblea Nacional comenzó a debatir, este año, una legislación sobre el aborto no punible. La iniciativa quedó truncada después de que el presidente Rafael Correa advirtiera que vetaría cualquier propuesta que vaya más allá del código vigente, que establece excepciones en caso de violación de una mujer demente o con retraso mental.

En Perú, no existe ningún tipo de salvedad cualquier sea el riesgo que representa el embarazo para la salud de la criatura o de su madre. Tal es así que ese país ha recibido varios llamados de atención por parte de organismos como la ONU, por violar los derechos humanos de las mujeres violadas. Durante la campaña electoral, el actual presidente Ollanta Humala se manifestó a favor del aborto terapéutico, pero en un año de gestión no tomó ninguna iniciativa al respecto.

En Paraguay y en Venezuela el aborto es ilegal a excepción de casos en los que está en riesgo la vida o la salud de la mujer. Fuera de ese contexto, la ley castiga con prisión tanto a la embarazada que interrumpe la gestación como al médico que la asiste.

Las leyes bolivianas permiten que el embarazo sea interrumpido en casos de violación, de rapto no seguido de matrimonio y cuando está en riesgo la vida de la mujer. En Argentina se cumple un año desde que el Tribunal Supremo autorizó el aborto en los casos de violación, sin necesidad de autorización judicial previa. Luego de que llegara a sus oídos la noticia de que Uruguay despenalizó la interrupción del embarazo bajo cualquier circunstancia, el senador oficialista Aníbal Fernández afirmó que Argentina debería seguir ese rumbo, pero que “ahora no es el momento de entrar en el tema”.

———————————————————————————————————————————————————————-

¿Qué tan liberal es Uruguay?

Aprobó una ley de aborto con pocas restricciones y discute otra que legaliza la marihuana. Algunos creen que retoma una tradición liberal interrumpida durante el gobierno militar. Otros dudan de la aceptación social de esas normas.

Fuente: BBC Mundo

Las medidas adoptadas por el Congreso refuerzan la creencia de que Uruguay ha retomado su tradición liberal.

En Uruguay está ocurriendo algo inédito, que ni siquiera muchos liberales podían imaginar: el parlamento aprobó una ley para despenalizar el aborto y estudia otra para legalizar la marihuana.

Ambas iniciativas han colocado en el radar de noticias internacionales a este país de apenas 3,3 millones de habitantes, que suele llamar más la atención por su fútbol y carnes que por su agenda de cambios sociales.

La ley de aborto fue aprobada definitivamente este miércoles en el Senado uruguayo, por 17 votos de 31, lo que convierte al país en el segundo de América Latina después de Cuba, en permitir este procedimiento casi sin restricciones.

Con la nueva norma, en Uruguay el procedimiento se permite en las primeras 12 semanas de gestación.

En el caso de la marihuana, si se aprueba el proyecto del gobierno que recien comenzó a analizar el parlamento, Uruguay pasaría a ser el primer país del mundo con un monopolio estatal de esa droga.

Para muchos esto confirmaría el resurgimiento de una tradición liberal que el país cultivó a comienzos del siglo XX, con un Estado laico desde 1917 y pionero regional en admitir el divorcio por sola voluntad de la mujer (1913) o en practicar el voto femenino, (en un plebiscito local de 1927), y que se interrumpió con el gobierno militar que experimentó el país entre 1973 y 1985.

“La idea general de que Uruguay es un país más liberal que el resto de la región probablemente es correcta”, dijo Ignacio Zuasnabar, director de la encuestadora local Equipos, en diálogo con BBC Mundo.

Pero, ¿qué tan liberal es la sociedad uruguaya en estos días?

“UN MODELO”

El presidente uruguayo se mostró partidario del aborto y de la legalización de la marihuana.

La ley sobre el aborto despenaliza la interrupción voluntaria del embarazo en sus primeras 12 semanas, pero requiere que la mujer hable antes con profesionales sobre riesgos, opciones y programas de apoyo a la maternidad.

Votada a fin de septiembre en Diputados, la iniciativa fue aprobada este miercoles en el Senado por los miembros de la coalicion gobernante de izquierda Frente Amplio y un miembro del opositor Partido Nacional.

El movimiento a favor fue tal que el presidente uruguayo, José Mujica, había adelantado hace unos días a BBC Mundo que estaba dispuesto a promulgar la ley, porque a su juicio permitiría “salvar más vidas” que dejando este fenómeno en la clandestinidad.

Mujica, un exguerrillero tupamaro que ganó las elecciones en 2009, fue también el impulsor del proyecto para crear en Uruguay un monopolio estatal de producción y venta de marihuana.

Su idea es que eso permitirá a los consumidores de cannabis evitar tratar con vendedores ilegales que les ofrecen drogas más pesadas, y al país reducir el riesgo de violencia y criminalidad experimentado otras naciones.

“No nos preocupa tanto la droga”, dijo Mujica. “Lo que nos preocupa es el narcotráfico”.

Esta propuesta le valió al presidente uruguayo elogios improbables de intelectuales como el peruano Mario Vargas Llosa, premio Nobel de Literatura.

“Quién lo hubiera dicho, bajo un gobierno de un Frente Amplio que parecía tan radical, y un presidente de 77 años que fue guerrillero, (Uruguay) es otra vez un modelo de legalidad, libertad, progreso y creatividad, un ejemplo que los demás países latinoamericanos deberían seguir”, escribió Vargas Llosa en el diario español El País.

¿MAYORIA SOCIAL?

Los grupos antiaborto alertan que seguirán luchando en contra de la ley.

Sin embargo, todavía hay varias dudas sobre estos temas.

En Uruguay hay grupos antiaborto que ya piensan en organizar un referéndum contra la ley, que a la vez es considerada muy tibia por los defensores a ultranza del derecho a la mujer a interrumpir su embarazo.

Zuasnabar explicó que las encuestas muestran que hay un grupo mayoritario de uruguayos a favor de la despenalización del aborto, pero su tamaño varía según las circunstancias en que ese acto debería ocurrir.

Si se trata de despenalizarlo en casos de violación, malformación grave del feto o riesgo de vida de la madre, hay una mayoría fuerte. Pero la aprobación es menos clara si se hace por penuria económica o simple voluntad de la mujer, agregó.

A la vez, dijo que los sondeos muestran que más de la mitad de los uruguayos son contrarios en principio al proyecto sobre la marihuana, probablemente porque se asocia “consumo de droga con delincuencia”.

“MANO DURA”
La criminalidad se ha vuelto un problema prioritario para los uruguayos, que advierten que su país está perdiendo rápidamente la seguridad y calma que también lo distinguía en la región.

Para responder al fenómeno, el gobierno propuso al Parlamento, junto con la legalización de la marihuana, algunas medidas bastante más discutibles desde el punto de vista liberal.

Las mismas incluyen la posibilidad de que los adictos a la pasta base de cocaína puedan ser internados contra su voluntad y penas equiparables a homicidio para quienes vendan esa droga.

Pero en las encuestas los uruguayos parecen estar más de acuerdo con estas medidas de “mano dura” que con la estatización de la marihuana.

Un estudio reciente de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de la República indicó que la mitad (49,8%) de los uruguayos aprueba incluso que la policía realice procedimientos fuera de la ley.

Ese porcentaje es el tercero más alto de América Latina, detrás de Nicaragua y Honduras, indicó el estudio.

Los partidos opositores Colorado y Nacional juntaron este año 350 mil firmas que habilitan una consulta popular en 2014 para combatir con más dureza los delitos de adolescentes, bajando de 18 a 16 años la edad de imputabilidad penal.

“RETRANCA CONSERVADORA”

En otros aspectos de libertad Uruguay parece menos audaz o vanguardista que vecinos sudamericanos.

Con una tradición de Estado benefactor también afirmada desde el siglo pasado, en Uruguay el sector público aún tiene fuerte injerencia en la economía, con monopolios estatales en áreas como la electricidad o los combustibles.

Pese a ello, Uruguay es el segundo país latinoamericano del ranking 2012 sobre libertad económica realizado por la organización estadounidense Heritage Foundation. Su lugar en la lista global es el 29º y Chile tiene el 7º.

Asimismo, los grupos homosexuales aún reclaman la aprobación de una ley que habilite el matrimonio gay en el país, que en 2007 fue el primero latinoamericano en legalizar la unión civil entre personas del mismo sexo.

En contraste, Argentina aprobó en 2010 una ley que autoriza el casamiento gay y este año sancionó otra que permite a los transexuales y travestis elegir qué género quieren tener en sus documentos de identidad.

Daniel Vidart, un destacado antropólogo uruguayo de 92 años y autor de un libro reciente sobre la identidad de los uruguayos, dijo a BBC Mundo que Uruguay tiene una tradición de tolerancia y liberalismo social que impulsó hace un siglo la presidencia de José Batlle y Ordóñez.

Pero añadió que aún se discute sobre la “retranca conservadora” que hay en la sociedad y que supone un desafío a los impulsos liberales. “¿Hasta qué punto no hay una especie de demagogia popular y nos hacemos trampas al solitario: pensamos unas cosas y hacemos otras?”, preguntó.

———————————————————————————————————————————————————————-

En Uruguay, las mujeres deberán “reflexionar” antes de abortar

Se despenaliza la IVE pero con serie de requisitos

Fuente: CIMAC

Se despenaliza la IVE pero con serie de requisitos

Montevideo.- El Parlamento de Uruguay habilitó ayer la interrupción voluntaria del embarazo (IVE), constituyéndose así en el cuarto país de América Latina (AL) y el Caribe –además de la Ciudad de México– en contar con una ley de este tipo. Sin embargo, los cambios que sufrió el proyecto original no convencen a activistas que lo apoyaron.

 

“Nosotras consideramos que esta ley es mínima, no es la que esperábamos”, dijo a IPS/Cimacnoticias la portavoz de Mujer y Salud en Uruguay (MYSU), Martha Aguñín. 

 “Deja muchos vacíos y no conforma a nadie”, añadió la dirigente de MYSU, una organización no gubernamental feminista que lidera la “Campaña aborto legal-Uruguay. ¡Son tus derechos, hacelos valer!”. 

 La norma despenaliza la IVE en las primeras 12 semanas de gravidez, pero no deroga el delito del aborto, sino que suspende su aplicación cuando la mujer cumpla con ciertos requisitos. 

 Además del plazo establecido, el texto que el Senado transformó en ley este miércoles establece que la mujer deberá presentarse ante un médico y exponerle las situaciones “de penuria económica, sociales, familiares o etarias que a su criterio le impiden continuar con el embarazo”. 

 El médico dispondrá de inmediato la consulta con un equipo interdisciplinario, integrado por al menos tres profesionales, uno de ellos médico ginecólogo, otro especializado en salud psíquica y el restante en el área social. 

 Este grupo la asesorará sobre el contenido de la ley, los riesgos de la intervención y las alternativas a la interrupción del embarazo, y le dará cinco días para reflexionar. Si la mujer mantiene su decisión, podrá acceder a un aborto sin más trámites en una institución del sistema integrado de salud. 

 Aguñín criticó ese sistema, pues entiende que en los hechos el comité cumplirá funciones de “tribunal”. “Cuando las mujeres tomamos una decisión de este tipo, no necesitamos que nos manden a reflexionar, pues lo hacemos de forma consciente, adulta y responsable”, señaló. 

 “Tenemos el derecho de resolver cuándo, cómo y qué cantidad de hijos tenemos, sin tener que pasar por un tribunal que nos mande a reflexionar cinco días”, agregó. 

 Fuera de estas circunstancias, la ley establece que la interrupción del embarazo solo podrá practicarse cuando peligre la vida o salud de la madre, cuando el feto tenga malformaciones que lo hagan inviable, o cuando la gravidez sea producto de una violación sexual. 

 La activista explicó que la flamante Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo no fue la deseada, sino “la posible”, resultado de negociaciones y concesiones que debió hacer la mayoría del Frente Amplio, la coalición izquierdista que gobierna Uruguay desde 2005, luego de que fracasara un intento similar en 2008. 

 Ese año, el Parlamento aprobó la ley 18.426 de Defensa de la Salud Sexual y Reproductiva, pero el entonces presidente y líder de esa fuerza política, Tabaré Vázquez (2005-2010), vetó los artículos específicos que legalizaban la IVE. 

 Vázquez, un destacado médico oncólogo, arguyó entonces que el aborto era “un mal social que hay que evitar”, y señaló que la normativa no podía desconocer “la realidad de la existencia humana en su estado de gestación”. Esta vez, el presidente José Mujica aseguró que no interferirá y promulgará la ley. 

 Tras un debate de más de 10 horas, el proyecto fue aprobado con los votos de 16 senadores frenteamplistas y uno del centroderechista Partido Nacional, en una Cámara con 31 integrantes. 

 La Cámara de Diputados ya había aprobado la reforma, por lo que Uruguay, Cuba, la Ciudad de México, Guyana y Guayana Francesa son ahora los únicos lugares de AL en permitir el aborto. 

 CARENCIAS

 MYSU también expresó dudas sobre la implementación de la nueva ley, ante las carencias que presenta el sistema de salud uruguayo. 

 “Hemos constatado que mujeres que viven en algunos lugares del interior, como en Río Branco (una pequeña localidad del noreste del país), no cuentan con servicios ni equipos de referencia en materia de salud sexual y reproductiva. Tienen que viajar 80 kilómetros para ser atendidas y aconsejadas” en una ciudad más grande, señaló Aguñín. 

 “El sistema no ofrece condiciones para que, en esos plazos perentorios, la mujer pueda concretar el aborto en condiciones de seguridad”, agregó. 

 Pero Ana Labandera, presidenta de la organización Iniciativas Sanitarias, integrada por profesionales de la salud que apoyan la ley, se mostró más optimista. 

 “Es una ley perfectible. Tiene algunos problemas en sí misma, pero de todas maneras es un gran paso para garantizar los derechos de las mujeres y para que puedan completar el proceso de su decisión sobre la interrupción del embarazo en forma segura y dentro del sistema nacional integrado de salud”, dijo a IPS/Cimacnoticias. 

 Sobre su implementación, Labandera aseguró que en distintas partes del país ya existen profesionales capacitados, gracias a disposiciones sobre salud sexual y reproductiva de la ley de 2008 que no fueron vetadas por Vázquez. 

 “Esos servicios están empezando a funcionar o ya lo están haciendo, y evidentemente esto va a permitir que los profesionales se califiquen para el cuidado de todo el proceso de la interrupción del embarazo”, señaló. 

 “La plataforma, la infraestructura, ya está creada como para que esta ley sea una parte complementaria del servicio que se brindaba”, agregó. 

 La organización humanitaria internacional Médicos del Mundo celebró la aprobación de la ley en Uruguay, destacándola como un “antecedente positivo” para toda América Latina. 

 Se trata de “un avance para la salud de las mujeres desde la perspectiva regional”, subrayó en un comunicado, y se comprometió a seguir de cerca su implementación. 

 LA REALIDAD EN NÚMEROS

 El aborto había sido legalizado en Uruguay en 1934, bajo el influjo de nuevas ideas liberales, pero ese cambio generó tal polémica que en 1938 la práctica fue introducida como delito en el Código Penal. Desde entonces hubo ocho intentos de reformas, el último en 2008. 

 Se estima que se realizan más de 30 mil abortos al año en este país sudamericano con 3.3 millones de habitantes. De cada 10 embarazos, alrededor de tres o cuatro son interrumpidos, indicó Labandera. 

 Según información aportada por MYSU, las tasas más altas de aborto en el mundo se encuentran en AL y en África, donde también está altamente restringido en casi todos los países, pero donde muchas mujeres tienen embarazos no planeados. 

 Hasta ahora, Cuba era el único país latinoamericano con una legislación nacional que permite el aborto sin restricciones a solicitud de las mujeres. 

 En una encuesta realizada en junio por la consultora uruguaya Radar, 51 por ciento de las personas entrevistadas se manifestaron a favor de despenalizar la IVE, mientras 42 por ciento opinaron en contra y el resto se abstuvo. 

 El Ministerio de Salud Pública informó que entre 2007 y 2011 no se produjeron muertes por abortos inseguros, aunque organizaciones civiles ponen esta afirmación en duda. 

 En lo que va de 2012 murieron dos mujeres, de 28 y 32 años, en sanatorios públicos, por complicaciones tras haber interrumpido su embarazo utilizando misoprostol, fármaco para tratamiento de úlceras y hemorragias que facilita la expulsión del feto.

———————————————————————————————————————————————————————-

Lanzan comisión para derogar ley que habilitará aborto en Uruguay

Legisladores de la oposición y organizaciones sociales lanzaron este jueves una comisión para analizar la mejor forma de derogar la ley que habilitará el aborto bajo ciertas condiciones, aprobada el miércoles en Uruguay.

Fuente: AFP Uruguay

Mapa de los países en que está legalizado el aborto en América Latina. (AFP).

MONTEVIDEO.- “Queremos que en Uruguay se siga respetando la vida.  Una parte de la sociedad no va a aceptar la ley y vamos a trabajar por los mecanismos que correspondan para derogarla”, dijo el edil del opositor Partido Nacional Carlos Iafigliola, uno de los portavoces de la Comisión Nacional Pro Derogación de la Ley del Aborto.

Iafigliola invitó al presidente José Mujica a vetar la norma sancionada el miércoles por el Senado y que despenaliza el aborto durante las primeras 12 semanas de gestación y bajo ciertas condiciones, convirtiendo al país en el segundo de Latinoamérica en permitir el aborto, después de Cuba.

Mujica cuenta con diez días hábiles para vetar o promulgar la norma.

Entre las posibilidades que analizará la comisión están interponer recursos de inconstitucionalidad de la nueva ley, apelar a la Corte Interamericana de Justicia, alegando que la ley violenta el Pacto de San José de Costa Rica, o juntar firmas para convocar un referéndum sobre la norma.

Precisamente esa última opción es promovida por el diputado de su mismo partido Pablo Abdala, quien tenía previsto lanzar más tarde en el día una campaña pro referéndum contra la flamante norma.

Para Iafigliola, este es un camino posible pero que hay que discutir. Si en un referéndum la derogación de la norma cuestionada fracasa, “le ponés una lápida” a la ley, dijo.

También en el Partido Nacional, el senador y precandidato presidencial Jorge Larrañaga adelantó que si llegara al poder en 2015 buscaría derogar la norma.

Por su parte, la Arquidiócesis de Montevideo manifestó en un comunicado “su profundo dolor y el rechazo” a la ley que despenaliza el aborto.

“Nos enorgullecemos de ser uno de los primeros países que abolió la pena de muerte, hoy nos entristecemos por ser el segundo país de América Latina en legalizar el aborto”, sostuvo.

——————————————————————————————————————————————————————–

Oposición uruguaya lanza campaña contra nueva ley que legaliza aborto

La idea es recolectar firmas para la realización de un referéndum contra la normativa aprobada ayer por el Parlamento charrúa.

Fuente: El Mercurio

MONTEVIDEO.- El opositor Partido Nacional (PN) de Uruguay lanzó hoy una campaña de recolección de firmas para conseguir un referéndum contra la nueva ley que autoriza la interrupción del embarazo y despenaliza el aborto en determinadas circunstancias.

El diputado Pablo Abdala informó que “ya se habló con connotados dirigentes de las otras tres colectividades con representación parlamentaria, el Frente Amplio (FA), el Partido Independiente (PI) y el Partido Colorado (PC)”, pero se reservó los nombres de esos dirigentes.

Sin embargo, el concejal (legislador municipal de Montevideo) Carlos Iafigliola, también del Partido Nacional, no está de acuerdo con ese camino para anular la ley y sugirió, en cambio, formar una Comisión Nacional Pro Derogación bajo la consigna de que “La vida no se plebiscita”. Acompaña esta posición el diputado Javier García (PN) con el argumento de que la recolección de firmas será un fracaso.

Abdala indicó que tiene “esperanzas y expectativas ciertas de que prospere el acto y la derogación de esta ley con la máxima participación de la gente”.

En todas las colectividades políticas de Uruguay hay legisladores y dirigentes que no están de acuerdo con la ley que se votó este miércoles en el Senado y que completó el trámite legislativo. Algunos oficialistas votaron por disciplina partidaria.

Ahora viene la etapa de reglamentación y continúan las presiones desde diversos sectores para lograr que el presidente José Mujica la vete o se anule mediante algún mecanismo constitucional, como es el caso de la consulta popular.

La Sociedad Ginecotocológica del Uruguay, que nuclea a los médicos ginecólogos, reclamó participar en la reglamentación porque serán los encargados de aplicar la nueva norma. “Queremos participar activamente en la instrumentación. Los ginecólogos vamos a hacer la puerta de entrada de este nuevo servicio”, dijo el presidente de la Sociedad, Gustavo Ferreiro.

———————————————————————————————————————————————————————-

Uruguay: la Iglesia excomulgó a quienes promovieron la ley de aborto

La Conferencia Episcopal uruguaya apartó a todas las personas que impulsaron la despenalización de la interrupción del embarazo. Tampoco apoya la realización del referéndum en su contra porque “la vida no es objeto de plebiscitosiquiera”.

Fuente: El País – El Observador

El monseñor Heriberto Bodeant, secretario del organismo, explicó que la Iglesia Católica considera que Uruguay retrocedió en materia de valores humanos. Tampoco aprueban la idea de la oposición de convocar a una consulta popular.

“La vida no es objeto de plebiscito siquiera·, señaló aunque dijo que de activarse dicho mecanismo tomará una posición que puede ser recomendar o no firmarlo.

“La excomunión automática es para quien colabora en la ejecución de un aborto de manera directa, y directa es que se haga ese acto en concreto. (…) Si un católico vota (una ley) con una manifiesta intención, se aparta él mismo de la comunión de la iglesia”, explicó Bodeant.

En cuanto al comportamiento que tendrá la Iglesia luego de que el presidente José Mujica promulgue la ley, indicó que será anunciar la “valoración de la vida”. “Es un trabajo que apunta a fortalecer la ley escrita en el corazón de cada persona”, manifestó.

Legisladores de la oposición y organizaciones sociales lanzaron el jueves una comisión para analizar la mejor forma de derogar la norma que despenaliza el aborto hasta la semana 12 de gestación.

“Una parte de la sociedad no va a aceptar la ley y vamos a trabajar por los mecanismos que correspondan para derogarla”, dijo el edil del opositor Partido Nacional, Carlos Iafigliola, uno de los voceros de la Comisión Nacional Pro Derogación de la Ley del Aborto.

Entre las posibilidades que analizará la comisión están la de interponer recursos deinconstitucionalidad de la nueva ley, apelar a la Corte Interamericana de Justicia, alegando que la ley violenta el Pacto de San José de Costa Rica, o juntar firmas para convocar un referéndum sobre la norma.

———————————————————————————————————————————————————————-

Aborto en Uruguay: al menos dos años hasta su aplicación

La ley aprobada por el Senado divide en dos a la población. Jorge Larrañagaanunció que la vetará si llega a la presidencia. La oposición ya convocó a un referéndum.

Fuente: DPA

Las últimas encuestas de opinión revelan que aproximadamente el 51 por ciento de la población está a favor, un 42 por ciento en contra y un 7 por ciento no opina, aunque el arco de posiciones es muy amplio.

Basándose en estos datos, así como en otros argumentos éticos o filosóficos, la oposición política anunció que recogerá firmas para someter a referéndum la normativa, junto con las elecciones nacionales de octubre de 2014, mientras que el senador Jorge Larrañaga, del opositor Partido Nacional (PN), aseguró que si es presidente, anulará la ley.

El senador del también opositor Partido Colorado (PC) Pedro Bordaberry declaró que eltexto aprobado por el Congreso es inconstitucional porque contraviene el inciso 2 del artículo 133 de la Constitución, que determina que todo proyecto de ley que implique “exoneraciones tributarias o que fije salarios mínimos o precios de adquisición a los productos o bienes de la actividad pública o privada” debe provenir del Poder Ejecutivo.

Explicó además que el proyecto se vuelve inconstitucional al establecer que los abortosserán gratuitos, dado que “establece que el acto médico será sin costo”, por lo cual “ningún prestador de salud va a verse alcanzado por el mismo”, aunque la ley incluye a instituciones públicas y privadas.

 Entre los que apoyan el proyecto de ley hay incluso quienes expresaron algunas reservas y quienes lo consideran un avance, pero aún insuficiente, como es el caso del senador oficialista Alberto Couriel, quien dijo que “hubiera preferido haber votado hoy el proyecto que salió del Senado”.

En la Cámara de Diputados se le introdujeron algunas modificaciones, pero “estamos en un régimen democrático y en la democracia mandan las mayorías”, aseguró Couriel. “No hubo más remedio que hacer un acuerdo político con un legislador del Partido Independiente (PI)”, quien finalmente impuso determinadas condiciones para que la iniciativa alcanzara los votos necesarios en la Cámara Baja.

Uruguay ha sido pionero en América Latina en debatir este tema de la despenalización del aborto, desde que en 1933 se autorizó a los hospitales públicos la interrupción del embarazo. Pero la iniciativa, que entró en vigencia en 1934, duró menos de un año, ya que en 1935 el entonces dictador Gabriel Terra la derogó.

Desde entonces fue considerado un delito, posición que se ratificó en 1938 mediante una ley impulsada por legisladores relacionados con la Iglesia católica y no se volvió a considerar en el Congreso hasta el año 2002, cuando se introdujo un nuevo proyecto que dos años después fue rechazado.

En 2007 el izquierdista Frente Amplio, que accedió al gobierno en 2005 volvió sobre el tema, pero tres años después, el entonces presidente Tabaré Vázquez, médico de profesión, vetó la ley por cuestiones éticas, según explicó.

En diciembre del año pasado, tras la salida de Vázquez de la presidencia y la asunción del ex guerrillero José Mujica, el Frente Amplio volvió a presentar un proyecto que no tuvo tampoco los votos necesarios dentro de la propia fuerza de izquierda, de manera que hubo que negociar con el Partido Independiente (PI) hasta acordar el proyecto que este miércoles se aprobó.

Ahora habrá que ver cómo avanza el proceso. El proyecto debe ser reglamentado y a la vez deben generarse las condiciones materiales para que las mujeres tengan a disposición, en todo el sistema nacional de salud, las garantías necesarias para ejercer su derecho a la libertad de abortar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: