CEDEAO enviará 3,300 soldados a Mali


 
– CEDEAO enviará 3,300 soldados a Mali
 
– Los africanos se aprestan a liberar Malí de manos terroristas
 
– África occidental aprobó intervención militar en norte de Mali
 
– El jueves, cumbre de la UE sobre Malí: las 7 claves de la intervención
 
– Argelia considera inútil intervención militar en Malí
 
– Presidente de Níger pide una rápida intervención militar en el norte de Mali

 

——————————————————————————————————

CEDEAO enviará 3,300 soldados a Mali

Fuente: Yucatán, México

LAGOS, África (EFE).— La Comunidad Económica de los Estados del África Occidental (CEDEAO) enviará 3,300 soldados al norte de Mali, zona que está bajo el control de rebeldes y separatistas, pero pidió hoy el apoyo de otros países para mandar hasta 5,500 militares.

Según dijo hoy a Efe el portavoz de la CEDEAO, Sunny Ugoh, el plan de operaciones que recibió ayer el respaldo de la organización supone el despliegue de 3,300 efectivos del bloque regional, aunque se prevé que el contingente pueda ser ampliado a 5,500 soldados.

Esa ampliación requiere que otras naciones africanas no pertenecientes al bloque contribuyan con más tropas, precisó Ugoh.

Un decena de jefes de Estado asistió ayer a una cumbre de la CEDEAO —organización integrada por 15 países— que dieron el visto bueno a un “nuevo concepto de la operación militar” que se llevaría a cabo en el norte de Mali para retomar el control de la zona.

“(Los líderes) están de acuerdo con el nuevo concepto- una fuerza liderada por África bajo la que el número de efectivos que se desplegarían ha sido aumentado a 5,500”, explicó hoy Ugoh.

“Por supuesto -agregó-, la CEDEAO aportará 3.300 de esos soldados, lo cual está basado en el plan original antes de que la misión se expandiera a una fuerza liderada por África”.

La CEDEAO, en un comunicado publicado a última hora del domingo, pidió a la Unión Africana (UA) que respalde ese “nuevo concepto” y remita el plan al secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, para su aprobación antes de que venza el plazo estipulado en la Resolución 2071 de la ONU a finales de noviembre.

Además, el bloque africano occidental urgió “al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas a examinar el Concepto con vistas a autorizar el despliegue de la fuerza militar internacional en Mali”.

No obstante, la CEDEAO reiteró que “el diálogo continúa siendo la opción preferida para la resolución de la crisis política en Mali”, aunque “el recurso a la fuerza (en el norte) puede ser indispensable para desmantelar las redes terroristas y criminales trasnacionales que suponen una amenaza para la paz y la seguridad internacional”.

Mali se encuentra sumido en una profunda crisis desde el pasado 22 de marzo, cuando un golpe de Estado perpetrado por miembros del Ejército de Mali derrocó al presidente elegido democráticamente, Amado Tumani Turé.

Con esa acción, los militares protestaban por la escasa atención que prestaba el Gobierno de Mali a la rebelión de los tuareg en el norte del país, pero el golpe de Estado no hizo más que empeorar la situación en esa zona.

Aprovechando el vacío de poder en Bamako tras el derrocamiento de Turé, los rebeldes tuareg del Movimiento Nacional de Liberación de Azawad (MNLA) proclamaron el pasado abril unilateralmente la independencia de la región septentrional de Mali, que abarca una superficie de 850,000 kilómetros cuadrados.

Sin embargo, diversos grupos yihadistas como Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), Monoteísmo y Yihad en África Occidental (MYAO) o Ansar Al Din se han hecho fuertes en la región, cuyo control han arrebatado a los tuareg y en la que han establecido una versión rigorista de la ley islámica.

Según las últimas cifras del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), el conflicto del norte de Mali ha causado el desplazamiento de más de 200,000 personas, de las cuales al menos 46,000 se han trasladado a Bamako.

——————————————————————————————————————————————————————–

Los africanos se aprestan a liberar Malí de manos terroristas

  • La cumbre de los países de África Occidental aprobó la creación de una fuerza de al menos 3.300 hombres para expulsar de las provincias septentrionales malienses a los terroristas que las controlan
  • Objetivo: Acabar con Al Qaeda en Malí

Fuente: El País

Los Estados de África Occidental han hecho los deberes que les puso el Consejo de Seguridad de la ONU a mediados de octubre. Los líderes de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (Cedeao) aprobaron, el fin de semana en Abuya (Nigeria), la constitución de un contingente de al menos 3.300 hombres para liberar el norte de Malí del yugo islamista al que está sometido desde hace ocho meses.

Pese a ser importante, su decisión suscita reservas y escepticismo por parte de expertos. “Es una construcción política que salva las susceptibilidades de los africanos, pero que puede carecer de la eficacia operacional requerida”, escribe en su blog el general francés retiradoJean-Bernard Pinatel.

Tres grupos armados, la rama magrebí de Al Qaeda (AQMI); su filial, el Movimiento para la Unicidad del Yihad en África Occidental (MUYAO); y los tuaregs radicales de Ansar Dine, se adueñaron a finales de marzo de la franja septentrional de Malí (830.000 kilómetros cuadrados).

Tras varios titubeos el nuevo Gobierno de Malí pidió la intervención militar para recuperar su integridad territorial y el Consejo de Seguridad dio a los africanos hasta finales de este mes para que le sometiesen un plan de reconquista del norte.

La cumbre de Abuya aprobó la creación del contingente, durante un año, al que aportarán hombres Nigeria, Níger, Senegal, Burkina Faso, Togo, Ghana etcétera. Pero la Cedeao quiere que otros países que no pertenecen a esta comunidad —Chad, Mauritania y África del Sur etcétera— también contribuyan para llegar a un total de 5.500 soldados.

Enfrente tendrán a varios miles de yihadistas, algunos de los cuales se incorporaron recientemente a los movimientos terroristas, pero solo unos 2.500 poseen experiencia de combate, según el ministro de Defensa francés, Jean-Yves Le Drian.

Los líderes africanos dejaron además claro que no serían los desacreditados militares malienses los que mandarían el contingente internacional. La decisión no gustará al Gobierno de Malí, pero su Ejército entregó el norte del país sin pelear y está hecho trizas.

La rama más moderada de los tuaregs, el Movimiento Nacional de Liberación del Azawad, que fue expulsado del norte de Malí en julio, se ha ofrecido a colaborar con la intervención “y puede ser útil porque conoce a fondo el terreno”, explica Moussa Ag Assarid, uno de sus jefes.

Para preparar y llevar a cabo su ofensiva los Ejércitos africanos contarán con el apoyo de la Unión Europea. Los ministros de Exteriores y Defensa de Francia, España, Alemania, Italia y Polonia se reunirán el jueves en París para poner a punto la propuesta que elevarán a los Veintisiete. El grueso del esfuerzo europeo recaerá sobre París, pero la financiación debería ser costeada el conjunto de la UE.

“A los instructores militares que se enviarán a Malí para formar a su Ejército habrá que añadir una ayuda en inteligencia que los africanos no pueden desarrollar por sí solos porque carecen de medios”, explica al teléfono Jean-Charles Brisard que fue el investigador principal contratado por las víctimas del 11-S en EE UU.

“No se transforma a un ejército derrotado y con malos oficiales en un ejército vencedor con solo formándole y suministrándole material”, advierte el general Jean-Bernard Pinatel.

Si los plazos se cumplen la reconquista del norte debería de empezar “cuando se acerque la primavera”, prosigue Brisard. Debe de ser “rápida y masiva para evitar el riesgo de que el contingente africano se estanque”, añade. Hay que evitar que los yihadistas se retiren de las ciudades, pero se escapen por el desierto.

Por de pronto los grupos terroristas ya han abandonado los edificios públicos de las ciudades que controlan, sobre todo Gao y Tombuctú, para desperdigarse e instalarse en lugares menos vistosos, según fuentes locales.

No está claro hasta donde llegará el apoyo aéreo europeo al contingente de la Cedeao. Los drones (aviones teledirigidos) de EE UU y, dentro de poco, franceses, sobrevuelan ya el norte de Malí para seguir la pista de los terroristas. ¿Dispararán en marzo los drones contra los jefes yihadistas o atacarán los cazabombaderos fanceses Rafale las columnas de combatientes que huyan, por ejemplo, de Tombuctú para refugiarse en las montañas septentrionales de Tegharghar? Aun no se sabe.

———————————————————————————————————————————————————————-

África occidental aprobó intervención militar en norte de Mali

Fuente: Prensa Latina

Abuja, 12 nov (PL) Jefes de Estado y Gobierno de la Cedeao aprobaron aquí un plan que estipula el envío de tres mil 300 soldados al norte de Mali, para desalojar de ese territorio a milicias radicales islámicos, informaron fuentes oficiales.

El presidente de Costa de Marfil, Alassane Outtara, indicó al final de la Cumbre subregional, clausurada en las últimas horas, que los líderes africanos acordaron el contingente de militares deberá permanecer en territorio maliense durante el período de un año.

Ouattara no se refirió en sus declaraciones a una propuesta inicial de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (Cedeao) de desplegar en el norte maliense un destacamento ampliado de cinco mil 500 efectivos.

Según se conoció, el proyecto final sancionado debe ser presentado a finales de este mes ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, mediante la Unión Africana.

Durante la apertura del foro, el presidente nigeriano, Goodluck Jonathan, señaló que la intervención militar tendrá como base precisamente una resolución de la ONU para combatir a rebeldes y anarquistas que ocupan ilegalmente zonas del norte de Mali.

En la reunión de Nigeria, además de los países miembros de la Cedeao participaron como invitados otros Estados del continente como Suráfrica, Mauritania, Marruecos, Libia, Argelia y Chad.

Desde junio último demarcaciones norteñas malienses se encuentran bajo control de agrupaciones islámicas, que implantan la ley islámica Sharia, como Ansar Din, Al Qaeda en el Magreb Islámico (Aqmi) y el Movimiento para la Unidad y la Yihad en África Occidental (Mujao).

Malí, que sufrió un golpe de Estado el pasado 22 de marzo y se encuentra sumido en una profunda crisis política, permanece ocupado en su parte norte (Gao, Kidal y Tumbuctú) por agrupaciones musulmanas que imponen la ley islámica Sharia y son acusadas de intentar la desintegración de este país.

El conflicto en el norte maliense provocó el desplazamiento de más de 200 mil residentes, de los cuales más de 46 mil se internaron en Bamako, precisó un reciente informe del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.

——————————————————————————————————————————————————————-

El jueves, cumbre de la UE sobre Malí: las 7 claves de la intervención

Fuente: ABC España

Esta semana la Unión Europea afronta una reunión clave para decidir qué contribución/operación militar/intervención “quirúrgica” se lanzará en el que será el próximo escenario en la lucha global contra el “yihadismo”: Malí. (en la foto yihadistas del grupo Ansar Dine, en agosto en la ciudad de Kidal).

El jueves, día 15, los ministros de Defensa de los principales países de la UE (entre ellos, el español Pedro Morenés) mantendrán un encuentro clave en París para evitar que el norte de Malí -el autoproclamado estado de Azawad- se convierta en un nuevo Afganistán, esta vez a las “puertas” de la orilla mediterránea de África, donde los últimas revoluciones parecen virar hacia el radicalismo islámico (Libia, al menos).

He aquí las claves de una posible intervención en el país del Sahel:

1. MARCO LEGAL: RESOLUCIÓN 2071 de la ONU 

 El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas adoptó el pasado 15 de octubre, por unanimidad (sí, a veces suceden estas cosas en la ONU), la resolución 2071 que, auspiciada por Francia, instaba al secretario general Ban Ki-moon y las organizaciones regionales africanas a presentar antes de 45 días un plan que incluya la intervención militar en el norte de Malí. Esa misma resolución se hacía eco de las conexiones de los grupos rebeldes del norte de Malí con Al Qaida del Magreb Islámico (AQMI). Estamos en el día 28.

2. LA UE: FRANCIA COMO POTENCIA MÁS INTERESADA EN LA INTERVENCIÓN

Con el ministro francés Jean Yves Le-Drian como principal impulsor de una operación militar de carácter logístico y de entrenamiento de fuerzas de países africanos, la UE ya aprobó el 16 de julio una misión de tipo civil en el Sahel (EUCAP Sahel Niger) que, con base en Níger y con una duración inicial prevista de dos años, prevé formar y asesorar a las fuerzas de seguridad (Policía, Guardia Nacional y Gendarmería) de este país africano amenazado también por el radicalismo islámico.

Tras su lanzamiento oficial el 1 de agosto, se prevé destinar 8,7 millones durante el primer ejercicio. Esta acción se enmarca dentro de la estrategia de Seguridad y Desarrollo de la UE en la volátil región del Sahel.

Al frente de EUCAP Sahel Niger se encuentra el coronel de la Guardia Civil Francisco Espinosa Navas.

3. EE.UU.: LA ADVERTENCIA DE PANETTA A MORENÉS

EE.UU. también ha mostrado su preocupación con la inestabilidad del Sahel y la rebelión tuareg y su alianza con AQMI. En una reunión bilateral entre el secretario de Defensa, Leon Panetta, y el ministro Pedro Morenés, la Administración estadounidense ya expresó el “grave problema” que para la seguridad supone el Sahel. Aquella cita originaría más tarde el desalojo de los cooperantes de los campamentos saharauis en Tinduf (sur de Argelia).

Panetta transmitió todo su respaldo a una operación militar de países africanos con asesoramiento de países de la UE. Aunque en principio EE.UU. no ha anunciado su participación en la misión de asesoramiento de los países africanos, su apoyo podría venir dado por inteligencia y vuelos de UAVs.

Desde 2007 EE.UU. tiene un Mando Combatiente Unificado para África (AFRICOM), con sede en Sttutgart (Alemania), el cual en un momento dado podría tomar cartas en el asunto a través de su Comando de Operaciones Especiales en la zona (SOCAFRICA).

4. LAS ORGANIZACIONES AFRICANAS QUE LANZARÁN TEÓRICAMENTE EL ATAQUE

La resolución de la ONU brinda el mandato de la operación a la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) y a la Unión Africana (UA), para que esta brinde su apoyo a la preparación. Ayer, los jefes de Estado de la CEDEAO se reunieron en Abuja (Nigeria), habiendo acordado antes con Malí el envío de tropas. Se habla de un número aproximado de 3.000 hombres, una cifra que los expertos califican de escasa para librar combates en un escenario tan asimétrico como el desierto de Malí, aunque haya ciudades como Tombuctú o Gao.

15 países forman parte de la CEDEAO. Aún está por ver cuáles participarán y en con qué número de tropas. En la imagen, una reunión de sus líderes militares el pasado martes en Bamako, la capital de Malí.

5. ¿QUIÉNES SON LOS REBELDES DEL NORTE DE MALÍ?

La zona controlada por los rebeldes tuaregs aliados con fundamentalistas islámicos (como Boko Haram, Ansar Dine o el Movimiento para la Unicidad y la Yihad en África Occidental, MUYAO), que han comenzado a imponer la sharía, comprende las regiones de Tombuctú, Gao y Kidal.

Un vasto desierto que salvo las ciudades de Tombuctú y Gao se adivina como un teatro de operaciones harto difícil para poder “reconquistar” y establecer una suerte de Estado. El área total es del tamaño de 1,5 Españas (unos 800.000 kilómetros cuadrados) con una densidad de población de 1,5 personas por kilómetro cuadrado.

Algunos expertos han cifrado entre unas 4.000 las fuerzas de combate de Muyao-Ansar Die (islamistas tuareg), sin embargo el yihadismo internacional, el extremismo que recorre la zona y las características del conflicto asimétrico pueden hacer variar dicha cifra en caso de un ataque de la CEDEAO con apoyo internacional. ¡OJO la cercanía de Libía puede enmarañar el conflicto y dispersar el área de acción!

6. ¿QUÉ TIPO DE OPERACIÓN SE LANZARÁ?

A la espera del anuncio (¿quizás el jueves?), la UE y sus ministros de Defensa involucrados (Francia, España, Reino Unido, Italia y Alemania, fundamentalmente) han insistido en que“no enviarán tropas a Malí” (on the ground) a Malí.

Sin embargo, sí reconocen asitencia logística y entrenamiento a las fuerzas de los países de la CEDEAO con una misión como la que la UE lleva a cabo en Uganda (EUTM SOMALIA) donde entrena a fuerzas de Somalia, y en la que participa España.

Está por ver el papel que jugará EE.UU., las labores de espionaje sobre el terreno, la capacidad de las tropas africanas y la supervisión de los países de la UE (con vuelos con UAV o de espionaje con F-18 equipados con sistema de visión FLIR y otras aeronaves). La especial sensibilidad que generará la presencia francesa en la zona será otra clave en países fronterizos como Argelia (pasado colonial). Aún resta saber cuándo comenzará el dispositivo militar y la posible aportación de España.

7. OBJETIVO: EVITAR UN NUEVO SANTUARIO DE AL QAIDA

El objetivo parece claro: evitar un “Afganistán africano” a las puertas de Europa. Tras la experiencia de Afganistán, con la incertidumbre sobre Libia y otros países que protagonizaron la denominada “Primavera Árabe”, con Yemen como amenaza… un norte de Malí como campo abonado del “yihadismo” podría desestabilizar aún más todos estos escenarios y representar una seria amenaza para Occidente: una lección aprendida aquel 11-S.

PD-LA POSTURA DEL MINISTRO ESPAÑOL

El 19 de agosto, tras una reunión con el ministro de Defensa francés, Morenés abordó en una entrevista con ABC la cuestión de Malí y el Sahel:

–¿A qué amenaza se enfrenta España en la franja del Sahel?
–La zona del Sahel es una preocupación de Europa e, incluso, de EE.UU. Es una zona casi fallida desde el punto de vista de la organización de los Estados y es una zona con una gran capacidad de expandir el islamismo radical. Además hay otro tipo de amenaza de crimen organizado. Todo eso está mezclándose. Existe un Estado nuevo, Azawad [autoproclamado por islamistas radicales el pasado mes de abril], con capacidad para extender la inestabilidad a otras áreas como Níger, Mauritania o sur de Argelia. Todo ello puedo generar un núcleo de yihadismo radical parecido al que vivimos en Afganistán: exportador de inestabilidad vía islamismo radical. Y nosotros estamos a tan solo 1.500 kilómetros, la distancia que hay hasta las islas Canarias.
–¿España enviará militares a la zona?
–De ninguna manera estamos estudiando una operación militar directa en el Sahel, lo que sí estamos haciendo es ayudar a los Estados que están afectados por esa inestabilidad. Estamos ayudándoles a construir un sistema de seguridad a través de formación, seguimiento y apoyo logísitico para que hagan frente a la amenaza. Ayudaremos a la Comunidad Económica de Estados del África Occidental (Cedeao) que tiene previsto lanzar su propia misión militar con unos 3.000 militares. Todo ello con el «paraguas» de la ONU y con Francia y España involucradas, también Italia, Reino Unido, algo Alemania y quizás Estados Unidos. Estamos ahora detectando los peligros para abordarlos.
–Pero, ¿hay militares españoles ya sobre el terreno asesorando a militares de países de la Cedeao?
–España solo tiene allí un coronel de la Guardia Civil liderando una misión civil de la UE, algo que no está vinculado a la operación que ahora queremos definir.
–¿En qué plazo pudiera estar lista esa asistencia a la Cedeao?
–Antes de que finalice el año.

——————————————————————————————————————————————————————-

Argelia considera inútil intervención militar en Malí

Fuente: Prensa Latina

Argel, 12 nov (PL) El gobierno argelino considera inútil una intervención militar internacional ahora en el norte de Malí, afirmó hoy Rezzag Bara, consejero del presidente, Abdelaziz Buteflika.

El funcionario afirmó que, si llega a realizarse, la internacionalización del conflicto en el norte de Malí sólo servirá para agravar la situación, por lo cual abogó por alcanzar un acuerdo aceptable entre las partes y evitar que la crisis maliense se convierta en un asunto de implicaciones transfronterizas.

La víspera, una reunión cumbre de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental aprobó que se prepare una intervención militar contra el norte de Malí, ocupado por grupos guerrilleros, lo cual profundiza la crisis política que sufre el país, afectado por un golpe de Estado desde marzo pasado.

Medios de prensa recordaron que en abril, aprovechando el vacío de poder tras el derrocamiento del expresidente Amadou Toumani Toure, los rebeldes tuareg proclamaron unilateralmente la independencia de parte de la región septentrional, y posteriormente fueron expulsados de allí por guerrilleros de confesión islámica.

——————————————————————————————————————————————————————–

Presidente de Níger pide una rápida intervención militar en el norte de Mali

Fuente: Terra

El presidente de Níger, Mahamadou Issoufou, insistió hoy, en la víspera de su visita a París, en la necesidad de permitir una intervención militar en el norte de Mali con tropas africanas que cuenten con apoyo logístico de las potencias occidentales.

“Siempre he pensado que es necesaria una intervención porque es imposible negociar con terroristas y traficantes de droga”, señaló en una entrevista publicada hoy por el diario “Le Figaro” Issoufou, quien mañana se reunirá en el Palacio del Elíseo con el presidente de Francia, François Hollande.

El presidente del Níger, país vecino de Mali, abogó por acelerar la intervención al día siguiente de que la Comunidad Económica de Estados del África Occidental (CEDEAO) aprobase la ampliación del contingente que enviará al norte de Mali de 3.300 a 5.500 efectivos.

Esa intervención, según Issoufou, debería estar apoyada logísticamente por países occidentales y materialmente por los países vecinos como Mauritania, Níger y Argelia, país este último al que le pidió que cierre sus fronteras para evitar que los rebeldes, que controlan el norte de Mali desde el pasado marzo, puedan aprovisionarse de armas.

El presidente de Níger no renuncia al diálogo con los rebeldes si deciden abandonar “el terrorismo y el islamismo”, dijo, pero el diálogo no impide “que se prepare la operación” armada internacional.

La fuerza militar también es necesaria en las propias fronteras de Níger, señaló el jefe del Estado de ese país, que agradeció el apoyo que recibe de otros países.

“Necesitamos reforzar nuestras capacidades de inteligencia y los medios aéreos para vigilar un territorio muy extenso. Y reforzar también nuestras fuerzas terrestres. Necesitamos que nuestros amigos nos sigan ayudando en esos tres planos. En cuanto a formación de soldados, Francia y Estados Unidos nos ayudan mucho”, declaró.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: