El Ejército israelí dispara por primera vez contra territorio sirio en 40 años


 
– Israel realiza disparos de advertencia a Siria por primera vez desde 1973
 
– El conflicto sirio arrastra por primera vez a Israel
 
– El Ejército israelí dispara por primera vez contra territorio sirio en 40 años
 
– Israel responde a un nuevo proyectil sirio
 
– Militares israelíes tienen la orden de responder drásticamente a disparos desde Siria 

—————————————————————————————————–

Israel realiza disparos de advertencia a Siria por primera vez desde 1973

La acción se produjo luego que un proyectil de mortero cayera sobre un puesto militar en los Altos del Golán adyacente a la frontera israelo-siria.

Fuente: La Tercera

Tropas israelíes efectuaron disparos de  advertencia en dirección a Siria este domingo, según un comunicado militar, en lo que ha sido calificado por la radio pública como la primera acción militar de Israel contra militares sirios desde la guerra de 1973. No se reportaron víctimas ni daños materiales.

“Un proyectil de mortero cayó sobre un puesto militar en los Altos del Golán  adyacente a la frontera israelo-siria, en un incidente derivado del conflicto interno en Siria. En respuesta, los soldados israelíes realizaron disparos de  advertencia en dirección de Siria”, explicó el ejército en el comunicado. Al parecer el mortero cayó por error.

Según Europapress, Israel se ha mantenido al margen del conflicto, a la espera de que avance algún tipo de solución al conflicto, pero incidentes como los de las últimas semanas están forzando al gobierno israelí a adoptar una postura cada vez más beligerante. “El problema de Siria podría convertirse en nuestro problema”, declaró hace una semana el jefe del Estado Mayor, el general Benny Gantz.

La semana pasada tres tanques sirios incursionaron en territorio israelí y el Ejército presentó una queja a las fuerzas de la ONU que operan en los Altos del Golán, que Israel ocupa desde 1967. En la queja, advierten que “no tolerará disparos procedentes de Siria”, a los que “responderá con severidad”.

El viceprimer ministro israelí, Moshe Jaalon, también titular de Asuntos Estratégicos, dijo el viernes que Israel sabe cómo defender a sus ciudadanos y su soberanía en caso de que la violencia procedente del territorio sirio comience “a extenderse en nuestra dirección”, apuntó Efe.

——————————————————————————————————————————————————————-

El conflicto sirio arrastra por primera vez a Israel

El ejército israelí respondió con disparos de advertencia al ataque contra un puesto militar en el Golán; fue el primer incidente bélico desde la guerra de 1973.

Fuente: La Nación, Argentina

Movimiento de tropas israelíes en los Altos del Golán, en la frontera con Siria, tras el incidente militar de ayer. Foto: AFP

JERUSALÉN.- El temor a una regionalización de la guerra civil siria se acrecentó ayer después de que Israel respondiera con disparos de advertencia a un ataque previo de Damasco en la zona fronteriza de las Alturas del Golán. Se trató del primer intercambio de fuego entre ambos países desde que finalizó la Guerra del Yom Kipur, en 1973.

En las últimas semanas, las tropas sirias multiplicaron los disparos erráticos en la frontera. Ayer, una pieza de artillería impactó contra un puesto militar israelí y fue el detonante de la respuesta del gobierno de Benjamin Netanyahu.

Su ministro de Defensa, Ehud Barak, fue categórico al señalar que Israel reaccionará “con mayor dureza” en caso de nuevos disparos desde territorio sirio: “Otro disparo hacia el territorio israelí traerá consigo una reacción más dura, y Siria pagará el precio”, señaló Barak.

Sus declaraciones fueron mucho más duras que las del vocero del ejército israelí, Avital Leibovich, que antes había atribuido a un error el ataque sirio: “Entendemos que esto [el ataque] fue un error y que no tenía Israel como objetivo, y es por eso que hemos respondido con un disparo de advertencia”, señaló Leibovich.

En cualquier caso, el ejército israelí también informó que presentó una queja a través de representantes de las Naciones Unidas que operan en el área, en la que afirma que “el fuego proveniente de Siria hacia Israel será respondido con severidad”.

El intercambio de fuego es el primer incidente militar entre ambos países desde hace 40 años, cuando finalizó la Guerra de Yom Kipur, el enfrentamiento que siguió a la Guerra de los Seis Días, en 1967, tras la que Israel arrebató a Siria el Golán, una meseta fronteriza.

Pese a la ocupación de una parte del Golán sirio, que la comunidad internacional no ha reconocido, no se registraron incidentes graves entre los dos países desde 1973. Un acuerdo firmado por las dos partes un año más tarde garantizó que unos 1200 efectivos desarmados de las fuerzas de las Naciones Unidas se encargaran de patrullar la línea divisoria.

El incidente fronterizo entre Damasco y Tel Aviv coincidió con un resurgimiento del enfrentamiento entre el ejército israelí y milicianos palestinos en la Franja de Gaza. Las Brigadas de Abu Ali Mustafa reivindicaron un ataque lanzado anteayer con un cohete antitanque contra un vehículo militar israelí que patrullaba en la frontera.

El ataque causó heridas a cuatro soldados. Israel lanzó en respuesta doce bombardeos contra posiciones palestinas, dejando un saldo de seis muertos. Además, otros 36 palestinos resultaron heridos, diez de ellos de gravedad.

ENFRENTAMIENTOS

Veinte meses después de que comenzaran las revueltas en Siria y con el país inmerso en una guerra civil, los enfrentamientos entre las tropas de Bashar al-Assad y los rebeldes desataron ya más de un incidente fronterizo. La violencia traspasó las fronteras de Turquía, Jordania y el Líbano , donde buscaron refugio una gran cantidad de sirios. Y el incidente de ayer no hace sino extender el temor a un conflicto regional que podría involucrar a Israel. Al gobierno de Netanyahu le preocupa sobre todo que la guerra en Siria se pueda extender hacia el Golán y alterar así un statu quo que se ha mantenido durante cuatro décadas.

La extensión del conflicto sirio vivió su primer capítulo grave hace unas semanas. A principios de octubre, Turquía y Siria estuvieron al borde de la guerra, después de que un ataque de Damasco a territorio turco dejara un saldo de cinco muertos. El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, lanzó entonces una clara advertencia al régimen de Al-Assad al afirmar que un nuevo ataque provocaría una declaración de guerra automática por parte de Ankara. El Parlamento turco respaldó una hipotética respuesta militar de su gobierno. Damasco pidió disculpas entonces por el ataque.

Pero una nueva crisis podría estallar en cualquier momento. Ayer, helicópteros artillado sirios bombardearon una zona fronteriza con Turquía después de que grupos rebeldes capturaran un puesto militar sirio. Según el opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), los combates fueron intensos en la zona de Ras al-Ayn, donde se hicieron fuertes los milicianos del Ejército Libre Sirio (ELS).

Los enfrentamientos en Siria dejaron ya más de 36.000 muertos desde marzo de 2011 y cientos de miles de personas huyeron del país hacia países vecinos.

Ante el estancamiento del conflicto, los distintos sectores de la oposición siria firmaron anoche en Doha la creación una “coalición nacional” unificada para luchar contra el régimen de Al-Assad.

El acuerdo fue firmado por el jeque Ahmad Moaz Al-Khatib, que fue elegido presidente de la coalición nacional, y Georges Sabra, jefe del Consejo Nacional Sirio (CNS), principal miembro de esta nueva coalición.

Del editor: por qué es importante 
Hace falta apenas una chispa para que explote la región más convulsionada del mundo. Y esa chispa parece estar cada vez más cerca.

——————————————————————————————————————————————————————–

El Ejército israelí dispara por primera vez contra territorio sirio en 40 años

Un obús sirio, que ha caído en los altos del Golán, no causó víctimas ni daños

Fuente: El País

El riesgo de que el conflicto sirio desemboque en una confrontación regional de consecuencias imprevisibles ha quedado el domingo patente con un incidente transfronterizo extraordinario. El Ejército israelí lanzó un misil Tamuz sobre el territorio sirio, desde los Altos del Golán. Fueron disparos de advertencia, pero se trata de la primera vez que Israel ataca a Siria desde la guerra del Yom Kipur en 1973, según indicó el Ejército. Este incidente transfronterizo se produce en un momento de alta tensión entre Israel y los grupos armados de la franja de Gaza. La escalada militar de las últimas horas podría terminar por dinamitar el precario alto el fuego que mantienen Israel y el movimiento islamista Hamás.

El fuego dirigido contra Siria se produjo después de que disparos de artillería del Ejército sirio cayeran, aparentemente por error sobre la zona del Golán que Israel ocupó en 1967 y cuya anexión no cuenta con el reconocimiento internacional. “Un proyectil ha impactado contra un puesto militar en los Altos del Golán, junto a la frontera sirio-israelí, consecuencia del conflicto interno sirio. No se han producido daños”, indicó el Ejército israelí en un comunicado. Y anunció: “los soldados israelíes han lanzado disparos de advertencia en dirección a Siria”. El Ejército cursó además una queja formal a las fuerzas de Naciones Unidas que operan en la frontera.

El ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, advirtió el domingo en una entrevista con la radio israelí que no piensa tolerar nuevas agresiones procedentes de Siria. “El mensaje ha sido sin duda enviado. ¿Puedo asegurar que no caerá más artillería [siria en territorio israelí]? No puedo, pero si hay nuevos disparos, responderemos”.

Los militares israelíes consideran que las salvas sirias cruzaron la frontera por error; que en realidad son fruto del enfrentamiento que mantienen las fuerzas del presidente Bashar el Asad con los rebeldes sirios. Más de 38.000 personas han muerto a consecuencia de la represión gubernamental que pretende sofocar la rebelión nacida al calor de la llamada primavera árabe en Siria hace 20 meses. Desde entonces, la frontera que separa Israel de Siria había permanecido en relativa calma. Pero en los dos últimos meses, el Ejército israelí ha contado hasta ocho incidentes en los que balas perdidas terminan en suelo israelí.

En el plano político, Israel ha mantenido un perfil muy bajo en relación con el conflicto en Siria. El régimen de Damasco es uno de sus enemigos acérrimos debido en buena parte a su alianza con Teherán, país al que Israel considera una amenaza para su existencia. Los dirigentes israelíes son sin embargo conscientes de que cualquier declaración de apoyo a los rebeldes sirios podría causar un efecto contrario al deseado, debido al fuerte sentimiento antiisraelí en la zona. Pero por otro lado, una posible victoria de las fuerzas rebeldes despierta también cierto recelo entre los israelíes, que temen el auge de las fuerzas islamistas en la zona.

Hace meses que el Ejército israelí se prepara para un escenario de contagio del conflicto sirio. Una de las hipótesis que se barajan en los despachos militares es que el régimen de Damasco decida lanzar una ofensiva militar en contra de Israel –directamente o a través de Hezbolá- el día que presienta que su fin está cerca. La causa palestina y la enemistad con Israel es una carta que el presidente El Asad juega con frecuencia y de la que podría echar mano para recuperar su popularidad, pulverizada a raíz de la revuelta popular. “Esta es una cuestión siria que podría convertirse en nuestra cuestión”, sostuvo hace una semana el jefe del Estado mayor israelí, Benny Gantz. El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, se mostró la noche del domingo “profundamente preocupado” por el peligro de que los incidentes supongan una escalada de violencia entre ambos países, y apostó por la “máxima moderación”.

Esta escaramuza transfronteriza se produjo en un día en el que cobró renovada intensidad la amenaza israelí acerca de un posible ataque a gran escala sobre la franja de Gaza. El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, anunció que están dispuestos a incrementar los ataques, después de varios días de fuego cruzado entre el Ejército y los grupos armados que operan en Gaza. “El Ejército opera y operará de forma agresiva en contra de las organizaciones terroristas en la franja de Gaza”, indicó la oficina del primer ministro en un comunicado. Después advirtió: “El mundo necesita entender que Israel no se va a quedar quieto ante los intentos de atacarnos. Estamos preparados para intensificar la respuesta”. Seis palestinos –cuatro civiles y dos milicianos- han muerto este fin de semana por el fuego israelí. Mientras, hasta 85 cohetes palestinos cayeron sobre territorio israelí desde la noche del sábado, según el recuento militar. También el sábado, un proyectil palestino impactó y destrozó un blindado del Ejército. Los colegios del sur de Israel cerraron el domingo, día laborable en el país, ante el temor a los cohetes. Mientras en Gaza, miles de palestinos marcharon en procesión funeraria al tiempo que clamaron venganza por la muerte de civiles y milicianos.

La última ofensiva militar de gran envergadura sobre la franja de Gaza tuvo lugar durante las navidades de 2008, cuando 1.400 palestinos murieron en la operación Plomo Fundido, que provocó una avalancha de condenas internacionales. La prensa israelí especuló el domingo con la posibilidad de una reedición de la ofensiva, que se produjo la víspera de las elecciones generales de principios de 2009. Ahora, el escenario se repite. Llueven los cohetes palestinos sobre el sur de Israel, con una nueva cita con las urnas a las puertas —enero de 2013— . El Ejecutivo de Netanyahu podría verse inclinado ahora a ordenar una invasión terrestre de la franja para llevar la paz al sur, estimaron Amos Harel y Avi Issacharoff, especialistas en cuestiones de Defensa del diario Haaretz.

——————————————————————————————————————————————————————-

Israel responde a un nuevo proyectil sirio

Fuente: El Mundo, España.

Soldados israelíes inspecciona un mortero lanzado desde Siria, en los Altos del Golán. | Efe

Los ministros y oficiales israelíes analizan este lunes con detalle dos puntos rojos en el mapa: el sur (Franja de Gaza) y el norte (Siria). Dos convulsos escenarios que amenazan convertirse en un gran polvorín con consecuencias imprevisibles.

Tras realizar ayer un disparo de advertencia en respuesta a un proyectil sirio de 120 mm contra la base Tel Hazeka en el Golán (meseta ocupada por Israel en la guerra del 67), el Gobierno israelí esperaba que el régimen de Bashar Asad hubiera “entendido el mensaje”.

Pero el mensaje no ha sido captado o la inercia de los combates lo impide ya que este lunes al mediodía otro obús sirio ha impactado en territorio israelí sin provocar víctimas o daños materiales. . Como ayer y siguiendo las nuevas órdenes, la artillería israelí ha realizado un “disparo de advertencia” contra los focos de disparo sirio al otro lado de la linea divisoria.

Israel ha reforzado la frontera con Siria y sus soldados tienen órdenes de disparar ante cualquier obús o misil que caiga en su territorioprocedente de la vecina Siria.

Según ha podido saber ELMUNDO.es, el ejército ha desplegado en esa zona fuerzas especiales que responderían si se repiten hechos como eldisparo contra un jeep militar israelí hace una semana o losproyectiles de mortero contra la localidad de Alonei Bashan el pasado jueves.

El temor en Israel es que Asad intente arrastrarle al sangriento caos en Siria o ataques de yihadistas en las filas de los rebeldes al régimen de Damasco que se encuentran cerca de la frontera.

Las órdenes del jefe del ejército, Benny Gantz, son claras: cada disparo procedente de Siria debe ser respondido con un disparo contra las tropas de Asad.

Pero Israel tiene un desafío más inmediato. Esta mañana, Gantz se ha reunido con sus principales oficiales para estudiar una respuesta masiva a los 120 misiles y cohetes contra el sur de su país disparados por el grupo islamista Hamas y otras facciones armadas de Gaza desde el sábado.

La actual escalada -iniciada el sábado por la tarde con el misil palestino contra un jeep que patrullaba en la frontera con Gaza (cuatro soldados heridos)- ha paralizado el sur de Israel mientras que el ataque israelí en Gaza ha provocado la muerte de cuatro civiles y dos milicianos.

Con los habitantes de las poblaciones del sur, y gran parte de la prensa exigiendo una ofensiva, el primer ministro, Benjamin Netanyahu, se reúne hoy con los embajadores extranjeros. El objetivo es “preparar el terreno” y avisarles de que Israel lanzará una ofensiva militar si continúan los ataques. No fue casual que ayer recordara a la comunidad internacional: “El mundo debe entender que Israel no se quedará de brazos frente a los intentos de atacarnos. Estamos preparados para endurecer la respuesta”.

El mensaje de Netanyahu viene acompañado y ‘reforzado’ por los 15 cohetes y misiles disparados esta mañana, incluyendo el Grad que impactó el patio de una casa en la ciudad de Netivot.

La ofensiva que Israel prepara va más allá del ataque aéreo que ha realizado esta madrugada contra un túnel de contrabando y un almacén de armas en Gaza sin provocar víctimas. Por ejemplo, matar a cabecillas y líderes de Hamas.

“Nos retiramos de Gaza en el año 2005 y siguen atacando a nuestros ciudadanos. He dicho al Gobierno que ningún terrorista debe quedar inmune, ni siquiera Ismail Haniyah“, advierte el ministro de Seguridad Interna, Yitzhak Aharonovich, en alusión al dirigente y primer ministro de Hamas.

A diferencia de otras milicias, Hamas ha cesado hoy el fuego y espera que la mediación egipcia consiga otra minitregua hasta el próximo choque. “La resistencia no se rendirá. Hay intentos de nuestros hermanos egipcios de un alto el fuego pero si siguen las agresiones sionistas, les haremos pagar un precio muy alto”, dicen desde la Yihad Islámica, el grupo más poderoso tras Hamas que gobierna en Gaza.

Según se desprende de declaraciones de sus líderes en medios palestinos, Hamas se siente fuerte con la reciente visita del emir de Catar y el apoyo del presidente islamista egipcio, Mohamed Mursi. Por eso, Hamas no cree que Israel lance una masiva ofensiva terrestre como la de hace cuatro años que ponga en peligro su régimen en Gaza. Un escenario que rompería la tensa cuerda entre Egipto e Israel.

——————————————————————————————————————————————————————-

Militares israelíes tienen la orden de responder drásticamente a disparos desde Siria

Fuente: Ria Novosti

Militares israelíes ya tienen la orden de responder “de manera inmediata y drástica” a cualquier bombardeo desde el territorio sirio, advirtió anoche el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak.

“El Ejército recibió la orden de impedir que los combates se extiendan a nuestro territorio. En el futuro, cualquier disparo contra Israel provocará inmediatamente una reacción drástica”, afirmó Barak en una conferencia celebrada en Tel Aviv.

Hizo esta declaración varias horas después de que un obús fortuito, lanzado desde Siria, detonara en el recinto de una base militar israelí en los Altos del Golán. No causó víctimas ni destrucciones pero Israel respondió lanzando un misil guiado hacia el lugar del que procedía el proyectil.

“Es una señal a Siria de que no toleraremos en adelante los bombardeos de nuestro territorio”, subrayó Barak.

Fue la primera acción armada de Israel contra Siria desde la guerra que ambos países libraron en 1973.

A lo largo de los  últimos días, varios proyectiles y minas sirias cayeron en el territorio israelí, y tres carros de combate sirios incursionaron el pasado sábado en la zona desmilitarizada de los Altos del Golán. Sin embargo, Israel se comportó hasta ayer con moderación limitándose a denunciar los respectivos incidentes ante el Consejo de Seguridad de la ONU.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, manifestó hoy su “profunda preocupación por una posible escalada de violencia” y exhortó a Siria e Israel a “actuar con máxima reserva, acatar el acuerdo sobre la interposición de las fuerzas, respetar las obligaciones recíprocas y abstenerse de  cualquier disparo a través de la línea de cese el fuego”.

Los Altos del Golán pertenecieron a Siria hasta 1967 pero Israel se anexionó este territorio en el transcurso de la Guerra de los Seis Días.

Las hostilidades en Siria causaron más de 30.000 víctimas en el último año y medio. Israel se distanció del conflicto fratricida en el Estado vecino, con el que formalmente sigue en guerra. Al mismo tiempo, dirigentes israelíes manifestaron en más de una ocasión su interés por una próxima caída del régimen de Bashar Asad que mantiene una relación de aliados con Irán y ayuda a las milicias radicales en el Líbano.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: