Europa se moviliza contra la austeridad con huelgas en España y Portugal


 
 
– Europa se moviliza contra la austeridad con huelgas en España y Portugal
 
– Huelga. Miles de personas se rebelan en Madrid contra los ajustes de Rajoy y urgen medidas ‘antiparo’
 
– Europa retoma el camino de la protesta
 
– Huelga en Portugal terminó con enfrentamientos violentos
 
– La huelga general en Portugal, llena de contrastes
 
– Huelga paraliza transporte público en Portugal
 
– Huelga.- La jornada de paro se cierra en Madrid con 60 detenidos, 29 heridos y daños en contenedores y locales 

——————————————————————————————————

Europa se moviliza contra la austeridad con huelgas en España y Portugal

España, cuarta economía de la zona euro, asfixiada por un desempleo que afecta a un cuarto de su población activa, vive este miércoles su segunda huelga general desde la llegada al poder hace cerca de un año del conservador Mariano Rajoy.

Fuente: El Universal

Madrid. – Europa se moviliza este miércoles contra la austeridad en una jornada marcada por las huelgas generales en España y en Portugal, dos de los países más frágiles de la región, donde cada vez crece más la indignación popular por el desempleo y la precariedad.

En Italia y Grecia también estaban previstos paros, mientras que en otros países como Francia o Alemania hubo llamamientos a manifestarse en la calle contra la austeridad, informó AFP.

“Esta primera huelga ibérica” es “una señal de gran indignación y una advertencia a las autoridades europeas”, afirmó Armenio Carlos, secretario general de la CGTP, el principal sindicato portugués.

España, cuarta economía de la zona euro, asfixiada por un desempleo que afecta a un cuarto de su población activa, vive este miércoles su segunda huelga general desde la llegada al poder hace cerca de un año del conservador Mariano Rajoy.

Ya de madrugada, coincidiendo con con los turnos nocturnos de las empresas, piquetes informativos se instalaron a las puertas de estaciones de trenes, mercados de abasto, fábricas o comercios de ciudades como Madrid o Barcelona con banderas rojas con las siglas de los sindicatos españoles UGT y CCOO.

En la capital, los manifestantes han desplegado grandes pancartas con el eslógan del día: “Nos dejan sin futuro, hay culpables, hay soluciones”.

“Huelga general. Nos dejan sin futuro”, afirmaba una pancarta puesta en la entrada de la fábrica de Volkswagen en Pamplona, en el norte de España.

“Estamos en la huelga, por la reforma laboral, por los recortes que está habiendo en todo, en educación, en justicia, en impuestos, porque estamos perdiendo todo lo que hemos conseguido durante mucho trabajo y mucho esfuerzo”, afirma Rocío Blanco, una huelguista de 48 años en la estación de Atocha de Madrid.

Desde la última huelga general del 29 de marzo, las manifestaciones se suceden contra las políticas de austeridad llevadas a cabo por el gobierno, que prevén 150.000 millones de euros de ahorro hasta 2014 y que afectan duramente a los más vulnerables.

El impacto de la huelga se ha visto mitigado, no obstante, por servicios mínimos en los distintos sectores como el transporte.

El tren “está tardando algo más de lo normal, pero me lo imaginaba y por eso he salido antes de casa”, dice Soledad Jiménez, una diseñadora gráfica de 30 años, que no cree que la huelga sea “la forma mas adecuada de protestar”.

“Hay gente que no se puede permitir perder el día” de salario, añade, asegurando que piensa “ir a la manifestación de esta tarde” en Madrid, de debería dar una mejor medida del éxito de la movilización.

La capital madrileña será testigo por la tarde una manifestación de los sindicatos y otra de los “indignados”, que encarnan la imagen de la indignación frente a la creciente pobreza, los desahucios de viviendas o los miles de millones de euros utilizados para ayudar a los bancos.

Portugal también vive en punto muerto este miércoles, con trenes y metros detenidos, y numerosos aviones parados en los aeropuertos, en una movilización convocada por la CGTP para protestar contra las medidas de austeridad del gobierno de centro-derecha.

En Lisboa, numerosas pancartas puestas en las farolas llamaban a secundar la huelga.

“Fuera la +troïka+”, clamaban otros carteles reclamando la marcha de los acreedores de Portugal que evalúan actualmente las medidas de austeridad puestas en marcha por el gobierno a cambio de una ayuda internacional de 78.000 millones de euros, otorgada al país en mayo de 2011.

“Esta jornada marcará una etapa en la historia del sindicalismo europeo”, aseguró en Madrid el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, llamando a la huelga contra “el gobierno del paro y la miseria”.

Mientras el crecimiento en la zona euro debería seguir en punto muerto (+0,1%) en 2013, según la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió que las políticas de austeridad podrían ser “política y socialmente insostenibles”.

El presidente de la confederación alemana de sindicatos (DGB), Michael Sommer, advirtió contra la políticas de austeridad en los países del sur de Europa.

“En Grecia, en España, en Portugal, se practica una política de ajuste perjudicando a la gente (…). Destruyen esos países con recortes. (…) Es por eso que existe esta resistencia, esta revuelta”, dijo.

——————————————————————————————————-

Huelga. Miles de personas se rebelan en Madrid contra los ajustes de Rajoy y urgen medidas ‘antiparo’

Toxo y Méndez aseguran que la huelga general “ha cumplido sobradamente sus objetivos”

Fuente: Finanzas

Miles de personas han salido a la calle este miércoles, en una de las manifestaciones más multitudinarias de los últimos años, para protestar contra la política económica del Gobierno de Mariano Rajoy centrada en los ajustes de gasto, y han urgido a tomar medidas para evitar que la cifra de parados supere los seis millones de personas.

La marcha, que ha sido calificada por las centrales sindicales de “éxito” e “hito histórico”, ha culminado la jornada de huelga general convocada por CC.OO., UGT, USO, CGT y Stes-Intersidincal, que según estas organizaciones “ha cumplido sobradamente sus objetivos” y ha sido secundada por más de 1,6 millones de personas en todo el país, acompañadas por cientos de miles en otros países europeos que se han sumado a la jornada de protestas convocada por la Confederación Europea de Sindicatos (CES).

Más de un millón de personas, según los convocantes, se han manifestado en la capital desde pasadas las 18.30 horas, arrancando de la plaza de la Lealtad bajo el lema ‘Nos dejan sin futuro. Hay responsables. Hay soluciones’ en dirección a la Plaza de Colón.

Varias tracas de petardos, pitos y tambores alertaban del inicio de la marcha, en cuya cabecera se situaban el secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, y su homólogo de UGT, Cándido Méndez.

También les acompañaban el secretario general de USO, Julio Salazar, y los responsables de CC.OO y UGT de Madrid, Javier López y José Ricardo Martínez. Todos marcaban el paso y portaban una pancarta con el lema de la huelga.

Entre los manifestantes se encontraban destacados líderes socialistas, como el exministro de Trabajo Jesús Caldera. Además se han podido ver entre la amalgama de protestantes al secretario de organización del PSOE, Oscar López, y al exvicepresidente tercero del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, Manuel Chaves, así como el coordinador general de IU, Cayo Lara. LOS CIUDADANOS EXIGEN UN CAMBIO.

El mismo día en el que el Congreso de los Diputados avalaba los Presupuestos Generales del Estado para 2013, los que el propio Ejecutivo ha tildado como los “más austeros de la Democracia”, los ciudadanos han exigido un cambio.

En un ambiente de mucha calma, se han podido leer pancartas con mensajes como ‘Nos roban y dividen’ o ‘ Prohibido rendirse’, y miles se han entonado cánticos contra la reforma laboral. Algunos manifestantes incluso pedían la dimisión en bloque del Gobierno de Rajoy y otros amenazaban con un nuevo paro general: “Si esto no se arregla, huelga, huelga, huelga”.

Varios ciudadanos han portado carteles en los que se decía: ‘Si no hay justicia, no habrá paz para el Gobierno’ y otros en los que se alentaba a secundar la huelga: “Un día sin sueldo es duro, una vida sin derechos no es vida”.

Uno de los grupos que mayor protagonismo ha acaparado durante la marcha ha sido el formado por trabajadores del colectivo sanitario. La mayoría de ellos equipados con batas blancas, han protestado por la situación actual de la Sanidad y han defendido un cambio bajo consignas como ‘La Sanidad no se recorta, se defiende’. TOXO Y MENDEZ PROCLAMAN EL EXITO DE LA HUELGA.

La cabecera llegaba al escenario instalado en la Plaza de Colón pasadas las 19.30 horas. Allí, acompañados de representantes de la Cumbre Social, los líderes de CC.OO y UGT han proclamado que la huelga general “ha cumplido sobradamente sus objetivos” y ha sido aplaudidos por unos manifestantes que han dedicado un sonoro abucheo y silbidos a la canciller alemana, Angela Merkel, cuando ha sido mencionada.

Así, Méndez, que ha asegurado que ha sido “un gran día para la democracia española”, ha enfatizado que “ha habido un paro general en toda España y una gran demostración cívica”, al tiempo que ha recordado al Gobierno que el sindicalismo no se rendirá hasta que dé un giro a sus políticas.

“Si el Gobierno se arrodilla ante estas políticas de recortes el pueblo español va a permanecer de pie, aunque le zarandeen”, ha dicho para añadir que, la jornada ha sido un “unánime rechazo” al “camino de perdición” que suponen las fórmulas europeas de salida de la crisis. “Ni nos van a dejar mudos ni quietos”, ha sentenciado.

Por su parte, Toxo ha calificado de “magnífica” la manifestación en Madrid y ha asegurado que la huelga general “es histórica por lo que está llamada a representar en un futuro”, por cuando se ha visto acompañada por primera vez de otras muchas movilizaciones en otros países de la UE. “Se inicia un camino nítido de alternativas a la salida de la crisis”, ha asegurado.

“El día de hoy no es la estación de término de nada. Es una pelea sostenida que no va a obligar a mantener el Gobierno, y la vamos a mantener”, ha dicho, para sentenciar: “Vamos a ver cuanto aguanta, nosotros tenemos muchísimo aguante”.

Por último, el secretario general de USO, Julio Salazar, ha aseverado que la manifestación ha sido una “gran contestación ciudadana” y una “expresión unánime que el Gobierno no puede desatender”. MANIFESTANTES DE TODAS LAS EDADES.

A la concentración se han sumado jóvenes como Paz, de 23 años, una estudiante de podología, quien se ha manifestado ante los recortes en la Universidad. “Estoy harta de todas las reformas”, ha asegurado después de decir que trabaja en una pizzeria.

También protestaba contra los recortes del Gobierno José Luis, de 70 años, quien se ha mostrado a favor de “paralizar” el país durante cuatro o cinco días. “Hay un plan para el desguace de la sociedad”, ha sentenciado Iñigo, de 42 años.

David y Eli, ambos de 33 años, se han acercado a la marcha con su hija de 11 meses y han justificado su asistencia para defender los derechos “logrados” por sus padres. “Nuestra hija tendrá que luchas por recuperar nuestros derechos”, han resumido.

Al término de la manifestación se estaban produciendo disturbios en el Paseo del Prado y las inmediaciones de Congreso. Algunos manifestantes han montando barricadas y prendido fuego. Se han producido algunas detenciones, aunque no hay que lamentar heridos. INCIDENTES EN LAS INMEDIACIONES DEL CONGRESO.

Antes, la Policía ha procedido a despejar gran parte de la plaza de Neptuno ante los continuos lanzamientos de botellas y de petardos, e incluso algún objeto incendiario, contra los agentes que custodian los accesos al Congreso de lo Diputados.

La Policía, que se ha mantenido agrupada aunque sin cargar, ha aumentado el perímetro de seguridad dispersando a la mayoría de los manifestantes que habían secundado la convocatoria ‘Toma la Huelga’, de la Coordinadora 25-S y de organizaciones del 15-M.

Los lanzamientos de objetos contra los agentes han sido continuos pasadas las nueve de la noche, incluyendo algún objeto incendiario. Algunos manifestantes han levantado barricadas improvisadas con vallas de obras a la altura del Ministerio de Sanidad, en el Paseo del Prado, cerca de Neptuno.

——————————————————————————————————————————————————————

Europa retoma el camino de la protesta

Fuente: Terra

La Unión Europea (UE), afectada por la crisis económica, vive este miércoles una nueva jornada de protestas contra el creciente desempleo y las medidas de austeridad.

Unos 40 grupos de 23 países participan desde la madrugada de este miércoles en diferentes movilizaciones.

Decenas de miles de manifestantes han salido a las calles.

Las principales protestas han tenido lugar en España, Grecia, Portugal e Italia, con focos de apoyoen Bélgica, Alemania, Francia, Reino Unido y algunos miembros de la UE en el este del continente.

Huelgas generales en España y Portugal han paralizado el transporte público, los comercios y las escuales. En Madrid se han registrado enfrentamientos entre la policía y grupos de manifestantes.

En Barcelona, durante la madrugada fueron removidos de las calles varios centenares de contenedores de basura para evitar que sean incendiados por grupos de manifestantes, según reportó el corresponsal de la BBC en esa ciudad, Duncan Crawford.

“La austeridad es un callejón sin salida y debe ser abandonada”, dijo la Confederación Europea de Sindicatos en un comunicado.

Los paros generales en España y Portugal también han producido retrasos en los aeropuertos de Madrid y Lisboa.

Por otra parte, varias aerolíneas han suspendido su vuelos desde y hacia España, Portugal y Grecia, donde se lleva a cabo un paro parcial.

La pregunta que se hacen algunos observadores es qué tan útiles pueden resultar estas movilizaciones para alterar el curso de las medidas de austeridad.

Protestas continentales

Los sindicatos en España y Portugal comenzaron sus huelgas para protestar contra las medidas de austeridad que han llevado a las reducciones salariales, de pensiones y servicios sociales mientras han subido los impuestos.

Italia ya inició una huelga nacional de cuatro horas, en la que participan los trabajadores de transporte, mientras Grecia lleva a cabo su tercera protesta masiva en dos meses, a medida que el país trata de reducir su déficit presupuestario de acuerdo con las demandas internacionales.

El gobierno debe hacer frente el próximo viernes a unos 5.000 millones de euros en vencimientos (unos US$6.350 millones) y dice que necesita el dinero del rescate para evitar la bancarrota.

Grecia debe aplicar un paquete de recortes salariales y de pensiones, además de reformas al mercado laboral y el presupuesto de 2013, para recibir la próxima cuota de su rescate, un pago de 31.500 millones de euros (unos US$40.000 millones) del Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea que ha estado retenido durante meses.

El corresponsal de la BBC en Atenas, Mark Lowen, dice que la rabia de la población griega está en aumento por las propuestas para un quinto recorte consecutivo a las pensiones y el incremento a la edad de retiro, además de las reducciones salariales, a las prestaciones y a la salud pública.

En Francia, el sindicato CGT convocó huelgas en el sector público, pero es incierto cuántos trabajadores participan hasta ahora.

Las protestas no son antigubernamentales, dicen los corresponsales, sino más bien una manera en que los trabajadores se solidarizan con sus colegas del resto de Europa.

Si bien algunos sindicatos en Bélgica le dijeron a la BBC que no se manifestarán, todos expresaron su solidaridad con la jornada, en la que se espera haya protestas en las afueras de las embajadas de Alemania, España, Grecia, Chipre, Portugal y la República de Irlanda.

¿Son útiles las huelgas?

La huelga general ha sido un instrumento fundamental de protesta desde la génesis de los movimientos obreros, explica Matías Zibell, de BBC Mundo.

“La propuesta no es nueva. Los socialistas franceses y belgas la han planteado continuamente desde 1848 pero la medida nació en Inglaterra durante el rápido y poderoso desarrollo del cartismo entre los trabajadores ingleses que siguió a la crisis de 1837”, escribía en 1873 uno de los padres del marxismo, Frederick Engels.

Pero, como le dijo a BBC Mundo el analista español José María Román Porta, han pasado varios años desde el siglo XIX.

“Las huelgas revolucionarias han quedado en el pasado. La democracia convirtió la huelga de una acción revolucionaria a un derecho”, explica.

Así, las huelgas son consideradas por algunos un instrumento democrático y cívico al que pueden recurrir los pueblos.

Pero aunque pocos cuestionan el derecho de los trabajadores de convocar a la huelga general, no todos creen que ésta sea efectiva en todos los casos.

“Si (la huelga) es efectiva o no es algo que el movimiento obrero debe considerar en el momento de cada convocatoria. Yo creo que es un derecho fundamental que no debe delimitarse. Pero sí pienso que como instrumento, si se utiliza con demasiada frecuencia, pierde efectividad”, le dice a BBC Mundo desde Bogotá el profesor Miguel Urrutia, autor del libro “Historia del sindicalismo colombiano”.

Pero para el maestro argentino Hugo Yasky, dirigente de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), la efectividad de las protestas sindicales no debe medirse como si cada huelga fuera un episodio aislado, sino como un eslabón.

“En Argentina, en la década del 90, huelgas que parecían destinadas al fracaso fueron acumulando un grado de rechazo a las políticas neoliberales de ese momento que luego permitió el cambio de rumbo que estamos viviendo ahora”.

———————————————————————————————————————————————————————

Huelga en Portugal terminó con enfrentamientos violentos

Los disturbios de hoy han sido los más violentos registrados en Portugal durante las manifestaciones y huelgas convocadas en el último año contra las medidas de austeridad del Gobierno conservador.

Fuente: El Universal

Lisboa.- Cientos de policías y manifestantes se enfrentaron a pedradas y golpes ante las puertas del Parlamento luso, donde concluyó la principal manifestación de la huelga general organizada hoy en Portugal.

Durante la jornada no se habían registrado incidentes de importancia, pero después del mitin sindical que cerró la huelga en Lisboa varias decenas de manifestantes lanzaron piedras y botellas durante más de dos horas contra el cordón policial que protegía la escalinata de la Asamblea Legislativa, indicó Efe.

Finalmente la policía cargó contra los manifestantes a golpes de porra y con perros y se produjeron escenas de pánico y violencia en los alrededores del Parlamento.

Se vio a varios civiles con sangre en el rostro, personas mayores que sufrieron golpes y empujones, y policías que fueron socorridos por sus compañeros tras recibir el impacto de cascotes lanzados por encapuchados.

Portavoces policiales dijeron no tener aún información sobre los heridos o detenidos, entre ellos varios de los encapuchados, mientras continuaban los enfrentamientos en las calles aledañas al Parlamento, donde ardieron algunos contenedores de basura y se colocaron barricadas.

Los disturbios de hoy han sido los más violentos registrados en Portugal durante las manifestaciones y huelgas convocadas en el último año contra las medidas de austeridad del Gobierno conservador.

Un jefe policial declaró a los periodistas en el lugar de los hechos que la carga fue necesaria para frenar la agresividad de los manifestantes, que arrancaron decenas de las piedras con las que están pavimentadas las calles de Lisboa para arrojarlas sobre los agentes.

Varios de ellos fueron alcanzados pese a cubrirse con escudos, y en las escalinatas de la sede del Parlamento se amontonaron los cascotes y fragmentos de botellas.

La manifestación de Lisboa culminó la huelga general organizada hoy por el principal sindicato luso, la  Confederación General de Trabajadores de Portugal (CGTP, comunista), que consideró el paro “uno de los mayores” vividos en Portugal.

Además de los choques ante la Asamblea, durante la jornada solo se informó de algunos altercados entre policías y piquetes del sector de los transportes de Lisboa, en los que, según el Gobierno, no hubo heridos ni detenciones.

———————————————————————————————————————————————————————

La huelga general en Portugal, llena de contrastes

Fuente: Univisión

Lisboa, 14 nov (EFE).- La jornada de huelga general en Portugal presentó hoy enormes contrastes tanto entre los diferentes sectores afectados como en las protestas convocadas en varias ciudades, en línea con lo ocurrido en las últimos paros que ha vivido el país.

Los miles de personas que se juntaron frente al Parlamento en Lisboa poco tenían que ver con los apenas cuatro manifestantes que varios medios contaron en la ciudad de Bragança, igual que las fuertes perturbaciones del transporte público no se correspondieron con la apertura de la gran mayoría de comercios y restaurantes.

Una vez más, la jornada concluyó sin que el Gobierno conservador o los representantes de los trabajadores aportaran cifras concretas sobre el seguimiento del paro, como es tradicional en este país, y el sindicato convocante, la central comunista CGTP, se limitó a calificar la huelga como “una de las mayores”.

En las calles de Lisboa, pese a ser la ciudad más afectada por el paro, el principal indicio de la protesta a primera hora del día eran los problemas del transporte urbano.

El metro de la capital cerró y el de Oporto y los autobuses de las principales áreas urbanas redujeron el servicio, que quedó reducido a mínimos en los trenes de cercanías, aunque taxistas como Joao Baptista no notaron un mayor número de clientes.

“Muchos parece que busquen no trabajar. Parar no sirve para nada, la austeridad seguirá y se pierde un día de sueldo. La culpa es de los gobiernos anteriores, que nos condujeron a esta situación”, resume a EFE un ciudadanos de nombre Baptista, próximo a las tesis más conservadoras de Portugal.

Una opinión muy distinta da Basilio, como se identifica un estudiante de oposiciones de Málaga (España), desempleado a los 27 años, que acudió hoy a la manifestación ante el Parlamento luso envuelto en una bandera de la República española claramente visible en las transmisiones de las televisiones lusas.

“No es cuestión de países, hoy somos varios pueblos de Europa los que nos unimos contra unas políticas injustas, impuestas por alguien que nadie ha votado. Estamos en manos de los bancos”, denuncia.

Y precisamente los bancos fueron de los establecimientos donde la huelga de hoy se sintió poco en Portugal.

El comercio y el sector de los servicios desarrollaron su actividad con bastante normalidad, aunque en algunas sucursales bancarias se pudo ver mayor seguridad de la habitual.

Los empresarios denunciaron casos de sabotajes a cerraduras y algunos establecimientos optaron por cerrar sus puertas solo cuando iban a pasar manifestantes ante el escaparate.

El impacto de los paros en la industria fue menos notable, según las informaciones de los medios lusos, que en anteriores ocasiones, pero, por contra, la huelga paralizó los servicios de recogida de basuras de varios municipios, incluida Lisboa, y mantuvo inactivas a muchas escuelas y universidades.

La Federación Nacional de Profesores (Fenprof) estimó que la cifra de colegios que no impartieron clase triplicó la registrada en la última huelga, celebrada en marzo de este año.

También se notó la huelga en los hospitales, donde funcionaron servicios mínimos pero, según los sindicatos, paró más de la mitad de los enfermeros, uno de los gremios más descontentos con las reformas sanitarias realizadas para reducir gastos.

El carácter pacífico de la marcha convocada por la CGTP en Lisboa contrastó igualmente con las cargas policiales que tuvieron lugar tras el mitin sindical de cierre frente al Parlamento, motivadas por el lanzamiento de piedras por un grupo de manifestantes.

El carácter violento de esos enfrentamientos, con varios heridos y detenidos, llamó la atención en Portugal, donde no son frecuentes esos disturbios pese a la muchas protestas convocadas en los últimos dos años contra las políticas de austeridad.

Las medidas de ajuste incluidas en los presupuestos del Estado para 2013 son la razón que motivó la huelga general de hoy, tercera desde que Portugal pidió el rescate financiero de la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI), en mayo de 2011.

———————————————————————————————————————————————————————

Huelga paraliza transporte público en Portugal

Como es tradicional en Portugal, el Gobierno no ha hecho comentarios ni ha facilitado datos sobre la incidencia de la huelga, la tercera en un año, convocada por la CGTP para repudiar la política de austeridad del primer ministro conservador, Pedro Passos Coelho.

Fuente: El Unviersal

Lisboa.- La huelga general que vive hoy Portugal afecta de forma irregular a los colegios y los servicios estatales, se siente con fuerza en el transporte público y poco en los comercios, según fuentes sindicales y medios de comunicación.

Se constató largas colas en las paradas de autobuses de Lisboa, cuyas estaciones de metro están cerradas, y muy poca actividad en las principales terminales de pasajeros de la ciudad, como la de Cais de Sodré, en la que apenas se registraba movimiento de barcos y no operaban los trenes, reseñó Efe.

En cambio los comercios de la capital parecían poco afectados por un paro que la Confederación General de Trabajadores de Portugal (CGTP, comunista), el mayor sindicato luso, ha considerado ya un éxito en sus primeras horas.

En Oporto, los servicios de transporte disponían de más servicios mínimos que en Lisboa, pero tanto en esa ciudad como en los principales núcleos urbanos del país la circulación de autobuses era muy irregular, según diversos medios lusos, y la mayoría de las conexiones ferroviarias estaban interrumpidas.

En los servicios municipales y estatales, como los tribunales, puntos de atención al ciudadano y oficinas ministeriales, la incidencia de la huelga era “considerable”, según los sindicatos de funcionarios, pero se registraba actividad.

También los centros educativos de la región capital y de las mayores ciudades lusas se veían afectados de manera irregular por la protesta y en algunos institutos se advertía falta de alumnos más que de profesores, según testimonios de las televisiones lusas.

Como es tradicional en Portugal, el Gobierno no ha hecho comentarios ni ha facilitado datos sobre la incidencia de la huelga, la tercera en un año, convocada por la CGTP para repudiar la política de austeridad del primer ministro conservador, Pedro Passos Coelho.

El paro no ha registrado incidentes salvo altercados entre la Policía y piquetes que promovían la huelga en estaciones de autobuses de Lisboa, en las que se produjo, según fuentes extraoficiales, una detención.

La presencia de fuerzas policiales en algunas terminales de transporte fue considerada por la CGTP una muestra de “intimidación” y “nerviosismo” del Gobierno ante el impacto del paro.

El secretario general de la CGTP, Armenio Carlos, denunció ante los periodistas que la presión policial es “inadmisible” y limita el derecho a la huelga.

La central sindical se felicitó por el seguimiento de la protesta y calculó la adhesión “en más del 90 %” en muchos servicios, sobre todo el transporte.

Sin embargo, el tráfico rodado presentó, a primera hora de la mañana, los atascos habituales en los accesos a las grandes ciudades.

Durante la madrugada, de acuerdo con los sindicatos municipales, apenas se prestaron los servicios de limpieza y en Lisboa sólo circularon dos vehículos de un parque de 121.

Carlos y los principales dirigentes de las dos fuerzas marxistas del Parlamento portugués, el Partido Comunista (PCP) y el Bloque de Izquierda (BI), se sumaron a los piquetes que promovieron la huelga desde la medianoche y llamaron a la población a secundarla.

El líder de la CGTP reclamó un cambio urgente de política a Passos Coelho en uno de sus actos en el centro de Lisboa.

Fuera de la capital, la información sobre la actividad en los centros fabriles era confusa, con declaraciones sindicales sobre un seguimiento alto en el cinturón industrial de Lisboa pero ausencia total de datos, como también es tradicional en Portugal, de las empresas y organizaciones patronales.

Los mayores astilleros del país, los de Viana de Castelo, en proceso de privatización, están completamente paralizados, de acuerdo con sus sindicatos y varios medios.

Al sur de Lisboa, en Barreiro, hubo actos de vandalismo en una estación ferroviaria y se informó de la destrucción de cajeros automáticos en puntos del interior del país.

En el aeropuerto de Lisboa fueron cancelados más de doscientos vuelos, la mitad de los previstos, y según los sindicatos de estibadores también los principales puertos están semiparalizados.

La huelga tiene lugar mientras la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) realizan la sexta inspección a Portugal para verificar el cumplimiento del programa de ajustes asociado al rescate financiero que le otorgaron el año pasado.

———————————————————————————————————————————————————————

Huelga.- La jornada de paro se cierra en Madrid con 60 detenidos, 29 heridos y daños en contenedores y locales

Fuente: Europa Press

La jornada de huelga general convocada para este miércoles se ha cerrado en Madrid con un balance de 60 detenidos, 29 heridos –nueve de ellos agentes de la Policía Nacional— y multitud de contenedores quemados y daños en mobiliario urbano y locales de la almendra central de la capital.

   Un total de 60 personas fueron arrestadas en el marco de la protesta por daños, resistencia y desobediencia a la autoridad y desórdenes públicos, según informó a Europa Press un portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Madrid. De estos arrestos, 21 se han producido en la zona centro de la capital en los enfrentamientos registrados entre manifestantes y la Policía tras la marcha central convocada por los sindicatos.

Al menos once de estos arrestos se han registrado fuera de la capital. En concreto, cinco se han producido en Alcorcón; dos, en Alcalá de Henares; otros dos, en Móstoles; uno, en Leganés y otro, en Coslada.

Entre las detenciones de la capital destacan las dos personas que han sido localizadas esta mañana en posesión de un explosivo casero o las cuatro personas que han sido detenidas en el entorno de la plaza de Cibeles en un enfrentamiento que se ha saldado con quince heridos leves.

HERIDOS LEVES Y QUEMA DE CONTENEDORES

En el marco de la huelga, un total de 29 personas han tenido que recibir asistencia sanitaria, nueve de ellos agentes de la Policía Nacional, tras los disturbios registrados al término de la manifestación.

Del total de atendidos por los sanitarios del Samur-Protección Civil, nueve son agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacionaly los 20 restantes son manifestantes, según ha informado a Europa Press un portavoz de Emergencias Madrid.

Asimismo, un total de 18 de ellos tuvieron que ser trasladados a centros hospitalarios con distintas lesiones, de los cuales cinco son agentes de Policía. Estos incidentes se produjeron en la zona central de la capital tras finalizar la marcha de los sindicatos con cargas policiales en las zonas de Neptuno y en Atocha.

CUARENTA SALIDAS DE LOS BOMBEROS

Por su parte, los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid han tenido que realizar unas cuarenta salidas relacionadas con la quema de contenedores en vía pública y, en menor medida, incendios registrados en locales comerciales.

En este caso, las intervenciones se han concentrado en la zona del Paseo del Prado, Neptuno, Atocha pero también en lugares mucho más alejados del centro como Carabanchel y Vallecas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: