Israel autoriza 3.000 nuevas viviendas en Jerusalén y Cisjordania


– Tras victoria palestina en la ONU, Israel construirá en las colonias

– Israel autoriza 3.000 nuevas viviendas en Jerusalén y Cisjordania

– EEUU rechaza nueva construcción de Israel en asentamientos tras voto de ONU

– La Autoridad Palestina considera la ampliación de los asentamientos “una bofetada en la cara del mundo”

———————————————————————————————————————————-

Tras victoria palestina en la ONU, Israel construirá en las colonias

Por Steve Weizman (AFP)

JERUSALEN — El gobierno israelí anunció este viernes que construirá 3.000 viviendas más en colonias judías de Jerusalén oriental y Cisjordania, en una aparente medida de retorsión al acceso de Palestina al estatus de Estado observador no miembro en la ONU.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, denunció la votación en la Asamblea General y criticó el “discurso de propaganda mentirosa” del presidente palestino Mahmud Abas, acusándolo de “no expresarse como un hombre de paz”.

Pero Netanyahu no se salvó de las críticas de la oposición israelí, que lo acusó de no haber sabido disuadir a los palestinos.

Confirmando informaciones adelantadas por el diario israelí Haaretz, un alto responsable del gobierno dijo a la AFP que se construirán 3.000 viviendas más “en Jerusalén y Cisjordania”.

“Es correcto”, aseveró el responsable, que pidió el anonimato.

“Según un responsable político, Netanyahu decidió construir 3.000 viviendas nuevas en Jerusalén oriental y en colonias de Cisjordania en respuesta a la iniciativa palestina en la ONU”, escribió el periodista Barak Ravid en su cuenta twitter @BarakRavid.

“Pese a las garantías que dio al presidente (estadounidense Barack) Obama, el primer ministro Netanyahu ha ordenado continuar las edificaciones en la zona E1, entre Maalé Adoumim y Jerusalén, lo que aislará la parte norte de Cisjordania de su región meridional”, afirma.

Los palestinos no tardaron en denunciar el proyecto.

“Se trata de una agresión israelí contra un Estado, y el mundo debe asumir sus responsabilidades”, declaró a la AFP Hanane Ashraui, miembro del Comité Ejecutivo de la Organización de Liberación de Palestina (OLP).

Con este proyecto, congelado desde hace años por la presión norteamericana, Israel espera conectar Maalé Adoumim (35.000 habitantes), en Cisjordania, y las colonias judías de Jerusalén oriental, ocupada y anexionada desde 1967.

Pocas horas antes, el vice primer ministro israelí Sylvan Shalom advirtió que su país podía tomar precisamente esa medida en respuesta a la victoria palestina en la ONU.

“Los acuerdos de Oslo (1993) prohibían las iniciativas unilaterales”, declaró Shalom a la radio pública.

“La violación de esos acuerdos (…) significa que Israel también puede tomar medidas unilaterales como aplicar la soberanía israelí en los Territorios y conectar Maalé Adoumim con Jerusalén”, amenazó Shalom.

Sylvan Shalom es un “halcón” que ocupa el tercer lugar en la lista del Likud (derecha) para las próximas elecciones legislativas del 22 de enero.

En noviembre de 2011, tras el acceso de Palestina al estatuto de miembro integral de la Unesco, Israel también había acelerado la construcción en las colonias de Cisjordania ocupada.

“La decisión de la ONU no cambiará nada en el terreno. No habrá Estado palestino sin compromisos que garanticen la seguridad de los ciudadanos de Israel”, advirtió Netanyahu el jueves por la noche.

“Cuatro años de estancamiento”

——————————

No obstante, los responsables israelíes no dieron a entender que vayan a cuestionar los acuerdos con los palestinos.

Eso sí, podrían bloquear los impuestos que Israel recauda por cuenta de la Autoridad Palestina o reducir el número de permisos de trabajo para los palestinos.

“Reaccionaremos en su momento, porque estamos asistiendo realmente a una violación de los acuerdos”, insistió el ministro de Asuntos Estratégicos, Moshé Yaalon.

La oposición, mientras tanto, no dejaba de asaetear con sus críticas a Netanyahu, gran favorito de cara a las legislativas del 22 de enero.

“Con el reconocimiento en la ONU (de Palestina), Israel ha perdido los logros obtenidos mediante las negociaciones”, lamentó la ex ministra de Relaciones Exteriores Tzipi Livni (2006-2009), que esta semana creó un nuevo partido de centro.

“Esto es el resultado de una política errada, de cuatro años de estancamiento político, de discursos y de acusaciones del gobierno de Netanyahu (…) que han atentado contra Israel y contra nuestros intereses de seguridad frente a los palestinos y al mundo”, declaró Livni.

La dirigente del partido de izquierda Meretz, Zahava Gal-On, fue mucho más allá estimando que Israel debería haber apoyado la iniciativa palestina.

“Un Estado palestino interesa a Israel”, afirmó.

——————————————————————————————————————————————–

Israel autoriza 3.000 nuevas viviendas en Jerusalén y Cisjordania

El primer ministro, Benjamin Netanyahu, y nueve de sus ministros han decidido acelerar la planificación de los asentamientos tras el voto de la Asamblea General sobre Palestina

Un albañil palestino mira hacia los asentamientos de judíos en Maale Adumim, cerca de Jerusalén. / BAZ RATNER (REUTERS)

La reacción ha tardado poco en llegar. No habían pasado 24 horas desde que los palestinos lograran ante la Asamblea General de la ONU el reconocimiento mundial a su proyecto de Estado, cuando el Ejecutivo israelí lanzó la represalia-bomba. El Gobierno de Benjamín Netanyahu permitirá la construcción de 3.000 viviendas en Jerusalén Este y en Cisjordania, según confirmaron fuentes oficiales, tras una filtración a la prensa israelí.

El crecimiento de los asentamientos es precisamente el gran punto de desencuentro entre la comunidad internacional y en particular la Unión Europea e Israel. Esa distancia ha quedado plasmada en los resultados de una votación que ilustra el creciente aislamiento internacional del actual Ejecutivo israelí. Nueve países apoyaron a Israel frente a 138 que secundaron la iniciativa palestina en la ONU.

Esta nueva y voluminosa expansión de las colonias torpedea los esfuerzos internacionales para alcanzar una solución pacífica al conflicto de Oriente Próximo y toca una fibra extremadamente sensible, que en la jerga diplomática se conoce como E-1. Se trata de una zona cercana a Jerusalén, que de construirse, impediría la continuidad territorial entre el norte y el sur de Cisjordania. Hasta ahora, Washington se ha opuesto a cualquier tipo de urbanización en esta zona. Para los palestinos, construir en E-1, y enlazar la nueva colonia con el asentamiento de Maale Adumin, equivaldría poco menos que a una declaración de guerra.

“La decisión que se ha adoptado es la de permitir la construcción de 3.000 unidades de viviendas en Jerusalén y en Cisjordania”, confirmaron las fuentes oficiales. “El Gobierno también ha iniciado el proceso para planear y mapear en E-1”, añadieron.

Fuentes diplomáticas israelíes interpretan el anuncio como una respuesta política contundente a la resolución propuesta por los palestinos y aprobada en la ONU. Acelerar la expansión de los asentamientos forma parte de la batería de amenazas que Israel hizo llegar a los palestinos durante los días previos a la votación y con la que pretendía que el presidente Mahmud Abbas se echara para atrás y renunciara a llegar hasta la ONU. Las amenazas no surtieron efecto y ahora empiezan a conocerse las primeras represalias. Recortar las cuotas de agua a las que los palestinos tienen acceso o disminuir el número de permisos de trabajo para los palestinos que trabajan en Israel son otras de las medidas que los israelíes barajan.

Más de medio millón de colonos israelíes viven incrustados en los territorios palestinos ocupados; una cifra que no ha dejado de crecer desde 1967. Hace más de dos años que las llamadas conversaciones de paz se encuentran en punto muerto, en parte debido a este asunto. Los palestinos se niegan a sentarse a la mesa de negociación con los israelíes hasta que no cese la construcción en Cisjordania y Jerusalén Este.

“Esta es una provocación de [el primer ministro Benjamín] Netanyahu al mundo occidental”, sostiene Meir Margalit, concejal del Ayuntamiento de Jerusalén y responsable de la parte oriental de la ciudad. Margalit cree sin embargo que las palabras del Gobierno pueden ser solo una amenaza vacía; que para hacerse efectiva tiene que superar numerosos trámites que podrían demorarse hasta un año.

Más allá de la filtración de los planes urbanísticos, apenas hubo el viernes reacciones en Israel a un batacazo diplomático de proporciones inéditas. Políticos y también algunos analistas israelíes han centrado sus esfuerzos en minimizar la relevancia de la victoria palestina. Consideran que la Asamblea General de la ONU es una institución anitisraelí por naturaleza y que por lo tanto el resultado era esperable. Pero al margen de la abrumadora superioridad numérica de los votos, lo que a Israel de verdad le preocupa es haber perdido lo que llaman el “voto de calidad” en alusión a las democracias occidentales. En total, solo nueve países votaron en contra de la propuesta palestina y a favor de Israel. De ellos, varios de limitada relevancia política, incluidas las repúblicas de las Islas Marshall, de Palau y de Nauru.

A cambio han perdido el apoyo de destacados países europeos como Italia o Francia y sobre todo han visto cómo por primera vez Alemania, el gran pilar sobre el que se cimentan las relaciones israelo-europeas, pasaba del no a los palestinos a la abstención.

——————————————————————————————————————————————-

 
30-11-2012 EFE

EE.UU. rechazó hoy el anuncio de Israel de la construcción de 3.000 nuevas viviendas en asentamientos en Cisjordania y Jerusalén Este en respuesta al reconocimiento anoche por parte de la ONU de Palestina como Estado observador.

“Reiteramos nuestra larga oposición a la construcción dentro de los asentamientos en Jerusalén Oriental (…) Creemos que estas acciones son contraproducentes y hacen más difícil que se reanuden las negociaciones directas o lograr una solución para los dos estados”, dijo hoy la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland.

Según explicó en su rueda de prensa diaria, “las negociaciones directas siguen siendo la única manera de lograr el objetivo que palestinos e israelíes dicen que buscan. Así que vamos a ser justos en nuestra preocupación acerca de acciones provocativas o cualquier acción que haga más difícil conseguir las dos partes vuelvan a la mesa (de negociación)”.

La Asamblea General de Naciones Unidas aprobó anoche por 138 votos a favor, 9 en contra y 41 abstenciones, el reconocimiento de Palestina como Estado observador no miembro del organismo mundial, con las fronteras de 1967 y Jerusalén Este de capital.

Nuland calificó la decisión de “desafortunada” e insistió en que el camino para la paz entre ambas partes está “en Ramala y en Jerusalén, y no en Nueva York” y añadió que no mejora la situación para lograr un Estado palestino.

Los palestinos, por su parte, consideran que el reconocimiento de un Estado palestino en los territorios ocupados por Israel en 1967 puede sentar las bases para reactivar el diálogo de paz en la región. Además, han dejado en claro que reanudarán las negociaciones mientras prosiga la construcción en los asentamientos.

La edición digital del diario Yediot Aharonot aseguró que la decisión de construir 3.000 nuevas viviendas fue adoptada por el grupo de los nueve ministros más importantes del Gobierno, que el jueves analizó la respuesta israelí a la iniciativa palestina en Naciones Unidas.

La semana pasada, Estados Unidos había instado a Israel a no autorizar la construcción en el área denominada E1, entre el asentamiento de Male Adumin y Jerusalén, como una de las posibles respuestas a la acción palestina en la ONU.

Tanto Bruselas como Washington habían apelado a Israel a no ofrecer una respuesta demasiado dura a la iniciativa palestina en la ONU que pudiese dificultar un hipotético retorno a las negociaciones de paz.

Sólo un país de la UE, la República Checa, votó en contra de la propuesta palestina, junto a Estados Unidos y Canadá.

———————————————————————————————————————————————–

3.000 EN JERUSALÉN ESTE Y CISJORDANIA

La Autoridad Palestina considera la ampliación de los asentamientos “una bofetada en la cara del mundo”

JERUSALÉN, 30 Nov. (EUROPA PRESS) –

   La Autoridad Palestina ha calificado el anuncio de Israel de construir 3.000 viviendas en Jerusalén Este y Cisjordania como “una bofetada en la cara del mundo” tras el respaldo obtenido el jueves por Palestina en la ONU, donde ha pasado a ser considerada Estado observador.

   Un portavoz de la presidencia de la Autoridad Palestina, Nabil Abu Rudeineh, ha criticado el anuncio de Israel y ha advertido de que el Gobierno de Benjamin Netanyahu se quedará “todavía más aislado”.

En este sentido, ha señalado que, en Naciones Unidas“el mundo enteró expresó su objeción a la ocupación” israelí, según informa el periódico ‘Yediot Ahronot’. La declaración del Gobierno de Israel “es una bofetada en la cara del mundo que eligió votar a favor del Estado palestino”, ha lamentado Abu Rudeineh.

Por su parte, el principal negociador palestino, Saeb Erekat, ha subrayado que mientras su gobierno hace “todo lo posible para mantener viva la solución de los dos Estados” en Oriente Próximo, las autoridades de Israel“están haciendo todo lo posible para destruirla”, informa la agencia de noticias Reuters.

Anuncios

One Comment to “Israel autoriza 3.000 nuevas viviendas en Jerusalén y Cisjordania”

  1. EE UU , LE TOMO MUCHOS TERRITORIOS A MEXICO,, PORQUE , NO SE LOS DEVUELVE , COMO LE EXIGE A ISRAEL A NO USAR LO CONQUISTADO CON MUCHAS MUERTES,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: