Semanario censurado en China


– Las autoridades chinas consiguen frenar momentáneamente la oleada contra la censura

– El medio chino en huelga acepta volver al trabajo a cambio de la dimisión del jefe de Propaganda

– El semanario censurado en China se publicará normalmente el jueves

– Crece el movimiento de apoyo a un semanario censurado en China

———————————————————————————————————————————————

Las autoridades chinas consiguen frenar momentáneamente la oleada contra la censura

(EFE)

Pekín, 9 ene (EFE).- La polémica por la censura al prestigioso semanario “Southern Weekly”, que causó las primeras manifestaciones en décadas por la libertad de expresión en China, condujo hoy a un preacuerdo entre la publicación y las autoridades provinciales, aunque sus consecuencias se han extendido a otros medios.

Tras dos días de huelga, la redacción del cantonés “Southern Weekly” (“Nanfang Zhoumo” en mandarín) desconvocó hoy la protesta iniciada contra la censura que el Departamento de Propaganda aplicó en su editorial de Año Nuevo, según informó el “South China Morning Post”.

Fuentes cercanas a la publicación aseguraron que en las negociaciones participó el máximo responsable del Partido Comunista de China (PCCh) en Cantón, Hu Chunhua, quien dio a entender que cesaría al actual jefe de Propaganda provincial, Tuo Zhen, al que los periodistas atribuyen un estricto control sobre el contenido de la publicación.

Sin embargo, Hu también sugirió que no le destituiría de inmediato con el fin de “salvar la cara” del alto cargo y del Departamento.

Con este acuerdo, que también evita “un castigo” para los trabajadores que se declararon en huelga, las autoridades del gigante asiático consiguen rebajar el clamor popular contra la censura, que provocó manifestaciones a favor de la libertad de expresión ante la sede del semanario durante los últimos dos días.

Las redes sociales también acumularon miles de comentarios de los ciudadanos del país a favor de la libertad de prensa e incluso algunas celebridades chinas, como los populares actores Yao Chen y Chen Kun -que juntos suman más de 59 millones de seguidores- se unieron a la causa del “Southern Weekly”.

“Si no hay cambios ni sucesos inesperados el semanal se editará y saldrá a la venta esta semana sin ningún problema”, confirmó a Efe un empleado de la publicación que prefirió mantener su anonimato.

El aparente control sobre el conflicto en Cantón contrasta con las nuevas protestas que ha suscitado la obligación de todos los medios del país de publicar un editorial que intenta justificar la censura.

El escrito, publicado el pasado día 7 por el diario “Global Times”, vinculado al PCCh, apunta que China “no tiene la infraestructura social para apoyar la prensa libre” y culpa a “fuerzas externas” de los incidentes en Cantón.

Aunque la mayoría de los medios de comunicación han claudicado y reproducido el mensaje, algunos de ellos -los considerados más liberales del país- fueron más reticentes a la hora de complacer las demandas del Departamento de Propaganda del Partido.

Es el caso de “The Beijing News”, cuyo director, Dai Zigeng, se negó ayer a publicar el editorial y, al ser forzado por las autoridades, decidió presentar su dimisión, según explicaron varios trabajadores del rotativo a través de las redes sociales.

Aunque desde el mismo periódico no han confirmado oficialmente su renuncia, tanto la prensa como los periodistas del diario dan por hecho el relevo, después de que Dai discutiera con las autoridades de Propaganda y les amenazara con irse si se publicaba el artículo.

Con una tirada de más de medio millón de ejemplares diarios, la edición de hoy de “The Beijing News” incluye finalmente el citado editorial, pero mucho más corto que el original, relegado a un pequeño espacio de las últimas páginas y fuera de la sección de opinión.

Además, los editores decidieron no firmar la página por la inclusión del citado artículo.

Otros periódicos importantes del país, como el “Oriental Morning Post” de Shanghái o el “Southern Metropolis Daily” no han hecho ninguna referencia al editorial ni en sus ediciones impresas ni a través de la red.

Por el momento ningún alto cargo del Gobierno chino ha hecho declaraciones públicas sobre las recientes disputas entorno a la libertad de expresión de los medios en el gigante asiático, algo que cuestiona hasta que punto el nuevo líder del PCCh, Xi Jinping, apoyará medidas de mayor apertura económica, política y social.

Sea como fuere, las protestas reflejan las presiones al régimen para una mayor flexibilización de la prensa y plantea un desafío para el Gobierno central.

Además, el conflicto supone un reto para el nuevo máximo líder comunista de la “libertaria” provincia de Cantón, Hu Chunhua, “el pequeño Hu”, quien según los analistas aspira a ser uno de los máximos líderes del país en 10 años.

Por Xavier Fontdeglòria

———————————————————————————————————————————————

El medio chino en huelga acepta volver al trabajo a cambio de la dimisión del jefe de Propaganda

AGENCIAS / PEKÍN
Día 09/01/2013

Los periodistas del «Semanario del Sur» podrían abandonar su protesta en las próximas horas, tras la supuesta promesa de las autoridades de Pekín de que Tuo Zhen será apartado del cargo, aunque no de forma inmediata

La redacción del periódico chino «Semanario del Sur» han aceptado finalizar la huelga que comenzaron el pasado lunes contra la censura gubernamental a cambio de la dimisión del jefe de Propaganda de la provincia de Guangdong, Tuo Zhen, según fuentes cercanas a los periodistas citadas por la agencia Efe.

Las citadas fuentes revelaron al diario «South China Morning Post» que los periodistas han pactado con las autoridades locales volver al trabajo este mismo miércoles. Al parecer, el acuerdo ha sido posible gracias a la mediación del jefe del Partido Comunista de China (PCCh) en la provincia de Guangdong, Hu Chunhua, según fuentes consultadas por dicho diario y por la agencia Reuters.

Las fuentes han indicado que Hu, que asumió el cargo en diciembre, ha intervenido personalmente en las negociaciones entre la redacción y los gestores del «Semanario del Sur», algo poco frecuente en la política china. De acuerdo con su versión, los periodistas han accedido a volver al trabajo en las próximas horas para que el semanario se imprima con normalidad a cambio de no ser sancionados y de que Hu destituya al jefe de Propaganda, aunque no de forma inmediata.

Otra fuente, próxima al comité provincial del PCCh, indicó a Reuters que el director del periódico, Huang Can, podría ser despedido y que las autoridades chinas han accedido a «aflojar la correa» sobre la publicación en el futuro. La redacción del semanario rechazó confirmar el acuerdo a la prensa internacional, explicando que ello podría perjudicar su posición en las negociaciones y expresando su deseo de no empeorar la situación.

«Fuerzas extranjeras»

El detonante de la huelga fue la decisión de la censura del régimen de sustituir una carta a los lectores con motivo del Año Nuevo que iba a publicar el semanario y que pedía un gobierno constitucional por otro artículo elogiando los logros del Partido Comunista.

La confrontación en el periódico, considerado como un ejemplo de independencia e información en profundidad en la escena mediática china, muy controlada, ha desencadenado peticiones a los nuevos dirigentes del país para que haya una mayor libertad de prensa. A pesar de ello, el «South China Morning Post» ha revelado que las autoridades chinas han convocado a una reunión a los editores de los medios de comunicación del país para ordenarles que publiquen comentarios favorables al PCCh.

Aunque las autoridades chinas no se han pronunciado oficialmente, la prensa progubernamental ha publicado un artículo del «Global Times» -edición internacional del «Diario del Pueblo»- que acusa a «fuerzas extranjeras» de provocar el conflicto en el semanario.

Dimite por las presiones el director del «Beijing News»

El director del diario pekinés «The Beijing News» dimitió la pasada noche tras negarse a publicar un editorial oficialista que respalda el control del Gobierno chino sobre los medios de comunicación, según apuntaron varios periodistas del rotativo en las redes sociales. Después de la huelga y protestas a favor de la libertad de expresión protagonizadas por el «Semanario del Sur», el Departamento de Propaganda del PCCh envió el martes una misiva a los responsables de los medios de comunicación de todo el país en la que exigía la publicación del editorial, elaborado por el periódico «Global Times», vinculado al Partido.
En el caso del «Beijing News», propiedad del Grupo Nanfang y que también publica el «Semanario del Sur», el director del periódico, Dai Zigeng, rechazó la orden de imprimir el artículo que justifica la censura y, al ser forzado por las autoridades, decidió presentar su dimisión.
La edición de hoy del diario incluye el citado editorial, aunque mucho más corto que el original y fuera de las páginas de opinión, informa Efe.
—————————————————————————————————————————————————

El semanario censurado en China se publicará normalmente el jueves

(AFP)

CANTÓN — El semanario reformista chino Nanfang Zhoumo que tras ser censurado desencadenó una movilización de protesta en China a favor de la libertad de expresión será distribuido con normalidad este jueves, informó este miércoles un periodista de la redacción.

“El semanario se publicará normalmente este jueves”, explicó a AFP el periodista del Nanfang Zhoumo, editado en Cantón (sur).

La reciente reescritura de un editorial por orden de las autoridades había desencadenado un importante movimiento de intelectuales, famosos e internautas, en respaldo a la publicación.

“Nunca ha habido huelga”, aclaró el periodista del Nanfang Zhoumo, parte de cuya redacción había publicado un comunicado denunciando la censura.

Según la agencia japonesa de prensa Kyodo, que cita a un responsable del semanario, se alcanzó un “acuerdo verbal” entre la redacción y las autoridaes.

En virtud de ese compromiso, los periodistas implicados en las protestas no serán molestados y los servicios de propaganda no intervendrán más de forma directa en la redacción de los artículos del semanario.

El redactor consultado por AFP dijo que estaba escribiendo un artículo sobre un libro de Alexis de Tocqueville, El Antiguo Régimen y la Revolución.

El libro, en el que Alexis de Tocqueville analiza la situación francesa antes de 1789, está teniendo un gran éxito en las librerías chinas. Algunos ven paralelismos entre la situación actual de China y la Francia prerrevolucionaria.

En un editorial publicado con motivo del Año Nuevo, el Nanfang Zhoumo había pedido a las autoridades chinas reformas políticas y respeto a las libertades fundamentales. El texto original fue modificado de forma significativa por instrucciones del departamento de propaganda de la provincia de Cantón (sur), donde tiene su sede la publicación.

La intervención de la censura suscitó una ola de indignación en las redes sociales y una fuerte movilización que se concretó en manifestaciones.

Incluso varias celebridades, de ordinario muy discretas en cuanto a temas políticos, expresaron públicamente su apoyo al semanario.

Este miércoles, por tercer día consecutivo, militantes de la libertad de expresión se reunieron ante las oficinas del Nanfang Zhoumo, en la ciudad de Cantón, pero no eran más que doce, según constató un periodista de AFP.

Luciendo una pancarta en la que se leía “Democracia en China”, intercambiaron improperios con manifestantes progubernamentales también presentes frente a la redacción.

Según el South China Morning Post, diario de Hong Kong, el nuevo secretario del Partido Comunista de la provincia de Cantón, Hu Chunhua, intervino en persona para calmar los ánimos. El dirigente se considera como una de las figuras ascendentes del PCC.

El caso se ha convertido en apenas unos días en un quebradero de cabeza para la nueva dirigencia comunista nombrada en noviembre.

El presidente Xi Jinping, poco después de asumir su cargo, insistió en la importancia de respetar la Constitución, que en teoría contempla la libertad de expresión.

De forma general, el Partido Comunista controla de cerca la información publicada por la prensa china.

Dicha información pasa por un proceso en el que intervienen la autocensura de los medios, las instrucciones oficiales de cubrir o no cubrir tal o cual acontecimiento, y las directivas posteriores para reorientar coberturas que hayan tomado derroteros no deseados por el poder.

————————————————————————————————————————————————-

Crece el movimiento de apoyo a un semanario censurado en China

Por Carol HUANG (AFP)

CANTÓN, China — El movimiento de opinión a favor de Nanfang Zhoumo, un semanario chino reformista víctima de la censura en días pasados, se reforzó este martes con el apoyo de personalidades de renombre, como la actriz Yao Chen, y blogueros movilizados por la libertad de expresión.

La intervención en temas políticos de algunas de esas personalidades es muy rara, por no decir inexistente, lo que le da más fuerza al mensaje transmitido.

La actriz Yao Chen, que tiene 32 millones de seguidores en su cuenta de Weibo, el equivalente chino de Twitter, subió una foto del logotipo del semanario y una frase del disidente ruso Alexander Soljenitsin que dice: “Una palabra de verdad pesa más que el mundo entero”.

“Lo digo sin pelos en la lengua. Apoyo a los amigos de Nanfang Zhoumo”, dijo por su lado el actor Chen Kun, cuya cuenta en Weibo tiene 27 millones de seguidores.

Por segundo día consecutivo, unos militantes de la libertad de prensa se reunieron ante las oficinas del semanario en Cantón, gran ciudad del sur de China. “El gobierno se sirve de la prensa para sus propios fines”, dijo en la manifestación un joven de 24 años llamado Leung. “Si no salimos a defender esta publicación, nuestra sociedad tendrá cada vez menos espacio para la libertad”.

Algunos manifestantes lucían crisantemos en señal de duelo y otros llevaban las máscaras del grupo Anonymous, conocido por su lucha contra las acciones hostiles a la libertad en internet.

Varios periodistas confiaron a la AFP que había negociaciones entre el personal del Nanfang Zhoumo y el gobierno, para poner fin al conflicto.

En un breve artículo relativo al año nuevo, el semanario Nanfang Zhoumo llamaba al inicio del año a las autoridades a impulsar reformas políticas y a adoptar una Constitución que garantice los derechos de los ciudadanos. Sin embargo, un funcionario de los servicios de propaganda de la provincia meridional de Guangdong, donde está basado el semanario, reemplazó el artículo por otro más suave, indicaron unos periodistas de la publicación, que emitieron una declaración condenando la intervención de las autoridades.

La reescritura del artículo provocó la ira de los periodistas del semanario y de muchos de sus colegas en el país. “Una mano negra corrió una cortina espesa y opaca bloqueando la claridad y el aire fresco. No hay más fin de semana en el sur”, escribió por su parte el conocido periodista de investigación Wang Keqin.

Nanfang Zhoumo, el nombre del semanario censurado, quiere decir literalmente Fin de Semana-Sur.

La movilización salió rápidamente de las salas de redacción chinas y se expandió en internet, donde millones de internautas se manifestaron a favor del semanario y pidieron el fin de la censura, muy activa en todo lo que tiene que ver con las críticas al gobierno o la mención de los derechos humanos.

Además, cosa poco frecuente, la movilización llegó a la calle, ya que el lunes y martes, centenas de personas se manifestaron en Cantón, en el sur de China, para apoyar al semanario. Los manifestantes, reunidos delante del edificio del semanario, tenían una banderola que decía: “Queremos la libertad de prensa, el respeto de la Constitución y la democracia”.

El bloguero más célebre de China, Han Han, manifestó también su apoyo a Nanfang Zhoumo, uno de los medios más audaces frente al poder chino.

Las autoridades se encuentran en una situación delicada frente a este movimiento debido a que una reacción podría echar leña al fuego. “El gobierno anda sobre cáscaras de huevo. En efecto debe evitar que no se envenene la situación, que quede sin control, por ejemplo castigando con una mano demasiado pesada, deteniendo gente o despidiendo” a periodistas, comentó a la AFP Doug Young, profesor de periodismo en la Universidad Fudan de Shanghai.

——————————————————————————————————————————————–

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: