La violencia se dispara en Pakistán con 125 muertos en cuatro atentados


– La violencia se dispara en Pakistán con 125 muertos en cuatro atentados

– Los chiíes en Quetta se niegan a enterrar los muertos en protesta por los atentados

– Ban Ki Moon condena “enérgicamente” los atentados del jueves en Pakistán

—————————————————————————————————————————————————

La violencia se dispara en Pakistán con 125 muertos en cuatro atentados

Por Maaz JAN (AFP)

QUETTA, Pakistán — Pakistán seguía este viernes conmocionado tras haber vivido la víspera una de las jornadas más sangrientas de su convulsa historia reciente, con 125 muertos en una serie de atentados principalmente contra chiíes, a pocos meses de unas elecciones generales en ese inestable país dotado del arma nuclear.

El ataque más devastador, fue un doble atentado en un club de billar repleto de gente en ciudad de Quetta, capital de la región de Baluchistán, de mayoría chií, que dejó 92 muertos y 121 heridos, indicaron las autoridades locales.

Éste es uno de los ataques más graves contra esta comunidad musulmana. Se trata asimismo del ataque más mortífero desde el doble atentado suicida delante de un centro de entrenamiento de la policía en Shabqadar (noroeste) el 13 de mayo de 2011, en el que murieron 98 personas.

El atentado de Quetta contra la minoría chií, de la que procede el 20% de la población total de Pakistán (180 millones de habitantes), fue reivindicado por los extremistas suníes del Lashkar e Jhangvi (LeJ), principal grupo rebelde antichií del país. Aliado de Al Qaeda y de los talibanes paquistaníes, el LeJ estuvo implicado en el secuestro y el asesinato del periodista estadounidense Daniel Pearl, decapitado en enero del año 2002.

Cientos de chiíes organizaron este viernes una sentada de protesta frente al local devastado por el atentado y rehusaron enterrar a sus familiares muertos mientras el ejército no garantice la seguridad en la ciudad, en lugar de la policía o de los paramilitares, considerados ineficaces o corruptos. El Gobierno regional anunció tres días de duelo, pero sin convencer a los manifestantes que permanecían en la calle alrededor de una treintena de víctimas mortales colocadas en ataúdes.

Baluchistán, una de las regiones más pobres de Pakistán, es escenario habitual de violencia, principalmente contra la minoría chií, o vinculada al conflicto entre las autoridades y una insurrección local. Los rebeldes de Baluchistán se alzaron en 2004, reclamando una autonomía política y un mejor reparto de los beneficios obtenidos de los recursos mineros y de gas de la región.

Un primer atentado con explosivo se había producido poco antes también en Quetta, causando la muerte a 11 personas en un mercado muy concurrido. Otro atentado se produjo también el jueves en el noroeste, en Mingora, capital del valle del Swat, donde una bomba colocada en la sede de un movimiento religioso dejó 22 muertos y mas de 80 heridos

La organización de defensa de Derechos Humanos Human Rights Watch (HRW) reaccionó este viernes condenando “la cobardía y la indiferencia de las autoridades” frente a las “matanzas” de chiíes, cada vez más frecuentemente víctimas de ataques en Pakistán en los dos últimos años. Según HRW, 2012 fue el “año más sangriento” para esta minoría musulmana en la historia del país, con más de 400 muertos en ataques o atentados.

Francia condenó este viernes “con la mayor firmeza” los atentados del jueves y exhortó a las autoridades paquistaníes a que “hagan cesar las violencias religiosas” y a combatir los extremismos. La negra jornada del jueves confirma el alza de la violencia observada en las últimas semanas en varias regiones de este país, una realidad inquietante a pocos meses de las elecciones generales, previstas en la próxima primavera.

Para el general retirado y analista político, Talat Masood, la multiplicación de atentados demuestra que “el gobierno pierde totalmente el control de la situación” y que en este contexto será “muy difícil organizar elecciones” a los plazos previstos. Todo ello se produce además en un contexto de crecientes tensiones fronterizas en los últimos días entre Pakistán e India, dos potencias nucleares vecinas, en la disputada zona de Cachemira.

——————————————————————————————————————————————–

Llaman a una gran marcha contra el Gobierno

Los chiíes en Quetta se niegan a enterrar los muertos en protesta por los atentados

Cadáveres en la mezquita de Nichari Imambargah, en Quetta.| ReutersCadáveres en la mezquita de Nichari Imambargah, en Quetta.| Reuters

dpa | Islamabad

viernes 11/01/2013 

En un desafío poco común, un líder musulmán chií criticó públicamente al general militar paquistaní Ashfaq Kayani, el jefe de la seguridad en el país, después de los atentados de este jueves que dejaron más de 100 muertos, la mayor parte pertenecientes a la minoría religiosa musulmana chií.

Muhamad Tahir ul Qadri.| AfpMuhamad Tahir ul Qadri.| Afp

La crítica hacia Kayani, posiblemente el hombre más poderoso en el país, destacó las frustraciones de los chiíes por el fracaso de Pakistán para contener a los grupos militantes suníes que han prometido acabar con ellos.

“Le pregunto al jefe del Ejército: ¿Qué ha hecho en estos tres años en el cargo? ¿Qué nos excepto la muerte?”, dijo Maulana Amin Shaheedi, quien encabeza el consejo nacional de organizaciones chiíes.

La comunidad chií en Quetta, la ciudad más afectada ayer por la violencia de los radicales suníes, se niegan a enterar los cadáveres hasta que el Gobierno les asegure protección, según informa la BBC.

La jornada más sangrienta

El número de muertos en la serie de ataques el jueves en Pakistán aumentó a 114, sobre todo por el atentado doble en la ciudad de Quetta, una capital provincial en el sudoeste del país, según informó la policía.

En esa localidad murieron al menos 82 personas, entre ellos un atacante suicida, en un atentado dirigido contra un salón de billar. La mayoría de las víctimas pertenecían a la minoría chiita.

El grupo terrorista sunita Lashkar-e-Jhangvi se atribuyó los ataques. En otro incidente poco antes murieron también en Quetta 11 personas. El resto de las víctimas, 21, se produjo cerca de Mingoria, en el valle de Swat

Marcha contra el Gobierno

Por otro lado, el clérigo musulmán paquistaní Muhamad Tahir ul Qadriconvocó a cientos de miles de seguidores a una marcha contra el gobierno.

“Nuestra revolución es pacífica”, aseguró el clérigo, quien explicó que la marcha comenzará el domingo en la ciudad de Lahore, en el este del país, y buscará llegar al día siguiente a la capital, Islamabad, ubicada a 260 kilómetros.

El clérigo, hasta hace poco desconocido, se ha ganado muchos seguidores en las últimas semanas por sus fuertes críticas al gobierno, al que considera corrupto e incompetente.

El período legislativo en Pakistán finalizará en marzo y 60 días después están convocadas elecciones.

Tras los últimos atentados Qadri instó a los gobernantes admitir su “total fracaso”. “No tienen legitimación moral para continuar en el gobierno, porque no pueden proteger a la gente en el país”, aseguró. Qadri demanda la formación de un gobierno de transición y una reforma electoral.

——————————————————————————————————————————————-

Ban Ki Moon condena “enérgicamente” los atentados del jueves en Pakistán

MADRID, 11 Ene. (EUROPA PRESS) –

   El secretario general de Naciones UnidasBan Ki Moon, ha condenado “enérgicamente” los cuatro atentados ocurridos el jueves en Pakistán, en los que murieron 115 personas y otras 251 resultaron heridas, según un comunicado de su portavoz.

   “También condena el asesinato el miércoles de Syed Riaz Hussain, presidente del Partido del Pueblo de Pakistán en Kurram”, ha señalado el portavoz en una nota emitida el jueves por la noche. El secretario general de la ONU ha destacado que Hussain era un gran defensor de la democracia y la tolerancia.

En total, ayer se produjeron cuatro atentados en Pakistán. Los dos últimos atentados se registraron en la localidad de Quetta, la capital de la provincia de Baluchistán, con un margen de apenas diez minutos y han provocado la muerte de 81 personas y heridas a 121.

Apenas unas horas antes, doce personas fallecieron y más de 60 resultaron heridas a causa de un atentado contra un mercado de la localidad. Además de los ataques de Quetta, se produjo un atentado terrorista en Mingura, la principal ciudad del valle del Swat, que acabó con la vida de 22 personas y dejó más de 70 heridos.

“Estos horribles ataques no pueden justificarse por ninguna razón”, ha señalado el portavoz. “El secretario general envía sus condolencias y muestra su simpatía por el Gobierno y el pueblo de Pakistán, al igual que las familias de todas las víctimas”, ha afirmado.

El portavoz ha añadido que Ban Ki Moon reitera el “fuerte apoyo deNaciones Unidas a los esfuerzos del Gobierno de Pakistán para combatir la lacra del terrorismo y la esperanza de que los perpetradores de estos violentos actos sean llevados ante la justicia”.

Anuncios
Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: