Israel se niega a participar en Consejo de Derechos Humanos de la ONU


– Israel se niega a participar en Consejo de Derechos Humanos de la ONU

– Las colonias judías en territorios palestinos constituyen un crimen de guerra

– La ONU exige a Israel que desmantele todos sus asentamientos en Palestina

– Israel considera “desafortunadas y contraproducentes” las denuncias de la ONU

——————————————————————————————

Israel se niega a participar en Consejo de Derechos Humanos de la ONU

El presidente del Consejo calificó el hecho como una “situación sin precedentes” en la historia de este organismo.

por DPA – 29/01/2013 – 
Sede de la ONU, Nueva YorkSede de la ONU, Nueva York

Israel se convirtió este martes en el primer país de la ONU que se niega a que el organismo internacional evalúe la situación de los derechos humanos en su país.

Los representantes de Israel no comparecieron el martes en Ginebra en una sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en la que posiblemente se habría tratado la cuestión de la construcción de asentamientos en territorio palestino.

El presidente del consejo, el embajador polaco ante la ONU Remigiusz Henczel, habló de una “situación sin precedentes” en la historia de este organismo de la ONU.

Además, el Consejo de Derechos Humanos adoptó una resolución en la que “lamenta” la postura de Israel e insta a este país a reconsiderar su posición y presentarse durante este año para contestar a las preguntas de la institución.

El Consejo no cuenta sin embargo con ningún medio para obligar a comparecer a los representantes de un Estado.

El portavoz del Ministerio de Exteriores israelí no quiso comentar la postura de su país, que se esperaba desde hace tiempo. A principios de 2012, el ministro de Exteriores en funciones, Avigdor Lieberman, aseguró que se boicotearía al Consejo de Derechos Humanos ya que éste buscaba controlar la política de asentamientos de Israel.

———————————————————————————————————————————————–

Las colonias judías en territorios palestinos constituyen un crimen de guerra

(EFE)

Ginebra, 31 ene (EFE).- La acción de transferir directa o indirectamente población judía para el establecimiento de las colonias en los territorios palestinos ocupados entra en la categoría de crímenes de guerra de la Corte Penal Internacional, señaló hoy una comisión internacional auspiciada por la ONU.

“Estos crímenes corresponden de lleno a las provisiones legales del artículo 8 del estatuto de la Corte Penal Internacional, que es el de crímenes de guerra”, explicó la jurista francesa Christiane Chanet, presidenta de la comisión que investiga el impacto de los asentamientos israelíes.

El grupo, que completan las juristas Asma Jahangir (Pakistán) y Unity Dow (Botsuana), presentó en Ginebra un extenso informe sobre los hechos que ha conseguido documentar en seis meses de trabajo y a pesar de que el Gobierno de Israel le negó cualquier cooperación y autorización para entrar en los territorios palestinos.

En sentido de “derecho puro”, el establecimiento de colonias israelíes en suelo palestino se considera un crimen de guerra, explicó Chanet, quien subrayó que esto no implica que la Corte Penal Internacional (CPI) vaya a decidir que tiene jurisdicción en este caso en vista de que Palestina no es un Estado reconocido.

“Transferir a su propia población a un territorio ocupado va contra el derecho a la libre determinación y si estamos ante un mapa vemos como los asentamientos rompen la continuidad de la tierra palestina”, indicó Chanet en una rueda de prensa.

Unas 250 colonias judías han sido levantadas en Cisjordania y Jerusalén Este desde 1967, con o sin autorización oficial, y se calcula que hay 520.000 colonos que residen allí.

Según el informe encargado por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en la última década la población de colonos creció a un ritmo anual mucho más alto (5,3 %) que la población en Israel (1,8 %).

Chanet recalcó que los asentamientos “han sido establecidos y desarrollados en beneficio exclusivo de los judíos israelíes”, y que su existencia reposa “en un sistema de total segregación entre los colonos y la población (palestina) local”.

Recordó que esos asentamientos implican que los palestinos tienen restringida su libertad de movimiento, pierden el acceso a los recursos naturales, sufren la demolición de sus viviendas y la destrucción de árboles.

Entre las especies que desaparecen están los olivos, que por generaciones han constituido la principal fuente de ingresos para muchas familias palestinas.

Todo ello ocurre con “el total conocimiento y complacencia del gobierno”, dijo la presidenta de la comisión.

“Las autoridades (israelíes) tienen el pleno control de la planificación de las colonias y eso es obvio para todos”, agregó.

Tras defender la “independencia, imparcialidad, integridad y profesionalismo” que han inspirado el trabajo de la comisión desde el pasado julio, Chanet lamentó la total falta de cooperación de Israel con sus investigaciones.

Eso obligó a las tres juristas a realizar parte de su trabajo desde Jordania, donde pudieron entrevistarse con abogados, funcionarios, diplomáticos y, sobre todo, personas que han sufrido directamente por la construcción de los asentamientos.

Muchas de esas personas -comentó Chanet- tuvieron que realizar viajes “penosos para poder hablar con nosotras”.

Por su parte, Dow precisó que el grupo dirigió cinco cartas al Gobierno israelí pidiéndoles su colaboración y permiso para visitar los territorios ocupados, pero ninguna de ellas tuvo respuesta.

No obstante, dijo que no pierden la esperanza de que en el futuro -si el Consejo de Derechos Humanos decide dentro de algunas semanas prorrogar su mandato- puedan desarrollar una relación positiva y un diálogo con él.

La comisión presentará el próximo 18 de marzo las conclusiones de su trabajo a ese órgano de la ONU, en Ginebra.

———————————————————————————————————————————————–

La ONU exige a Israel que desmantele todos sus asentamientos en Palestina

La comisión investigadora denuncia “discriminación sistemática contra el pueblo palestino”

La ONU exige “poner fin a todas las actividades de asentamiento sin condiciones previas”

El asentamiento de Pisgat Ze’ev, en Jerusalén Este, con una sección del muro. / AP

Un informe independiente encargado por el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, y publicado ayer, acusa a Israel de emplear la construcción de asentamientos de colonos para anexionarse de forma lenta e inexorable las zonas ocupadas en Cisjordania y el este de Jerusalén, lo que supone una violación de múltiples leyes internacionales y podría considerarse un crimen de guerra, por el cual la Autoridad Palestina tendría la potestad de acudir a la Corte Penal Internacional de La Haya. Por ello, ese organismo de la ONU le exige al Gobierno israelí que detenga urgentemente la expansión de todos los asentamientos y retire al más de medio millón de colonos judíos que habitan en la zona ocupada palestina.

“El establecimiento de asentamientos en Cisjordania, incluido el este de Jerusalén, ha creado un red de construcciones e infraestructuras que conducen a una progresiva anexión, que impide el establecimiento de un Estado palestino unitario y viable y daña el derecho de la ciudadanía palestina a la autodeterminación”, asegura el informe, encargado en 2012 por la Comisión a tres expertas independientes. “Israel, en cumplimiento del artículo 49 del Cuarto Convenio de Ginebra, debe acabar con todos los asentamientos sin precondiciones. Además debe iniciar de forma inmediata el proceso de retirada de todos los asentamientos de los territorios ocupados palestinos”, añade.

El Cuarto Convenio de Ginebra, de 1949, describe las protecciones debidas a la población civil en tiempo de guerra. En su artículo 49 asegura: “La potencia ocupante no podrá efectuar la evacuación o el traslado de una parte de la propia población civil al territorio por ella ocupado”. Desde que en la guerra de 1967 se anexionara, entre otras zonas, la franja de Gaza y la margen occidental del río Jordan, Israel ha construido en este último territorio 250 asentamientos, incluidas varias colonias en Jerusalén este. En ellas habitan más de 520.000 judíos. Israel desmanteló todos sus asentamientos en Gaza en 2005, después de que su parlamento votara a favor de acabar con la ocupación de esa franja.

Cuando la Comisión encargó el informe, Israel anunció que no cooperaría con sus autores. “El único modo de resolver todos los asuntos pendientes entre Israel y los palestinos, incluido el de los asentamientos, es a través de negociaciones directas sin precondiciones”, asegura Yigal Palmor, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel. “Medidas contraproducentes, como este informe que tenemos ante nosotros, sólo entorpecerán los esfuerzos por encontrar una solución sostenible al conflicto árabe-israelí. Tristemente, el Consejo de Derechos Humanos se distingue por sus visiones parciales y tendenciosas sobre Israel. Este último informe es sólo un desafortunado recordatorio de ello”. En el mismo día en el que el Consejo de la ONU hizo público su informe, el ministerio de Defensa israelí aprobó la construcción de 346 nuevas viviendas dentro de Cisjordania.

La retirada de Cisjordania implicaría el desmantelamiento de un muro divisorio, que se comenzó a construir a principios de la década pasada, cuya extensión prevista es de 700 kilómetros y que discurre de forma sinuosa dentro de territorio palestino. El Consejo, además, insta a Israel a compensar a los palestinos que se hayan visto afectados por la ocupación y le exige a la empresa privada que deje de suministrar bienes y servicios a los asentamientos dentro de Cisjordania, “para asegurarse de que no está teniendo un impacto adverso sobre los derechos de la ciudadanía palestina, en conformidad con el derecho internacional”.

“El informe no sólo diagnostica un comportamiento ilegal, también ofrece conclusiones y hallazgos adicionales al contexto legal; además, describe las prácticas ilegales de Israel sin ambigüedades”, opina Hanan Ashrawi, miembro del Comité Ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina. “Todos los asentamientos de Israel son ilegales y se consideran crímenes de guerra de acuerdo con el Estatuto de Roma de la Corte Peal Internacional y con el Cuarto Convenio de Ginebra. Eso significa que Israel es susceptible de ser procesado. El informe reafirma que Israel debe acabar con sus prácticas ilegales, incluida la retirada inmediata y sin condiciones de sus asentamientos del Estado de Palestina”.

Israel debe acabar con todos los asentamientos sin precondiciones

Informe de la Misión Internacional al Consejo de DD HH de la ONU

En noviembre la Asamblea General dela ONU aceptó el ingreso de Palestinacomo “estado observador no miembro”, lo que reconoció implícitamente la soberanía de los palestinos sobre el territorio ocupado por Israel en 1967. La Autoridad Palestina ha entendido, desde entonces, que su nueva situación en la ONU le permite acudir eventualmente al Tribunal Penal Internacional, en el que podría demandar a Israel por la ocupación y la progresiva expansión de los asentamientos. Días después de aquella decisión en la ONU, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, autorizó la construcción de más de 3.000 viviendas en Cisjordania y Jerusalén este.

Las autoras del informe —Christine Chanet, Asma Jahangir y Unity Dow— entrevistaron en los pasados meses en Jordania a más de 50 personas, entre las que se hallaban numerosos palestinos a los que la expansión de los asentamientos les ha perjudicado directamente, con la confiscación de tierras, la privación de recursos como el agua y, sobre todo, la violencia a la que recurren numerosos colonos para defender los terrenos que según la ONU usurpan.

Según explicó ayer en conferencia de prensa Chanet, directora del estudio: “Para mantener ese sistema de segregación se necesita un sistema policial estricto y control militar. Se necesitan puestos de control, violación de la libertad de movimiento, privación del acceso a los recursos naturales, demolición de casas y a veces incluso la destrucción de árboles”.

—————————————————————————————————————————————–

 
31-01-2013

Israel calificó hoy de “desafortunadas y contraproducentes” las conclusiones de la comisión internacional auspiciada por la ONU para investigar el impacto de los asentamientos israelíes en los territorios ocupados.

La comisión patrocinada por Naciones Unidas aseguró hoy desde Ginebra que las prácticas israelíes en esos territorios violan los derechos humanos de la población palestina.

“El Consejo de Derechos Humanos se ha distinguido, tristemente, por su aproximación sistemáticamente sesgada y unilateral hacia Israel. Este último informe es otro desafortunado recordatorio de ello”, afirmó un comunicado del Ministerio de Exteriores israelí.

El departamento insistió en que “la única forma de resolver todos los asuntos pendientes entre Israel y los palestinos, incluido el asunto de los asentamientos, es a través de negociaciones sin condiciones previas” y aseguró que “medidas contraproducentes, como este informe, solo sirven para poner trabas a los esfuerzos para encontrar una solución sostenible al conflicto israelí-palestino”.

La comisión internacional auspiciada por la ONU para investigar el impacto de los asentamientos israelíes hizo público hoy un informe en el que denunció que las colonias violan niegan el derecho de autodeterminación y discriminan sistemáticamente al pueblo palestino.

El documento consideró que desde 1967 los gobiernos israelíes “han dirigido abiertamente, han participado y han tenido un control pleno sobre la planificación, construcción, desarrollo, consolidación y promoción de los asentamientos” en Palestina, creados “para el exclusivo beneficio de los israelíes judíos”.

Las colonias se mantienen y desarrollan “a través de un sistema de segregación total entre los colonos y el resto de la población de los territorios ocupados (…) respaldado y facilitado por un control militar y legal estricto en detrimento de los derechos de la población palestina”, aseveró la comisión.

“En cumplimiento del artículo 49 de la Cuarta Convención de Ginebra, Israel debe poner fin a todas las actividades de asentamiento sin condiciones previas”, manifestó la presidenta de la comisión internacional, la francesa Christine Chanet.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: