Tragedia en Ciudad de México por explosión en edificio de Pemex


– La explosión en la sede de Pemex en México se debió a una acumulación de gas

– El Gobierno mexicano achaca a una acumulación de gas la explosión en Pemex

– Tragedia en Ciudad de México por explosión en edificio de Pemex

– Explosión en sede central de Pemex en México: 15 muertos y 100 heridos

– “El suelo se estremeció” por la explosión en torre de Pemex, según un testigo

– Fuerte explosión en rascacielos de petrolera mexicana deja 25 muertos y 101 heridos

– Peña Nieto pide que se abra una investigación por la explosión en la Torre de Pemex y “evitar especulaciones”

———————————————————————————————————————————————-

LA FISCALÍA NO HA HALLADO RESTOS DE EXPLOSIVOS

La explosión en la sede de Pemex en México se debió a una acumulación de gas

Tareas de desescombros en la sede de Pemex en México

Foto: HENRY ROMERO / REUTERS

MÉXICO DF, 5 Feb. (EUROPA PRESS) –

   El procurador general de México, Jesús Murillo Karam, ha aclarado este lunes que la explosión que se produjo el pasado jueves en la Torre de Petróleos Mexicanos (Pemex), ubicada en la capital del país iberoamericano, se debió a una acumulación de gas.

   “La explosión se debió a una acumulación de gas que se combinó con una chispa del sistema eléctrico. En su momento álgido, generó un efecto en las lozas de los pisos, primero hacia arriba y luego hacia abajo, que provocó la tragedia”, ha dicho en una rueda de prensa.

Murillo Karam ha aclarado que no se han encontrado restos de explosivos ni de fuego. Además, ha detallado que “la explosión fue difusa, horizontal, perfectamente definida”, que no se ha hallado ningún cráter y que los cadáveres no estaban desmembrados.

El titular del Ministerio Publico ha indicado que estas conclusiones se basan en las pesquisas llevadas a cabo por la Procuraduría General de la República (PGR), la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Policía Federal y Protección Civil.

Horas antes, el secretario de Seguridad Pública de México DF (SSPDF), Jesús Rodríguez Almeida, ya ha desmentido que se encontrara una maleta con explosivos en la sede de Pemex, tal y como ha revelado la prensa mexicana, asegurando que solo contenía ropa y cosméticos.

El suceso se produjo el pasado jueves, cuando alrededor de las 15.40 horas (22.40 horas en España) se registró una explosión en el edificio B2 del centro administrativo de Pemex, que afectó al sótano, el mezanine y la planta baja.

Como consecuencia de ello, 37 personas han muerto y más de un centenar resultaron heridas, aunque solamente siguen hospitalizadas 34, de las cuales siete estarían muy graves, cinco graves, tres en estado delicado y 19 estables.

La Secretaría de Gobernación (Segob) ha dado por concluidas las tareas de rescate, aunque ha apuntado que, en el caso de no confirmarse la identidad de uno de los cuerpos, al que se le están realizando pruebas genéticas, se reanudarán en las próximas horas.

La prensa mexicana indica que aún hay entre cuatro y 16 personas desaparecidas. Un familiar de uno de los trabajadores de Pemex ha detallado al diario ‘El Universal’ que aún hay 13 empleados del departamento de Recursos Humanos y tres de mantenimiento que no están localizados.

————————————————————————————————————————————————-

El Gobierno mexicano achaca a una acumulación de gas la explosión en Pemex

El fiscal general de México descarta la presencia de explosivos en la torre

La empresa privada que daba mantenimiento al edificio pone en duda la versión oficial

Maqueta de la torre para explicar el accidente. / SÁSHENKA GUTIÉRREZ (EFE)

El Gobierno mexicano ha descartado que la explosión ocurrida en el edificio B2 del centro administrativo de Petróleos Mexicanos (Pemex) el pasado jueves, que causó la muerte de 37 personas, se haya debido al uso de explosivos. Jesús Murillo Karam, procurador (fiscal) general de la República, informó a la prensa en la noche del lunes de que “la causa es clara, es una explosión de gas” originada en el sótano del edificio. Murillo Karam insistió en que no se detectaron explosivos porque “no existe en la zona afectada un cráter”, daño típico del empleo de los mismos.

Lo que el Gobierno de Enrique Peña Nieto aún no ha podido explicar es qué tipo de gas fue el que provocó la destrucción de prácticamente cuatro pisos del edificio B2, adjunto a la emblemática Torre de Pemex, ni la fuente del mismo, ni cómo llegó al sótano del inmueble. El fiscal mencionó que podría tratarse de gas metano, pero insistió en que aún tendrán que ampliar los peritajes antes de afirmar con precisión cómo se pudo acumular tal cantidad de gas como para provocar una explosión que sacudió y desplazó las tres plantas superiores, mató a decenas de personas e hirió a un centenar, de las cuales 29 continúan ingresadas en hospitales, algunas en estado muy grave. El funcionario explicó que las investigaciones podrían, eventualmente, aportar elementos para determinar si existen responsables de la tragedia.

Según lo relatado por el fiscal, la explosión habría ocurrido en el sótano del edificio de 13 plantas, en el que cuatro trabajadores de la empresa Conservación Pilotes de Control SA (Copicosa), contratada por Pemex, realizaban labores de mantenimiento en unos pilotes. Murillo Karam informó de que el jefe de esa cuadrilla logró escapar de la muerte, mientras que los cuerpos de sus tres compañeros presentaban quemaduras (los únicos de todos los fallecidos con esas lesiones). Los trabajadores, siempre de acuerdo con los datos preliminares dados a conocer por el fiscal, habrían provocado accidentalmente la explosión con alguna chispa.

Sin embargo, un directivo de la empresa Copicosa, que pidió no ser identificado, dijo a EL PAÍS que, sin querer entrar en controversia con el Gobierno, no coincide con la explicación dada por el fiscal. El directivo recordó que su empresa lleva más de 40 años dando mantenimiento a todo el centro administrativo de Pemex; informó de que los tres trabajadores que murieron eran experimentados, y explicó que para que una explosión de ese tamaño ocurriera, la concentración de gas tuvo que ser enorme, tan grande que sus trabajadores habrían muerto de asfixia mucho antes de las 15.40 horas, cuando ocurrió la explosión, porque se encontraban trabajando allí desde las ocho de la mañana. Incluso, el jefe de la cuadrilla salió de la caja de cimentación, donde llevaban a cabo las obras de mantenimiento, un par de minutos antes de la explosión sin síntoma alguno de intoxicación. Como el gas metano no huele a nada, cuando hay una concentración de ese tamaño, explicó el directivo, las personas “caen como pajaritos”. Reconoció, no obstante, que ellos tampoco tienen “explicación para esto, la verdad”.

Murillo Karam dijo que el gas pudo provenir de un pequeño edificio aledaño al complejo administrativo de Pemex, en el que se almacena gas natural. Esos edificios, explicó, están conectados mediante túneles construidos hace aproximadamente 40 años.

Antes de dar a conocer su informe, el fiscal agradeció la ayuda en las investigaciones de peritos de agencias gubernamentales mexicanas, así como de la Policía Nacional de España, de la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, y de la compañía SGS de Reino Unido.

————————————————————————————————————————————————-

Tragedia en Ciudad de México por explosión en edificio de Pemex

La detonación se registró en la torre B2 del complejo ocupado por la petrolera estatal en la capital de ese país y fue seguida por un derrumbe. 

Tragedia en Ciudad de México por explosión en edificio de Pemex
Después de la explosión se produjo un derrumbe en el edificio afectado.
Foto: AP
MÉXICO.- Una explosión sacudió este jueves un edificio del complejo administrativo central de la empresa Petróleos Mexicanos (Pemex) en la capital mexicana. La cifra de muertos ha crecido constantemente conforme pasan las horas y llega a 25 personas hasta ahora.

Los lesionados, en tanto, superan el centenar.

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, confirmó que el número de fallecidos se incrementó a 25 mientras avanza el trabajo de los equipos de rescate.

17 de las víctimas fatales son mujeres y ocho hombres. Los cuerpos fueron trasladados al servicio médico forense de la capital mexicana.

Durante la noche, autoridades locales señalaron que todavía se desconoce si hay atrapados entre los restos que dejó el derrumbe sufrido por la edificación, que dañó varios pisos.

El Presidente Enrique Peña Nieto ordenó llevar adelante la remoción de todos los escombros hasta comprobar que no hay personas aisladas.

El hecho ocurrió pasadas las 15:00 horas local (18:00 horas en Chile) en el edificio B2 del centro administrativ. Sus causas todavía no habían sido aclaradas durante la madrugada del viernes.

El gobierno anunció que pedirá ayuda a expertos internacionales para investigar la trágica detonación.

Tras la explosión también fue desalojada la torre Pemex, por una falla en el suministro de energía eléctrica que siguió al estallido.

Luego de la fuerte detonación se vivieron escenas de pánico en el complejo de edificios, seguidas por la febril evacuación de los lesionados mediante ambulancias y varios helicópteros que aterrizaron en las calles inmediatas.

El centro administrativo de la petrolera en la capital cuenta con un edificio de 214 metros de altura, la Torre Pemex, que es el segundo más alto de Ciudad de México. El inmueble afectado por la detonación se encuentra vecino a la torre principal.

Búsqueda con perros

El jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, tuiteó que “están trabajando los cuerpos de seguridad pública, rescate y protección civil en apoyo de lo acontecido en la Torre de Pemex”.

Algunas versiones mencionaron una falla eléctrica y una acumulación de gas como causas de la explosión en los primeros momentos.

Equipos de rescate apoyados por perros entrenados, llegaron hasta el sitio del derrumbe para colaborar con la ubicación de las personas atrapadas.

Cerca de 3.500 personas fueron evacuadas del complejo de edificaciones, uno de los hitos más conocidos de la capital mexicana.

Efectivos del Ejército y la Marina se sumaron a las tareas de rescate que se extendieron durante toda la tarde y la noche en el área de la emergencia.

———————————————————————————————————————————————–

Explosión en sede central de Pemex en México: 15 muertos y 100 heridos

Por Henry ORREGO (AFP)

MEXICO — Una explosión sacudió este jueves el rascacielos de la sede central de la petrolera estatal Pemex en Ciudad de México, al parecer por una explosion en una planta eléctrica, provocando 15 muertos y un centenar de heridos, según balances preliminares de las autoridades.

“El suelo se estremeció, como si fuera un sismo. Regresé y vi toda la parte de abajo del edificio destrozada, ya no pude entrar”, dijo a la AFP Astrid García Treviño, quien trabaja en el complejo.

Una nube de humo envolvió la Torre Pemex de 54 pisos y un edificio aledaño de 13 pisos, cuyos alrededores quedaron sembrados por vidrios de los ventanales que se rompieron.

“Tenia dos minutos de salir del edificio, iba a la farmacia cuando estallaron los vidrios, fue un sonido sordo”, agregó García Treviño. El terror se apoderó de los trabajadores que evacuaron la edificación en medio de escenas de pánico.

El número de muertos “se elevó a 15”, señaló por su lado Francisco Suinaga, responsable de la Cruz Roja en México, mientras que la secretaria de Gobernación aumentó a 100 el número estimado de heridos.

“Seguimos buscando sobrevivientes entre los escombros”, señaló el secretario de Gobernación Miguel Angel Osorio Chong, quien acompañaba en el lugar al presidente Enrique Peña Nieto, que acudió para supervisar las tareas de socorro.

“Fue dramático, el edificio se sacudió y de repente estabamos en escombros. Ni siquiera podíamos ver a la gente que estaba a nuesto lado”, dijo a periodistas Cristian Obele, un trabajador y miembro del sindicato de Pemex que estaba en el edificio B2 de la torre cuando ocurrió el siniestro.

Afanosamente grupos de rescate, ayudados por perros, buscaban entre los restos del primer piso del rascacielos a sobrevientes de la explosión, que ocurrió hacia las 16H00 (22H00 GMT), en momentos en que la mayoría de los 3.500 empleados que laboran en la edificación se disponían a salir tras finalizar la jornada laboral.

“Lamento profundamente el fallecimiento de compañeros trabajadores de Pemex”, señaló el mandatario en su cuenta de Twitter.

Osorio Chong dijo que el accidente “se debe a una explosión cuyo origen aún no tenemos precisado”. Una fuente de Protección Civil dijo a la AFP que según testimonios de los trabajadores el origen fue una explosión “por una acumulación de gas, en una planta de electricidad”.

Pemex señaló, sin embargo, que por ahora los peritos trabajan en establecer el origen de la explosión.

“Lo que ocurrió fue una explosión en el edificio B2 del centro administrativo. Hay lesionados y daños en la PB (planta baja)”, explicó Pemex en Twitter. “Peritos analizan las causas del incidente. Cualquier otra versión al respecto es especulación”, añadió la empresa en otro mensaje.

Terror a la salida

Escombros y restos de vidrios quedaron regados sobre la calle, tras la explosión que ocurrió en momentos en que los empleados de la Petrolera estatal finalizaban su jornada laboral.

“En el mezanine (entrepiso) habia más de mil trabajadores formados porque ahí estan las tarjetas donde se checa” el ingreso y egreso del personal, añadió Astrid García a la AFP.

Bomberos y efectivos de organismos de socorro, apoyados por helicópteros y ambulancias, llegaron al lugar, mientras grupos militares cerraban el tránsito en la concurrida avenida de la Marina.

El grupo “Topos”, una unidad especializada en hallar víctimas o sobrevivientes entre los escombros, trabajaba en el lugar en busca de posibles víctimas sepultadas bajo las ruinas.

Antecedentes peligrosos

Las instalaciones de Pemex, la mayor empresa mexicana y una de las diez mayores petroleras mundiales, se han visto sacudidas en los últimos años por accidentes mortales.

En septiembre pasado el incendio en una planta de gas cerca de Reynosa (Tamaulipas, nordeste de México) provocó al menos 30 muertos y 25 heridos, convirtiéndose en el más grave accidente ocurrido en las instalaciones de la petrolera.

En diciembre de 2010, 29 personas ajenas a la compañía murieron al incendiarse un ducto en el centro del país.

En octubre de 2007 más de 20 trabajadores murieron tras lanzarse al agua por una fuga descontrolada de aceite en una plataforma marítima de Pemex en la llamada sonda de Campeche, en el golfo de México.

————————————————————————————————————————————————-

“El suelo se estremeció” por la explosión en torre de Pemex, según un testigo

Por Sofía Miselem (AFP)

MEXICO — “De repente estábamos en escombros”, así relata un trabajador de Pemex -una de las diez mayores petroleras del mundo- la explosión que este jueves sacudió el rascacielos de la sede central de la empresa en Ciudad de México, que dejó al menos 15 muertos y un centenar de heridos.

“El suelo se estremeció, como si fuera un sismo. Regresé y vi toda la parte de abajo del edificio destrozada”, dijo a la AFP Astrid García Treviño, una empleada de Pemex que laboraba en uno de los dos edificios afectados.

Los vidrios del imponente edificio central, que en los años ochenta tras su inauguración fue el más alto de América Latina, empezaron a desprenderse y sus fragmentos cayeron a la calle, dejando el piso “como si hubiera nevado”, comentó Gerardo Rodríguez, un vendedor ambulante que estaba en las cercanías.

Una nube de humo envolvió la Torre Pemex, de 54 pisos, y al edificio aledaño de 13 pisos.

“Fue dramático, el edificio se sacudió y de repente estabamos en escombros. Ni siquiera podíamos ver a la gente que estaba a nuesto lado”, dijo por su parte Cristian Obele, un trabajador y miembro del sindicato de Pemex.

Las vigas que sostenían un techo que comunicaba a los dos edificios cedieron y cayeron provocando el hundimiento del piso.

“En el mezanine (entrepiso) habia más de mil trabajadores formados porque ahí estan las tarjetas donde se checa” el ingreso y egreso del personal, añadió García.

Mientras caían los fragmentos de cristal, las alarmas de los automóviles comenzaron a sonar creando un ambiente infernal.

Las brigadas de emergencia de Pemex comenzaron a atender a los heridos, mientras otros coordinaban la evacuación de unas 3.500 personas que estaban en el lugar al momento de la explosión.

Luego llegaron los bomberos, la Cruz Roja y los helicópteros de rescate, que tuvieron que improvisar un helipuerto a ras de tierra.

Los policías cerraron al tránsito la siempre congestionada avenida de la Marina Nacional, para abrir paso a las ambulancias.

Algunos familiares de empleados del monopolio estatal Petróleos Mexicanos, se apostaron en los alrededores para pedir informes de sus allegados.

Gloria García buscaba a su hermano Daniel, de 35 años, que los llamó por celular y le dijo que había estado atrapado pero que estaba tratando de salir del edificio siniestrado.

“Desde entonces no se volvió a comunicar, ya fuimos a los hospitales y no lo encontramos. Tememos que pueda estar aún allí” debajo de los escombros, dijo la mujer a los periodistas.

Dos grandes gruas para mover las poderosas y pesadas vigas caídas fueron trasladadas hasta el lugar, mientras que un grupo de los llamados “Topos”, una unidad de rescate especializada en sacar víctimas de entre los escombros cuando se producen sismos, acudió al lugar.

“Hay cinco ‘topos’ colaborando en las tareas de rescate en la zona de escombros. No puedo decir cuántas personas puedan estar atrapadas”, dijo a la AFP Omar Flores, un miembro del grupo que estuvo atendiendo emergencias por terremotos en Turquía, Haití y Japón.

Entrada la noche, los cuerpos de socorro lograron sacar a un bombero herido que había quedado atrapado cuando se derrumbaron restos de una pared.

Nadie se atreve a dar una cifra sobre las posibles personas atrapados bajo los escombros, aunque en el lugar permanecen grupos de paramédicos y ambulancias para “atender a decenas de personas” si fuera necesario, según señaló uno de ellos.

El secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, se limitó a señalar que se seguía “buscando sobrevivientes entre los escombros”, sin mencionar cifras.

Las redes sociales se llenaron de mensajes angustiados de personas que buscaban a sus familiares.

“Busco información sobre mi papá”, escribía una usuaria de Twitter identificada como Anna Juárez. “Den a conocer los nombres de los heridos por favor”, reclamaba otra.

——————————————————————————————————————————————-

Fuerte explosión en rascacielos de petrolera mexicana deja 25 muertos y 101 heridos

Las autoridades no han informado sobre la causa del percance, pero los medios de comunicación locales apuntan a la posibilidad de que se haya debido a un problema de calentamiento del sistema eléctrico del complejo.

por 

Una fuerte explosión por causas aún desconocidas sacudió en esta capital la sede central de la empresa estatal Pemex, donde, según el último saldo oficial, se registraron al menos 25 muertos y 101 heridos.

Las autoridades mexicanas no han informado sobre la causa del percance, pero los medios de comunicación locales apuntan a la posibilidad de que se haya debido a un problema de calentamiento del sistema eléctrico del complejo.

La sede de Petróleos Mexicanos (Pemex), integrada por una alta torre y varios edificios anexos, se encuentra en el barrio de Anzures, en el poniente de la capital mexicana, que en las últimas horas ha vivido un intenso trasiego de ambulancias y unidades policiales y militares.

El secretario (ministro) de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, actualizó la cifra de víctimas en una rueda de prensa que ofreció por la noche en la misma sede de la empresa pública mexicana, el primer generador de ingresos del Estado mexicano.

El alto funcionario precisó que los 25 fallecidos son 17 mujeres y 8 hombres.

Osorio dijo que en las investigación para conocer las causas de la explosión participarán “expertos nacionales e internacionales”, pero no quiso extenderse sobre la posibilidad de que se trate de un atentado.

“El propósito es muy claro: la investigación debe arrojar datos precisos, confiables y contundentes para conocer el origen y las causas del siniestro”, insistió.

“Sería una gran irresponsabilidad, sin los elementos completos, suficientes, dar a conocer una información que no conocemos”, respondió Osorio cuando los periodistas insistieron sobre la posibilidad de un atentado.

La explosión se registró a las 15.40 hora local (21.40 GMT) en el sótano del edificio donde se encuentra la sede de Pemex Refinación, aledaña a la Torre Pemex, donde tienen sus oficinas los directivos de la principal empresa de este país.

Causó “severos daños” al sótano y las dos plantas superiores, precisó Osorio.

Desde el exterior del complejo, donde trabajan a diario unas 10.000 personas, se podían ver muchas ventanas con los vidrios rotos y destrozos en la estructura del edificio.

“Estaba en la planta baja cuando sentí la explosión. Cuando vi lo que estaba ocurriendo traté de correr, pero la explosión me aventó, me hirió y me fracturó un dedo”, dijo a Efe Jesús Eduardo, un empleado de mantenimiento, de 23 años.

“Vi primero cómo a un compañero se le separaron hasta las piernas y junto a él vi mucha gente como muerta”, agregó.

Otro empleado, que sólo se identificó con el primer nombre, Alfonso, declaró que en el momento de la explosión vio “polvo y humo gris que se expandió por todo el lugar”.

En su rueda de prensa, Osorio dijo que el presidente Enrique Peña Nieto ha dado instrucciones “para remover hasta el último escombro” y cerciorarse así de que no hay más personas atrapadas.

Aunque inicialmente se informó de la posibilidad de que hubiera cerca de treinta personas atrapadas, el Gobierno corrigió posteriormente esa información y dijo que no tenía datos precisos al respecto.

“No contamos con información que nos permita precisar si todavía hay personas en esa condición”, afirmó Osorio Chong.

“Hace apenas un par de horas se rescató una persona con vida. No escatimaremos esfuerzo alguno para corroborar esta situación”, agregó.

También reveló que mientras se realizaban esta noche las labores de rescate de otras posibles víctimas hubo un derrumbe en una de las partes dañadas, y eso generó que los trabajos se interrumpieran brevemente para asegurar la estructura.

Al área se trasladaron el presidente Peña Nieto y altos funcionarios de su Gobierno. La zona quedó acordonada por el Ejército y la Policía, y en las labores de rescate participan también efectivos de la Marina.

Poco después de la explosión, el complejo fue desalojado en medio de escenas de pánico, la salida de los heridos y la aglomeración de ambulancias y vehículos policiales, según pudo comprobar Efe.

Decenas de familiares de trabajadores de Pemex llegaron a las instalaciones en busca de información.

Angélica María Salazar dijo a Efe que está muy preocupada porque su esposo, Sergio Alberto Rocha, trabajaba en la zona donde ocurrió el desastre y aún no ha recibido noticias suyas.

Los heridos han sido trasladados a centros médicos de las cercanías, donde también se encuentran muchos familiares intentando conocer la suerte de sus parientes.

“Lo único que puedo decir es que volvimos a nacer”, dijo uno de los trabajadores de intendencia que estaba en el edificio donde ocurrió el percance.

——————————————————————————————————————————————

Peña Nieto pide que se abra una investigación por la explosión en la Torre de Pemex y “evitar especulaciones”

MÉXICO DF, 1 Feb. (EUROPA PRESS) –

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, ha pedido que se abra una investigación para esclarecer los motivos de la explosión registrada este jueves en la Torre de Pemex, en la capital, que ha causado al menos 25 muertos y más de un centenar de heridos, y así “evitar cualquier tipo de especulación”, según ha publicado la Coordinación General de Comunicación Social del Gobierno, tras una entrevista concedida por el mandatario a los medios.

“Le he dado indicaciones al secretario de Gobernación para que coordine los esfuerzos” del “Ejército, la Armada, la Procuraduría General de la República y del Gobierno del Distrito Federal, a efecto de que podamos hacer toda una investigación (…) y evitar cualquier tipo de especulación”, ha declarado Peña Nieto.

A su vez, el presidente ha manifestado su solidaridad con los familiares de las víctimas, al tiempo que ha asegurado que van a emplearse “a fondo” para“saber qué fue lo que ocurrió y, si hay responsables, aplicar la ley”.

El gobernante ha destacado que su objetivo prioritario es visitar a los familiares de las personas hospitalizadas. “Me han informado de que la gran mayoría ya ha abandonado los centros médicos”, ha afirmado Peña Nieto. No obstante, “quiero hacer una visita para precisamente expresar mi total solidaridad y respaldo” a las 44 personas que todavía están ingresadas y “evidentemente a los familiares de las personas que lamentablemente perdieron la vida”, ha proseguido.

Respecto a los hechos en la Torre Pemex, Peña ha declarado ante los medios que no tiene “ningún informe concluyente”, por lo que ha insistido en “no caer en especulaciones hasta que se conozca el resultado de todos los peritajes que deban de realizarse”.

Anuncios
Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: