La renuncia del Papa


– PAPA LLAMA A SUPERAR DIVISIÓN EN EL CLERO QUE “DESFIGURA” A LA IGLESIA
– Benedicto XVI habla de “hipocresía religiosa” y “divisiones que desfiguran a la Iglesia” en su última misa
– El Papa dice haber renunciado “por el bien de la Iglesia”
– Joseph Ratzinger y su sucesor convivirán en el Vaticano
– El Papa renuncia por el “bien de la Iglesia” y pide que oren por su sucesor
– Tres “papables” de África, en la carrera para suceder a Benedicto XVI
– Monseñor Errázuriz y renuncia del Papa: “No corría ningún rumor en Roma”
– La renuncia del Papa: En vivo
– Benedicto XVI renunciará el 28 de febrero por “falta de fuerzas” para ser Papa
– Dos tímidos precedentes de renuncias papales
– Juan José Tamayo: “Este Papa ha sido el gran Inquisidor”
– Discurso del anuncio de renuncia del Papa
– Benedicto XVI, un teólogo confrontado a los escándalos de la Iglesia
——————————————————————————————————————————-

PAPA LLAMA A SUPERAR DIVISIÓN EN EL CLERO QUE “DESFIGURA” A LA IGLESIA

En su última misa multitudinaria, Benedicto XVI dijo que Jesús denunció la “hipocresía religiosa, el comportamiento de quienes buscan el aplauso y la aprobación del público”.

Miércoles 13 de febrero de 2013| por EFE – foto: EFE

Papa llama a superar división en el clero que “desfigura” a la Iglesia

Benedicto XVI, quien ya anunció que renunciará al Papado el 28 de febrero, ofició este miércoles su última misa multitudinaria, en la que denunció que la división en el clero y la falta de unidad desfiguran el rostro de la Iglesia.

En una basílica de San Pedro del Vaticano abarrotada de fieles, el Papa ofició la misa del Miércoles de Ceniza, que abre la Cuaresma, y destacó la importancia del testimonio de fe y vida cristiana de cada uno de los seguidores de Cristo para mostrar la verdadera cara de la Iglesia.

El saliente Pontífice añadió que, sin embargo, muchas veces ese rostro “aparece desfigurado”.

“Pienso en particular en los atentados contra la unidad de la Iglesia y en las divisiones en el cuerpo eclesial”, añadió el Papa, quien agregó que hay que vivir la Cuaresma de una manera intensa, superando “individualismos y rivalidades”.

Benedicto XVI también dijo que Jesús denunció la “hipocresía religiosa, el comportamiento de quienes buscan el aplauso y la aprobación del público”.

Y aseguró que el “verdadero discípulo no sirve a sí mismo o al público, sino a su Señor, de manera sencilla, simple y generosa”.

PIDIÓ ORACIONES POR ÉL

Durante la mañana,  en la audiencia pública de los miércoles, el Papa había asegurado que renunciará “en plena libertad, para el bien de la Iglesia” y después de “haber orado largamente y tras examinar mi conciencia delante de Dios”.

Más tarde, en la multitudinaria misa, Benedicto XVI también se refirió a su decisión y pidió por la Iglesia, “en este particular momento” y que le tengan presente en sus rezos.

“Las circunstancias han sugerido que nos reunamos en torno a la tumba de San Pedro para pedir por la Iglesia en este particular momento, renovando nuestra fe en Cristo. Para mí es la ocasión para agradecer a todos cuando me dispongo a concluir mi ministerio y para pedirles que me tengan en sus plegarias”.

———————————————————————————————————————————

Benedicto XVI habla de “hipocresía religiosa” y “divisiones que desfiguran a la Iglesia” en su última misa

El Pontífice pronunció críticas durante la misa solemne del Miércoles de Cenizas en la basílica de San Pedro, ante numerosos cardenales, obispos y miembros del cuerpo diplomático.

Los comentarios del Papa llegan después de que el lunes anunciara su renuncia a su pontificado, a partir del 28 de febrero.

por AFP – 13/02/2013 – 

El papa Benedicto XVI condenó este miércoles con severidad los males que aquejan a la Iglesia, como la hipocresía y sus divisiones, en su última homilía antes de hacer efectiva, el próximo 28 de febrero, su sorpresiva renuncia.

El Pontífice, quien vestía la casulla violeta de la temporada de Cuaresma, pronunció sus duras críticas durante la misa solemne del Miércoles de Cenizas en la basílica de San Pedro, ante numerosos cardenales, obispos y miembros del  cuerpo diplomático.

“Pienso en particular en los atentados contra la unidad de la Iglesia y en las divisiones en el cuerpo eclesial”, aseguró el Papa.

El Papa alemán lamentó igualmente la “hipocresía religiosa”, así como “el comportamiento de los que aparentan” y las actitudes que buscan ante todo “los aplausos y la aprobación”, e instó a a superar el individualismo y las  rivalidades”.

En la mañana, en su primera aparición pública tras su renuncia, explicó a los peregrinos de todo el mundo que deja el trono de Pedro “por el bien de la Iglesia” y pidió orar por su sucesor, que será elegido en un cónclave que se  reunirá a mediados de marzo.

“Como saben, he decidido renunciar al ministerio que el Señor me encomendó el 19 de abril de 2005. Lo he decidido con plena libertad por el bien de la Iglesia después de haber rezado largo tiempo y de haber examinado ante Dios mi  conciencia”, dijo.

Visiblemente emocionado, el Papa admitió ser “profundamente consciente de la gravedad de tal gesto”, pero reiteró “no tener ya la capacidad de ejercer el ministerio petrino con el vigor que el mismo requiere”.

“Sigan rezando por el futuro Papa y por la Iglesia”, pidió el Papa ante unos 3.500 fieles congregados en la sala Pablo VI del Vaticano para su penúltima audiencia general.

Acogido con los gritos de “Benedetto!, Benedetto!”, el pontífice, vestido con la tradicional sotana blanca, agradeció el caluroso recibimiento: “Doy gracias a todos por vuestro amor y vuestras oraciones”.

Improvisando ante la multitud, Benedicto XVI confesó que “en estos días nada fáciles” siente “casi físicamente el amor” de los peregrinos frente a una decisión de tal envergadura, anunciada el lunes pasado, que conmocionó a una  Iglesia de 1.200 millones de fieles.

Durante la tradicional catequesis, ya más tranquilo pero con el cansancio dibujado en el rostro, el Papa habló de la Cuaresma y de las tentaciones de Jesús durante los cuarenta días que pasó en el desierto.

Como es habitual durante las audiencias semanales, el Papa saludó en varios idiomas y envió en español un particular abrazo a los peregrinos de España, Perú y México, que enarbolaban sus banderas.

“Gracias Santidad”, se leía en un enorme cartel en italiano.

Por el momento, el pontífice no ha anulado ninguna de las citas previstas en febrero.

La ceremonia del miércoles, que suele oficiarse en la basílica de Santa Sabina, en la colina romana del Aventino, fue trasladada por el Vaticano a San Pedro por el deseo de numerosos cardenales de asistir a ella.

“Muchos fieles quieren venir, muchos cardenales dijeron que querían participar. Santa Sabina se quedó demasiado pequeña”, explicó el padre Lombardi.

——————————————————————————————————————————–

13 DE FEBRERO DE 2013

Está consciente de la importancia de este hecho

El Papa dice haber renunciado “por el bien de la Iglesia”

“Me apoya y me ilumina la certeza de que la Iglesia es de Cristo, el cual nunca le hará faltar su guía y su cuidado. Gracias a todos por el amor y la oración con que me habéis acompañado. Continúen orando por el Papa y por la Iglesia”, concluyó el pontífice.

por 

Benedicto XVI aseguró hoy que ha renunciado al papado “en plena libertad por el bien de la Iglesia”.

El papa hizo esta afirmación al comienzo de la audiencia pública de los miércoles, en su primera aparición pública tras anunciar que renunciará al papado el 28 de febrero, debido a su avanzada edad y ya le faltan las fuerzas.

“Queridos hermanos y hermanas, como saben, he decidido renunciar al ministerio que el Señor me confió el 19 de abril 2005. Lo he hecho en plena libertad para el bien de la Iglesia, después de haber orado largamente y tras examinar mi conciencia delante de Dios”, dijo el papa ante unos diez mil fieles que abarrotan el Aula Pablo VI del Vaticano.

El papa Ratzinger agregó que es “consciente de la importancia del hecho, pero también consciente de no ser capaz de llevar a cabo el ministerio petrino con la fuerza física y el espíritu que lo requiera”.

“Me apoya y me ilumina la certeza de que la Iglesia es de Cristo, el cual nunca le hará faltar su guía y su cuidado. Gracias a todos por el amor y la oración con que me habéis acompañado. Continúen orando por el Papa y por la Iglesia”, concluyó.

Los miles de presentes le respondieron con una gran ovación, aún mayor que la que le dedicaron a su llegada al Aula Pablo VI para la tradicional audiencia de los miércoles.

El Pontífice entró en sala a las 10.44 horas local (09.44 gmt), mientras los fieles en pie, aplaudieron, le expresaron frases de cariño y ondearon banderas de diferentes países.

Benedicto XVI entró sólo, acompañado a varios metros de distancia de su secretario personal y prefecto de la Casa Pontificia, Georg Ganswein.

Sonriendo, el obispo de Roma respondió con las manos a los afectos de los presentes, mientras sonaba música religiosa.

Inmediatamente después leyó el breve texto y comenzó la audiencia, cuya catequesis dedica a la Cuaresma, que comienza hoy.

Concluida la catequesis, los presentes aplaudieron durante varios minutos al Pontífice, a quien se le vio sonreír.

Observadores vaticanos aseguraron que ha sido una de las mayores ovaciones al papa en los últimos meses.

“Gracias santidad”, aparecía escrito en una de las muchas pancartas llevadas por los fieles.

Respecto a la catequesis, el papa dijo que la Cuaresma es un tiempo de conversión e invitó a los fieles a renovar ese compromiso de conversión, “dejando espacio a Dios, aprendiendo a mirar con sus ojos la realidad de cada día”.

————————————————————————————————————————————-

Joseph Ratzinger y su sucesor convivirán en el Vaticano

(EFE)

Ciudad del Vaticano, 13 feb (EFE).- El Vaticano albergará dentro de sus muros en un futuro muy próximo a un papa que dejará de serlo, Joseph Ratzinger, y al sucesor de Benedicto XVI que será elegido en el cónclave que se celebrará a mediados de marzo.

Benedicto XVI renunciará a su pontificado el 28 de febrero a las ocho de la tarde, que es la hora cuando él deja de trabajar, según explicó recientemente el portavoz vaticano, el jesuita Federico Lombardi.

A partir de entonces y hasta la elección del nuevo sucesor de San Pedro, se entra en la llamada “sede vacante” en la que el cardenal camarlengo, Tarcisio Bertone, se hace cargo del Gobierno temporal de la Iglesia.

Y Benedicto XVI pasa a ser Joseph Ratzinger, un papa que ha dejado de serlo -lo que constituye una figura que jamás ha existido en la Edad Moderna-, y que se aposentará en el monasterio de monjas de clausura “Mater Ecclesiae”, situado en el interior del Vaticano, donde podrá estudiar, escribir, escuchar música, rezar y pasear por los jardines.

“Es uno de los problemas con que se encontrará la Santa Sede en un breve futuro, la convivencia dentro de los muros vaticanos del sucesor de Benedicto XVI y también del papa dimisionario”, dijo a Efe un purpurado a condición del anonimato.

Se trata de una nueva situación para la Iglesia que “llena de incertidumbre a la Curia romana”, porque la decisión del papa de renunciar que hoy ha repetido en italiano en la audiencia pública de los viernes, “deja muchas preguntas en el aire, simplemente por la novedad que supone en la historia reciente de la Iglesia” agregó.

Por lo pronto, Joseph Ratzinger ostentará el título de Obispo Emérito de Roma porque es Obispo de Roma, señaló, aunque el portavoz Federico Lombardi dijo hoy desconocer el título que recibirá el papa alemán una vez abandone el pontificado.

El 28 de febrero el papa se trasladará en helicóptero a Castel Gandolfo, la residencia de verano de los papas, donde permanecerá hasta que estén acabadas las obras de rehabilitación del convento de monjas de clausura del Vaticano.

——————————————————————————————————————————————-

El Papa renuncia por el “bien de la Iglesia” y pide que oren por su sucesor

(AFP)

CIUDAD DEL VATICANO — En su primera aparición pública tras su renuncia, el papa Benedicto XVI explicó este miércoles a peregrinos de todo el mundo que deja el trono de Pedro “por el bien de la Iglesia” y pidió que oren por su sucesor, que será elegido en un cónclave a partir de mediados de marzo.

“Como saben, he decidido renunciar al ministerio que el Señor me encomendó el 19 de abril de 2005. Lo he decidido con plena libertad por el bien de la Iglesia después de haber rezado largo tiempo y de haber examinado ante Dios mi conciencia”, dijo.

Visiblemente emocionado, el Papa admitió ser “profundamente consciente de la gravedad de tal gesto”, pero reiteró “no tener ya la capacidad de ejercer el ministerio petrino con el vigor que el mismo requiere”. Abandonará su cargo el 28 de este mes. El cónclave para elegir a su sucesor comenzará entre el 15 y el 19 de marzo, anunció el portavoz del Vaticano, padre Federico Lombardi.

“El cónclave no se puede iniciar antes del 15 de marzo, podría comenzar el 15, 16 ,17, 18 o 19”, precisó Lombardi al citar las normas del Código Canónico, que prevén que se celebre entre un “mínimo de 15 días y un máximo de 20 días” después de que el Santo Padre abandone el cargo. La fecha definitiva será fijada por los cardenales.

“Sigan rezando por el futuro Papa y por la Iglesia”, pidió el Papa ante unos 3.500 fieles congregados en la sala Pablo VI del Vaticano para su penúltima audiencia general, que presidió normalmente. Acogido con los gritos de “¡Benedetto!, ¡Benedetto!”, el pontífice, vestido con la tradicional sotana blanca, agradeció el caluroso recibimiento: “Doy gracias a todos por vuestro amor y vuestras oraciones”.

Improvisando ante la multitud, Benedicto XVI confesó que “en estos días no fáciles siente casi físicamente el amor” de los peregrinos frente a una decisión de tal envergadura, que sorprendió al mundo y sobre todo a los católicos. Durante la tradicional catequesis, ya más tranquilo pero con el cansancio dibujado en el rostro, el Papa habló de la Cuaresma y de las tentaciones de Jesús durante los cuarenta días que pasó en el desierto.

El Papa presidía la 346ª audiencia general de su pontificado, la penúltima, con miles de peregrinos de todas las nacionalidades, entre ellos numerosos latinoamericanos, que lo aplaudieron varias veces. Como es habitual durante esos encuentros semanales, el Papa saludó en varios idiomas y envió en español un particular abrazo a los peregrinos provenientes de España, Perú y México, los cuales izaban sus banderas. “Gracias Santidad”, se leía en un enorme cartel en italiano.

El Papa proseguirá sus actividades en la tarde, presidiendo la misa del Miércoles de Cenizas en la basílica de San Pedro en compañía de numerosos cardenales y obispos de la Curia Romana. Por el momento, el pontífice no ha anulado ninguna de las citas previstas en febrero. La ceremonia del miércoles, que suele oficiarse en la basílica de Santa Sabina, en la colina romana del Aventino, fue trasladada por el Vaticano a San Pedro por el deseo de numerosos cardenales de asistir a ella.

“Muchos fieles quieren venir, muchos cardenales dijeron que querían participar. Santa Sabina se quedó demasiado pequeña”, explicó el padre Lombardi. El jueves, el Papa conversará con los sacerdotes de Roma para una catequesis programada. Entre sus últimas intervenciones públicas confirmadas figura el tradicional ángelus del domingo, después del cual Benedicto XVI se retirará para una semana de ejercicios espirituales coincidiendo con la Cuaresma.

El miércoles 27, un día antes de su renuncia, el Papa dirá adiós a los fieles en la plaza de San Pedro, donde se espera la presencia de miles de personas . La ceremonia será seguida en directo por medios de comunicación de todo el mundo. Mientras tanto la prensa analiza vida y milagros de los candidatos a la sucederle.

Observadores recalcan el hecho de que en noviembre, cuando Benedicto XVI designó el último grupo de cardenales, entregó el título a seis nuevos miembros entre los que no había italianos ni europeos, lo que fue interpretado como el deseo del pontífice de equilibrar el Colegio Cardenalicio, dominado por europeos. Entre los candidatos a futuro Papa figura el cardenal hondureño Oscar Rodríguez Maradiaga, presidente de Caritas, quien no se considera apto para el cargo.

“Es un trabajo implacable, no soy adecuado”, confesó en una entrevista al diario italiano La Stampa. El veterano cardenal portugués José Saraiva Martins estimó en televisión que el escándalo del año pasado por la filtración de documentos internos y confidenciales y la traición de su mayordomo, Paolo Gabriele, “pudieron influir sobre la decisión”. La prensa italiana revela también que el cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado, y el secretario privado del Papa, Georg Gänswein, fueron informados de la decisión hace quince días.

————————————————————————————–

Tres “papables” de África, en la carrera para suceder a Benedicto XVI

(EFE)

Nairobi, 13 feb (EFE).- Tras la sorprendente renuncia de Benedicto XVI, la Iglesia Católica podría encontrar a su sucesor en África, donde hasta tres cardenales -un ghanés, un nigeriano y un guineano- tienen opciones de convertirse en el próximo papa.

Benedicto XVI renunciará oficialmente al Pontificado el 28 de febrero y, mientras se espera para marzo el cónclave que debe elegir al nuevo Santo Padre, arrecian las especulaciones sobre el futuro líder de los más de 1.200 millones de católicos en el mundo.

“¿Tiene un africano posibilidades reales de ser papa?”, se preguntaba el teólogo Guiseppe Liguori en un artículo publicado en el diario keniano “Daily Nation” el pasado martes, un día después de conocerse la extraordinaria decisión del pontífice alemán.

“En mi opinión, sólo dos africanos tienen opciones de ser elegidos”, respondió Liguori, en alusión a los cardenales Peter Turkson (Ghana) y Francis Arinze (Nigeria), dos purpurados que también se han colado entre los favoritos de las casas de apuestas británicas para sentarse en la Silla de San Pedro.

África, donde viven más de 150 millones de católicos, ya ha aportado tres papas a lo largo de la historia: San Víctor I (189-199), San Melquíades (311-314) y San Gelasio I (492-496), que procedían del norte del continente.

Con todo, “si el cardenal Francis Arinze o el cardenal Peter Turkson son elegidos, esa persona pasará a la historia como el primer papa negro”, asegura el periódico ghanés “Daily Guide”.

“Si Dios quisiera ver a un hombre negro como papa, daría las gracias a Dios”, ha llegado a declarar el propio Turkson, de 64 años y encargado del “ministerio” vaticano para la Justicia y Paz.

El purpurado ghanés, quizás el más vitoreado de los “papables” africanos, fue designado arzobispo de Cape Coast en 1992 por el papa Juan Pablo II, quien le ordenó cardenal en 2003.

Turkson es un experto en la Biblia, ya que estudió las Sagradas Escrituras en el Instituto Pontificio Bíblico de Roma, donde se licenció en 1980 y se doctoró en esa materia en 1992.

Aparte del inglés y la lengua nativa fante, el cardenal ghanés habla francés, alemán, hebreo e italiano -idioma muy importante dado que el papa es también el obispo de Roma-, aparte de escribir en latín y griego.

Asimismo, Turkson tiene fama de avezado diplomático, como demuestra el hecho de que Benedicto XVI le enviase en marzo de 2011 como mediador del Vaticano a intentar buscar una solución pacífica al conflicto de Costa de Marfil.

En cuestiones como el uso del condón para impedir la propagación del sida -muy extendido en África-, el aborto o la homosexualidad, el purpurado ghanés sigue la estela conservadora del papa Ratzinger.

“Su edad es una de sus principales ventajas. A los 64 años, aún tiene fuerza y energía, y ya cuenta con la experiencia necesaria para ser el líder de la Iglesia Católica”, opina el teólogo Liguori.

Otro “papable” africano es el cardenal nigeriano Francis Arinze, de 80 años y prefecto emérito de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.

Visto también como un conservador en asuntos como la homosexualidad, Arinze, ya entró en las quinielas de los “papables” en el cónclave de 2005, que eligió a Benedicto XVI como papa.

El clérigo nigeriano, que se convirtió a los nueve años de la religión tradicional africana al catolicismo, se doctoró en Teología en Roma, fue ordenado sacerdote en 1958 y obispo en 1965, y en 1985 Juan Pablo II le designó cardenal.

Arinze, cuyos colegas elogian su capacidad para cooperar con representantes de otras religiones, acumula una amplia experiencia en el Vaticano, donde ha trabajado con Juan Pablo II y Benedicto XVI, pero su avanzada edad es, sin duda, su gran “talón de Aquiles”.

Entre los candidatos africanos a reemplazar al papa Ratzinger figura asimismo Robert Sarah, cardenal guineano de 67 años y presidente del Consejo Pontificio Cor Unum, que se ocupa de distribuir la caridad del papa.

Sarah, menos mencionado entre los “papables” africanos que Turkson y Arinze, llamó la atención en 2010 al acusar al entonces líder libio, Muamar al Gadafi, de faltar el respeto al papa por pedir que el Islam se convirtiera en la religión de Europa.

Sea como fuere, la última palabra la tienen los 120 purpurados que participarán en el cónclave para elegir al nuevo pontífice, aunque, como avisa el teólogo Liguori, “la elección de un papa africano no debería ser una sorpresa”.

Pedro Alonso

———————————————————————————————————————————–

Monseñor Errázuriz y renuncia del Papa: “No corría ningún rumor en Roma”

El cardenal además dijo valorar la actitud del pontífice al presentar su renuncia y señaló que la salud de Benedicto XVI “era frágil”.

por La Tercera – 13/02/2013 –
Francisco Javier Errázuriz será el único chileno que participe del cónclave para elegir al nuevo Papa.Francisco Javier Errázuriz será el único chileno que participe del cónclave para elegir al nuevo Papa.

El cardenal Francisco Javier Errázuriz dijo esta mañana que “no corría ningún rumor en Roma el jueves de la semana pasada” sobre la renuncia de Benedicto XVI, quien anunció este lunes que dejará el cargo el próximo 28 de febrero. Errázuriz dijo además valorar la actitud y la decisión del pontífice y señaló que la salud del Papa “era frágil”.

Había un cierto cuidado en la salud de él que era frágil y él también lo sabía, y por eso disminuyó el ritmo de trabajo, me impresionó mucho la humildad y la sinceridad de él (…) No corría ningún rumor en Roma el día jueves de la semana pasada de que esto iba a ocurrir, me da pena por una parte, pero me llena de admiración que el Papa haya tenido la honradez, la responsabilidad, la humildad como para decir que venga otro a llevar adelante esta tarea”, dijo el cardenal durante su regreso al país desde Europa.

Errázuriz, será el único sacerdote chileno que tendrá la oportunidad de participar en el cónclave que elegirá al sucesor de Benedicto XVI. Al respecto, el cardenal estimó que comenzará “unos ocho días después del 28 de febrero, cuando quede la sede vacante”.

“Se busca una persona de consenso, que garantice la unidad en la Iglesia y también el trabajo ecuménico con las demás profesiones cristianas, por eso el número de votos que se exige es del 66% de los cardenales que estan votando, que en total son 118”, puntualizó el cardenal.

———————————————————————————————————————

La renuncia del Papa: En vivo

Por Julia Estellés Alonso (AFP)

CIUDAD DEl VATICANO — 12H46 GMT: El presidente francés, Francois Hollande, califica la decisión de Benedicto XVI de “respetable”.

12H42 GMT: “Benedicto XVI fue testigo de los últimos instantes del pontificado de Juan Pablo II. Pienso que no quiere repetir esos últimos meses dramáticos, cuando el Papa permanecía en su puesto pero era prácticamente incapaz de cumplir esta función”, opina Adam Boniecki, amigo cercano de Juan Pablo II.

12H41 GMT: “La abdicación del Papa es una gran sorpresa para todos nosotros, pero el papa Benedicto XVI reflexionaba ya desde hacía tiempo sobre la cuestión de saber si, a causa de su avanzada edada, tenía todavía fuerzas para asumir correctamente su función de sucesor de San Pedro”, declara el secretario del Episcopado de Polonia, Wojciech Polakl.

12H27 GMT: Benedicto XVI no participará en el cónclave y se instalará provisionalmente en su residencia de verano de Castel Gandolfo antes de retirarse a un monasterio dentro del Vaticano, explica la Santa Sede.

12H24 GMT: La Iglesia Católica podría tener un nuevo Papa para la fiesta de Pascua, el próximo 31 de marzo. “Tendríamos que tener un nuevo Papa en Pascua”, dice el padre Federico Lombardi en una rueda de prensa. Según el portavoz, se celebrará un cónclave en los 15 o 20 días posteriores a su renuncia.

12H01 GMT: “El gobierno alemán tiene el respeto más grande por el Santo Padre (…) y merece nuestra gratitud por haber llevado la Iglesia como lo ha hecho desde hace ocho años”, explica el portavoz del gobierno alemán, Steffen Seibert, en una rueda de prensa.

La canciller Angela Merkel hablará de la renuncia de su compatriota a partir de las 13H30 GMT, según un comunicado de su gabinete.

11H59 GMT: El primer ministro italiano saliente, Mario Monti, dice estar “muy afectado”.

11H58 GMT: El decano de los cardenales, Monseñor Angelo Sodano, habla de un “trueno en un cielo sereno” para expresar su sorpresa ante el anuncio del Papa.

11H54 GMT: El Papa subraya que “en el mundo de hoy, sujeto a rápidas transformaciones y sacudido por cuestiones de gran relieve para la vida de la fe, para gobernar la barca de san Pedro y anunciar el Evangelio, es necesario también el vigor tanto del cuerpo como del espíritu”. Pero este vigor “ha disminuido en mí [en los últimos meses] de tal forma que he de reconocer mi incapacidad para ejercer bien el ministerio que me fue encomendado”, añade.

“Siendo muy consciente de la seriedad de este acto, con plena libertad, declaro que renuncio al ministerio de Obispo de Roma, Sucesor de San Pedro, que me fue confiado por medio de los Cardenales el 19 de abril de 2005, de forma que, desde el 28 de febrero de 2013, a las 20.00 horas, la sede de Roma, la sede de San Pedro, quedará vacante y deberá ser convocado, por medio de quien tiene competencias, el cónclave para la elección del nuevo Sumo Pontífice”, afirma el Papa en un discurso pronunciado en latín y seguidamente traducido a siete idiomas por la oficina de prensa del Vaticano.

“Queridísimos hermanos, os doy las gracias de corazón por todo el amor y el trabajo con que habéis llevado junto a mí el peso de mi ministerio, y pido perdón por todos mis defectos. Ahora, confiamos la Iglesia al cuidado de su Sumo Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, y suplicamos a María, su Santa Madre, que asista con su materna bondad a los Padres Cardenales al elegir el nuevo Sumo Pontífice. Por lo que a mi respecta, también en el futuro, quisiera servir de todo corazón a la Santa Iglesia de Dios con una vida dedicada a la plegaria.

Bienvenidos al Reporte en Vivo de AFP sobre la renuncia del papa Benedicto XVI. El pontífice ha anunciado que abandona su puesto al frente de la Iglesia católica el 28 de febrero por falta de “fuerzas” a sus 85 años.

“Después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino”, indica el Papa en latín ante el Consistorio del Vaticano, según la traducción española proporcionada por la Santa Sede.

“El Papa anunció que renunciará a su ministerio a las 20H00 (19H00 GMT) del 28 de febrero. Comenzará así un período de ‘sede vacante'”, había señalado antes el padre Federico Lombardi, portavoz del Vaticano, en un anuncio prácticamente sin precedentes en la Iglesia Católica.

El único precedente de la renuncia de un Papa se remonta al año 1294, cuando Celestino V abdicó antes de ser consagrado. Antes de ser designado Papa, había vivido como un ermitaño y no se sentía preparado para asumir la máxima responsabilidad de la Iglesia.

————————————————————————————-

Benedicto XVI renunciará el 28 de febrero por “falta de fuerzas” para ser Papa

Por Kelly VELASQUEZ (AFP)

CIUDAD DEL VATICANO — Benedicto XVI anunció este lunes su renuncia al papado a partir del 28 de febrero “por falta de fuerzas”, en un discurso pronunciado en latín en el Vaticano ante numerosos cardenales y que sorprendió al mundo.

“El Papa anunció que renuncia a su ministerio a las 20h (19h GMT) del 28 de febrero. Comenzará así un período de ‘sede vacante'”, precisó el portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi. Se trata de una noticia con pocos precedentes en la historia de la Iglesia católica.

“Os he convocado a este Consistorio no sólo para las tres causas de canonización, sino también para comunicaros una decisión de gran importancia para la vida de la Iglesia”, anuncio el Papa en latín. “Después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino”, reconoció.

“Soy muy consciente de que este ministerio, por su naturaleza espiritual, debe ser llevado a cabo no únicamente con obras y palabras, sino también, y no en menor grado, sufriendo y rezando”, agregó Benedicto XVI.

“En el mundo de hoy, sujeto a rápidas transformaciones y sacudido por cuestiones de gran relieve para la vida de la fe, para gobernar la barca de san Pedro y anunciar el Evangelio,es necesario también el vigor tanto del cuerpo como del espíritu, vigor que, en los últimos meses,ha disminuido en mí de tal forma que he de reconocer mi incapacidad para ejercer bien el ministerio que me fue encomendado”, confesó el Papa.

El único pontífice que renunció en la historia fue el monje Celestino V en el siglo XIII. Antes de ser designado, había vivido como un ermitaño y no se sentía preparado para asumir la máxima responsabilidad de la Iglesia católica. Benedicto XVI, de 85 años, que en los últimos meses se ha visto más delgado, padece desde hace años problemas cardíacos, razón por la cual no puede viajar a ciudades particularmente altas, y había disminuido su apretada agenda de trabajo y compromisos públicos.

La renuncia inesperada del Papa, que reinó ocho años y sucedió al carismático Juan Pablo II, generó reacciones en todo el mundo, incluso dentro de la Iglesia. Ha sido “un trueno en un cielo sereno”, admitió el veterano cardenal Angelo Sodano, durante años ‘número dos’ de la Santa Sede. El mismo portavoz del Vaticano reconoció que la renuncia los “había tomado por sorpresa”.

Lombardi, en una rueda de prensa, ilustró los pasos a seguir. “Para Semana Santa (del 24 de marzo al 1 de abril) tendremos un nuevo Papa”, dijo tras precisar que Benedicto XVI no formará parte del cónclave para la elección del nuevo pontífice. Según el portavoz se celebrará el Cónclave en los 15 o 20 días posteriores a su renuncia.

Benedicto XVI, que en un libro entrevistas publicado en el 2010 había reconocido que renunciaría en caso de incapacidad física o mental, se retirará primero en la finca veraniega de Castel Gandolfo, a las afueras de Roma, para luego trasladarse a un monasterio dentro de los muros de la Ciudad del Vaticano.

Alemania, su país de nacimiento, expresó su “respeto” y “gratitud” al Papa tras el anuncio de su dimisión, mientras el presidente francés Francois Hollande habló de decisión “respetable”. El anuncio “ha sido meditado y tomado con total libertad. No se requiere que nadie acepte la dimisión”, señaló Lombardi, en un encuentro con la prensa en el Vaticano.

—————————————————————————————

El Papa deja el pontificado tras casi 8 años al frente de la Iglesia católica

(INT) RELIGION | > AREA: Asuntos sociales
11-02-2013 EFE

Redacción Internacional, 11 feb  Benedicto XVI, el Papa 265 de la historia de la Iglesia católica, anunció hoy su renuncia al pontificado el próximo 28 de febrero.

Estos son los hechos más relevantes de sus ocho años al frente de la Iglesia católica:

2005

19 de abril. – Joseph Ratzinger es elegido Papa y accede al Pontificado como Benedicto XVI.

19 de agosto.- Primer viaje fuera de Italia. Visita la sinagoga de Colonia (Alemania) y condena con dureza el nazismo.

23 de octubre.- Proclama los primeros cinco santos de su pontificado, entre ellos el jesuita chileno Alberto Hurtado Cruchaga.

2006

25 de enero.- Publica su primera encíclica “Deus caritas est” (Dios es amor).

1 de marzo.- Renuncia al título de Patriarca de Occidente.

24 de marzo.- Celebra su primer consistorio.

19 de mayo.- Exige a Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo, que renuncie “a todo ministerio público” por ser investigado por supuestos abusos sexuales a seminaristas.

8 a 9 de julio.- Primera visita a España. Preside en Valencia el V Encuentro Mundial de las Familias.

30 de noviembre.- En Turquía medita en el “mihrab” de la Mezquita Azul de Estambul.

2007

25 de marzo.- Afirma en Roma que “el infierno existe y es eterno para los que cierran el corazón al amor de Dios”

13 de abril.- Se presenta “Jesús de Nazaret”, su primer libro como Papa.

9 a 14 de mayo.- Realiza un viaje a Brasil, el primero a Latinoamérica.

26 de junio.- Suprime la elección de Papa por mayoría simple. Su sucesor será elegido por mayoría de dos tercios en todas las votaciones.

7 de julio.- Publica el documento por el que facilita la celebración de la misa según el rito tridentino.

30 de noviembre.- Publica su segunda encíclica “Spe salvi” (Salvados en la esperanza).

2008

.- Modifica el Missale Romanum, la plegaria por los judíos.

15 a 20 de abril.- Primer viaje a EEUU.

– 2008.- Adopta el báculo dorado en forma de cruz griega que usó Pío IX.

2009

24 de enero.- Levanta la excomunión a los cuatro obispos consagrados por el arzobispo cismático Marcel Lefebvre en 1988.

17 a 23 de marzo.- En su primer viaje a África, se muestra contrario al uso del preservativo para combatir el sida.

8 a 15 de mayo.- Primer viaje a Tierra Santa. Visita Jordania, Israel y territorios palestinos.

7 de julio.- Publica la Tercera encíclica “Caritas in veritate” (Caridad en la verdad).

11 de octubre.- Proclama los dos primeros santos españoles, Francisco Coll y Fray María Rafael Arnáiz.

20 de octubre – El Vaticano aprueba una Constitución Apostólica para acoger en la Iglesia Católica a los anglicanos que lo deseen.

2010

19 de abril.- Celebra el quinto aniversario de su pontificado marcado por los escándalos de pederastia en la Iglesia.

16 a 19 de septiembre.- Visita pastoral y de Estado al Reino Unido. Es la primera visita de Estado de un pontífice a ese país desde que en 1534 Enrique VIII repudió la jurisdicción papal.

12 de octubre.- Se presenta el Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización.

6 a 7 de noviembre.- Segunda visita a España. Viaja como peregrino a Santiago de Compostela y en Barcelona consagra la Sagrada Familia.

19 de noviembre.- Convoca en Roma a todos los miembros del Colegio Cardenalicio para tratar, en una “cumbre” sin precedentes en la historia de la Iglesia, sobre los casos de sacerdotes pederastas.

20 de noviembre.- Inaugura el tercer consistorio de su pontificado. Son creados cardenales el español, José Manuel Estepa Llaurens, y dos latinoamericanos, el ecuatoriano Raúl Eduardo Vega Churiboga y el brasileño Raymundo Damasceno Assis.

30 de diciembre.- Promulga, mediante “motu proprio”, la “Ley para la prevención y lucha del blanqueo proveniente de actividades criminales y de la financiación del terrorismo” y constituye la Autoridad de Información Financiera (AIF).

2011

1 de mayo.- Proclama beato a su predecesor, Juan Pablo II.

18 a 21 de agosto.- Preside en Madrid la XXVI Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

22 a 25 de septiembre.- Tercer viaje del Papa a Alemania.

2012

17 de febrero.- Celebra el cuarto consistorio de su pontificado. Nombra 22 nuevos cardenales, de ellos, el español Santos Abril y Castelló y el brasileño Joao Braz de Aviz.

23 a 28 de marzo.- Viaja a México y a Cuba.

14 a 16 de septiembre.- Primer viaje del Papa a Líbano.

20 de noviembre.- Publica “La Infancia de Jesús”, con el que cierra su trilogía de libros sobre Jesús. En él señala que el nacimiento virginal de Jesús “no es un mito, sino una verdad”.

12 de diciembre.- Benedicto XVI envía su primer mensaje en Twitter: “Queridos amigos, me uno a vosotros con alegría por medio de Twitter. Gracias por vuestra generosa respuesta, os bendigo a todos de corazón”.

22 de diciembre.- El Papa indulta a su exmayordomo Paolo Gabriele, condenado a 18 meses de cárcel por el robo de documentos reservados del Pontífice.

2013

11 de enero.- Benedicto XVI anuncia que abandonará el pontificado el 28 de febrero próximo.

—————————————————————————————

Cómo se gobernará la Iglesia tras la renuncia del Papa

abc.es / madrid
Día 11/02/2013

Benedicto XVI modificó en 2007 las normas del cónclave convirtiendo en absoluto el requisito de la mayoría cualificada de dos tercios para la elección del nuevo Santo Padre

efe
La ausencia del Papa no conlleva el desgobierno en la Iglesia católica. Durante la «sede vacante» nadie ejercerá el poder espiritual del Santo Padre ni sus poderes administrativos, pero desde el momento en que Benedicto XVI abandone el Ministerio Petrino -el 28 de febrero- tres cuerpos administrarán la vida del cristianismo católico en todo el mundo.

Tres cuerpos administrarán la vida del cristianismo católico en todo el mundo

En Roma, el Colegio cardenalicio mantendrá una reunión diaria en el que se adoptarán distintas decisiones relativas al gobierno de la Iglesia. La gestión de la reunión quedará a cargo del camarlengo –Tarcisio Bertone– y de tres cardenales electores escogidos por sorteo para turnos de tres días. El camarlengo es la versión vaticana del «kamerling» o ayudante de cámara de los reyes francos, que guarda los bienes durante la transición.

En el seno de la Curia romana sólo se mantiene en el cargo el vicesecretario de Estado -o «sustituto»-, el responsable de Asuntos Exteriores, los nuncios y los secretarios de los dicasterios -que gestionaran los asuntos de trámite-. Por otra parte los obispos de todo el mundo -la Curia diocesana- continuarán gobernando sus diócesis.

El cónclave

En el cónclave para la elección del Papa, que se celebrará probablemente entre quince y veinte días después del 28 de febrero, fecha de la renuncia de Benedicto XVI, participarán 120 cardenales del Colegio Cardenalicio vaticano. El cónclave se reúne habitualmente en la Capilla Sixtina dentro del complejo vaticano y empieza unos quince días después de producirse la vacante, aunque el Colegio Cardenalicio puede establecer otra fecha, que no debe exceder los veinte días. Ello supondría que el cónclave podría celebrarse a mediados de marzo. [Constitución Apostólica «Universi Dominici Gregis»]

Los prelados se alojan en el edificio denominado «Domus Sanctae Marthae» o residencia Santa Marta, mandado construir por Juan Pablo II en el interior de la Ciudad del Vaticano. Aunque los cardenales son trasladados de Santa Marta al Palacio Apostólico en autobús, su aislamiento es total y para ellos rigen las estrictas normas del secreto. Tienen prohibido mantener conversaciones telefónicas o correspondencia con el exterior, y los teléfonos celulares y la televisión están vetados en estos días.

Después de cada elección se queman las papeletas

En 2007 Benedicto XVI modificó las reglas para la elección de su sucesor, en concreto el sistema de mayorías que establece el texto de 1996 para la elección de Papa, pero dejó vigente todo lo demás. Así, para elegir al sucesor de Benedicto XVI será necesario obtener la mayoría de los dos tercios de los votos de los cardenales electores en todos los escrutinios. Hasta entonces era necesaria esa mayoría, pero si tras el tercer día de votaciones y llegados al 33 o 34 escrutinio no se producían resultados positivos, se decidía seguir por mayoría absoluta. Asimismo, la nueva normativa del papa Ratzinger establece que cuando llegue el turno de voto de los dos cardenales más votados, éstos no podrán participar en la votación.

En lo referente al nombre de los candidatos, debe figurar en la papeleta escrito con una caligrafía distinta a la particular de cada cardenal, y está prohibido a los electores desvelar a cualquier otra persona noticias sobre las votaciones, antes, durante y después de la designación del nuevo Papa. Después de cada elección se queman las papeletas. La tradición indica que los cardenales provoquen con paja seca o húmeda que el humo sea negro si no se ha elegido papa, o blanco si la votación ha dado como resultado la elección del nuevo pontífice: es la conocida «fumata negra o fumata blanca».

Una vez que el elegido «acepta su elección canónica» como Sumo Pontífice, el primero de los diáconos -cardenal Protodiácono- anuncia desde el balcón de la Basílica vaticana la elección del nuevo Papa con la tradicional fórmula: «Nuntio vobis gaudium mágnum: Habemus Papam!» y este último imparte la bendición «Urbi et Orbi».

Nuevo Papa para marzo

El Vaticano espera que el cónclave de cardenales, que todavía no ha sido convocado, elija al sucesor de Benedicto XVI en marzo, afirmó hoy el portavoz, Federico Lombardi. Lombardi señaló también que el Papa es muy consciente del paso que ha dado y que no han influido temas como los escándalos de curas pederastas.

«Nuntio vobis gaudium mágnum: Habemus Papam!»

Al contrario, dijo el portavoz, cuando arreciaban ya señaló que un pastor «nunca huye ante los lobos y deja el rebaño sólo». Lombardi dijo también que Benedicto XVI leyó ante los cardenales el texto en un claro latín, «con precisión y claridad», muy centrado, sin interrupción y sabiendo la importancia del momento.

También aseguró que no está «ni triste ni deprimido» y descartó que una vez que haya un nuevo papa, Benedicto XVI interfiera en el nuevo papado.

————————————————————————————-

La renuncia del papa pilla por sorpresa al Vaticano, asegura Lombardi

(INT) RELIGION | > AREA: Asuntos sociales
11-02-2013 EFE

Benedicto XVI “nos ha pillado a todos por sorpresa”, aseguró hoy el portavoz vaticano, Federico Lombardi, comentando la renuncia al Pontificado anunciado por el papa Ratzinger, de casi 86 años.

Lombardi informó en una rueda de prensa de la decisión de Joseph Ratzinger, a la que considera “muy importante” para la Iglesia.

El jesuita precisó que el papa aprovechó que hoy se reunía con los cardenales presentes en la Curia para aprobar varias fechas de canonizaciones para anunciar su decisión.

“Lo hizo en latín, al final del consistorio de cardenales”, señaló Lombardi, que se refirió a la carta escrita por el papa para anunciar su renuncia, medida que ha adoptado por motivos de edad, al notar que les faltan las fuerzas para gobernar la Barca de Pedro.

“Después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino. Soy muy consciente de que este ministerio, por su naturaleza espiritual, debe ser llevado a cabo no únicamente con obras y palabras, sino también y en no menor grado sufriendo y rezando”, escribió el Papa, resaltó Lombardi.

Lombardi también destacó que el papa ha tomado la decisión en plenas facultades mentales y recordó que la renuncia de un Papa está prevista en el Código de Derecho Canónico, que establece que para que sea válida es necesario que sea libre y precisa que no puede ser aceptada por nadie.

————————————————————————————–

El Vaticano espera que en marzo haya ya nuevo Papa

(INT) RELIGION | > AREA: Asuntos sociales
11-02-2013 / EFE

El Vaticano espera que el cónclave de cardenales, que todavía no ha sido convocado, elija al sucesor de Benedicto XVI en marzo, afirmó hoy el portavoz, Federico Lombardi.

Lombardi señaló también que el Papa es muy consciente del paso que ha dado y que no han influido temas como los escándalos de curas pederastas.

Al contrario, dijo el portavoz, cuando arreciaban ya señaló que un pastor “nunca huye ante los lobos y deja el rebaño sólo”.

Lombardi dijo también que Benedicto XVI anunció hoy a los cardenales presentes en el Vaticano su renuncia entre las 11.30 y las 11.40 hora local (10.30-10.40 GMT).

El portavoz señaló que el Papa leyó ante los purpurados el texto en un claro latín, “con precisión y claridad”, muy centrado, sin interrupción y sabiendo la importancia del momento.

También aseguró que o está “triste ni deprimido” y descartó que una vez que haya un nuevo papa, Benedicto XVI interfiera en el nuevo papado.

————————————————————————————-

¿Puede renunciar un Papa?

e.p.h.@ABC_es / madrid
Día 11/02/2013

Ningún Papa ha abandonado el Pontificado desde la Edad Media, el último en hacerlo fue Gregorio XII en el año 1415

efe
El Vaticano ya ha confirmado la noticia: «El Papa Benedicto XVI renuncia a su cargo». Pero, ¿Cabe «la renuncia» en una institución como la Iglesia Católica? La respuesta es sí, aunque el último precedente tiene cinco siglos de antigüedad.

El Papa Gregorio XII, representante de la Iglesia desde 1406 hasta 1415, tuvo que abandonar su posición para poner fin al llamado «Cisma de Occidente», que dividió a la jerarquía católica en dos ramas: Clemente VII en Avigñón y Urbano VI en Roma, se excomulgaron mutuamente y el Cisma quedó abierto durante varias generaciones, hasta la renuncia de Gregorio XII.

En principio, el Derecho canónico no establece ninguna oposición siempre y cuando el Pontífice exprese su renuncia de «forma pública y libre».

Así lo ha expresado Benedicto XVI durante la canonización de lo mártires de Otranto: «Siendo muy consciente de la seriedad de este acto, con plena libertad, declaro que renuncio al ministerio de Obispo de Roma, Sucesor de San Pedro, que me fue confiado por medio de los Cardenales el 19 de abril de 2005», ha expresado el Pontífice achacando la decisión a su «avanzada edad» y a su «falta de fuerza».

Además, subraya el Canon 332,2 que «los dos modos previstos en la legislación para el cambio en la cabeza de la Iglesia son el fallecimiento o su renuncia y que este segundo supuesto tiene una peculiaridad: «no se requiere que sea aceptada por nadie, dado que no tiene superior en la tierra».

Los otros casos de renuncia al pontificado han sido los de Benedicto IX, elegido en el 1032 y Celestino V, que se retiró en 1294 al declararse carente de experiencia en el manejo de los asuntos de la Iglesia.

Celestino V abandonó solo 5 meses después de su designación. Fue este Papa quien para cubrirse las espaldas, emitió un Decreto que declaraba que estaba «permitida la renuncia de un Papa». Es este documento el que confirma la figura de la renuncia, negando toda duda al respecto.

El Papa Benedicto XVI será por lo tanto el cuarto Pontífice en renunciar al ministerio papal en la historia de la Iglesia católica.

Todo lo que debe hacer a partir de ahora Benedicto XVI es escribir una «carta de renuncia oficial» al Colegio Cardenalicio, órgano electoral y supremo de la Iglesia Católica.

Benedicto XVI ya explicó en 2010 que un Papa puede dimitir «en un momento de serenidad, no en el momento del peligro». En el mismo documento, ya señalaba que notaba cómo sus fuerzas iban disminuyendo y temía que el trabajo que conllevaba su misión «sea excesivo para un hombre de 83 años».

El 28 de febrero de 2013, a las 20.00 horas, la sede de Roma, la sede de San Pedro, quedará vacante. A partir de este momento la cuestión será irreversible: «Una vez hecha la renuncia y manifestada, en el modo que sea, a la Iglesia por el Romano Pontífice queda vacante (la sede pontificia) y no puede volverse atrás», recoge el Canon.

————————————————————————————-

Dos tímidos precedentes de renuncias papales

La decisión Papa representa un cambio decisivo y sorprendente en la línea política de esta institución milenaria

Madrid 11 FEB 2013

El Papa Juan Pablo II, en una misa de canonización celebrada el 4 de mayo de 2003. / REUTERS

La decisión de Benedicto XVI de dimitir de su puesto al frente de la Iglesia Católica, poco antes de cumplir los 86 años, representa un cambio decisivo y sorprendente en la línea política de esta institución milenaria. A lo largo de toda su historia, se cuentan con los dedos de la mano los ejemplos similares, y hay que remontarse más bien a la protohistoria de la Iglesia para hallar estos casos inauditos.

El primer Papa dimisionario sería, según los datos fragmentarios que nos han llegado, Clemente I, del siglo II, aunque ni siquiera se conocen con exactitud las fechas de su entronización. Un siglo más tarde, seguirán su ejemplo Ponciano y, casi un milenio más tarde, Celestino V, que murió en 1294. Ya en el siglo XV, se suele citar como dimisionario a Gregorio XII, aunque forzado por la situación de una Iglesia dividida en diversas lealtades a diversos Papas, en lo que se ha denominado el cisma de Occidente. Estos remotos y escuetos casos serían los únicos precedentes de la despedida de Benedicto XVI. En el caso de los dos primeros, las circunstancias de la Iglesia católica no podían ser más precarias.

La comunidad de fieles vivía en un estado de incertidumbre total, sometida a persecución, y las estructuras de la Iglesia eran débiles, Así, Clemente I renunció al trono de Pedro al saber que sería desterrado, y por lo tanto, se vería obligado a privar a los fieles de un pastor. El segundo, Ponciano, lo hizo con la intención de superar la ruptura producida por el cisma de Hipólito. Celestino, muerto en 1294, era un anacoreta, un monje que decidió regresar a este estado tras apenas cinco meses al frente de la Iglesia.

Por su parte, Gregorio XII, decidió dejar la tiara en 1415 para poner fin a la interminable disputa entre distintos papas, el llamado cisma de Occidente. Fue precisamente, el primero de los papas Borgia, Calixto III, que llegó a ocupar la silla de Pedro, en 1455, uno de los negociadores que contribuyeron a poner fin a este largo cisma.

Con todo, el de Celestino V, es uno de los ejemplos más curiosos de Papa dimisionario. Su nombre era Pietro di Morrone, fraile benedictino que vivía como un ermitaño en una cueva. Cuando le eligieron Pontífice, Pietro tenía ya la considerable edad de 79 años, aceptó la elección para sacar a la Iglesia del bloqueo en que se hallaba tras 27 meses, más de dos años, de un cónclave interminable. Tiró la toalla a los cinco meses de su elección. Su consejero se hizo elegir sucesor suyo con el nombre de Bonifacio VIII, tras lo que ordenó la detención de Pietro Morrone, que moriría en prisión.

Pero el caso no puede ser más ajeno al de la Iglesia actual. En el Código de Derecho Canónico se recogen la condiciones para poder acogerse a la renuncia papal. “Si el Romano Pontífice renunciase a su oficio, se requiere para la validez que la renuncia sea libre y se manifieste formalmente, pero no que sea aceptada por nadie”. Este es el texto incluido en el canon 332 del artículo 1º del Capítulo I del Código, promulgado por Juan Pablo II en 1983.

La decisión de Benedicto XVI, representa, además, una ruptura sorprendente con la línea de su predecesor, el polaco Karol Wojtyla, que pasó la última década de su Pontificado en un fragilísimo estado de salud, rodeado de rumores que daban por segura su dimisión, y obligado a desmentirlos continuamente.

Decenas de veces, los colaboradores de Juan Pablo II, señalaron públicamente, que el oficio de Papa nada tiene que ver con el de director de una empresa. Un Papa, insistían no puede dimitir porque su misión espiritual es totalmente ajena a las cuestiones de la efectividad empresarial.

Benedicto XVI, es evidente, no comparte este criterio.

————————————————————————————–

Juan José Tamayo: “Este Papa ha sido el gran Inquisidor”

El teólogo español valora el papado de Joseph Ratzinger como una época de conservadurismo y falta de reacción ante el problema de la pederastia

Benedicto XVI. / Andrew Medichini (AP)

“Este Papa ha sido el gran Inquisidor de la fe cristiana, no ha sido abierto y tolerante, como un teólogo de formación debería haber sido”, explica Juan José Tamayo, uno de los teólogos más reputados de España. “La primera reacción ha sido de sorpresa, porque es algo totalmente atípico e infrecuente que un Papa dimita, pero hay que tener en cuenta que Benedicto XVI accedió al pontificado con 78, ha sido el Papa de más edad en acceder al trono de San Pedro y claro, la edad, la salud, la capacidad, su responsabilidad se han visto deterioradas en los últimos tiempos”.

Tamayo recuerda otra renuncia papal: “Quizá históricamente, una de las dimisiones más llamativas fue la de Celestino V, que abdicó para volver a su vida monacal. A este Papa le eligieron en la Edad de Hierro del Vaticano, en la Edad Media. Fue designado para luchar contra la corrupción y el autoritarismo de la época, pero se vio abrumado por el peso de la labor y lo dejó”.

Tamayo no cree que el caso de Benedicto XVI sea el mismo, pero este Papado ha tenido muchos problemas, según el teólogo. “El Papa no ha sabido dar respuesta a los más de 1.200 millones de católicos que hay en el planeta y que buscaban respuesta a cuestiones como la libertad de expresión y cátedra y ha limitado el pensamiento crítico de la iglesia”.

“El mayor problema ha sido la pederastia. Un asunto que ha sido el mayor escándalo de la historia del Cristianismo y que le estalló en las manos. Al principio impuso el silencio cuando era presidente de la Congregación para la Doctrina de la Fe y luego tomó medidas tibias, sin aplicar las medidas que contempla el derecho canónico para estos casos y sin colaborar con los tribunales civiles”.

Tamayo expone que Ratzinger fue el guionista del papado de Juan Pablo II y que en el momento en que le tocó ser actor principal no supo hacerlo bien. “A parte de ser recordado como ‘El Papa que dimitió’ pasará a la historia como el que reforzó los controles dogmáticos de los teólogos y la estructura jerárquica piramidal de la iglesia, dejando fuera a la mujer y la opinión de los fieles”.

Al principio el Papa silenció la pederastia

Juan José Tamayo, teólogo

En cuanto al futuro, el teólogo vaticina que el próximo Papa será continuista con la labor de Benedicto XVI , por dos motivos; primero porque el colegio cardenalicio ha sido elegido por él y segundo porque influirá directamente en la elección del sucesor.

—————————————————————————————

-11 de febrero de 2013•08:55

Discurso del anuncio de renuncia del Papa

Reuters – A continuación, el texto del discurso que Benedicto XVI pronunció en latín a los miembros del consistorio vaticano en el que anunció sus planes de renuncia el lunes. Fue distribuido por el Vaticano en un comunicado:”Queridos hermanos,Os he convocado a este consistorio no sólo para las tres canonizaciones, sino también para comunicaros una decisión de gran importancia para la vida de la Iglesia. Tras haber examinado repetidamente mi conciencia ante Dios, he llegado a la certeza de que mis fuerzas, dada mi avanzada edad, ya no se corresponden con las de un adecuado ejercicio del ministerio petrino. Soy consciente de que este ministerio, dada su naturaleza espiritual esencial, debe ser llevado a cabo no sólo con palabras y hechos, sino también con oración y sufrimiento. Sin embargo, en el mundo de hoy, sujeto a cambios tan rápidos y sacudido por cuestiones de profunda relevancia para la vida de la fe, de cara a gobernar la barca de San Pedro y difundir el Evangelio, son necesarias tanto la fortaleza de mente como la del cuerpo, fuerza que en los últimos meses se ha deteriorado hasta tal punto en mi que he tenido que reconocer mi incapacidad para cumplir adecuadamente el ministerio que se me confió.Por esta razón, y muy consciente de la gravedad de este acto, con plena libertad declaro que renuncio al ministerio de Obispo de Roma, Sucesor de San Pedro, que me concedieron los cardenales el 19 de abril de 2005, de tal modo que a partir del 28 de febrero de 2013, a las 20:00 horas, la Sede de Roma, la Sede de San Pedro, estará vacante y se convocará un cónclave que elegirá al nuevo Pontífice Supremo.

“Queridos Hermanos, os agradezco muy sinceramente todo el amor y el trabajo con el que me habéis apoyado en mi ministerio y os pido perdón por todos mis defectos. Y ahora, confiemos a la Santa Iglesia al cuidado de nuestro Supremo Pastor, a nuestro Señor Jesucristo, e imploremos a la santa Virgen María, para que ayude a los cardenales con su solicitud maternal, a elegir al nuevo Pontífice Supremo. En cuanto a mí, deseo servir devotamente a la Santa Iglesia de Dios en el futuro a través de una vida dedicada a la oración”.

(Información de Steve Scherer; Traducido por Inmaculada Sanz en Madrid)

—————————————————————————————

11 de febrero de 2013•09:13• actualizado a las 09:49

Benedicto XVI, un teólogo confrontado a los escándalos de la Iglesia

Benedicto XVI Foto: EFE en español
Benedicto XVI
Foto: EFE en español

El papa Benedicto XVI, que este lunes anunció su intención de renunciar a su pontificado, será recordado por su férrea defensa de la ortodoxia católica y como un tradicionalista que trató de reconciliar al mundo de la fe y de la razón en una Iglesia confrontada a numerosos escándalos, como el de la pedofilia.

El teólogo alemán Joseph Ratzinger, que adoptó el nombre de Benedicto XVI tras asumir el papado en 2005, había presidido por casi un cuarto de siglo, desde 1981, la célebre Congregación para la Doctrina de la Fe, el ex llamado Santo Oficio de la Inquisición.

Sucedió como obispo de Roma a Juan Pablo II, tras uno de los pontificados más largos y carismáticos de la historia.

Su misión se vio confrontada a la crisis más profunda de la Iglesia contemporánea, provocada por las revelaciones y denuncias en numerosos países contra religiosos por haber cometido durante décadas abusos sexuales a menores.

La crisis lo llevó en varias ocasiones a expresar un perdón público a las víctimas y a reconocer durante su viaje a Portugal (mayo del 2010) que la mayor persecución que sufría la Iglesia no venía de sus enemigos “externos” sino de sus “propios pecados” y prometió que los culpables responderán “ante Dios y la justicia ordinaria”.

Optó así por la “tolerancia cero” contra los curas pedófilos con el fin de frenar la desafección y sospecha de la opinión pública.

En 2012, se vio confrontado a las filtraciones de documentos confidenciales, que condujo al arresto de su propio mayordomo, Paolo Gabriele, en un caso sintomático de las luchas intestinas en la Curia.

Benedicto XVI rehusó cualquier modificación a las posturas tradicionales de la Iglesia en materia de aborto, eutanasia, divorcio u homosexualidad, pero admitió el uso del preservativo, en casos específicos, para evitar la propagación del sida.

Nacido el 16 de abril de 1927 en Marktl am Inn, en una modesta familia católica de Baviera, el joven Ratzinger entró en 1939 al seminario y fue inscrito en las Juventudes Hitleristas, un enrolamiento obligatorio por decreto.

En varias ocasiones, como cardenal y como Sumo Pontífice, denunció “la inhumanidad” del régimen nazi y destacó el carácter involuntario de su afiliación juvenil.

Ratzinger fue ordenado sacerdote el 29 de junio de 1951, nombrado arzobispo de Múnich en marzo de 1977 y proclamado cardenal el 27 de junio de 1977 por el papa Pablo VI.

Participó como consejero en las labores del Concilio Vaticano II (1962-1965), que modernizaron y renovaron a la Iglesia, una experiencia que lo marcó en todos los sentidos.

En el marco de las luchas dentro de la fe católica, Ratzinger se opuso con vigor más tarde a la “teología de la liberación”, profesada por uno de sus alumnos, el brasileño Leonardo Boff, y a los disidentes, como el teólogo suizo Hans Kung, a los que condenó y alejó de la Iglesia.

Como Papa, tomó gradualmente una serie de medidas claves que confirmaron su sello conservador.

Autorizó la misa en latín (en septiembre del 2007),

Varias polémicas estallaron al inicio de su papado. La primera en septiembre del 2006 cuando vinculó durante una disertación en la universidad de Ratisbona a la fe musulmana con la violencia, lo que generó una ola de protestas violentas en los países islámicos.

En enero de 2009 levantó la excomunión de cuatro obispos integristas del movimiento ultraconservador de Marcel Lefebvre, entre ellos al británico Richard Williamson, quien niega la existencia del Holocausto nazi.

En dos ocasiones visitó América Latina. La primera en mayo del 2007, para asistir a la asamblea general de la Conferencia Episcopal de América Latina y el Caribe (Celam), celebrada en Aparecida, Brasil.

Negó en esa ocasión que la religión católica hubiese sido impuesta por la fuerza a los pueblos americanos, lo cual le valió duras críticas de religiosos y laicos que le recordaron las atrocidades cometidas por los conquistadores de América en nombre de la fe.

En marzo del 2012 visitó México y Cuba, donde defendió la libertad y los derechos de la Iglesia y recordó la primera e histórica visita de Juan Pablo II a la isla comunista en 1998.

Entre 2007 y 2012 publicó tres libros sobre la vida de Jesús, a partir de los datos fundamentales ofrecidos en los Evangelios y en otros escritos del Nuevo Testamento. En ellos reflexiona sobre la figura de Jesucristo en calidad de teólogo, no como sumo pontífice de la Iglesia católica, un imponente ejercicio intelectual, que además fue un éxito internacional de ventas.

Benedicto XVI escribió tres encíclicas: “Deus caritas est” (2005) sobre el tema de la caridad y del amor divino, “Spe salvi” (Salvados por la esperanza) (2007), en la que hace una autocrítica del cristianismo moderno y analiza sobre todo el pesimismo y el materialismo que sacude a los europeos y “Caritas in veritate” (En la caridad y en la verdad) (2009).

AFP

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: