China quiere fomentar el consumo y un nuevo modelo económico


– Wen inaugura la sesión anual del Parlamento chino

– China quiere fomentar el consumo y un nuevo modelo económico

– Wen Jiabao promete reducir las desigualdades en China

– El régimen chino aumenta los gastos sociales y militares para mantener el poder

– La abolición de los campos de reeducación divide al régimen chino

– Necesario solucionar problemas de contaminación, dice premier chino

———————————————————————————————————————————————

SE RATIFICARÁ A LA NUEVA CÚPULA DIRIGENTE CHINA

Wen inaugura la sesión anual del Parlamento chino

Primer ministro chino Wen Jiabao en la sesión anual del Parlamento
Foto: REUTERS

PEKÍN, 5 Mar. (EUROPA PRESS) –

   La duodécima sesión anual del Congreso Nacional del Pueblo (CNP) de China ha comenzado este martes con la expectativa de que sus 3.000 miembros ratifiquen la renovación de la cúpula dirigente que el Partido Comunista de China (PCCh) decidió en el congreso general del pasado mes de noviembre.

   En la sesión plenaria de este año se espera que el presidente, Hu Jintao, ceda la vara da mando del gigante asiático a Xi Jinping, y que el primer ministro, Wen Jiabao, haga lo mismo con Li Keqiang, materializando así el cambio decidido a finales de 2012.

Wen ha sido el encargado de inaugurar la sesión plenaria ante los cerca de 3.000 legisladores que han acudido desde todos los rincones del territorio chino y que, en su mayoría forman parte del PCCh, por lo que se limitarán a ratificar punto por punto lo acordado en el congreso general.

Además, se espera que sean ratificados en el cargo los miembros del Gabinete y el plan de reformas políticas y económicas que ya esbozaron los altos cargos chinos en el congreso general, basado en la lucha contra la corrupción, por un lado, y en el desarrollo moderado, por otro.

“Bajo el liderazgo del camarada Xi Jinping, como secretario general del Comité Central del PCCh, debemos permanecer unidos, trabajando duro para culminar la construcción de una sociedad moderadamente próspera en todos los aspectos y alcanzar la gran regeneración de la nación china”, ha dicho Wen.

DESARROLLO ECONÓMICO

Por su parte, Xi ha abogado por emprender el camino hacia el desarrollo económico basado en la innovación científica y tecnológica para garantizar la hegemonía del gigante asiático durante las próximas décadas, en la reunión de la Conferencia Consultiva del PCCh.

Xi ha considerado que esta nueva estrategia económica es “fundamental” para acelerar la ansiada transformación de China, solucionando los problemas crónicos que arrastra desde hace años, que se centran en las dificultades para la innovación.

——————————————————————————————————————————————–

China quiere fomentar el consumo y un nuevo modelo económico

(AFP)

PEKÍN — China ha fijado una meta de crecimiento “razonable” del 7,5% para 2013 y para conseguirlo espera estimular el consumo privado y transformar de manera “acelerada” su modelo económico, anunció este martes en el Parlamento del país el primer ministro saliente, Wen Jiabao.

En la apertura de la sesión anual de la Asamblea Nacional Popular (ANP, Parlamento), Wen hizo un balance de los últimos cinco años al frente del Gobierno y definió los objetivos para 2013, “año en que vamos a sentar las bases para el advenimiento de una clase media”, según el deseo del último congreso del Partido Comunista Chino (PCC) en noviembre.

Con el telón de fondo de la desaceleración mundial por la crisis financiera internacional -“la más grave que hemos tenido en un siglo”-, la meta de crecimiento para este año en China es del 7,5% de media, una inflación del 3,5% y un desempleo declarado “por debajo del 4,6% gracias a la creación de 9 millones de empleos”.

El crecimiento en 2013 del gigante asiático será parecido al del año pasado (7,8%), el más bajo en los últimos 13 años, en los que la media se situó en torno al 10%.

Wen Jiabao, que debe ceder el testigo a Li Keqiang al final de la sesión del ANP, justificó este objetivo por la “alta tasa de ahorro” de los chinos.

Pero para ello es necesario que el “mayor país en vías de desarrollo del mundo” se base en el aumento del consumo interno.

Es necesario mejorar el poder adquisitivo y fomentar el consumismo, pero todo ello dentro de una política fiscal que fomente el crecimiento dentro de un déficit del 2%, dijo el jefe del Gobierno en un discurso de cerca de dos horas y 32 páginas.

Wen Jiabao no ha escondido su preocupación sobre “los principales países desarrollados (que) no paran de intensificar políticas monetarias expansionistas, que acarrean “riesgos inflacionistas importados importante”.

Una preocupación que no comparten en absoluto los analistas del banco HSBC, para quienes los precios no amenazan con desbocarse este año debido al carácter “relativamente moderado” de la recuperación. Según estos, la inflación se situará en torno al 3%.

En 2012, la inflación fue del 2,6%, mientras que para este año se prevé un 3,5%.

Wen habló también de una reforma impositiva, en particular, de la “transformación del impuesto sobre el volumen de negocios en IVA”.

También aseguró que es necesario un “cambio del modelo de desarrollo económico” y “acelerar la reestructuración industrial”, para lo que necesita tecnología y aumentar el valor agregado de sus productos.

También se van a fomentar las fusiones y las adquisiciones así como el agrupamiento de empresas, mientras que el mercado y la competencia se encargarán de eliminar lo que no funciona o funciona de manera deficiente, según su discurso.

Wen, quien pidió que se “perfeccione el sistema de economía de mercado socialista”, también dijo que espera que la economía pública y la privada estén al mismo nivel. “Vamos a crear un entorno institucional que permita a los diferentes regímenes de propiedad acceder (…) de manera igualitaria (…) a la competencia en el mercado y beneficiarse de la protección de la ley”.

Además de luchar contra la corrupción y favorecer la economía “verde” menos contaminante, Wen instó a “reforzar el control sobre el mercado inmobiliario” y “disuadir firmemente la compra de vivienda con fines especulativos o de inversión”.

Desde 2007, recordó, el comercio exterior creció un 12,2% de media al año y el “monto realmente utilizado de las inversiones extranjeras” durante este período fue de 552.800 millones de dólares, mientras que las inversiones de China en el exterior pasaron en este periodo de 24.800 millones de dólares 77.200 millones en 2012, un aumento del 25,5% al año.

————————————————————————————————————————————————-

RELEVO EN CHINA

Wen Jiabao promete reducir las desigualdades en China

En su último informe del estado de la nación ante el Parlamento, el primer ministro defiende una economía orientada al consumo

Wen Jiabao, después de pronunciar su discurso. / GOH CHAI HIN (AFP)

Wen Jiabao ha dado unos pasos, se ha situado en el centro del estrado cubierto con moqueta roja y ha hecho tres reverencias, a las que los 3.000 diputados del Parlamento chino han respondido con un fuerte aplauso en el Gran Palacio del Pueblo, en Pekín. Ha sido el gesto de despedida del hombre que durante una década ha ocupado la jefatura del Gobierno, tras leer durante una hora y 40 minutos el informe de trabajo del Gobierno en 2012 y los objetivos para 2013. Un informe en el que ha pasado revista, con profusión de datos, a los logros alcanzados por el Partido Comunista Chino (PCCh) en los últimos cinco años, ha desgranado los problemas y desafíos a los que se enfrenta el país, y ha sentado las bases –aquí, sin muchos números– del trabajo que espera a partir de ahora a la nueva generación de líderes chinos.

El presidente, Hu Jintao, cederá el testigo al actual vicepresidente y secretario general del partido, Xi Jinping, y Wen será sustituido por el viceprimer ministro Li Keqiang, cuando dentro de 12 días finalice la sesión anual del Parlamento, inaugurada hoy. Concluirá así el proceso de transición de poder a la quinta generación de dirigentes tras las de Mao Zedong, Deng Xiaoping, Jiang Zemin y Hu Jintao, sellado en el congreso del PCCh en noviembre pasado.

Wen, de 70 años, ha prometido en su último discurso del estado de la nación que el Gobierno responderá a las demandas de la gente, reducirá las grandes diferencias sociales, proporcionará mejor cobertura sanitaria, luchará contra la corrupción, hará frente a la degradación medioambiental y reformará en profundidad el modelo económico para centrarlo en el consumo doméstico, en lugar de las exportaciones y la inversión.

El jefe de Gobierno saliente ha asegurado que hacer que los chinos consuman es vital para el futuro de la segunda economía del mundo y ha anunciado la aceleración de las reformas del sistema de registro de residencia, conocido como hukou, para respaldar el proceso de urbanización, imprescindible para continuar el desarrollo chino. “Hemos de asumir con toda firmeza la ampliación de la demanda interna como estrategia a largo plazo del desarrollo económico, y hacer valer plenamente la función básica del consumo y el papel clave de la inversión. La dificultad y la clave para expandir la demanda doméstica residen en el consumo, y ahí es donde está el potencial. Para ampliar el consumo individual, hemos de acrecentar la capacidad de la gente para consumir, mantener estables sus expectativas al respecto, aumentar su deseo de consumir y mejorar el ambiente de consumo”, ha dicho Wen.

El Gobierno quiere situar así a la población en el centro de su estrategia económica, con un objetivo de incremento del producto interior bruto (PIB) del 7,5% para 2013, frente al 7,8% alcanzado en 2012 –el ritmo más lento en 13 años–, y una inflación del 3,5% (2,6%, el año pasado), según ha asegurado el primer ministro.

Wen Jiabao ha afirmado que, en adelante, China no buscará el crecimiento a toda costa. “Debemos convertir la garantía y la mejora del bienestar de la población en el punto de partida y el objetivo de todo el trabajo del Gobierno, darle prioridad total, y afanarnos en reforzar el desarrollo social”, ha dicho mientras en el exterior, en la plaza Tiananmen, cientos de policías de uniforme y paisano peinaban las calles y la plaza, cerrada al público. En algunos lugares, había soldados equipados con extintores. En otros, dispositivos para explosionar posibles bombas.

Los líderes chinos son conscientes de que el país ha alcanzado un punto de inflexión y hace falta un cambio ambicioso de un modelo económico que, aunque ha sacado a cientos de millones de personas de la pobreza y elevado China al puesto de segunda economía del mundo –aunque por renta per cápita está un puesto medio-, ha generado profundas desigualdades sociales y graves problemas medioambientales y de corrupción. Wen se ha referido repetidas veces a la necesidad de acelerar el cambio de modelo, ajustar la estructura económica y mejorar la calidad del crecimiento; una “tarea primordial”, según ha dicho.

También ha tenido palabras para la lucha contra la corrupción, una de las banderas enarboladas por Xi Jinping, aunque ha planteado pocas propuestas concretas, como tampoco las ha habido para otras áreas como la degradación medioambiental, una fuente creciente de protestas de la población.

Los objetivos desgranados por el jefe de Gobierno saliente están consensuados y aprobados por Xi Jinping y su equipo, y un indicio del estilo del nuevo equipo es el lenguaje más llano y alejado de la vieja retórica comunista, que utiliza este año el informe leído por Wen Jiabao.

———————————————————————————————————————————————-

El régimen chino aumenta los gastos sociales y militares para mantener el poder

PABLO M. DÍEZ PABLODIEZ_ABC / CORRESPONSAL EN PEKÍN
Día 05/03/2013

Pekín aumenta el presupuesto en empleo, agricultura, educación, infraestructuras y sanidad, pero la partida más cuantiosa es para el Ejército

En su último discurso antes de retirarse después de diez años en el cargo, el primer ministro chino, Wen Jiabao, ha prometido este martes aumentar los gastos sociales para atajar las graves desigualdades que han provocado más de tres décadas de imparable crecimiento económico. Durante la apertura de la Asamblea Nacional Popular, la reunión anual del Parlamento orgánico del régimen, Wen Jiabao ha vuelto a reconocer que el desarrollo chino es «desequilibrado, poco coordinado e insostenible», y ha advertido que «mejorar el bienestar del pueblo debe ser el punto de partida de todo el trabajo del Gobierno».

El chino de a pie subsiste con entre 252 y 81 euros al mes

Consciente de que su legitimidad reside en el progreso que ha vivido China desde su apertura al capitalismo, el autoritario régimen de Pekín se ve obligado a atajar la creciente brecha entre ricos y pobres, así como entre las ciudades y el campo. Su supervivencia depende de dicha estabilidad social, que podría estallar como una bomba de relojería en un país con más de 1.350 millones de habitantes que ya es la segunda potencia del mundo, pero donde la renta media es sólo de 24.565 yuanes (3.028 euros) al año en las grandes urbes, y de 7.917 yuanes (976 euros) en el mundo rural.

Dependiendo de si vive en la ciudad o en el campo, el chino de a pie subsiste con entre 252 y 81 euros al mes, pero cada día se cruza con coches de lujo por la calle o camina a la sombra de futuristas rascacielos de cristal y acero. Por detrás de Estados Unidos, China es ya el segundo país con más multimillonarios del mundo: 122 según «Forbes» y 317 a tenor de la revista «Hurun», lo que supone una quinta parte de los registrados en todo el planeta. Pero la ONU también ha contabilizado 128 millones de pobres de solemnidad y 468 millones con menos de dos dólares al día.

Modelo «más sostenible»

Tan brutales contrastes ponen en evidencia a un régimen que, para colmo, se sigue definiendo como comunista, que debe lidiar también con una emergente clase media urbana formada ya por 500 millones de personas y cada vez más consciente de sus derechos sociales. Aunque el desarrollismo ha sacado a China de la pobreza, ha generado una sociedad asfixiada por los bajos salarios, la inflación, la superpoblación, la inseguridad por los escándalos alimentarios y la contaminación, que ha nublado el cielo por el humo de las fábricas. «Debemos adoptar medidas eficaces para prevenir y controlar la polución y cambiar nuestro modo de trabajo y de vida. Debemos resolver los serios problemas de contaminación que hay en el aire, el agua y la tierra, que afectan a los intereses vitales del pueblo», propuso Wen Jiabao, quien insistió en la necesidad de «cambiar el modelo de crecimiento para hacerlo más sostenible».

Confiando en el desarrollo como «la clave para solucionar todos los problemas», el todavía primer ministro efectuó su pronóstico ya habitual sobre la subida del Producto Interior Bruto (PIB), quevolvió a fijar en un 7,5 por ciento para este año, y de la inflación, en torno al 3,5 por ciento. Además, prometió crear nueve millones de empleos y mantener el paro por debajo del 4,6 por ciento, una cifra oficial que no se corresponde con la realidad.

Gracias a un aumento del déficit fiscal, el régimen chino gastará este año 13,8 billones de yuanes (1,7 billones de euros), un 10 por ciento más que en 2012. Entre sus principales partidas destacan los 655.081 millones de yuanes (80.773 millones de euros) destinados a la seguridad social y el empleo y los 619.588 millones de yuanes (76.376 millones de euros) que irán a la agricultura, así como los 413.245 millones de yuanes (50.937 millones de euros) que se invertirán en educación. Por su parte, las infraestructuras del transporte recibirán 397.386 millones de yuanes (48.965 millones de euros) y los servicios médicos 260.253 millones de yuanes (32.084 millones de euros).

Pero la dotación más cuantiosa será para el Ejército Popular de Liberación, formado por más de dos millones de soldados y cuyo presupuesto subirá un 10,7 por ciento hasta alcanzar los 720.168 millones de yuanes (88.796 millones de euros). Dicho aumento, algo inferior al 11,2 por ciento registrado el año pasado, es contemplado con preocupación por Estados Unidos, que se ha enzarzado con China en la nueva guerra fría del «ciberespionaje», y por países vecinos como Japón, Filipinas y Vietnam, con los que Pekín se disputa la soberanía de varias islas del Pacífico.

Mantener la estabilidad

Haciendo gala de su nuevo papel como superpotencia, el régimen botó el año pasado su primer portaaviones y probó un caza invisible al radar, al tiempo que sigue desarrollando su tecnología especial de carácter militar. «El fortalecimiento de nuestra defensa es para protegernos y para garantizar la paz y la seguridad, no para amenazar a otros países», justificó la portavoz de la Asamblea, Fu Ying, quien insistió en que «al ser un país tan grande, la incapacidad de China para mantener su propia seguridad no sería una buena noticia para el resto del mundo».

Su presupuesto militar aún es bastante menor que el de EE.UU.

A pesar de este incremento y de ser el segundo país del mundo que más gasta en Defensa, su presupuesto militar aún es bastante menor que el de EE.UU., que destina 720.000 millones de dólares (551.592 millones de euros) alPentágono. Mientras la Casa Blanca dedica un 20 por ciento del presupuesto federal a su Ejército, China reserva el 5,4 por ciento. Al menos oficialmente, porque numerosos expertos sospechan que sus gastos reales son mucho mayores.

Además, el autoritario régimen de Pekín dedicará 202.937 millones de yuanes (24.989 millones de euros) a reforzar la seguridad pública, cuya represión sobre los disidentes suele ser criticada por los grupos defensores de la democracia y los derechos humanos. Todo con tal de mantener la estabilidad social en China, que ha pasado de sufrir 8.700 revueltas en 1993 a las 90.000 que hubo en 2010, último año en que la Policía reveló tales datos. Con todos estos gastos sociales, militares y policiales, el régimen chino persigue legitimarse a través del progreso del país para seguir manteniéndose en el poder.

———————————————————————————————————————————————

La abolición de los campos de reeducación divide al régimen chino

PABLO M. DÍEZPABLODIEZ_ABC / CORRESPONSAL EN PEKÍN
Día 04/03/2013

Este martes arranca la Asamblea Nacional, que ratificará a Xi Jinping como presidente del país y discutirá si reforma o suprime dichos gulags

Sin pasar por un tribunal, la Policía china puede encerrar hasta cuatro años a un sospechoso en un campo de reeducación por «delitos» tan variados como protestar contra las autoridades, drogarse o ejercer la prostitución. Tristemente conocidos como «laojiao» en mandarín, los 320 campos repartidos por toda China conforman un auténtico «archipiélago gulag» donde el autoritario régimen de Pekín mantenía confinadas a 170.000 personas en 2009, según reconoció al Consejo de Derechos Humanos de la ONU. En 2012, dicha cifra había bajado hasta los 60.000 prisioneros, que se unen así a los 1,6 millones de reclusos que cumplen condena en las cárceles chinas.

Criticados desde hace años por su falta de garantías procesales, los campos de reeducación mediante el trabajo podrían tener los días contados. Su abolición o reforma será debatida por la Asamblea Nacional Popular, el Parlamento orgánico del régimen chino que comienza su reunión anual este martes.

Relevo

Además de discutir la propuesta de un grupo de diputados contrarios a los campos, la Asamblea culminará sin sorpresas el relevo de poder en China. Tras ser nombrado secretario general del Partido Comunista en el Congreso celebrado el pasado mes de noviembre, Xi Jinping relevará al presidente de China, Hu Jintao, y Li Keqiang sustituirá al primer ministro Wen Jiabao, encargado hasta ahora de la dirección económica del país.

Reunidos en el Gran Palacio del Pueblo, un imponente edificio de estilo soviético enclavado junto a la Ciudad Prohibida y el mausoleo de Mao en plena plaza de Tiananmen, los alrededor de 3.000 diputadosdesignarán también a nuevos ministros del Gobierno y a los presidentes de la propia Asamblea y del Tribunal Supremo. A pesar de la apariencia democrática de sus votaciones, todos los cargos han sido ya previamente acordados por las distintas facciones que componen el Partido Comunista, que limita la presidencia de la República Popular a dos mandatos de cinco años.

Menos consenso hay en torno a la supresión de los campos de reeducación. En enero, el nuevo responsable de Seguridad del régimen,Meng Jianzhu, anunció que la Asamblea Nacional los «pararía», pero la agencia estatal Xinhua corrigió luego sus palabras al matizar que sólo los «reformaría» en lugar de abolirlos. Desde entonces, las provincias de Cantón (Guandong) y Yunnan han dejado de recluir a los prisioneros en sus campos.

Tras denunciar que los campos de reeducación son «una desgracia para la imagen nacional de China» porque «violan la ley, aterrorizan a la gente, coartan las libertades y se prestan a abusos extrajudiciales», un grupo de diputados propondrá a la Asamblea su «reforma urgente». Para ello se basan en los últimos escándalos sufridos por algunos prisioneros como Tang Hui, una «madre coraje» que iba a ser enviada 18 meses a un campo de reeducación por manifestarse ante un tribunal pidiendo justicia para la mafia que raptó y prostituyó a su hija de once años.

Creados por Mao en los años 50, son una de las más siniestras armas de represión

Aireado por internet, su caso provocó tal indignación en China que obligó a las autoridades a liberarla al cabo de una semana. Menos suerte tuvieron Peng Hong, encerrado dos años por burlarse de una campaña contra la delincuencia en Chongqing, y Ren Jianyu, que se pasó un año confinado por comentar y difundir en la red más de cien «informaciones negativas» sobre el régimen.

Establecidos por Mao en la década de los 50 para luchar contra los «enemigos de clase», los campos de reeducación son una de las más siniestras armas de represión del régimen chino, que utiliza a los prisioneros como mano de obra. Aunque la mayoría de sus internos son drogadictos y prostitutas, también son recluidos disidentes, «peticionarios» agraviados por los abusos de las autoridades y seguidores del perseguido culto «Falun Gong».

Según explica a ABC Maya Wang, investigadora de Human Rights Watch, «es positivo que desaparezcan los campos de reeducación, pero lo importante es acabar con el sistema arbitrario de detenciones y las cárceles negras que hay en China».

————————————————————————————————————————————————-

Necesario solucionar problemas de contaminación, dice premier chino

Beijing, 5 mar (PL) El saliente primer ministro de China, Wen Jiabao, pidió hoy tomar acciones concretas para solucionar los problemas de contaminación del país y responder así a las inquietudes y expectativas de la población de contar con un buen ambiente de vida.

En su último informe al parlamento, ya que termina el segundo período de cinco años como jefe del gobierno establecido como tope en las regulaciones chinas, Wen habló de las dificultades ambientales que vive esta nación a pesar de sus progresos.

Según el jefe de gobierno, China avanzó en la conservación de energía, la reducción de emisiones y la protección del medio ambiente, ya que en el pasado lustro se cerraron viejas fábricas altamente contaminantes productoras de acero, hierro y cemento.

Habló asimismo de la reducción del consumo energético en 17,2 por ciento por cada unidad del Producto Interno Bruto y de las emisiones de dióxido de sulfuro en 17,5 por ciento.

El Gobierno debe solucionar los problemas de serias contaminaciones de aire, agua y tierra que afectan los intereses vitales del pueblo, mejorar la calidad ambiental y salvaguardar la salud de la población, dijo Wen a los casi tres mil diputados de la XII Asamblea Popular Nacional (APN) inaugurada hoy.

Recomendó al próximo gobierno “fortalecer la mejoría ecológica y la protección ambiental” porque esos índices negativos afectan los niveles del bienestar de la población y también el futuro de la nación.

Recordó que el rápido desarrollo económico en las últimas tres décadas ha tenido un costo ambiental y de recursos, y subrayó que la contaminación opaca a la segunda mayor economía del mundo y sus esfuerzos para construir una China Bella, como propuso el presidente Hu Jintao en noviembre pasado.

Espero que el Gobierno pueda adoptar la prohibición de proyectos altamente contaminantes, agregó.

Anuncios
Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: