Kenyatta logra una ajustadísima victoria en Kenia


Uhuru Kenyatta, presidente electo de Kenia.

– Kenyatta logra una ajustadísima victoria en Kenia

– Kenyatta anuncia que cooperará con las instituciones internacionales

–  Kenyatta, acusado de crímenes de lesa humanidad, gana las elecciones de Kenia

——————————————————————————————

Kenyatta logra una ajustadísima victoria en Kenia

Odinga, el candidato derrotado anuncia que no reconoce unos resultados que considera manipulados

El País.com (España)  Dakar 9 MAR 2013 

Uhuru Kenyatta ha sido el ganador de las elecciones en Kenia con un ajustadísimo porcentaje del 50,07% de los votos. Este resultado le permitiría convertirse en el cuarto presidente del país pues ha superado, aunque con un escaso margen de unas 4.100 papeletas, el límite del 50% necesario para ganar los comicios en primera vuelta. Sin embargo, un portavoz de Raila Odinga, el candidato derrotado, ya ha anunciado que no reconoce los resultados porque considera que han sido manipulados y ha anunciado recurso ante el Tribunal Supremo. El portavoz de Odinga ha insistido en hacer un llamamiento a sus seguidores a la calma, después de que las pasadas elecciones de 2007 desataran una ola de violencia que dejó más de un millar de muertos.

Según los resultados oficiales anunciados este sábado por la Comisión Electoral Independiente, Uhuru Kenyatta, hijo del primer presidente del país, Jomo Kenyatta, ha obtenido 6.173.433 votos, un 50,07% del total, mientras que su máximo rival, Raila Odinga, se ha quedado con 5.340.546 papeletas, un 43,28%. Estos resultados, que ya han sido confirmados por la Comisión Electoral, dan la victoria en primera vuelta por un escaso margen de 4.100 votos a Uhuru Kenyatta, quien se convertiría en el cuarto presidente del país.

El anuncio de los resultados ha tenido lugar este sábado por la mañana en una ceremonia presidida por el presidente de la Comisión Electoral Independiente, Isaak Hassan, quien también ha facilitado el dato de la elevada participación, de en torno al 86% del censo electoral, aunque unos 307.000 votos han sido considerados nulos. Hassan ha dado las gracias a la prensa, sobre todo a la local, por respetar el código de conducta y aseguró que los retrasos a la hora de dar los resultados no han sido “malintencionados”.

El largo recuento ha estado salpicado de incidentes. Así, dos días después de que se cerraran las urnas y cuando ya se había escrutado más del 40% de los votos, la Comisión Electoral Independiente decidió reiniciar el recuento de forma manual por fallos en el sistema informático. En ese momento, Uhuru Kenyatta ganaba los comicios con un 53% de los votos frente a Raila Odinga, que tenía un porcentaje del 42%. Sin embargo, el recuento manual acercó a ambos candidatos y, con el transcurso de las horas, el margen de la victoria de Kenyatta se fue reduciendo. Los últimos instantes del conteo estuvieron envueltos en un gran suspense. Kenyatta, que estaba en porcentajes inferiores al 50% logró rebasar esta barrera y situarse finalmente en el 50,07%, lo cual, a priori, le habilita para ser nombrado próximo presidente de Kenia.

 

El portavoz de Odinga ha llamado a sus seguidores a la calma

 

Salim Lone, consejero de Raila Odinga, ha anunciado a France Press por teléfono que este “no reconoce su derrota” porque el escrutinio ha sido “falseado”. Asimismo, ha anunciado la presentación de un recurso ante el Tribunal Supremo. Sin embargo, el portavoz de Odinga ha insistido en hacer un llamamiento a sus seguidores a la calma. Por su parte, Uhuru Kenyatta y su número dos, William Ruto, han expresado mediante un comunicado sentirse “orgullosos y honrados por la confianza depositada en ellos”. Los seguidores de Kenyatta comenzaron a festejar la victoria desde el viernes por la noche.

Kenyatta y Ruto están acusados de crímenes contra la Humanidad ante la Corte Penal Internacional por ser los instigadores de la violencia postelectoral que causó unos 1.300 muertos y más de medio millón de desplazados tras las elecciones de diciembre de 2007. Entonces, Kenyatta apoyaba la reelección del presidente Mwai Kibaki, quien ganó los comicios. Sin embargo, su rival Raila Odinga aseguró que se había producido fraude y seguidores de ambos protagonizaron graves enfrentamientos en las calles. Kenyatta debía comparecer ante la CPI el próximo mes de abril, pero este organismo ha aceptado retrasar dicha comparecencia hasta julio.

Uhuru Kenyatta es el heredero de una inmensa fortuna familiar que incluye unas líneas aéreas, hoteles de cinco estrellas y granjas por todo el país. Desde joven su carrera se orientó hacia la política. Ha ocupado el cargo de ministro de Finanzas y hasta ahora era viceprimer ministro en el Gobierno presidido por Mwai Kibaki. Miembro de la etnia kikuyu, mayoritaria en el país, ha sabido mantener una alta popularidad pese a la acusación que pesa sobre él por su presunta responsabilidad en la violencia postelectoral de 2008. A sus 51 años se convierte en el presidente más joven que ha tenido Kenia.

 —————————————————————————————————————————————————

TRAS SU VICTORIA EN LOS COMICIOS DE KENIA

Kenyatta anuncia que cooperará con las instituciones internacionales

NAIROBI, 9 Mar. (Reuters/EP) –

   El presidente electo de Kenia, Uhuru Kenyatta, que está acusado de crímenes contra la Humanidad por el Tribunal Penal Internacional (TPI), ha anunciado este sábado que tanto él como su equipo cooperarán con las instituciones internacionales.

   Kenyatta ha señalado en el texto de su discurso a la nación que espera que la comunidad mundial respete la soberanía keniana y su voluntad democrática.

“Reconocemos y aceptamos nuestras obligaciones internacionales y continuaremos cooperando con todas las naciones y las instituciones internaciones, de acuerdo con esas obligaciones”, ha asegurado en el texto el presidente electo.

Las naciones occidentales reconocieron antes de las elecciones que las relaciones diplomáticas con Kenya serían complicadas si Kenyatta ganaba los comicios debido a las acusaciones del TPI.

El presidente electo y su candidato a la Vicepresidencia, William Ruto, han sido acusados por el TPI de orquestar los enfrentamientos étnicos que siguieron a las elecciones presidenciales de 2007, que se cobraron la vida de unas 1.200 personas.

Tanto Kenyatta como Ruto han negado las acusaciones y han afirmado que obedecerán al tribunal, incluso mientras desempeñan las funciones del cargo para el que han sido elegidos, para limpiar sus nombres

————————————————————————————————————————————————–

09 de marzo de 2013

Kenyatta, acusado de crímenes de lesa humanidad, gana las elecciones de Kenia

El viceprimer ministro Uhuru Kenyatta, imputado por la Corte Penal Internacional (CPI) por crímenes contra la humanidad, ganó hoy oficialmente las elecciones presidenciales de Kenia, aunque su máximo rival anunció que impugnará el resultado.

Kenyatta obtuvo el 50,07 por ciento de los votos en los comicios del pasado lunes y, con esa mayoría absoluta, evitó una segunda vuelta, según confirmó la Comisión Electoral Independiente (IEBC).

Su principal rival, el primer ministro, Raila Odinga, consiguió el 43,3 por ciento en una elecciones en las que votaron 12,33 millones de personas, cifra que sitúa la participación en el 86 por ciento, la más alta en la historia de Kenia.

Con su triunfo, Kenyatta, de 51 años, sigue los pasos de su padre, Jomo Kenyatta, primer presidente de Kenia, y se convertirá en el cuarto jefe de Estado keniano en una ceremonia de investidura que, salvo imprevistos legales, tendrá lugar el próximo 26 de marzo.

La victoria de la Coalición Jubileo, que lidera el presidente electo, provocó un estallido de alegría en numerosos puntos del país africano, donde sus simpatizantes se felicitaron con bailes y cánticos en las calles, al tiempo que agitaban banderas nacionales.

A fin de impedir posibles disturbios, como ocurrió durante la violencia postelectoral de finales de 2007 y comienzos de 2008, el inspector general de la Policía, David Kimaiyo, instó a la población a preservar la calma y advirtió de que las fuerzas del orden están en alerta para atajar cualquier amenaza contra la seguridad.

La alegría de la calle contrastó con el enojo contenido de Odinga, líder de Coalición para la Reforma y la Democracia (CORD), que anunció que impugnará los resultados ante el Tribunal Supremo.

Odinga, de 68 años, denunció una “ilegalidad rampante” durante unos comicios que tildó de “corruptos”, así como “manipulación masiva del registro de votantes”.

Sin embargo, el candidato de la CORD instó a sus seguidores a conservar la serenidad, porque “cualquier violencia ahora podría destruir esta nación para siempre”.

Desde la IEBC, su presidente, Isaack Hassan, aseveró que “las elecciones resultaron creíbles y transparentes”.

El primer ministro fracasó por segunda vez consecutiva en su intento de alcanzar la Presidencia, ya que en las polémicas elecciones de diciembre de 2007 tampoco vio colmado su deseo.

En aquella ocasión, el actual presidente saliente, Mwai Kibaki, ganó por un puñado de votos, aunque Odinga le acusó de fraude y sus seguidores -muchos de la tribu lúo, como él- provocaron una ola de violencia replicada por partidarios de Kibaki, de la tribu kikuyu.

Más de un lustro después, Kenyatta -también kikuyu- triunfó en las urnas pese a estar acusado por la CPI de instigar crímenes contra la humanidad presuntamente cometidos durante la violencia postelectoral de 2007-2008, que causó unos 1.300 muertos.

A tenor de su holgada victoria, esa circunstancia no ha desalentado al electorado, aunque está por ver cómo compatibilizará su responsabilidad del Gobierno con el juicio de la CPI.

El tribunal ha fijado para el próximo 9 de julio la fecha provisional de apertura del juicio contra Kenyatta, cuyo “número dos”, el exministro William Ruto, también debe responder por los mismos cargos ante la CPI.

En un discurso dirigido a la nación, el presidente electo aseguró hoy que cooperará con los organismos internacionales.

“Reconocemos y aceptamos nuestras obligaciones internacionales y cooperaremos con las instituciones internacionales”, dijo Kenyatta,

Sin embargo, apostilló, “también esperamos que la comunidad internacional respete la voluntad soberana del pueblo de Kenia”.

Antes de los comicios, diplomáticos de potencias occidentales como la Unión Europea (UE), Reino Unido, Francia o EEUU dejaron entrever que Kenia podría afrontar “consecuencias” y que mantendrían un “contacto mínimo” con un Gobierno encabezado por Kenyatta.

La UE, EEUU y el Reino Unido felicitaron hoy al pueblo keniano por su actitud pacífica durante las elecciones y apostaron por continuar la colaboración con el país africano, si bien no mencionaron directamente el nombre del presidente electo.

Kenia se convertirá en el segundo país, después de Sudán (con Omar al Bachir), dirigido por un presidente en activo que afronta un juicio de la CPI.

La confirmación de los resultados definitivos puso hoy fin a días de incertidumbre en el país, donde la impaciencia se acrecentaba a medida que pasaba el tiempo sin terminarse el recuento de votos.

El nerviosismo se acentuó después de que la Comisión Electoral decidiera el miércoles reiniciar el escrutinio manualmente por los fallos del sistema electrónico.

El presidente de la IEBC admitió hoy que los “desafíos” técnicos provocaron “demoras” y “suscitaron dudas”, pero se mostró convencido de que Kenia asistió con éxito a su “cita con el destino”.

Anuncios
Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: