Últimas reuniones antes del cónclave para elegir nuevo Papa


– Últimas reuniones antes del cónclave para elegir nuevo Papa

– Cónclave en el Vaticano: el sigiloso final de campañas no explícitas

– Se inicia última reunión preparatoria del cónclave que elegirá a sucesor de Benedicto XVI

– Próximo Papa deberá asumir una Iglesia necesitada de purificación

– Sin un candidato claro, se espera que el cónclave sea largo

– Los indecisos que decidirán el Cónclave

– Víctimas de Karadima envían petición para impedir que cardenal Errázuriz participe en Cónclave

– Errázuriz: campaña de víctimas de abusos es “injusta”

——————————————————————————————–

Últimas reuniones antes del cónclave para elegir nuevo Papa

Por Pol Costa (AFP)

ROMA — Los cardenales se reúnen por última vez este lunes antes de encerrarse el martes en la Capilla Sixtina para empezar el cónclave y elegir al sucesor de Benedicto XVI, en medio de rumores y pronósticos sobre quién será el próximo Papa.

En estas “congregaciones generales”, que empezaron hace una semana, los cardenales intentaron esbozar el perfil del hombre que asumirá las riendas de una Iglesia en crisis, confrontada a la secularización de Occidente y a denuncias de corrupción y de encubrimiento de abusos sexuales a menores.

Aunque no hay favoritos claros, algunos nombres cobraron fuerza en las últimas horas para ocupar el trono de Pedro, entre ellos el del cardenal brasileño Odilo Scherer, de 63 años, que el domingo celebró una misa muy mediática en la pequeña iglesia romana de San Andrés del Quirinal.

También están en boca de vaticanistas y expertos los nombres del italiano Angelo Scola, arzobispo de Milán, de 72 años, el del estadounidense Timothy Dollan, arzobispo de Nueva York, o del canadiense Marc Ouellet, exarzobispo de Quebec, de 67 años, un gran conocedor de América Latina.

Sea quien sea, el elegido deberá ser a la vez un administrador, un políglota, un hombre carismático y un pastor, capaz además de responder a las acusaciones de corrupción de la curia (el gobierno de la iglesia) tras el escándalo ‘Vatileaks’, de filtración de papeles secretos y de blanqueo de dinero.

Además, por primera vez en la historia moderna deberá convivir con un Papa emérito, a raíz de la renuncia de Benedicto XVI, que alegó “falta de fuerzas”, tras ocho años de pontificado.

El futuro de la Iglesia Católica está en manos de los 115 ‘príncipes de la Iglesia’ con derecho a voto (por tener menos de 80 años), mayoritariamente conservadores, de los que 60 son europeos (28 italianos), 19 latinoamericanos, 14 norteamericanos, 11 africanos, 10 asiáticos y uno australiano.

Los cardenales se trasladarán el martes, a partir de las 07h00 (06h00 GMT) a la Casa de Santa Marta, su residencia durante el cónclave. A las 10h00 tendrá lugar la misa ‘Pro eligendo Romano Pontifice’, presidida por Angelo Sodano.

A las 15h45 los cardenales, vestidos de rojo, se desplazarán a la Capilla Paolina y de allí, en procesión, hacia la la Capilla Sixtina. A las 16h45 en punto pronunciarán el juramento solemne de secreto, al que sigue el “Extra Omnes” (“Fuera todos”), las palabras con las que el maestro de ceremonias ordena a todas las personas ajenas al ritual a abandonar el lugar.

Tras escuchar la meditación del cardenal Prosper Grech, los purpurados procederán a la primera y única votación del primer día de cónclave.

Al igual que los cardenales, el personal auxiliar jurará solemnemente este lunes guardar secreto sobre todo lo que oigan durante las deliberaciones.

A partir del segundo día, los purpurados votarán dos veces por la mañana y dos veces por la tarde. Si no se alcanza un acuerdo, las papeletas se queman en una estufa instalada en la misma capilla y la chimenea desprende humo negro.

Si el resultado es positivo, la chimenea desprenderá humo blanco, lo que anunciará la elección de un nuevo Papa. En ese momento las campanas de la Basílica de San Pedro y de toda Roma empezarán a redoblar.

Desde la aparición de la llamada fumata blanca hasta el anuncio de la elección por parte del cardenal protodiácono (actualmente el francés Jean-Louis Tauran) desde el balcón del Palacio Apostólico, transcurrirán alrededor de 40 minutos, el tiempo para el elegido de asumir la carga y vestirse con la sotana blanca.

El Vaticano ya ha anunciado que tendrá permanentemente una cámara enfocando la chimenea para que millones de personas en todo el mundo puedan ver en directo el anuncio de la elección.

———————————————————————————————————————————————-

11 de marzo de 2013

Cónclave en el Vaticano: el sigiloso final de campañas no explícitas

Terra Chile

El cónclave para elegir a un Papa en la Iglesia Católica es la dramática etapa final de un proceso electoral sigiloso que suele comenzar semanas, meses e incluso años antes.

Algunos de los 115 cardenales que ingresarán a la Capilla Sixtina para la elección a partir del martes han sido “papables” -posibles Papa- por años. Otros nombres, en cambio, han surgido recién desde que Benedicto XVI anunció el 11 de febrero que renunciaría al cargo.

Todos ellos, ya sea que busquen el puesto o estén menos deseosos de convertirse en el líder de los 1.200 millones de feligreses, estarán sujetos a la misma dinámica impredecible, que convierte a los cónclaves en una de las elecciones más misteriosas del mundo.

El arzobispo Piero Marini, maestro de ceremonias del cónclave del 2005, fechó esta vez el comienzo de la campaña pre-electoral el 28 de febrero, cuando vio que los cardenales conversaban en pequeños grupos luego de la despedida de Benedicto en el Vaticano.

“Ahí es cuando comienza la preparación para el nuevo Papa”, dijo a periodistas mientras explicaba los rituales del cónclave la semana pasada.

El teólogo italiano Massimo Faggioli dijo que uno de los principales candidatos, el cardenal de Milán Angelo Scola, se había preparado por años. Mencionó a Oasis, una red de diálogo cristiano-musulmán que Scola lanzó en el 2004, como una plataforma que ha impulsado sus posibilidades.

“Scola es muy inteligente y ha construido su campaña para este cónclave muy cuidadosamente”, señaló Faggioli. “Ahora es mucho más conocido internacionalmente que los otros italianos”, agregó.

Oasis, una fundación con sede en Venecia respetada por su trabajo con el mundo musulmán, es mucho más que un vehículo de campaña, y seguramente ha ayudado a Scola a incrementar sus credenciales internacionales.

PODER EN LAS SOMBRAS

Todos los cardenales negarían estar haciendo campaña para una elección que creen que está guiada por el Espíritu Santo. Andar manifiestamente en busca de votos es la mejor forma de hacer que los electores se pongan en contra de un candidato.

En cambio, un cardenal ambicioso participa de los sínodos del Vaticano para mezclarse con otros prelados, visita a colegas regularmente y da sermones que muestran su inteligencia y sus capacidades comunicacionales. Cierta publicidad regular también es aconsejable.

Una vez que un Papa muere o se retira, los “grandes electores” surgen para promover discretamente a candidatos en encuentros previos al cónclave que se denominan congregaciones generales, en las cuales los cardenales se reúnen para debatir el futuro de la Iglesia y buscar al hombre que pueda conducirla.

Generalmente, los cardenales que no están en carrera por sí mismos actúan como “el poder en las sombras” para captar votos en conversaciones informales al margen de estas reuniones, durante cenas en sus restaurantes favoritos en Roma y en los descansos entre las sesiones de votación durante el cónclave.

Cuando los cardenales se reunieron para su segundo cónclave en 1978 luego de la muerte repentina del Papa Juan Pablo I, Franz Koenig de Viena incentivó a los cardenales de habla germana, y el polaco-estadounidense John Krol a los prelados de Estados Unidos, para que respalden a Karol Wojtyla, quien luego se convirtió en el carismático Papa Juan Pablo II.

El cardenal Joseph Ratzinger tenía el respaldo de los cardenales de la curia en el 2005 y mejoró sus posibilidades al dirigir hábilmente los debates de las congregaciones generales y denunciar “la dictadura del relativismo” en un sermón masivo justo antes de que comenzara el cónclave.

LA CAUSA DE RATZINGER

En la Capilla Sixtina, los cardenales rezan, votan y esperan los resultados de la elección. No está permitida ninguna consulta en la Capilla, pero pueden intercambiar opiniones en las comidas, en la residencia detrás de la Basílica de San Pedro donde residen durante el cónclave.

La primera ronda de votación, en la tarde en la que ingresan al cónclave, es como una votación primaria donde los votos se esparcen sobre un amplio rango de candidatos. Algunos son incluso votos de cortesía, para halagar a algún amigo, antes de que comience la votación seria al día siguiente.

Los cardenales juran mantener en secreto lo votado, pero un reporte en la revista italiana Limes luego del cónclave del 2005 indicó que Ratzinger obtuvo 47 sólidos votos en la primera ronda de aquel encuentro, que Jorge Bergoglio de Buenos Aires se quedó con 10 y que el resto se dispersó entre otros nombres.

Los votos comenzaron a cambiar en la segunda ronda de votación a la mañana siguiente, llevando a Ratzinger a 65 y a Bergoglio a 35. Limes dijo que el cardenal argentino contaba con el respaldo de varios de sus colegas alemanes, estadounidenses y latinoamericanos moderados.

La tercera ronda, justo antes del almuerzo, colocó a Ratzinger con 72 votos y a Bergoglio con 40, según Limes, y el cardenal alemán logró los dos tercios necesarios en la cuarta ronda aquella tarde, con 84 votos.

La cifra de votantes de Bergoglio se desplomó a 26 en esa cuarta ronda, lo que indica que algunos de sus electores se pasaron a la causa de Ratzinger. “Algunos aparentemente concluyeron que ése era el camino en el que el Espíritu Santo estaba guiando la elección”, dijo un cardenal tras la votación.

Entre muchos de los dichos romanos sobre los papas presagia: “Quien entra a un cónclave como Papa, sale como cardenal”. Sin embargo, eso no siembre ha sido verdad.

En 1939, el cardenal Eugenio Pacelli ingresó al cónclave como el amplio favorito y, tras quedarse a un voto en la elección de la segunda ronda, se convirtió en el Papa Pio XII luego de la tercera ronda de votación.

————————————————————————————————————————————————-

Se inicia última reunión preparatoria del cónclave que elegirá a sucesor de Benedicto XVI

radio.uchile.cl
cardenales

Se trata del último encuentro preparatorio del cónclave que elegirá al sucesor de Benedicto XVI. También se tomará juramento al personal auxiliar que participará en la votación del nuevo pontífice.

El encuentro convoca desde las 9.30 de la mañana de este lunes a la décima congregación de cardenales en el Aula Nueva del Sínodo, quienes seguirán ventilando temas tales como la situación de la Iglesia, la nueva evangelización y el perfil que debe tener el sucesor de Benedicto XVI.

Pese a que tienen la libertad de abstenerse de la preparación del cónclave, se espera que  los 115 cardenales electores asistan a esta última reunión preparatoria.

Este lunes, además, todo el personal auxiliar que participará del cónclave jurará mantener hermetismo de lo que suceda durante la elección del nuevo pontífice.

Cabe recordar que el cónclave se iniciará cuando los cardenales electores ingresen  a la Capilla Sixtina para empezar con la asamblea y la votación del nuevo Papa (16.30 hora local).

Antes, en la mañana, se realizará en la basílica de San Pedro del Vaticano la misa “Pro eligendo Romano Pontífice”, a la que pueden asistir los fieles.

——————————————————————————————————————————————-

Próximo Papa deberá asumir una Iglesia necesitada de purificación

Milenio.com • 11 MARZO 2013  — NOTIMEX

El cardenal chileno Jorge Medina consideró que existen muchos católicos que no creen o ponen en duda elementos basilares de la fe.

Ciudad del Vaticano • Uno de los desafíos del próximo Papa será la purificación de la Iglesia y la reforma de la curia vaticana, el entramado de organismos que cooperan en el gobierno del pontífice y que no siempre se ha mostrado a la altura de las circunstancias.

Este ha sido uno de los asuntos tocados por los cardenales durante sus deliberaciones previas al Cónclave para elegir sucesor de Benedicto XVI y que comenzará este martes 12 de marzo. Con ellos concuerda el purpurado chileno Jorge Medina Estévez.

Se trata del “protodiácono” que la tarde del 19 de abril de 2005 anunció al mundo la elección de Benedicto XVI. Ahora, a sus 86 años, seguirá el anuncio del próximo pontífice desde su país natal pero concedió una entrevista a Notimex hasta Roma.

“Es posible que la misma Curia Romana necesite ajustes que la hagan más eficiente, más penetrada por el espíritu de servicio, y más ajena a un modelo de “carrera” en su papel de colaboración con el Papa, el “servidor de los servidores de Dios”, precisó.

“Son los santos quienes mejor han comprendido y vivido el verdadero sentido de la vida y la esencia de la eclesialidad y todos ellos, sin excepción, fueron hombres y mujeres de oración”, agregó.

El “vatileaks”, el escándalo por el robo y la filtración de los documentos confidenciales de Joseph Ratzinger también captó la atención de los cardenales a lo largo de las llamadas Congregaciones generales, las reuniones propias del “pre Cónclave”.

Al respecto Medina Estévez dijo no tener información oficial sobre la investigación del caso realizada por los cardenales Josef Tomko, Julián Herranz y Salvatore de Giorgi. Pero asumió que era necesario que los votantes del próximo Papa conocieran del tema.

“Como en cualquier caso en que hay que tomar alguna decisión, es muy útil e incluso necesario contar, al momento de tomarla, con una buena y objetiva información. Una falta de información precisa puede dar lugar a una decisión insuficiente e incluso equivocada”, sostuvo.

Confesó que en alguna ocasión habló con Joseph Ratzinger antes de que fuese elegido pontífice acerca del problema que se plantearía a la Iglesia si un Papa perdiera definitivamente el uso de sus facultades mentales y, con los recursos de la medicina moderna, se pudiera prolongar su vida.

Añadió que él, desde hace tiempo, era consciente del problema. Medina consideró conveniente estudiar, seria y tempestivamente, cómo enfrentar tal eventualidad.

“En realidad y en buena teología no hay ni puede haber sino un obispo de Roma y por lo tanto sólo un Papa, un solo depositario de las prerrogativas que Jesús confió al apóstol san Pedro, y una sola cabeza visible de la Iglesia.
El apelativo de “emérito” es una referencia a una situación pretérita, como si se dijera que fue o ex”, dijo.

“Ese apelativo no tiene ningún contenido de ejercicio actual de autoridad, como no lo tiene en el caso de los profesores universitarios eméritos o de los obispos eméritos, o en el de los altos oficiales de las Fuerzas Armadas en retiro”, afirmó.

Aseguró que conociendo muy de cerca al renunciado pontífice, no le cabe la menor duda que actuará con una “exquisita prudencia”, de tal modo que se evite cualquier equívoco y por eso los fieles no experimentarán ningún desconcierto.

Asimismo lamentó que los periodistas presenten las posiciones de los cardenales bajo el prisma de las oposiciones que se dan en el campo político y en la actividad de los parlamentos.

Recordó que la lógica de la Iglesia deriva de la naturaleza pastoral de su misión y de su responsabilidad en cuanto a la salvación de los hombres y, por lo tanto, un esquema de “luchas de poder” es ajeno a su esencia.

Según el purpurado chileno lo que importa es cómo cumplir mejor su misión, y en ese aspecto puede haber diversas aproximaciones en cuanto a los énfasis y prioridades; lo cual permite que, con un diálogo franco, se resuelvan las diferencias y se complementen las posiciones.

“Puesto que la Iglesia es misionera y peregrina, y está compuesta por seres humanos capaces de errar y de pecar, siempre habrá necesidad de examen de conciencia y de purificación. Algunas purificaciones se refieren al campo de la vida cristiana, ya que el demonio se esfuerza siempre por apartar a los hombres del evangelio”, ponderó.

“Otras purificaciones pueden ser necesarias en el terreno de las estructuras humanas y contingentes que se ha dado la Iglesia y que pueden no ser las mejores para el servicio de la permanente evangelización”, estableció.

El cardenal Medina Estévez consideró la transmisión del mensaje cristiano es una tarea permanente y nunca terminada ya que en no pocos sectores de la humanidad, otrora profundamente marcados por la fe católica, hay hoy día profundo debilitamiento de la fe, aunque se conserve una corteza cristiana.

Constató que existen muchos católicos que, tal vez por falta de formación, no creen o ponen en duda elementos basilares de la fe, mientras otros no son conscientes de que la fe tiene que proyectarse en la vida, so pena de quedar como una “fe muerta”.

Ponderó que algunos piensan que basta con ofrecer a Dios algunas expresiones de religiosidad, pero que puede haber sectores de la vida que legítimamente puedan desarrollarse prescindiendo de Dios y del evangelio.

“Todo eso es signo de fragilidad de la fe y a remediarla apuntan los esfuerzos de formación, de catequesis, de conocimiento de las Sagradas Escrituras y, en forma muy especial, del ejercicio de la oración en todas sus formas, si en la predicación se anuncia en su integridad el misterio cristiano”, insistió.

“Es preciso examinar si la celebración de la sagrada Liturgia, y especialmente de la Santa Misa, ocupa realmente el centro de la vida eclesial”, sentenció.

————————————————————————————————————————————————-

Sin un candidato claro, se espera que el cónclave sea largo

 La Crónica de Hoy
Los cardenales pidieron ayer en oración una guía espiritual antes del cónclave que elegirá a puertas cerradas a un nuevo Papa que liderará una Iglesia plagada de escándalos de abusos sexuales en todo el mundo y de acusaciones de corrupción en el propio Vaticano.

“El cónclave está a la vuelta de la esquina. Recemos para que el Espíritu Santo dé a la Iglesia un hombre que pueda guiarla siguiendo los pasos de los grandes pontífices de los últimos 150 años”, dijo el cardenal de Milán Angelo Scola en una misa en Roma.

Los 115 cardenales electores de menos de 80 años entrarán en la Capilla Sixtina mañana martes por la tarde y celebrarán una primera votación ese mismo día. Votarán hasta cuatro veces diarias hasta que uno de los candidatos reciba una mayoría de dos tercios, o 77 votos.

Si no se elige un Papa en dos o tres días, significará que los cardenales están probablemente muy divididos y podrían optar por un candidato inesperado para encontrar el consenso.

Ningún cónclave ha durado más de cinco días en el último siglo. El papa Benedicto XVI fue elegido en apenas 24 horas en el 2005 tras apenas cuatro rondas de votación.

“Antes del anterior cónclave, todo el mundo reconoció que Ratzinger era el principal aspirante el mismo día que comenzó el cónclave. Lo mismo ocurrió con Pablo VI (en 1963) y Pío XII (en 1939)”, dijo el padre Tom Reese, historiador jesuita y autor del libro “Inside the Vatican” (“Dentro del Vaticano”).

Dado que la gran mayoría de los católicos viven hoy fuera de Europa, hay una creciente presión por que se opte por un pontífice de otra parte del mundo. Muchos observadores creen que un papa latinoamericano, asiático o africano podría poner énfasis en la pobreza en el hemisferio sur, de la misma forma que Juan Pablo II mostró la división entre el Este y el Oeste tras ser elegido en 1978.

———————————————————————————————————————————————

Puede haber sorpresas

Los indecisos que decidirán el Cónclave

Operarios instalan en la Capilla Sixtina la chimenea para la fumata que designará al nuevo Papa. | EfeOperarios instalan en la Capilla Sixtina la chimenea para la fumata que designará al nuevo Papa. | Efe

  • Casi la mitad de los cardenales no tiene claro a qué Papa votar
  • ‘La otra vez había una figura superior al resto que era Ratzinger’

El Mundo.es, Irene Hdez. Velasco (Corresponsal) | Roma

lunes 11/03/2013 

Faltan apenas unas horas para que, a las 16.30 horas de mañana martes, los 115 cardenales encargados de elegir al sucesor de Benedicto XVI se encierren en Cónclave en la Capilla Sixtina y comiencen las votaciones para elegir al nuevo Papa. El italiano Angelo Scola y el brasileño Odilo Pedro Scherer parten como claros favoritos. Pero puede pasar de todo. Sobre todo porque se calcula que casi la mitad de los cardenales aún no tendría claro a quién votar. Aún no habría decidido el nombre que escribirá en la papeleta, en el espacio en blanco situado debajo de la leyenda ‘Eligo in summun pontificem’.

“La otra vez había una figura de espesor, muy superior al resto de cardenales. Era un teólogo único: estamos hablando de Joseph Ratzinger. Pero ahora no es así. Debemos decidir entre uno, dos, tres, cuatro… 12 candidatos. Por ahora no sabemos realmente nada, debemos esperar al menos al resultado de la primera votación”, destacaba ayer el cardenal francés Philippe Barbarin.

En las recientes elecciones generales italianas, celebradas el 24 y 25 de febrero, pasó algo parecido. Pocas horas antes de que se abrieran los colegios electorales los indecisos eran un ejército que englobaba a uno de cada tres italianos, que no sabía a quién votar. Y al final se lió: Pier Luigi Bersani, el líder del centro-izquierda, tuvo una victoria tan pírrica que fue un auténtico fracaso; el cómico de la antipolítica, Beppe Grillo, arrasó, y Silvio Berlusconi mantuvo el tipo bastante bien.

Nuevo Papa

En el Cónclave, la legión de cardenales indecisos también puede dar sorpresas. En ese sentido la primera votación del Cónclave, la que se celebrará mañana en torno a las 18.00 horas, será una especie de ensayo general. “Unas primarias”, como la define Andrea Tornielli, vaticanista de ‘La Stampa’. Ese primer escrutinio será sobre todo de tanteo, para medir fuerzas y ver si hay alguna candidatura especialmente fuerte.

En principio, un grupo bastante heterogéneo liderado por cardenales no italianos –sobre todo franceses, norteamericanos y sudamericanos- empeñados en hacer Papa a alguien que tenga como uno de sus principales objetivos la reforma de la Curia haría piña en torno a Angelo Scola, de 71 años, ex patriarca de Venecia y arzobispo de Milán, dos diócesis que en el último siglo han dado a la Iglesia cinco Papas.

La Curia romana, por su parte, uniría fuerzas en torno a Odilo Pedro Scherer. El padrino, el principal valedor del brasileño, sería Giovanni Battista Re, ex prefecto de la congregación para los Obispos y con quien Scherer ha trabajado durante años en Roma.

Scola contaría en estos momentos con unos 40 votos, Scherer con alrededor de 30. Sin embargo, los dos estarían, al menos por ahora, muy lejos de las 77 papeletas necesarias para ser elegido Papa. Y, sobre todo, está la duda de los indecisos.

Todo dependerá en buena medida de cómo discurrirá la primera votación del Cónclave. Pero lo que nadie descarta es que los indecisos puedan dar la campanada.

————————————————————————————————————————————————

Víctimas de Karadima envían petición para impedir que cardenal Errázuriz participe en Cónclave

Oriana Miranda
errázuriz cónclave

James Hamilton, José Andrés Murillo y Juan Carlos Cruz acusan a Errázuriz de encubrir los abusos de Karadima, por lo que este no tendría “calidad moral” para asistir al cónclave que elegirá al nuevo Papa. La petición ha recolectado más de mil firmas a solo cuarenta minutos de su publicación.

Tres de las víctimas de los abusos del ex párroco de El Bosque, Fernando Karadima, enviaron una solicitud vía correo electrónico para evitar que el Cardenal Francisco Javier Errázuriz asista al Cónclave que elegirá al nuevo Papa. Esto, debido a que el año 2003 Errázuriz omitió las denuncias contra Karadima “y decidió cerrar la investigación sin pesquisar más antecedentes”, explican los denunciantes.

“En los próximos días se llevará a cabo el cónclave en el cual se elegirá al líder de la Iglesia Católica en el mundo. En esta reunión participarán los cardenales correspondientes a cada país, entre ellos Errázuriz. ¿Permitirías que represente a la Iglesia chilena un encubridor de pederastas? Errázuriz no tiene calidad moral para asistir”, denuncia la petición, la que cuenta con más de mil firmas en solo 40 minutos.

“Si permitimos que haya personas entre aquellos que eligen al nuevo pontífice que sean cómplice de abusos sexuales, estaremos creando estructuralmente una Iglesia que es abusadora”, expone el documento, que menciona como ejemplo el caso del Cardenal británico Keith O ´Brien, involucrado en un caso similar, quien renunció a su cargo por “conductas inapropiadas” y no asistirá al cónclave.

La solicitud finaliza con un mensaje a la Iglesia, la cual “tiene una oportunidad de demostrar que ha cambiado su política, es hora de que moralmente de señales claras. Los cardenales que ocultaron estos crímenes contra la infancia no deben ser quienes decidan acerca de su nuevo líder”.

———————————————————————————————————————————————

11 de marzo de 2013•09:10

Errázuriz: campaña de víctimas de abusos es “injusta”

Cardenal Francisco Javier Errázuriz. Foto: AGENCIA UNO
Cardenal Francisco Javier Errázuriz.
Foto: AGENCIA UNO

El cardenal Francisco Javier Errázuriz calificó como “injusta” la campaña que llevan adelante víctimas de abusos sexuales para que no participe del cónclave que elegirá al nuevo pontífice por haberse negado a que fueran investigados cuando en 2003 era arzobispo de Santiago.

“A mí me parece muy injusta y me encantaría conversar con esas personas que plantean esas cosas de manera que se dieran cuenta que están equivocadas”, afirmó el prelado en entrevista con The Associated Press.

Dijo que no conoce el correo electrónico que han difundido, aunque reconoció que “tienen la libertad de pedirlo, pero no será esa la razón por la cual un cardenal no entre a un cónclave”.

A su juicio, es una campaña orquestada internacionalmente porque están haciendo lo mismo con otros cardenales.

Por razones de edad, el único cardenal elector de Chile estuvo a punto de quedar fuera del cónclave: en septiembre próximo cumplirá los 80 años.

Sobre la posibilidad que el próximo papa sea un latinoamericano, donde se encuentra el 40% de los católicos de los 1.200 millones que hay en el mundo, Errázuriz dijo que “es verdad, pero no tiene el 40% de los cardenales”.

El cardenal brasileño Odilo Pedro Scherer llega para celebrar misa en la iglesia de Sant Andrés del Quirinal en Roma, el domingo 10 de marzo de 2013. Scherer suena como uno de los aspirantes fuertes a ser el próximo papa.  Foto: Andrew Medichini / AP
El cardenal brasileño Odilo Pedro Scherer llega para celebrar misa en la iglesia de Sant Andrés del Quirinal en Roma, el domingo 10 de marzo de 2013. Scherer suena como uno de los aspirantes fuertes a ser el próximo papa.
Foto: Andrew Medichini / AP

Aclaró que en estos momentos no se está eligiendo o pensando respecto a su origen, “sino en la persona que tenga la cercanía con Dios, de amor a la gente, a los más pobres, capacidad de predicar el evangelio en el mundo, de entender a la juventud y de acercarla a Jesucristo. Son esas las categorías que se manejan”.

De todos modos, reconoció que se está hablando mucho del cardenal de Sao Paulo, Brasil, Odilo Pedro Scherer, de 63 años.

A diferencia de la mayoría de las previsiones, Errázuriz no cree que será un cónclave breve, sobre todo no como el último, en que Joseph Ratzinger fue elegido en dos días, al cuarto escrutinio, con 84 votos.

“Antes que se iniciara, tenía ya un gran apoyo, mientras que ahora hay diversos candidatos, así que es normal que se demore más que la otra vez”, expresó.

Aclaró que no puede indicar cuánto durará “porque no soy un profeta”, aunque cree que es posible que se llegue al tercer día de votación, cuando se suspenderá por un día, e incluso más allá, “porque no es mucho tres días”.

“No existen agrupaciones, ni compromisos, ni alianzas, sino que cada uno con su conciencia, votará por la persona que cree que será la más indicada, por lo cual no pienso que se resolverá rápidamente”, puntualizó

Reconoció que en las congregaciones de preparación del Cónclave se habló de Vatileaks, el informe redactado por tres cardenales sobre la fuga de documentos confidenciales de Benedicto XVI, “pero lo he leído más en los periódicos que escuchado en las congregaciones”.

Al comienzo, agregó, hubo algunos cardenales que pidieron conocerlo, pero “no se puede cambiar la decisión del Papa emérito, que decidió que fuera conocido solo por su sucesor”.

El informe recoge el resultado de meses de interrogatorios a clérigos de todos los niveles, laicos y periodistas, y que según la prensa italiana revela profundos problemas dentro de la Curia y que fue un gran golpe para el ahora Papa Emérito, que gatilló su renuncia.

——————————————————————————————————————————————-

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: