El argentino Jorge Bergoglio, primer papa latinoamericano


– El papa afirma que “si Dios no perdonara, el mundo no existiría”

– TEXTO COMPLETO: Primera homilía del Papa Francisco, con los cardenales en la Capilla Sixtina

– El Papa insta a los cardenales a centrarse en la misión del catolicismo

– El «ejército» del Papa

– Un pontífice de la Compañía

– El Papa Negro salió de las sombras

– Cristina Fernández deseó una “fructífera tarea pastoral” a Francisco I

– Elección papal agita pasado de la “Guerra Sucia”

– Así mostraron los diarios del mundo al papa Francisco

– Los jesuitas destacan el compromiso de renovación de la Iglesia de Francisco

– El papa Francisco a los cardenales: “Que Dios os perdone por lo que habéis hecho”

– El papa Francisco denunció la vanidad y el arribismo como pecados de la Iglesia

– El primer discurso del nuevo papa Francisco, íntegro

– Francisco, el primero…

– El argentino Jorge Bergoglio, primer papa latinoamericano

– El jesuita argentino Jorge Bergoglio, un prelado de bajo perfil, nuevo Papa

– Las repercusiones en la Argentina sobre el nombramiento de Jorge Bergoglio

– Un Papa latinoamericano… no es casual

– ¿Quién es el nuevo Papa?

– Francisco, un nombre rupturista para un papa sencillo y evangélico

– La reforma de la curia, entre los retos del papa Francisco

– El mundo reacciona ante el papa Franscisco

– Católicos en Argentina estallan de alegría por el Papa Francisco

——————————————————————————————

El papa afirma que “si Dios no perdonara, el mundo no existiría”

El encuentro con Cristina Fernández, con la que almorzará, es considerado por el Vaticano como un “gesto de cortesía y afecto” hacia la jefa de Estado y al pueblo argentino, de donde procede el pontífice.

imageRotate
Francisco da su bendición a los asistentes a la Plaza de San Pedro (Efe)
EL UNIVERSAL
domingo 17 de marzo de 2013
Ciudad del Vaticano.- El papa Francisco rezó hoy el primer ángelus dominical del pontificado ante unas 300.000 personas reunidas en la plaza de san Pedro y vías anexas, en el que afirmó que Dios “jamás se cansa” de perdonar a los hombres y que si Dios no perdonara el mundo “no existiría”.

Acogido con una fuerte ovación y ondear de banderas y vivas por esas 300.000 personas, según datos facilitados por el Ayuntamiento de Roma, el pontífice dio las gracias a los presentes por acompañarle y de nuevo pidió que recen por él, lo mismo que imploró tras presentarse a los fieles el 13 de marzo cuando fue elegido el 266 papa de la Iglesia, informó Efe.

Recordó que el evangelio de este domingo presenta el episodio de la mujer adúltera a la que Jesús salva de la condena a muerte y dijo que “impresiona” escuchar las palabras de Cristo.

“En Él no vemos palabras de desprecio, ni de condena, solo de amor, de misericordia. Le dice, vete y no peques más. Esa es la cara de Dios, la de un padre misericordioso, que siempre tiene paciencia”, afirmó el pontífice.

Francisco preguntó a los fieles: ¿”habéis pensado en la paciencia de Dios, la que tiene con cada uno de nosotros?, esa es su misericordia, siempre tiene paciencia, nos comprende, nos espera, no se cansa de perdonarnos si vamos a Él con el corazón arrepentido”.

En su línea sencilla, de pastor, contó que ha leído un libro del cardenal alemán Walter Kasper sobre misericordia y que le había hecho mucho bien. Sonriendo y bromeando precisó: “no penséis que hago publicidad de los libros de mis cardenales”.

“Un poco de misericordia hace al mundo menos frío y mas justo”, subrayó.

Francisco recordó que en 1992 fue llevada la Virgen de Fátima a Buenos Aires y que estaba confesando cuando se le acercó una anciana de más de 80 años y que él le dijo: “abuela, pero si usted no tiene pecados”, a lo que le respondió: “todos tenemos pecados”.

El le dijo, ¿y si el Señor entonces no se los perdona”, a lo que la mujer respondió: “El Señor perdona a todos, si el señor no perdonase todo el mundo no existiría”, lo que le dejó admirado de la anciana.

“No olvidemos esta frase, Dios jamás se cansa de perdonar, jamás. El problema es que los hombres nos cansamos de pedirle perdón”.

Jorge Mario Bergoglio contó a los fieles que ha elegido el nombre en honor de Francisco de Asís, el patrón de Italia, lo que refuerza sus relaciones con este país, ya que su familia procede del norte italiano.

En la ventana del apartamento papal, donde todavía no vive, colgaba un dosel, a la espera de que elija el escudo de su pontificado.

Antes del ángelus, ofició misa en la parroquia de Santa Ana, en el Vaticano, en cuya homilía dijo que el gran mensaje de Dios es la misericordia y que Jesús no ha venido al mundo por los justos, sino por los pecadores.

“También nosotros somos como ese pueblo que de una parte nos gustar escuchar a Jesús, pero a otra parte nos gusta criticar a los otros, condenar a los otros. El mensaje de Jesús es la misericordia”, afirmó.

El papa Bergoglio agregó: “lo digo humildemente, el mensaje más fuerte del Señor es la misericordia”.

Se refirió a la parábola del fariseo ante el altar, cuando agradecía no ser como los otros, como el publicano y dijo que si somos así “no conocemos el corazón del Señor, y jamás tendremos la alegría de conocer esa misericordia”.

Concluida la misa, el papa presentó a los fieles a un sacerdote de Uruguay, Gonzalo, presidente del Liceo Jubilar Juan Pablo II, que trabaja en la recuperación de niños de la calle y su integración en la sociedad y en el mundo del trabajo.

A su llegada a la pequeña iglesia del Vaticano y a la salida Francisco saludó a las personas que asistieron a la misa, estrechó manos, los besó, acarició y besó a niños. Para todos tuvo unas palabras de aliento y les pidió que recen por él. Todo en un ambiente de extrema cordialidad.

Francisco reactivó hoy la cuenta en twitter, @pontifex, que abrió Benedicto XVI y que esta desactivada tras la renuncia de Ratzinger al papado.

“Queridos amigos, os doy las gracias de corazón y os ruego que sigáis rezando por mí. Papa Francisco”, escribió en su primer tuit.

Francisco se reunirá mañana con la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, en la residencia de Santa Marta, donde se aloja en estos días, un día antes de que oficie la misa de inicio de pontificado, a la que asistirán delegaciones oficiales de 150 países y se espera más de un millón de fieles.

El encuentro con Cristina Fernández, con la que almorzará, es considerado por el Vaticano como un “gesto de cortesía y afecto” hacia la jefa de Estado y al pueblo argentino, de donde procede el pontífice.

————————————————————————————————————————————————

TEXTO COMPLETO: Primera homilía del Papa Francisco, con los cardenales en la Capilla Sixtina

VATICANO, 15 Mar. 13 / 09:51 am (ACI).- El 14 de marzo el Papa Francisco celebró una Misa de acción de gracias con los cardenales electores que lo eligieron en el Cónclave el día anterior. Esta es la homilía completa que pronunció ese día.

“En estas tres lecturas veo que hay algo en común: es el movimiento. En la primera lectura, el movimiento en el camino; en la segunda lectura, el movimiento en la edificación de la Iglesia; en la tercera, en el Evangelio, el movimiento en la confesión. Caminar, edificar, confesar.

Caminar. «Casa de Jacob, venid; caminemos a la luz del Señor» (Is 2,5). Ésta es la primera cosa que Dios ha dicho a Abrahán: Camina en mi presencia y sé irreprochable. Caminar: nuestra vida es un camino y cuando nos paramos, algo no funciona. Caminar siempre, en presencia del Señor, a la luz del Señor, intentando vivir con aquella honradez que Dios pedía a Abrahán, en su promesa.

Edificar. Edificar la Iglesia. Se habla de piedras: las piedras son consistentes; pero piedras vivas, piedras ungidas por el Espíritu Santo. Edificar la Iglesia, la Esposa de Cristo, sobre la piedra angular que es el mismo Señor. He aquí otro movimiento de nuestra vida: edificar.

Tercero, confesar. Podemos caminar cuanto queramos, podemos edificar muchas cosas, pero si no confesamos a Jesucristo, algo no funciona. Acabaremos siendo una ONG que da pena, pero no la Iglesia, Esposa del Señor. Cuando no se camina, se está parado. ¿Qué ocurre cuando no se edifica sobre piedras? Sucede lo que ocurre a los niños en la playa cuando construyen castillos de arena. Todo se viene abajo. No es consistente. Cuando no se confiesa a Jesucristo, me viene a la memoria la frase de Léon Bloy: «Quien no reza al Señor, reza al diablo». Cuando no se confiesa a Jesucristo, se confiesa la mundanidad del diablo, la mundanidad del demonio.

Caminar, edificar, construir, confesar. Pero la cosa no es tan fácil, porque en el caminar, en el construir, en el confesar, a veces hay temblores, existen movimientos que no son precisamente movimientos del camino: son movimientos que nos hacen retroceder.

Este Evangelio prosigue con una situación especial. El mismo Pedro que ha confesado a Jesucristo, le dice: Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo. Te sigo, pero no hablemos de cruz. Esto no tiene nada que ver. Te sigo de otra manera, sin la cruz. Cuando caminamos sin la cruz, cuando edificamos sin la cruz y cuando confesamos un Cristo sin cruz, no somos discípulos del Señor: somos mundanos, somos obispos, sacerdotes, cardenales, papas, pero no discípulos del Señor.

Quisiera que todos, después de estos días de gracia, tengamos el valor, precisamente el valor, de caminar en presencia del Señor, con la cruz del Señor; de edificar la Iglesia sobre la sangre del Señor, derramada en la cruz; y de confesar la única gloria: Cristo crucificado. Y así la Iglesia avanzará.

Deseo que el Espíritu Santo, por la plegaria de la Virgen, nuestra Madre, nos conceda a todos nosotros esta gracia: caminar, edificar, confesar a Jesucristo crucificado. Que así sea”.

————————————————————————————————————————————————

El Papa insta a los cardenales a centrarse en la misión del catolicismo

viernes 15 de marzo de 2013
El papa Francisco instó el viernes a los líderes de la Iglesia Católica, divididos por una serie de escándalos, a no ceder al desaliento, la amargura o el pesimismo y mantenerse enfocados en su misión. En la imagen, Francisco I en una reunión con cardenales en el Hall Clementino, el 15 de marzo de 2013 en el Vaticano, en una foto difundida por el Osservatore Romano. REUTERS/Osservatore Romano
CIUDAD DEL VATICANO (Reuters) – El papa Francisco instó el viernes a los líderes de la Iglesia Católica, divididos por una serie de escándalos, a no ceder al desaliento, la amargura o el pesimismo y mantenerse enfocados en su misión.

Desde que fue elegido el miércoles como el primer Papa no europeo en casi 1.300 años, Francisco ha dado señales de querer dar un cambio brusco en el estilo de su predecesor, Benedicto XVI, y ha trazado un camino claro para una Iglesia de 1.200 millones de fieles que se ha visto acosada por escándalos, intrigas y luchas internas.

“No debemos caer en el pesimismo, en esa amargura que el diablo pone ante nosotros cada día. No debemos caer en el pesimismo y el desaliento”, dijo Francisco a los cardenales congregados en la Capilla Sixtina.

En tanto, el Vaticano negó el viernes rotundamente las acusaciones de algunos críticos en Argentina de que el Papa mantuvo silencio durante las sistemáticas violaciones a los derechos humanos cometidos por la última dictadura militar en ese país.

El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, dijo a periodistas que las acusaciones “deben ser negadas clara y firmemente”.

Críticos del argentino Jorge Bergoglio, ex arzobispo de Buenos Aires, lo acusan de no proteger a los sacerdotes que desafiaron a la dictadura que gobernó Argentina entre 1976 y 1983.

Estableciendo un tono moral claro y contundente en los primeros días de su pontificado, Francisco dijo el jueves a los cardenales que deben atenerse a las raíces evangélicas de la fe y huir de las tentaciones modernas, de lo contrario la Iglesia corría el riesgo de convertirse en un grupo de caridad sin una misión divina.

Sus primeras acciones sugieren que dará un nuevo estilo al papado, en favor de la humildad y la simpleza en lugar de la habitual pompa y majestuosidad que caracterizan al Vaticano.

ESTILO CASUAL

El Papa se dirigió el viernes a los cardenales en italiano en un texto preparado, pero con frecuencia añadió comentarios improvisados, ​​en lo que ya se ha convertido en un sello que contrasta con el estilo más rígido y formal de Benedicto XVI.

Francisco llamó a los príncipes de la Iglesia “hermanos cardenales”, en lugar de “señores cardenales” como lo hacía Benedicto XVI.

Lombardi dijo que Francisco sigue compartiendo sus comidas con otros prelados en la residencia del Vaticano, donde se alojaron los cardenales durante el cónclave.

“El sólo se sienta en una mesa donde hay un lugar libre, con un gran sentido del gusto”, agregó.

Otra diferencia notable con respecto a la naturaleza formal de Benedicto XVI es el sentido del humor del nuevo Papa.

El viernes, Francisco abrazó a algunos cardenales, les dio palmadas en la espalda, rió animadamente y bendijo unos objetos religiosos que un cardenal sacó de una bolsa de plástico.

En otra señal de humildad, Francisco detuvo a los cardenales que trataban de ponerse de rodillas ante él.

Pero su mensaje fue serio. Dijo que el papel de los ancianos en la Iglesia era transmitir la fe y los valores a los más jóvenes sin distraerse por las tentaciones mundanas.

“Estamos en la ancianidad. La ancianidad es el lugar de la sabiduría”, manifestó Francisco hablando lentamente. “Como el buen vino, que mejora con el tiempo, transmitamos a las personas jóvenes la sabiduría de la vida”, añadió.

TROPIEZO

Durante el encuentro, el Sumo Pontífice tropezó brevemente mientras bajaba los escalones frente a su trono para saludar a Angelo Sodano, decano de los cardenales, pero rápidamente recuperó el equilibrio.

Francisco rindió posteriormente homenaje a Benedicto XVI, que conmocionó a la Iglesia el mes pasado al convertirse en el primer Pontífice en unos 600 años en renunciar en lugar de encabezar la Santa Sede de forma vitalicia, y dijo que su predecesor “encendió una llama en lo profundo de nuestros corazones” con su coraje y ejemplo.

La moral entre los fieles se ha visto golpeada por una serie de escándalos de abuso sexual infantil y luchas internas en el gobierno de la Iglesia o Curia, que a juicio de muchos prelados necesita una reforma radical.

Se considera que Francisco posee la capacidad de comunicación de la que Benedicto XVI carece.

Mientras Joseph Ratzinger pronunció su primera homilía en latín, donde expuso su visión general de la Iglesia, Francisco adoptó un tono de párroco, centrándose en la fe.

“Cuando caminamos sin la cruz, cuando construimos sin la cruz y cuando predicamos a un Cristo sin cruz, no somos discípulos del Señor. Somos mundanos”, dijo ante filas de cardenales vestidos de color dorado.

“Podemos ser quizás obispos, sacerdotes, cardenales, papas, todo eso, pero no somos discípulos del Señor (si no seguimos a Jesús)”, añadió, hablando lentamente en italiano.

El nuevo Papa mostró de inmediato sus intenciones para el pontificado al adoptar el nombre de San Francisco de Asís, quien renunció a una vida de privilegios en el siglo XII para seguir una vocación de pobreza.

Francisco instó también a los argentinos a no hacer viajes costosos a Roma para asistir a su misa inaugural la próxima semana y sugirió dar ese dinero a los pobres.

Después de más de un milenio de papas europeos, los cardenales que eligieron a Francisco miraron hacia América Latina, donde vive el 42 por ciento de los católicos del mundo.

La misa inaugural de Francisco se llevará a cabo el próximo martes y ya anunciaron su asistencia varios líderes mundiales.

/Por Philip Pullella y Catherine Hornby/

————————————————————————————————————————————————

El «ejército» del Papa

ABC.ES
Día 15/03/2013 –

A los votos de obediencia, pobreza y castidad y a una exhaustiva formación, los jesuitas suman un voto especial de obediencia al Pontífice. Así es la mayor orden masculina católica a la que pertenece el nuevo guía de la Iglesia Católica

El «ejército» del Papa

ABC
San Ignacio de Loyola

«De entrada ser jesuita no es ningún honor, de esos por los que muchos se matan (…) tampoco es una promoción o una carrera para medrar sobre otros (…), no es ser más listo o más influyente o autosuficiente (…). Ser jesuita es, sencillamente, ser cristiano hasta «ser tenido y estimado por loco» por los bienpensantes al uso». Así se presenta la Compañía de Jesús ante quien se plantea unirse a la mayor orden religiosa masculina católica del mundo, con casi 20.000 miembros en 127 países.

Fundada en 1540 por San Ignacio de Loyola, junto con San Francisco Javier, el Beato Pedro Fabro, Diego Láinez, Alfonso Salmerón, Nicolás de Bobadilla, Simón Rodrigues, Juan Coduri, Pascasio Broët y Claudio Jayo, los jesuitas profesan los votos de obediencia, pobreza y castidad junto a un cuarto de obediencia incondicional al Papa. De ahí que la Compañía de Jesús fuera llamada durante siglos el «ejército» del Papa. Siempre están listos para ir donde el Pontífice les mande.

Para formar parte de sus filas hay que recorrer quince años de formación hasta el compromiso definitivo de los últimos votos. A los dos años de estudios de humanidades (historia, literatura, idiomas, artes, etc.) que se inician tras el noviciado se suman otros tres de Filosofía y cuatro más de Teología antes de ser ordenados sacerdotes, si así se desea, y aún después cursan doctorados, maestrías o carreras civiles cuya duración depende de la clase de estudios que se realice.

Finalizada esta fase, llega el momento de «la tercera probación». Durante unos seis meses el aspirante vive «una profunda experiencia de encuentro con el Señor y se renueva la vigencia del llamado a vivir y morir en la Compañía, sirviendo al Señor en la ayuda del prójimo» y la congregación evalúa por última vez su aptitud para ser admitido en ella. Superada esta última prueba, la Compañía de Jesús lo invita a hacer sus últimos votos, los mismos que hizo tras el noviciado, pero de forma pública y solemne, y la congregación lo admite plenamente como jesuita formado, ya sea profesor o coadjutor espiritual. Sin embargo, el jesuita nunca deja de estudiar y siempre debe mantenerse al día del desarrollo del pensamiento contemporáneo. No resulta extraño que en la Compañía de Jesús hayan «militado» grandes personalidades como Baltasar GraciánMatteo Ricci, Pierre Teilhard de Chardin Karl Rahner.

«No son solamente años de estudio. Son años de profundizar en cualquier tipo de experiencia que nos permita entender mejor la gente y el mundo que Dios ama (…) Por esto, los estudiantes jesuitas dedican este tiempo a escuchar antes de hablar por cuenta propia, o mejor dicho, por cuenta de Dios», explican en la orden.

Su espiritualidad se alimenta con los Ejercicios espirituales que San Ignacio plasmó en un libro hace cinco siglos. Abiertos a quien quiera seguirlos, aún hoy siguen siendo una propuesta que pretende ayudar a ganar hondura, sentido y fe. Los jesuitas españoles mantienen un portal de internet con información práctica de los Ejercicios que incluye la posibilidad de realizarlos on line.

Volcados en la educación

Convencidos de que la escuela es un espacio privilegiado para interactuar con los demás y evangelizar, como destacaba el anterior General de la Orden, el padre Peter Hans Kolvenbach, los jesuitas desarrollan gran parte de su labor en el mundo educativo. La Compañía mantiene 3.730 instituciones educativas, 200 de ellas universitarias, donde se forman 2,5 millones de alumnos por todo el mundo. En España gestiona 64 centros educativos con más de 75.000 alumnos y 9 universidades (Universidad de Comillas, Deusto, ESADE…) y centros universitarios con otros 50.000 alumnos.

Los jesuitas «van donde haga falta», señalan en la orden y su misión se extiende a la atención de campos de refugiados y de «niños de la calle», con ONGDs como Entreculturas Alboan o en las misiones de África, Latinoamérica y Asia.

A la Compañía de Jesús pertenece el recién elegido Papa Francisco, que realizó parte de su formación jesuítica en Alcalá de Henares (Madrid) entre 1970 y 1971, según recuerda el Provincial de España de la Compañía de Jesús. Francisco José Ruiz Pérez ha acogido con «fidelidad» y «esperanza» la designación del cardenal Jorge Mario Bergoglio. «Estamos convencidos de que el Espíritu lo alentará para continuar, con sencillez y audacia, la tarea de la nueva evangelización que iniciaran Juan Pablo II y Benedicto XVI», señala el Provincial de España de los jesuitas en un comunicado.

Desde Roma, el General de la Compañía de Jesús, Adolfo Nicolás, daba «gracias a Dios por la elección del nuevo Papa» que «abre para la Iglesia una etapa llena de esperanza»

Una historia conflictiva

Desde que Paulo III aprobara la orden en 1540, la lealtad incondicional al Papa ha acarreado a la Compañía de Jesús históricamente conflictos. Durante los gobiernos ilustrados de la Europa del siglo XVIII fueron expulsados de Portugal y Francia y también tuvieron que abandonar España tras la Pragmática Sanción de 1767 de Carlos III. La orden, que llegó a ser suprimida por el Papa Clemente XIV y después restaurada por Pío VII, volvería a pasar por expulsiones y conflictos en los años de la Alemania de Otto von Bismarck y durante los regímenes comunistas. A lo largo de su historia han sido acusados tanto de conservadores como de progresistas, como durante los años de la teología de la liberación. Por su peso en la Iglesia al General de los jesuitas se le ha llegado a llamar el «Papa negro», por el poder que tenía pese a no llevar la sotana blanca del Pontífice.

————————————————————————————————————————————————

Un pontífice de la Compañía

Que el Papa sea jesuita puede servir para imponer un nuevo estilo en la Iglesia o para neutralizar a una orden siempre en la avanzadilla

El País.com (España)  Roma (Enviada especial) 14 MAR 2013 
Un sacerdote reza en la iglesia dedicada en Roma a San Ignacio de Loyola, el fundador de la Comañía de Jesús. / EMILIO MORENATTI (AP)

En el cuartel general de los jesuitas en Roma, se respiraba ayer una atmósfera de entusiasmo teñida con cierta inquietud, ante la absoluta novedad de un papa jesuita. Casi una contradicción en los términos. La Compañía de Jesús, fundada en 1540 por Ignacio de Loyola, huye de los poderes y sus miembros hacen voto de pobreza y humildad. “Pero cuando un jesuita es llamado a asumir una responsabilidad episcopal por el Papa, se le dispensa de los votos”, explica Giuseppe Bellucci, portavoz jesuita en la Ciudad Eterna. Y el actual Pontífice, el argentino Jorge Mario Bergoglio, fue consagrado obispo hace más de dos décadas.

Su ascenso a la cúpula del poder vaticano llega en un momento “crucial” para la Iglesia, como reconocía en su breve mensaje de saludo al nuevo pontífice, el Padre General de los jesuitas, Adolfo Nicolás. En un par de párrafos, Nicolás recordaba el especial voto de obediencia al Papa, y alababa la “generosidad” de Bergoglio al aceptar la responsabilidad de guiar a la Iglesia en medio de la tormenta.

Al día siguiente de la sorprendente decisión del colegio de cardenales de elegir a un jesuita al frente de la Iglesia, en muchos centros de poder religioso en Roma se analiza todavía, se mide, se sopesa, su alcance real. Los jesuitas son, dentro de la Iglesia, una especie de aristocracia en declive, que todavía impone. En los últimos cuatro años, han perdido más de mil miembros (la cifra no llega ahora a los 18.000), y, con menos de 4.000 efectivos para atender sus más de 200 universidades y 700 colegios repartidos por el mundo, tienen que recurrir cada vez más a profesores laicos. La sangría es constante. Universidades como la de Georgetown, en Washington, han tenido al frente un seglar. Y en Deusto (Bilbao), un centro cuyo rector, el jesuita Jaime Oraá, elogió ayer con entusiasmo al nuevo papa, la abrumadora mayoría de los más de 1.500 profesores son seglares también.

Comprometidos desde el primer día con la evangelización en América, principales defensores de la Contrarreforma, los jesuitas son hoy un colectivo celoso de su libertad e independencia dentro de la Iglesia. Un ‘ejército’ que se extiende por las tres cuartas partes del Planeta, organizados de manera un tanto exótica, en diez asistencias (regiones) y 91 provincias. Dedicados a la evangelización, entendida en primer lugar como asistencia a las personas en dificultades, (pobres, inmigrantes, refugiados), y a la enseñanza, pero también al estudio y a la investigación científica. Son los principales defensores de que la Iglesia recurra a la ayuda de los laicos para mantener su compromiso con los más desfavorecidos.

Una élite religiosa que apenas se renueva en Europa, y que ha mirado siempre con cierta indiferencia el ‘escalafón’ eclesiástico. Lo que no significa que no sean una presencia visible en la Santa Sede. Controlan la Radio Vaticana, voz del Papa en el mundo, el Observatorio astronómico del pequeño Estado y dirigen una de las universidades pontificias más prestigiosa y de mayor solera, la Gregoriana. Federico Lombardi, portavoz del anterior Papa, es un destacado jesuita. Aunque, con todo su poder, cuentan con solo 67 obispos, y seis cardenales. Uno de ellos, eso sí, es desde el pasado miércoles, el Papa.

Los jesuitas han estado siempre atentos a  “los signos de los tiempos”

Los jesuitas han estado siempre atentos a detectar “los signos de los tiempos”, tal y como recomendaba el propio san Ignacio. Y esa actitud les ha llevado a ser pioneros en muchas cosas. Antes de que Benedicto XVI tomará la revolucionaria decisión de renunciar al papado, dos padres generales de la Compañía (Pedro Arrupe por enfermedad en 1981, y Peter-Hans Kolvenbach, por puro agotamiento, en 2008) habían dejado sus responsabilidades por motivos personales.

Han sido entre los primeros también, dentro del cuerpo organizado de la Iglesia, en despojarse de cualquier rigidez dogmática, para buscar la sintonía con el mundo. A veces con enormes riesgos. Apoyaron la Teología de la Liberación, en los años ochenta, y se atrevieron a forzar las fronteras de la teología cristiana en un esfuerzo por impulsar la comunión con otras religiones. La Compañía pagó un precio de sangre por su defensa de los derechos humanos y su implicación social en países como Honduras o El Salvador, donde fue asesinado Ignacio Ellacuría y otros cinco compañeros, en 1989.

En el plano teológico, han recibido muchos tirones de orejas de la Congregación para la Doctrina de la Fe. En 1999, con Joseph Ratzinger todavía al frente del ex Santo Oficio, el teólogo jesuita Jacques Dupuis, fue amonestado por su libro Hacia una teología cristiana del pluralismo religioso. Dupuis excedía los límites de la ortodoxia doctrinal, a juicio de Ratzinger, en su búsqueda de la comunión sobre todo con las religiones asiáticas.

Con Ratzinger ya al frente de la Iglesia, las publicaciones jesuitas no han dejado de dar quebraderos de cabeza al Secretario de Estado, Tarcisio Bertone, siempre pendiente de ‘La civiltà Vattolica’, que ha seguido una línea de máxima dureza en la condena de los abusos sexuales detectados en la Iglesia.

Dentro de la Iglesia, la Compañía es una especie de aristocracia en declive, que todavía impone

Puede que las cosas cambien ahora. Que el espíritu de la Compañía de Jesús arrastre a toda la Iglesia o que la presencia de un jesuita al frente de la curia lleve a la Compañía a extremar la obediencia al Papa y a perder su garra combativa. Si hay que juzgar por el entusiasmo con el que muchos destacados jesuitas han acogido la elección de Bergoglio, podría pensarse más en lo segundo. El director de la revista La Civiltà Cattolica, Antonio Spataro, se declaraba convencido ayer de que el Papa Francisco “unirá a los pueblos”, partiendo de su enorme amor por Roma. “Ha dicho muchas veces que cuando camina por las calles de Roma ve el rostro de Dios”, confesaba fascinado.

Apenas elegido, el papa Francisco tiene ya defensores a ultranza, no solo dentro de la Compañía de Jesús. El cardenal Camilo Ruini, ex jefe de los obispos italianos, pedía a la curia que se pusiera al servicio de Francisco, y le apoyara en todos sus esfuerzos reformadores. Vincenzo Paglia, arzobispo responsable del Consejo Pontificio para la Familia, y Andrea Riccardi, ministro del Gobierno Monti, ambos destacados miembros de la Comunidad de San Egidio, se deshacían también en elogios de Bergoglio. “Quiere volver al Evangelio”, decía Riccardi, en el diario ‘La Repubblica’. El más rotundo, el teólogo suizo Hans Küng, que se declaraba encantado con el nuevo Papa, entre otras cosas, “porque siendo jesuita su formación y preparación teológica será muy sólida”. Elogios que Jorge Mario Bergoglio, como buen jesuita, habrá dado por no recibidos.

————————————————————————————————————————————————

El Papa Negro salió de las sombras

El mundo está revolucionado. Tenemos un papa argentino, un papa piamontés (porteño para mejores datos) y, al menos, pasivo ante la actuación de la última dictadura. Federico Racca.

  • La Voz del Interior 15/03/2013  | Federico Racca (Escritor)

El mundo está revolucionado. Tenemos un papa argentino, un papa piamontés (porteño para mejores datos) y, al menos, pasivo ante la actuación de la última dictadura.

Hagamos ahora un ejercicio y dejemos de lado al individuo Jorge Bergoglio y pensemos en términos de movimientos culturales y de necesidades de la Iglesia.

El papa Francisco es un jesuita y ese es un dato central. La Compañía de Jesús es una orden que nació en la inspiración de San Ignacio de Loyola y San Francisco Javier –vemos que el nombre elegido por el Papa lleva esa impronta.

Los jesuitas son una orden guerrera con estructura militar. Loyola, después de servir a las armas, tomó la decisión de “servir a las almas”. La orden nace poco tiempo después del descubrimiento de América y en plena conquista de sus tierras. Al mismo tiempo se produce la Reforma protestante, que divide a la Iglesia Católica. El asceta Loyola y sus compañeros deciden atacar ambos frentes, de hecho son la avanzada.

Buscan ganar tierras y fieles para la Iglesia de Roma. Establecen un sistema de evangelización y complejos agro-industriales en el Nuevo Mundo. Buscan fieles en Japón y China, donde llegan a ser consejeros del emperador.

En el otro frente, en el de la cultura, para expandir las enseñanzas del Concilio de Trento que fue la respuesta de la Iglesia a la Reforma, fundan colegios y universidades en el Nuevo y en el Viejo Mundo. Su influencia aumenta, al general de la orden se lo conoce como el Papa Negro: el poder en las sombras.

Debemos recordar que aquel mundo era el del Humanismo, una corriente que había nacido con el Renacimiento. Pero el mundo en que nosotros vivimos es un mundo distinto, es la era del conocimiento que, sin embargo, también se gesta en las enseñanzas de los seguidores de Loyola.

Pequeña historia: un niñito llamado René es educado en un colegio jesuita a pocos kilómetros de París. René se destaca por su brillantez. Aprende filosofía, matemática, física y, años después –ya René Descartes–, ataca la educación que había recibido en una obra que conocemos como Discurso del método. Escribe: “Pienso, luego existo” y funda el racionalismo, lanzándonos a revolución científica y llevándonos directo a Neil Amstrong y a su caminata en la Luna.

Marzo de 2013: el papa Benedicto ha renunciado. Los cardenales tienen ante sí el mayor problema de la Iglesia Católica desde la Reforma: la pérdida constante de fieles.

Deciden dar lucha franca. Eligen como avanzada a los mismos que eligieron 500 años atrás: los jesuitas.

Finalmente, tenemos papa argentino; finalmente el Papa Negro ha salido de las sombras.

—————————————————————————————————————————————————-

Cristina Fernández deseó una “fructífera tarea pastoral” a Francisco I

La presidenta publicó una misiva en su Twitter felicitando al nuevo Papa.

En ella solicita que trabaje “en pos de la justicia, la igualdad, la fraternidad y la paz de la humanidad”.

 Miércoles 13 de marzo de 2013 |  Cooperativa.cl
EFE

Jorge Mario Bergoglio recibió la felicitación oficial del Gobierno argentino.

Jorge Mario Bergoglio recibió la felicitación oficial del Gobierno argentino.

La presidenta argentinaCristina Fernández, felicitó a través de una carta con membrete oficial publicada en su cuenta de Twitter, al nuevo papa de la Iglesia CatólicaJorge Mario Bergoglio, quien tomó el nombre de Francisco I.

En mi nombre, en el del Gobierno Argentino y en representación del pueblo de nuestro país, quiero saludarlo y expresarle mis felicitaciones con ocasión de haber resultado elegido como nuevo Romano Pontífice de la Iglesia Universal”, reza la misiva.

La mandataria agrega que “es nuestro deseo que tenga, al asumir la conducción y guía de la Iglesia, una fructífera tarea pastoraldesempeñando tan grandes responsabilidades en pos de la justicia, la igualdad, la fraternidad y la paz de la humanidad”.

El gobierno de Fernández y el de su esposo, Néstor Kirchner, tuvieron múltiples desencuentros con el cardenal Bergoglio por temas como el matrimonio homosexual, la lucha contra la pobreza y la corrupción.

Reacciones internacionales

En el ámbito internacional, el primer ministro británico, David Cameron, señaló que es “un día trascendental para los 1.200 millones de católicos alrededor del mundo”.

El presidente de Portugal, Aníbal Cavaco Silva, dijo que “se abre una nueva fase” en la que tiene la seguridad de que “se profundizarán” las relaciones entre el Estado portugués y la Iglesia.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, señaló que “como paladín de los pobres y de los más vulnerables de entre nosotros, él avanza el mensaje de amor y compasión que ha inspirado al mundo por más de dos mil años, que veamos el rostro de Dios en cada uno”,

En tanto, el secretario general de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil, el Leonardo Steiner, afirmó que “la elección de un latinoamericano muestra que la Iglesia se abre para todos, que no está orientada sólo a Europa”.

Desde el país del nuevo Papa, el obispo auxiliar de Buenos Airesmonseñor Eduardo García, aseguró que ve “como un papa que impulse una Iglesia para que trascienda las fronteras de lo habitual, para llegar a aquellas periferias existenciales”.

La canciller alemanaAngela Merkel, felicitó hoy “a todos los cristianos de América Latina” por la elección del cardenal argentino “ya que por primera vez se eligió a uno de ellos al frente de la Iglesia Católica”.

————————————————————————————————————————————————

Elección papal agita pasado de la “Guerra Sucia”

The Associated Press | Fecha: 03/14/2013

BUENOS AIRES, Argentina (AP) — Rara vez se habla de Jorge Mario Bergoglio, ahora el papa Francisco, sin mencionar su humildad, su rechazo a hablar sobre sí mismo.

Sus admiradores hablan también de su abnegación, al explicar por qué él rara vez ha negado una de las acusaciones más escabrosas en su contra: Que estuvo entre los líderes de la Iglesia que apoyaron activamente la dictadura asesina de Argentina.

Es indiscutible que Bergoglio, al igual que la mayoría de otros argentinos, no confrontó abiertamente a la junta militar que manejó el país de 1976 a 1983 mientras al mismo tiempo los gobernantes militares secuestraban y asesinaban a miles de personas en una “guerra sucia” para eliminar a adversarios de izquierda.

Pero el biógrafo autorizado del nuevo papa, Sergio Rubín, argumenta que esa fue una falla de la Iglesia Católica en general y que es injusto identificar a Bergoglio con la culpa colectiva que aún agobia a muchos argentinos de su generación.

“En una cierta manera muchos argentinos terminaron siendo cómplices”, en un tiempo en que cualquiera que hablara abiertamente podía convertirse en un objetivo, recordó Rubín en una entrevista con The Associated Press justo antes del cónclave papal.

Algunos activistas defensores de los derechos humanos acusan a Bergoglio, de 76 años, de estar más preocupado en preservar la imagen de la Iglesia que de proporcionar pruebas para los muchos juicios por violación de derechos humanos en Argentina.

“Hay una hipocresía que tiene que ver con toda la conducta de la Iglesia; y Bergoglio en particular”, dijo Estela de la Cuadra, cuya madre cofundó durante la dictadura el grupo activista Abuelas de la Plaza de Mayo para buscar a familiares desaparecidos. “Hay juicios de toda clase y Bergoglio se niega sistemáticamente a apoyarlos”, agregó.

Bergoglio invocó en dos ocasiones su derecho bajo la ley argentina de negarse a comparecer en una corte abierta en juicios que involucran tortura y homicidio dentro de la temida Escuela Superior de Mecánica de la Armada (ESMA) y el robo de bebés de detenidos. Cuando al final sí testificó en 2010, sus respuestas fueron evasivas, dijo a The Associated Press la abogada por los derechos humanos Myriam Bregman.

Las propias declaraciones de Bergoglio demostraron que los funcionarios de la Iglesia sabían desde casi el inicio que la junta estaba torturando y matando a sus ciudadanos aun cuando la Iglesia apoyaba públicamente a los dictadores, afirmó. “La dictadura no pudo haber operado de esta manera sin este apoyo crucial, agregó.

Rubín, un escritor de asuntos religiosos del diario argentino Clarín, dijo que de hecho Bergoglio tomó riesgos mayores para salvar a los llamados “subversivos” durante la dictadura de 1976 a 1983, pero nunca habló públicamente al respecto antes de su biografía de 2010: “El jesuita”.

En el libro, Bergoglio explicó que no quería rebajarse al nivel de sus críticos y luego compartió algunas de sus historias.

Bergoglio dijo que en una ocasión pasó sus documentos argentinos de identidad a un hombre que era buscado y que tenía un aspecto parecido al de él, permitiéndole escapar por la frontera a Brasil. Agregó que en muchas ocasiones protegió a gente dentro de propiedades de la Iglesia antes de que pudieran ser llevadas con seguridad al exilio.

La acusación irrecusable contra Bergoglio es que siendo un joven líder de la orden jesuita argentina, retiró su apoyo a dos sacerdotes de barrios bajos cuyos colegas activistas en el movimiento Teología de la Liberación estaban desapareciendo. Posteriormente, los sacerdotes fueron secuestrados y torturados en la ESMA, la cual utilizaba la junta como prisión clandestina.

Bergoglio dijo a los sacerdotes —Orlando Yorio y Francisco Jalics— que abandonaran su trabajo en los barrios bajos por su propia seguridad y ellos se negaron. Sin embargo, Yorio acusó después a Bergoglio de haberlos entregado de hecho a los escuadrones de la muerte al negarse a apoyar públicamente su labor. Yorio está muerto y Jalics se ha negado a hablar de estos acontecimientos desde que se mudó a un monasterio alemán.

Después de un aterrador traslado en helicóptero, ambos sacerdotes fueron abandonados en un campo, con los ojos vendados. Ellos fueron dos de los pocos detenidos que sobrevivieron a esa prisión.

Rubín dijo que Bergoglio, a regañadientes, le narró el resto de la historia: que él había abogado durante mucho tiempo tras bambalinas para salvarlos.

Cuando tenía 30 años, el líder jesuita persuadió al cura de la familia del dictador Jorge Videla que se reportara enfermo para poder oficiar misa. Una vez en la vivienda del líder de la junta, Bergoglio solicitó privadamente clemencia, escribió Rubin.

Todo esto fue realizado en secreto, precisamente cuando otros líderes eclesiásticos respaldaron públicamente a la junta y pidieron a los católicos que restauraran su “amor por la patria” pese al terror en la calle.

“Es un tema muy sensible. La Iglesia argentina era una de las más conservadoras en América Latina. Mostró una buena disposición hacia las autoridades militares, quienes, para colmo, se consideraban cristianas y se llamaban buenos católicos”, dijo Rubín.

Entre la jerarquía eclesiástica de aquel entonces había unos 50 obispos, y casi todos eran conservadores. Algunos eran muy progresistas, y acabaron muertos. Bergoglio se encontraba en el medio, según Rubin.

“Había algunos que estaban metidos hasta sus cuellos, como von Wernich. Y otros que arriesgaron todo abiertamente enfrentando a la junta, y algunos de ellos terminaron muertos, como Angelelli”, dijo al mencionar al obispo Christian Federico von Wernich, que fue capellán de la policía entonces y cumple ahora cadena perpetua por tortura y secuestro.

Rubin mencionó entre otros al obispo Enrique Angelelli, muerto en un sospechoso accidente de tránsito en 1976 mientras transportaba pruebas sobre los sacerdotes asesinados.

“En cierta manera muchos de nosotros argentinos terminamos siendo cómplices”, agregó. Según Rubin, los activistas aliados con el gobierno de la presidenta Cristina Fernández “han intentado meter a Bergoglio en algunos juicios de los derechos humanos, pese a que verdaderamente no debería estar en ellos”.

Por otra parte, los activistas sostienen que la Iglesia argentina aguardó demasiado para disculparse por la negligencia, y aún no ha identificado a los culpables de muchas de las violaciones de derechos humanos que conocía en aquel entonces la Iglesia.

Bergoglio fue nombrado cardenal de Buenos Aires en el 2001. Sin embargo, no fue hasta el 2006, después que el entonces presidente Néstor Kirchner declarara un día oficial de luto por Angelelli en el 30mo aniversario de su muerte, que Bergoglio lo llamó un “mártir”, el primer reconocimiento oficial de la Iglesia que el obispo fue asesinado.

Bajo el liderazgo de Bergoglio, los obispos de Argentina emitieron una disculpa colectiva en octubre del 2012 por no haber protegido a su feligresía durante la dictadura, pero la nota culpó la era de violencia por igual tanto a la junta y sus enemigos.

“Bergoglio ha sido muy crítico a las violaciones de derechos humanos durante la dictadura, pero siempre ha criticado el otro lado también. No se olvide de eso”, dijo Rubin.

Bergoglio fue acusado además de no apoyar a la familia De la Cuadra, que perdió a cinco familiares en la guerra sucia, incluyendo la hermana de Estela, Elena, embarazada de cinco meses antes de ser secuestrada y asesinada en 1977.

La familia apeló al superior general de los jesuitas en Roma, que pidió a Bergoglio que les ayudara. Bergoglio asignó entonces a un monseñor para que hablara con la policía, que le dio una noticia desgarradora: La mujer era comunista, y por ello estaba condenada, aunque había dado a luz en cautividad a una niña. La bebé, a su vez, fue entregada a una familia “demasiado importante” para que fuera anulada la adopción.

Pese a esta prueba en un caso en el que estuvo personalmente mezclado, Bergoglio declaró en el 2010 que desconocía la historia de los bebés robados hasta mucho después de haber desaparecido la dictadura.

“Bergoglio tiene un actitud muy cobarde frente a situación tan terrible como la extracción de los bebés. Dice que no sabía nada hasta 1985, cuando salió en el juicio de la junta. No hace frente y no importa, la cuestión es cómo salvar su apellido, salvarse él, pero no puede evitar las denuncias que llegan al público. La gente conoce que es así.

“Hay una hipocresía que tiene que ver con toda la conducta de la Iglesia. Y Bergoglio en particular. … Hay juicios de toda clase, y Bergoglio se niega sistemáticamente a aportarlas”, dijo de la Cuadra.

————————————————————————————————————————————————

Así mostraron los diarios del mundo al papa Francisco

Imagen #2      Imagen #3

Imagen #5       Imagen #6

Imagen #9                           Imagen #11

Imagen #14                              Imagen #15

————————————————————————————————————————————————

14 de marzo de 2013

Los jesuitas destacan el compromiso de renovación de la Iglesia de Francisco

La Compañía de Jesús destacó hoy del nuevo papa, Francisco, que pertenece a esta orden religiosa, su espíritu evangélico de cercanía a los pobres, su identificación con el pueblo sencillo y su compromiso con la renovación de la Iglesia.

En un comunicado, el padre general de la Compañía, el español Adolfo Nicolás, señala que “todos los jesuitas acompañamos con la oración a este hermano nuestro y le agradecemos su generosidad para aceptar la responsabilidad de guiar la Iglesia en un momento crucial”.

“El nombre de ‘Francisco’ con que desde ahora le conocemos, nos evoca su espíritu evangélico de cercanía a los pobres, su identificación con el pueblo sencillo y su compromiso con la renovación de la Iglesia”, subrayó el superior general de los jesuitas.

Nicolás agregó también que “desde el primer momento en que se ha presentado ante el pueblo de Dios (el papa Francisco) ha dado testimonio de modo visible de su sencillez, su humildad, su experiencia pastoral y su profundidad espiritual”.

El prepósito general de los jesuitas subrayó que es “rasgo distintivo” de la Compañía de Jesús, fundada por Ignacio de Loyola, “ser un grupo de compañeros unidos con el Romano Pontífice con un vínculo especial de amor y servicio”.

“Por ello, compartimos la alegría de toda la Iglesia al tiempo que deseamos renovar nuestra disponibilidad para ser enviados a la viña del Señor, conforme al espíritu de nuestro voto especial de obediencia, que tan particularmente nos une con el Santo Padre”, destacó.

El portavoz vaticano, Federico Lombardi, también jesuita, dijo hoy que los miembros de esta orden viven la espiritualidad al servicio de la Iglesia, “como servicio subordinado a la autoridad” y que por ello sintió “asombro” al conocer el elegido por los cardenales.

“Para nosotros, la idea de un papa jesuita es algo muy extraño, algo a lo que no estamos acostumbrados psicológicamente. He vivido la elección como una gran llamada al servicio de la Iglesia Universal recibida por uno de nuestros hermanos. Yo lo vivo como un servicio a la Iglesia y le deseo que lo haga de la mejor manera posible”, añadió.

————————————————————————————————————————————————

El papa Francisco a los cardenales: “Que Dios os perdone por lo que habéis hecho”

El nuevo Pontífice ha pagado la cuenta de su habitación en la residencia Santa Marta “para dar ejemplo” | Bergoglio llamó ayer por teléfono, tras ser elegido, al pontífice emérito Benedicto XVI

La Vanguardia | 14/03/2013

El papa Francisco a los cardenales:

Fotografía facilitada por el Osservatore Romano que muestra al papa Francisco I rezando en la basílica Santa María la Mayor en Roma (Italia) Getty /Osservatore Romano

Ciudad del Vaticano. (Agencias).- Pocas horas después de ser elegido Papa, Jorge Mario Bergoglio, se dirigió a los cardenales que le habían elegido: “Que Dios os perdone por lo que habéis hecho”, dijo el papa Francisco durante la cena en la residencia de Santa Marta, informó hoy el portavoz vaticano, Federico Lombardi.

El papa Francisco llamó ayer por teléfono, tras ser elegido, al pontífice emérito Benedicto XVI, según el portavoz.
Lombardi dijo hoy que de momento no está previsto que el papa Francisco vaya a Castel Gandolfo a visitar personalmente a su antecesor.
“Lo hará, pero no en estos días”, subrayó Lombardi.

Jorge Mario Bergoglio, pasó su primera noche como pontífice en la residencia de Santa Marta, a la espera de que el apartamento pontificio esté restaurado, al que traerá, como es lógico, sus libros y otros enseres personales.

Francisco paga la cuenta

El papa Francisco acudió a la residencia donde se alojó en los días previos al cónclave, recogió su maleta con las cosas que trajo a Roma y pagó la cuenta, “para dar ejemplo”, contó hoy el portavoz, Federico Lombardi.
El papa pagó la residencia esta mañana, cuando regresaba de la basílica de Santa María la Mayor, donde rezó ante una imagen de la Virgen.

Francisco se alojó en la suite 201 de Santa Marta, lugar en el que se han alojado los 115 cardenales durante el cónclave. Se trata de un apartamento compuesto por el dormitorio, un salón y un estudio, preparado para facilitar los primeros días al nuevo papa. De momento se desconoce el tiempo que permanecerá alojado en Santa Marta.

Hoy, tras la misa que oficiará en la capilla Sixtina, irá al apartamento papal del Palacio Apostólico, al que se quitará el precinto, y comenzarán las obras de acondicionamiento. De momento se desconoce el tiempo que permanecerá alojado en “Santa Marta”.

El apartamento papal, como establece la normativa vaticana, fue precintado tras la renuncia de Benedicto XVI, hasta tanto hubiera nuevo papa. En las próximas horas estará de nuevo a disposición del papa Bergoglio, pero antes habrá que realizar algunas labores de acondicionamiento.

Al igual que los pontífices anteriores, el papa Francisco traerá desde su casa de Buenos Aires los enseres que considere necesarios, así como los libros que estime y otras cosas del que era su domicilio hasta ahora.

Bergoglio no volverá personalmente a recoger sus enseres. Cuando vuelva a Argentina lo hará como jefe de la Iglesia Católica.

Operado de pulmón

Lombardi ha confirmado, por otro lado, que el papa Francisco se sometió a una operación de pulmón hace “muchos muchos”, en su juventud, para extirparle una pequeña parte del mismo, aunque ha asegurado que quedó totalmente curado, no le han quedado secuelas y goza de “buena salud”.

“Quedó curado absolutamente de forma que en su ritmo de trabajo durante los 30-40 años siguientes no ha quedado ningún vestigio, quienes lo conocen dicen que siempre lo han visto con buena salud y que no ha supuesto un ‘handicap’ para su vida y su trabajo en una archidiócesis -la de Buenos Aires- donde tiene que estar muy a pie de calle con trabajo directo”, han precisado los portavoces en distintos idiomas.

————————————————————————————————————————————————

El papa Francisco denunció la vanidad y el arribismo como pecados de la Iglesia

Así lo indicó Jorge Bergoglio cuando era cardenal en una entrevista a un diario italiano

La Vanguardia| 14/03/2013

Primera jornada oficial del papa Francisco

El papa Francisco ha acudido esta mañana a rezar a la Basílica de Santa María la Mayor de Roma, en un acto íntimo celebrado al día siguiente de ser elegido, en el cónclave de cardenales, sucesor de Benedicto XVI al frente de la Iglesia Católica

Ciudad del Vaticano. (Efe).- El cardenal argentino Jorge Bergoglio, desde ayer miércoles papa Francisco, dijo que “la vanidad, el arribismo, es una actitud de la mundanidad espiritual que es el peor pecado de la Iglesia“.

El primer papa latinoamericano y el primer pontífice jesuita que fue proclamado ayer en la Basílica de San Pedro habló así cuando era cardenal en una entrevista realizada por el diario La Stampa el pasado febrero de 2012 y que hoy reproduce.

El entonces cardenal Bergoglio denunció el llamado “carrerismo” o hacer carrera en el Curia romana, “la búsqueda de ventajas que entran plenamente en esta mundanidad espiritual”. E hizo una metáfora al decir:  “Como ejemplo de lo que es realmente la vanidad con frecuencia digo: mirad a un pavo real, si lo miras de frente es muy bonito. Pero si da algún paso y lo ves por detrás, te das cuenta de la realidad. Quien cede a esa vanidad autorreferencial en el fondo esconde una miseria muy grande”.

El entonces arzobispo de Buenos Aires añadió: “Se debe evitar la enfermedad espiritual de la Iglesia autorreferencial, cuando llega a serlo, la Iglesia se enferma, por ello se debe salir de sí mismo y andar a la periferia”, dijo al diario.

El cardenal agregó: “Buscamos el contacto con las familias que no acuden a las parroquias. En lugar de ser sólo una Iglesia que recibe, tratamos de ser una Iglesia que sale a la calle y va hacia los hombres y mujeres que no vienen, que no la conocen, que se han ido y que son indiferentes”.

Para ello -continuó- “organizamos misiones en las plazas donde se reúne mucha gente, rezamos, celebramos la misa, proponemos el bautismo que administramos después de una pequeña preparación. Es el estilo de las parroquias y de las misma diócesis”.

El papa Francisco, que en su primer día de pontificado fue a rezar temprano a la Basílica de Santa María la Mayor de Roma, explicó entonces que intentaban “alcanzar a las personas que están alejadas a través de las redes sociales”.

———————————————————————————————————————————————–

El primer discurso del nuevo papa Francisco, íntegro

Las palabras Jorge Mario Bergoglio en la plaza de San Pedro tras ser elegido 266 Papa de la Iglesia Católica

Internacional | 14/03/2013

El saludo del nuevo Papa desde la plaza de San Pedro

Se han vivido momentos de emoción cuando Francisco ha aparecido el el balcón

Ciudad del Vaticano. (EFE).- El cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio, que eligió el nombre de Francisco como el 266 papa de la Iglesia Católica, se dirigió a los fieles poco después de ser elegido en la quinta votación del cónclave.

Estas son las primeras palabras que pronunció el nuevo Papa:

“Hermanos y hermanas, buenas tardes.

Como sabéis, el deber de un cónclave es dar un obispo a Roma. Parece que mis hermanos cardenales han ido a buscarlo casi al fin del mundo…pero estamos aquí.

Os agradezco la acogida. La comunidad diocesana de Roma tiene su Obispo: gracias.

Antes de todo, quisiera rezar por nuestro obispo emérito, Benedicto XVI. Recemos todos juntos por él, para que el Señor lo bendiga y la Virgen lo custodie.

(En ese momento el papa recita junto a los fieles presentes en la plaza de san Pedro el padrenuestro, el Ave María y el Gloria al Padre)

Y ahora, comenzamos este camino: obispo y pueblo. Este camino de la Iglesia de Roma, que es la que preside en la caridad todas las iglesias. Un camino de hermandad, de amor, de confianza entre nosotros. Pidamos siempre por nosotros: los unos por los otros. Recemos por todo el mundo, para que haya una gran hermandad. Os deseo que este camino de Iglesia, que hoy comenzamos y en el que me ayudará mi cardenal vicario, aquí presente, sea fructífero para la evangelización de esta ciudad, tan bella.
Y ahora quisiera dar la bendición, pero antes os pido un favor: antes que el obispo bendiga al pueblo os pido que pidáis al Señor para que me bendiga. La plegaria del pueblo pidiendo la bendición para su obispo. Hagámoslo en silencio.

Ahora os daré la bendición, a vosotros y a todo el mundo, a todos los hombres y mujeres de buena voluntad.

(bendición)

Hermanos y hermanas, os dejo. Muchas gracias por la acogida. Rezar por mi. Hasta pronto. Nos vemos pronto: mañana quiero ir a rezar a la Virgen, para que custodie a toda Roma.

Buenas noches y buen descanso”.

————————————————————————————————————————————————

Francisco, el primero…

El Papa se inclina ante los congregados en la Plaza de San Pedro. | EfeEl Papa se inclina ante los congregados en la Plaza de San Pedro. | Efe

El Mundo.es  José Manuel Vidal | Roma

 jueves 14/03/2013 

Una vez más, la Iglesia católica ha demostrado que, como decía Pablo VI, es experta en humanidad. Y en apenas dos días, sus 115 príncipes le dieron un acelerón a la Historia. Con la elección de un Papa latinoamericano (por vez primera), jesuita (por vez primera), de una orden religiosa y llamado Francisco (por vez primera). Un Papa que casa la institución con el carisma.

Parece que la Iglesia es un paquidermo lento de reflejos y sin soltura para adecuarse al ritmo frenético actual. Pero también es una institución que acumula en su ADN la sabiduría de los siglos. Y sabe, por instinto, cuando es necesario un cambio de ciclo, una ruptura en la historia, un signo de esperanza para un mundo en crisis global.

En dos días, 115 cardenales electores buscaron al Papa adecuado para fusionar el poder con el carisma. Sin renunciar a ninguno de los dos. O reconduciendo el primero para ponerlo al servicio del segundo. “El poder en la Iglesia es servicio”, dicen desde siempre los Santos Padres.

Esa máxima que parecía olvidada en la Curia, epicentro y sala de máquinas de la Iglesia, recobra vigor y vuelve por sus fueros. El cónclave, en dos días y cinco votaciones, consiguió la cuadratura del círculo: insuflar el carisma en el poder. Con el Papa del tres en uno: latinoamericano, jesuita y con el sayo franciscano.

En un momento crítico. Cuando la institución tocaba fondo y perdía autoridad moral e influencia social a borbotones en aras de las intrigas palaciegas de los cuervos curiales, el timonel llegó “casi del fin del mundo”. En el cónclave anterior, la Iglesia vivía un momento dulce, con dos millones de fieles en torno al féretro del santo subito’ y todos los poderosos de la tierra arrodillados ante el papa Magno.

Casi ocho años después, la Iglesia sufría en medio de aguas turbulentas. Y el Papa anciano, “barrendero de Dios”, “pastor entre lobos”, sin fuerzas para seguir limpiando, consiguió, con su renuncia, el milagro de poner a la Iglesia a la escucha de los signos de los tiempos. Y de esa escucha procede esta elección de un Papa franciscano-jesuita-roncalliano.

Un Papa sencillo que conecte con el pueblo. “Parece como nosotros”, decía ayer la gente en la Plaza de san Pedro. Un Papa que trae aire fresco a la Iglesia y que, como Juna XXIII, aparta a los “profetas de calamidades” y confía la barca de Pedro a las sencillas manos de Francisco.

Un Papa que termine de barrer la Iglesia, especialmente el IOR, banco vaticano, y la Curia. Un Papa que seduzca, que atraiga, que conecte, que vuelva a proporcionar a la gente la alegría de creer y la esperanza de vivir con dignidad y con justicia.

Un Papa que arroje el miedo a las tinieblas exteriores, que vuelva a dar confianza a los teólogos, que ilusiones a los curas, monjas y frailes, que ponga a remar a los laicos, que democratice la Iglesia y que coloque en el sitio que le corresponde a la mujer. El Papa de la revolución tranquila. El Papa de los pobres y de los sencillos. El Papa Francisco.

————————————————————————————————————————————————

El argentino Jorge Bergoglio, primer papa latinoamericano

(AFP)

CIUDAD DEL VATICANO — El jesuita argentino Jorge Mario Bergoglio, de 76 años, se convirtió en el nuevo Papa de la Iglesia católica y el primero de América Latina, con el nombre de Francisco I, tras ser elegido este miércoles como sucesor de Benedicto XVI.

El anuncio del nombre de este nuevo Papa, el primer jesuita y el 266º de la historia fue acogido con gritos de alegría por la muchedumbre enfervorizada que abarrotaba la gran plaza de San Pedro, en el Vaticano.

Poco después, Francisco I salió al balcón por primera vez, donde bromeó sobre el hecho de que los obispos hubieran ido a buscarlo “al fin del mundo”.

Los cardenales “me vinieron a buscar al fin del mundo”, afirmó el papa Francisco I desde el balcón de la basílica de San Pedro ante una multitud que lo ovacionaba.

“Queridos hermanos y hermanas”, dijo en italiano y con el rostro emocionado: “parece que los cardenales me vinieron a buscar al fin de mundo”, afirmó, tras rendir tributo a su predecesor Benedicto XVI e instar a la Iglesia a “la fraternidad”.

“Gracias por el recibimiento”, agregó el primer Papa argentino, el primer Papa latinoamericano y el primer jesuita, quien se llamará papa Francisco I.

Bergoglio había sido en el 2005 el rival de Joseph Ratzinger, el ahora papa emérito Benedicto XVI, que renunció a su cargo y con el que deberá coexistir en el Vaticano.

“Quiero antes que nada pedir una oración para nuestro papa emérito. Oremos para que el Señor lo bendiga y para que la Virgen María lo proteja”, añadió.

Hace ocho añós el jesuita argentino decidió retirarse para apoyar al alemán Joseph Ratzinger (Benedicto XVI) y pidió “casi en lágrimas” a sus colegas que se abstuvieran de elegirlo, según medios italianos.

El Papa instó a los 1.200 millones de católicos del mundo a “emprender un camino de fraternidad, de amor” y de “evangelización”.

“Oremos los unos por los otros y todos por el mundo, para que haya una gran fraternidad”, proclamó, vestido con su sotana blanca papal.

El nuevo pontífice oró un padrenuestro y un avemaría ante la multitud que lo ovacionaba.

Antes de despedirse, pidió a las decenas de miles de fieles, turistas y curiosos presentes un “minuto de silencio”.

“Mañana pediré a la Virgen que proteja Roma. Buenas noches a todos y que descansen”, concluyó.

Arzobispo de Buenos Aires y primado de Argentina, Jorge Bergoglio es un hombre tímido y de pocas palabras que goza de un gran prestigio entre sus seguidores, que aprecian su total disponibilidad y su forma de vida, alejada de toda ostentación.

Goza de prestigio por sus dotes intelectuales y dentro del Episcopado argentino es considerado un moderado, a mitad de camino entre los prelados más conservadores y la minoría “progresista”.

Su designación como nuevo Papa fue recibida este miércoles con una prolongada ovación y aplausos de centenares de fieles que se encontraban en misa en la Catedral de Buenos Aires, constató AFP.

Tras la sorpresa inicial, unos 200 feligreses ovacionaron al nuevo papa Francisco I, mientras decenas de personas y móviles de televisión se acercaban a la Catedral, frente a la histórica Plaza de Mayo.

La UE deseó que el nuevo Papa defienda la paz, la solidaridad y la dignidad humana.

Por su parte, Hollande felicitó al papa Francisco I y preconizó “diálogo”

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, también saludó este miércoles al nuevo Papa y expresó su “beneplácito” porque haya sido elegido por primera vez un pontífice latinoamericano.

“Saludamos con respeto y afecto al Papa Francisco I, Jefe del Estado Vaticano, con quien deseamos establecer una relación cordial y cercana”, expresó el mandatario en su cuenta oficial de la red social Twitter.

“Expresamos nuestro beneplácito por la elección del primer Pontífice de origen Latinoamericano”, escribió a continuación Peña Nieto.

México es, después de Brasil, el segundo país del mundo con mayor número de católicos, con alrededor del 84% de sus 112 millones de habitantes bautizados.

Por otra parte, el arzobispo de Santiago dijo que Bergoglio como Papa habla de la madurez de Iglesia latinoamericana

La Iglesia ecuatoriana también felicitó al Sumo Pontífice y dijo que su elección es una “ilusión” y una “extraordinaria noticia” para el mundo católico.

“El que sea latinoamericano es una ilusión de todos los católicos de esta parte del mundo”, dijo el presidente de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, monseñor Antonio Arregui, tras la designación de Bergoglio, de 76 años y quien adoptó el nombre de Francisco I.

“Es una extraordinaria noticia para todos nosotros y le damos gracias a Dios porque se ha fijado en nuestra tierra para elegir al sucesor de San Pedro”, añadió Arregui en declaraciones a la prensa.

El prelado ecuatoriano indicó que Francisco I, hasta este miércoles arzobispo de Buenos Aires, “tiene una amplia trayectoria” y alcanzó una “votación consistente” en el anterior cónclave en que fue elegido el dimitente Benedicto XVI.

Arregui contó que conoció a Bergoglio en mayo de 2007 en Aparecida (Brasil) durante la quinta conferencia general del episcopado latinoamericano.

“Allí manifestó calidad de conocimiento teológico, de comunicación e impulso apostólico”, comentó el jerarca, resaltando el contraste entre la “serenidad habitual” y el “rostro serio” del nuevo Papa.

“Lo que dice, lo que habla, con este acento tan característicamente argentino, tiene siempre un contenido que encuentra eco y vibración en todos los creyentes”, observó.

Arregui dijo que, al tenor de la visión de Juan Pablo II, uno de los retos de la Iglesia latinoamericana durante el papado de Francisco I será la evangelización de Asia.

—————————————————————————————————————————————————

El jesuita argentino Jorge Bergoglio, un prelado de bajo perfil, nuevo Papa

(AFP)

BUENOS AIRES — El argentino Jorge Bergoglio, de 76 años, elegido este miércoles para suceder al papa Benedicto XVI, es un jesuita austero, de tendencia moderada, que lleva una vida discreta y cultiva el bajo perfil.

Su designación para ocupar el sillón de San Pedro es la primera de un americano para dirigir la Iglesia Católica que jamás estuvo a cargo de un representante de la Compañía de Jesús.

Arzobispo de Buenos Aires y primado de Argentina, este hombre tímido y de pocas palabras, goza de un gran prestigio entre sus seguidores que aprecian su total disponibilidad y su forma de vida, alejada de toda ostentación.

Bergoglio nació el 17 de diciembre de 1936 en el seno de una familia modesta de la capital argentina, hijo de un trabajador ferroviario de origen piamontés y una ama de casa.

Asistió a la escuela pública, de donde egresó como técnico químico y a los 22 años se unió a la Compañía de Jesús, donde obtuvo una licenciatura en Filosofía.

Tras incursionar en la enseñanza privada, comenzó sus estudios de Teología y se ordenó como sacerdote en 1969.

A los 36 años fue designado responsable nacional de los jesuitas argentinos, cargo que desempeñó durante seis años.

Fue en los años difíciles de la dictadura argentina (1976-83) cuando Bergoglio debió mantener a toda costa la unidad del movimiento jesuita, taladrado por la Teología de la Liberación, bajo la consigna de “mantener la no politización de la Compañía de Jesús”, según su portavoz Guillermo Marcó.

Luego, viajó a Alemania para obtener su doctorado y a su regreso retomó la actividad pastoral como simple sacerdote de provincia en la ciudad de Mendoza (1.100 km al oeste de Buenos Aires).

En mayo de 1992, Juan Pablo II lo nombró obispo auxiliar de Buenos Aires y comenzó a escalar rápidamente en la jerarquía católica de la capital: fue vicario episcopal en julio de ese año, vicario general en 1993 y arzobispo coadjutor con derecho de sucesión en 1998.

Se convirtió luego en el primer jesuita primado de Argentina y, en febrero de 2001, vistió finalmente el púrpura de cardenal.

Según la prensa argentina, Bergoglio figuró entre los más votados en el cónclave de 2005, que eligió a Joseph Ratzinger como sucesor de Juan Pablo II.

El Arzobispo goza de general prestigio por sus dotes intelectuales y dentro del Episcopado argentino es considerado un moderado, a mitad de camino entre los prelados más conservadores y la minoría “progresista”.

En un país de mayoría católica, se opuso tenazmente en 2010 a la aprobación de la ley que consagró el matrimonio homosexual, la primera en América latina.

“No seamos ingenuos: no se trata de una simple lucha política; es la pretensión destructiva al plan de Dios”, dijo Bergoglio poco antes de la sanción de la norma.

También se opuso a una más reciente ley de identidad de género que autorizó a travestis y transexuales a registrar sus datos con el sexo elegido.

Estas dos iniciativas enfriaron las relaciones entre la Iglesia argentina y la presidenta Cristina Kirchner, aunque la mandataria, que se declara creyente, es contraria a la legalización del aborto.

Pese a su meteórica carrera en la jerarquía católica, sigue siendo un hombre “muy humilde”. Su rutina comienza a las 4 y media de la mañana y termina a las 21h00.

Es un gran lector de los escritores argentinos Jorge Luis Borges y Leopoldo Marechal y del ruso Fiodor Dostoievsky, amante de la ópera y fanático del club de fútbol San Lorenzo, curiosamente fundado por un sacerdote.

————————————————————————————————————————————————

Las repercusiones en la Argentina sobre el nombramiento de Jorge Bergoglio

Lanacion.com (Argentina)

Políticos nacionales y referentes de otros sectores invadieron las redes sociales tras conocer la noticia desde el Vaticano; manifestaron emoción con mensajes positivos aunque también recibió críticas

Las repercusiones después del nombramiento de Jorge Bergoglio como nuevo Papa no tardaron en llegar. A los pocos minutos la red Twitter se invadió de mensajes de salutación de políticos nacionales.

Uno de los primeros que se sumó fue Mauricio Macri. “Alegría y orgullo por el gran Papa que tendrá el mundo”, dijo el Jefe porteño en su perfil. A él se le sumó el Jefe de Gabinete del Pro, Horacio Rodríguez Larreta : “Qué orgullo que el Papa sea argentino!!!”. Y otros referentes del partido como Diego Santilli y el rabino Sergio Bergman .

“Bergoglio un Papa apostólico, humilde y de gran vocación por los más necesitados. Dios te bendiga Francisco I”, escribió el ministro de Ambiente y Espacio Público. Mientras que el legislador pronunció “¡con profunda emoción y en oración por la designación de Bergoglio como nuevo Papa!”.

Por su parte el diputado nacional Ricardo Alfonsín, aseguró que se sentía “conmovido, feliz y orgulloso” mediante un comunicado. “Estoy conmovido y feliz como católico, por el hecho de que el Cardenal Bergoglio sea el nuevo Pontífice de la iglesia católica. Y como argentino, como debe ocurrir con todos nuestros compatriotas, me siento orgulloso”, sostuvo.

También se sumó su colega de bancada, Facundo Moyano , hombre ligado, en parte, al kirchnerismo, un sector que siempre confrontó con el nuevo Papa. “Es esperanzador para la Iglesia que el Papa sea latinoamericano y elija llamarse Francisco. Ojalá cobre impulso la opción por los pobres”, dijo en su perfil de Twitter.

Julio Cobos , el ex vicepresidente de la Nación, recordó cuando se reunió con Bergoglio en el Senado y sumó una foto: “Comparto con ustedes una foto junto al Nuevo Papa, Cardenal Bergoglio, tomada en el despacho del Senado en el 2008. pic.twitter.com/hz3upwubGa”.

SALUDO DE LA DAIA

La entidad representativa de la comunidad judía argentina, mediante un comunicado, envió “un cálido y sincero saludo al Cardenal Jorge Bergoglio con motivo de su elección como Papa”.

“Sin dudas constituye un hito significativo que un compatriota de tan distinguida trayectoria asuma la máxima jerarquía de la Iglesia Católica. El Cardenal Bergoglio ha brindado sobradas muestras de su sensibilidad, compromiso social y humanístico, así como con su vocación de diálogo fraterno con la comunidad judía, en el espíritu del Concilio Vaticano II”, dice el mensaje.

“La DAIA transmite su fraterno saludo a los hermanos católicos y formula los mejores deseos de venturoso futuro durante el papado próximo a comenzar”, expresaron.

—————————————————————————————————————————————–

La declaración realizada por el Sacerdocio bajo la Ley de Cristo:

Un Papa latinoamericano… no es casual

leydejesuscristo.com

Bien sabemos que es Latino América, y especialmente Sur América, la Tierra en donde la ley de Dios se asentará y conformará la Nueva Condición sobre la cual se asentará el Orden Espiritual del futuro.

Lo declaramos desde 1991: en Sur América ha descendido la Nueva Dispensación enunciada por el Cristo Vivo. Es en el Triángulo geográfico que envuelve especialmente al corazón de Sur América el lugar en el cual se alzará el Milenio de Paz.

Y si el Reino de Luz y de Amor declara su Territorio en este mundo, es lógico y natural que las fuerzas oscuras e infernales arrecien y luchen para prevalecer entre los hombres y mujeres de esta parte vital del globo. Y sabemos que esta verdad es conocida por muchos: budistas, mormones, Testigos, evangélicos… y católicos. Porque esta realidad emanada de Dios no es secreta ni privilegio de unos pocos o de elegidos. Es un contexto supremo declarado por el Espíritu Santo y por las fuerzas del Reino a todo nivel y ante todo oído que quiera escuchar.

La lucha al interno de la institucionalidad católica se traslada al centro en donde todo conflicto se acentuará para lograr su resolución y salto: América del Sur.

El Prelado católico Francisco Primero es un reformador reconocido, un hombre jesuita bien identificado con la idea humilde y fuerte de Francisco de Asís. Y si la palaciega institucionalidad vaticana y las mangas de poder bien incrustadas en los ganglios de la curia no oponen tenaz resistencia, ni culmina este varón como Juan Pablo primero, quizás, con el apoyo del segundo Papa, el que de algún modo influenciará desde las sombras, el emérito Benedicto, tal vez asistamos a esa revolución impensada que seguramente dejaría a muchos en el camino y posibles divisiones en esta religión tan llena de pecado, de escándalos y sospechas.

Oramos para que la Madre Sabiduría ilumine a este argentino que hoy tiene la misión de alzar la iglesia que Francisco quiso y no pudo. Porque si este varón que sabemos honesto y sin cuentas pendientes, ni omisiones inmorales, ni manos sucias, logra rescatar a los católicos de la indigna apostasía en la que se han hundido por años… y rescata la esencia del apostolado primero, y el cristianismo de los santos… entonces Cristo habrá vencido ante los apostatas, los criminales vestidos de estolas, los corruptos y las mafias que se resguardan detrás de la doctrina del pecado y la magra justificación de la debilidad humana.

Nosotros, hombres y mujeres Consagrados y Consagradas, en ejercicio de nuestro Sacerdocio bajo la Ley del Cristo Dios, no creemos en la raíz institucional de esta iglesia, y seguimos considerando que su Esencia Doctrinaria es apostasía… pero asumimos que la lucha de Cristo en contra de sus enemigos también está dándose y viviéndose en esta institución, y no podemos sino Orar para que Francisco Primero sea un hombre valiente en Cristo y se atreva no solamente a limpiar la casa del vaticano, sino que Dios Quiera sea Él un instrumento de Santidad y de Restauración que coloque a Cristo cuan Dios Salvador y Gobernante de todo Ser de Fe en este Mundo… sin iglesias mentirosas haciendo de fraudulentas intermediarias, ni sacerdocio que discrimina a la mujer, ni degenerados violentando inocentes, ni mafiosos usando las parroquias para lavar dinero…

Seguiremos nuestra misión modesta pero fuerte en contenidos: Consagrando Creyentes y formando sacerdotes para Aviso de la Pronta Venida de Nuestro Dios Vivo, el Cristo, el Verbo del Padre. Y seguiremos difundiendo la Ley de JesúsCristo, tal y cual se nos ha develado, porque sabemos que en algún punto del Camino y del Tiempo, bajo la Mano Santa de Nuestro Dios Vivo, nos uniremos en Espíritu todos quienes de verdad amamos el Mandato de Cristo, y de su Gobierno seremos conducidos hasta la Alta Morada del Padre Creador.

Porque el pecado No es más que Cristo, y es Cristo la Ley de Vida, y no el pecado, Oramos para que la iglesia del pecado muera y de sus cenizas se imponga  el Templo, el Tabernáculo, la Piedra Angular que fue denigrada por la apostasía y los anatemas. Porque desde Cristo todos somos Salvos, y por el Bautismo en Cristo todos somos sus sacerdotes… ¡Ha llegado la Hora de que cada creyente sea un Consagrado y sirva al Plan de Cristo… y no a los planes de los Hombres, y del Mundo!

Sacerdocio bajo la Ley de Cristo

13/03/2013

——————————————————————————————————————————————-

Elegido en la quinta votación

¿Quién es el nuevo Papa?

Jorge Mario Bergoglio. Foto: Efe [VEA MÁS IMÁGENES] Jorge Mario Bergoglio. Foto: Efe [VEA MÁS IMÁGENES]

 El Mundo.es Irene Hernández Velasco | Agencias | Madrid

  miércoles 13/03/2013 

Cambio radical. El primer Papa jesuita de la Historia de la Iglesia, el primer latinoamericano. A sus 76 años, estaba fuera de las principales quinielas, pero según apuntan algunas voces, ya fue unode los más votados en etapa de Juan Pablo II y una de las grandes opciones en 2005. Cuentan que él mismo pidió entre lágrimas a sus ‘patrocinadores’ que se abstuviesen de votarle en aquel Cónclave.

Francisco I ha sido elegido Papa con un objetivo concreto:regenerar la Iglesia y hacer limpieza en el Vaticano después de los escándalos que en los últimos meses les han sacudido. Ya en su primer mensaje al asomarse al balcón central de la Basílica de San Pedro: antes de dar su bendición a los miles de fieles que se concentraban en la plaza de San Pedro, ha solicitado que pidan por él…

Francisco I ha dado muestras en su primera comparecencia pública de humildad. Al fin y al cabo, como cardenal era una persona de gran simplicidad… Como arzobispo de Buenos Aires no vivía en el palacio cardenalicio, sino en un piso normal y corriente. Iba a trabajar todos los días en autobús. Y se hacía sólo la comida.

Aunque doctrinalmente hablando es conservador, para nada abraza la teología de la liberación. Francisco I tiene a sus espaldas un pasado muy social. Ha lavado los pies a enfermos de sida, ha comido con los pobres. Y ha hablado duramente contra el capitalismo, el consumismo y la lógica perversa de la economía de mercado.

Caracterizado por las malas relaciones con el presidente Néstor Kirchner y su mujer y sucesora Cristina Fernández, ha sido presidente de la Conferencia Episcopal Argentina desde noviembre 2005 hasta noviembre 2011 fue Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina.

Vive con un pulmón desde los 20 años, cuando se sometió a una operación. Sin embargo, salvo limitarle un poco su capacidad respiratoria, fuentes médicas consultadas por ELMUNDO.es señalan que “no afecta a su calidad de vida y que puede vivir muchos años. Sólo sería preocupante si fuera a hacer mucho ejercicio, que no es el caso, o si sufre una infección respiratoria, que entonces lo pasaría peor que si tuviera los dos órganos”.

Fechas destacadas

Pero empecemos por el principio. Jorge Mario Bergoglio nació en Buenos Aires el 17 de diciembre de 1936, por lo que cumplirá 77 años antes de que finalice 2013. Estudió y se graduó como ingeniero químico, pero eligió el sacerdocio y entró en el seminario de Villa Devoto. Fue el 11 de marzo de 1958 cuando se unió al noviciado de la Compañía de Jesús. Licenciado en Filosofía, completó su formación en Chile, donde estudió Humanidades.

Entre 1964 y 1965 fue profesor de Literatura y Psicología en el Colegio de la Inmaculada Concepción de Santa Fé, para posteriormente decantarse por la Teología en colegio ‘San José’, en San Miguel.

Fue ordenado sacerdote el 13 de diciembre de 1969. Veintitrés años después, Juan Pablo II lo nombró obispo titular de Auca y auxiliar de Buenos Aires. En febrero de 2001, le convirtió en cardenal.

El nuevo Papa de la Iglesia Católica ha sido elegido este miércoles en la segunda jornada del cónclave cardenalicioCinco votaciones y poco más de 25 horas han necesitado los 115 cardenales para elegir al nuevo Papa.

La rapidez en la elección mantiene la tónica de los últimos decenios, en los que no se han superado las once votaciones.

Pío XII fue elegido con tres votaciones y en apenas 24 horas; Juan Pablo I, con cuatro; Benedicto XVI con cuatro, Pablo VI, con cinco; Juan Pablo II, con ocho, y Juan XXIII, con once.

————————————————————————————————————————————————

Francisco, un nombre rupturista para un papa sencillo y evangélico

  • Bergoglio estrena nombre en la historia del Vaticano como reflejo de su novedad
  • Rompe con la tradición de nombrarse como otros papas
  • Sus referencias, San Francisco Javier y San Francisco de Asís
Bergoglio, durante una misa en Buenos Aires.Bergoglio, durante una misa en Buenos Aires.AFP

RTVE  ALBERTO FERNÁNDEZ 13.03.2013El primer papa no europeo y jesuita tenía que escoger también un nombre rompedor: Francisco, en homenaje al ‘santo pobre’, San Francisco de Asís, y al ‘santo misionero’, el destacado miembro de la Compañía de Jesús, San Francisco Javier.

Esta referencia deja un doble mensaje: el interés por la labor de misión y evangelización en pleno siglo XXI,cuando la Iglesia Católica necesita ir más allá de sus orígenes europeos, y la apuesta por la pobreza y la austeridad en un momento de crisis de la curia por escándalos como los abusos y el caso Vatileaks.

“Los cardenales me fueron a buscar al fin del mundo”, sentenciaba Jorge María Bergoglio convertido ya en Francisco I en el balcón de la Basílica de San Pedro, en referencia a la lejanía geográfica de su diócesis, Buenos Airesque se encuentra a más de 11.000 kilómetros de distancia.

Haciendo el trayecto opuesto que San Francisco Javier, el navarro que en pleno siglo XVII recorrió el mundo como embajador de la fe católica, desde Mozambique a la India y de allí a China y Japón, Francisco I llega a Roma con los ojos puestos en el continente con mayor número de creyentes, América, que ha sido desplazado históricamente del Obispado de Roma y que está infrarrepresentado en el Colegio Cardenalicio.

Lo opuesto a Ratzinger

La elección de nombre de Bergoglio se presenta como opuesta a la de Joseph Ratzinger, que se inclinó por ser Benedicto XVI en homenaje a San Benedicto de Nursia, cuya vida evoca las raíces cristianas de Europa, y del papa Benedicto XV, que impulsó precisamente la reconciliación a nivel europeo tras la I Guerra Mundial.

La sombra del nombre de Benedicto se proyectó sobre el papado de Ratzinger,caracterizado por la lucha contra el relativismo en Europa, origen del cristianismo, y que se ha visto también en sus viajes, centrados en buena medida en países vecinos como Alemania, Reino Unido o España.

El calendario del papa Francisco le invita precisamente en la dirección opuesta: su primera gran cita será en Brasil en la Jornada Mundial de la Juventud de 2014, en el país con más católicos del mundo y corazón creyente de Latinoamérica.

Pero Bergogio también ha sido rupturista al llamarse Francisco porque acaba con la tradición no escrita de los anteriores pontífices de denominarse como sus predecesores.

Ratzinger se llamó como un papa del siglo XX; Karol Wojtila fue Juan Pablo II para recordar a su predecesor, Juan Pablo I, que a su vez fusionó los nombres de los dos anteriores papas, Juan XXIII y Pablo VI, para simbolizar que su pontificado será una compendio de sus dos estilos diferentes de pontificado.

Excepción hecha de Juan Pablo I, desde Romano I un obispo de Roma no estrenaba nombres. Fue en el siglo IX, cuando la tradición de que el obispo de Roma cambiase su nombre apenas estaba implantada.

El primer papa que lo hizo fue Juan II en 533, aunque lo hizo para evitar su nombre pagano de Mercurio. Se hizo más común a partir del 955, cuando un papa apenas mayor de edad y con otro nombre pagano, Octavio, decidió llamarse Juan XII.

La sombra de un nombre

Desde entonces, cada nombre de papa ha estado relacionado con una forma de ver el catolicismo, de forma que nombres como Pío, León o Juan han quedado identificados como referencia a la eventual herencia conservadora o progresista del elegido.

De hecho, si el elegido hubiese sido el italiano Angelo Scola muchos pensaban que su nombre sería Pío XIII, en referencia al polémico Pío XII, cuyo sesgo conservador y doctrinal podría adaptarse al del arzobispo de Milán.

En cambio, si hubiese ganado el que se perfilaba como su rival, Odilo Scherer, se apuntaba a otro nombre, León XIV recordando al hombre que renovó la Iglesia Católica a finales del siglo XIX con su doctrina social.

Sin embargo, la opción de que en un Vaticano en la encrucijada el nuevo papa estrenase nombre empezó a ganar adeptos durante las congregaciones, cuando incluso el arzobispo de Boston, Sean O’Malley, dijo que si fuese elegido se llamaría precisamente Francisco I, en homenaje a la vida austera de San Francisco de Asís.

Bergoglio le ha cogido la palabra -tras ganarse probablemente su voto- y ha escogio a este reformador del siglo XIII como referencia. Su frase más famosa (“predicad el evangelio y, si es necesario, usad palabras”) resonaba en el silencio de la plaza de San Pedro mientras la multitud sorprendida rezaba a petición del nuevo pontífice.

———————————————————————————————————————————————–

13-03-2013 / EFE

El papa Francisco tiene que afrontar importantes retos dentro de la Iglesia, como son una mayor colegialidad, la reforma de la curia, para hacerla más eficaz y transparente, y potenciar la nueva evangelización en un mundo cada vez secularizado.

El pontífice debe proseguir con el desarrollo del Concilio Vaticano II, que no está agotado, y potenciar el ecumenismo en aras de la unidad de los cristianos.

Debe afrontar, asimismo, los casos de clérigos pederastas, siguiendo las líneas de tolerancia cero adoptada por Benedicto XVI, la escasez de vocaciones, el celibato sacerdotal, una mayor presencia de la mujer en las instituciones de la Iglesia y la mejora de las relaciones con el Islam y, sobre todo, con los judíos.

En un mundo cada vez más secularizado, donde la religión, como denunció en numerosas ocasiones el papa Ratzinger, se pretende relegar al ámbito privado, el 266 sucesor de san Pedro tiene que trazar las líneas para recuperar ese espacio y contar con una mayor participación laica.

La descristianización de Occidente, sobre todo de Europa, llevó a Benedicto XVI a crear un dicasterio para la Nueva Evangelización y para ello convocó un sínodo de obispos.

El papa Francisco debe canalizar las propuestas de los prelados, entre ellas una catequesis adecuada y el uso de nuevos lenguajes para mostrar a Cristo.

La Iglesia que se encuentra tiene pendiente el asunto de la colegialidad, es decir la relación entre la Curia y los episcopados nacionales, uno de los puntos que quedaron sin resolver en el papado anterior.

Numerosos obispos consideran que hay que potenciar el gobierno común de la Iglesia y aumentar las atribuciones de las conferencias episcopales, mientras que en la curia vaticana son muchos los que piensan que debe prevalecer el Gobierno central de la Iglesia.

El camino hacia la colegialidad es largo y según el teólogo heterodoxo Hans Kung, Roma sigue exhibiendo una Iglesia fuerte, absolutista, que reúne en sus manos los poderes legislativos, ejecutivos y judicial, que no tiene en cuenta la universalidad de la misma.

La reforma de la curia romana es urgente, sobre todo tras estallar el escándalo Vatileaks, que desveló intrigas y enfrentamientos en la curia, y tras comprobarse como no funcionó cuando Benedicto XVI levantó la excomunión al obispo lefebvriano Richard Williamson, cuando era conocido su negacionismo del Holocausto, y él lo desconocía.

Otro punto es la escasez de vocaciones y la consiguiente disminución de sacerdotes. Cada día hay más parroquias sin sacerdotes y éstos tienen que cubrir varios pueblos.

Ante este problema, vuelve a surgir el asunto del celibato.

Benedicto XVI defendió el celibato sacerdotal y mantuvo cerradas las puertas del sacerdocio a los homosexuales, aunque concedió más dispensas que su predecesor a clérigos para que se casasen.

El papel de la mujer es otro punto pendiente. Benedicto XVI, como Juan Pablo II, resaltó en numerosas ocasiones la labor de la mujer, pero ahí quedó e insistió en que no puede ser ordenada sacerdote.

Visto que no parece que los tiempos estén maduros para el sacerdocio femenino, las mujeres exigen una mayor participación en las tareas de la parroquia, al igual que los laicos.

Otro problema pendiente es la admisión a los sacramentos de los católicos divorciados y que se han vuelto a casar.

Según el Consejo Pontificio para los Textos Legislativos esa prohibición es “ley divina”, es decir que ni siquiera la Iglesia puede modificar.

La moral sexual es otro punto candente. La Iglesia es contraria a las relaciones prematrimoniales y al uso de anticonceptivos.También rechaza el uso de preservativos contra el sida y considera la homosexualidad como una desviación.

Las relaciones con el Islam sufrieron un retroceso con Benedicto XVI, tras recoger en un discurso la cita del emperador bizantino Manuel II Paleólogo “Mahoma no había traído nada novedoso excepto la orden de extender la fe mediante la espada”.

Con los judíos las relaciones se deterioraron tras la decisión de Benedicto XVI de revocar la excomunión al obispo que niega el Holocausto judío, tras declarar “Venerable” -primer paso a la santidad- a Pío XII, al que acusan de haber callado ante el Holocausto, y la recuperación de la plegaria del Viernes Santo en la que se pedía, antes del Concilio Vaticano, la “conversión” de los judíos.

El papa Francisco debe proseguir, por expreso deseo de Benedicto XVI, las negociaciones con los lefebvrianos, que desataron un cisma en 1988, al ordenar a cuatro obispos sin el permiso del pontífice y que no reconocen el Concilio Vaticano II.

También tiene que seguir el camino de Benedicto XVI en defensa de la naturaleza. Ratzinger ha sido uno de los pontífices que ha mostrado mayor sensibilidad por la ecología, denunciando la erosión, la deforestación, el expolio de los recursos minerales y de los océanos.

——————————————————————————————————————————————-

El mundo reacciona ante el papa Franscisco

Univision.com | Fecha: 03/13/2013

Sorpresa ante la llegada del nuevo Papa
Sorpresa ante la llegada del nuevo Papa argentino.

– AFP/GettyImages
Anuncian el nuevo papa - Papa Francisco de Argentina

VIDEO:  Anuncian el nuevo papa – Papa Francisco – Univision Puerto Rico

El cardenal Jorge Mario Bergoglio de Argentina es el nuevo Papa de la Iglesia Católica

VIDEO:  El Papa Francisco es de Argentina – Univision

Primera presentación del Papa Francisco

VIDEO:  Primera presentación del Papa Francisco – Univision Puerto Rico

El cardenal Jorge Mario Bergoglio se presenta por primera vez como el nuevo Papa

VIDEO:  El Papa Francisco I pidió que oren por él – Univision

El papa argentino

FOTOS:  El primer saludo del nuevo Papa argentino – Univision.com

Fumata blanca

FOTOS:  Humo blanco anuncia la elección de nuevo Papa – Univision.com

Aplauden que hable español

La sorpresa de miles de católicos no se dejó esperar tras el anuncio de que el nuevo Papa es argentino. Así Jorge Bergoglio se convierte en el primer Papa jesuita de la historia del catolicismo y el primero de origen latino.

Las reacciones no se dejaron esperar. Aquí algunas de ellas:

Argentina

La presidenta argentina, Cristina Fernández, felicitó a Jorge Mario Bergoglio, el nuevo papa Francisco  y le deseó una “fructífera tarea pastoral”.

“En mi nombre, en el del gobierno argentino y en representación del pueblo de nuestro país, quiero saludarlo y expresarle mis felicitaciones con ocasión de haber resultado elegido como nuevo Romano Pontífice de la Iglesia universal”, señala la carta divulgada por Fernández.

“Es nuestro deseo que tenga, al asumir la conducción y guía de la Iglesia, una fructífera tarea pastoral, desempeñando tan grandes responsabilidades en pos de la justicia, la igualdad, la fraternidad y la paz de la humanidad”, agrega.

“Le hago llegar a su Santidad, mi consideración y respeto”, se despide la presidenta argentina.

Mientras tanto en la catedral de Buenos Aires se llenó rápidamente de feligreses, que después de unos minutos de silencio para digerir la noticia, irrumpieron en aplausos, gritos de “?¡Viva el Papa!! y ?¡Francisco, Francisco!!”.

Los turistas de distintas provincias del país y del extranjero que se encontraban en Plaza de Mayo se acercaron al templo católico para sumarse a la alegría por el nombramiento del nuevo Papa.

Estados Unidos

El presidente de EEUU Barack Obama, felicitó al nuevo papa Francisco.

En un comunicado emitido por la Casa Blanca, Obama afirmó que él y su esposa, Michelle, extienden “calurosos deseos” al papa Francisco I tras ser elegido pontífice y comenzar su papado.

“Como paladín de los pobres y de los más vulnerables de entre nosotros, él avanza el mensaje de amor y compasión que ha inspirado al mundo por más de dos mil años, que veamos el rostro de Dios en cada uno”, dijo el mandatario estadounidense.

Como el primer papa de las Américas, “su selección también refleja la fortaleza y vitalidad de una región que cada vez más moldea nuestro mundo”, subrayó Obama.

“Así como he valorado nuestra labor con el papa Benedicto XVI, espero trabajar con su Santidad para avanzar la paz, seguridad y dignidad para nuestro prójimo, sin importar su fe. Nos unimos con los pueblos del mundo al ofrecer nuestras oraciones por el Santo Padre, en lo que comienza la sagrada labor de liderar a la Iglesia católica en nuestro mundo moderno”, puntualizó Obama.

Real Academia de la Lengua

El director de la Real Academia de la Lengua, José Manuel Blecua, consideró “una gran noticia” que el nuevo papa, Francisco I, el cardenal argentino Jorge Bergoglio, hable español, la lengua compartida por cerca de 500 millones de personas en “América, España y Filipinas”.

“Que el nuevo papa sea argentino y que, por tanto, hable español es una gran noticia para los hispanohablantes del mundo y muy especialmente para los americanos”, declaró Blecua a Efe.

El director de la Real Academia de la Lengua recordó que es sabido que los pontífices “son políglotas”, pero en este caso “es un papa cuya lengua madre es la nuestra”, compartida por cerca de 500 millones de personas.

México

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, manifestó su “beneplácito” por la eleccióndel primer papa latinoamericano y confió en establecer una “relación cordial y cercana”.

En un mensaje enviado a través de la red social Twitter, el mandatario mexicano saludó “con respeto y afecto al Papa Francisco, jefe del Estado Vaticano”.

Dijo que espera “establecer una relación cordial y cercana” con el nuevo pontífice, el primero de origen latinoamericano y quien sustituye a Benedicto XVI, quien hizo efectiva su renuncia el pasado 28 de febrero.

Peña Nieto tiene planeado viajar mañana al Vaticano para asistir a la misa de inauguración del pontificado de Bergoglio, confirmaron a Efe fuentes de la Presidencia.

Ecuador

El presidente de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE), Antonio Arregui, aseguró que la designación como Papa del cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio es una “extraordinaria noticia” para América Latina.

El hecho de que el nuevo Papa sea suramericano es “toda una ilusión para los cristianos” latinoamericanos en todo el mundo, señaló Arregui en la televisión Ecuavisa.

“Es una extraordinaria noticia para todos nosotros” y “damos gracias a Dios porque se ha fijado en nuestra tierra para elegir al sucesor de San Pedro”, apostilló el jefe de la Iglesia ecuatoriana.

Arregui conoció a Bergoglio, que ha tomado el nombre de Francisco para el ejercicio de su papado, y dijo de él que es una persona de “sonrisa cálida” aunque de “rostro serio”.

Venezuela

Mediante twitter Henrique Capriles, candidato a las elecciones presidenciales de Venezuela, escribió: “Papa Latino!Primera vez que ntro continente tiene un Papa,que Dios le dé la sabiduría para conducir la Iglesia, tiempos de cambios”.

Naciones Unidas

El secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, felicitó al recién elegido papa Francisco y confió en que bajo su mandato se mantendrá la cooperación entre la organización internacional y la Santa Sede.

La ONU y el Vaticano “compartimos la convicción de que sólo podemos resolver los problemas interconectados de hoy a través del diálogo”, afirmó Ban en un comunicado.

El secretario general recalcó también su convicción de que el nuevo papa “continuará el legado de su predecesor, Benedicto XVI, en la promoción del diálogo ecuménico que está en el corazón de la iniciativa de la Alianza de Civilizaciones”.

Ban envió una “felicitación calurosa” al cardenal Jorge Mario Bergoglio, elegido hoy papa por el cónclave de cardenales en el Vaticano, así como a los católicos de todo el mundo.

“Confío en continuar la cooperación entre las Naciones Unidas y la Santa Sede bajo el sabio liderazgo de Su Santidad el Papa Francisco”, añadió.

España

Los reyes de España enviaron un telegrama de felicitación por su elección al papa Francisco, elegido Sumo Pontífice por el cónclave reunido en la Capilla Sixtina.

Según un portavoz de la Casa del Rey, Juan Carlos I y su esposa, la reina Sofía, enviaron un mensaje al hasta ahora cardenal argentino Jorge Bergoglio para expresarle su felicitación por haber sido nombrado 266 sucesor de San Pedro.

También, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, envió un mensaje de felicitación por esta elección y manifestó la disposición del Ejecutivo para mantener y reforzar “las especiales relaciones entre la Santa Sede y España, sobre la base de los profundos valores de compartimos, la vida, la dignidad humana, la libertad, la paz y la justicia”.

Brasil

El episcopado brasileño expresó su “felicidad” por la elección como papa del cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio, de quien cree que llevará a su pontificado “la rica experiencia de la Iglesia latinoamericana”.

“Estamos felices, satisfechos. La elección de un latinoamericano muestra que la Iglesia se abre para todos, que no está orientada sólo a Europa”, dijo en una rueda de prensa el secretario general de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB, sigla en portugués), el obispo Leonardo Steiner.

Según Steiner, el nuevo papa “seguramente llevará esa experiencia tan rica de la iglesia latinoamericana y caribeña para su ministerio”.

El prelado definió al nuevo pontífice como “un hombre muy sencillo, muy próximo al pueblo” y destacó lo significativo que es el hecho de que el cardenal Bergoglio haya escogido el nombre Francisco para su pontificado.

Gran Bretaña

El primer ministro británico, David Cameron, señaló la elección del nuevo papa, Francisco, como un momento “trascendental” para los católicos de todo el mundo.

“Un día trascendental para los 1,200 millones de católicos alrededor del mundo, en el que Su Santidad el papa Francisco fue nombrado el papa de Roma número 266”, señaló el “premier” del Reino Unido en un comunicado de Downing Street.

Portugal

El presidente de Portugal, Aníbal Cavaco Silva, acogió hoy con “profunda alegría” la elección del papa Francisco y exaltó la “esperanza” que “incontables” portugueses tienen puesta en la palabra y magisterio del pontífice.

En un mensaje divulgado por la presidencia lusa, Cavaco felicitó también a la Iglesia Católica y a la Conferencia Episcopal Portuguesa por la elección.

El jefe de Estado también apuntó que ahora “se abre una nueva fase” en la que tiene la seguridad de que “se profundizarán” las relaciones entre el Estado portugués y la Iglesia.

Puerto Rico

El Obispo de la región puertorriqueña de Arecibo, Daniel Fernández Torres, celebró la elección del cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio como nuevo papa.

“Hoy, manifestamos nuestra adhesión al nuevo papa, confiados en que el Espíritu Santo de Dios ha descendido sobre los cardenales convocados al cónclave desde su apertura el pasado 12 de marzo”, señaló en un comunicado Fernández Torres.

Dijo que confía en que el nuevo papa, Francisco, “presidirá en la caridad”, como adelantó el cardenal Ángelo Sodano, decano del Colegio cardenalicio, durante la misa “Pro eligendo Romano Pontífice”.

En ella recordó que Jesús vino al mundo para hacer presente el amor del Padre hacia los hombres.

“Esta misión de misericordia ha sido luego confiada por Cristo a los pastores de su Iglesia. Es una misión que compromete a cada sacerdote y obispo, pero compromete aún más al Obispo de Roma, Pastor de la Iglesia universal”, subrayó el obispo puertorriqueño.

“Que el mensaje de caridad que traerá el nuevo pontífice renueve en nosotros la unidad con el cuerpo de místico Cristo, su Iglesia, de modo que como discípulos y misioneros de Jesús practiquemos el amor mediante el anuncio de la Buena Nueva de salvación”, destacó.

Chile

El presidente de la Conferencia Episcopal de Chile, Ricardo Ezzati, celebró la elección del primer papa latinoamericano, el cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio, del que destacó su “sencillez” y su inteligencia.

“La elección de Francisco I nos dice que la iglesia es conducida por el espíritu santo y nos ha regalado un papa que tiene un corazón muy grande”, dijo el también arzobispo de Santiago en una conferencia de prensa.

Ezzati explicó que conoce personalmente al nuevo pontífice, con el que trabajó “codo a codo” en la elaboración de un documento durante la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, que se celebró en la ciudad brasileña de Aparecida en 2007.

En esa ocasión, Ezzati descubrió “a un hombre de una fe muy profunda” y “sumamente sencillo”.

“Es un hombre que recorría las diócesis y las parroquias con una sencillez extraordinaria”, sostuvo el religioso, quien recalcó que esto se pone de manifiesto con la elección del nombre que llevará como nuevo papa.

El arzobispo de Santiago señaló también que Bergoglio es “un hombre muy inteligente, un buen teólogo y un buen pastor”. “Estamos de verdad muy bendecidos por la estatura moral de Francisco I”, dijo.

Nicaragua

“Nuestra América celebra la elección de un papa latinoamericano por primera vez en la historia de la Iglesia (católica)”, declaró a través de los medios oficiales la primera dama nicaragüense, Rosario Murillo.

Murillo, también portavoz del Gobierno sandinista, dijo que la elección del cardenal argentino hace que en esta región uno se sienta “conmovido y reconocido, porque la elección de un papa latinoamericano nos hace ver la importancia que cobra nuestro continente en el mundo entero”.

La esposa del presidente del país, Daniel Ortega, consideró que la elección de Bergoglio “tiene que contribuir a la fraternidad que el mismo papa Francisco I ha dicho (necesita) el mundo y, en particular, en nuestra región, entre los creyentes contribuir a instalar los valores de hermandad, el amor a Cristo, el cristianismo”.

“Esta nuestra Nicaragua, que se define cristiana, socialista y solidaria, que defiende los valores de la familia, de la comunidad, se siente reconocida con la elección del papa Francisco I”, continuó.

El Gobierno sandinista envió un mensaje de felicitación a la Conferencia Episcopal de Nicaragua por la elección del nuevo papa.

Murillo dijo que se comunicaron, además, con el cardenal nicaragüense Miguel Obando y Bravo, de 87 años, “que ha estado orando, allá en Roma, participando, como cardenal ya mayor de 80 años, en las sesiones de oración para pedir iluminación a los cardenales”.

“Nosotros felicitamos a todos los cardenales, tanto a los que participaron en la elección, como a los que estuvieron orando, por esta elección que relanza a nuestra América desde la Iglesia católica”, prosiguió.

Murillo confió que con la elección del primer papa latinoamericano, “las cualidades del cristianismo irán destacándose, relevándose”.

Francia

El presidente francés, François Hollande, felicitó al papa Francisco I ante la “alta misión” que le ha sido confiada “al frente de la iglesia católica para afrontar los desafíos del mundo contemporáneo”.

En un mensaje de la Presidencia, Hollande envió sus “felicitaciones calurosas” al recién elegido pontífice y los “sinceros deseos” ante la función que tiene por delante.

“Francia, fiel a su historia y a los principios universales de libertad, igualdad y fraternidad que fundan su acción en el mundo, proseguirá el diálogo de confianza que siempre ha tenido con la Santa Sede”, señaló el presidente galo.

Agregó que Francia actúa “en servicio de la paz, la justicia, la solidaridad y la dignidad humana”.

————————————————————————————————————————————————-

Católicos en Argentina estallan de alegría por el Papa Francisco

The Associated Press | Fecha: 03/13/2013

Festejos Papa

Fieles celebran en la Plaza de San Pedro al enterarse de la elección del nuevo Papa. el cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio.

Rezos de rosarios y bocinas en las calles de Buenos Aires tras el anuncio del nuevo Sumo Pontífice de la Iglesia Católica

BUENOS AIRES, Argentina – El entusiasmo y la felicidad se apoderó el miércoles de los católicos argentinos, que estallaron en lágrimas y aplausos el miércoles al conocer que el Vaticano nombró como papa al cardenal Jorge Mario Bergoglio.

Se trata del primer papa jesuita y no europeo de la historia vaticana.

“Estábamos rezando por el cónclave cuando nos enteramos” de la noticia de la elección papal, dijo Ana María Pérez, de 60 años, vicepresidenta de Acción Católica Argentina. “Bergoglio es sinónimo de caridad y misión. El no llama a salir a evangelizar a la calle, él va a ser el papa de la calle”.

Quien fuera el vocero del que hoy es papa, Guillermo Marcó, dijo que “en contadísimas ocasiones usó un auto con chofer… sus opciones de vida siendo cardenal han sido seguir haciendo una vida normal, común”.

“Es un gran admirador de Borges”, dijo. “Es argentino, pero sobre todo porteño (de Buenos Aires). Se levanta todos los días a las cinco y media de la mañana a rezar”.

Festejos en la catedral

A la catedral católica de la capital argentina comenzaban a arribar una centena de fieles tras conocerse el nombramiento de Bergoglio. Algunos empezaron a rezar el rosario y algunas cámaras de televisión llegaban a la catedral mientras algunos conductores hacían sonar las bocinas de sus carros

“Las grandes virtudes de Bergoglio son la sencillez y la inteligencia”, dijo Eduardo García, obispo de la catedral de Buenos Aires. “Para nosotros es una gracia muy grande, él ya había sido una gracia muy grande para nosotros en la catedral de Buenos Aires… tiene un peso moral muy grande, estamos orgullosos de él como pastor y que él pueda hacer el bien que nos ha hecho a nosotros a toda la Iglesia universal no llena de alegría”.

El entusiasmo también provocó que el servicio de telefonía celular de algunas compañías colapsara con un desborde de llamadas y mensajes.

Guillermo Marcó, ex vocero del papa Francisco dijo que lo “veía muy feliz… no lo esperaba, realmente fue increíble. Yo creo que tiene una alegría profunda. Me tuve que pellizcar, no lo podíaa creer”.

Llantos y alegrías

Martha Ruiz, 60 años, portera de un edificio aledaño se emocionó y lloró cuando conoció la noticia.

“Es increíble, he participado en muchas reuniones y trabajé en Caritas (organización de la iglesia católica)”, dijo Ruiz al asegurar que conoció al nuevo papa en dicha entidad. “Es un hombre que transmite mucha serenidad”.

Mientras intentaba enviar mensajes de texto relacionados con la noticia a través de su teléfono, Graciela Dávalos dijo que está ” muy contenta… primero porque es de la orden jesuita y su persona siempre se ha destacado como con muy buen criterio”.

Bergoglio es “una persona que transmite mucha tranquilidad y que tiene una capacidad para conducir la iglesia”, añadió Pérez, la activista de Acción Católica Argentina.

Otra de las mujeres que rezaba con Pérez, Paola La Roca, de 62 años, dijo, “qué Dios bendiga a Francisco I. La Argentina se lo merece, tenemos un papa argentino”.

Anuncios
Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: