Francisco inicia su pontificado


– Francisco inicia su pontificado con un llamamiento por la paz y el medioambiente

– Homilía completa de la misa de Inauguración del Papa Francisco

– Vocero del Vaticano confirma que informe sobre Vatileaks ya está a disposición de Francisco

– Fernández pidió al papa Francisco que interceda ante R. Unido por Malvinas

– Reino Unido desestima petición de Cristina K sobre Malvinas y no espera “intervención” papal

– El Papa saluda a los jefes de 132 delegaciones de todo el mundo

——————————————————————————————–

Francisco inicia su pontificado con un llamamiento por la paz y el medioambiente

Por Claudia RAHOLA y Kelly VELASQUEZ (AFP)

CIUDAD DEL VATICANO — Presentándose como un “humilde” servidor de Dios, el papa Francisco inauguró este martes su pontificado con un llamamiento a luchar por la paz y el medio ambiente, ante más de 100.000 de fieles llegados de todo el mundo a la plaza de San Pedro del Vaticano.

“El verdadero poder es el servicio, y también el Papa, para ejercer el poder (…) debe poner sus ojos en el servicio humilde”, afirmó Francisco, que en menos de una semana se ha ganado a muchos creyentes con gestos de sencillez y espontaneidad.

Ante una plaza abarrotada, en la que había 31 jefes de Estado, Francisco instó a los responsables de los ámbitos “económico, político y social” a no dejar que “los signos de destrucción y de muerte” guíen el mundo. Y citó a San Francisco de Asís, el santo que inspiró su nombre por su defensa de los pobres y de la paz, para pedir “respeto por las criaturas de Dios y por el entorno en que vivimos”.

“No debemos tener miedo de la bondad, de la ternura”, agregó, desatando los aplausos de las entre 100.000 y 150.000 personas presentes, según el Vaticano. Al comienzo de la misa, el papa Francisco recibió el palio (larga estola) de lana blanca con seis cruces rojas que perteneció a su predecesor Benedicto XVI, y el simple anillo de Pescador de plata que ha elegido para su pontificado.

Mientras los fieles asistían con solemnidad a este momento histórico, en Buenos Aires, la ciudad natal del nuevo pontífice, una multitud que seguía en directo la ceremonia a través de pantallas gigantes estalló en aclamaciones y vítores. La popularidad del nuevo pontífice del fin del mundo, quedó nuevamente demostrada en su recorrido en papamóvil por la plaza antes de la misa solemne.

Francisco, subido en un jeep blanco totalmente descubierto, saludó sonriente y con cariño a los fieles entusiastas que le aclamaban en medio de un mar de banderas, muchas de ellas latinoamericanas, y pancartas en español con lemas como ‘Siempre junto al Papa’.

“Es un acontecimiento que abre la visión de la Iglesia. Con el papa Francisco tendremos una Iglesia más cercana al pueblo y al mundo moderno”, dijo esperanzado el sacerdote colombiano Rodrigo Grajales, de 31 años.

Antes de presidir la misa, Francisco (el primer papa no europeo y el primer jesuita) rezó ante la tumba de San Pedro, el padre de la Iglesia, situada debajo del altar mayor de la basílica, acompañado por una decena de representantes de las iglesias católicas orientales.

El Sumo Pontífice, que parecía caminar con dificultad, se reunió luego con sus 180 concelebrantes, dirigiéndose todos juntos en procesión hacia el altar erigido en el exterior de la plaza cantando el ‘Laudes Regiae’, una letanía de invocación en honor a Cristo.

La misa, en latín y griego para recordar a las iglesias de Oriente y Occidente, incluyó también lecturas en idiomas como el inglés o el español. Por primera vez desde su elección el pasado miércoles, el papa no se salió ni una vez del guión en esta solemne ceremonia, que estaba rodeada de un estricto dispositivo de seguridad.

Tras la misa, el Papa volvió a la basílica, cuyo balcón estaba adornado con una bandera blanca sin el escudo papal, para quitarse sus ornamentos litúrgicos y recibir a las 132 delegaciones extranjeras. La presidenta argentina Cristina Kirchner ya se reunió el lunes en privado con el nuevo papa, a quien pidió que intercediera en la disputa que su país mantiene con el Reino Unido sobre la soberanía de las islas Malvinas, bajo control británico desde 1833.

También viajaron a Roma los presidentes de los dos países con el mayor número de católicos del mundo, la brasileña Dilma Rousseff, y el mexicano Enrique Peña Nieto, así como sus homólogos de Chile, Ecuador, Paraguay, Costa Rica y Honduras. El gran ausente será el papa emérito, Benedicto XVI, quien tras su histórica renuncia el mes pasado, se trasladó a la residencia veraniega papal de Castelgandolfo, cerca de Roma, donde el papa Francisco le visitará el próximo fin de semana.

Antes de iniciar esta histórica jornada, el papa Francisco envió un mensaje en español a sus compatriotas reunidos en una vigilia, pidiéndoles que dejen de lado los “odios” y las “envidias”, y “no teman a Dios, que “siempre perdona”. “Cuidémonos los unos a los otros, cuídense entre ustedes, no se hagan daño, cuiden la vida, la familia, la naturaleza, cuiden a los niños, cuiden a los viejos, que no haya odio, que no haya peleas”, dijo el papa en una llamada telefónica que fue retransmitida por los altavoces.

————————————————————————————————————————————————–

Homilía completa de la misa de Inauguración del Papa Francisco

Día 19/03/2013

Lee el texto completo con las palabras del Pontífice

Pulse para ver el video
EFE
El Papa Francisco saluda a los fieles que han acudido a la misa de Inauguración

Queridos hermanos y hermanas

Doy gracias al Señor por poder celebrar esta Santa Misa de comienzo del ministerio petrino en la solemnidad de san José, esposo de la Virgen María y patrono de la Iglesia universal: es una coincidencia muy rica de significado, y es también el onomástico de mi venerado Predecesor: le estamos cercanos con la oración, llena de afecto y gratitud.

Saludo con afecto a los hermanos Cardenales y Obispos, a los presbíteros, diáconos, religiosos y religiosas y a todos los fieles laicos. Agradezco por su presencia a los representantes de las otras Iglesias y Comunidades eclesiales, así como a los representantes de la comunidad judía y otras comunidades religiosas. Dirijo un cordial saludo a los Jefes de Estado y de Gobierno, a las delegaciones oficiales de tantos países del mundo y al Cuerpo Diplomático.

Hemos escuchado en el Evangelio que «José hizo lo que el ángel del Señor le había mandado, y recibió a su mujer» (Mt 1,24). En estas palabras se encierra ya la misión que Dios confía a José, la de ser custodio. Custodio ¿de quién? De María y Jesús; pero es una custodia que se alarga luego a la Iglesia, como ha señalado el beato Juan Pablo II: «Al igual que cuidó amorosamente a María y se dedicó con gozoso empeño a la educación de Jesucristo, también custodia y protege su cuerpo místico, la Iglesia, de la que la Virgen Santa es figura y modelo» (Exhort. ap. Redemptoris Custos, 1).

¿Cómo ejerce José esta custodia? Con discreción, con humildad, en silencio, pero con una presencia constante y una fidelidad total, aun cuando no comprende. Desde su matrimonio con María hasta el episodio de Jesús en el Templo de Jerusalén a los doce años, acompaña en todo momento con esmero y amor. Está junto a María, su esposa, tanto en los momentos serenos de la vida como los difíciles, en el viaje a Belén para el censo y en las horas temblorosas y gozosas del parto; en el momento dramático de la huida a Egipto y en la afanosa búsqueda de su hijo en el Templo; y después en la vida cotidiana en la casa de Nazaret, en el taller donde enseñó el oficio a Jesús.

¿Cómo vive José su vocación como custodio de María, de Jesús, de la Iglesia? Con la atención constante a Dios, abierto a sus signos, disponible a su proyecto, y no tanto al propio; y eso es lo que Dios le pidió a David, como hemos escuchado en la primera Lectura: Dios no quiere una casa construida por el hombre, sino la fidelidad a su palabra, a su designio; y es Dios mismo quien construye la casa, pero de piedras vivas marcadas por su Espíritu. Y José es «custodio» porque sabe escuchar a Dios, se deja guiar por su voluntad, y precisamente por eso es más sensible aún a las personas que se le han confiado, sabe cómo leer con realismo los acontecimientos, está atento a lo que le rodea, y sabe tomar las decisiones más sensatas.

En él, queridos amigos, vemos cómo se responde a la llamada de Dios, con disponibilidad, con prontitud; pero vemos también cuál es el centro de la vocación cristiana: Cristo. Guardemos a Cristo en nuestra vida, para guardar a los demás, salvaguardar la creación.

Pero la vocación de custodiar no sólo nos atañe a nosotros, los cristianos, sino que tiene una dimensión que antecede y que es simplemente humana, corresponde a todos. Es custodiar toda la creación, la belleza de la creación, como se nos dice en el libro del Génesis y como nos muestra san Francisco de Asís: es tener respeto por todas las criaturas de Dios y por el entorno en el que vivimos. Es custodiar a la gente, el preocuparse por todos, por cada uno, con amor, especialmente por los niños, los ancianos, quienes son más frágiles y que a menudo se quedan en la periferia de nuestro corazón. Es preocuparse uno del otro en la familia: los cónyuges se guardan recíprocamente y luego, como padres, cuidan de los hijos, y con el tiempo, también los hijos se convertirán en cuidadores de sus padres. Es vivir con sinceridad las amistades, que son un recíproco protegerse en la confianza, en el respeto y en el bien.

En el fondo, todo está confiado a la custodia del hombre, y es una responsabilidad que nos afecta a todos. Sed custodios de los dones de Dios. Y cuando el hombre falla en esta responsabilidad, cuando no nos preocupamos por la creación y por los hermanos, entonces gana terreno la destrucción y el corazón se queda árido.

Por desgracia, en todas las épocas de la historia existen «Herodes» que traman planes de muerte, destruyen y desfiguran el rostro del hombre y de la mujer. Quisiera pedir, por favor, a todos los que ocupan puestos de responsabilidad en el ámbito económico, político o social, a todos los hombres y mujeres de buena voluntad: seamos «custodios» de la creación, del designio de Dios inscrito en la naturaleza, guardianes del otro, del medio ambiente; no dejemos que los signos de destrucción y de muerte acompañen el camino de este mundo nuestro. Pero, para «custodiar», también tenemos que cuidar de nosotros mismos.

Recordemos que el odio, la envidia, la soberbia ensucian la vida. Custodiar quiere decir entonces vigilar sobre nuestros sentimientos, nuestro corazón, porque ahí es de donde salen las intenciones buenas y malas: las que construyen y las que destruyen. No debemos tener miedo de la bondad, más aún, ni siquiera de la ternura.

Y aquí añado entonces una ulterior anotación: el preocuparse, el custodiar, requiere bondad, pide ser vivido con ternura. En los Evangelios, san José aparece como un hombre fuerte y valiente, trabajador, pero en su alma se percibe una gran ternura, que no es la virtud de los débiles, sino más bien todo lo contrario: denota fortaleza de ánimo y capacidad de atención, de compasión, de verdadera apertura al otro, de amor. No debemos tener miedo de la bondad, de la ternura.

Hoy, junto a la fiesta de San José, celebramos el inicio del ministerio del nuevo Obispo de Roma, Sucesor de Pedro, que comporta también un poder. Ciertamente, Jesucristo ha dado un poder a Pedro, pero ¿de qué poder se trata? A las tres preguntas de Jesús a Pedro sobre el amor, sigue la triple invitación: Apacienta mis corderos, apacienta mis ovejas. Nunca olvidemos que el verdadero poder es el servicio, y que también el Papa, para ejercer el poder, debe entrar cada vez más en ese servicio que tiene su culmen luminoso en la cruz; debe poner sus ojos en el servicio humilde, concreto, rico de fe, de san José y, como él, abrir los brazos para custodiar a todo el Pueblo de Dios y acoger con afecto y ternura a toda la humanidad, especialmente los más pobres, los más débiles, los más pequeños; eso que Mateo describe en el juicio final sobre la caridad: al hambriento, al sediento, al forastero, al desnudo, al enfermo, al encarcelado (cf. Mt 25,31-46). Sólo el que sirve con amor sabe custodiar.

En la segunda Lectura, san Pablo habla de Abraham, que «apoyado en la esperanza, creyó, contra toda esperanza» (Rm 4,18). Apoyado en la esperanza, contra toda esperanza. También hoy, ante tantos cúmulos de cielo gris, hemos de ver la luz de la esperanza y dar nosotros mismos esperanza. Custodiar la creación, cada hombre y cada mujer, con una mirada de ternura y de amor; es abrir un resquicio de luz en medio de tantas nubes; es llevar el calor de la esperanza.

Y, para el creyente, para nosotros los cristianos, como Abraham, como san José, la esperanza que llevamos tiene el horizonte de Dios, que se nos ha abierto en Cristo, está fundada sobre la roca que es Dios.

Custodiar a Jesús con María, custodiar toda la creación, custodiar a todos, especialmente a los más pobres, custodiarnos a nosotros mismos; he aquí un servicio que el Obispo de Roma está llamado a desempeñar, pero al que todos estamos llamados, para hacer brillar la estrella de la esperanza: protejamos con amor lo que Dios nos ha dado.

Imploro la intercesión de la Virgen María, de san José, de los Apóstoles san Pedro y san Pablo, de san Francisco, para que el Espíritu Santo acompañe mi ministerio, y a todos vosotros os digo: Orad por mí. Amen.

—————————————————————————————————————————————————

Vocero del Vaticano confirma que informe sobre Vatileaks ya está a disposición de Francisco

Sin embargo Lombardi duda que el Papa haya podido leer el informe de la comisión que investiga el caso Vatileaks, ya que tiene muchas cosas por hacer en estos días.

por EFE – 18/03/2013 – 
© EFE

El informe Vatileaks sobre el escándalo de las intrigas, enfrentamientos y supuestos casos de corrupción en el Vaticano está a disposición del Papa Francisco, confirmó hoy el portavoz vaticano, Federico Lombardi, quien afirmó sin embargo que no creía que haya tenido tiempo de leerlo.

“Por supuesto que está a disposición del Papa, pero con tantas cosas como tiene que hacer en estos días, no creo que haya tenido tiempo de leerlo”
, señaló Lombardi en un encuentro con la prensa.

Lombardi agregó que le hubiera sorprendido que el papa Francisco hubiera dedicado estos primeros días de pontificado a leer el informe.

Benedicto XVI creó en la primavera del pasado año una comisión formada por tres cardenales -el español Julián Herranz, de 82 años, expresidente del Consejo Pontificio para los Textos Legislativos; Jozef Tomko, eslovaco, prefecto emérito de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, de 88 años, ySalvatore De Giorgi, exarzobispo de Palermo (Italia), de 82 años- para que investigaran la filtración y publicación de documentos reservados del Papa y del Vaticano.

Por ese caso fue detenido, condenado y después perdonado por el papa Ratzinger el que fue su mayordomo, Paolo Gabriele. 

Los cardenales interrogaron a una treintena de personas y toda la documentación se la entregaron en diciembre pasado a Benedicto XVI, quien decidió que pasase a su sucesor.

De esa manera, según fuentes vaticanas, la documentación no fue archivada, como es habitual tras la muerte o renuncia de un papa, cuando todo el material del pontificado es guardado para su estudio y no se publica hasta pasados unos años.

Lombardi no descartó hoy que durante las congregaciones preparatorias del cónclave, en el que fue elegido Papa el cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio, los tres cardenales que llevaron a cabo la investigación pudieran informar del tema a los otros purpurados.

“Ellos sabrán en qué medida podrán y deberán dar información a quienes la pidan”
, subrayó el portavoz.

El cardenal peruano Juan Luis Cipriani dijo que durante las reuniones previas al cónclave recibieron “muy poca” información sobre el Vatileaks, “y eso que la pedimos”, precisó.

Cipriani reconoció que saben del Vatileaks “un poquito más” que lo que ha publicado la prensa, “pero no lo suficiente”.

—————————————————————————————————————————————————-

Fernández pidió al papa Francisco que interceda ante R. Unido por Malvinas

La mandataria argentina se reunió este lunes con el pontífice en el Vaticano.

“Reclamamos diálogo y le estamos pidiendo al papa que interceda para que éste pueda llevarse a cabo”, dijo a la prensa.

Lunes 18 de marzo de 2013 | Autor: Cooperativa.cl
EFE

La jefa de Estado dijo haberse impresionado cuando, en medio de su conversación, el papa habló de "la Patria Grande" y alabó los esfuerzos de los mandatarios latinoamericanos que trabajan por la unidad.

La jefa de Estado dijo haberse impresionado cuando, en medio de su conversación, el papa habló de “la Patria Grande” y alabó los esfuerzos de los mandatarios latinoamericanos que trabajan por la unidad.

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, dijo este lunes en Roma que le pidió al papa Francisco que interceda para abrir un diálogo con el Reino Unido para solucionar el conflicto por las Islas Malvinas.

Fernández tuvo esta mañana una cita privada con el pontífice y luego almorzaron juntos. En medio de la conversación discutieron “muchas cuestiones que tienen que ver con Argentina. Abordamos un tema que es muy sentido para nosotros los argentinos, para esta presidencia, y solicité su intermediación para lograr el diálogo en la cuestión Malvinas“, reveló.

“Lo hice con una doble convicción: en principio porque a nosotros, los argentinos, nos tocó vivir un momento mucho más dramático, mucho más terrible, en 1978, cuando Chile y Argentina eran gobernadas por dos dictaduras, la de Pinochet y Videla, y estuvimos a punto de un enfrentamiento bélico entre ambos países por el canal del Beagle”, expresó ante la prensa internacional.

En aquél momento, con la intermediación de Juan Pablo II a través de su representante, el cardenal Samoré, se llegó finalmente a un entendimiento, a un acuerdo que luego fue plebiscitado en democracia, que fue el Acuerdo del BeagleAhora estamos ante una oportunidad histórica diferente, mucho más favorable. Gobiernan ambos países –el Reino Unido y la República Argentina- gobiernos democráticos, surgidos de elecciones democráticas, y no hay peligro de ninguna naturaleza bélica, más allá de la militarización que el Reino Unido está teniendo sobre el Atlántico Sur; no solamente son las Malvinas”, expresó la mandataria.

Ni más ni menos

Fernández dijo que “Argentina es un país más que pacífico y, por lo tanto, lo único que queremos es que se cumplan las múltiples resoluciones de Naciones Unidas para sentarnos a dialogar. Eso le pedimos al Santo Padre: su intermediación para lograr un diálogo entre las partes, nada más que eso”.

“Nada más y nada menos”, agregó: “Creemos que es imprescindible que en el mundo descolonizado, tan complejo, empecemos todos los países, precisamente, a cumplir todas las resoluciones de Naciones Unidas, que es la organización madre que agrupa a todos los países del mundo. Nuestro reclamo es precisamente a esa instancia, al diálogo que ha tenido Naciones Unidas con más de veinte y pico resoluciones, el Comité de Descolonización y numerosos foros internacionales como la Celac, Unasur, en fin”, mencionó.

Lo que estamos reclamando es eso: diálogo, y le estamos pidiendo al papa Francisco precisamente que interceda para que ese diálogo entre el Reino Unido y la Argentina pueda llevarse a cabo“, insistió la jefa de Estado.

Alabanzas a gobernantes latinoamericanos

Fernández también contó a la prensa internacional que en el marco del diálogo el pontífice hizo alusión al concepto de “Patria Grande”, “lo cual realmente me impactó mucho y muy bien”.

Él fue el que sacó este tema de conversación. Habló de la Patria Grande, y cuando habló de la Patria Grande me habló, obviamente, de Latinoamérica y del rol que están cumpliendo los distintos gobernantes de América Latina”, aseguró la viuda de Néstor Kirchner.

“Dijo exactamente que era ‘formidable’ el rol que estaban cumpliendo los distintos gobernantes de Latinoamérica, porque trabajaban unidos por la Patria Grande. ‘Utilizo ese término’ -dijo, y ahí fue donde me conmovió definitivamente- ‘porque era el término que utilizaban San Martín y Bolívar, así que veo muy bien esa unidad de todos ustedes trabajando en pos de esa Patria Grande'”, señaló el papa Francisco, según lo parafrasedo por la gobernante.

“Tal vez el término Patria Grande no les impresione, pero para una argentina y una latinoamericana escuchar en boca de un papa el término, sobre todo para quienes pensamos de una determinada manera, la verdad es que me impactó y me impresionó mucho, y realmente no hace más que hacernos redoblar los esfuerzos en seguir en esa dirección”, sentenció la mandataria hablando a los medios internacionales.

————————————————————————————————————————————————

Reino Unido desestima petición de Cristina K sobre Malvinas y no espera “intervención” papal

La cancillería británico informó que “no espera que el Pontífice intervenga en la disputa por las islas” y recordó el referéndum en que los isleños decidieron seguir dependiendo de Reino Unido.

por Agencias – 19/03/2013 – 

Reino Unido desestimó el pedido de la presidenta argentina, Cristina Fernández, al Papa Francisco para que intervenga en el conflicto por la soberanía de las Islas Malvinas.

Ayer, en una reunión privada entre la mandataria y Santo Padre, Fernández solicitó su intervención para que ambas naciones se sienten a negociar. Además citó la mediación papal de Juan Pablo II entre Chile y Argentina.

Londres recordó que la semana pasada los isleños votaron por abrumadora mayoría en un referéndum para seguir siendo dependencia británica. La Cancillería británica (Foreing Office) indicó que el Reino Unido “no espera que el Pontífice intervenga en la disputa por las islas”.

“No esperamos que la posición del Vaticano sobre el caso de las Falklands (Malvinas) cambie luego del pedido hecho al Papa por parte de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner”. “El Vaticano ha sido muy claro acerca de este asunto, indicando que la disputa de las Falkland es entre dos naciones libres y que ellos (el Vaticano) no tiene ningún rol que jugar. Y no esperamos que cambien de posición”, agregó el diplomático en Londres.

————————————————————————————————————————————————–

AL TÉRMINO DE LA MISA DE INICIO

El Papa saluda a los jefes de 132 delegaciones de todo el mundo

Angela Merkel y el Papa Francisco en el Vaticano

Foto: REUTERS

ROMA, 19 Mar. (EUROPA PRESS) –

   El Papa Francisco ha acudido caminando hasta el interior de la Basílica de San Pedro para saludar, junto al secretario de Estado, el cardenal Tarcisio Bertone, para saludar, durante una hora y media, a los jefes de las 132 delegaciones oficiales que han asistido a la Misa de Inicio de su Pontificado, tras finalizar la ceremonia y despojarse de las vestiduras litúrgicas. Al término, el Pontífice ha salido de la Basílica para almorzar en la Casa de Santa Marta.

   El Pontífice ha saludado, en primer lugar, a la presidenta argentina Cristina Kirchner, con quien ya se reunió este lunes y almorzó en la Casa de Santa Marta. En segundo lugar, ha saludado al presidente de Italia, Giorgio Napolitano y su esposa, y con el presidente del Consejo de Ministros Italiano, Mario Monti, y su esposa, con quienes se ha detenido a hablar.

Posteriormente, ha saludado a los seis soberanos reinantes presentes y sus esposas, con quienes también ha conversado: el Rey Alberto de Bélgica, el Príncipe de Mónaco, Alberto II; el gran duque de Luxemburgo Henry de Lux; el copríncipe soberano de Andorra, monseñor Joan Enric Vives; el príncipe Alois de Liechtenstein; y de la Orden de Malta, el Príncipe y gran maestro Fra’ Andrew Festing.

A continuación, ha sido el turno de los jefes de Estado por orden alfabético. Entre las anécdotas, destacan las conversaciones con los líderes latinoamericanos. Por ejemplo, la esposa del presidente chileno, Sebastián Piñera, le ha ofrecido varios rosarios para que los bendiga. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, que ha acudido con su madre, le ha enseñado unas fotos, posiblemente de familiares, para que también las bendiga. El presidente de México, Enrique Peña Nieto, que ha acudido con su esposa y sus dos hijas, le ha regalado un solideo blanco.

El Papa Francisco también ha charlado con el presidente de China, Ying-Jeo MA, y su esposa. Las relaciones entre China y el Vaticano son delicadas porque el gobierno chino nombra obispos que no han sido aprobados por la Santa Sede. Además, el Pontífice ha saludado a un cardenal de Taiwan. También ha tenido ocasión de encontrarse con el presidente de Irlanda, Michael D. Higgins, que no tiene representación diplomática en el Vaticano.

Igualmente, ha saludado en representación de la UE, al presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz; al del Consejo, Herman van Rompuy, y al de la Comisión, José Manuel Barroso.

SALUDA A LOS PRÍNCIPES Y RAJOY

Tras los jefes de Estado, el Pontífice ha saludado a los príncipes herederos. En el caso de España, junto a los Príncipes de Asturias, el Pontífice ha saludado también al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a su esposa, Elvira Fernández. Además, el Pontífice ha tenido la ocasión de saludar al el príncipe de Holanda, Willem Alexander, al que acompaña la princesa consorte, la argentina Maxima Zorraguieta, así como el príncipe heredero de Bahrein Sheik Abdullah bin Haman bin Isa Alkhalifa.

El Papa también ha saludado al vicepresidente de Cuba, Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, y al vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, que es católico. Igualmente, ha hablado con el vicepresidente de Israel, Sylvan Shalom. Por parte de Pakistán, la delegación estaba encabezada por el ministro, Paul Batthi, a cuyo hermano mataron por ser cristiano. Entre las delegaciones más incómodas, el Pontífice ha saludado al presidente de Zimbaue, Robert Mugabe.

Entre las delegaciones más significativas se encontraban la de Argentina, encabezada por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, con 19 personas; y la de Italia, encabezada por el presidente de la República, Giorgio Napolitano, y el primer ministro Mario Monti, con los presidentes del Senado y la Cámara de la Corte Constitucional, con 16 personas. También se encontraban el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro y el vicepresidente de Cuba, Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez.

Los Príncipes de Asturias han presidido la delegación española, de la que también forman parte el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y los ministros de Interior, Exteriores y Justicia, Jorge Fernández Díaz, José Manel García Margallo y Alberto Ruíz-Gallardón.

El presidente de la República Italiana, Giorgio Napolitano, encabeza la delegación italiana compuesta por 18 personas. Además, del presidente de la república italiana y su esposa, asisten el presidente del consejo de ministros italiano, el senador Mario Monti. con su esposa y el recién elegido presidente del Senado, Pietro Grasso y su esposa, así como también la nueva presidenta de la Cámara de Diputados, Laura Boldrini, con su esposo.

33 DELEGACIONES DE IGLESIAS CRISTIANAS

Igualmente, por parte de las Iglesias y denominaciones cristianas participan 33 delegaciones (14 orientales, 10 occidentales y 3 organizaciones cristianas, entre otras) y, además del patriarca ecuménico de Constantinopla, Bartolomé I, también estarán Catholikos armenio Karekin II de Etchmiadzin; del Metropolitano Hilarión del Patriarcado de Moscú; numerosos Metropolitanos; el Arzobispo anglicano de York, John Tucker Mugabi Sentamu; y el Secretario del Consejo Mundial de Iglesias, Fykse Tveit, entre otros.

Asimismo, asiste una delegación judía de 16 miembros, entre representantes de la Comunidad Judía de Roma; Comités judíos internacionales; el Gran Rabinato de Israel, World Jewish Council, Anti-Defamation League, así como también  delegaciones musulmanas, budistas, sikh y jainistas.

“TODOS SON BIENVENIDOS”

“Las delegaciones –ha dicho el jefe de la Sala de Prensa vaticana, Federico Lombardi– asisten a Roma siguiendo las informaciones que sobre este acontecimiento envía el Secretario de Estado”. “No hay invitaciones”, ha remarcado, al tiempo que ha asegurado que “todos son bienvenidos”.

El resto de las delegaciones que se quedan en Roma y han solicitado encontrar a algún representante de la Santa Sede, se reunirán el miércoles con el Secretario de Estado, el cardenal Tarcisio Bertone y el Secretario para las Relaciones con los Estados, el Arzobispo Dominique Mamberti, entre ellos, la presidenta de Brasil, Dilma Roussef, como motivo de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), que se celebrará en Río de Janeiro en julio de 2013.

Además, el Papa Francisco encontrará a las 11.00 horas de este miércoles 20 de marzo en audiencia, en la Sala Clementina, a las delegaciones de las Iglesias y comunidades cristianas y de otras religiones.

—————————————————————————————————————————————————

Anuncios
Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: