Sarkozy acusado en el caso Bettencourt


– Acusado en el caso Bettencourt, Sarkozy ataca a la justicia francesa

– Todas las claves de la imputación de Nicolas Sarkozy

– La imputación de Sarkozy, un “terremoto” político que el expresidente rechaza

– La derecha francesa truena contra la imputación de Sarkozy

– Casos judiciales donde aparecen mencionados Sarkozy y allegados

– La policía francesa registra la vivienda de Christine Lagarde en París

—————————————————————————————–

Acusado en el caso Bettencourt, Sarkozy ataca a la justicia francesa

(AFP)

PARÏS — El ex presidente Nicolas Sarkozy, apoyado por su campo político, acusó el viernes a la justicia francesa de haberle infligido un “trato escandaloso”, tras haber sido inculpado la víspera de “abuso de debilidad” de la multimillonaria Liliane Bettencourt, para financiar su campaña electoral de 2007.

El ex mandatario (2007-2012) “considera que el trato que le ha sido infligido” por la justicia “es escandaloso”, indicó a la radio privada RTL su abogado Thierry Herzog, quien puso en duda la imparcialidad del juez instructor, Jean-Michel Gentil.

Tras cinco años de investigación Sarkozy fue imputado el jueves por “abuso de debilidad” ante el supuesto abuso de la heredera del gigante mundial de los cosméticos L’Oréal, Liliane Bettencourt. Esta decisión judicial llega en momentos en que el ex presidente consideraba un eventual regreso a la política.

El jueves, tras varias horas de confrontación con miembros del personal de la familia Bettencourt, Sarkozy fue notificado de la acusación formal de “abuso de debilidad, cometido en febrero 2007 y a lo largo de 2007, en contra de Liliane Bettencourt”, según la fiscalía de Burdeos.

El caso comenzó en julio de 2010, cuando la ex contable de la familia Bettencourt declaró a la policía que el entonces hombre de confianza de los Bettencourt, Patrice de Maistre, le pidió 150.000 euros en efectivo a principios de 2007. De Maistre le aseguró, según la contable, que el dinero era para dárselo a Eric Woerth, entonces tesorero de la campaña de Sarkozy y luego ministro.

Varios allegados de la multimillonaria declararon que vieron varias veces a Sarkozy durante ese período.

Los jueces intentan determinar si Sarkozy cometió un abuso de debilidad contra Bettencourt, entonces de 84 años de edad, al pedirle dinero para financiar su campaña.

El delito de financiación ilegal se prescribe a los tres años, pero no el de abuso de debilidad, que puede ser castigado hasta con tres años de prisión y con una multa de 375.000 euros.

Herzog afirmó firmemente que Sarkozy visitó una sola vez la casa de Bettencourt durante su campaña de 2007, para reunirse brevemente con André Bettencourt, el marido de la millonaria, fallecido en noviembre del mismo año.

La derecha denuncia el “ensañamiento de los jueces”

Al unísono, la derecha francesa denunció este viernes un “ensañamiento de los jueces” contra Sarkozy.

El ex primer ministro, François Fillon, calificó a la imputación de Sarkozy de “injusta y extravagante”, mientras que un allegado de Sarkozy, el diputado Henri Guaino, afirmó que el juez Gentil había “deshonrado a la justicia”.

Estos ataques contra la justicia francesa fueron considerados “intolerables” por el jefe del partido socialista, Harlem Désir, que advirtió a la derecha contra cualquier tipo de “presión”.

Por su parte, la ministra de la Vivienda, la ecologista Cécile Duflot, consideró “normal” la imputación de Sarkozy.

Para la derecha francesa, este anuncio representa un duro golpe, apenas recuperada de la crisis política que atravesó hace algunos meses, sin que por el momento ninguna personalidad, a excepción de Sarkozy, se posicione como candidato indiscutible para las elecciones presidenciales de 2017.

————————————————————————————————————————————————–

Implicado en el ‘caso Bettencourt’

Todas las claves de la imputación de Nicolas Sarkozy

Nicolas Sarkozy, a la salida del juzgado. | AfpNicolas Sarkozy, a la salida del juzgado. | Afp

  • Se cree que el ex presidente recibió dinero de la heredera de L’Oréal
  • Con esa cantidad se habría financiado ilegalmente la campaña electoral de 2007
  • Liliane Bettencourt -90 años- es la mujer más rica de Francia
  • La Justicia podría condenar a ‘Sarko’ a tres años de prisión

Juan Manuel Bellver (Corresponsal) | París

viernes 22/03/2013 

Nicolas Sarkozy ha sido imputado por abuso de debilidad en el ‘affaire Bettencourt’. El ex Presidente de la República abandonó el jueves por la noche el Palacio de Justicia de Burdeos, tras un larguísimo careo con el mayordomo Pascal Bonnefoy y otros tres empleados de la rica nonagenaria, acusado por el juez Jean-Michel Gentil de aprovecharse de una persona vulnerable. Se cree que recibió dinero en efectivo de la heredera del imperio cosmético L’Oréal, destinado a financiar ilegalmente su campaña presidencial de 2007. Estas son las claves de esta compleja trama político-financiera en la que hay ya quince imputados.

¿Cómo empezó todo?

El affaire Bettencourt, relacionado con la fortuna de la dueña del imperio cosmético L’Oréal, se inició en diciembre de 2007 cuando el abogado Olivier Metzner, actuando en representación de la única hija de esta (Françoise Bettencourt-Meyers), puso una denuncia por abuso de debilidad contra el fotógrafo buscavidas François-Marie Banier, que en los últimos años habría logrado acumular dádivas millonarias.

A raíz de esa situación, los magistrados de Nanterre y luego de Burdeos se pusieron a investigar cuanto sucedía en la mansión familiar de Neuilly-sur-Seine. Del interrogatorio del servicio doméstico de la casa y otros empleados de la familia salieron las piezas –que el avispado Metzner se encargó de ir filtrando a la prensa para alimentar el interés mediático del asunto– que terminarían por destapar una trama de apropiación indebida, tráfico de influencia, fraude fiscal y financiación ilegal de partido político.

¿Quién es Liliane Bettencourt?

Es la mujer más rica de Francia, una nonagenaria que heredó de su difunto esposo el mayor paquete accionarial del gigante del sector cosmético L’Oréal y sus marcas (Lancôme, Biotherm, Armani, Cacharel, etc…), además de los miles de millones ahorrados durante décadas, sí como mansiones, propiedades, obras de arte de valor incalculable y hasta una isla privada –dicen– nada menos que en las Seychelles.

A decir de sus empleados, la infeliz poseedora de 17.000 millones de euros tenía el raro hábito de ir regalando ingentes cantidades de dinero a todos los políticos y amigos pedigüeños que frecuentaban regularmente su casa. El trajín de sobres era tal que el mayordomo Pascal Bonnefoy realizó unas grabaciones secretas que luego han ido a parar a manos de los jueces y la ex contable Claire Thibout comenzó a anotar en una agenda las visitas que recibía Madame, cada vez más olvidadiza, no fuera ser que cualquier día la acusara a ella de haber sustraído alguna cantidad.

¿Por qué los jueces la han inhabilitado?

Según el informe médico ordenado por los magistrados de Burdeos, Lilliane Bettencourt sufre demencia mixta y un proceso degenerativo cerebral lento, unido a un Alzheimer moderadamente severo pero irreversible. El psicólogo Jean-François Dartigues señala que padece también de anosognosia: una negación por parte del enfermo de la propia patología neurológica, similar a la que sufre el ex presidente Jacques Chirac.

Hacía años que la señora se negaba a dejarse examinar, quizá porque intuía que su hija aprovecharía el menor síntoma de debilidad para solicitar su incapacitación. En diciembre de 2012, la jueza Stéphanie Kass-Dano, titular del Tribunal Tutelar de Courbervoie, la inhabilitó definitivamente y nombró a su nieto mayor, Jean-Victor Meyers, 25 años, su tutor legal.

¿Qué ha sido de Banier?

En diciembre de 2010, después de que madre e hija firmaran provisionalmente la paz, Françoise retiró la denuncia contra el amiguito de mamá y este, a cambio, renunció a dos suculentos seguros de vida por valor de 700 millones de euros. Pero Banier aún figuraba secundariamente en el dossier de Burdeos y una carambola legal volvió a despertar el interés de la fiscalía bordelesa sobre el artista y su compañero, Martin d’Orgeval.

Y es que en el informe médico que sirvió para inhabilitar a Liliane Bettencourt se establece que esta comenzó a sufrir la “alteración de sus facultades mentales” en septiembre de 2006. Así que los magistrados Jean-Michel Gentil, Cécile Ramonatxo y Valérie Noël echaron cuentas, revisaron las fechas de los últimos donativos que el fotógrafo y su novio recibieron de su venerable protectora (103 millones de euros para el primero y 23 millones para el segundo) e imputaron a ambos por apropiación indebida, abuso de debilidad, estafa con agravante y blanqueo de capitales. Se juegan pasar en chirona los próximos cinco años.

¿Cuál es la conexión política del affaire?

Fue la ex contable del matrimonio Bettencourt, Claire Thibout, quien levantó la liebre al declarar que su señora le pidió, a principios de 2007, que retirara 150.000 euros destinados a Eric Woerth, entonces tesorero de la Unión para un Movimiento Popular (UMP). Por lo visto, Thibout entregó 50.000 euros en efectivo al hombre de confianza de la millonaria, Patrice de Maistre, quien le dejó entender que se los daría al día siguiente al dirigente conservador. Cuando presuntamente se produjeron los hechos, Nicolas Sarkozy se encontraba en plena campaña electoral para llegar a la Presidencia. ¿Y adivinan quién controlaba las cuentas de la misma? Woerth, claro.

¿Qué normas rigen la financiación ilegal de partidos?

Las donaciones a partidos políticos y cargos electos que se postulan para revalidar su mandato están estrictamente reglamentadas en Francia desde los años 90. Prohibidas a las empresas y fundaciones, sólo se permiten a las personas físicas en cantidades limitadas de hasta 7.500 euros por año y persona, que además deben ser declaradas a la Commission pour la Transparence Financière de la Vie Politique (CTFVP) y a la Commission Nationale des Comptes de Campagne et des Financements Politiques (CNCCFP).

¿Por qué cayó Woerth y qué relación tiene Sarko con todo esto?

Nombrado Ministro de Hacienda y luego de Trabajo como agradecimiento a sus desvelos durante la campaña, Woerth tuvo que salir del Gobierno en 2011, después de que la investigación judicial apuntase que había concedido un trato fiscal ventajoso a Madame Bettencourt, a quien el fisco galo reclama 30 millones de euros por evasión fiscal. La fortuna de la rica heredera, la gestionaba entonces, entre otras personas, la mismísima esposa del ministro, Florence Woerth, contratada por la sociedad Clymène como experta fiscal en noviembre del 2007 –pocos meses después de la victoria electoral de la derecha– para intentar que la millonaria pagase menos impuestos.

Además de Woerth, inculpado por tráfico de influencia pasiva y financiación ilegal de partido político, Thibout señaló a Sarko como otro de los políticos que frecuentaban en fechas electorales el palacete de los Bettencourt y, por tanto, posible receptor de sus generosas dádivas.

¿Quienes son los otros acusados?

Además de los ya citados François-Marie Banier, Martin d’Orgeval y Eric Woerth, la larga lista de personajes que han sido imputados en el affaire Bettencourt se completa –por el momento– con el ex consejero financiero Patrice de Maistre, su sucesor Pascal Wilhelm, la ex enfermera Alain Thurin, el antiguo abogado Fabrice Goguel, el que fuera gerente de la isla que Madame posee en las Seychelles, Carlos Cassina Vejarano, el notario Patrice Bonduelle, el empresario Stéphane Courbit, el jefe de los Servicios de Información Interior, Bernard Squarcini, por ordenar el espionaje policial a periodistas de Le Monde que, en septiembre 2010, estaban investigando la conexión Bettencourt-Woerth, el fiscal de Nanterre Philippe Courroye por atentar contra el secreto de la correspondencia, e incluso la juez Isabelle Prévost-Desprez por haber filtrado a la prensa partes del dossier.

Los delitos en todos los casos suelen ser los mismos: abuso de debilidad, complicidad en abuso de confianza, fraude agravado, financiación ilegal, prevaricación, evasión fiscal…

¿Por qué el ex presidente no fue llamado antes a testificar?

Durante los cinco años (2007-2012) que duró su mandato presidencial, Nicolas Sarkozy estaba protegido por el artículo 67 de la Constitución de 1958, sobre la cual se fundó la Quinta República. De acuerdo con dicho texto legal remodelado en 2007 después de que la UMP ganara los comicios legislativos, el jefe del estado tiene absoluta inmunidad penal mientras se mantenga en el puesto y sólo puede ser acusado de traición por las cámaras. Además, no ha de responder durante ese periodo, de cualquier irregularidad cometida en años anteriores a su designación y sólo podrá ser llamado ante la justicia un mes después de su ceses.

¿Cómo se ha desarrollado la investigación hasta imputarle?

A Nicols Sarkozy venían rondándole los jueces desde hace tiempo, ya que su nombre había sonado en varias ocasiones durante la investigación previa del affaire Bettencourt y de otros casos. El 15 de junio de 2012, cumplido un mes de su salida del Elíseo, el ex presidente perdió la inmunidad penal ligada al cargo y la Justicia se puso manos a la obra.

El 3 de julio de 2012, agentes de la Brigada Financiera se presentaron a primera hora de la mañana con una orden del juez Gentil en el dúplex de su esposa Carla Bruni posee en la Villa Montmorency en el 16ème arrondissement parisino. En unas horas, lo pusieron patas ariba y luego acudieron al bufete de abogados Arnaud, Claude et Associés en el bulevar Malesherbes, del cual Sarko es socio, así como a ese nuevo despacho de la rue Miromesnil que le paga el estado en su calidad de ex Presidente de la República.

Buscaban pruebas que demostrasen que Madame Bettencourt le había dado dinero para la campaña electoral. El ex jefe del estado creyó que para saciar la curiosidad de los magistrados bastaría con enviarles su agenda de 2006-2007. Y eso hizo el pasado 16 de junio, pero no fue suficiente.

Así que interrogaron a algunos de sus antiguos colaboradores, como el que fuera secretario general de la Presidencia Xavier Musca y dos antiguos consejeros de Justicia, Jean-Pierre Picca y Patrick Ouart. El 22 de noviembre del mismo año le tuvieron prestando declaración durante más de 12 horas y abandonó el tribunal en calidad de ‘testigo protegido’. “Nunca he recibido un euro de los Bettencourt”, aseguró en aquella ocasión. Pero hay constancia de que la anciana millonaria repartió entre sus protegidos, alrededor de 4 millones de euros procedentes de sus cuentas suizas.

¿De qué se le acusa y que pasa si es declarado culpable?

Anoche, en un comunicado, el fiscal indicó que el ex mandatario estaba acusado de abuso de debilidad, puesto que el delito de financiación ilegal prescribe en Francia a los tres años.

Por este único delito, podrían caerle hasta tres años de cárcel, 375.000 euros de multa y cinco años inhabilitación. Pero al tratarse de alguien sin antecedentes penales, aunque los jueces le declaran culpable, probablemente dejarían la condena en suspenso, aunque tendría que pagar la multa y no se libraría del lustro que tendría que pasar apartado de cualquier cargo público.

¿Sería el primer Presidente de la Quinta República condenado por un tribunal?

Para nada. Jacques Chirac fue declarado culpable en diciembre de 2011, por el Tribunal Correccional de París, en el juicio de los empleos falsos del Ayuntamiento de París. Y salió de allí condenado a dos años de prisión, que nadie en el estrado se planteó que cumpliera debido a su edad y estado de salud.

Otros nueve miembros del partido Rassemblement pour la République –formación neogaullista predecesora de la Unión por un Movimiento Popular de Nicolas Sarkozy– recibieron entonces el mismo veredicto de culpabilidad por unos hechos que se remontan a 1998, cuando Chirac era alcalde de la Villa de París y líder del RPR. Todos los cargos que se les imputaban fueron confirmados: apropiación indebida, malversación y negociaciones prohibidas a los funcionarios públicos.

Con esta sentencia, la sala 11 que preside el juez Dominique Pauthe entró en la historia por haber sido la primera en atreverse a juzgar, declarar culpable y sancionar a un Presidente de la Quinta República. Chirac, aquejado de una enfermedad neurodegenerativa similar al Alzheimer, no compareció para escuchar la sentencia como es preceptivo, del mismo modo que jamás se llegó a sentar en el banquillo.

¿Qué otros affaires tiene pendientes Sarkozy con la Justicia?

Ahora que se ha convertido en “un ciudadano más, un francés entre los franceses” –como él mismo afirmó en su discurso de aceptación de la derrota electoral–, Sarkozy se halla a merced de los jueces y estos podrían llamarle para que explique su implicación en otros tres asuntos turbios.

El más antiguo es el affaire Karachi, referido una antigua trama de comisiones destinadas inicialmente a intermediarios árabes, pero desviadas para financiar la fallida campaña del 95 de Edouard Balladur a través de una sociedad opaca con sede en Luxemburgo. Un caso que tiene su lado trágico debido al atentado que costó la vida en 2002 a 11 ingenieros franceses de la empresa estatal naviera gala DCN, que trabajaban en la construcción de unos submarinos que el gobierno había vendido a Pakistán, y que estaría relacionado directamente con el mismo. Este enredo se remonta a 1994, cuando Sarkozy era el ministro de Presupuesto y jefe de dicha campaña. Según un informe de la policía luxemburguesa, fue él quien autorizó la creación en aquel país de la sociedad off-shore Heine que recibió las llamadas retrocomisiones.

En abril de 2012, Mediapart publicó, por su parte, un documento que revelaba cómo el fallecido dictador libio Muamar el Gadafi habría ayudado económicamente al entonces candidato conservador al Elíseo entregándole 50 millones de euros para sufragar sus gastos de campaña en 2007. Dicho informe está firmado por el ex jefe de los servicios secretos libios, Musa Kusa y su veracidad ha sido puesta posteriormente en entredicho.

El tercer caso que amenaza a nuestro hombre se refiere a unas presuntas irregularidades cometidas durante su mandato y detectadas por el Tribunal de Cuentas. Al parecer, entre 2008 y 2009, el Elíseo invirtió en sondeos referidos a la percepción pública del Presidente nada menos que 6,3 millones de euros. Un dineral que fue a parar a Patrick Buison y Pierre Giacometti –ambos consejeros de Sarkozy–, así como al instituto Ipsos. Ninguno de los contratos fue atribuido mediante licitación pública y las facturas de los mismos podrían haber sido hinchadas. Todo muy feo, vaya.

—————————————————————————————————————————————————-

La imputación de Sarkozy, un “terremoto” político que el expresidente rechaza

(EFE)

París, 22 mar (EFE).- La imputación del expresidente francés Nicolas Sarkozy por presunto abuso de debilidad de la multimillonaria Liliane Bettencourt mereció hoy la calificación de “terremoto político” y fue rechazada por “escandalosa” por el imputado.

La imputación, que tiene que ver con la presunta financiación ilegal de la campaña electoral que le llevó al poder en 2007, revela un “trato peor” contra el político conservador en comparación con otros ciudadanos, alegó su abogado, Thierry Herzog.

“Nunca ha pedido que se le trate mejor que a nadie, pero tampoco que se le trate peor”, declaró el abogado, quien añadió que el expresidente “considera que el tratamiento que se le ha infligido” por parte de la justicia es “escandaloso”.

De auténtico “seísmo” fue calificada la imputación desde el partido de Sarkozy, la Unión por un Movimiento Popular (UMP) y para el exprimer ministro François Fillon, que aspira a hacerse con las riendas del partido conservador, en la oposición, se trata de una decisión “injusta y extravagante”.

“No llego a comprender los motivos de esta imputación”, alegó por su parte el presidente de la UMP, Jean-François Copé.

Hasta la decisión del juez de instrucción de Burdeos Jean-Michel Gentil, el expresidente había mantenido el estatus de “testigo asistido”, pero eso cambió el jueves por la noche tras nueve horas de comparecencia en el Palacio de Justicia de esa ciudad del suroeste francés.

De confirmarse los hechos, Sarkozy podría verse condenado a tres años de cárcel, 375.000 euros de multa y cinco años inhabilitación.

La imputación llega además cuando Sarkozy mantenía sus preferencias entre el electorado para un hipotético regreso a la jefatura del Estado en los comicios de 2017 en un momento en el que la popularidad del actual presidente, el socialista François Hollande, alcanza mínimos históricos.

El juez Gentil -de quien hoy la prensa destaca que aspira por su parte al cargo de abogado general en el Tribunal de Apelación de París- sospecha que Sarkozy pudo aprovecharse de los problemas mentales de la mujer más rica de Francia, de 90 años hoy, quien sufre una “demencia mixta” y mal de alzhéimer en un “estado moderadamente severo” desde 2006.

La suposición de que pudo beneficiarse de Bettencourt parte del testimonio de la antigua contable de la anciana, Claire Thibout, quien en 2010 declaró a la policía que, tres años antes, el administrador de la familia, Patrice de Maistre, le pidió 150.000 euros en efectivo para entregárselos al entonces tesorero de la campaña electoral de Sarkozy, Eric Woerth.

La sospecha se reforzaba por el hecho de que, según daban a entender agendas confiscadas en el despacho y el domicilio de Sarkozy, éste se reunió varias veces con Bettencourt y mantuvo otras tantas citas con otros protagonistas del caso en fechas clave del mismo.

El expresidente asegura que solo se reunió una vez con el difunto marido de Bettencourt en su domicilio pero testimonios del personal de los dueños de L’Oréal de los que se hace eco la prensa gala indican que Sarkozy se pudo ver varias veces con la ahora viuda, en escenas que los medios comparan con situaciones propias de un vodevil.

El caso se destapó por casualidad dentro de una investigación paralela por una disputa familiar llevada a los tribunales por la hija de Bettencourt, Françoise Meyers, y Sarkozy es la decimoséptima persona imputada en el mismo.

Este caso ha convertido a Sarkozy en el segundo presidente en comparecer ante la Justicia a su salida del Palacio del Elíseo, después de que su antecesor, el también conservador Jacques Chirac, fuera condenado en 2011 a dos años de cárcel exentos de cumplimiento por un caso de corrupción y financiación ilícita de partidos.

———————————————————————————————————————————————–

La derecha francesa truena contra la imputación de Sarkozy

La UMP deslegitima al juez y le acusa de actuar por motivos políticos

El País.com (España)  Bruselas 22 MAR 2013 

La Unión por un Movimiento Popular (UMP) ha salido hoy en defensa de Nicolas Sarkozy, imputado anoche por el juez por un presunto delito de abuso de debilidad de la anciana Lilliane Bettencourt, dueña del imperio cosmético L’Oréal.

Jean-François Copé, presidente de la formación conservadora, ha dicho que Sarkozy no comprende la decisión del magistrado, mientras su amigo y exministro del Interior Brice Hortefeux ha revelado que el exlíder del partido considera que ha sido tratado de una manera “escandalosa”.

Mientras tanto, muchos compañeros de partido calificaban la imputación como injusta o extravagante, y algunos, como Henri Guaino, han cargado directamente contra el juez Jean-Michel Gentil afirmando que ha actuado por motivos políticos y añadiendo que la forma en que el magistrado “hace su trabajo es indigna y deshonra a un hombre y a la Justicia”.

La reacción de la derecha gala ha recordado mucho a la actitud que emplea la derecha italiana cuando valora las imputaciones y condenas infligidas a su líder, Silvio Berlusconi. Hortefeux, cabeza visible del Círculo de Amigos de Sarkozy, ha declarado que la justicia trata al expresidente con “encarnizamiento”, y ha añadido que no es una sorpresa porque esa tendencia ha sido “constante y permanente a lo largo de los últimos años”.

Otro barón y exministro de la UMP, Laurent Wauquiez, ha puesto en cuestión la independencia de la justicia y ha afirmado en Le Monde que no cree “en el azar del calendario”, y ha destacado que la decisión judicial ha llegado por sorpresa la misma semana en que el ministro socialista Jérôme Cahuzac ha sido encausado y cuando Sarkozy es más popular en los sondeos”. Según Wauquiez, la imputación “hace planear la duda sobre una utilización de la justicia con fines políticos”

A través de Twitter, otros miembros de la UMP, como Lionel Luca, han cargado duramente contra el juez y contra los socialistas, a los que acusan de haber organizado un complot para favorecer las aspiraciones de François Hollande en las presidenciales de 2017.

Otros han tratado de minimizar el alcance de la decisión judicial recordando que la imputación no supone el fin de la presunción de inocencia y no equivale a una condena. Los socialistas han pedido al centroderecha que si quieren defender la inocencia de Sarkozy, no es necesario hacerlo denigrando a la justicia.

————————————————————————————————————————————————–

21 de marzo de 2013

Casos judiciales donde aparecen mencionados Sarkozy y allegados

Terra Chile

Sondeos de Presidencia, Libia, Karachi, Lagarde/Tapie, Bettencourt: el nombre de Nicolas Sarkozy, imputado por primera vez el jueves, o de miembros de su entorno, aparecen en varios casos que sigue la justicia.

El ex presidente fue imputado el jueves en Burdeos de “abuso de debilidad” de la millonaria Liliane Bettencourt por hechos cometidos en febrero de 2007 y en el transcurso del mismo año.

Un juez investiga desde principios de año la regularidad de los contratos firmados, sin concurso, entre la Presidencia francesa y nueve institutos de sondeos en la época de Nicolas Sarkozy.

La financiación de la campaña de 2007, esta vez por parte libia, está en el centro de una controversia nacida en primavera de 2012, con la publicación de un documento atribuido a un ex hombre de confianza del coronel Gadafi, que reseñaba un “acuerdo de principio” suscrito en 2006 con Trípoli para aportar 50 millones de euros a la campaña del candidato Sarkozy.

Una investigación preliminar se inició para verificar la autenticidad del documento y evaluar la veracidad de las alegaciones.

Tres jueces instructores investigan la decisión adoptada a finales de 2007 por la ex ministra de Economía Christine Lagarde, actual directora general del Fondo Monetario Internacional (FMI), de recurrir a un arbitraje para para saldar el contencioso que oponía desde 1993 al hombre de negocios Bernard Tapie y al banco Crédit Lyonnais sobre la venta de Adidas.

Los jueces practicaron un registro en el domicilio del ex secretario general del Elíseo Claude Guéant y sugieren que se interesan por el papel de este ex colaborador de Sarkozy en la decisión de recurrir a un arbitraje.

Según el semanario L’Express, Nicolas Sarkozy se reunió al menos seis veces con Bernard Tapie en 2007, antes de su elección a la presidencia, y otras doce una vez en el palacio del Elíseo, entre el 15 de junio de 2007 y el 21 de noviembre de 2010.

El domicilio parisino de Christine Lagarde fue registrado el miércoles.

Dos jueces investigan una posible financiación oculta de la campaña presidencial de Edouard Balladur en 1995, mediante presuntas retrocomisiones en el marco de contratos de venta de armamento.

En 1995, Sarkozy era ministro del Presupuesto y portavoz de campaña de Balladur. Una nota incautada en un registro de la Dirección de Construcciones Navales (DCN) evoca la luz verde del ministro a la creación de una sociedad offshore, Heine, para el pago de comisiones al margen de estos contratos, legales en la época.

“Quedan aún muchas investigaciones por hacer antes de su eventual audición”, estimaba recientemente un abogado.

—————————————————————————————————————————————————-

La policía francesa registra la vivienda de Christine Lagarde en París

Los jueces de París buscan pruebas sobre la relación de la directora del FMI y exministra de Sarkozy con el empresario Bernard Tapie

El País.com (España)  París 20 MAR 2013 

VÍDEO: ATLAS | FOTO: MARTIN BUREAU (AFP)

El domicilio parisino de Christine Lagarde, directora del FMI y exministra de Economía con Nicolas Sarkozy, ha sido registrado este miércoles por la brigada financiera de la policía francesa. La operación se inscribe en el llamado “escándalo Tapie”. Tres jueces de los juzgados económicos de París, y sus homólogos del Tribunal de la República (competente en delitos cometidos por ministros), investigan el papel jugado por Lagarde en 2007, durante la disputa legal que el empresario Bernard Tapie, conocido por la opacidad y espectacularidad de sus negocios, mantuvo con el banco público Crédit Lyonnais tras vender Adidas a la entidad bancaria.

Los investigadores tratan de esclarecer si la directora del FMI ejerció su influencia sobre los árbitros privados de aquel litigio para que favorecieran los intereses del expresidente del Olympique de Marsella frente a los del hundido banco público. En julio de 2008, Bernard Tapie obtuvo un fallo favorable de la comisión de arbitraje que le reportó una indemnización de 402 millones de euros, de los cuales ingresó 230 millones netos. Lagarde asumió el dictamen como bueno, y pese a las recomendaciones de numerosos expertos, se negó a recurrirlo.

La redada en casa de Lagarde marca una aceleración a un escándalo político y económico que podría acabar salpicando también a Nicolas Sarkozy. Según Le MondeTapie mantuvo diversas reuniones con Sarkozy cuando éste era ministro del Interior y presidente de la República (2007-2012). El juez de Burdeos que analiza el caso Lilliane Bettencourt ha enviado las agendas del exmandatario a sus colegas de París para aclarar las fechas de esos encuentros.

El exsecretario general del Elíseo, Claude Guéant, mano derecha de Sarkozy, ya recibió una visita de la policía en su domicilio y su despacho hace un par de semanas. Buen amigo de Sarkozy, Tapie pidió públicamente el voto para el líder conservador durante las campañas de 2007 y 2012. Las agendas revelan también que Sarkozy recibió varias veces a Pierre Mazeaud, uno de los tres árbitros que resolvió el litigio.

El 24 de enero pasado, los jueces ordenaron un registro en las casas de Bernard Tapie y del actual consejero delegado de France Télécom, Stéphane Richard, que era el jefe de gabinete de Lagarde cuando ocurrieron los hechos. Sobre la participación de la directora del FMI, su abogado, Yves Repiquet, ha afirmado este miércoles que su clienta “no tiene nada que ocultar”, y ha recordado que Lagarde no ha sido oída todavía por los investigadores.

Los jueces económicos de París Serge Tournaire, Guillaume Daïeff y Claire Thépaut abrieron su investigación en septiembre de 2012 y presentaron cargos por “uso abusivo de poderes sociales y ocultación de ese delito” contra el Consorcio de Realización (CDR), una especie de banco malo creado en 1995 para gestionar los pasivos dudosos de Crédit Lyonnais tras el hundimiento de la entidad.

Pero, en la víspera de la operación policial en las casas de Tapie y Richard, los magistrados pidieron y obtuvieron de la Fiscalía una ampliación de las acusaciones, y sumaron a la primera causa los cargos de “desvío de fondos públicos y falsedad”. El caso está ahora separado en dos piezas: una ministerial y otra extraministerial. Los abogados de Tapie y del CDR, y tres de los árbitros que dirimieron el contencioso también están bajo investigación.

En el apasionante caso no falta tampoco un cuervo, un chivato anónimo. Se supone que es un alto funcionario del ministerio de Economía, porque envió una carta sin firma pero con el membrete oficial de Bercy al líder centrista François Bayrou. La misiva, que este entregó a la justicia, afirma que Lagarde no debe ser considerada responsable de lo ocurrido porque la solución fue impuesta por el exabogado de Tapie, Jean-Louis Borloo (efímero ministro de Finanzas entre mayo y junio de 2007), y por Nicolas Sarkozy.

El actual fiscal del Tribunal de la República y exfiscal del Supremo, Jean-Louis Nadal, pidió en 2011 que Lagarde fuera acusada de abuso de poder por haber “ejercido constantemente sus poderes ministeriales para lograr una sentencia favorable a Bernard Tapie”.

Anuncios
Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: