El Papa fustiga a los sacerdotes “tristes” que acaban convertidos en “gestores”


– El Papa fustiga a los sacerdotes “tristes” que acaban convertidos en “gestores”

– Francisco invita a los sacerdotes a ir a las «periferias» sin miedo

– El Papa invita a los sacerdotes a superar su crisis de identidad y a no ser simples gestores 

– Ezzati a sacerdotes: “Que el Acompañamiento espiritual no se convierta en Instrumento de dominación”

——————————————————————————————-

El Papa fustiga a los sacerdotes “tristes” que acaban convertidos en “gestores”

(AFP)

CIUDAD DEL VATICANO — El papa Francisco fustigó en su homilía de la misa crismal del Jueves Santo, celebrada en la basílica de San Pedro, a los sacerdotes “tristes” que terminan por ser “un intermediario” o un “gestor”, y que “no se juegan la piel ni el corazón”.

Ante 1.600 religiosos, entre ellos varios cardenales y obispos, el nuevo Papa dio su visión de la Iglesia y exhortó al clero a “salir de sí mismo”, un principio que ha repetido en varias ocasiones desde que fue elegido el pasado 13 de marzo.

“El sacerdote que sale poco de sí, que unge poco -no digo ‘nada’ porque nuestra gente nos roba la unción, gracias a Dios- se pierde lo mejor de nuestro pueblo, eso que es capaz de activar lo más hondo de su corazón presbiteral. El que no sale de sí, en vez de mediador, se va convirtiendo poco a poco en intermediario, en gestor”, dijo. El papa argentino, que celebra por primera vez los ritos de la Semana Santa desde el Vaticano, invitó a vivir el sacerdocio con pasión.

“Todos conocemos la diferencia: el intermediario y el gestor ‘ya tienen su paga’, y puesto que no ponen en juego la propia piel ni el corazón, tampoco reciben un agradecimiento afectuoso que nace del corazón. De aquí proviene precisamente la insatisfacción de algunos, que terminan tristes y convertidos en una especie de coleccionistas de antigüedades o bien de novedades, en vez de ser pastores con ‘olor a oveja’, pastores en medio de su rebaño, y pescadores de hombres”, explicó Francisco, con un estilo directo y claro.

“Es verdad que la así llamada crisis de identidad sacerdotal nos amenaza a todos y se suma a una crisis de civilización; pero si sabemos barrenar su ola, podremos meternos mar adentro en nombre del Señor y echar las redes”, afirmó. “Es bueno que la realidad misma nos lleve a ir allí donde lo que somos por gracia se muestra claramente como pura gracia, en ese mar del mundo actual donde sólo vale la unción -y no la función- y resultan fecundas las redes echadas únicamente en el nombre de aquél de quien nos hemos fiado: Jesús”, agregó.

En su homilía, el Papa latinoamericano, llamó a los sacerdotes a servir “a los “pobres”, a “los cautivos” y a “los oprimidos” y llegar a “las periferias, donde el pueblo fiel está más expuesto a la invasión de los que quieren saquear su fe”, afirmó. El Papa argentino celebrará los ritos de la Semana Santa según la tradición.

La única novedad, es el que Francisco celebrará este jueves por la tarde una misa en la cárcel para menores Casal del Marmo de Roma durante la cual lavará los pies a algunos jóvenes detenidos, siguiendo una tradición que cumplía cuando era arzobispo de Buenos Aires. Según la “expresa voluntad” de Francisco, la ceremonia será “sumamente sencilla” y la misa no se retransmitirá en directo.

————————————————————————————————————————————————

Francisco invita a los sacerdotes a ir a las «periferias» sin miedo

ABC.es JUAN VICENTE BOO / EL VATICANO
Día 28/03/2013

El Papa: «El sacerdote que sale poco de sí, se pierde lo mejor de nuestro pueblo»

Pulse para ver el video
EFE
El Papa Francisco durante la Misa de los Oleos

El Papa Francisco aprovechó su primera misa con sacerdotes para invitarles vigorosamente a salir de sí mismos e ir a las “periferias”, donde encontrarán a “nuestro pueblo fiel” y sentirán reavivar su identidad sacerdotal. Con extraordinaria fuerza, el Papa invitó a los fieles que asistían a la Misa Crismal, en la que se bendicen los Santos Óleos, a “acompañar a los sacerdotes con el afecto y la oración”.

Para que no haya malentendidos, Francisco explicó en la basílica de San Pedro que “la belleza de lo litúrgico no es puro adorno y gusto por los trapos, sino presencia de la gloria de nuestro Dios resplandeciente en su pueblo vivo”.

Aclarado eso, paso a explicar que la unción con a que se refiere Jesús“es para los pobres, para los cautivos, para los enfermos, para los que están tristes y solos”, e insistió en que “la unción no es para perfumarnos a nosotros mismos, ni mucho menos para que la guardemos en un frasco, ya que se pondría rancio el aceite… y amargo el corazón”.

Aunque pronunciaba su homilía en italiano, era evidente que la había escrito en español, con un estilo muy directo y algunas expresiones coloquiales argentinas que embellecían el texto.

Pero lo esencial era la vigorosa llamada a los sacerdotes, que hoy celebran la institución de su ministerio en la Última Cena del día de Jueves Santo. Francisco les invitaba a “estar en relación con Dios y con su Pueblo”, ya que sólo así serán mediadores de la gracia que circula entre Dios y los hombres.

Les hablaba del ejemplo de Jesús “metido en medio de la gente que le rodeaba por todos lados”, y les invitaba a “salir a experimentar nuestra unción, su poder y su eficacia redentora en las «periferias» donde hay sufrimiento, hay sangre derramada, ceguera que desea ver, donde hay cautivos de tantos malos patrones”, concluyendo que “no es precisamente en autoexperiencias ni en introspecciones reiteradas que vamos a encontrar al Señor”.

Hacia el final volvió a insistir en que “el sacerdote que sale poco de sí, que unge poco – no digo «nada» porque nuestra gente nos roba la unción, gracias a Dios – se pierde lo mejor de nuestro pueblo, eso que es capaz de activar lo más hondo de su corazón presbiteral”.

Aseguro que “al buen sacerdote se le reconoce por cómo anda ungido su pueblo. Cuando la gente nuestra anda ungida con oleo de alegría se le nota: por ejemplo, cuando sale de la misa con cara de haber recibido una buena noticia”.

Era un mensaje de hermano con experiencia y con sentido de la realidad: “Es verdad que la así llamada crisis de identidad sacerdotal nos amenaza a todos y se suma a una crisis de civilización; pero si sabemos barrenar su ola, podremos meternos mar adentro en nombre del Señor y echar las redes”.

El Papa celebrará por la tarde la misa de la Cena del Señor en una cárcel de menores de Roma, donde lavara los pies a algunos reclusos.

———————————————————————————————————————————————

El Papa invita a los sacerdotes a superar su crisis de identidad y a no ser simples gestores

ROMA, 28 Mar. (EUROPA PRESS) –

   El Papa Francisco ha invitado a los sacerdotes a superar su crisis de identidad y les ha pedido que no sean meros gestores sino mediadores entre Dios y el pueblo, durante la Misa Crismal en la Basílica de San Pedro, concelebrada por cardenales, obispos y casi 1.600 sacerdotes, diocesanos y religiosos, presentes en Roma.

   Concretamente, ha destacado que la llamada “crisis de identidad sacerdotal amenaza a todos y se suma a una crisis de civilización”. Por ello, ha invitado a “navegar su ola” para meterse “mar adentro en nombre del Señor y echar las redes” para que la realidad misma les lleve  a “ese mar del mundo actual donde sólo vale la unción – y no la función.

Además, ha insistido en que tienen que “salir a las ‘periferias’ donde hay sufrimiento, hay sangre derramada, ceguera que desea ver, donde hay cautivos de tantos malos patrones” porque el sacerdote que sale poco de sí, que unge poco, se pierde lo mejor del pueblo.

“El que no sale de sí, en vez de mediador, se va convirtiendo poco a poco en intermediario, en gestor”, ha dicho, al tiempo que ha advertido de que el intermediario y el gestor “ya tienen su paga y, puesto que no ponen en juego la propia piel ni el corazón, tampoco reciben un agradecimiento afectuoso que nace del corazón”.

De ahí, según el Papa, proviene “precisamente la insatisfacción de algunos, que terminan tristes y convertidos en una especie de coleccionistas de antigüedades o bien de novedades, en vez de ser pastores con olor a oveja, pastores en medio de su rebaño, y pescadores de hombres”.

En la celebración eucarística, los sacerdotes renuevan las promesas realizadas en el momento de su ordenación, además de ser bendecidos el óleo para los enfermos, catecúmenos y el crisma sacramental.

El Pontífice ha remarcado que celebraba “con alegría la primera Misa Crismal como Obispo de Roma” y que junto a los sacerdotes que recordaban su ordenación, lo hacía también él.

También ha recordado la unción de Isaías, David y Jesús que los tres reciben “para ungir al pueblo fiel de Dios al que sirven”, que es para los pobres, para los cautivos, para los oprimidos, para los enfermos y para los que están tristes y solos.

En esta línea, el Papa ha destacado que “al buen sacerdote se lo reconoce por cómo anda ungido su pueblo”, es decir, cuando la gente es ungida con óleo de alegría, por ejemplo, cuando sale de la misa con cara de haber recibido una buena noticia y ha resaltado que la gente “agradece el evangelio predicado con unción, agradece cuando el evangelio que se predica llega a su vida cotidiana, cuando baja hasta los bordes de la realidad, cuando ilumina las situaciones límites, ‘las periferias’ donde el pueblo fiel está más expuesto a la invasión de los que quieren saquear su fe”.

Asimismo, el Pontífice ha indicado que la gente agradece cuando siente que se ha rezado “con las cosas de su vida cotidiana, con sus penas y alegrías, con sus angustias y sus esperanzas”. Así, ha recordado que los sacerdotes son “mediadores entre Dios y los hombres”.

Por ello, les ha invitado a “reavivar la gracia e intuir en toda petición, a veces inoportunas, a veces puramente materiales, incluso banales – pero lo son sólo en apariencia – el deseo de la gente de ser ungidos con el óleo perfumado.

Al finalizar, el Papa Francisco ha solicitado a los fieles “acompañar a los sacerdotes con el afecto y la oración, para que sean siempre pastores según el corazón de Dios” y a los sacerdotes ha esperado que “Dios Padre renueve el Espíritu de Santidad con el que han sido ungidos  y les ha invitado a que la gente “les sientan discípulos del Señor.

Por la tarde, el Pontífice visitará el Instituto Penal de Menores ‘Casal del Marmo’ de Roma y lavará los pies a doce jóvenes, durante la celebración de la Misa de la Cena del Señor del Jueves Santo que inicia el triduo pascual.

————————————————————————————————————————————————-

Ezzati a sacerdotes: “Que el Acompañamiento espiritual no se convierta en Instrumento de dominación”

Radio Infinita

El arzobispo de Santiago Ricardo Ezzati, encabezó la misa crismal en la Catedral Metropolitana, y llamó a los sacerdotes que integran la liturgia que “el acompañamiento espiritual no se convierta en instrumento de dominación”.

Esto, luego de que se diera a conocer días atrás las medidas disciplinarias contra el sacerdote y más cercano a Fernando Karadima, Juan Esteban Morales, por “abuso de poder”.

Morales fue denunciado por manipular las conciencias de algunos feligreses, tomando control sobre sus vidas, ante lo cual, luego de la investigación del padre Jaime Ortiz de Lazcano, se determinó que el religioso estará supervisado por el vicario de la zona correspondiente y no podrá asumir las “guías de almas”.

Ezzati sostuvo también que “confesamos, humildemente, que una desviada y mal entendida dirección espiritual, ha causado dolor en personas”, a lo que añadió que “nunca más el acompañamiento espiritual , ejercido por nosotros, pierda su esencial servicio liberador”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: