Explosión en una planta en Texas


Las autoridades evacuaron a casi la mitad de la población, en la localidad de 2,800 habitantes

——————————————————————————————-

Alcalde de West estima entre 35 y 40 los muertos por explosión en Texas

La autoridad edilicia de West consideró que la cifra de unos 40 muertos es relativamente baja, lo que catalogó como “una buena noticia”.

por DPA – 19/04/2013 – Latercera
© AFP

Los equipos de rescate continuaron hoy buscando más víctimas de la devastadora explosión en una fábrica de fertilizantes en el estado norteamericano de Texas, que podría haber dejado unas 40 personas sin vida.

Previamente, el alcalde de West, Tommy Muska, había afirmado que el número de muertos se sitúa probablemente entre 35 y 40, lo que consideró una cifra relativamente baja. “Es una buena noticia”, dijo.

La búsqueda de víctimas y supervivientes se complica por la enorme magnitud de la destrucción. Los equipos de rescate han tenido que estabilizar la estructura de varios edificios dañados antes de poder entrar en ellos.

Según algunos medios locales, entre ocho y diez cadáveres han sido recuperados hasta ahora. La policía teme que haya más víctimas sepultadas bajo los escombros de la fábrica de fertilizantes ubicada en la ciudad de West, donde se produjo la deflagración en la noche del miércoles.

La causa de la explosión también sigue siendo una incógnita. La policía parte del supuesto de que se trató de un accidente.

————————————————————————————————————————————————–

Los equipos de rescate de Texas buscan supervivientes entre las ruinas

El alcalde de West eleva a 14 el número de muertos en la explosión de la planta de fertilizantes

Sobrevienen las dudas sobre la seguridad de la fábrica, situada en una zona muy poblada

 West 19 ABR 2013 El País.com (España)
Personal de rescate en un edificio de apartamentos destruido en West (Texas). / ERICH SCHLEGEL (AFP)

Los equipos de rescate continúan buscando supervivientes entre las montañas de escombros a las que han quedado reducidos los edificios que se encontraban cerca de la fábrica de fertilizantes de la pequeña localidad de West (Texas), donde este miércoles (madrugada del jueves en España) se produjo una gran explosión que ha causado 14 muertos y más de 160 heridos. Casi 24 horas después, “la situación es aún muy volátil”, ha reconocido el ayudante del alguacil del condado de McLennan, Matt Cawthon, pues la planta, que almacena productos químicos muy peligrosos, se encuentra en una zona muy poblada.

Las autoridades estadounidenses han evitado concretar el número de personas fallecidas, que ayer calcularon entre cinco y 15, aunque el alcalde de West, Tommy Muska, ha dicho que ya son 14 los muertos. Cinco bomberos voluntarios siguen desaparecidos y se teme que han fallecido. La mayoría de las víctimas son miembros de los servicios de emergencia que trataban de sofocar un incendio en la fábrica cuando se produjo la explosión.

La humareda se resistía en la tarde del jueves (madrugada en España) a abandonar el centro de la localidad de 2.700 habitantes, de los que la mitad habían tenido que ser evacuados, aunque la lluvia caída en la mañana contribuyó a limpiar algo el ambiente. La explosión, que los testigos describían como “una bomba nuclear”, destruyó entre 60 y 80 casas y redujo un complejo de apartamentos a un “esqueleto”. Las dudas sobre las medidas de seguridad en la fábrica, que almacenaba 24,5 toneladas de nitrato de amonio, sobrevienen ahora, después de un estallido que provocó un temblor en la tierra de magnitud 2,1 en la escala de Richter que se pudo sentir incluso a 70 kilómetros de distancia.

Fertilizantes West fue investigada en 2006 por las autoridades federales y locales, según han recordado varios medios de comunicación estadounidenses. La Agencia de Protección Ambiental (EPA) multó a la compañía en marzo de ese año con 2.300 dólares porque el plan de seguridad de la empresa no cumplía con los requisitos federales, según el diario USA Today. En concreto, hacía referencia a que no tenía un plan formal de mantenimiento escrito y pocos registros sobre la capacitación dada a los empleados.

La compañía corrigió las deficiencias y actualizó su plan en 2011, según certificó el organismo, que ha enviado un equipo de expertos a controlar la calidad del aire en la zona y los alrededores de donde se produjo la explosión. En ese momento, los propietarios de la planta comunicaron a la EPA que en un escenario de emergencia típico, se podría producir una liberación de amoniaco en forma de gas durante 10 minutos. Ese producto es tóxico si se inhala, pero no se considera altamente inflamable ni explosivo, por lo que el plan de seguridad no incluía esa posibilidad.

En una comunicación hecha este año a los Servicios de Salud de Texas, Fertilizantes West informó de que, desde finales de 2012, almacenaba compuestos químicos más volátiles en sus instalaciones, lo que incluía 270 toneladas de nitrato de amonio, un fertilizante sólido que se ha usado como base para fabricar explosivos en atentados como el de Oklahoma en 1995.

Las autoridades investigan aún las causas de la explosión, que consideran accidental. Una de las hipótesis que estudian los investigadores es si los propios bomberos provocaron el estallido al echar agua sobre una sustancia muy volátil.

La fábrica de West es una de las miles de plantas en las zonas rurales de Estados Unidos que almacenan productos muy peligrosos, muchas en sitios cercanos a viviendas y colegios. En este caso, la escuela de secundaria, que ha resultado muy dañada, y el instituto estaban tan solo a un kilómetro de distancia. También se encontraba muy cerca una residencia de ancianos, que tuvo que ser evacuada.

Mientras se confirman las causas de la explosión y se buscan supervivientes, los vecinos de West se han volcado en ayudar a los heridos, a los familiares de los desaparecidos y a los que han perdido sus hogares. Jimmy Polinsky, un anciano que ha vivido toda su vida en la pequeña localidad y al que le sorprendió la explosión justo cuando se sentaba a cenar, relata: “Mi casa está patas arriba, el techo se está cayendo. Las ventanas volaron por los aires y nos dijeron que nos fuéramos”. “No sé lo que va a pasar”, añade conteniendo las lágrimas.

“La gente lo ha perdido todo, está quemada, herida, eso te altera la vida”, dice Mimi Montgomery Irwin, que posee una casa dañada por la explosión. “Yo puedo reemplazar una ventana rota, pero no puedes sustituir a una persona”.

—————————————————————————————————————————————————

18-04-2013 / EFE

Los atentados de Boston, la alarma por el envío de cartas envenenadas a máximos dirigentes del país y la explosión de una planta industrial en Waco (Texas) han sumido a Estados Unidos en una “semana negra” al cumplirse los aniversarios de las matanzas que más han conmocionado al país.

Y es que en cinco días de abril, los que van del 16 al 20, coinciden las fechas de las peores matanzas de los últimos 15 años en EEUU, si se exceptúa la más grave de ellas, los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra Nueva York y Washington.

El país vive estos días un estado de psicosis comparable al que se generó tras el 11-S, al evidenciarse de nuevo que Estados Unidos es un país vulnerable a los ataques, a pesar de no haberse confirmado aún ni las causas ni a los responsables de estos últimos sucesos.

La ciudad de Boston, en el noreste de Estados Unidos, precisamente de la que salió uno de los aviones que derribaron las Torres Gemelas de Nueva York, se convirtió en el centro de la atención internacional el lunes tras las explosiones que mataron a 3 personas e hirieron a más de cien durante su tradicional maratón.

El FBI ya ha identificado a un sospechoso de estos ataques, pero aún no ha sido detenido e ignora sus propósitos.

La posibilidad de que grupos terroristas árabes estén detrás de esta matanza, aunque no descartada del todo, parece perder fuerza.

En medio del caos generado por estos sucesos, en la policía federal estadounidense saltaban todas las alarmas al descubrir el envío de varias cartas, aparentemente impregnadas de una sustancia venenosa, la ricina, que fueron enviadas al presidente Barack Obama y al senador republicano Roger Wicker.

Tras detener a un sospechoso, el FBI descartó que la carta dirigida a Obama estuviera relacionada con las explosiones de Boston, con lo que pareció neutralizar las sospechas difundidas en algunos medios estadounidenses de que el país era de nuevo víctima de un ataque de grupos organizados.

A estos sucesos se añadió anoche la grave explosión de una fábrica de fertilizantes en West, en el estado de Texas, muy cerca de la ciudad de Waco, donde han muerto al menos 5 personas y hay cerca de dos centenares de heridos.

Waco es además tristemente célebre por ser el lugar donde murieron 81 personas que habían puesto sus vidas en manos de su líder, David Koresh, dirigente de la secta de los davidianos.

Precisamente un 19 de abril, pero de 1992, las fuerzas de seguridad estadounidenses decidieron lanzar gases lacrimógenos contra el rancho de Monte Carmelo, la sede de la secta en Waco para poner fin al “sitio” que había comenzado el 28 de febrero en busca del líder del grupo.

Entre los 81 muertos había 17 niños menores de diez años.

El 16 de abril de 2007, un estudiante surcoreano Cho Seung Hui, de 23 años y un historial de problemas mentales, mató a 32 personas en las aulas de la Universidad Politécnica de Virginia antes de suicidarse.

En una especie de testamento que Cho dejó grabado, el autor de la matanza rendía homenaje a Eric Harris y Dylan Kiebold, los estudiantes que casi exactamente ocho años antes que él habían abierto fuego también contra sus compañeros en un instituto de Columbine, en Colorado.

Harris y Kiebold mataron a doce alumnos y un profesor el 20 de abril de 1999, en un suceso que se considera una de las peores pesadillas en el mundo educativo estadounidense.

Pero estas tragedias no son las únicas que cumplen su aniversario en esta luctuosa semana de abril.

Otro 19 de abril, dos años después de los sucesos de Waco, un camión bomba destruyó el edificio federal Alfred Murray de la ciudad de Oklahoma, donde se encontraba la sede de la Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF), cuyos agentes participaron en la operación contra los davidianos.

El autor del atentado, que mató a 168 personas, fue Timoty McVeigh, un ex soldado condecorado en la guerra del Golfo y vinculado a grupos paramilitares de extrema derecha.

Las autoridades determinaron que McVeigh, que sería ejecutado seis años después, quiso vengar con su ataque contra el Gobierno de EEUU la muerte de los davidianos.

Azar, casualidad o, para los que creen en las teorías conspirativas, abril se ha convertido en un mes trágico que muchos estadounidenses querrían borrar del calendario.

————————————————————————————————————————————————

Reguladores de EEUU multaron en 2012 a planta que explotó en Texas

La Administración de Seguridad de Oleoductos y Materiales Peligrosos multó a la West Fertilizer Company por problemas en el transporte de materiales peligrosos.

por AFP – 18/04/2013 – 

La fábrica de fertilizantes de Texas donde una poderosa explosión provocó varios muertos y cientos de heridos fue multada por reguladores estadounidenses en 2012 por problemas en el transporte de materiales peligrosos, según documentos a los que accedió la AFP este jueves.

La explosión en la West Fertilizer Company el miércoles -que destruyó decenas de casas en la ciudad de West- tuvo lugar luego de un incendio en la fábrica, que se cree contenía grandes cantidades de amoniaco potencialmente volátil.

En 2012, la compañía fue multada con 10.100 dólares por parte de la Administración de Seguridad de Oleoductos y Materiales Peligrosos por etiquetar mal tanques de carga y por “fallar en el desarrollo y la adhesión a un plan de seguridad” para transportar una gran cantidad de amoniaco anhidro, de acuerdo a una copia de la citación obtenida por la AFP.

La compañía logró un acuerdo con los reguladores estadounidenses y acabó pagando una multa de 5.250 dólares, según los documentos.

Las violaciones concernían al transporte de amoniaco anhidro (sin agua) y no a su almacenamiento en la propia fábrica, que explotó cerca de una hora después de un incendio la noche del miércoles, según funcionarios locales.

En 2006, la Comisión de Texas sobre Calidad Medioambiental llevó adelante una “investigación por una queja de olores” en la planta y emitió un aviso diciendo que estaba operando sin autorización.

El asunto fue resuelto más tarde ese año, cuando la compañía llenó una aplicación, dijo la comisión en una declaración.

————————————————————————————————————————————————–

 

—————————————————————————————————————————————————

Al menos 5 muertos y 160 heridos tras una explosión en una planta en Texas

El estallido tuvo lugar en una planta de fertilizantes en la localidad de West

Entre 50 y 75 edificios cercanos han quedado destruidos o afectados

La explosión fue percibida hasta a 70 kilómetros de distancia

 West 18 ABR 2013 El País.com (España)

Carretera de acceso a la planta de fertilizantes cortada por la policía. / VÍDEO: REUTERS-LIVE! / FOTO: CHIP SOMODEVILLA (AFP)

Una devastadora explosión en una fábrica de fertilizantes cerca de Waco (Texas) ha causado un número aún sin determinar de muertos y al menos 160 heridos. La tragedia se ha producido el miércoles sobre las ocho de la tarde, hora local (tres de la madrugada en la España peninsular) en la pequeña localidad de West. Aunque el balance de víctimas sigue sin estar claro, la policía local afirma que podría haber entre 5 y 15 fallecidos. Los servicios de emergencia han atendido al menos a 160 heridos. “Hay mucha gente que no estará aquí mañana”, ha dicho Tommy Muska, alcalde de la localidad. Las causas del estallido siguen sin esclarecerse.

“Hada, ahora mismo, indica que esto no se más que un fuego ocasionado por un accidente industrial, pero seguimos investigando”, ha indicado un portavoz de la policía. La Oficina de Seguridad Química, una agencia federal que investiga desastres nucleares, ha informado de que ha enviado un equipo a la zona.

EL PAÍS

Los propios bomberos temen que la cifra de fallecidos aumente a entre 60 o 70 fallecidos, según había declarado anteriormente George Smith, el director del sistema de gestión de emergencias de la ciudad, citado por la cadena CNN. “Es una cifra aproximada, que me han dado los bomberos, todavía no sabemos”, ha declarado Smith. “Tenemos confirmada la muerte de dos miembros de emergencias, y puede haber tres bomberos fallecidos”.

De hecho, un equipo de cinco o seis bomberos voluntarios que intentaba apagar un incendio en la planta justo antes de la explosión está desaparecido, según el alcalde. La mitad de los 2.700 habitantes de la localidad han tenido que ser evacuados por los humos tóxicos provenientes de la fábrica. La dirección del viento podría obligar a desplazar al resto de la población, según D. L. Wilson, portavoz del Departamento de Seguridad Pública de Texas.

El gobernador de Texas, Rick Perry, ha dicho que las autoridades y los servicios de emergencia están trabajando sobre el terreno, pero no ha querido dar una cifra aproximada de heridos ni ha apuntado a las posibles causas de la explosión, que ha causado un movimiento de tierra equivalente a un terremoto de magnitud 2,1, según el Instituto Geológico de EE UU.

Ambulancias y equipos de rescate siguen en las inmediaciones de la fábrica trasladando heridos, que se calculan en más de un centenar, a hospitales de localidades cercanas. Un pequeño contingente de bomberos ha regresado a la planta. Los expertos temen que las llamas que continúan ardiendo en la planta hagan explotar un segundo tanque de fertilizantes.

Mientras, los equipos de salvamento y los bomberos peinan los edificios afectados, algunos reducidos a ruinas, como un bloque de 50 apartamentos situado cerca de la fábrica que ha quedado reducido a un “esqueleto en pie”, según Wilson. Entre 50 y 75 casas y edificios cercanos al lugar de la explosión han quedado destruidos o afectados. La explosión fue percibida hasta a 70 kilómetros de distancia. El humo tóxico desprendido por el incendio ha forzado la evacuación de centenares de personas, entre ellos decenas de una residencia de ancianos.

Un testigo de la explosión, Bill Bohannan, que en ese momento estaba de visita en casa de sus padres, cerca de la planta, dijo al diario que la explosión fue “devastadora”. “Dije, esto va a explotar… Y les dije a mis padres que entraran dentro del coche. Estaba de pie junto a mi coche con mi novia, a la espera de que mis padres saliesen y (la planta) explotó. Nos golpeó contra el auto”, dijo.

West está situado a 32 kilómetros al norte de la ciudad de Waco, tristemente célebre por ser el lugar donde murieron más de 80 personas en el asalto de las fuerzas de seguridad a un rancho sede de la secta de los davidianos, después de varios días sitiado en busca de su líder, David Koresh. Este viernes se cumplen precisamente 20 años de la tragedia.

—————————————————————————————————————————————————-

“Fue como un estallido nuclear”

“Ha sido devastador. Nunca había visto nada como esto”, relata el alguacil del condado McLennan, Parnell McNamara

 Waco 18 ABR 2013 El País.com (España)
La explosión en West. / ANDY BARTEE (AP)

La explosión de una planta de fertilizantes cerca de Waco, en Texas,”ha sido como una bomba nuclear”. Esto es lo que repetían muchos testigos del estallido, entre ellos el alcalde de la localidad de West, Tommy Muska. De hecho, la explosión provocó un temblor de tierra de 2,1 grados en la escala de Richter, según ha registrado el Servicio Geológico de Estados Unidos. Ello llevó a algunos vecinos a pensar por unos minutos que se había tratado de un terremoto.

Bill Bohannan, que en el momento del desastre estaba de visita en casa de sus padres, cerca de la planta, ha relatado que la explosión fue “devastadora”. “Dije, esto va a explotar… Y les dije a mis padres que entraran dentro del coche. Estaba de pie junto a mi coche con mi novia, a la espera de que mis padres saliesen y (la planta) explotó. Nos golpeó contra el auto”, ha relatado.

“Hubo una gran onda expansiva”, ha contado por su parte Mark Licknovsky, otro vecino de la localidad que trabaja a poco más de un kilómetro de la planta. “Fue entonces cuando supimos que estaba ocurriendo algo muy serio”. “Ha sido devastador. Nunca había visto nada como esto”, añadió el  alguacil del condado McLennan, ParnellMcNamara.

El estallido ha destruido entre 50 y 75 casas. Entre ellas la de Keith Williams. “Todo el techo ha volado. Las ventanas están fuera. Mi gran garage en la parte trasera ha quedado reducido a la mitad”, apuntaba.El portavoz del Departamento de Seguridad Pública de Texas, D.L.Wilson, confirmó la cifra de más de medio centenar de viviendas dañadas y añadió que de un complejo de apartamentos había quedado solo el “esqueleto”.

A Jason Shelton, un padre de familia de 33 años que vive a 1,6 kilómetros de la planta, contempló el estallido en el porche de su casa minutos después de haber oído las sirenas de los bomberos, que se dirigían a la planta a apagar el incendio inicial. “Las ventanas temblaron y mis hijos empezaron a gritar. La puerta me golpeó en la frente y todos los vidrios de las ventanas estallaron”, ha relatado.

Son algunos de los testimonios de un suceso que, a falta de que se confirmen las cifras de víctimas, se prevé catastrófico. Pese a ello siempre hay espacio para la esperanza y el optimismo. Como el del alcalde de West, Tommy Muska. “No es el fin del mundo. Es un corte en nuestros corazones. Pero somos fuertes. Nos recuperaremos”.

————————————————————————————————————————————————-

Qué consecuencias a la salud traerá el incendio de fertilizante en Texas

La quema de amoníaco anhidro, sustancia usada en fertilizantes, puede causar graves quemaduras, deshidratación y la muerte

Jueves, 18 de abril de 2013
Al menos dos personas murieron y más de 150 resultaron lesionadas después de que ocurriera una explosión en una planta de fertilizantes en la localidad de West
Los bomberos temen que aumente el número de víctimas
La West Fertilizer Plant está localizada a 32 kilómetros al norte de la ciudad de Waco; una escuela y un asilo de ancianos se encuentran cerca del lugar
La West Fertilizer Plant está localizada a 32 kilómetros al norte de la ciudad de Waco; una escuela y un asilo de ancianos se encuentran cerca del lugar (Reuters)
Muchos vehículos quedaron destruidos tras la explosión
Muchos vehículos quedaron destruidos tras la explosión (Reuters)
La explosión ocurrió cerca de las 19:50 horas (tiempo local)
La explosión ocurrió cerca de las 19:50 horas (tiempo local) (Reuters)
Lo más importante
  • Según los CDC el amoníaco anhidro es un gas picante con sofocantes vapores que se utiliza como fertilizante
  • El amoníaco anhidro puede causar rápidamente deshidratación y quemaduras graves en el cuerpo si se combina con agua
  • Los síntomas pueden incluir dificultad para respirar, irritación en los ojos, nariz o en la garganta, quemaduras o ampollas
La exposición a altas concentraciones de amoníaco anhidro puede llegar a provocar la muerte (Reuters).

(CNN) — Este miércoles los bomberos presentes en la explosión de la planta de fertilizantes en Texas se mostraron preocupados por las consecuencias que el amoníaco anhidro pudiese provocar.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), el amoníaco anhidro es un gas picante con sofocantes vapores que se utiliza como fertilizante.

Cuando las personas son expuestas a esta sustancia puede provocar varios problemas:

  • El amoníaco anhidro puede causar rápidamente deshidratación y quemaduras graves en el cuerpo si se combina con agua.
  • Los síntomas pueden incluir la dificultad para respirar, irritación en los ojos, nariz o garganta, quemaduras o ampollas.
  • La exposición a altas concentraciones puede provocar la muerte.
  • Las víctimas necesitan un tratamiento con grandes cantidades de agua por los menos durante 15 minutos.
  • De acuerdo con la Universidad de Minnesota debe ser almacenado a alta presión.
  • La Universidad de Arkansas menciona que es un fertilizante a base de nitrógeno de bajo costo y bastante afectivo.
  • Está compuesto por tres partes de hidrógeno y una parte de nitrógeno.
  • Cuando es liberado inicialmente los vapores se mueven cerca del suelo, provocando un mayor riesgo de exposición.

Uno de los peores desastres en la historia de Estados Unidos implicó el uso de amoníaco. En abril de 1947 un barco cargado con nitrato de amonio – un fertilizante solido compuesto de amoníaco y nitrógeno- se incendió mientras estaba atracado en Texas. El fuego causo una explosión que daño más de 1,000 edificios, según el sitio web de la Asociación Histórica de Texas.

La explosión provocó un incendio en un barco en la bahía de Galveston, que también estaba cargado con nitrato de amonio. La mayoría de los bomberos de la ciudad murieron en la primera explosión, el fuego ardió durante 16 días y causó otra gran explosión. Posteriormente los voluntarios lucharon para apagar las llamas.

La asociación histórica menciona que murieron casi 400 personas y más de 175 fueron reportadas como desaparecidas. Sólo algunos cuerpos fueron recuperados en el área del muelle.

————————————————————————————————————————————————-

El negro historial de los fertilizantes

AFP
Día 18/04/2013

Los accidentes más mortíferos de los últimos años relacionados con el nitrato amónico

La explosión en una planta de fertilizantes en West (Texas), que ha dejado entre 5 y 15 muertos y más de 160 heridos según el balance provisional de la Policía de Waco, es la última de una serie de incidentes. Ya en 1947, Texas vivió el más grave accidente industrial en la historia de los Estados Unidos. Estos son algunos sucesos destacados:

El 16 de abril de 1947. Estados Unidos (Texas): Una explosión de 2.300 toneladas de nitrato de amonio (un fertilizante altamente explosivo) a bordo de un barco francés atracado en el puerto de la ciudad dejó 581 muertos y más de 5.00 heridos. Cientos de edificios fueron destruidos y el barrio del puerto quedó devastado.

El 28 de julio de 1947. Francia (Brest): Los almacenes de mercancías del buque noruego «Ocean Liberty» (con 3.00 toneladas de nitratio de amonio) ardieron durante la descarga en el puerto. El barco explotó dejando cerca de 30 muertos, miles de heridos e importantes daños en la ciudad.

El 8 de enero de 1998. China (Xinping): 24 obreros murieron y unos 60 resultaron gravemente heridos por una explosión en una fábrica de fertilizantes químicos de la provincia de Shaanxi, al norte del país.

El 20 de septiembre de 1999. Tailandia (cerca de Chiang Mai):en una conservera, la explosión de los almacenes de cloruro de potasio que servían de fertilizante causaron la muerte de al menos 35 personas.

El 21 de septiembre de 2001. Francia (Toulouse): Una explosión en los almacenes de nitrato de amonio de la fábrica AZF mató a 31 personas y dejó 2.500 heridos. El suceso fue causado por una «desafortunada mezcla» de productos. En 2012, la sociedad Grande Paroisse, propietaria de la planta, fue condenada por «homicidio involuntario».

El 24 de abril 2004. Corea del Norte (Ryongchon): 161 muertos y 1.300 heridos tras una colisión en una estación entre un tren que transportaba petróleo y vagones con nitratio de amonio que se incendiaron y provocaron una serie de explosiones.

El 28 de mayo de 2004. Rumanía (Mihailesti): Dieciocho muertos y 13 heridos en la explosión accidental de un camión que transportaba fertilizantes.

————————————————————————————————————————————————–

¿De qué modo puede explotar una planta de fertilizantes?

A. F. VERGARA ABC_ES / MADRID
Día 18/04/2013

Expertos y Fabricantes de Fertilizantes aseguran que es muy dificil que se produzca un accidente de este tipo sin un incendio o explosión previa

Pendientes de una investigación que aclare de qué modo se ha producido la explosión de la fábrica de fertilizantes de Texas, la utilización para su elaboración de productos como nitrato amónico, amoniaco, ácido nítrico o urea puede explicar de qué modo ha tenido lugar este suceso.

En todo caso, desde la Asociación Española de Fabricantes de Fertilizantes quieren hacer un llamamiento a la tranquilidad, porque «el número de accidentes que se producen en este tipo de fábricas es mínimo, y por norma general no suponen ningún peligro para la población«, según nos cuenta Yago Delgado, Director Técnico de la asociación.

Con los primeros datos que llegan desde Estados Unidos «parece que se inició con un fuego, y que después tuvo lugar la explosión».

Desde el departamento de Química Inorgánica de la Universidad Complutense de Madrid, su catedrático explica que las plantas de fertilizantes tienen «cierto peligro» porque utilizan una base de nitrato. Son compuestos químicos que se pueden descomponer de manera explosiva en ciertas circunstancias, como calor, un golpe o una explosión previa, aunque «no es frecuente».

Desde el Laboratorio de Combustibles y Petroquímica de la Fundación Gómez Pardo, Francisco Sanz nos explica el tipo de reacciones que se pueden producir, teniendo en cuenta el tipo de compuestos con los que se trabaja en esta clase de fábricas.

Si hablamos del nitrato amónico, su descomposición en dos moléculas de agua y óxido nitroso «es muy explosiva, desprende mucho calor». Nos cuenta Francisco Sanz que «es una reacción exotérmica y produce explosiones, pero es necesario que haya una fuente de ignición cerca, como puede ser un fuego».

El nitrato de amonio se utiliza sobre todo como fertilizante por su buen contenido en nitrógeno. El nitrato es aprovechado directamente por las plantas mientras que el amonio es oxidado por los microorganismos presentes en el suelo a nitrito o nitrato y sirve de abono de más larga duración.

En el caso del ácido nítrico, también empleado en este tipo de plantas, Sanz nos aclara que «es un agente oxidante muy fuerte y cuando está en contacto con sólidos metálicos produce reacciones explosivas» a partir de una fuente de calor o en contacto con un sólido metálico como puede ser el sodio. El ácido nítrico no es combustible, pero facilita la combustión de otras substancias.

El ácido nítrico es un líquido corrosivo y tóxico que puede ocasionar graves quemaduras. Es utilizado comúnmente como un reactivo de laboratorio. Se utiliza para fabricar explosivos como la nitroglicerina y trinitrotolueno (TNT), así como fertilizantes como el nitrato de amonio.

Finalmente, respecto al amoniaco, en condiciones normales es un gas, por lo que el principal riesgo es que se produzca una fuga en el depósito en el que se haya alojado, y sus consecuencias en la población por la inhalación de esta substancia tóxica.

En cualquier caso, para producirse una deflagración como la que hemos visto en la planta de Texas, sería necesario una explosión o un incendio previo. Por ello, desde la asociación de Fabricantes de Fertilizantes insisten en hacer un llamamiento a la tranquilidad de la población, ya que es muy raro que se den ese tipo de percances. Yago Degado añade además que «todas las plantas de fabricación de fertilizantes en España siguen unos protocolos muy estrictos de seguridad».

—————————————————————————————————————————————————

Confirma que hay muertos y más de 160 heridos

La policía dice que ‘no hay nada que indique’ que la explosión de Texas ‘no es un accidente’

El portavoz policial de Waco ha confirmado ya más de 15 muertos en la explosión. | ReutersEl portavoz policial de Waco ha confirmado ya más de 15 muertos en la explosión. | Reuters

ELMUNDO.es |

 jueves 18/04/2013 

La policía trabaja con todas las posibilidades sobre la explosión de la planta de fertilizantes cerca de Waco, Texas, a la espera de que se confirme que ha sido un accidente. Aunque ningún indicio apunta a que no se haya tratado de un siniestro, los investigadores no descartan ninguna hipótesis todavía. “No he oído ninguna indicación que no haga pensar que ha sido un accidente tras el fuego”.

Se ha confirmado ya que entre cinco y 15 personas han muerto, entre ellos bomberos y un policía, han perdido la vida pero la policía no puede determinar esta cifra porque hay desaparecidos y todavía se está buscando a mucha gente entre los escombros, según el portavoz policial de Waco, Patrick Swanton.

De hecho, agentes del orden van puerta por puerta comprobando que no falte nadie para poder establecer la magnitud de la tragedia y su prioridad es ahora buscar a posibles supervivientes que pudieran estar atrapados entre los escombros.

La devastación, según la policía, es total. Entre 50 y 75 edificios están totalmente destruidos y muchos se han visto afectados, por lo que agentes están trabajando para controlar el derribo de algunos inmuebles que se encuentran en muy mal estado.

Sin embargo, aunque la situación está controlada, el peligro no ha terminado. La policía se ha mostrado muy preocupada de que el viento cambie y acerque nubes peligrosas a los núcleos de población. Además, ante la existencia de segundo tanque de fertilizante, se ha pedido a los habitantes de West que se marchen a un lugar seguro, según la CNN.

Alrededor de los 2.800 habitantes de la localidad fueron evacuados. También se pidió a los pilotos de los helicópteros que respetaran una altura de vuelo mínima, ante el temor a una segunda explosión.

—————————————————————————————————————————————————-

La explosión de Texas causó un sísmo de 2,1 grados

EUROPA PRESS
Día 18/04/2013

Además, se ha llegado a sentir en viviendas situadas a 80 kilómetros de la fábrica de fertilizantes

La explosión en una fábrica de fertilizantes de la localidad de West, en el estado de Texas, se sintió en viviendas situadas a 80 kilómetros a la redonda y provocó un terremoto de 2,1 de magnitud en la escala de Richter, según ha informado el observatorio geológico de Estados Unidos (USGS). “Ha sido como una bomba nuclear”, ha declarado el alcalde de West, Tommy Muska, citado por la CNN.

De momento, el único balance oficial de víctimas es el facilitado por el sargento W. Patrick Swanton, de la Policía de Waco, quien en rueda de prensa ha informado de “entre cinco y quince muertos” y de más de 160 heridos cuya gravedad varía considerablemente de unos a otros, según ha indicado la edición digital del diario local ‘Waco Tribune Herald’. Según el director del sistema de emergencias de West, George Smith, de momento se ha confirmado el fallecimiento de seis bomberos, dos médicos de emergencias y un agente de Policía, así como la desaparición de siete enfermeras de una residencia de ancianos colindante y de un agente municipal.

Fuentes oficiales han informado también a Reuters de la desaparición de seis bomberos voluntarios. El propio George Smith había declarado previamente que “los bomberos temen que el número de víctimas aumente hasta los 60 o 70 muertos”, según la CNN. Muchas viviendas han quedado destruidas y se prevé el hallazgo de cadáveres entre sus restos, según el responsable de emergencias. Los servicios de rescate están inspeccionando casa por casa en busca de supervivientes y víctimas en toda la zona afectada por el desastre.

Se desconocen las causas

De momento se desconocen las causas de la explosión en la fábrica de la empresa West Fertilizer Co., ubicada justo al lado de un complejo de apartamentos, una residencia de ancianos y un colegio. Según el sargento W. Patrick Swanton, se está investigando si la explosión ha sido provocada voluntariamente o se ha debido a una reacción química. El departamento sobre Armas de Fuego y Explosivos de la Policía ha recibido la orden de investigar la explosión. “No tenemos ningún indicio de que se haya debido a otra cosa que a un incendio accidental”, ha precisado Swanton.

El portavoz del Departamento de Seguridad Pública de Texas, D.L. Wilson, ha informado -citado por el diario ‘Waco Tribune Herald’- de que la mitad de la población de West (2.800 habitantes) ha sido evacuada, incluidas las 133 personas que estaban en una residencia de ancianos situada junto a la fábrica de fertilizantes. Además, ha señalado que entre 50 y 75 edificios han sufrido daños y, en concreto, que un complejo residencial con 50 viviendas ubicado cerca de la fábrica de fertilizantes “ha quedado como un esqueleto”. El colegio ha resultado también afectado y toda su estructura va a ser revisada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: