Irak celebra elecciones en medio de una escalada de la violencia sectaria


  • Irak celebra elecciones en medio de una escalada de la violencia sectaria
  • Al Maliki cree que los comicios son parte de la solución a la crisis política
  • Irak celebra sus primeras elecciones sin EEUU
  • Al menos cuatro heridos en Irak al inicio de los comicios locales
  • Jornada electoral con escasa participación en Irak
  • Concluyó con normalidad votación en Irak
  • Varios heridos en ataques en las primeras elecciones en Irak tras la salida de EEUU

——————————————————————————————-

Irak celebra elecciones en medio de una escalada de la violencia sectaria

Aunque las elecciones no van a afectar al Ejecutivo, sí que constituyen una indicación sobre el primer ministro Al Maliki

 Dubái 20 ABR 2013 El País.com (España)
Un miembro de las fuerzas de antiterrorismo vigila un colegio electoral del distrito de Ciudad Sader (Bagdad). / AHMAD AL-RUBAYE (AFP)

Irak ha celebrado hoy sábado sus primeras elecciones desde la salida de las tropas estadounidenses en diciembre de 2011. Un total de 13,8 millones de ciudadanos estaban convocados para renovar las asambleas provinciales. Pero los comicios dicen tanto de la progresiva normalización del país como de su disfuncionalidad. Una docena de bombas caseras y ataques con mortero a otros tantos colegios electorales han dejado cuatro heridos, apenas un recordatorio de la violencia que ha precedido a la cita con las urnas y causado un centenar de muertos desde el pasado domingo. Además, 14 candidatos han sido asesinados durante la campaña electoral.

Los atentados han aumentado desde principios de año. Los extremistas suníes y la rama local de Al Qaeda tratan de capitalizar el malestar de esa minoría con el Gobierno de Nuri al Maliki, un chií que se ha mostrado incapaz de tender puentes para cerrar la herida sectaria que abrió la ocupación del país. En ese contexto, y aunque las elecciones no van a afectar a la composición del Ejecutivo, sí que constituyen una indicación sobre la popularidad de Al Maliki, a apenas un año de los comicios generales. Un buen resultado de su formación, el Estado de la Ley, le abriría las puertas a un tercer mandato.

“En cualquier caso, gana Al Maliki”, asegura a EL PAÍS un observador occidental que durante los últimos diez años ha asesorado a las autoridades iraquíes. Este analista, que pide el anonimato porque no está autorizado a hablar con la prensa, admite que la coalición que respalda al primer ministro va a sufrir sin duda el desgaste por el hartazgo de los iraquíes con la corrupción y la falta de servicios públicos y la corrupción. Sin embargo, recuerda que no hay verdadera oposición.

“Iraquiya [el bloque laico que apoyaban muchos suníes] se está desintegrando, el ISCI [el grupo chií rival de Al Maliki] está desaparecido. Sólo el Movimiento Sadrista mantiene el empuje, pero tiene una base de voto limitada”, explica. La realidad es que, al margen de los grupos políticos, los lazos religiosos, comunitarios o tribales siguen pesando a la hora de decidir el voto. Por lo demás, el interlocutor considera que “las elecciones están técnicamente muy bien preparadas”, pero con la pega de que “la Comisión Electoral no es políticamente independiente”.

Unos 8.000 candidatos se disputan los 378 escaños en liza en el conjunto de las asambleas provinciales. Una vez constituidas su principal responsabilidad es la elección del gobernador, quien tiene la última palabra sobre las finanzas locales y coordina la reconstrucción, un capítulo clave para mejorar la vida cotidiana de los iraquíes. Pero la credibilidad de los comicios se ve afectada por el hecho de que sólo votan 12 de las 18 provincias. Las tres de la región autónoma kurda tienen su propio calendario electoral y lo harán en septiembre. En Kirkuk, la disputa entre las distintas comunidades impide celebrar la consulta. Y el Gobierno ha decidido retrasar el voto en Al Anbar y Nínive, dos provincias de mayoría suní, debido a la inestabilidad política.

“Las elecciones no pueden resolver todos los problemas de Irak, pero los problemas no pueden resolverse sin elecciones”, ha declarado Martin Kobler, el jefe de la misión de la ONU en Irak (UNAMI), durante una visita a un colegio electoral en Bagdad, citado por la agencia France Presse.

La afluencia de votantes se inició de forma perezosa cuando abrieron los colegios a las siete de la mañana y a dos horas del cierre, previsto para las cinco de la tarde, seguía sin ser significativa. Los resultados no se conocerán hasta dentro de varios días.

—————————————————————————————————————————————————

20-04-2013 / EFE

El primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, considera que las elecciones provinciales, que se celebran hoy, son parte fundamental de la solución a la crisis política y un mensaje de confianza para el pueblo de que el país aún está bien.

“Si el votante elige bien y se forman consejos provinciales con buenos gobernadores, que crean en el proceso político, supondrá la base para la construcción del Estado”, destacó Al Maliki a la prensa, tras votar en un colegio electoral en la fortificada Zona Verde de Bagdad.

En su opinión, “los comicios transmiten un mensaje de confianza al pueblo de que Irak aún está bien, y otro a los que se oponen al proceso político de que los iraquíes no se detendrán en su avance para construir la patria sobre bases democráticas”.

El primer ministro valoró la labor de la Comisión Electoral que ha perfeccionado el proceso de votación, lo que “es una prueba del éxito de Irak y del Gobierno”.

Unos 14 millones de iraquíes están llamados hoy a acudir a las urnas para renovar los consejos de doce de las dieciocho provincias del país.

La votación no se celebra en las tres provincias del Kurdistán iraquí, ni en Al Anbar (oeste) y Nínive (norte), donde se han pospuesto tras el asesinato de varios candidatos en las últimas semanas.

Tampoco se desarrolla en la provincia rica en petróleo de Kirkuk (norte), disputada entre el Gobierno de Bagdad y el de la región autónoma del Kurdistán, por lo que no se celebran elecciones allí desde 2005.

Según Al Maliki, su Ejecutivo trabajará para celebrar los comicios en Nínive y Al Anbar lo más rápido posible, tan pronto como se restablezca la seguridad para que no haya ataques contra aspirantes ni responsables de la Comisión Electoral.

El primer ministro subrayó que estas elecciones son las primeras que se llevan a cabo desde la retirada de las tropas estadounidenses en diciembre de 2011, y “significan la capacidad y solidez del proceso político, además de suponer un mensaje de que todo lo que sucede en Irak está en manos iraquíes”.

El país árabe afronta actualmente una crisis política originada por las protestas de suníes en varias provincias, entre ellas Al Anbar y Nínive, donde los manifestantes mantienen un pulso contra el Gobierno de Al Maliki.

Los participantes en las protestas exigen la liberación de presos, corregir el proceso político, enmendar la ley antiterrorista y alcanzar un equilibrio en las instituciones del Estado.

La coalición opositora Al Iraqiya, integrada por chiíes y suníes, apoya esas manifestaciones y en febrero decidió boicotear las reuniones del Ejecutivo de unidad nacional, donde ocupaba ocho carteras, en señal de solidaridad.

————————————————————————————————————————————————

MARCADAS POR LA TENSIÓN POLÍTICA Y LA VIOLENCIA

Irak celebra sus primeras elecciones sin EEUU

Elecciones en Irak abril 2013

Foto: REUTERS

El primer ministro Al Maliki se proclama favorito en los comicios locales frente a las acusaciones de manipulación electoral

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) –

   Irak celebra este sábado elecciones locales, las primeras desde la retirada del país del grueso de las tropas estadounidenses, en medio de un ambiente de alta tensión sectaria y extrema violencia donde la coalición del primer ministro chií, Nuri Al Maliki, ha proclamado que se hará con la victoria a pesar de las críticas, tanto domésticas como internacionales, por su reciente anulación de los comicios en dos provincias de mayoría opositora.

   Las elecciones tienen lugar en una semana marcada por el atentado del pasado jueves en Bagdad, que ha dejado por el momento al menos 30 muertos y 65 heridos, y tras los asesinatos en los últimos dos meses de al menos 13 candidatos, todos ellos suníes, en ataques que podrían haber sido perpetrados, como sospechan familiares y compañeros de los fallecidos, por orden de sus rivales políticos.

En juego están 450 escaños para los que compiten más de 8.100 candidatos pertenecientes a 256 entidades políticas. Las elecciones se desarrollarán en 12 de las 18 provincias de Irak. De las seis excepciones, cuatro son habituales: las tres provincias que conforman la región semiautónoma del Kurdistán iraquí –donde los comicios se celebrarán a finales de año– y en la provincia étnicamente dividida de Kirkuk, en la que no se celebran comicios desde 2005 tras la imposibilidad de las diferentes comunidades que la forman (kurdos, árabes y turcomanos) para alcanzar un acuerdo.

Sin embargo, el aplazamiento de las elecciones en Anbar y Nínive ha sido fruto de una decisión de Al Maliki que ha provocado el rechazo inmediato de la oposición. Ambas provincias son de mayoría suní y foco de las principales protestas contra el primer ministro chií, por lo que la oposición percibe que Al Maliki está intentando eliminar a un amplio porcentaje de los votantes en su contra.

El primer ministro ha motivado su decisión en que el peligro de atentado es elevado y las fuerzas de seguridad todavía no están preparadas para garantizar la seguridad de los votantes, pero los grupos suníes, Estados Unidos y la comunidad internacional han pedido sin éxito la celebración de los comicios en ambas provincias.

CONFIANZA INTERNACIONAL

Frente a estos temores, Naciones Unidas recuerda que estos comicios se realizarán bajo una extraordinaria vigilancia: más de 240.000 voluntarios –la mayoría activistas políticos– que se suman a 271 observadores internacionales registrados, y más de 2.000 periodistas acreditados, entre ellos 170 extranjeros.

A ello hay que sumar 15 expertos electorales dependientes de la Misión de Asistencia de Naciones Unidas para Irak (UNAMI) a las órdenes del representante especial de la ONU para el país árabe, el diplomático alemán Martin Kobler, quien reiteró su petición para que Al Maliki celebre finalmente los comicios en Anbar y Nínive. “La situación allí no es la ideal, pero el Gobierno debería celebrar los comicios en ambas provincias lo antes posible”, indicó a la emisora Voice of America.

Naciones Unidas está más preocupada por la violencia. Al masivo atentado del jueves se suma la muerte este viernes de al menos siete feligreses a causa de un ataque con morteros contra una mezquita suní de la provincia de Diyala, al noreste de Bagdad, durante la oración del Viernes, según ha informado la Policía.

“Desde luego que la situación es muy difícil”, reconoció Kobler. “El deber del Gobierno es crear una atmósfera en la que votantes y candidatos acudan a las urnas sin miedo ni intimidación”, añadió.

La ONU recuerda que más de 700.000 miembros de las fuerzas de seguridad, entre Policía y Ejército, votaron sin incidentes por anticipado la semana pasada, pero en modo alguno se puede comparar a lo que sucederá mañana. “Esa (la votación de la semana pasada) no era la verdadera prueba”, declaró Kobler. “Aquél día solo abrieron 1.800 colegios electorales. Mañana (por el sábado) tendremos a 13,5 millones y medio de iraquíes en 5.000 colegios electorales que tienen que votar en paz y seguridad”, añadió.

ESCENARIO POLÍTICO

Para el analista del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, Anthony Cordesman, los ataques suponen un nuevo esfuerzo para deteriorar la unión entre las diferentes confesiones del país. “La polarización entre suníes y chiíes se está convirtiendo en el problema más serio de los comicios, mucho más que el retraso de su celebración en algunas zonas”, declaró a VOA.

Este fenómeno, alimentado por la violencia suní de Al Qaeda, centrada en grupos chiíes, se une a la fragmentación de los grupos políticos suníes contrarios a Al Maliki, merced a maniobras políticas del primer ministro, que cuenta con el respaldo de la gran superpotencia chií de la región, Irán.

Junto a Estado de Derecho –la coalición de Al Maliki, que hace campaña bajo la denominación Construcción y Resolución– compite el bloque suní Al Iraquiya del ex primer ministro Iyad Alawi, vencedora por votos de las últimas elecciones generales de 2010, pero carente de poder ejecutivo por las argucias del primer ministro.

La posición de Al Maliki no es especialmente ventajosa. Recientemente se ha enfrentado al boicot de 17 ministros de su Gobierno, y no solo ha alienado a los suníes, sino a parte de su comunidad chií, como al influyente clérigo Muqtada al Sadr o al poderoso Consejo Supremo Islámico de Irak (CSII), que lidera Amar al Hakim. Sin embargo, también ha trazado alianzas con organizaciones escindidas de los bloques anteriores: la división saderista Asaib Ahl Al Haqq, o la Organización Badr, que hasta hace poco formaba parte del CSII.

Además, Alawi ha perdido al vicepresidente suní, Tarik al Hashemi –a la fuga por cargos de terrorismo–, y el apoyo de otras prominentes figuras suníes, como el presidente del Parlamento, Usama al Nuyaifi, que comparece a estos comicios por su cuenta. La exclusión de Anbar y Nínive, la aparición de nuevas y poderosas figuras tribales, y el resurgir de las milicias suníes hacen casi imposible el éxito de la apuesta electoral del ex primer ministro.

Tal y como está la situación, Cordesman pide que no se exagere la relevancia de las elecciones. En este escenario, “solo serán importantes si los resultados demuestran que realmente existe una oposición potente contra Al Maliki. Y tal cosa es posible”, remachó.

—————————————————————————————————————————————————

POR EXPLOSIONES POR TODO EL PAÍS

Al menos cuatro heridos en Irak al inicio de los comicios locales

BAGDAD, 20 Abr. (Reuters/EP) –

   Cuatro personas han resultado heridas este sábado por al menos una docena de bombas de baja intensidad que han hecho explosión, junto con varios proyectiles de mortero, cerca de colegios electorales de Irak en el inicio de las elecciones locales, las primeras desde la retirada del grueso de las fuerzas estadounidenses.

   Tres civiles y un agente han resultado heridos en el ataque más grave registrado en la localidad de Latifiya, en el sur de Bagdad, poco después de la apertura de las urnas.

Además, se tiene constancia de la explosión de bombas en las ciudades de Tuz Jurmato, Tikrit y Samarra, en el norte del país. También han explotado seis morterazos cerca de la ciudad de Hilla (sur de Irak), sin causar heridos, según fuentes policiales.

Irak celebra los comicios en medio de un ambiente de alta tensión sectaria y extrema violencia donde la coalición del primer ministro chií, Nuri Al Maliki, ha proclamado que se hará con la victoria a pesar de las críticas, tanto domésticas como internacionales, por su reciente anulación de los comicios en dos provincias de mayoría opositora.

Las elecciones tienen lugar además en una semana marcada por el atentado del pasado jueves en Bagdad, que ha dejado por el momento al menos 30 muertos y 65 heridos, y tras los asesinatos en los últimos dos meses de al menos 13 candidatos, todos ellos suníes, en ataques que podrían haber sido perpetrados, como sospechan familiares y compañeros de los fallecidos, por orden de sus rivales políticos.

—————————————————————————————————————————————————

Jornada electoral con escasa participación en Irak

Deutsche Welle Español

A pesar de las estrictas medidas de seguridad con motivo de la jornada electoral en Irak, extremistas atacaron varios centros de votación causando heridas a varias personas.

Las primeras valoraciones apuntan a que cerca de la mitad de los iraquíes con derecho a voto acudieron a las urnas. El canal de televisión Al Yazira apunta que en la ciudad de Basora la participación fue de tan sólo el 35 por ciento.

En gran parte de las provincias de Irak se eligieron este sábado los consejos provinciales, en la primera jornada electoral desde la retirada de las tropas estadounidenses en diciembre de 2011. La campaña electoral estuvo sembrada de sangrientos atentados en los que murieron 14 de los candidatos.

En la localidad de Al Haswa, al sur de Bagdad, estalló un artefacto en un centro de votación y tres personas resultaron heridas, informó el canal iraquí Sumeria TV. En Al Musayib unos desconocidos lanzaron granadas a un local electoral y un civil resultó herido. El ataque perpetrado a un centro de votación en Baidyi, al norte de Bagdad, no causó daños personales. En general, la violencia fue sin embargo considerada moderada, teniendo en cuenta la situación del país.

El gobierno impuso una prohibición de circulación de coches para evitar atentados. En algunas provincias del sur, sin embargo, se suspendió la prohibición para posibilitar que los electores pudieran desplazarse para votar.

Tensiones entre chiítas y sunitas

En el hotel Rashid, que se encuentra dentro de la fuertemente vigilada Zona Verde de Bagdad, se instaló un centro electoral para políticos y dignatarios. Allí votó el primer ministro, Nuri Al Maliki. “En las urnas votamos contra el partido Baaz y Al Qaeda”, afirmó el mandatario, en referencia a la formación que llevó al poder a Sadam Hussein, derrocado en 2003 por Estados Unidos.

Por su parte, políticos sunitas llamaron a votar contra Al Maliki. La tensión entre los partidos sunitas y el primer ministro chiita escaló el pasado año. Desde entonces se llevan a cabo regularmente manifestaciones contra el gobierno en Ninive y la provincia de Anbar.

—————————————————————————————————————————————————

Concluyó con normalidad votación en Irak

Cerraron las urnas de las primeras elecciones que se celebran en Irak desde la partida de las tropas estadounidenses hace más de un año.

La concurrencia durante la votación para elegir gobernadores y consejeros provinciales fue baja, pero se impusieron estrictas medidas de seguridad.

Los preparativos de las elecciones estuvieron marcados por hechos de violencia, con varios candidatos asesinados. Pero la votación se llevó a cabo en relativa calma.

Se establecieron cordones de seguridad alrededor de los centros electorales y sólo se permitió la circulación de vehículos autorizados en las calles.

Las elecciones son vistas como una prueba de la estabilidad política en Irak diez años después del derrocamiento de Saddam Hussein.

Los corresponsales afirman que los militantes han estado utilizando la violencia para tratar de profundizar las divisiones sectarias iraquíes.

Montevideo, Uruguay
UNoticias
Fuente: BBC Mundo.

—————————————————————————————————————————————————

No hay informaciones de que haya muertos

Varios heridos en ataques en las primeras elecciones en Irak tras la salida de EEUU

Las manos de una mujer, tras haber votado, en Basra.| ReutersLas manos de una mujer, tras haber votado, en Basra.| Reuters

  • Las provincias kurdas han aplazado la votación para septiembre
  • En Kirkuk, Anbar y Nínive no se realizan los comicios

dpa | Bagdad/El Cairo

sábado 20/04/2013 El Mundo.es

A pesar de las estrictas medidas de seguridad con motivo de la jornada electoral en Irak, los extremistas atacaron varios centros de votación causando heridas a varias personas, según informaron medios locales.

En gran parte de las provincias de Irak se elige hoy a los consejos provinciales. En la localidad de Al Haswa, al sur de Bagdad, estalló un artefacto en un centro de votación y tres personas resultaron heridas, informó el canal iraquí Sumeria TV.

En Al Musayib unos desconocidos lanzaron granadas a un local electoral y un civil resultó herido. El ataque perpetrado a un centro de votación en Baidyi, al norte de Bagdad, no causó daños personales.

La de hoy es la primera jornada electoral desde la retirada de las tropas estadounidenses en diciembre de 2011. El gobierno impuso hoy una prohibición de que circulen los coches para evitar atentados.

En algunas provincias del sur, sin embargo, se suspendió la prohibición. En el hotel Rashid, que se encuentra dentro de la fuertemente vigilada Zona Verde de Bagdad, se instaló un centro electoral para políticos y dignatarios.

En total están convocados a las urnas 14 millones de censados que elegirán nueve consejos electorales. En seis de las en total 18 provincias del país no se vota.

Las provincias kurdas han aplazado la votación para septiembre. En Kirkuk, Anbar y Nínive no se realizan los comicios por los conflictos locales y la precaria situación de la seguridad allí.

Anuncios
Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: