Secta de Colliguay acusada de quemar un bebé


  • Policía peruana confirma que cuerpo hallado en Cusco corresponde al líder de la secta de Colliguay
  • El perfil de la desconocida secta de Colliguay acusada de quemar un bebé
  • Golpes y apremios: así funcionaba la secta liderada por “Antares de la Luz”
  • En prisión preventiva quedan cuatro involucrados en secta que sacrificó a un lactante en Quilpué
  • MADRE DEL BEBÉ INCINERADO: “HABÍA QUE OBEDECER A ANTARES DE LA LUZ”

——————————————————————————————–

Policía peruana confirma que cuerpo hallado en Cusco corresponde al líder de la secta de Colliguay

Según señaló a La Tercera el jefe de la Policía de Turismo del Cusco, Juvenal Zereceda, “tras el peritaje de las huellas, podemos confirmar que se trata del ciudadano chileno Ramón Castillo Gaete, de 35 años”.

por María Paz Núñez y Pablo Vega – 01/05/2013 – 

Tras unas rápidas diligencias y luego de periciar vía huellas dactilares la policía peruana confirmó que el cuerpo encontrado esta mañana en el Cusco corresponde al prófugo de la justicia Ramón Castillo Gaete, conocido como “Antares de la Luz“, líder de la secta de Colliguay, a quien se le buscaba por el asesinato de un recién nacido.

“Efectivamente, hemos confirmado la identidad del cadáver encontrado esta mañana en una casona ubicada en el Cusco. Se trata del ciudadano chileno Ramón Castillo Gaete”, confirmó a La Tercera el jefe de la Policía de Turismo del Cusco, Juvenal Zereceda.

“La identificación del cuerpo se realizó a través del cotejo de las huellas dactilares del cadáver con las que nos proporcionaron desde Interpol”, agregó el encargado de la policía.

De acuerdo a los antecedentes entregados por la policía, el cuerpo fue encontrado en una casona ubicada en Calle Sapi, tras el llamado de unos vecinos que alertaron del hallazgo del cuerpo de un hombre que se habría suicidado al interior de una casa abandonada.

“El cuerpo estaba al interior de una vivienda, suspendido desde una viga por el cuello, con una soga de unos dos metros de largo que habría sido comprada por él mismo”, relató Zereceda.

Respecto a la participación de terceras personas en la muerte del líder de la secta de Colliguay, el jefe de la Policía de Turismo del Cusco aclaró que “por los antecedentes recopilados en el lugar donde se encontró en el cuerpo, no existe ningún indicio de la participación de terceras personas. Todos los antecedentes preliminares indican que se trataría de un suicidio”.

Además, la Policía de Investigaciones de Chile confirmó en su cuenta de twitter que la identidad del cuerpo hallado en Perú corresponde al líder de la secta Ramón Castillo.

—————————————————————————————————————————————————

El perfil de la desconocida secta de Colliguay acusada de quemar un bebé

“Antares de la luz”, el líder de la agrupación, golpeaba a los integrantes de la secta cuando sus vibraciones positivas estaban bajas y es acusado de ser el responsable de quemar a un bebé de dos días.

por Angélica Baeza Palavecino – 25/04/2013 – 
 Latercera

Ramón Castillo Gaete de 35 años se autodenominó “Antares de la luz”, y era la divinidad al interior de la secta que funcionaba en Colliguay, Región de Valparaíso, y sería el responsable de la muerte de un bebé de tan sólo dos días, por considerarlo un “anticristo”.

La secta tenía aproximadamente 12 miembros, quienes recibían 45 golpes en el cuerpo con un palo, cuando su divinidad consideraba que tenían “vibraciones positivas en un nivel bajo”.

Si el integrante a la secta lloraba luego de estos 45 golpes, “Antares de la luz”, los volvía a azotar tres veces más.

Castillo Gaete profesaba que ante el posible fin del mundo, las personas pertenecientes a la comunidad debían realizar sacrificios, hecho en el cual el bebé de dos días aparece en escena y es arrojado, con permiso de su propia madre, al fuego.

La agrupación funcionaba desde el 2009, y todos sus miembros consumían una droga llamada Ayahuasca, que tiene propiedades psicotrópicas que afectan directamente a la conciencia, o la capacidad de explicar el entorno, el tiempo y la propia percepción del cuerpo.

————————————————————————————————————————————————-

Golpes y apremios: así funcionaba la secta liderada por “Antares de la Luz”

Golpes a quien no obedecía, liderazgo sexual sobre las mujeres, y donación de grandes sumas de dinero, son algunas de las características de esta agrupación.

por Angélica Baeza Palavecino – 25/04/2013 – Latercera

Hace unos cuatro meses se inició una investigación, entre la PDI y la Fiscalía Sur, debido a que existía la posibilidad de que en el sector de San José de Maipo se estuviesen registrando delitos. Fue así que las indagatorias llevaron a conocer un hecho que hoy impactó a la opinión pública. Arrojaron a una hoguera a un bebé de tan sólo dos días y la explicación fue porque se trataba del “anticristo”.

Luego de darse a conocer esta información y tras la audiencia de formalización contra cuatro sujetos, entre ellos, la madre del menor que entregó voluntariamente a su hijo para el “sacrificio”, se conocieron detalles del funcionamiento de esta secta que integraba a 12 personas.

El 21 de noviembre nació un bebé de sexo masculino, hijo de Natalia Guerra(35) en la clínica Reñaca de Viña del Mar, fruto de las relaciones sexuales que mantenía con el líder de la secta, Ramón Castillo Gaete, alias “Antares de la luz”, quien además tenía supremacía sexual sobre todas las mujeres de la agrupación, en total cinco mujeres.

En el momento en que Castillo Gaete, aún prófugo de la Justicia, supo del embarazo de Guerra, la encerró en una vivienda en la ciudad de Los Andes, donde otras dos mujeres debían vigilarla e impedir que tuviera contacto con el exterior.

La mujer, sin embargo, mandaba a su familia -para evitarles preocupación- fotos a un correo electrónico de distintas partes de Sudamérica, haciéndoles creer que estaba de viaje.

LA MUJER TRES

La madre del bebé, llamada por el líder de la secta como “tres”, entregó a su hijo con dos días de nacido, el que fue arrojado desnudo y con una cinta en la boca, desde un cerro a un agujero de varios metros, donde lo incineraron.

Ocho de los miembros de la secta -cinco mujeres y tres hombres- participaron del rito, durante el cual estaban drogados con ayahuasca, droga que el líder compraba en Perú y que también los hacía consumir en medio de rituales sexuales.

Por otro lado, cuando uno de los miembros mostraba una actitud poco amable, “Antares de la luz” lo golpeaba con un palo 45 veces y, si lloraba, tres veces más.

MILLONARIAS DONACIONES

Castillo además le pedía regularmente dinero a cada uno de los profesionales miembros del grupo. De hecho, uno de ellos vendió una parcela y le entregó 12 millones de pesos al líder, mientras que una mujer que trabajaba en un banco de una multitienda, pidió un préstamo por $3 millones, dinero que también lo entregó a Castillo.

Estas cuantiosas sumas de dinero, Castillo las gastaba en el arriendo de distintas propiedades en el Valle del Elqui y Zapallar, donde viajaba para descansar.

En tanto, cuando los familiares de los miembros de la secta comenzaron a sospechar de que algo pasaba al interior del terreno, el líder los invitó a un asado, dejando en claro que nada malo les podía suceder a sus hijos.

————————————————————————————————————————————————–

En prisión preventiva quedan cuatro involucrados en secta que sacrificó a un lactante en Quilpué

Jueves 25 abril 2013 | Radio Bío-Bío
Imagen:Pablo Ovalle | Agencia UNOImagen: Pablo Ovalle | Agencia UNO

En prisión preventiva quedaron los cuatro imputados por el asesinato de un lactante en Quilpué, quienes habría sacrificado al recién nacido quemándolo en una hoguera en el marco de un ritual.

Durante la formalización se leyeron cada una de las declaraciones de los imputados y se dieron a conocer algunos correos electrónicos internos, que detallaban algunos procedimientos de la secta.

Según la investigación, el líder de la secta, identificado como Ramón Castillo de 36 años, alias “Antares de la luz”, era el padre del lactante y aseguraba que el recién nacido era el anticristo, por lo que ordenó el sacrificio en espera del supuesto fin del mundo del 21 de diciembre de 2012.

De acuerdo a la policía, la secta estaba compuesta por 12 personas, pero sólo 4 de ellas más el líder participaron del ritual en Quilpué. De todas maneras se continúan las diligencias para determinar si los otros integrantes estuvieron en conocimiento del hecho o sobre la existencia de otros casos similares.

Cabe destacar que se solicita el cargo de parricidio para la madre del bebé y para los otros tres imputados el de homicidio calificado.

———————————————————————————————————————————————–

MADRE DEL BEBÉ INCINERADO: “HABÍA QUE OBEDECER A ANTARES DE LA LUZ”

En prisión preventiva quedaron los cuatro miembros de la secta de Quilpué durante los ocho meses que dure la investigación. “Mi hijo lloraba y no sé cuándo dejó de llorar”, dijo Natalia Guerra.

Madre del bebé incinerado: “Había que obedecer a Antares de la luz”

Jueves 25 de abril de 2013| por Nacion.cl – foto: UPI

Esta tarde se realizó la audiencia de formalización del caso de la secta de Quilpué en la que quedaron en prisión preventiva, durante los ocho meses que dure la investigación, los cuatro miembros que se reunían en Colliguay por la supuesta implicación en la incineración de un bebé recién nacido.

Natalia Guerra, madre del menor, fue formalizada por parricidio, en tanto Josefina López, Carolina Vargas San Martín y Pablo Undurraga Atria se le imputó el delito de homicidio calificado.

El fiscal de la comuna, Juan Emilio Gatica, leyó la declaración de Natalia Guerra quien comentó el hecho diciendo que “toda la comunidad sabía que mi hijo tenía que ser asesinado después de nacer, que había que obedecer a Antares de la luz (Ramón Gustavo Castillo Gaete), porque él era dios”.

El relato prosigue cuando según la declaración de Guerra, “observé una excavación y una hoguera. Antares le pidió a Pablo Undurraga que me llevara adonde él. Mi hijo lloraba y no sé cuándo dejó de llorar“.

Yo estaba destrozada, pero Pablo Undurraga me decía que tenía que ser así, que era mi karma. Presentía lo que iba a ocurrir con el bebé, pero eran órdenes superiores. Antares había matado al bebé arrojándolo al fuego”, detalló.

El abogado defensor, Claudio Pérez, alegó que los formalizados “no estaban en condiciones de voluntad para oponerse a la orden que esta persona (Ramón Gustavo Castillo Gaete)”.

En la misma línea agregó que el líder manipulaba a las personas que participaban de la secta en Quilpué.

El denominado “Antares de la luz” se encuentra prófugo y se especula que está en Perú formando una secta similar. La justicia encargó una orden de detención a través de Interpol en contra de Castillo.

Anuncios
Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: