Paz para Colombia


——————————————————————————————-

Culmina nuevo ciclo de diálogos con las FARC

Las negociaciones serán retomadas hasta el próximo 13 de mayo. EFE

    • El tema agrario es considerado como clave para terminar el conflicto
    • Los insurgentes se declaran satisfechos con los avances en el diálogo

El gobierno y las FARC culminan el octavo ciclo de negociaciones sin llegar a un acuerdo en el tema agrario

LA HABANA, CUBA (03/MAY/2013).- El gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC culminaron hoy aquí el octavo ciclo de negociaciones de paz sin sellar un acuerdo en el primer punto de la agenda.

El controversial tema agrario, considerado clave en el conflicto armado, se está discutiendo en La Habana desde hace más de cinco meses y sigue sin solución pese a que ambas partes hablan de avances y deseos de llegar a un acuerdo.

El jefe negociador colombiano, el ex vicepresidente Humberto de la Calle, demandó este viernes a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) más agilidad en el ritmo de las negociaciones que están en receso hasta el próximo 13 de mayo.

“A nuestro juicio, el ritmo de las conversaciones ha sido insuficiente e inconstante, creemos que es posible agilizar. El balance es relativamente satisfactorio, pero pudimos haber progresado mucho más”, dijo De la Calle.

Por su parte, los insurgentes se declararon satisfechos con los avances en el diálogo de paz, pero convocaron a defender el proceso de paz instalado en la capital cubano con el gobierno de de Colombia.

“Nos corresponde a todos defender, con cuerpo y alma, la solución política del conflicto social y armado”, dijo en rueda de prensa el jefe negociador guerrillero Iván Márquez.

Demandó del Estado colombiano participación política para la ciudadanía y democracia plena y dijo que un gobierno democrático “no permite el asesinato de quienes reclaman sus tierras violentamente despojadas”.

Además de declaraciones por separado, ambas partes emitieron un comunicado conjunto en el que insistieron en que hay “avances” en el primer punto de la agenda de las conversaciones de paz, referido al desarrollo agrario.

También reiteraron su agradecimiento a los países garantes, Cuba y Noruega, “por su eficaz apoyo”, al igual que a los países acompañantes, Venezuela y Chile.

La agenda de la mesa de conversaciones incluye además de la tierra, temas como la participación política, la atención a las víctimas y la solución al problema de las drogas ilícitas, entre otros.

El cierre del presente ciclo tuvo como telón de fondo declaraciones del presidente colombiano Juan Manuel Santos en Bogotá de que no habrá tregua militar hasta que se alcance un acuerdo y les dijo a las FARC que deben cambiar rápido las balas por los votos.

————————————————————————————————————————————————-

Diálogo de paz para Colombia avanza en Cuba, aunque gobierno de Santos admite lentitud

Por Rigoberto Díaz (AFP)

LA HABANA — El gobierno de Colombia y la guerrilla marxista de las FARC coincidieron este viernes en que hay “avances” en las negociaciones de paz que sostienen en La Habana, pero el jefe negociador oficial, Humberto de la Calle, admitió lentitud en su ritmo.

“Por un lado hay avances en el tema de política social, pero tengo que reconocer que hay una sensación dual al evaluar esta fase”, dijo a periodistas el ex vicepresidente De la Calle, tras finalizar el octavo ciclo de conversaciones, iniciadas el 19 de noviembre pasado.

“Por un lado hay avances (…) pero también tengo el deber de informar a la opinión pública, que a nuestro juicio, el ritmo de las conversaciones ha sido insuficiente, inconstante”, añadió.

En comunicado escrito entregado anteriormente a la prensa, la delegación del gobierno dijo que “se presentaron avances importantes” en la discusión del complejo tema agrario, que dio origen al conflicto colombiano, y que las partes ya cuentan con “borrador de acuerdo después de discutir en profundidad sobre esta problemática”.

Según De la Calle, los acuerdos abarcan “los temas de programas de desarrollo con enfoque territorial, infraestructura, adecuación de tierras, desarrollo social, salud, educación, vivienda, erradicación de la pobreza, estímulo a la producción agropecuaria y a la economía solidaria y cooperativa”.

No obstante, De la Calle insistió en que “es preciso agilizar y que es posible agilizar”, el proceso de paz.

“Entregamos hoy un balance relativamente satisfactorio en los avances sociales, pero podríamos haber progresado mucho más. Creemos que la mención pública sobre puntos y avances y el deseo de avanzar no es suficiente, esto hay que llevarlo a la mesa y convertirlo en realidad”, añadió.

Los guerrilleros también fueron instados a mayor agilidad en esta jornada desde Colombia, por el presidente Juan Manuel Santos.

“Que escuchen allá en Cuba, aquí estamos ofreciendo que cambien las balas por los votos y que las cambien rápido, porque vamos a seguir con esta presión (militar) en todo el territorio nacional”, dijo el mandatario en un acto público en la población de Apartadó, departamento (provincia) de Antioquia (noroeste).

Por su parte, Iván Márquez, representante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) destacó que la guerrilla “se siente satisfecha con los logros que estamos concretando, materializando, en este esfuerzo por encontrar las posiciones de las dos partes”.

Márquez, que es también número dos de las FARC, subrayó que el grupo rebelde está dispuesto a “revisar” posibles “errores cometidos durante varias décadas de guerra en Colombia, pero descartó pedir “perdón” al gobierno, a quien consideró el verdadero “victimario”.

“Hemos dicho que cualquier error que se hubiese cometido en el desarrollo del conflicto y de la resistencia armada a que nos ha obligado el terror de las élites en el poder, estamos dispuestos a revisarlo en función de la reconciliación”, pero “ninguna autoridad moral tienen los victimarios y sus tribunales para juzgarnos”, dijo Márquez.

El comandante insurgente Andrés París, pidió el domingo desde La Habana a los colombianos tener paciencia sobre los resultados de las negociaciones de paz, pues el apuro “es el camino más rápido del fracaso”.

Desde que iniciaron las negociaciones en noviembre, ambas delegaciones trabajan sobre el primer punto, relativo al tema agrario, de una agenda de cinco, acordada previamente para poner fin al conflicto de varias décadas.

Según dijo la delegación oficial, las pláticas se reanudarán en el Palacio de las Convenciones de La Habana, el próximo día 15 del mes en curso.

————————————————————————————————————————————————–

Gobierno colombiano pide a las FARC “agilizar” diálogo de paz

03 de mayo de 2013 – 23:57

Por Nelson Acosta y Rosa Tania Valdés

LA HABANA (Reuters) – El Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC reconocieron “avances” al culminar el viernes el octavo ciclo de diálogo de paz en Cuba, aunque la delegación del presidente Juan Manuel Santos exigió agilidad para el logro de acuerdos que permitan poner fin a décadas de conflicto armado.

Ambas partes se refirieron a aproximaciones en el clave tema agrario, el primero de una agenda de cinco puntos que marca la pauta de las conversaciones iniciadas en noviembre en La Habana, aunque han disminuido las expectativas de acuerdos inmediatos.

“Hay una sensación dual al evaluar esta fase de las conversaciones. Por un lado hay avances particularmente en el tema de política social, pero también tengo el deber de informar a la opinión pública que a nuestro juicio el ritmo de las conversaciones ha sido insuficiente, inconstante”, dijo el ex vicepresidente colombiano Humberto de La Calle, jefe negociador del Gobierno.

“Creemos que es preciso agilizar (…) entregamos hoy un balance relativamente satisfactorio en los avances sociales pero podríamos haber progresado mucho más”, agregó a periodistas al concluir el ciclo de diálogo, recalcando que no basta con “el deseo de avanzar”.

Las negociaciones se han trabado en torno a la demanda de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) de una reforma agraria y controles a las inversiones extranjeras en Colombia, uno de los países más abiertos al capital en la región.

El propio presidente Santos pidió el viernes rápidos avances en la negociación, el más reciente intento por poner fin a un conflicto de casi cinco décadas que ha provocado la muerte a más de 100.000 personas e impide un mayor crecimiento a la cuarta economía de América Latina.

“Que escuchen allá en Cuba, aquí estamos ofreciendo que cambien las balas por los votos y que las cambien rápido, porque vamos a seguir con esta presión (militar) en todo el territorio nacional”, dijo Santos en un acto en el noroeste de Colombia en el que anunció que 11 integrantes de las FARC se entregaron a las autoridades.

El mandatario, un economista de 61 años educado en Estados Unidos e Inglaterra, reiteró que su Gobierno no dará ninguna tregua al grupo guerrillero, considerado como una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, y acusado de obtener millonarios ingresos del narcotráfico.

“Aquí no va a haber ninguna tregua, no va a haber ninguna concesión hasta que lleguemos a algunos acuerdos allá en Cuba”, aseguró Santos.

FARC REVISARIA “ERRORES”, NO IRA A TRIBUNALES

La negociación se cumple en medio de la confrontación ante la negativa del Gobierno de firmar un cese bilateral del fuego como insistentemente lo ha pedido la guerrilla.

El Gobierno y las Fuerzas Armadas sostienen que las FARC podrían fortalecerse militarmente con un cese del fuego y prolongar indefinidamente la negociación.

El grupo guerrillero dijo más temprano que se siente “satisfecho” con los avances alcanzados hasta ahora y no aludió al ritmo de las negociaciones, un punto de desencuentro entre las partes en los más de cinco meses de conversaciones.

“Se ha avanzado. Estamos avanzando. La delegación de paz de las FARC se siente satisfecha de los logros que estamos materializando, concretando en este esfuerzo por encontrar las posiciones de las dos partes”, dijo a periodistas Iván Márquez, jefe negociador por la guerrilla.

El grupo rebelde ha pedido “paciencia” para resolver el conflicto interno más prolongado del hemisferio, mientras que el Gobierno presiona con el argumento de que no tiene todo el tiempo del mundo.

La negociación basada en el principio de que “nada está acordado hasta que todo esté acordado”, sigue una agenda de cinco puntos que además de la búsqueda de consenso sobre el tema de la tierra, incluye la participación de los guerrilleros en política, la lucha contra el narcotráfico, el fin del conflicto y la compensación a las víctimas.

Críticos del proceso de paz, como el ex presidente Alvaro Uribe, cuestionan el procedimiento porque temen a que haya impunidad y que los líderes de las FARC puedan ser elegidos en cargos públicos sin pagar un día de cárcel por delitos de lesa humanidad y crímenes de guerra.

Las FARC expresaron el viernes su disposición a “revisar” cualquier “error” cometido durante medio siglo del conflicto armado que ha ocasionado miles de muertos, pero descartó someterse a la justicia.

“Ninguna autoridad moral, tienen los victimarios y sus tribunales para juzgarnos. Coloquemos en manos de la Asamblea Nacional Constituyente, del pueblo que es el soberano, las decisiones fundamentales que deben formar el tratado de paz que necesita Colombia”, dijo el grupo guerrillero en un comunicado leído a periodistas en La Habana.

Las FARC, con unos 8.000 combatientes, continúan siendo la mayor guerrilla de Colombia, pese a que han sido debilitadas por más de una década de ofensiva militar en la que han muerto varios de sus principales líderes, mientras que miles de combatientes desertaron.

Las partes emitieron un comunicado conjunto en el que fijaron para el 15 de mayo el reinicio de las conversaciones de paz.

————————————————————————————————————————————————–

Diálogo FARC-gobierno recesa sin acuerdo

The Associated Press | Fecha: 05/03/2013

Diálogo FARC-gobierno recesa sin acuerdo

LA HABANA (AP) — Las conversaciones entre el gobierno y la guerrilla de las FARC pasaron a receso el viernes sin que se pudiera lograr un acuerdo parcial y con el explícito reconocimiento de que el av…

– The Associated Press

LA HABANA (AP) — Las conversaciones entre el gobierno y la guerrilla de las FARC pasaron a receso el viernes sin que se pudiera lograr un acuerdo parcial y con el explícito reconocimiento de que el avance es lento.

“Tengo el deber de informar a la opinión pública que a nuestro juicio el ritmo de las conversaciones son insuficientes, inconstantes”, dijo a los periodistas Humberto de la Calle, el representante del presidente Juan Manuel Santos.

De la Calle reconoció que es preciso “agilizar” el proceso.

La ronda que concluyó este viernes no arrojó un acuerdo como se esperaba en el primero de los seis puntos de la agenda, el tema agrario, que adelantan las partes.

Las conversaciones se iniciaron a finales del año pasado, primero en la capital de Noruega y luego en la de Cuba. Ambos países son facilitadores de los encuentros de paz.

Las delegaciones retomarán de nuevo sus negociaciones el 15 de mayo, según un escueto comunicado conjunto firmado este viernes.

Por su parte, el comandante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Luciano Marín Arango, más conocido por su nombre de guerra de Iván Márquez, se dijo “satisfecho” con el avance de las conversaciones, pero no quiso ofrecer una fecha tentativa para la conclusión de este primer punto.

Paralelamente, las FARC acusaron el viernes al gobierno de mentir sobre que los rebeldes se hayan apropiado de tierras campesinas.

Aunque no forma parte del extenso primer punto, se comenzaron también a vislumbrar las diferencias en otros aspectos del diálogo como los relacionados con las investigaciones que ambas partes piden para resarcir a las víctimas de un conflicto de 50 años.

“Hemos dicho que cualquier error que se hubiera cometido en desarrollo del conflicto y de la resistencia armada… estamos dispuestos a revisarlo en función de la reconciliación”, dijo Márquez.

Sin embargo, indicó que no se reconocían potestades a los tribunales para juzgar a los rebeldes, sino que esperan dejar ese aspecto en manos de una eventual Asamblea Nacional Constituyente.

Creadas en la década de los 60, las FARC son la fuerza guerrillera activa más longeva del continente y tienen movilizados a unos 9.000 efectivos.

Otras conversaciones de paz fueron fallidas en el pasado.

Paralelamente, el presidente Santos rechazó cualquier cese al fuego por parte del gobierno.

“La orden, señores generales, es que ese acoso (a los rebeldes) lo dupliquen o tripliquen todos los días, todas las semanas, todos los meses”, dijo Santos en un acto en la localidad de Apartadó, en el departamento de Antioquía, al noroeste del país.

“Estamos ofreciendo que cambien… las balas por los votos y que los cambien rápido porque vamos a seguir con esta presión en todo el territorio nacional”, agregó Santos.

La agenda de seis en base a la cual trabajan las delegaciones fue acordada por las partes a lo largo de 2012 y entre sus puntos destacan la participación política y el resarcimiento a las víctimas del conflicto.

————————————————————————————————————————————————-

Reinician diálogos de paz para Colombia con voluntad de avanzar

Imagen activa

Prensa Latina

La Habana, 23 abr (PL) Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) y el gobierno de ese país iniciaron hoy un nuevo ciclo de diálogos con la voluntad de alcanzar avances concretos hacia la paz, según afirmaron.

Luego de un mes de receso en el que las delegaciones trabajaron por separado, ambas regresaron al habanero Palacio de Convenciones, sede permanente de las conversaciones, y expresaron sus propósitos de dinamizar un proceso iniciado el 19 de noviembre para poner fin a un conflicto armado de más de medio siglo.

El jefe del equipo guerrillero, Iván Márquez, manifestó ante la prensa que llegan con esperanzas palpables de poder hallar una solución que se encamine hacia la justicia, la democracia y la soberanía.

Márquez se refirió a la presencia en su grupo de nuevos integrantes, como Pablo Catatumbo, lo cual demuestra la inmensa voluntad de paz de las FARC-EP y su propósito irreversible de encontrar una salida.

Minutos después arribó la delegación del gobierno encabezada por su jefe, Humberto de la Calle, quien aseguró arribar a esta capital con el objetivo de tomar decisiones.

“Comprendemos bien que los colombianos esperan agilidad de estas conversaciones. Nos mueve ese mismo espíritu y en esa actitud retomamos hoy las conversaciones”, apuntó.

Ambas representaciones manifestaron el deseo de construir acuerdos en el tema agrario que les permitan pasar al siguiente punto de la agenda, la participación política.

Los otros cuatro asuntos incluidos del programa se refieren al fin del conflicto armado, la solución al problema de las drogas ilícitas, los derechos de las víctimas y los mecanismos de verificación y refrendación de lo pactado en la mesa.

Asimismo, las partes destacaron la importancia de la marcha por la paz realizada el 9 de abril en Bogotá, en la cual participó más de un millón de personas, según estimados.

De acuerdo con los pronunciamientos, el acontecimiento demostró el respaldo del pueblo al proceso de diálogos de paz, el cual tiene como garantes a Cuba y Noruega.

————————————————————————————————————————————————-

Gobierno colombiano pide a las FARC el compromiso de cesar acciones violentas

EFE | Fecha: 04/23/2013

Ginebra, 23 abr (EFE).- El Gobierno colombiano proclamó hoy en Naciones Unidas su compromiso de avanzar en el diálogo que mantiene con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y destacó que esta guerrilla debe comprometerse a abandonar el camino de la violencia.

“Ellos tienen el deber con el pueblo de comprometerse a cesar todas las acciones criminales y violentas contra la población civil, poner fin al reclutamiento forzado de niños, niñas y adolescentes, a no colocar más minas antipersonales”, dijo el vicepresidente colombiano, Angelino Garzón.

También le corresponde a ese grupo armado “entregar tierras para reparar a las víctimas de la violencia como base para un proceso de perdón y reconciliación”, agregó Garzón, que preside la delegación de su país en la sesión del “Examen Periódico Universal” de derechos humanos en la ONU.

Este llamamiento coincide con el inicio hoy en La Habana de una nueva ronda de conversaciones entre negociadores gubernamentales y representantes de las FARC.

Al término de estos encuentros se esperan avances en cuestiones relacionadas con las tierras y la participación de los guerrilleros en el proceso político colombiano, una vez que se alcance un acuerdo de paz.

Garzón preside una delegación de alto nivel que llegó a Ginebra para participar en el procedimiento conocido como “Examen Periódico Universal”, en el que se evalúan de forma periódica los avances en materia de derechos humanos registrados en los países de la ONU.

Frente a las delegaciones gubernamentales de decenas de países, el vicepresidente colombiano reconoció que su país aún tiene “desafíos muy grandes por superar”, particularmente en lo relacionado con el combate de las guerrillas, las bandas criminales, los narcotraficantes y la delincuencia común.

A estos les aseguró que, pese a “sus amenazas, asesinatos y otras acciones violentas”, el Gobierno no cambiará sus políticas ni modificará “la ruta de buscar la paz”.

También destacó que en Colombia se han adoptado medidas para promover la labor de los defensores de los derechos humanos y dirigentes sindicales.

“Hoy no es posible en Colombia que un servidor público, sea civil, militar o policía, denigre las actividades” que estos realizan, señaló.

Sin embargo, hizo hincapié en que no era su propósito presentar a Colombia como “el país de las maravillas y menos ocultar las dificultades y desafíos que todavía tenemos”.

Entre estos, mencionó la falta de equidad social, la impunidad, el hacinamiento carcelario y la necesidad de brindar mayor protección a los luchadores por los derechos humanos y por los derechos de los trabajadores.

En este sentido, recalcó el interés de Colombia en conocer la experiencia de otros países que hayan logrado reparar a las víctimas antes de alcanzar la paz, o sufrido el flagelo de guerrillas, grupos criminales o narcotraficantes y que, a pesar de ello, han logrado mejorar la calidad de vida de su población. EFE

————————————————————————————————————————————————–

El Gobierno colombiano viaja a Cuba para abordar una fase clave en el diálogo con las FARC

(EFE)

Bogotá, 22 abr (EFE).- Los negociadores del Gobierno colombiano viajaron hoy a Cuba para abordar una fase clave dentro del diálogo con las FARC, en la que está previsto que tomen forma los acuerdos sobre tierras y comiencen a debatir sobre la participación política de los guerrilleros tras una eventual firma de la paz.

La delegación gubernamental que lidera el exvicepresidente Humberto de la Calle partió hoy hacia las 9.00 hora local (14.00 GMT) a La Habana, en medio de una gran discreción y sin ofrecer declaraciones como era habitual en anteriores ocasiones.

Este próximo octavo ciclo de diálogo ha sido aplazado en dos ocasiones, pues iba a ser retomado en primer lugar el 2 de abril y luego en la tercera semana de este mes, hasta que lo fijaron para mañana, 23 de abril.

Las partes habían justificado este receso como un periodo necesario para adelantar trabajo en cada delegación y llegar a la mesa de negociaciones con posturas consolidadas que aceleraran la firma de acuerdos.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) aprovecharon para “reforzar” su equipo negociador de cara a esta fase con seis nuevos miembros: “Pablo Catatumbo”, Victoria Sandino Palmera, Freddy González, Lucas Carvajal, Laura Villa y Sergio Ibáñez.

Para facilitar su salida del país en dos fases, la Fiscalía colombiana suspendió medio centenar de órdenes de captura que pesaban en su contra y las fuerzas de seguridad cesaron las operaciones, mientras que el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) les escoltó también en su viaje hacia La Habana.

De todos ellos, “Pablo Catatumbo” o Jorge Torres Victoria ostenta el cargo más alto como miembro del Secretariado (cúpula) del grupo armado y comandante del Bloque Occidental o “Alfonso Cano”, uno de los más activos desde el punto de vista militar en el suroeste del país.

Esta reestructuración fue entendida por algunos, como la exsenadora liberal Piedad Córdoba, como un indicio de un ritmo más ágil en el proceso, que arrancó hace cinco meses y del que sólo ha trascendido que las partes han llegado a puntos comunes en materia de acceso a tierras y desarrollo agrario, pero no a acuerdos concluyentes.

Entre tanto, el equipo negociador se ha reunido con diferentes gremios y De la Calle ha liderado un llamado a apoyar el proceso, entre las críticas de algunos sectores políticos y en medio de una batalla dialéctica de los expresidentes Álvaro Uribe y Andrés Pastrana contra el actual mandatario del país, Juan Manuel Santos, por cuenta de este tercer intento de paz.

Por su parte, en un comunicado fechado en La Habana, la delegación de paz de las FARC llamó hoy a la unidad para “desnudar” a los “ultraderechistas y militaristas enemigos de la paz” y saludaron al Congreso Nacional para la Paz, que concluye este lunes en Bogotá.

En dicho congreso personalidades políticas y sociales se reunieron por tres días para fijar una “agenda de país” complementaria a los diálogos de paz.

Asimismo, el pasado 9 de abril, una marcha en apoyo a estas conversaciones juntó en las calles de las principales ciudades colombianas a representantes del Gobierno, con el presidente Santos a la cabeza, exguerrilleros y grupos de izquierda.

Sólo se abstuvieron de marchar los sectores más ultraconservadores que rodean a Uribe, que ven la opción militar como la única salida al largo conflicto armado que vive Colombia, y algunos opositores al Gobierno que la consideraron como un acto electoral de Santos.

Por eso, el discurso de De la Calle ha sido respetuoso con aquellos que se oponen “al dilema que plantea la justicia transicional entre paz y justicia, no quieren impunidad, quieren mayor o menor grado de severidad y eso también es correcto”, como dijo el pasado jueves.

Pero también llamó a la sensatez y a la cordura “dentro de este lado” porque parece que se ha desatado “una especie de guerra civil verbal de alta temperatura”, al advertir que además los ciudadanos tendrán la última palabra, pues habrá un mecanismo que someta a consulta los acuerdos de las partes.

En el marco de esta discusión y por solicitud de las partes, la ONU y la Universidad Nacional de Colombia celebrarán un foro ciudadano sobre este asunto entre los días 28 y 30 de abril en Bogotá, de la misma manera que organizaron el encuentro sobre tierras en diciembre pasado.

El proceso de paz entre el Gobierno y las FARC para ponerle fin a medio siglo de conflicto comenzó en noviembre pasado en La Habana, sede permanente de la negociación.

————————————————————————————————————————————————–

“Bienvenida la crítica al proceso de paz, pero con sensatez”, dice De la Calle desde La Habana

El jefe negociador del Gobierno nacional se pronunció momentos previos al reinicio de los diálogos de paz entre el Gobierno y las Farc

Por: Elpaís.com.co | ColprensaMartes, Abril 23, 2013

Cerca de 300 personas salieron a las calles de Cali a apoyar la marcha nacional por las víctimas de la guerra y en apoyo a la paz de Colombia. La movilización llegó a la plaza de San Francisco, donde se llevaron a cabo actos culturales.

Humberto de La Calle, jefe negociador del Gobierno en el Proceso de Paz.

Elpais.com.co | Colprensa

El jefe de la delegación del Gobierno Nacional en la mesa de negociaciones con las Farc, Humberto de la Calle, pidió este martes respeto y sensatez en las críticas que se formulan en contra del proceso de paz que se desarrolla en La Habana (Cuba).

Al iniciar el octavo ciclo de conversaciones, De la Calle explicó que la orden que recibió del presidente Santos es “lograr prontos acuerdos con las Farc”.

“Sabemos cuál es el objetivo de nuestro compromiso”, dijo De la Calle al explicar que cada día este proceso recibe más respaldo, al referirse al apoyo que le han expresado la Iglesia Católica colombiana, los líderes empresariales de Antioquia y algunos congresistas estadounidenses.

De la Calle agregó que la paz es un derecho que los colombianos reclaman, “pero no como una posibilidad futura sino hoy como un activo del presente”, y respaldó las críticas que ha recibido el proceso.

“Somos conscientes de que estas conversaciones generan controversias y eso está bien. Bienvenida la crítica y las posiciones distintas a las del Gobierno, eso se llama democracia”, dijo De la Calle, pero reclamó “sensatez en el debate”.

“Lo que hemos pedido es sensatez en el debate, ese ataque al Gobierno por supuestos acuerdos que no se han hecho y que nunca se harán con la guerrilla. Pedimos que cuando se hable de paz se piense primero en Colombia y en el legado que dejaremos a nuestros hijos”, afirmó el jefe de la delegación del Gobierno.

En ese sentido, explicó que los negociadores del Ejecutivo “sabemos cuál es el objetivo de nuestro compromiso y lo buscaremos con dedicación, con clara conciencia de nuestros límites y de la responsabilidad que hemos asumido”.

Se refiere De la Calle a que en la mesa no se está negociando “ni el modelo económico ni el modelo militar. Respeto total a la inversión extranjera y a la propiedad privada”, y dijo que “los acuerdos serán sometidos al escrutinio ciudadano. No habrá una paz a la brava, no hay espacio para una paz contra la voluntad de los ciudadanos”.

Por último, De la Callese refirió a la Marcha por la Paz que se realizó en todo el país el pasado 9 de abril y afirmó que “ese día millones de colombianos, dentro del pluralismo de nuestra democracia refrendamos el mandato por la paz que hoy lidera el presidente Santos. Fue la expresión pública de un pueblo que se cansó de la violencia y que pide la paz convertida en hechos reales: que se acaben el secuestro, las bombas, las minas que mutilan, que se les ponga la cara a las víctimas, que se acabe el narcotráfico”, concluyó.

————————————————————————————————————————————————–

‘No habrá una paz a la brava; queremos resultados’: De la Calle

Por:  |

23 de Abril del 2013

Delegación del Gobierno en La Habana

Humberto de la Calle insistió en que en esta ronda debe haber resultados concretos.

Foto: Eliana Aponte/EL TIEMPO

Este martes se reanudó la mesa de diálogo en La Habana con las Farc.

El jefe de la misión del Gobierno Nacional dijo este martes en La Habana que se espera que se lleguen a acuerdos. “Queremos resultados. Es la instrucción que hemos recibido del Presidente Santos quién, permanentemente, evalúa la marcha de las conversaciones” e insistió que este proceso no se puede alargar indefinidamente.

“Todo se hará respetando el estado de derecho. Y los acuerdos a los que lleguemos, serán sometidos al escrutinio de todos. No habrá una paz a la brava. No hay espacio para una paz contra la voluntad de los ciudadanos.”, dijo De la Calle.

En su intervención, el jefe negociador del Gobierno dijo que la incorporación de ‘Pablo Catatumbo’ y de otros dos guerrilleros a la delegación de las Farc fue un “voto de confianza” hacia la guerrilla.“Esperamos que este nuevo aire sirva para concretar el cierre del primer punto de la agenda y dar así la señal que los colombianos esperan”, afirmó.

Así mismo, reiteró que los acuerdos que se llegan en La Habana deberán ser “refrendados por los colombianos” y dijo que en esa mesa no se está negociando más allá de un acuerdo para buscar una paz duradera.

“Quisiera recordarles a los colombianos que no estamos negociando ni el modelo económico ni el modelo militar, entre otros temas que han planteado las Farc fuera de la mesa. Respeto total a la inversión extranjera y a la propiedad privada, todo respetando el Estado de Derecho y los acuerdos serán sometidos al escrutinio ciudadano”, afirmó De la Calle.

“Las discusiones recientes sobre la hipotética duración del período de los elegidos, nada tienen que ver con la mesa de La Habana. Ellas no alteran la necesidad de actuar con eficiencia y de manera expedita”, dijo.

Farc, dispuestas a acuerdo en lo agrario

El equipo negociador de las Farc, por su parte, manifestó su aspiración de que en este nuevo ciclo se cierre finalmente un acuerdo sobre el problema agrario en Colombia, primer punto de la agenda del proceso abierto en noviembre pasado.

El jefe negociador de la guerrilla, alias ‘Iván Márquez’, se refirió en particular a la presencia de nuevos integrantes en el equipo de las Farc en La Habana para este ciclo y dijo que supone un “poderoso refuerzo”.

En concreto, las Farc renovaron su equipo negociador con seis nuevos guerrilleros, una lista que además de Catatumbo incluye a Victoria Sandino Palmera, Freddy González, Lucas Carvajal, Laura Villa y Sergio Ibáñez.

Además, la guerrilla se refirió a una eventual reelección del presidente Santos: “Nosotros estamos comprometidos con el proceso, no con la reelección del Presidente”, dijo ‘Catatumbo’, quien se ha unido al equipo negociador de las Farc en el proceso de paz con el Gobierno en Cuba, donde hoy comenzó una nueva ronda. “A la paz lo que le conviene es que sigamos persistiendo en encontrar el camino de la reconciliación de la familia colombiana cualquiera que sea el presidente que gobierne Colombia”, resaltó ‘Catatumbo’.

REDACCIÓN ELTIEMPO.COM

————————————————————————————————————————————————-

¿Podrán gobierno y FARC cerrar el punto agrario?

Por Álvaro Sierra Restrepo – Semana.com

DIÁLOGOS DE PAZLa gran pregunta de la nueva ronda de diálogos que arranca en Cuba es si los negociadores llegarán a acuerdos sobre desarrollo rural. No se ve fácil.

¿Podrán gobierno y FARC cerrar el punto agrario?. Pablo Catatumbo lee el comunicado con el que las Farc iniciaron esta ronda hoy. A su izquierda, los otros dos miembros del Secretariado en la Mesa, Rodrigo Granda e Iván Márquez. A su derecha, Victoria Sandino, del Comando Conjunto Central, que llegó con Catatumbo a La Habana el pasado 7 de abril.

Autor: Delegación de paz de las FARC-EP

Pablo Catatumbo lee el comunicado con el que las Farc iniciaron esta ronda hoy. A su izquierda, los otros dos miembros del Secretariado en la Mesa, Rodrigo Granda e Iván Márquez. A su derecha, Victoria Sandino, del Comando Conjunto Central, que llegó con Catatumbo a La Habana el pasado 7 de abril.

Hoy empieza en La Habana el octavo ciclo de conversaciones entre el gobierno y las Farc, después de un receso de más de un mes y con un nuevo miembro del  Secretariado de las Farc a bordo, Pablo Catatumbo.La expectativa de muchos es que en esta ronda se llegue a acuerdos que cierren el tema de desarrollo rural integral, el primero en la agenda, y se pueda pasar al siguiente, el de participación política.

Así lo dijo en un comunicado el jefe de la delegación oficial, Humberto de la Calle, al iniciar la ronda, señalando que él y sus compañeros tienen instrucciones expresas del presidente Santos para producir resultados. “Comprendemos bien que los colombianos esperan agilidad de estas conversaciones. Nos mueve ese mismo espíritu y en esa actitud retomamos hoy las conversaciones”, dijo.

Las Farc, por su parte, dijeron que llegan a esta nueva ronda “con la firme determinación de alcanzar la más importante reivindicación del pueblo colombiano en toda su historia (…): la paz democrática, con dignidad y justicia social que tanto anhela nuestro país”.

Sin embargo, no es fácil que en los próximos ocho días el gobierno y las Farc logren finiquitar el tema agrario, en el que en cinco meses de negociaciones, han avanzado relativamente poco.

Para empezar, las conversaciones se retoman con un ‘recién llegado’ de peso, que arribó a La Habana el pasado 7 de abril, junto con otros guerrilleros (tres más llegaron con él y otros dos, del Bloque Oriental Jorge Briceño, llegaron unos días después), pasará sin duda por un proceso de ajuste, tanto con su propia delegación como en la Mesa. Quien leyó la declaración de las Farc fue justamente, Catatumbo, flanqueado por Iván Márquez y por Victoria Sandino, del Comando Conjunto Central, del Tolima, y otra de las recién llegadas.

Cuánto tomen estos ajustes y qué tanto influyan en el ritmo de esta nueva ronda, está por verse.
Otro elemento clave es la tensa situación en Venezuela. El reconocimiento que el gobierno colombiano dio al triunfo electoral de Nicolás Maduro y la presencia del presidente Santos en su posesión serán, sin duda, asumidos por la guerrilla como una señal de compromiso del gobierno con el proceso. Pero Andrés París, del equipo negociador de las Farc, le dio a Confidencial Colombia una muestra de las inquietudes que genera en esa guerrilla lo que pasa en el vecino país. Si “la inestabilidad se abre paso en Venezuela (…) en esa guerra sucumbirá el proceso de paz en Colombia”, dijo París.

Esto es revelador de las incertidumbres que ha introducido en las Farc lo que está ocurriendo en Venezuela desde la muerte de Hugo Chávez.

Por último está el lento ritmo de las conversaciones. Todo indica que, desde inicios de marzo, estas se mantienen en torno al primero de los seis subpuntos que componen el tema de desarrollo rural.

Desde su comunicado conjunto del primero de marzo, al final de la sexta ronda, las partes dijeron que habían avanzado “en la construcción de un acuerdo” sobre “acceso y uso de la tierra; tierras improductivas; formalización de la propiedad; frontera agrícola y protección de zonas de reserva”. Estos temas componen el primero de los seis subpuntos del tema de desarrollo rural integral, por el que empezaron en noviembre las negociaciones, que es el de acceso y uso de la tierra.

Los otros subpuntos son: programas de desarrollo con enfoque territorial; infraestructura y adecuación de tierras; desarrollo en salud, educación, vivienda y erradicación de la pobreza; estímulos, asistencia técnica, créditos, subsidios; y seguridad alimentaria.

Más tarde, al terminar la séptima ronda, el 21 de marzo, el gobierno y las Farc volvieron a insistir en otro comunicado conjunto en que seguían “avanzando” en ese primer subpunto. Y el 30 de marzo, cuando anunciaron que prolongarían su receso hasta la tercera semana de abril, dijeron que, entretanto, ambas delegaciones iban a trabajar por separado “en los subtemas que restan del primer punto”.

Es decir, durante un mes, las partes seguían en el primero de los seis subpuntos del tema de desarrollo agrario. Al anunciar, el 18 de abril, que las conversaciones se retomarían este martes 23, declararon que la larga pausa había sido “de intenso y productivo trabajo conjunto de los equipos técnicos y de ambas delegaciones”.

Cabe preguntarse qué tanto habrán avanzado en ese trabajo durante la pausa, en particular respecto a los otros cinco subpuntos del tema agrario. El jefe de la delegación oficial, Humberto de la Calle, había dicho que esos son de más fácil trámite que el primero –el cual de hecho involucra las demandas agrarias históricas de las Farc y es por eso políticamente el más complejo–.

En su comunicado de hoy, de la Calle dijo que la pausa fue para que las partes tuvieran tiempo para “identificar escenarios para el entendimiento y acelerar los tiempos”, y que con ese objetivo se facilitó fortalecer el equipo negociador de las Farc con Catatumbo y los otros cinco guerrilleros que llegaron a Cuba. “Esperamos que este nuevo aire sirva para concretar el cierre del primer punto de la Agenda y dar así la señal que los colombianos esperan”, dijo de la Calle, en una clara muestra de que el gobierno está preocupado por los tiempos del proceso e interesado en pisar el acelerador. Habrá que ver si la declaración general de Catatumbo en favor de la paz implica algo similar.

Sin embargo, aún hay discusiones en torno al carácter y la amplitud de las zonas de reserva campesina, que las Farc ven como una suerte de resguardos campesinos, con autonomía y cubriendo millones de hectáreas, algo que el gobierno ha dicho que no permitirá. Y un tema aparentemente menor, como el de seguridad alimentaria, puede dar para grandes discusiones sobre soberanía y participación de empresas extranjeras en el agro, sobre los cuales también hay diferencias.

Por todas estas circunstancias, la gran preguntas es si el gobierno y las Farc lograrán ‘redondear’ el decisivo punto agrario en esta ronda.

La designación de Pablo Catatumbo, un personaje que fue clave en el origen de estos diálogos, y el tercer miembro del Secretariado en la Mesa, puede entenderse como una muestra de la decisión de las Farc de pisar el acelerador (junto a Márquez, Catatumbo es miembro pleno de ese organismo y Ricardo Granda es suplente). Esto es una señal positiva, que permite creer que se puede avanzar a un ritmo más decidido en los diálogos, como pidió el presidente Santos a sus negociadores. Mostrar, eventualmente, un acuerdo en torno al decisivo punto agrario daría una bocanada de oxígeno a un proceso que, a estas alturas, la necesita cada día más. Pero lo que está por verse es si eso se logra en esta ronda o puede tomar más tiempo.

————————————————————————————————————————————————–

Muertos cinco guerrilleros, un policía y un soldado en Colombia

(AFP)

BOGOTÃ — Cinco guerrilleros de las FARC, un policía y un militar murieron en diversas regiones en Colombia, en la víspera de la reanudación de los diálogos de paz entre esta guerrilla comunista y el gobierno colombiano en La Habana, informaron este lunes las autoridades.

En zona rural del municipio de Puerto Rico, departamento del Caquetá (sur), murieron en combates cinco guerrilleros de la columna Teófilo Forero de las FARC y un soldado resultó herido, según el jefe del comando Operativo 6 del Ejército, coronel César Parra.

En el mismo municipio pero en otro operativo militar, tropas de la sexta división del Ejército capturaron a cuatro guerrilleros de esta facción guerrillera, a quienes se les decomisó armamento y explosivos.

La Policía de Colombia atribuyó a guerrilleros de la columna Alfonso Castellanos de las FARC el asesinato de este lunes de un jóven agente policial en zona urbana del municipio de Tame, departamento de Arauca, noreste de Colombia y fronterizo con Venezuela.

En tanto, un soldado murió el domingo en un campo minado instalado por el frente 33 de las FARC en zona rural del municipio de Hacari, departamento de Norte de Santander (noreste y fronterizo con Venezuela), según la Fuerza de Tarea Vulcano del Ejército.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), fundada en 1964 tras una insurrección campesina, es la principal guerrilla de Colombia y la más antigua de América Latina, con unos 8.000 combatientes en la actualidad.

El grupo rebelde, considerado terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, negocia desde noviembre del 2012 en Cuba con el gobierno colombiano del presidente Juan Manuel Santos un proceso de paz, sin haber pactado en Colombia un cese bilateral a la confrontación armada.

Los delegados de esta guerrilla y del gobierno de Santos tiene programado reanudar sus conversaciones en La Habana el martes, luego de poco más de un mes de receso.

El conflicto armado de Colombia, en el que también han participado otras guerrillas de izquierda, grupos paramilitares de derecha y organizaciones de narcotraficantes, ha dejado más de 3,7 millones de desplazados, 600.000 muertos y 15.000 desaparecidos a lo largo de casi 50 años.

————————————————————————————————————————————————

Si se firma la paz con las Farc narcotráfico se debilitaría

El director de la Policía, general José Roberto León Riaño, aseguró que las Farc con las responsables del 60% de la producción de droga en el país. . Foto: EFE en español
El director de la Policía, general José Roberto León Riaño, aseguró que las Farc con las responsables del 60% de la producción de droga en el país. .
Foto: EFE en español

Terra Colombia

La eventual firma de unacuerdo de paz entre el Gobierno y las Farc podría reducir sustancialmente el narcotráfico en el país, en donde el grupo guerrillero es responsable de más de un 60 por ciento de esa actividad ilegal, aseguró el director de la Policía Nacional, generalJosé Roberto León Riaño.

Colombia es considerado el mayor productor mundial de cocaína con unas 345 toneladas métricas anuales, una actividad en la que además de la guerrilla están involucradas bandas criminales conformadas por antiguos paramilitares de ultraderecha y otros grupos de narcotraficantes.

“Sí, claro, indudablemente habría una reducción importante del narcotráfico en el país”, admitió el director de la Policía, en una entrevista con Reuters al ser consultado sobre el efecto de la firma de un proceso de paz sobre el tráfico de drogas.

El narcotráfico es uno de los cinco grandes temas que se deberán abordar en el proceso de paz., que las Farc y el Gobierno adelantan en Cuba.

Aunque los líderes de las Farc, consideradas terroristas por Estados Unidos y la Unión Europea, niegan insistentemente que el grupo esté involucrado en el narcotráfico, el oficial reiteró que evidencias en poder de las autoridades y el Gobierno lo comprueban.

“Indudablemente, nosotros tenemos información hallada en los computadores de las operaciones que han permitido la captura o neutralización de cabecillas de las Farc y allí es evidente el involucramiento de ellos con el narcotráfico”, afirmó León Riaño.

El director de la Policía Nacional sostuvo que ese grupo guerrillero es responsable de más de un 60 por ciento del narcotráfico del país y que anualmente recibe más de 1.000 millones de dólares de esa actividad ilegal.

Bandas criminales podrian sacar provecho

El oficial aseguró que algunas estructuras de las Farc, como el Bloque Sur, están dedicadas en su mayoría a actividades del narcotráfico y que incluso en algunas zonas del país sostienen alianzas con las bandas criminales, sus antiguos enemigos en medio de la confrontación.

León admitió la posibilidad de que luego de la firma de un acuerdo de paz entre el Gobierno y las Farc, otros grupos dedicados al narcotráfico como las bandas criminales intenten ocupar esos espacios para ampliar su dominio en un negocio que mueve miles de millones de dólares.

“Es un riesgo que siempre existe, al salir un actor puede llegar otro, pero allí es donde está la capacidad del Estado de impedir que aparezca un nuevo actor que llene el vacío que dejó el que salió”, dijo el oficial quien sostuvo que la policía está en capacidad de impedirlo.

León, de 52 años, aseguró que en Colombia no existen cárteles de la droga, sino organizaciones que como las Farc están dedicadas a una o varias etapas de la actividad ilegal.

“No hay cárteles de la droga en Colombia, un cártel es el que maneja todo el proceso del narcotráfico, desde cultivos, laboratorios, rutas de envío, rutas estratégicas, tiene aeronaves para enviar la droga, maneja todo lo que tiene que ver con la inversión de los dólares en la economía legal”, afirmó.

“Una organización que haga eso en Colombia no existe, hay organizaciones dedicadas al narcotráfico, pero especializadas en un eslabón”, explicó el oficial quien lleva 35 años en la policía.

León admitió la posibilidad de que si se firma la paz con las Farc, algunos de sus líderes y combatientes no acaten el acuerdo y conformen o se unan a bandas criminales dedicadas al narcotráfico.

También reconoció que es posible que después de la firma de un acuerdo se produzca un incremento de la inseguridad a nivel urbano y de delitos como secuestros y robos, como sucedió en algunos países de Centroamérica.

El oficial rechazó la eventual incorporación de guerrilleros desmovilizados a la Policía Nacional y sugirió emplearlos como guardabosques, bomberos o miembros de organismos encargados de prevenir y atender emergencias y desastres naturales.

León dijo que la principal amenaza para la seguridad de Colombia son las cinco bandas criminales que existen en el país y que cuentan con alrededor de 3.800 hombres.

————————————————————————————————————————————————-

23-04-2013 / EFE

El tercer encuentro nacional del colectivo colombiano Congreso de los Pueblos, que agrupa a distintas organizaciones de todo el país, concluyó hoy en Bogotá con un llamamiento a crear un “movimiento social” unitario que cuente con todos los sectores de la sociedad civil para crear “una agenda de paz”.

“Llamamos a todos quienes queremos terminar con la guerra mediante el diálogo político, a construir un inmenso movimiento social por la paz que ya aflora en múltiples manifestaciones y acciones del pueblo colombiano”, figura en las conclusiones del encuentro hechas públicas en la plaza Simón Bolívar tras una marcha por las calles de Bogotá.

Los participantes de este colectivo instaron asimismo a que sea la sociedad civil quien cree una agenda de paz mediante diálogos públicos en las distintas regiones colombianas, con la participación de organizaciones civiles, políticas y gubernamentales que definan los ejes transformadores del país para alcanzar la paz.

“La fuerza de una sociedad que piensa la paz, que dialoga, es una garantía para aislar a quienes persisten en condenar a Colombia a una guerra eterna”, denuncia el comunicado en alusión a los sectores ultraderechistas que desde el inicio han criticado las condiciones de este proceso para poner fin a medio siglo de conflicto armado.

El Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) iniciaron el pasado mes de noviembre en La Habana, las negociaciones de paz que ahora el Congreso de los Pueblos reclama que se extienda al Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Precisamente hoy la emisora de radio local La F.m. informó que a partir de la segunda semana de mayo el Gobierno colombiano iniciará diálogos con el ELN, de forma paralela a los que se celebran con las FARC en La Habana.

Desde el pasado 18 de abril, 20.000 personas según los organizadores, se reunieron en la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá para debatir los principales retos del país ya que, a su juicio, “la única opción realista es la que incluya las transformaciones políticas que desate la movilización social”.

En este sentido, las organizaciones participantes acordaron reclamar un cese bilateral del fuego mientras duren los diálogos, así como la suspensión de proyectos minero energéticos y de infraestructura que atenten contra las comunidades indígenas y campesinas.

Horas antes de la marcha, el Congreso acogió en su conferencia de clausura las declaraciones de la delegación negociadora de las FARC en los diálogos, quienes apoyaron la propuesta mediante un comunicado emitido desde La Habana, donde mañana se reanuda la octava rueda de conversaciones para concluir un acuerdo sobre tierras.

Por su parte el ELN, manifestó su apoyo a la iniciativa del Congreso de los Pueblos y declaró mediante un vídeocomunicado leído por su máximo dirigente, Nicolás Rodríguez Bautista, alias “Gabino”, que la guerrilla busca “una salida política al conflicto”, lo que significa “un camino diferente al de la guerra”.

Aún así denunció que “la clase en el poder no puede pretender la pacificación ni exigir la rendición de la insurgencia, como condición para la paz”.

————————————————————————————————————————————————-

22-04-2013 /  EFE

La guerrilla colombiana de las FARC saludó hoy al Congreso Nacional para la Paz, que concluye este lunes en Bogotá, y pidió unidad frente a “ultraderechistas y militaristas enemigos de la paz” a los que acusa de ser los “verdaderos culpables de la gran tragedia nacional” del país.

La delegación guerrillera que negocia con el Gobierno colombiano en La Habana difundió un comunicado fechado en la capital cubana en el que señala que “el contexto actual es el del debate frontal con los ultraderechistas y militaristas enemigos de la paz”.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) añaden que “ellos representan el pasado, a lo más arcaico y reaccionario, y no podemos disminuir nuestros esfuerzos mancomunados por desnudarlos frente a la opinión y el pueblo como lo que realmente son: los verdaderos culpables de esta gran tragedia nacional”.

El equipo negociador de la guerrilla que encabeza Luciano Marín Arango, alias “Iván Márquez”, resalta que es la “hora de la paz democrática como la que reclama el pueblo, de una paz con justicia social que ponga fin a la guerra y a la inequidad”.

“En pos de la efectiva consecución de ella, debemos unificar todos los esfuerzos que desde el campo popular surjan”, añaden los insurgentes.

Las FARC esperan que de la discusión y debate del Congreso Nacional para la Paz surjan nuevas propuestas y mandatos que se convertirán en “claves para continuar adelantando el intenso combate por la paz en el que nos hallamos inmersos”.

El Congreso para la Paz comenzó el pasado día 20 en Bogotá con la participación de personalidades políticas y sociales para fijar una “agenda de país” complementaria a los diálogos de paz que sostienen desde noviembre el Gobierno y las FARC en La Habana.

Precisamente esas conversaciones entre el Gobierno y la principal guerrilla colombiana se reanudarán mañana, martes, en la capital cubana, sede permanente del diálogo de paz, tras un receso de un mes.

Durante este tiempo, las FARC han reforzado su equipo negociador con seis nuevos guerrilleros, incluido “Pablo Catatumbo”, alias de Jorge Torres Victoria, miembro de la jefatura del grupo insurgente y comandante del Bloque Occidental o “Alfonso Cano”.

En el nuevo ciclo que comienza el martes se esperan acuerdos sobre el desarrollo agrario, el primer tema de la agenda del diálogo, y que comiencen las discusiones sobre el segundo asunto pactado en esa “hoja de ruta”: la futura participación de guerrilleros en la política si se alcanza un acuerdo de paz.

————————————————————————————————————————————————–

ENTREVISTA-Firma de paz con FARC reduciría el narcotráfico en Colombia

lunes 22 de abril de 2013

Por Luis Jaime Acosta

BOGOTA (Reuters) – La eventual firma de un acuerdo de paz entre el Gobierno de Colombia y las FARC podría reducir substancialmente el narcotráfico en el país sudamericano, en donde el grupo rebelde es responsable de más de un 60 por ciento de esa actividad ilegal, dijo el lunes el director de la Policía Nacional.

Colombia es considerado el mayor productor mundial de cocaína con unas 345 toneladas métricas anuales, una actividad en la que además de la guerrilla están involucradas bandas criminales conformadas por antiguos paramilitares de ultraderecha y otros grupos de narcotraficantes.

“Sí, claro, indudablemente habría una reducción importante del narcotráfico en el país”, admitió el director de la Policía Nacional, general José Roberto León, en una entrevista con Reuters al ser consultado sobre el efecto de la firma de un proceso de paz sobre el tráfico de drogas.

El Gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) mantienen desde noviembre una negociación de paz en Cuba con la que se busca poner fin a un violento conflicto interno de casi cinco décadas que ha cobrado miles de vidas e impide un mayor crecimiento a la cuarta economía de América Latina.

El narcotráfico es uno de los cinco grandes temas que deberán abordar las partes en la negociación en la que aún no logran concluir el referente con el sector agropecuario, pese a las aproximaciones logradas.

Aunque los líderes de las FARC, consideradas terroristas por Estados Unidos y la Unión Europea, niegan insistentemente que el grupo esté involucrado en el narcotráfico, el oficial reiteró que evidencias en poder de las autoridades y el Gobierno lo comprueban.

“Indudablemente, nosotros tenemos información hallada en los computadores de las operaciones que han permitido la captura o neutralización de cabecillas de las FARC y allí es evidente el involucramiento de ellos con el narcotráfico”, afirmó León, en su amplia oficina adornada con banderas y condecoraciones.

El director de la Policía Nacional de Colombia, la fuerza encargada de liderar la lucha contra el tráfico de drogas, sostuvo que ese grupo guerrillero es responsable de más de un 60 por ciento del narcotráfico del país y que anualmente recibe más de 1.000 millones de dólares de esa actividad ilegal.

BANDAS CRIMINALES PODRIAN SACAR PROVECHO

El oficial aseguró que algunas estructuras de las FARC, como el Bloque Sur, están dedicadas en su mayoría a actividades del narcotráfico y que incluso en algunas zonas del país sostienen alianzas con las bandas criminales, sus antiguos enemigos en medio de la confrontación.

León admitió la posibilidad de que luego de la firma de un acuerdo de paz entre el Gobierno y las FARC, otros grupos dedicados al narcotráfico como las bandas criminales intenten ocupar esos espacios para ampliar su dominio en un negocio que mueve miles de millones de dólares.

“Es un riesgo que siempre existe, al salir un actor puede llegar otro, pero allí es donde está la capacidad del Estado de impedir que aparezca un nuevo actor que llene el vacío que dejó el que salió”, dijo el oficial quien sostuvo que la policía está en capacidad de impedirlo.

León, de 52 años, aseguró que en Colombia no existen cárteles de la droga, sino organizaciones que como las FARC están dedicadas a una o varias etapas de la actividad ilegal.

“No hay cárteles de la droga en Colombia, un cártel es el que maneja todo el proceso del narcotráfico, desde cultivos, laboratorios, rutas de envío, rutas estratégicas, tiene aeronaves para enviar la droga, maneja todo lo que tiene que ver con la inversión de los dólares en la economía legal”, afirmó.

“Una organización que haga eso en Colombia no existe, hay organizaciones dedicadas al narcotráfico, pero especializadas en un eslabón”, explicó el oficial quien lleva 35 años en la policía.

León admitió la posibilidad de que si se firma la paz con las FARC, algunos de sus líderes y combatientes no acaten el acuerdo y conformen o se unan a bandas criminales dedicadas al narcotráfico.

También reconoció que es posible que después de la firma de un acuerdo de paz se produzca un incremento de la inseguridad a nivel urbano y de delitos como secuestros y robos, como sucedió en algunos países de Centroamérica.

El oficial rechazó la eventual incorporación de guerrilleros desmovilizados a la Policía Nacional y sugirió emplearlos como guardabosques, bomberos o miembros de organismos encargados de prevenir y atender emergencias y desastres naturales.

León dijo que la principal amenaza para la seguridad de Colombia son las cinco bandas criminales que existen en el país y que cuentan con alrededor de 3.800 hombres.

————————————————————————————————————————————————–

Miles de indígenas se manifestaron en apoyo al proceso de paz en Colombia

Terra Chile

Miles de indígenas, campesinos y estudiantes se manifestaron este lunes en Bogotá en apoyo al diálogo de paz con las FARC, al terminar un congreso de los pueblos que durante el fin de semana se reunió en la sede de la Universidad Nacional.

Con banderas del Partido Comunista, de Venezuela y de la guerrilla Movimiento 19 de Abril (M-19), que se pacificó hace 20 años, los manifestantes marcharon desde la Universidad Nacional hasta la plaza de Bolívar, en el casco histórico de la capital, donde los recibió el alcalde izquierdista Gustavo Petro, comprobó un fotógrafo de AFP.

“Más pronto que tarde nos tendremos que encontrar aquí millones para celebrar la construcción de la paz”, dijo en un breve discurso Petro, él mismo un desmovilizado del M-19.

El gobierno del presidente Juan Manuel Santos lleva a cabo un diálogo de paz con la guerrilla comunista FARC desde fines de 2012.

Los delegados de la guerrilla y del gobierno deben reanudar sus conversaciones en La Habana este martes, luego de poco más de un mes de receso.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) son la principal guerrilla de Colombia, con unos 8.000 combatientes, y la más antigua de América Latina.

En Colombia se encuentra activa también la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN), con 2.500 integrantes, que hasta ahora no participa el proceso de paz.

————————————————————————————————————————————————–

Congresistas colombianos se reúnen en La Habana con negociadores de las FARC

(EFE)

La Habana, 4 mar (EFE).- Un grupo de congresistas colombianos encabezado por el presidente del Senado, Roy Barreras, se reunió hoy a La Habana con los delegados de la guerrilla de las FARC en los diálogos por la paz con el Gobierno de Juan Manuel Santos.

Las FARC consideraron hoy “muy importante” y de “alto impacto político” la reunión de dos días iniciada este lunes con los congresistas en el Palacio de Convenciones de la capital cubana, sede de las conversaciones que desde noviembre pasado mantienen con los negociadores del Gobierno.

Un portavoz de los guerrilleros, Jesús Emilio Carvajalino, alias “Andrés París”, dijo a periodistas que para ellos “es muy importante que otros factores de poder, además del Gobierno, puedan intercambiar con la delegación de las FARC”.

Los parlamentarios presididos por Barreras son miembros de las Comisiones de Paz del Congreso de la República y llegaron a Cuba el pasado domingo para sostener estas reuniones con las FARC en el marco de la Mesa de Conversaciones instalada en La Habana.

Un comunicado divulgado la víspera en la web de la Presidencia colombiana señaló que las Comisiones de Paz han cumplido “un papel importante” en el proceso de paz, “organizando, entre otros, las Mesas Regionales de Paz”.

Las Mesas Regionales fueron organizadas por el Congreso, con el respaldo de la ONU, y se celebraron en varias ciudades del país, en donde se originaron propuestas que fueron entregadas a los negociadores en La Habana.

El guerrillero “Andrés París” leyó una declaración que muestra la disposición de las FARC a abordar con los congresistas los puntos que se consideren pertinentes para “dar impulso y respaldo al propósito supremo de la paz” y a intercambiar sobre los avances logrados hasta la fecha en los diálogos con el Gobierno.

El Congreso colombiano “tiene en sus manos todo un paquete de disposiciones legales que pudieran permitir el avance o retroceso del mismo proceso”, indicó.

La guerrilla entregó a los congresistas, entre otros documentos, las propuestas que han ido planteando en el proceso de diálogo en torno a la cuestión agraria, primer punto de la agenda de negociación pactada con el Ejecutivo.

“Hemos pedido que se tengan en cuenta los resultados de la mesa (de diálogo) en esta legislación y que ese trabajo que realiza el Congreso no vaya a ser un obstáculo para el desarrollo de los acuerdos que podamos eventualmente lograr en La Habana”, señaló “París”.

Hasta ahora, la delegación de parlamentarios colombianos no ha realizado ninguna declaración.

La Presidencia del país suramericano ha explicado que en estas reuniones discutirá “la visión del Congreso de la República sobre las víctimas del conflicto y en general sobre este proceso para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera”.

Sin embargo, medios de prensa colombianos sostienen que el motivo del viaje es analizar la posibilidad que tendrán las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) de participar en política, en caso de llegar a desmovilizarse.

A propósito de esos comentarios mediáticos, el llamado canciller de las FARC e integrante del equipo negociador con el Gobierno colombiano, Rodrigo Granda, dijo hoy que esta guerrilla no tiene aspiraciones políticas en caso de lograrse un acuerdo de paz.

Concretamente declaró desde La Habana a una emisora de radio colombiana que para ello “tendrían que crearse unas condiciones excepcionalmente favorables de poder realizar políticas no solo para la participación de las FARC, sino para el conjunto de los partidos de izquierda”.

Sobre las buenas perspectivas que se han presentado en la mesa de negociación en Cuba, Granda indicó que “hay coincidencias sobre el banco de tierras, muy grandes, muy buenas, muy positivas (…), se avanza en ese tema y mucho”, y que “se siguen identificando problemas y acercando posiciones”.

La cuestión agraria, origen del conflicto armado en Colombia, es el primer punto de la agenda pactada para las negociaciones que intentar conseguir la paz en el país suramericano.

Esta semana los diálogos entre los negociadores del Gobierno y las FARC se encuentran en un receso y las conversaciones se retomarán el próximo lunes 11 de marzo.

————————————————————————————————————————————————–

05-03-2013 /  EFE

Las FARC afirmaron hoy que el presidente del Senado colombiano, Roy Barreras, se ha comprometido a que el Parlamento no legisle sobre asuntos de la agenda de los diálogos de paz hasta que haya acuerdos concretos entre la guerrilla y el Gobierno.

Barreras “manifestó el compromiso de que el Parlamento no legislaría sobre asuntos que son materia de la Agenda de Diálogos hasta cuando las partes lleguen a acuerdos concretos que deberán ser tenidos en cuenta por esta rama del poder público”, dice un comunicado de las FARC divulgado este martes en La Habana.

La declaración de la guerrilla tiene lugar un día después de que sus negociadores en los diálogos de paz se reunieran en la capital cubana con un grupo de congresistas colombianos encabezado por el presidente del Senado, Roy Barreras.

Los parlamentarios son miembros de las Comisiones de Paz del Congreso de la República y llegaron a la isla el domingo para sostener estas reuniones con las FARC en el marco de la Mesa de Conversaciones, instalada en La Habana desde el pasado 19 de noviembre.

Según el comunicado publicado en el blog de la delegación de paz de las FARC, los legisladores “compartieron” con la guerrilla “sobre los preparativos que las Comisiones de Paz de Senado y Cámara vienen realizando para dar inicio a una segunda ronda de mesas regionales de paz en la que se abordará el tema de víctimas”.

“Todas las víctimas del conflicto deben ser resarcidas integralmente considerando la condición de imputable último que por acción o por omisión tiene el Estado como generador de la confrontación”, apuntó el texto.

La reunión entre los representantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y los congresistas tuvo lugar en el Palacio de Convenciones de La Habana, sede habitual de los diálogos de paz que se encuentran en un receso hasta la próxima semana.

Según trascendió ayer, la guerrilla entregó a los legisladores, entre otros documentos, las propuestas que han ido planteando en el proceso de diálogo en torno a la cuestión agraria, primer punto de la agenda de negociación pactada con el Ejecutivo de Santos.

Las FARC aseguraron que el encuentro con los congresistas se desarrolló en un ambiente “cordial y franco”.

————————————————————————————————————————————————-

05-03-2013 /  EFE

El presidente del Senado colombiano, Roy Barreras, advirtió hoy de que el Gobierno y las FARC deben firmar un acuerdo definitivo de paz a más tardar en julio próximo a causa de los trámites legislativos necesarios para refrendarlo y las elecciones de 2014.

“Esta comisión llama la atención del Gobierno y de las FARC sobre el hecho de que no basta la buena voluntad de las partes, es imperativo valorar tiempos legislativos y el proceso electoral”, dijo Barreras en una rueda de prensa.

El presidente del Senado compareció ante los periodistas en Bogotá junto a los cinco congresistas con los que ayer se reunió en La Habana con los negociadores de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), después de hacerlo el pasado fin de semana con el equipo del Gobierno y el propio presidente Juan Manuel Santos.

“Este Congreso y el Gobierno han mostrado voluntad de paz, pero tenemos fecha de vencimiento”, insistió Barreras, al dejar claro que “los acuerdos que se logren deben ser ratificados por el Congreso a través de una reforma estatutaria a más tardar en agosto de 2013”.

Barreras hizo este anuncio tras su viaje a Cuba al confirmar que hay voluntad de paz tanto por parte del Gobierno como de las FARC y adelantar que el primer punto de la agenda, el referido al problema de la tierra, tiene avances concretos que están incluso plasmados en documentos.

En ese sentido, Barreras avanzó que el Gobierno y las FARC están en condiciones de empezar a negociar el segundo punto de la agenda, el relativo a las garantías de participación política de los miembros de las FARC una vez se alcance un acuerdo definitivo de paz.

———————————————————————————————————————————————-

El Gobierno y las FARC avanzan hacia un acuerdo sobre la cuestión agraria

EFE / LA HABANA
Día 04/03/2013

El número dos de las FARC, Luciano Marín Arango, alias «Iván Márquez» ha señalado que «nunca antes un proceso de paz había avanzado tanto»

Pulse para ver el video
Pulse para ver el video
AFP
El guerrillero Luciano Marín, alias «Iván Márquez»

El Gobierno de Colombia y las FARC avanzan hacia un acuerdo sobre la cuestión agraria, origen del conflicto del país sudamericano, en la mesa de negociación instalada en Cuba, que ayer concluyó su quinto ciclo de conversaciones.

Por primera vez desde que comenzaron en noviembre los diálogos de paz de La Habana, los delegados del presidente Juan Manuel Santos hablaron este viernes de «acuerdos» sobre el problema de la tierra, el primer punto de la agenda pactada para las conversaciones.

«Con las FARC hemos pasado de las aproximaciones a los acuerdos alrededor de un proceso de desarrollo rural profundo», aseguró el exvicepresidente Humberto de la Calle, jefe de los delegados de paz gubernamentales.

Los avances para llegar a un acuerdo global sobre el primer punto de la agenda se han producido en asuntos como el acceso y uso de la tierra, las parcelas improductivas, la formalización de la propiedad, la frontera agrícola y la protección de zonas de reserva, de acuerdo a un comunicado conjunto de ambas partes.

Avance pero «todavía no hay acuerdo»

La guerrilla matizó las declaraciones de De la Calle al asegurar que«todavía no hay acuerdos» y que se están construyendo, pero admite que «nunca antes» un proceso de paz colombiano «había avanzado tanto», en expresión del número dos de las FARC, Luciano Marín Arango, alias «Iván Márquez».

No obstante, Márquez insistió en sus críticas a la política agraria de Juan Manuel Santos y al plan de recuperación y entrega de tierras supuestamente usurpadas por las FARC que ha molestado visiblemente a la guerrilla.

El grupo insurgente tachó de «artificio» el acto de entrega de tierras que lideró Santos el pasado 20 de febrero en San Vicente del Caguán y le acusó de tener miedo a los terratenientes, en una declaración divulgada este viernes.

«No podrá Santos ocultar la progresiva entrega del territorio nacional, de nuestras riquezas minero-energéticas, a la voracidad de las trasnacionales. No podrá tapar los nuevos planes de despojo y de extranjerización de la tierra», reprocharon los guerrilleros.

Momento crucial

En cualquier caso, el dialogo de paz colombiano parece haber entrado en una fase de concreciones, tal y como destacó Humberto de la Calle al señalar que las conversaciones están en un momento «clave» donde se requieren resultados.

«Estamos en un momento crucial: el de demostrar si nos jugamos por la paz de Colombia», aseveró el negociador gubernamental una semana después de que el presidente Juan Manuel Santos amenazara con levantarse de la mesa de diálogo si no se producen avances concretos.

El equipo de paz del Gobierno también valora que las FARC hayan avanzado en su posición sobre el tema de las víctimas del conflicto aunque espera que su disposición a «dar la cara a sus víctimas se plasme en compromisos concretos».

Por su parte, los insurgentes insisten en no tener problemas para tratar este tema -que forma parte de la «hoja de ruta» del diálogo- cuando llegue el momento, aunque esgrimieron su habitual argumento de que es el estado colombiano el último responsable de las víctimas del conflicto.

Y una vez más, los negociadores del Ejecutivo de Santos ratificaron queno habrá un cese al fuego hasta que no se haya conseguido un acuerdo final para la paz. «El Gobierno y las fuerzas militares y de policía continuarán con su deber de proteger a los colombianos. Sabemos que esto es duro (…) Mantener las operaciones es una muestra de la fortaleza del Estado, no de debilidad», explicó el exvicepresidente colombiano.

Tras las declaraciones de este viernes del Gobierno y la guerrilla, el diálogo de paz entra en un nuevo receso que se prolongará a lo largo de una semana para retomar las conversaciones el próximo 11 de marzo. El actual proceso de diálogo que pretende poner fin a casi medio siglo de largo y cruento conflicto colombiano cuenta con la asistencia de los gobiernos de Cuba y Noruega como países garantes, en tanto que Venezuela y Chile actúan como acompañantes.

———————————————————————————————————————————————–

Gobierno y FARC ya tienen documento sobre acuerdo de tierras

“Vemos con optimismo real el proceso”, afirmó el presidente del Senado.

Aseguró que la guerrilla está lista para ir por el segundo punto.

EFE

El Gobierno y las FARC ya tienen listo un documento de cinco páginas con acuerdos concretos sobre el problema de la tierra en Colombia, el primer punto de la agenda del proceso de paz, y están en capacidad de comenzar a negociar el segundo punto, relativo a la participación política de la guerrilla.

Así lo anunció en Bogotá el presidente del Senado de Colombia, Roy Barreras, tras reunirse ayer lunes, junto a una comisión de congresistas, con los negociadores de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en La Habana.

“Vemos con optimismo real el proceso”, aseguró Barreras en una rueda de prensa, en la que explicó que las FARC “hicieron explícita mención a cinco cuartillas sobre el primer punto”.

A juicio del presidente del Senado, esto “es de máxima importancia para el país, el primer punto tiene avances concretos y (las FARC) están listas para avanzar al segundo punto”.

Observamos una voluntad clara para lograr lo imposible, para lograr la reconciliación. Para nosotros es evidente en la mesa, notamos esa clara voluntad de paz de parte de quienes están negociando”, insistió.

Explicó que la guerrilla entregó a la comisión de congresistas “un documento de 40 páginas que resume su agenda en el tema agrario” y de forma concreta otros cinco folios con los acuerdos alcanzados sobre tierras.

“Hay incluso documentos expresos sobre la voluntad de avanzar desde el primer punto al segundo”, insistió.

————————————————————————————————————————————————

05 de marzo de 2013•18:10

FARC anuncian mesas regionales sobre víctimas

  • ANNE-MARIE GARCIA

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia informaron el martes el inminente inicio de mesas regionales de paz que abordarán el tema de las víctimas del conflicto interno colombiano y afirmaron que las elecciones del próximo año no interferirán en el proceso de paz.

“Todas las víctimas del conflicto deben ser resarcidas integralmente considerando la condición de imputable último que por acción o por omisión tiene el Estado como generador de la confrontación”, expresaron las FARC el martes en un comunicado.

Aseguraron que el tema de las víctimas “reviste la mayor importancia para la insurgencia y respecto al cual persistiremos en levantar nuestras voces en su defensa”.

La delegación de las FARC para las negociaciones de paz con el gobierno colombiano en La Habana se reunió el lunes en la capital cubana con seis congresistas colombianos con los que en particular se informaron “sobre los preparativos que las Comisiones de Paz de Senado y Cámara (baja) vienen realizando para dar inicio a una segunda ronda de mesas regionales de paz en la que se abordará el tema de víctimas”.

Los congresistas Roy Barreras, del gobernante Partido Social de Unidad Nacional o Partido de la U, Gloria Inés Ramírez, Juan Mario Laserna y los representantes a la Cámara Iván Cepeda, Alfonso Prada y Guillermo Rivera sostuvieron una reunión “en ambiente cordial y franco” con la delegación de las FARC encabezada por Iván Márquez, señaló el comunicado de los insurgentes fechado en La Habana.

En Bogotá, los congresistas que estuvieron en La Habana dijeron en una conferencia de prensa conjunta en el Congreso que fueron a Cuba por dos temas básicos: decirles a los rebeldes lo que ya le habían dicho a los negociadores oficiales, que la negociación debe tener un tiempo y que éste está marcado por el hecho que el 2014 es un año electoral, tanto de congresistas como de presidente. Y un segundo tema es que los rebeldes deben escuchar a sus víctimas.

Los congresistas dijeron además lo que ya habían anticipado los negociadores de los dos bandos la semana pasada, al concluir su sexta ronda de diálogos, que hay avances y que incluso están listos para pasar a un segundo punto de la agenda. Pero debido a una suerte de pacto de confidencialidad entre las partes, ni gobierno ni rebeldes han dado detalles exactamente sobre qué han acordado.

“Constatamos con alegría que efectivamente se han producido algunos avances…está en el momento incluso de comenzar el segundo punto”, dijo el representante a la Cámara, Iván Cépeda, del izquierdista partido Polo Democrático Alternativo y uno de los congresistas que estuvo en La Habana.

El senador Barreras dijo que no fueron ni a ofrecer ni a pedir nada a los rebeldes, sino a expresarles la convicción de los congresistas sobre la necesidad de entender los “tiempos políticos” del país y de escuchar a las víctimas.

“Tenemos la convicción de que si la paz no se hace pronto se echará a perder este momento histórico”, dijo Barreras.

Tanto Cepeda como Barreras y el representante a la Cámara por el liberalismo Guillermo Rivera comentaron otro tema, el segundo punto de la agenda, que es la eventual participación de los rebeldes en política, una vez se abandonen las armas. Voceros de las FARC han dado declaraciones contradictorias, algunos en el sentido que sí quieren hacer política y otros que no optarían, por ejemplo, por una curul legislativa.

“Es que nosotros a las FARC no fuimos a invitarlos al Congreso, ni a ofrecerles nada. Fuimos a decirles que hay un gobierno y un congreso que tienen voluntad de avanzar hacia la paz, pero que se nos vencen los períodos” de mandato, dijo Rivera. Por eso la necesidad de que lleguen a un acuerdo entre marzo y julio, dijeron los legisladores en un comunicado conjunto.

En referencia a la campaña electoral que se avecina con vistas a las elecciones de mayo del próximo año, las FARC señalaron que “la paz no puede supeditarse a necesidades electorales ni a los tiempos de una legislatura”.

Las negociaciones de paz que llevan a cabo el gobierno de Colombia con los rebeldes cerraron el viernes la sexta ronda desde su inicio en noviembre. El proceso se encuentra en un receso hasta el próximo lunes.

En el comunicado los rebeldes manifestaron “optimismo… en que el actual proceso de paz fructifique” y destacaron “los grandes avances que hasta ahora se han logrado en el desarrollo del primer punto de la agenda” que versaba sobre el tema agrario.

En el cierre de esta ronda ambas delegaciones aseguraron que hubo un avance en los acuerdos, Márquez habló de un acuerdo de “unas cinco cuartillas” pero ninguna de las partes dio detalles de cuáles eran los acuerdos.

Según el comunicado durante el intercambio Barreras “manifestó el compromiso de que el parlamento no legislaría sobre asuntos que son materia de la Agenda de Diálogos hasta cuando las partes lleguen a acuerdos concretos”.

Para los rebeldes la visita de los congresistas “refleja el apoyo” que recibe en Colombia el dialogo de paz y destacaron además que es importante que “nuevos sectores de la vida nacional” se vinculen a este proceso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: