Venden TV venezolana Globovisión


  • Venden TV venezolana Globovisión y anuncian nueva línea editorial de “centro”
  • Incertidumbre sobre el rumbo editorial de canal venezolano Globovisión
  • El chavismo neutraliza Globovisión, la TV más crítica con el régimen
  • Nueva directiva de Globovisión espera mantener el personal de la planta
  • Globovisión servirá por encima de intereses particulares, según nuevos dueños
  • Renuncia el director designado para la última televisión opositora en Venezuela
  • Globovisión, el “viaje al centro” del último canal opositor

——————————————————————————————

Venden TV venezolana Globovisión y anuncian nueva línea editorial de “centro”

Por Sofia MISELEM (AFP)

CARACAS — La venta de Globovisión, la única televisora privada en señal abierta identificada con la oposición en Venezuela, se concretó este lunes acompañada del anuncio de un viraje gradual hacia una línea editorial de “centro”.

“Ya la venta del canal se cerró”, indicó el sitio web de Globovisión al citar unas palabras del vicepresidente del canal, Carlos Zuloaga, durante una reunión con empleados en el principal estudio de la televisora.

En el encuentro, uno de los nuevos directores, Leopoldo Castillo, conocido periodista del canal y conductor del programa “Aló ciudadano”, anunció la decisión de “llevar la línea editorial hacia el centro” de forma gradual para no perder audiencia y anunciantes.

“La Globovisión que conocimos, la Globovisión que vivimos en los últimos 12 años, no es la Globovisión que vamos a vivir. Yo quiero poner las cosas claras, lo demás es engaño”, dijo Castillo, quien en su programa de televisión explicó que tiene un “compromiso” en la dirección por tres meses y que todo dependerá de su salud.

La dirección estará compartida por Castillo y Vladimir Villegas, hermano del ministro de Información, Ernesto Villegas, y conocido periodista que desempeñó distintos cargos en el gobierno pero que se fue alejando hasta adoptar una línea opositora.

“Unos quieren que Globovisión cambie totalmente, otros que no; no podré complacer a ambos sectores”, dijo Villegas en una entrevista publicada este lunes por el diario El Nacional.

La reunión con los empleados fue presidida por Carlos Zuloaga, quien también dio lectura a una carta de su padre Guillermo Zuloaga, quien dirigió 18 años Globovisión, pero desde hace tres años reside en Estados Unidos y es requerido por la justicia venezolana por usura y asociación para delinquir.

En la misiva, Guillermo Zuloaga reconoce que la venta, cuyo monto no ha trascendido, genera “sentimientos encontrados” y sostuvo que para mantener abierto el canal “hace falta más que dinero”.

Los documentos de la venta serán firmados este lunes y se espera además la próxima visita a las instalaciones de los nuevos propietarios, Juan Domingo Cordero, Raúl Gorrín y Gustavo Perdomo, añadió Globovisión.

Cordero, principal accionista de Seguros La Vitalicia y que asumirá como presidente del canal, fue presidente de la Bolsa de Valores de Caracas de 1989 a 1993.

La venta comprende el 80% de las acciones del canal, que están en manos de dos familias, mientras que el otro 20% de la televisora fue confiscado por el gobierno hace tres años a su propietario, que sostiene demandas contra el Estado para recuperarlo.

Globovisión es el único canal privado con trasmisión en abierto en Caracas y la cercana ciudad de Valencia (norte), y por cable en el resto del país, que ha mostrado una línea crítica al gobierno en los últimos años, lo que le ha acarreado críticas de parte del oficialismo.

Globovisión transmite en directo los mensajes, conferencias y mitines de Henrique Capriles, ex candidato presidencial de la opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) que fue derrotado por una diferencia de 1,49% de los votos por el presidente Nicolás Maduro en la polémica elección del 14 de abril pasado.

Los medios oficiales del Estado, en cambio, reservan un espacio muy limitado a las declaraciones del líder opositor.

Sobre el anuncio de un cambio de línea de Globovisión, Ramón José Medina, uno de los líderes de la opositora Mesa de Unidad Nacional (MUD) que impulsó la candidatura de Capriles, comentó a la AFP que tienen la expectativa de que la nueva dirección mantenga la cobertura de todas las tendencias políticas.

“Esperemos ver qué significa ese cambio editorial, cuando hablan de centro espero que no sea hacia el centro del partido en el poder o del gobierno, sino al centro del espectro político, que no sea obligada (la nueva dirección) a la autocensura como ocurre con otros medios”, dijo Medina.

Sin referirse de manera explícita a la venta de Globovisión, el presidente Maduro lanzó este lunes en un acto público un mensaje a los medios de comunicación, a los que exhortó a trabajar “por la paz y la vida”.

“No vayan a creer (los medios) que me pueden derrocar (…). Les pido la máxima colaboración y que cese el festín de la muerte”, dijo Maduro al criticar a los medios que, a su juicio, producen programas de violencia “por amarillismo y por negocio”.

Globovisión, en el aire desde 1994, acumula varias sanciones administrativas, multimillonarias multas y ha sido amenazada de cierre en varias ocasiones por el gobierno, al que acusaba de perseguirlos

Para evitar el embargo de bienes y que le revocaran la concesión de la frecuencia, el medio pagó a mediados del año pasado una multa de 2,1 millones dólares que le impuso el ente regulador Conatel, tras acusarlo de hacer “apología del delito” en la cobertura periodística de un sangriento motín carcelario en junio de 2011.

————————————————————————————————————————————————–

Incertidumbre sobre el rumbo editorial de canal venezolano Globovisión

Por Sofia MISELEM (AFP)

CARACAS — La venta del canal de televisión privado venezolano Globovisión, durante años única pantalla abierta a la oposición, genera incertidumbre sobre el rumbo editorial que tomará la cadena, que busca mejorar su relación con el Gobierno mientras la oposición la llama a mantenerse abierta a todas las corrientes.

La venta de Globovisión fue cerrada el lunes por sus principales propietarios, la familia Zuloaga, en abierto conflicto con el gobierno, al mismo tiempo que se anunció un viraje editorial hacia el “centro” y unas horas después se conoció el sorpresivo rechazo de Vladimir Villegas, un respetado periodista opositor, a la dirección del canal.

“La renuncia de Villegas aumenta los niveles de incertidumbre, preocupa que no haya podido llegar a un acuerdo (con los nuevos propietarios) incluso antes de sentarse en la silla de director”, comentó a la AFP Carlos Correa, director de la organización defensora de la libertad de expresión Espacio Público. Los nuevos propietarios, ajenos a los medios de comunicación, son Raúl Gorrín, Gustavo Perdomo y Juan Domingo Cordero.

Este último, principal accionista de Seguros La Vitalicia y quien presidió la Bolsa de Valores de Caracas de 1989 a 1993, asumirá la presidencia del canal. Al exponer los motivos de su abandono, el periodista disidente y a la vez ex funcionario chavista y hermano del actual ministro de Información, Ernesto Villegas, subrayó a la emisora Unión Radio que hubo “diferencias” con la dirección que no pudo aceptar.

“El periodismo con el que sueño es libre, autónomo”, añadió Villegas, quien hubiese compartido la dirección con Leopoldo Castillo, uno de los rostros emblemáticos de Globovisión por su programa “Aló ciudadano”. Castillo por su parte ha anunciado que sólo ocupará el cargo tres meses si su salud se lo permite, sin dar más detalles. Correa describe a Villegas como un periodista con una “trayectoria sensata”, por lo que no descarta que los motivos de su renuncia tengan que ver “con que le dijeron si puede o no trasmitir determinadas ruedas de prensa”.

El director de Espacio Público se refirió al hecho de que Globovisión es el único canal que transmite en directo las actividades de Henrique Capriles, candidato de la opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD), que fue derrotado por uyna diferencia 1,49% de los votos por el presidente Nicolás Maduro en la controvertida elección del 14 de abril. José Ramón Medina, uno de los líderes de la MUD, le da el “beneficio de la duda” a los nuevos propietarios y directivos delcanal.

“Esperemos ver qué significa ese cambio editorial; cuando hablan de centro espero que no sea hacia el centro del partido en el poder o del gobierno, sino el centro del espectro político”, dijo Medina a la AFP. En un comunicado leído por Castillo en su programa de la tarde, la junta directiva instalada el martes, sin referirse explícitamente al nuevo rumbo del canal, asegura estar asumiendo “esta histórica responsabilidad de guiar a Globovisión con el compromiso de servir a Venezuela toda y a todos los venezolanos por encima de cualquier otro interés particular o excluyente”.

Dentro del canal, que emplea a unas 500 personas, los trabajadores han vivido sumidos en la confusión desde que se anunció el proceso de venta, en marzo pasado, y la noticia de la renuncia de Villegas acentuó las dudas. Castillo es visto dentro de Globovisión como una garantía de estabilidad y orden, pero el lunes fue el encargado de adelantar el cambio gradual de línea editorial.

“La Globovisión que conocimos, la Globovisión que vivimos en los últimos 12 años no es la Globovisión que vamos a vivir. Yo quiero poner las cosas claras, lo demás es engaño”, dijo Castillo. Sergio Dahbar, periodista que dirigió el opositor diario El Nacional de 2000 a 2006, se muestra escéptico. Detrás de la venta de la televisora, sostiene, están “el gobierno y la familia Chávez”.

“Esto es sólo una transición. Después de un tiempo, veremos a otros directivos, la verdadera cara de lo que va a quedar: un canal que tiene como audiencia a una sociedad que no está con Maduro pero no quiere ser un medio incómodo con el gobierno. Y lo más grave es que no habrá manera de informarle al país cosas que otros no informan”, dijo Dahbar a la AFP.

Dahbar recuerda además que en 2015 vence la concesión de Globovisión, y que de mantener una línea crítica corre el riesgo de sufrir el mismo destino que RCTV, el popular canal desaparecido en mayo de 2007 luego de que el gobierno de Chávez (1999-2013) le negara una nueva concesión. Desde entonces, Globovisión ha sido el único canal abierto crítico con el gobierno, quien dispone de una red de medios oficiales, además de las cadenas de transmisión obligatoria por todas las radios y televisoras.

—————————————————————————————————————————————————-

El chavismo neutraliza Globovisión, la TV más crítica con el régimen

LUDMILA VINOGRADOFFLUDMILAVINO / CORRESPONSAL EN CARACAS
Día 15/05/2013 – ABC.es

El director de la cadena, Vladimir Villegas, hermano del ministro de Comunicación, renuncia el primer día en el cargo por «diferencias» con la nueva línea editorial

El chavismo ha conseguido neutralizar Globovisión, la televisión más crítica con el Gobierno de Venezuela, al forzar la venta de este canal de noticias tras una larga campaña de acoso político y económico. La venta fue anunciada por el vice presidente de la cadena, Carlos Zuloaga, hijo del fundador de Globovisión, Guillermo Zuloaga, quien reside en Estados Unidos y es considerado por el chavismo como prófugo de la Justicia. Éste ya había anunciado en marzo la venta del canal:«Somos inviables económicamente porque nuestros ingresos ya no cubren nuestras necesidades… Somos inviables políticamente porque estamos en un país polarizado y del lado contrario de un Gobierno todopoderoso», afirmó.

Tras una polémica negociación, la venta de la cadena se formalizó con un grupo mediático del oficialismo presidido por el empresario Juan Domingo Cordero. Es el segundo canal de televisión crítico que el Gobierno toma bajo su control. El primero fue la cadena Radio Caracas Televisión, RCTV, que se vio obligada a cerrar sus emisiones hace seis años porque el entonces presidente Hugo Chávezno le renovó la licencia.

Globovisión ha resistido a duras penas, pese a las varias multas que le han impuesto en estos años. Hasta que el oficialismo consideró que era preferible comprar el canal en vez de cerrarlo para no asumir el coste político que tal acción supondría.

Los nuevos dueños pretenden que sea «un canal donde quepan todas las tendencias»

En su carta de despedida, Zuloaga afirmó que los nuevos dueños del canal le han comunicado su intención de que Globovisión «sea un canal informativo donde quepan todas las tendencias». Sin embargo, en su primer día como director de la cadena, Vladimir Villegas, hermano del ministro de Comunicación, Ernesto Villegas, aunque situado en una oposición moderada al régimen, renunció al cargo por «las diferencias que surgieron con la nueva directiva de Globovisión». «Estando en desacuerdo con lo que se proponen hacer, prefiero no asumir (el cargo)», señaló.

El periodista opositor Leopoldo Castillo, que dirige el programa «Aló Ciudadano», afirmó que asumirá la dirección de la cadena sólo tres meses si la salud se lo permite. «No tengo nada que temer de que se cambie nuestra línea; que tengamos acceso a otras fuentes es lo que deseamos», afirmó.

Cuatrocientos medios

Con la neutralización de Globovisión, el Gobierno venezolano tiene una hegemonía prácticamente total de los medios a través de una estructura integrada ahora por casi 400 medios de comunicación a su servicio.

—————————————————————————————————————————————————-

Nueva directiva de Globovisión espera mantener el personal de la planta

A través de un comunicado, los nuevos propietarios se presentaron al país, aseguraron contar con todo el personal que labora en la planta y anunciaron que la televisora se proyectará como un canal de noticias internacional.

EL UNIVERSAL
martes 14 de mayo de 2013  07:43 PM
Caracas.- Hoy fue instalada la nueva junta directiva del canal de noticias Globovisión  tras concretarse la venta por parte de la familia Zuloaga a los empresarios Juan Domingo Cordero, Raúl Gorrín y Gustavo Perdomo.

A través de un comunicado, los nuevos propietarios de la planta se presentaron al país, aseguraron contar con todo el personal que labora en la planta y anunciaron que Globovisión se proyectará como un canal de noticias internacional.

“Hoy somos protagonistas del acontecimiento más importante en la historia de los medios de comunicación de Venezuela y América Latina. El canal de noticias número uno de nuestro país ahora es nuestra responsabilidad”, señaló la nueva directiva en el comunicado.

Prosigue la misiva asegurando que se trata de una responsabilidad “que nos compromete profundamente con todos quienes forman parte de esta empresa, que nos compromete inequívocamente con Venezuela y con todos los venezolanos, de todas las regiones, de todos los sectores y de todas las ideas, que nos compromete decididamente con todos quienes sentimos y amamos este país”.

Aseguran que asumen el compromiso de informar y servir a todos los venezolanos “por encima de cualquier otro interés particular o excluyente”.

Los nuevos dueños de la planta se presentaron ante el país como un grupo de empresarios con más de 20 años de experiencia, con una sólida trayectoria y una moderna visión empresarial.

“Ahora estamos incursionando en el mundo de las comunicaciones, particularmente en el mundo de la información y la opinión pública”, prosigue el comunicado.

Afirman tener la convicción y decisión de convertir a Globovisión en el más moderno canal de noticias de Venezuela y en un poderoso competidor entre las más importantes cadenas de noticias del continente y del mundo.

“Nuestro Plan estratégico está orientado por el profundo conocimiento de las distintas audiencias venezolanas y de otras naciones de habla hispana, con el objetivo de brindarles la mejor y más variada programación de noticias y opinión, los más certeros análisis y reportajes, útiles espacios de servicio público: familiar y ciudadano, y principalmente para llevar a cada vez más venezolanos la indispensable señal de Globovisión”, destaca el escrito.

Aseguraron contar con el personal que constituye la planta para sus planes inmediatos. “Por supuesto, nuestro Plan Estratégico incluye como factor fundamental a todo nuestro valioso, leal, dedicado y competente equipo de periodistas, productores, técnicos y empleados en general, a quienes convocamos a participar activamente en el sueño posible de hacer de Globovisión el más moderno e innovador canal de noticias del continente. ¡Todos son necesarios! ¡Todos son importantes! ¡Todos tienen mucho que aportar!”, reseña el comunicado.

“A todos nuestros trabajadores les extendemos nuestra mano amiga, franca y solidaria, nuestro definitivo interés y disposición de contribuir con la elevación de su calidad de vida familiar, de sus niveles profesionales y de sus condiciones de trabajo. Queremos convertir a Globovisión en la mejor empresa para trabajar, porque premia con justicia el profesionalismo, la dedicación y la lealtad, porque respalda con tecnología de punta las exigencias de excelencia que todos aspiramos”, agrega.

—————————————————————————————————————————————————-

Globovisión servirá por encima de intereses particulares, según nuevos dueños

Terra Chile

La nueva junta directiva del canal venezolano Globovisión anunció hoy que el medio de comunicación, conocido por su línea crítica con el Gobierno, asumirá el compromiso de servir al país por encima de cualquier interés particular o excluyente.

“Queremos afirmarlo de entrada, claramente para que no haya dudas, que asumimos esta histórica responsabilidad de guiar a Globovisión con el compromiso de servir a Venezuela toda y a todos los venezolanos por encima de cualquier otro interés particular o excluyente”, dice un comunicado de la nueva directiva difundido hoy.

El anuncio de los directivos del canal se produce un día después de que se concretara la venta del canal.

Informaron, además, que tienen la “fuerte convicción y decisión de convertir a Globovisión en el más moderno canal de noticias de Venezuela y en un poderoso competidor entre las más importantes cadenas de noticias del continente y el mundo”.

Señalan que dentro del “plan estratégico” que tienen para el canal se cuenta brindar a las distintas audiencias venezolanas y otras naciones de habla hispana una variada programación de noticias, segmentos de opinión, “certeros análisis” y “reportajes útiles”.

Afirman que han evaluado y asumido los riesgos de dirigir “un extraordinario consorcio de producción de información y opinión para una sociedad tan compleja como la venezolana”.

La venta de Globovisión a tres empresarios venezolanos se concretó ayer con la firma del documento legal, confirmaron a Efe fuentes ligadas a las negociaciones, al tiempo que Carlos Zuloaga, hijo del fundador de la cadena, Guillermo Zuloaga, anunció que el proceso se había cerrado.

Los nuevos dueños de Globovisión son los empresarios Raúl Gorrín, Juan Domingo Cordero y Gustavo Perdomo.

La venta del canal de noticias fue anunciada por Guillermo Zuloaga el 11 de marzo pasado, cuando explicó que estaba “obligado” a ella dada la “inviabilidad” económica del canal.

El pasado 2 de mayo la directiva de Globovisión nombró como nuevo director general de la cadena a Vladimir Villegas, hermano del ministro de Comunicación, Ernesto Villegas, un puesto en el que estará acompañado por el periodista Leopoldo Castillo, una de las caras más emblemáticas del medio.

Sin embargo, Villegas descartó hoy dirigir Globovisión por “diferencias” con los nuevos dueños del canal.

“En vista de diferencias que surgieron con nueva Directiva de Globovisión no asumiré Dirección General del canal”, escribió Villegas en su cuenta en la red social Twitter.

—————————————————————————————————————————————————

Renuncia el director designado para la última televisión opositora en Venezuela

Vladimir Villegas, nombrado el lunes para limpiar la cara a la venta de Globovisión, no llegó a concluir la jornada en el cargo

 Caracas 14 MAY 2013 – El País.com (España)
Estudio de Globovisión. / EFE

De último bastión opositor en la televisión venezolana a papa caliente del oficialismo: tal es el tránsito que Globovisión, el canal 24 horas de noticias, recorrió en justamente un solo día.

El lunes por la mañana se anunciaba desde Caracas que la venta del canal a un grupo de inversionistas cercanos al Gobierno, se había completado. Así un hombre del medio bursátil, Juan Domingo Cordero, y dos abogados, Raúl Gorrín y Gustavo Perdomo, se hicieron con el control de la mayoría accionarial del canal televisivo en frecuencia UHF que, con sus luces y sombras periodísticas, supo constituirse en una irritante bestia negra para el chavismo.

Pero todavía no terminaba la jornada cuando, al filo de la medianoche, los nuevos propietarios experimentaron su primer revés. Fue cuando el director designado por ellos, Vladimir Villegas, renunció a un cargo que todavía no empezaba a desempeñar.

Villegas era la baza fundamental para lavarle la cara a una transacción comercial a la que la dividida sociedad venezolana, en pleno, entiende como una operación de descafeinamiento de la línea editorial del canal. Experimentado periodista, hombre de izquierda, Villegas fue constituyente en las listas del chavismo, director del principal canal del Estado y funcionario de la cancillería venezolana, antes de romper lazos con el oficialismo en 2007 y pasar a engrosar las filas de la disidencia.

Al nombrar a Villegas como director, se enviaba un mensaje de que todavía se tendrían en cuenta criterios periodísticos en la gestión de la emisora. A la vez, su historial político, y el vínculo familiar con el actual ministro de Información y Comunicación, Ernesto Villegas, su hermano y también ex reportero, representaban un guiño de comprensión a las necesidades de difusión del gobierno. De hecho, desde que hace casi dos semanas había trascendido su nombramiento, a través de su cuenta de Twitter y en entrevistas con medios locales Villegas se había dedicado a repetir como un mantra su apego al periodismo y a la posibilidad de dar cabida en Globovisión “a todas las voces”, en un ánimo de mediación.

Sin embargo, ese propósito se quebró el lunes, tras una larga reunión con la nueva junta directiva. Interrogado sobre el motivo de su dimisión prematura, Villegas dijo en una breve declaración telefónica a EL PAÍS que “no quedaba claro cuál sería mi capacidad de incidencia en la toma de decisiones sobre programación y línea editorial, ni se me garantizaba autonomía en la dirección, tan necesaria en un ambiente tan polarizado como el nuestro”.

La coordinadora de Investigaciones del canal, Lysber Ramos Sol, había renunciado antes, “luego de intercambiar, por varias horas, impresiones y reflexiones con quienes serán los nuevos dueños”, según una carta que hizo pública. La sempiterna vicepresidenta y rostro emblemático de Globovisión, la periodista María Fernanda Flores, había iniciado la ola de deserciones apenas se supo del cambio de manos en la dirección.

Si bien reina el hermetismo en torno a las últimas alternativas en la gestión del canal, las renuncias que siguieron a reuniones decisivas con los accionistas no auguran nada bueno para la preservación de su independencia editorial.

Sin embargo, los flamantes propietarios no las tienen todas consigo. Se trata de una de las tomas de control más expuestas a la luz pública en la historia del negocio de la prensa en Venezuela. La fiel audiencia del canal, que suele solaparse con los sectores más radicales de la oposición, escruta minuto a minuto las señales que emite para denunciar por las redes sociales cualquier matiz de autocensura. Las anclas más populares –incluyendo a Leopoldo Castillo, conductor de un programa de opinión vespertino y codirector encargado por los próximos tres meses de transición- no han dudado en afirmar en pantalla que renunciarán apenas perciban que desde la sección ejecutiva se les impone una línea de acción. “La Globovisión que tuvimos durante estos años no es la Globovisión que vamos a vivir de ahora en adelante”, adelantó Castillo, con franqueza, en la emisión de su programa la tarde del lunes.

Este punto muerto sorprende a los nuevos accionistas en medio de la discusión pública, toda una novedad para hombres de negocios que cultivaron el bajo perfil como fórmula para el éxito empresarial, en medio de los rigores infligidos por la revolución bolivariana a la iniciativa privada. Cordero, Gorrín y Perdomo figuran también como accionistas de una empresa aseguradora, La Vitalicia, con escasa participación de mercado. De acuerdo a las estadísticas publicadas el mes de marzo por la autoridad reguladora del sector, La Vitalicia ocupaba el lugar 23 entre 49 empresas de seguros, en términos del número de primas cobradas.

Los inversionistas dieron además un paso al frente para adquirir un negocio que, a la luz de la lógica convencional, luciría inviable. El gobierno ha tejido en torno a Globovisión un cerco tan inexpugnable como asfixiante, que incluye la apertura de diez procedimientos administrativos (con que haya lugar a tres de ellos, se pudiera despojar de la licencia al canal), la exclusión de su señal de la plataforma digital (el apagón analógico está previsto para 2020) y, sobre todo, el cese de la actual habilitación para el uso del espacio radioeléctrico (que vence en 2015). El accionista saliente, Guillermo Zuloaga, ha admitido que los costos de la operación sobrepasan con creces los ingresos, mermados además por las vacilaciones de unos anunciantes privados que procuran no aparecer como enemigos del Gobierno.

Según ha declarado Villegas, hasta su inesperada renuncia había pactado con Cordero –presidente de la nueva junta directiva- “una línea de equilibrio”. Pero mientras eso se ratifica, o se evidencia un cambio de timón en la señal de Globovisión, la dirección del medio transmite nuevas y ominosas señales para la libertad de prensa en Venezuela, que atraviesa uno de sus momentos más oscuros.

El periodista Nelson Bocaranda, quien mantuvo informado al país sobre y durante la enfermedad del presidente Hugo Chávez gracias a información de fuentes privilegiadas, fue forzado a marchar al exilio tras claros indicios de que el Gobierno se proponía acusarlo ante la justicia penal. Diversos voceros del oficialismo han acusado a Bocaranda de supuesta instigación para cometer ataques contra dispensarios médicos oficiales que, según alegan, habrían ocurrido tras el desconocimiento por parte de la oposición de los resultados de las elecciones del 14 de abril pasado.

En la Asamblea Nacional, paralizada desde que su presidente, Diosdado Cabello, retiró el derecho de palabra a los diputados de oposición, y desde que se produjo una trifulca con saldo oficial de 11 heridos hace dos semanas, las autoridades del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) han impuesto nuevas limitaciones a los reporteros, impedidos de ingresar al Hemiciclo desde 2007.

El Instituto Prensa y Sociedad de Venezuela (Ipys Venezuela), una organización no gubernamental que registra los casos contra la libertad de prensa en el país, reportó que sólo en el recién finalizado mes de abril ocurrieron 64 ataques o limitaciones contra medios, casi la mitad del número de incidentes similares en todo el año 2012.

—————————————————————————————————————————————————-

Globovisión, el “viaje al centro” del último canal opositor

  • BBCMundo.com

Globovisión es todavía el último canal abiertamente opositor en el panorama televisivo venezolano. Tachado de golpista y enemigo de la revolución por el gobierno, este martes se consuma su cambio de dueños.

La venta ha hecho cundir el temor entre las filas opositoras de que desaparece su bastión en la pequeña pantalla, de que, a partir de ahora, no habrá espacio para la crítica al gobierno de Nicolás Maduro en la televisión -la prensa escrita es mayoritariamente de línea opositora-.

Este martes, día en que toman el timón sus nuevos dueños, seguía siendo el único en transmitir en directo las ruedas de prensa de diputados y dirigentes de la oposición.

Pero las nubes en el horizonte son varias: fuera de la nueva televisión digital terrestre, con la concesión para explotación del espacio radioeléctrico por expirar en 2015 y con las cuentas golpeadas por las constantes multas.

Su hasta ahora dueño, Carlos Zuloaga, aseguró que deshacerse del último bastión televisivo de la oposición venezolana era indispensable para la supervivencia del canal.

Sean fundados esos temores o no, lo cierto es que Globovisión va a dejar de ser lo que hasta ahora, lo que eso significa está por ver, pero el camino ya se entrevé tortuoso.

Eso, por los miedos de muchos de que los compradores pudieran llegar a ser testaferros de figuras del chavismo, además de la espantada del que iba a ser su director general, Vladimir Villegas.

¿Cambio radical?

El canal, que en abierto se ve sólo en Caracas y Valencia -al resto del país llega por cable-, sigue siendo el único muy crítico con la gestión chavista. El resto de televisión comercial ha optado por virtualmente suprimir los espacios de opinión y bajar el perfil de sus espacios informativos.

El nuevo director de Globovisión, Leopoldo Castillo, abogado y exembajador conocido por su programa Aló Ciudadano -réplica opositora del Aló Presidente de Hugo Chávez-, reconoció que va a haber un cambio.

“La Globovisión que conocimos, la Globovisión que vivimos en los últimos 12 años, no es la Globovisión que vamos a vivir. Yo quiero poner las cosas claras, lo demás es engaño”, le dijo Castillo a una asamblea de trabajadores del canal.

El presentador reconoció sin embargo que a los empresarios Juan Domingo Cordero, Raúl Gorrín y Gustavo Perdomo, los nuevos dueños, “les preocupa que haya un desplazamiento de la audiencia y de que la audiencia de Globovisión no regrese”.

En el panorama televisivo venezolano está reciente cómo el cierre de la opositora RCTV y su sustitución por la estatal y progubernamental TVES supuso la dilapidación de su audiencia.

El experto en comunicación Andrés Cañizales, profesor de la Universidad Católica Andrés Bello, ve improbable “un cambio brusco de programación”.

“Por razones estrictamente económicas, mantendrá un perfil informativo probablemente matizado pero sin dar un giro radical porque eso le haría perder su audiencia, fundamentalmente opositora”, le dijo Cañizales a BBC Mundo.

Villegas no

El ambiente ya enrarecido en torno a la operación se ha visto por demás alimentado por la espantada dada por el que iba a ser su director general, el periodista Vladimir Villegas.

Poco antes de la media noche del lunes, Villegas anunció en la red social Twitter que no se desempeñaría en el cargo que lo iba a convertir en codirector junto a Leopoldo Castillo.

El hermano del ministro de Comunicación, conocido periodista que desde 2007 se ha mostrado crítico con un gobierno en el que desempeño diversas funciones, tenía el encargo de impulsar la apertura de la línea editorial de Globovisión.

La intención de Villegas, según le dijo a BBC Mundo, era “abrir la ventana del canal a otros sectores, no sólo políticos sino de otra naturaleza; mostrar la verdad periodística que es poliédrica, que no es plana”.

Villegas quería “reafirmar la independencia respecto a cualquier poder”, sin renunciar a que siguiera siendo crítico con el gobierno. “Tampoco renunciando a quien quisiera ver voces del gobierno también en Globovisión”.

“En Globovisión vimos en muchas oportunidades a gente de sectores populares haciendo denuncias porque en los canales del Estado no les hacían caso. La idea era dar ese espacio”, explicó.

Según Villegas, “no es que no estuvieran haciendo periodismo, pero hacer un esfuerzo mayor por centrarnos en la información”.

Sin embargo, no llegó a un acuerdo con los empresarios que compraron el canal para delimitar cuáles serían sus funciones y no aceptó figurar en un “cargo meramente nominal”.

“No podía ser un director silencioso sometido por algunas camisas de fuerza que no estaba dispuesto a aceptar”, afirmó.

El periodista comentó que no iba a disponer de “una incidencia importante en la línea informativa o la programación”. “A un director hay que darle un voto de confianza, si esa confianza es muy delgada o limitada, el trabajo se hace imposible porque tienes que estar consultando cualquier decisión”, agregó.

Villegas también comentó que su decisión no significa que la nueva Globovisión se abstendrá de hacer el tipo de periodismo “no complaciente” que él propugna.

Así pues, si sus intenciones se consuman, la pregunta de dónde se podrá ver televisión abiertamente crítica al chavismo en Venezuela, en principio, en la misma Globovisión. Donde además podrán verse otras cosas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: