Al menos 70 muertos en un enfrentamiento y más de 1.5 millones de refugiados de Siria


——————————————————————————————-

Al menos 70 muertos en un enfrentamiento entre el Ejército sirio y Hizbolá contra un bastión rebelde

EP / MADRID
Día 20/05/2013 – ABC.es

La ciudad es ahora objeto de una invasión de las fuerzas del régimen en colaboración con el Ejército sirio, según informó el activista Hadi Abdulá

El asalto conjunto del Ejército sirio y Hezbolá contra el bastión rebelde de Qusair, en la frontera con Líbano, habría dejado ya más de 70 muertos, contando a 48 rebeldes y 20 integrantes de la milicia libanesa, entre ellos a uno de sus comandantes, Fady al Jazzar, según informaron activistas y la cadena panárabe Al Arabiya.

Junto a los 48 rebeldes fallecidos, la ONG Observatorio Sirio para los Derechos Humanos ha podido confirmar cuatro civiles –tres mujeres y un hombre– muertos. Todos ellos perecieron en el bombardeo ejecutado durante las últimas horas por las fuerzas sirias y las milicias libanesas apostadas en los cuatro puntos cardinales de las afueras de la ciudad. “El número de víctimas va a aumentar porque hay cientos de heridos y la mayoría se encuentra en estado crítico”, indicó el Observatorio, una organización afiliada a la oposición siria que cuenta con fuentes en el interior del país.

Al Arabiya, por su parte, informa de que al menos 20 milicianos de Hezbolá han muerto en los enfrentamientos y que decenas han resultado heridos y trasladados posteriormente a hospitales de Beirut para recibir tratamiento. Entre los miembros de Hezbolá fallecidos se encontraría, según la cadena, uno de sus principales comandantes de campo: Fadi Mohammed al Jazzar, nacido en Beirut, condenado a cadena perpetua en 1991 por participar en un ataque en la frontera entre Líbano e Israel, y liberado a principios de 2004 como parte de un intercambio de prisioneros con Israel. La ciudad es ahora objeto de una invasión de las fuerzas del régimen en colaboración con el Ejército sirio, según informó el activista Hadi Abdulá, quien no obstante aseguró que la localidad todavía no ha caído en manos del régimen. Más de 20.000 personas residen en Qusayr, a seis kilómetros de la frontera con Líbano.

La ciudad está asediada desde hace semanas por el Ejército y por las milicias de Hezbolá, según los activistas, pero el grupo libanés ha desmentido que esté operando en la región. No obstante, numerosos testigos han informado de la presencia de elementos de Hezbolá durante la ofensiva, y los rebeldes del Ejército Libre Sirio aseguran que se encuentran apostados en la zona y disparan proyectiles cargados de letal gas mostaza. “Junto a los bombardeos del Ejército desde el norte, Hezbolá disparaba morteros y múltiples cohetes desde el sur y el oeste”, declaró Qadi, quien tiene constancia de que la mayoría de los muertos son civiles.

La región, cerca del río Orontos, es una posición estratégica segregada entre localidades suníes y chiíes, estas últimas afines al presidente sirio, Bashar Al Assad, cuya confesión alauí es una escisión del Islam chií. Para el Ejército sirio resulta crucial mantener abierto un paso entre el valle del Bekaa y la costa del Mediterráneo, en el caso de que caiga Damasco. Por otro lado, fuentes libanesas en el Bekaa han informado de que varios cohetes rebeldes han impactado en la ciudad de Hermel, bastión de Hezbolá, pero no se han registrado bajas.

—————————————————————————————————————————————————

Bashar Al Assad: «Renunciar sería huir. El pueblo decidirá, no Kerry u otro»

EP@ABC_ES / MADRID
Día 19/05/2013 –

El dirigente sirio rechazó las denuncias vertidas por Estados Unidos e Israel: «El uso de armas químicas en zonas residenciales significa matar miles de personas. ¿Quién podría ocultar semejante cosa?»

Pulse para ver el video
EFE
El dirigente sirio, durante la entrevista

El presidente de Siria, Bashar Al Assad, ha asegurado en una entrevista exclusiva al diario argentino ‘Clarín’ que no tiene intención de renunciar al poder, ha desmentido que el régimen esté empleado armas químicas en el conflicto sirio y finalmente ha declarado que las negociaciones de paz con los rebeldes serán imposibles mientras la insurgencia no se presente como una “entidad única”.

“Los rebeldes están formados por grupos y bandas diferentes. No docenas, sino cientos. Son una mezcolanza y cada grupo tiene su líder local. ¿Quién puede unir a miles de personas? No podemos discutir un calendario (de reuniones) con la otra parte si no sabemos quienes son”, explicó Al Assad.

Bashar Al Assad rechazó las denuncias vertidas por Estados Unidos e Israel sobre el supuesto uso de armas químicas realizado por sus fuerzas en los combates contra los rebeldes y poblaciones civiles. “Esas declaraciones con relación a armas químicas cambian cada día. Las armas químicas son armas de destrucción masiva. Dicen que las usamos contra zonas residenciales. Si digo que una bomba nuclear fue arrojada sobre un suburbio y el saldo de victimas es diez o veinte personas, ¿acaso me creerían?”, declaró Al Assad. “El uso de armas químicas en zonas residenciales significa matar miles o decenas de miles de personas en cuestión de minutos. ¿Quién podría ocultar semejante cosa?”, se preguntó el presidente.

Elecciones

Siria planea elecciones presidenciales en 2014. Hasta entonces, Al Assad aseguró que seguirá en el cargo. “Renunciar sería huir”, sostuvo, antes de criticar al secretario de Estado de EEUU, John Kerry, quien reiteró esta semana la exigencia formulada por la oposición internacional para que el presidente abandone el cargo e iniciar una transición política. Al Assad declaró que solo el pueblo podrá apartarle del poder.

“No sé si Kerry u otro han recibido un poder del pueblo sirio para hablar en su nombre sobre quien debe irse y quien debe permanecer. Esto lo determinará el pueblo sirio en las elecciones presidenciales de 2014”, aseguró el presidente, quien eludió concretar si los comicios contarán con la presencia de observadores internacionales para legitimar los resultados.

“La presencia de observadores es una decision nacional”, hizo saber. “Una parte del pueblo no tolera la idea de observadores externos partiendo del concepto de soberanía nacional. El pueblo sirio, además, no confía en Occidente”, añadió el presidente, quien estimó que en caso de que haya observadores en los comicios, “vendrán de países amigos como China o Rusia”.

Posible conferencia de Paz

El presidente se mostró finalmente escéptico ante la posibilidad de la celebración de una conferencia de paz auspiciada por Estados Unidos y Rusia para poner fin a un conflicto que, según Al Assad, no se detendrá durante la celebración de las negociaciones. “Debemos ser claros … hay confusión en el mundo entre la solución política y el terrorismo. Ellos creen que una conferencia política detendrá el terrorismo sobre el terreno. Eso es irreal”, consideró. El presidente también dudó de las intenciones de la comunidad internacional sobre una solución negociada al conflicto sirio —”No creemos que muchos países occidentales quieran efectivamente una solución en Siria”— y, más aún, expresó su temor ante una posible intervención internacional.

“Es una probabilidad vigente especialmente después que hayamos logrado golpear a los grupos armados en muchas zonas de Siria y el balance de fuerzas sobre el terreno comenzó a cambiar”, explicó Al Assad, antes de acusar a Israel de ser la punta de lanza de esta “invasión” después de que las fuerzas aéreas israelíes bombardearan supuestamente diversos puntos de Siria las últimas semanas.

“Entonces estos países encomendaron a Israel que atacara para elevar la moral de los grupos terroristas”, remarcó Al Assad sobre estos supuestos ataques, que no han sido confirmados de manera oficial por el Gobierno israelí aunque sí por fuentes militares hebreas y estadounidenses bajo el anonimato.

Ataque militar en Siria con ayuda de Hezbolá

EP
Cientos de heridos, y al menos 58 muertos se han producido este domingo en el ataque conjunto realizado este domingo por el Ejército sirio y las milicias libanesas de Hezbolá en la ciudad siria de Qusair, cerca de la frontera con Líbano, según informaron activistas a la cadena Al Arabiya.
—————————————————————————————————————————————————

Las potencias ven con escepticismo los últimos intentos para solucionar el conflicto sirio

IARA M.BÚA@IARAMBUA
Día 16/05/2013 – ABC.es

Los líderes occidentales insisten en la necesidad de que Assad deje el cargo para poner de acuerdo a gobierno con oposición

Las potencias ven con escepticismo los últimos intentos para solucionar el conflicto sirio

REUTERS
Una mujer siria camina con su bebé en el campamento de refugiados de Al Zaatri, Jordania

El aislamiento del régimen de Bashar al Assad impone la pregunta de quién le sucederá en el mando. Los países del grupo de «Amigos de Siria» que respaldan a la oposición contra el dictador, se reunirán a mediados de la próxima semana en Amán (Jordania) para impulsar la conferencia patrocinada por Washington y Moscú e intentar poner fin al conflicto, así lo ha anunciado la portavoz del Ministerio jordano de Asuntos Exteriores Sabah Rafaei. A la cita está previsto que acudan los ministros de Exteriores de Jordania, Arabia Saudí, Estados Unidos, el Reino Unido, Francia, Turquía, Alemania e Italia.

Esa reunión en Jordania es la antesala de otro encuentro que se celebrará en Ginebra a finales de mayo, según lo acordado a principios de mes por el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov. Tanto el estadounidense como el ruso propusieron celebrar una conferencia sobre Siria en la que participen miembros del Gobierno. Y de la oposición.

Pero ya han surgido algunas voces escépticas al encuentro: el ministro de exteriores francés, Laurent Fabius, quien ha asegurado que al Asad, no estará en esa conferencia. Y que tampoco participará en un eventual gobierno de transición.

«Bashar al Assad será descartado de hecho», señaló Fabius en una entrevista a la emisora de radio «RTL», añadiendo que se está trabajando para que la cita de Ginebra «se organice a finales de mayo». El objetivo de ese encuentro es formar un gobierno de transición que tendrá los plenos poderes y cuyos integrantes serán elegidos por consentimiento mutuo. «Se tratará de un gobierno diferente del actual; los opositores no aceptarían nunca a Assad », dijo Fabius.

La gran pregunta es quién formará parte de este gobierno de transición. En el laberinto del conflicto sirio ni siquiera está claro quién es la oposición. Ni sus líderes. «El alzamiento inicial se ha ido difuminando y ahora la oposición está muy fragmentada», según explica a ABC el analista en relaciones internacionales Sergio Príncipe, profesor en la Universidad Complutense de Madrid.

Oposición enredadera

El entramado opositor lo componen numerosos actores. Por un lado, está la Coalición Nacional para las Fuerzas de la Oposición y la Revolución Siria (CNFORS), principal organización política, formada a su vez por varios grupos, entre ellos el Consejo Nacional Sirio (CNS).

Pero sus líderes no tienen un contacto directo con la población. Muchos llevan años fuera del país. Y ninguno de ellos ha superado más de doce meses consecutivos a la cabeza de la coalición. En abril del 2013 la CNFORS nombraba al actual presidente, el veterano opositor George Sabra como líder interino tras la dimisión de su antecesor Moaz al Jatib. Sabra ya fue designado en noviembre como presidente del CNS, sucediendo a Abdulbaset Sieda, un kurdo residente en Suecia que, a su vez, había reemplazado al primer presidente de la formación, Burhan Ghalioun.

Otro de los actores es el Frente Al-Nusra, una facción del grupo internacional terrorista Al Qaida y su operativo asociado en Siria. Liderado por Abu Mohammad al-Golani, el grupo es el responsable de algunos de los peores atentados cometidos en los últimos meses. Combaten al lado de los rebeldes del Ejército Libre Sirio, —muchos de ellos desertores del régimen—, aunque no comparten su emblema.

Intervención extranjera

En la cumbre que se celebrará en Jordania, Estados Unidos está tratando de explorar todas las opciones pacíficas antes de actuar «por la fuerza», según ha manifestado a Reuters un responsable europeoque acudirá a la reunión y pidió no ser identificado. El analista Sergio Príncipe coincide en que el supuesto uso de armas químicas por parte del régimen, al que apuntan varios informes, constituiría una línea roja en el conflicto, como ya ha advertido Washington.

Por otro lado, Bashar al Assad culpa a la intervención de las potencias externas de la prolongación conflicto, teniendo en cuenta que entre las causas de la dimisión de al Jatib al frente de la coalición opositora estarían las presiones de países como Catar y Arabia Saudí, por pilotar la transición.

Príncipe apunta también al importante papel como mediador que Rusia podría jugar, teniendo en cuenta que es uno de los principales aliados del régimen. También ha añadido que en caso de que EE.UU. Intervenga, Moscú «se mantendrá al margen».

————————————————————————————————————————————————-

El Ejército recupera Al Qusair y mata a “un gran número de terroristas”, incluido un líder del Frente al Nusra

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) –

   El Ejército sirio ha recuperado el control de la ciudad de Al Qusair, ubicada en la frontera con Líbano, acabando con “un gran número de terroristas, la mayoría no sirios”, entre ellos uno de los líderes del Frente al Nusra, según ha informado la agencia de noticias oficial, SANA.

   “Unidades del Ejército han restaurado la seguridad y la estabilidad en casi todo Al Qusair”, ha dicho una fuente militar a SANA, añadiendo que “un gran número de terroristas” ha muerto, mientras que otros han sido detenidos y otros han entregado sus armas.

Entre los terroristas fallecidos se encontraría Nawaf Alwani, uno de los líderes del Frente Al Nusra, grupo vinculado a Al Qaeda que surgió al calor de la revuelta popular contra el Gobierno de Bashar al Assad, en marzo de 2011.

SANA también ha identificado entre los terroristas fallecidos a Alá Amer, Jamal Jankan, Mohammad Jamal al Mashhadani, Mohammad Bakr, Mohammad al Abdulá, Ahmad Sahms Eddin, Abdul Aziz al Itr, Jedr Sabra, Basel Mohammad Turkmani, Maher Sukkar y Jaled Rahal.

Además, “las Fuerzas Armadas han destruido un gran número de túneles usados por los terroristas para llevar a cabo atentados y para esconder su armamento”. También se han incautado de “gran cantidad de armas y munición” y “han desmantelado artefactos explosivos”.

La cadena Al Arabiya ha informado de que las fuerzas ‘assadistas’, apoyadas por combatientes de Hezbolá han lanzado este domingo una gran ofensiva contra Al Qusair, en la que han muerto al menos 70 personas, entre ellos 48 rebeldes y 20 miembros del partido-milicia chií libanés.

Entre los miembros de Hezbolá fallecidos se encontraría uno de sus principales comandantes de campo: Fadi Mohammed al Jazzar, nacido en Beirut, condenado a cadena perpetua en 1991 por participar en un ataque en la frontera entre Líbano e Israel, y liberado a principios de 2004 como parte de un intercambio de presos.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos ha añadido que hay cuatro civiles –tres mujeres y un hombre– que han muerto en el bombardeo ejecutado durante las últimas horas por las fuerzas sirias y las milicias libanesas apostadas a las afueras de la ciudad.

“El número de víctimas va a aumentar porque hay cientos de heridos y la mayoría se encuentra en estado crítico”, ha advertido la ONG, radicada en Londres, pero con una amplia red de fuentes sobre el terreno.

ASEDIO A AL QUSAIR

Según activistas sirios, desde hace seis semanas las fuerzas ‘assadistas’ y Hezbolá asedian la ciudad de Al Qusair y, de acuerdo con el Ejército Libre Sirio (ELS), han llegado a disparar proyectiles cargados de gas mostaza.

Hezbolá ha negado insistentemente su presencia en Siria desde el inicio de la guerra civil. No obstante, su líder, Hasán Nasralá, habló hace semanas de su obligación de proteger a la comunidad libanesa y los templos musulmanes en el país vecino.

Al Qusair, con más de 20.000 habitantes, se encuentra en una posición estratégica, segregada entre localidades suníes y chiíes, estas últimas afines al presidente sirio, Bashar al Assad, cuya confesión alauí es una escisión chií.

Para las fuerzas gubernamentales resulta crucial mantener abierto un paso entre el valle del Bekaa y la costa del Mediterráneo, en el caso de que caiga Damasco, que en las últimas semanas ha sido objeto del asedio rebelde.

—————————————————————————————————————————————————-

El Asad se refuerza al tomar una localidad rebelde en la frontera con Líbano

Las tropas del régimen cercaron Qusair con tanques, acompañadas por milicianos de Hezbolá

 Jerusalén 19 MAY 2013 – El País.com (España)
Soldados sirios toman la villa de Dumayna Occidental, a siete kilómetros de Qusair. / JOSEPH EID (AFP)

El Gobierno de Bachar El Asad logró este domingo una nueva victoria estratégica en su lucha contra los rebeldes levantados en armas: retomó Qusair, localidad en la provincia de Homs a siete kilómetros de la frontera con Líbano que le garantiza el control del corredor que une Damasco, capital y bastión del régimen, con la costa norte donde tiene refugio la minoría religiosa alauí, a la que pertenece el Presidente. Reavivado con sus logros sobre el terreno, El Asad dijo en una entrevista publicada este domingo que no tiene intención de abandonar Siria; que en 2014 convocará elecciones, y que las conferencias políticas que han convocado Estados Unidos y Rusia no llevarán a ningún lugar.

Muchas esperanzas había depositadas en la conferencia diplomática que EE UU y Rusia están organizando para el mes que viene, después de que en febrero el ministro de Exteriores sirio, Walid al Moallem, dijera que su Gobierno estaba “listo para el diálogo”. En la entrevista, concedida al diario argentino Clarín, El Asad dijo que “creer que una conferencia política detendrá el terrorismo sobre el terreno, es irreal”. Su régimen suele referirse a todos los opositores como terroristas. El Presidente añade que “no se puede ir a esa conferencia y decidir de antemano algo que el pueblo no ha decidido”.

Fuente: ACNUR / EL PAÍS

Hace una semana, el régimen ya logró retomar el control de Khirbet Ghazaleh, al sur del país, en la carretera que une Damasco con Jordania. Manteniendo la iniciativa, este domingo sus tropas entraron en Qusair con tanques y cazas, acompañadas además de milicianos del grupo chiíta libanés Hezbolá, que habían cruzado la frontera. En cuestión de horas tomaron el centro de la localidad. Según los Comités de Coordinación Local, una red de grupos opositores, hubo este domingo en la provincia de Homs medio centenar de fallecidos, la mayoría de ellos en Qusair.

Retomando Qusair el régimen logra, por una parte, controlar la práctica totalidad del corredor que une Damasco con la provincia costera de Latakia, fortín de los alauíes, en el norte del país. Además, se garantiza un punto por el que pueden seguir llegando desde Líbano armas y milicianos de Hezbolá, un grupo que, junto a Irán, es el mayor valedor de El Asad en Oriente Próximo. En la entrevista publicada este domingo, El Asad admitió la presencia de operativos extranjeros en su país. “Hay sí personas aquí de Hezbolá e Irán pero desde antes de la crisis ellos han venido a Siria”, dijo, según Clarín.

Aunque el régimen ganara una victoria militar, las sanciones internacionales no van a levantarse, y no podría alcanzar una normalización diplomática con partes significativas del mundo”

Peter Harling, especialista en Siria de la organización International Crisis Group

El Presidente reiteró en diversas ocasiones que no tiene intención alguna de dimitir dejando paso a los opositores. “Mi permanencia o no depende del pueblo sirio. No es mi decisión personal quedarme o irme. Es del pueblo. Si te quieren te quedas, si no te marchas. El asunto depende de la Constitución, de las urnas. En las elecciones de 2014 el pueblo decidirá”, añadió, dando a entender que procederá con la convocatoria de elecciones prevista antes de que en marzo de 2011 estallara una revuelta durante la cual ya han fallecido más de 80.000 personas.

“Es cierto que el régimen ha logrado algunos éxitos recientemente, militares, políticos y diplomáticos, y eso puede sugerir que está encaminado hacia la victoria”, explica Peter Harling, especialista en Siria de la organización International Crisis Group. “Pero a menos que busque un compromiso, será una victoria reducida, ya que sólo le quedará gobernar sobre escombros. El abanico de enemigos a los que se enfrenta el régimen no va a renunciar de forma tan fácil. Aunque el régimen ganara una victoria militar, las sanciones internacionales no van a levantarse, y no podría alcanzar una normalización diplomática con partes significativas del mundo”.

El miércoles, representantes del llamado Grupo de Amigos de Siria -que aúna a Jordania, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Egipto, Catar, EE UU, Gran Bretaña, Francia, Turquía, Alemania e Italia- se reunirán en Ammán, en preparación para la conferencia política que se espera que tenga lugar en Ginebra a mediados de junio.

En su Consejo de Ministros semanal, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, advirtió de que su Ejército está listo para intervenir militarmente de nuevo si El Asad intenta enviar armas a Hezbolá. El 3 y 5 de mayo, la Fuerza Aérea de Israel atacó objetivos militares en la zona de Damasco, en los que según la inteligencia norteamericana se almacenaban misiles iraníes que iban a enviarse a Líbano. “Estamos siguiendo los desarrollos y los cambios de forma muy cercana y estamos preparados para cualquier escenario”, dijo Netanyahu.

En su entrevista, El Asad acusó a Israel de respaldar a la oposición. “Israel apoya directamente y por dos vías a los grupos terroristas, les da apoyo logístico y los instruye sobre cómo y cuáles sitios atacar. Por ejemplo ellos atacaron una estación de radar del sistema de defensa antiaérea que detecta cualquier avión que viene de afuera, especialmente Israel”, dijo.

————————————————————————————————————————————————–

Adolescentes vendidas en el olvido del exilio sirio

En la miseria, familias de refugiados en Jordania casan a sus hijas a hombres saudíes por dinero

Los matrimonios, que implican a mujeres menores, suelen acabar en divorcio rápido

 Ammán 19 MAY 2013 – El País.com (España)
La casamentera Hala Alí,de 27 años, a la derecha, sentada junto a Reem, de 16 años y recientemente divorciada / EL PAIS

Asqueada y sin en realidad quererlo, a sus 16 años Reem se casó el 6 de febrero con un hombre saudí de 70 años que le había pagado a su familia algo de dinero por el matrimonio. Entre lágrimas, su único alivio era anhelar que el marido se cansara pronto de ella, y la repudiara, pidiendo el divorcio. Así sucedió, tras dos meses de convivencia. La anulación del matrimonio se produjo por teléfono, y ella ni siquiera tuvo que estar presente. Volvió, libre, a su familia. Pero no por mucho tiempo. Ahora la pretende otro saudí, este de 47 años y también dispuesto a pagar. Ella espera que se vuelva a repetir el ciclo, porque no quiere estar casada con hombres mayores. Pero lo hace, dice, con resignación, para que su familia pueda pagar el alquiler y comprar comida. Son refugiados sirios en Jordania, huidos de una guerra que ya dura más de dos años y ha desplazado a 1,5 millones de personas. Muchas de ellas se hallan en la miseria.

Jordania es el país que más desplazados ha recibido de Siria, 532.400. De ellos, 382.400 viven fuera de los campos de refugiados, huéspedes incómodos en un país con sus propios problemas económicos, incapaz de absorberlos e integrarlos en su sociedad. No puede concederles permisos de trabajo, porque el desempleo en el Estado es ya de por sí del 12,8%. En situación de necesidad, muchas familias sirias se han visto empujadas a prácticas que en países occidentales lindarían con la trata de menores o la prostitución. Y aunque en casos como el de Reem existe una licencia de matrimonio de por medio, esta la expide un clérigo, y puede que en alguna instancia tenga valor religioso, pero es totalmente nula de cara a las autoridades jordanas.

Me tuve que sacrificar para ayudar a mi familia. Mi hermano es pequeño, necesita papilla y pañales”

Reem, con 16 años y divorciada

“Mi exmarido no me gustaba, no lo niego”, dice Reem, quien prefiere mantener el apellido familiar en secreto. Cubierta por el velo islámico, parece mucho más joven de lo que dice ser. Algún día espera volver a Siria a casarse con su primo, un joven de 22 años con el que se veía en Homs. “Me tuve que sacrificar para ayudar a mi familia. Mi hermano es pequeño, necesita papilla y pañales”. Asegura que el exmarido la trató bien las primeras seis semanas de matrimonio. “Decía que me quería, que íbamos a estar casados para siempre”, recuerda, sin esconder su hastío. Luego ella se negó a obedecer a algunas de sus peticiones sexuales. “Entonces se cansó. Comenzó a gritarme. Me pegó. Finalmente llamó a mi familia para que me recogiera y se marchó de regreso a Arabia Saudí, a Yedá”, dice. Para el divorcio, él se reunió con el clérigo y ambos, por teléfono, le comunicaron a Reem que era libre.

El caso de Reem no es excepcional en Ammán. Ella llegó a la casamentera que le concertó el matrimonio a través de unas conocidas, que habían probado la misma suerte. Su familia necesitaba dinero, pronto. En Siria, su padre se había unido al Ejército Libre Sirio, para luchar contra el régimen de Bachar El Asad, pero quedó herido. Hace nueve meses, después de que su casa quedara destrozada en un ataque, decidió abandonar Homs, donde vivía, para cruzar a Jordania, con su mujer y sus cuatro hijos, de entre 2 y 16 años. El exmarido de Reem le había prometido a la familia 2.000 dínares (2.200 euros) por casarse con ella, pero acabó pagando sólo la mitad.

“Es muy triste. Yo nunca me imaginé tener que hacer esto. No es lo que quería para mi hija”, dice la madre, Qamar, de 36 años. “Aun quiero que se case con su primo, que tenga una boda de verdad, con vestido blanco. Pero la vida aquí es miserable. Le debemos dinero al casero y al supermercado. No podemos trabajar. Es doloroso. Cada noche, su padre y yo lloramos. Hace dos semanas incluso pensamos en volver a Siria, pero nos da miedo”. Qamar intentó ganar algo de dinero preparando y vendiendo comida desde su casa, pero dice que el negocio no prosperó porque debe cuidar a su marido y al niño más pequeño. Hoy por hoy, la joven Reem es la única fuente de ingresos en su casa.

Ya hay 1,5 millones de desplazados por el conflicto sirio. Jordania es el país que más refugiados ha acogido, aunque la presión social de esa diáspora amenaza con quebrar el país. En él, la edad legal de matrimonio es de 18 años

A los ricos maridos del golfo Pérsico se les llama, en la jerga de las casamenteras, ‘donantes’. Así se refiere a ellos Hala Alí, de 27 años, también refugiada siria en Ammán. Esta divorciada, madre de tres hijos, cobra 50 dínares por enseñar a las jóvenes a los ‘donantes’. Si finalmente hay boda, se embolsa 400. Dependiendo de la edad y el físico, el precio que una familia cobra por una casadera virgen es de hasta 7.000 dínares. Las divorciadas se devalúan en ese mercado hasta un tope de 4.000.

“Los ‘donantes’ dicen que quieren ayudar a la gente de Siria y ofrecen dinero. Lo que exigen es una novia”, dice con sorna esta casamentera. Mantiene que en Siria es posible y hasta normal casar a niñas de hasta 13 años si se obtiene autorización familiar o judicial. “Estas niñas se casan para tener una licencia y no convertirse en prostitutas. Así consiguen el dinero y pagan el alquiler”, dice. Pero estos matrimonios se efectúan en Jordania, donde la edad mínima para ello es de 18 años. Y los contrayentes saben que el divorcio se encuentra a la vuelta de la esquina. “¿Y a mí que me cuentan? Eso no es mi responsabilidad. Yo pongo en contacto a la novia y al novio. ¿Y eso no es legal? ¡Si ambas partes consienten! Y además, ¿acaso es legal lo que nos ha pasado a nosotros en Siria?”.

Reem ya tiene concertada la visita de otro pretendiente, este de 47 años. / EL PAIS

Las autoridades jordanas acudieron recientemente al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para exponer el problema que los refugiados suponen para su población, de 6,1 millones de personas. Traen consigo problemas de salud, como nuevos brotes de tuberculosis, y, en casos como este, prácticas reprobables e incómodas. “En Jordania, en casos como este, alguien tiene que quejarse para que el Estado pueda actuar”, explica Anmar Al Hmoud, coordinador del comité especial del Gobierno de Jordania para los refugiados sirios. “Lo que de verdad se necesita aquí es una solución pacífica al conflicto en Siria para que esta gente pueda volver finalmente a sus hogares”, añade.

Esa solución, sin embargo, parece cada día más lejana, con las noticias de violencia y muerte que llegan a diario de Homs y el resto de Siria. En dos años y dos meses de guerra, los muertos son ya más de 80.000. El país se desangra, con los enfrentamientos y el éxodo masivo. “Esto sólo se acabará si Bachar cae”, dice Qamar, la madre de Reem. “Entonces volveremos a nuestro país, aunque sea a vivir entre los escombros”.

————————————————————————————————————————————————

Más de 1.5 millones de refugiados han huido ya de Siria

Jordania es el país que más refugiados ha recibido hasta la fecha, más de 532.000, según el Gobierno de Ammán

 Ammán 17 MAY 2013 – El País.com (España)
Niños sirios refugiados en la ciudad turca de Reyhanli, cerca de la frontera siria, el pasado 12 de mayo. / B. OZBILICI (AP)

En sólo 10 semanas, medio millón de refugiados ha huido de Siria, en uno de los mayores éxodos de población civil en la historia reciente. Son ya más de 1,5 millones las personas desplazadas desde que comenzara el conflicto entre el régimen de Bachar el Asad y los opositores en marzo de 2011, según el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). Las naciones que los alojan, especialmente Jordania, han pedido ayuda a la comunidad internacional, porque consideran que la escasez de recursos alimentarios, médicos y económicos para atenderlos puede generar una grave crisis humanitaria.

Jordania, que comparte una frontera de 370 kilómetros con Siria, es el país que más refugiados ha recibido hasta la fecha. Según una estimación del Gobierno son más de 532.400. Antes de la revolución ya vivían 750.000 sirios en esta nación de 6,1 millones de habitantes. De los nuevos desplazados, casi 160.000 habitan en los campos de refugiados. A los que viven fuera de esos recintos, el Gobierno no les otorga permisos de trabajo, porque el desempleo de este país ya es de por sí del 12,8%.

“El problema de los refugiados tiene un gran coste social. Aquí en Jordania, muchos ciudadanos se ven ahora en la situación de tener que hacer colas para comprar pan, algo que no sucedía. Tiene un coste”, explica Anmar Al Nimer Al Hmoud, coordinador del comité especial del Gobierno de Jordania para los refugiados sirios. Las autoridades jordanas aseguran que los refugiados sirios han traído también enfermedades antes erradicadas a su país, como la tuberculosis o la esquistosomiasis. Muchos refugiados se han negado a vacunarse contra el sarampión, del que ha habido un reciente brote.

Entre miércoles y jueves, en sólo 24 horas, 1.846 sirios cruzaron la frontera con Jordania, donde hay al menos 45 puntos de cruce ilegal. Cuando llegan, el Ejército les traslada a unos campos provisionales, donde reciben atención inmediata. Tras Jordania, Líbano es el país que más desplazados acoge, unos 470.450, según ACNUR. Turquía, por su parte, aloja a 147.400, y Egipto, a 66.900. En su mayoría esos refugiados provienen de zonas rebeldes como Homs, Deraa o Alepo.

“Debemos seguir trabajando para que la ayuda humanitaria internacional alivie algo la carga de los Gobiernos en esta crisis”, explica Rianawati, una de las representantes de ACNUR en Jordania, indonesia de origen y que, como muchos de sus conciudadanos, sólo utiliza un nombre sin apellidos. “El peso sobre las naciones que alojan a los refugiados podría suponer riesgos, como el cierre de fronteras o las deportaciones. Es importante que las agencias de ayuda humanitaria sigan recibiendo fondos para evitar esos problemas”, añade.

El Gobierno de Jordania estima que cuando reciba 660.000 refugiados necesitará 500 millones de dólares en ayudas internacionales para poder distribuir alimentos y atención médica. A los refugiados sirios se les ofrece cobertura sanitaria universal, como al resto de la población jordana. “Los jordanos han recibido a sus hermanos sirios. Al fin y al cabo, muchos son de origen sirio, y todos somos árabes”, explica el coordinador gubernamental Al Hmoud. “En esta zona se dice que la costumbre es alojar a alguien de visita dos días. Convertir ese espacio de tiempo en años es ya una gran carga”, añade.

Cerca de la frontera de Jordania con Siria se halla ya el que es el segundo mayor campo de refugiados del mundo, Zaatari, donde viven casi 150.000 desplazados. Si el influjo de refugiados se mantiene como hasta ahora, antes de finales de año superará al mayor, el de Daab, en Kenia, en el que viven 500.000 personas junto a la frontera con Somalia.

—————————————————————————————————————————————————

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: