Ira en las calles de Brasil


  • Movimiento promotor de protestas en Brasil se declara disconforme tras reunión con Rousseff
  • Rousseff propuso plebiscito para realizar una reforma política
  • El plebiscito divide a los partidos brasileños y siembra dudas entre juristas
  • Rousseff se reúne con movimiento que lideró las manifestaciones en Brasil
  • Resurgen las protestas en Brasil
  • Dilma Rousseff comienza a dar forma al Pacto Nacional para evitar más protestas
  • Presidenta de Brasil reúne a manifestantes, alcaldes y gobernadores para calmar protestas
  • Presidenta de Brasil anuncia medidas para frenar manifestaciones masivas en todo el país
  • Brasil se acerca a la hora de la verdad
  • Holzmann duda que discurso de Rousseff termine con las protestas
  • Las protestas en Brasil seguirán
  • Los servicios secretos brasileños comienzan a vigilar las redes sociales
  • Dilma Rouseff se reunirá de urgencia con Autoridades tras masivas manifestaciones en Brasil
  • Policía reprime activistas brasileños que protestan en Salvador de Bahía
  • Un muerto en manifestaciones en Sao Paulo
  • ¿Por qué crecen cada vez más las protestas en Brasil?
  • Brasil y Turquía: diferentes protestas con los mismos símbolos
  • Policía expulsado por negarse a reprimir manifestación en Brasil
  • Un policía ´indignado´, el héroe de las protestas en Brasil
  • Jornada nacional de protestas en Brasil pese a reducción de tarifas de transporte
  • Cerca de 300.000 personas salen a las calles de Río de Janeiro en una nueva jornada de protestas
  • Comisión Interamericana de DDHH denuncia acoso a manifestantes en Brasil
  • Brasil: incidentes en las masivas protestas de indignados en más de 80 ciudades
  • Dilma Rousseff: “La voz de la calle debe ser escuchada”
  • Las razones de la ira en las calles de Brasil
  • Brasil ¿un sueño o una pesadilla?
  • Reclama Brasil cambio “urgente y profundo” en gobernanza global

——————————————————————————————

Movimiento promotor de protestas en Brasil se declara disconforme tras reunión con Rousseff

El grupo dejó el Palacio del Planalto, sede del poder ejecutivo en Brasilia, anunciando que las manifestaciones callejeras continuarán, pese al anuncio de plebiscito de la mandataria.

por DPA – 24/06/2013 – Latercera

Los líderes del Movimiento Pase Libre, que inició la mayor ola de protestas de las últimas dos décadas en Brasil, salieron insatisfechos de la reunión que mantuvieron con la presidenta Dilma Rousseff debido a la falta de “propuestas concretas”.

“El diálogo es un paso importante, pero sin acciones concretas que aseguren esas mejoras (en el transporte) para la población, no existe avance”, dijo una de las líderes del movimiento, Mayara Vivian.

En declaraciones al diario “Folha de Sao Paulo”, los líderes del movimiento contaron que la Presidencia de la República pagó los pasajes de los cuatro activistas que fueron de Sao Paulo a Brasilia para entrevistarse con Rousseff.

Dijeron que le manifestaron a la presidenta la necesidad de que el gobierno central presione para que el Congreso apruebe el proyecto de reforma constitucional que convierte el transporte público en un derecho social, pero la mandataria solo se comprometió a inspeccionar los gastos de los recursos públicos destinados al transporte.

El grupo, que realizó una primera protesta el pasado 6 de junio para reclamar contra el aumento de la tarifa del transporte público en Sao Paulo y desencadenó la ola de protestas por todo el país, defiende que el transporte público sea gratuito.

“Si hay dinero para construir estadios (para el Mundial), hay sí para la ‘tarifa cero'”, dijo la activista.

El grupo dejó el Palacio del Panalto, sede de la Presidencia de la República, anunciando que las manifestaciones callejeras continuarán.

“Las manifestaciones seguirán hasta que consigamos nuestro objetivo que es la tarifa cero”, dijeron los activistas, quienes antes de reunirse con la mandataria publicaron una carta abierta en la que, irónicamente, manifestaban su “sorpresa” ante el “gesto de diálogo”.

“Estamos sorprendidos con la invitación para la reunión. Imaginamos que también (usted) está sorprendida con lo que viene sucediendo en el país en las últimas semanas. Este gesto de diálogo por parte del gobierno federal desentona con el trato dado a los movimientos sociales que ha marcado la política de esta gestión”, comienza la misiva, en la que el grupo justifica su defensa de la “tarifa cero”.

“El transporte solo puede ser público de verdad si es accesible a todas y todos, o sea, entendido como un derecho universal. (…) Cuestionar los aumentos es cuestionar la propia lógica de la política tarifaria, que somete el transporte al lucro de los empresarios y no a las necesidades de la población”, sostienen los activistas.

También se manifiestan contrarios a la exoneración de impuestos exigidas por las empresas del transporte y a que Brasil invierta “11 veces más en transporte individual, mediante obras viales y políticas de crédito para el consumo de vehículo”, que en transporte público.

“Renunciar a tributos significa perder el poder sobre el dinero público, liberando recursos a ciegas para las mafias del transporte, sin ninguna transparencia ni control”, resalta el movimiento nacido en 2005 en el marco del Foro Social Mundial celebrado en Brasil.

Por último, repudian la “criminalización y represión” de las manifestaciones, únicas responsables, a su entender, que la Presidencia los haya invitado a la reunión.

“Esta reunión fue arrancada por la fuerza de las calles, que avanzó sobre bombas (de gas lacrimógeno), balas (de goma) y prisiones”, sostienen.

————————————————————————————————————————————————

Rousseff propuso plebiscito para realizar una reforma política

La mandataria se reunió este lunes con gobernadores y alcaldes en el Palacio Presidencial.

Previamente recibió a los representantes del movimiento “Pase Libre”.

 Lunes 24 de junio de 2013 |  EFE / Cooperativa.cl
EFE

La mandataria se reunió con gobernadores y alcaldes en el Palacio Presidencial.

La presidenta de BrasilDilma Rousseff, propuso la realización de un plebiscito para llevar a cabo una reforma política en el país, en respuesta a la ola de protestas que ha sacudido Brasil en las últimas dos semanas.

La mandataria anunció la propuesta de organizar un plebiscito “que autorice un proceso constituyente específico para la reforma política“, en una reunión con gobernadores y alcaldes en el Palacio de Planalto, la sede presidencial, convocada para responder a las demandas de los manifestantes.

“Más que un debate, estamos aquí para buscar solucionesBuscamos respuestastodas ellas republicanas y participativasa los problemas que inquietan y movilizan a nuestro pueblo brasileño“, señaló Rousseff citada por la cadena O Globo.

La mandataria agregó que “el pueblo está en las calles diciendo que quiere cambiosnos está diciendo que quiere más participación ciudadana. Quiere servicios públicos de calidad y mecanismos más eficientes de combate a la corrupción”.

Antes de este encuentro, Rousseff recibió en el Palacio Presidencial a los representantes del movimiento “Pase Libre“, que inició la ola de protestas en el país, con el objetivo de reducir las tarifas del transporte público.

———————————————————————————————————————————————-

El plebiscito divide a los partidos brasileños y siembra dudas entre juristas

 Brasilia 25 JUN 2013 – El País.com (España)
LAS CENTRALES SINDICALES BRASILEÑAS CONVOCAN A PROTESTAS PARA EL 11 DE JULIO Manifestantes fueron registrados este lunes al protestar frente a autoridades policiales, en la plaza Cinelandia del centro de Río de Janeiro (Brasil). / EFE

La propuesta de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, de convocar un plebiscito para una reforma política dividió hoy a los partidos representados en el Congreso y generó dudas entre muchos juristas, que la consideran “innecesaria”.

El plebiscito fue planteado el lunes por Rousseff durante una reunión con gobernadores y alcaldes en la que intentó dar respuestas al malestar social que se expresa en las multitudinarias manifestaciones que desde hace dos semanas sacuden al país.

La reforma política figura entre las múltiples demandas que se escuchan en las protestas, pero la propuesta de un plebiscito ha suscitado dudas hasta en la amplia base parlamentaria pro gubernamental y en el Poder Judicial.

El magistrado Marco Aurelio Mello, miembro del Supremo Tribunal, dijo que un plebiscito es “innecesario” pues una reforma política “puede y debe” ser hecha por el Congreso con una simple enmienda constitucional.

El expresidente del Supremo Carlos Velloso coincidió y afirmó que “es un absurdo” convocar un plebiscito para un asunto que está en manos del Congreso.

Según el presidente del colegio de abogados de Brasil, Marcus Vinicius Furtado, un plebiscito supondría “gastar demasiada energía” en algo que puede resolverse con una reforma de las leyes electorales y de los partidos políticos, sin necesidad de alterar la Constitución.

El jefe del grupo pro gubernamental en el Senado, Eduardo Braga, dijo hoy que la propuesta puede “impulsar” el debate sobre la reforma política, pero también recordó que en el Parlamento existen varias iniciativas en ese sentido que pueden ser aceleradas sin llegar a una consulta popular.

Braga pertenece al Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB, centroderecha), que posee el mayor numero de escaños en las dos cámaras y que con otras once formaciones forma la coalición de Gobierno que encabeza el Partido de los Trabajadores (PT), de Rousseff.

Al hacer la propuesta, la presidenta argumentó, entre otras cosas, que durante las últimas décadas la reforma política “entró y salió más de una vez de la agenda” del Congreso, en el que la base gobernante tiene una amplia mayoría.

El diputado Eduardo Cunha, también del PMDB y jefe del grupo oficialista en la Cámara baja, dijo a periodistas que, a título personal, respaldaría la propuesta, pero pidió que el plebiscito también incluya la necesidad de una reforma tributaria.

En el PT, la propuesta recibió un mayoritario respaldo, aunque el diputado Henrique Fontana, relator de una de las tantas propuestas de reforma política que tramita en las cámaras, consideró que el Congreso tiene capacidad de concluir los debates.

“Creo que se puede seguir luchando para que el Congreso vote alguna propuesta” sin que sea necesario llegar al plebiscito, dijo Fontana.

En la oposición, minoritaria en la Cámara de Diputados y en el Senado, la propuesta del plebiscito recibió un claro rechazo.

El senador Aecio Neves, posible candidato presidencial opositor para las elecciones de octubre de 2014, dijo que los partidos que no están en el Gobierno “siempre” fueron favorables a una reforma política.

Sin embargo, apuntó que “no se termina de entender cómo este Gobierno, que controla el 80 por ciento de las cámaras, todavía no ha impulsado el debate y aprobado una reforma”.

El senador, que preside el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), acusó además a Rousseff de evadir las obligaciones del Gobierno frente a las protestas y de pretender “transferir sus responsabilidades al Congreso”.

En los movimientos sociales que promueven las manifestaciones, la propuesta de un plebiscito para la reforma política no tuvo mayor impacto, hasta el punto de que varias protestas ocuparon las calles de varias ciudades desde las primeras horas de hoy.

————————————————————————————————————————————————

Rousseff se reúne con movimiento que lideró las manifestaciones en Brasil

Luego de recibir a los integrantes del Movimiento Pase Libre, la mandataria brasileña se reunirá con los gobernadores y alcaldes de todas las capitales del país.

por EFE – 24/06/2013 – Latercera
Manifestación en Río de Janeiro, Brasil, domingo 23 de junio.© EFE
Manifestación en Río de Janeiro, Brasil, domingo 23 de junio.

La presidente brasileña,Dilma Rousseff, se reunirá este mismo lunes con militantes del Movimiento Pase Libre, la organización que lidera las protestas que han sacudido a Brasil en las dos últimas semanas, informó hoy la Presidencia.

El encuentro con los militantes de la organización social será previo a la reunión que Rousseff tendrá con gobernadores y alcaldes de todo el país para discutir el Pacto Nacional por la mejoría de los servicios públicos que propuso el viernes pasado en respuesta a las manifestaciones.

Según fuentes del gobierno, la presidenta propondrá a los gobernadores y alcaldes una hoja de ruta sobre los planes para el transporte público y una discusión sobre la tarifa de trenes, metro y autobús.

La mandataria, que se comprometió a “escuchar el grito de las calles”, pretende conocer las reivindicaciones del grupo que impulsó las protestas y que tiene el mayor poder de convocatoria en las redes sociales.

El Movimiento Pase Libre, una organización nacida en las universidades públicas de Sao Paulo, defiende la adopción de un sistema de transporte público gratuito.

Las manifestaciones que convocó en Sao Paulo para protestar contra la subida de las tarifas de transporte público tuvieron una amplia acogida en la mayor ciudad del país y se extendieron a todo el país.

Las protestas obligaron a los alcaldes de las principales ciudades del país a revocar los decretos con los que habían reajustado los pasajes de autobús, metro y tren urbano.

Además de extenderse a todo el país, las manifestaciones ganaron nuevas reivindicaciones, como mayores inversiones en la salud y la educación pública, y críticas a la corrupción y a los elevados gasto del Gobierno con la organización del Mundial de fútbol de 2014.

El éxito de las multitudinarias manifestaciones llevó al Movimiento Pase Libre a asumir nuevas banderas y a manifestar su apoyo a otros grupos, como el que lucha contra la violencia policial en la periferia de Sao Paulo y el que defiende una reforma urbana que garantice vivienda para quienes viven en la calle o en habitaciones precarias.

En respuesta a las manifestaciones, Rousseff pretende impulsar un Pacto Nacional por mejores servicios públicos que tiene como prioridad la elaboración de un Plan Nacional de Movilidad Urbana que privilegie el transporte colectivo. 

Las reuniones de la presidenta con militantes de organizaciones sociales y con otras autoridades se producen en momentos en que las manifestaciones comienzan a perder intensidad y participación.

Pese a que los brasileños continúan saliendo a las calles para protestar y a que las manifestaciones son apoyadas por el 75% de la población, las movilizaciones perdieron vigor desde el jueves, cuando movilizaron a cerca de 1,2 millones de personas en un centenar de ciudades. 

El domingo las protestas se limitaron a una veintena de ciudades y la mayor tan sólo congregó a unas 4.000 personas en Río de Janeiro.

————————————————————————————————————————————————

Resurgen las protestas en Brasil

Un hombre desamparado duerme junto a un anuncio de una revista de modas con la modelo brasileña Gisele Bundchen en la portada mientras manifestantes marchan en una protesta en la avenida Paulista en Sao Paulo, Brasil, el sábado 22 de junio de 2013. Nelson Antoine / Foto AP

THE ASSOCIATED PRESS

SAO PAULO — Una ola de protestas estalló de nuevo en Brasil el lunes, justo antes de la prevista primera reunión de la presidenta Dilma Rousseff con algunos miembros del movimiento de protesta.

Las manifestaciones del lunes bloquearon el acceso al puerto más grande de Brasil, en Santos, en la costa del estado de Sao Paulo. No estaba claro de inmediato cuántos manifestantes participaron.

También estallaron protestas en al menos otros cuatro estados y se espera que haya más a medida que avanza el día.

En Brasilia, la oficina de Rousseff dijo que la presidenta se reunirá por la tarde con los miembros del Movimiento de Tarifas Gratuitas. Ese es el grupo que encendió las protestas originales en Sao Paulo contra una subida de tarifas del transporte público.

A pesar de que las autoridades dieron marcha atrás en el aumento en las tarifas del transporte en varias ciudades, el grupo dijo que va a seguir luchando por su objetivo de un transporte gratuito para todos.

————————————————————————————————————————————————

Dilma Rousseff comienza a dar forma al Pacto Nacional para evitar más protestas

EFE / RÍO DE JANEIRO
Día 24/06/2013 – ABC.es

La presidenta de Brasil recibe hoy a representantes de movilizaciones pacíficas, sindicatos y asociaciones populares para llegar a un acuerdo

Pulse para ver el video
EFE
Imagen de una de las protestas de ayer en Río de Janeiro

Las protestas que sacuden a Brasil desde hace dos semanas siguen perdiendo intensidad y participación en momentos en que la presidente brasileña, Dilma Rousseff, comienza a tejer el Pacto Nacional por mejores servicios públicos que propuso el viernes en respuesta a las manifestaciones. La jefa del Estado se reunirá hoy con los gobernadores de los 27 estados del país y con los alcaldes de las capitales regionales para comenzar a discutir las medidas del Pacto Nacional destinado a atender las reivindicaciones de los manifestantes, dijeron a Efe portavoces de la Presidencia.

Pese a que las manifestaciones cuentan con el apoyo del 75 % de la población, según las últimas encuestas, los brasileños sólo salieron hoy a las calles en unas 17 ciudades para protestar por mejores servicios públicos, y en marchas que en su mayoría no contaron con más de 500 participantes. La mayor protesta del domingo fue una en Río de Janeiro que reunió a unas 4.000 personas para protestar contra una enmienda constitucional discutida en el Congreso que reduce los poderes de investigación del Ministerio Público, lo que, según los manifestantes, puede favorecer la impunidad de políticos corruptos.

Los manifestantes se concentraron en la famosa playa de Copacabana y marcharon por el paseo marítimo hasta las vecinas Ipanema y Leblón, en donde se juntaron con un pequeño grupo que acampa desde hace dos días frente a la residencia particular del gobernador de Río de Janeiro, Sergio Cabral. Una marcha convocada en Fortaleza para protestar contra los elevados gastos del Gobierno en la organización del Mundial de fútbol de 2014 sólo reunió a 500 personas y prácticamente ni se aproximó al estadio Castelao, en el que España derrotó por 3-0 a Nigeria por la Copa Confederaciones.

Menos fuerza

Las manifestaciones vienen perdiendo intensidad desde el jueves, cuando movilizaron a cerca de 1,2 millones de personas en un centenar de ciudades. Los líderes de las organizaciones que han convocado las protestas aprovecharon el domingo para discutir sus próximos pasos y las demandas que presentarán en caso de que sean invitados por el Gobierno a discutir el Pacto Nacional.

Sendas manifestaciones en Brasilia, Fortaleza y Sao Paulo fueron aprovechadas por los movimientos sociales para reflexionar sobre los logros que han cosechado y las próximas convocatorias. Pese a la aparente reducción de las manifestaciones, algunos grupos prevén para el próximo jueves una jornada nacional de protestas que puede ser secundada por huelgas convocadas por diferentes sindicatos, según anuncian en las redes sociales.

Las protestas comenzaron a perder intensidad el pasado jueves

Las protestas en Brasil comenzaron la semana pasada en Sao Paulo, exclusivamente contra la subida de los pasajes, pero ganaron otras reivindicaciones, como mayores inversiones en salud y en educación, y críticas contra la corrupción y los elevados gastos del Gobierno para organizar eventos como el Mundial de 2014. Tras el anuncio de las principales ciudades del país de reducciones en los pasajes de autobuses, metro y trenes, la propuesta de diálogo de Rousseff también desmovilizó a parte de los manifestantes.

El encuentro convocado por la mandataria en el Palacio de Planalto, en el que estará presente gran parte del Gabinete, será el primero para discutir el Pacto Nacional por la mejoría de los servicios públicos que Rousseff propuso el viernes en un pronunciamiento en respuesta a las manifestaciones.

“Voy a recibir a los líderes de las manifestaciones pacíficas, de sindicatos y asociaciones populares”, así como gobernadores y alcaldes, pues “precisamos de todas sus contribuciones, reflexiones y experiencias”, afirmó entonces. Según la mandataria, el principal objetivo del pacto será la elaboración de un Plan Nacional de Movilidad Urbana que privilegie el transporte colectivo, principal demanda de las protestas.

La presidenta también cito en su pronunciamiento otras medidas que adoptará para atender demandas puntuales de los manifestantes. Sobre la salud aseguró que su Gobierno “traerá de inmediato a millares de médicos del exterior para ampliar la atención”, y en cuanto a la educación dijo que insistirá ante el Congreso en la aprobación de un proyecto que destina el 100 % de las regalías petroleras exclusivamente a este sector

———————————————————————————————————————————————–

Presidenta de Brasil reúne a manifestantes, alcaldes y gobernadores para calmar protestas

Por Yana MARULL (AFP)

BRASILIA — La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, se reúne este lunes con líderes de manifestantes del Movimento Pase Libre, así como con gobernadores y alcaldes de las capitales para intentar calmar las protestas que en plena Copa Confederaciones llevaron a más de un millón a las calles.

“Está convocada una reunión con todos los gobernadores (27) y los alcaldes de todas las capitales” de los estados del país, a las 19H00 GMT del lunes en el palacio presidencial de Planalto en Brasilia, informó a la AFP la Presidencia.

Antes, Rousseff se reunirá con representantes del Movimiento Pase Libre (MPL), que defiende la gratuidad del transporte público, y cuyas convocatorias en Sao Paulo hace dos semanas se contagiaron a protestas por todo el país.

“Ese gesto de diálogo que parte del gobierno rompe con el tratamiento a los movimientos sociales que ha marcado la política de esta gestión”, destacaron los miembros del MPL en una carta divulgada en la prensa, sorprendidos con la invitación del gobierno a conversar.

Rousseff prometió a los brasileños un pacto con las autoridades de todo el país para mejorar los servicios públicos en un discurso a la nación el viernes, al día siguiente de históricas manifestaciones que llevaron a más de un millón de personas a las calles y que se han extendido por todo el país en las últimas dos semanas.

La mandataria recordó asimismo que está en manos del Congreso una medida para destinar a la educación el 100% de las regalías del petróleo que el Estado reciba.

Pero los manifestantes han dejado claro en decenas de miles de mensajes en las redes sociales que esperaban medidas más concretas para sus innumerables demandas, principalmente la lucha contra la corrupción y un transporte, salud y educación públicas de mejor calidad.

La mejora del transporte y un mensaje contra la clase política son las principales razones de las manifestaciones, reveló un sondeo de la encuestadora Ibope divulgado la noche del domingo en la televisión Globo. Esta encuesta muestra que 46% de los que salieron a la calle nunca había participado de una protesta.

Y a pesar de las críticas al fútbol, el 67% de los brasileños están en parte o totalmente de acuerdo para recibir el Mundial, que el país ya ganó cinco veces, según Ibope.

No obstante, muchos protestan por los 15.000 millones de dólares de dinero público que se fueron a los estadios para el Mundial-2014 y la Copa Confederaciones, que se disputa estos días, y que provocaron intensas manifestaciones coincidiendo con partidos de fútbol del torneo.

Las manifestaciones bajaron en número e intensidad el fin de semana, pero continuaron las convocatorias.

El sábado en Belo Horizonte, 70.000 personas marcharon hacia el estadio donde jugaban México y Japón. La protesta terminó con saqueos y enfrentamientos con la policía que dejaron más de 30 heridos.

A través de las redes sociales, los llamados de los manifestantes se mantenían. Entre otros, está prevista una manifestación en Rio este lunes.

“La duración de este movimiento dependerá de cómo responda la clase política”, estimó Luis Felipe Pondé, profesor de filosofía de la Universidad de Rio, resumiendo las dudas sobre el futuro de estas protestas en un país que raramente sale a la calle para expresar su descontento.

————————————————————————————————————————————————

Presidenta de Brasil anuncia medidas para frenar manifestaciones masivas en todo el país

En medio de una nueva jornada de protestas, Dilma Rousseff señaló que se reunirá con todos los sectores para hacer cambios, tanto políticos como sociales, y recalcó que está escuchando a las “voces democráticas”.

Además, criticó la violencia en las manifestaciones y defendió la realización de la Copa del Mundo asegurando que no se han gastado dineros federales, sino de los privados.

por La Tercera – 21/06/2013 –

Luego de varios días de manifestaciones, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff habló en cadena nacional y llamó a un gran pacto para generar reformas sociales y políticas.

Rousseff recordó que “Brasil luchó mucho para tornarse un país democrático y estamos luchando mucho para ser un país más justo” y que para transformarse en el país que la gente quiere hay que “fortalecer la democracia, los poderes ciudadanos y de la república”.

La mandataria señaló que “los manifestantes tienen el derecho y la libertad de cuestionar todo, de proponer, de exigir cambios”, pero fue clara en indicar que debe ser de forma “pacífica y ordenada” y que “el gobierno y la sociedad no pueden aceptar que una minoría violente de manera autoritaria el patrimonio público y privado”.

“Tengo el deber de prohibir dentro de la ley este tipo de violencia, con equilibrio y serenida, pero con firmeza vamos a continuar garantizando los derechos y libertades de todos”.

Rousseff dijo que este era el momentos para producir reformas y que “tenemos que aprovechar el rigor de estas movilizaciones para producir más cambios, que beneficien a la población brasileña en su conjunto”.

“Voy a llamar e invitar a los gobernadores y alcaldes de las principales ciudades del país para un gran pacto en torno a la mejora de los servicios públicos”, agregó.

Explicó que el foco de las reformas serán “la elaboración de un plan nacional de movilidad urbana que privilegie el transporte colectivo”, destinar una gran cantidad de recursos a la “educación nacional” y “traer médicos del exterior para mejorar la atención del sistema de la salud”.

También anunció que va a recibir “a los líderes de las manifestaciones políticas, los representantes de las organizaciones de jóvenes, los sindicatos de los movimientos de trabajadores y de las asociaciones populares”, porque “necesitamos de sus contribuciones, de sus reflexiones, de sus experiencias, de su energía y creatividad y de su capacidad de cuestionar errores del pasado y el presente”.

Necesitamos oxigenar nuestro sitema político, encontrar mecanismos que hagan de nuestras instituciones más transparentes, más resistentes a los errores y sobre todo más permeables a las necesidaddes de la sociedad. Tenemos que hacer un esfuerzo para que el ciudadano tenga mecanismos de control más exigentes y efectivos sobre sus representantes y formas más eficaces de combate a la corrupción”, agregó

Por último, respecto a los dineros ocupados en la Copa del Mundo, aclaró que lo gastado salió de empresas privadas y que “jamás permitiría que estos recursos se gastaran de los sectores prioritarios del gobierno”.

————————————————————————————————————————————————

Brasil se acerca a la hora de la verdad

El gran pacto sobre servicios públicos ofrecido por Dilma Rousseff plantea un desafío sin precedentes para el Estado y los líderes de los principales movimientos sociales

 São Paulo 22 JUN 2013 – El País.com (España)
Protestas en Rio de Janeiro este viernes. / FELIPE DANA (AP)

Es muy difícil entender lo que sucede ahora mismo en Brasil. Algunos de los sociólogos más reputados, como Ângela Randolpho Paiva, confiesan que están “aturdidos”. Uno de los analistas más prestigiosos y honestos, como Clóvis Rossi, reconoce ese mismo desconcierto. El columnista Helio de la Peña comenta que nunca tantos hablaron sin saber lo que estaban diciendo. El poeta Ferreira Gullar afirma en O Estado de S. Paulo que en sus 82 años de vida nunca vio unas protestas de tal proporción y durante tanto tiempo. Y hasta el mismo jefe de Gabinete, Gilberto Carvalho, declaró el martes que el Gobierno no consigue entender las manifestaciones, que son complejas y múltiples y que se necesita humildad para interpretarlas.

Humildad, precisamente, es lo que ha venido ejercitando la presidenta Dilma Rousseff desde que estalló la crisis hace dos semanas. Roussef tardó 12 días en pronunciarse desde la primera del 6 de junio en São Paulo. Pero entonces apenas se trataba de una protesta de dos mil personas contra el aumento en el transporte. Después se fueron extendiendo por el país, con la colaboración inestimable de la policía del Estado de São Paulo, cuya brutalidad en la represión indignó a la sociedad. Las demandas no solo afectaban a las alcaldías sino a las gobernaciones de distinto signo político y, por supuesto, también al Gobierno. El Movimiento por el Pase Libre, el grupo convocante de las protestas, sacó el lunes 17 de junio a 250.000 personas a la calle. Y al día siguiente, Dilma Rousseff declaró en un discurso que había escuchado las voces de la calle.

Ésa fue la primera muestra de humildad, un gesto infrecuente entre los gobernantes de Gobiernos democráticos que han afrontado en los últimos años manifestaciones y hasta huelgas generales sin cambiar por eso el rumbo de su política. En Argentina, por poner sólo un ejemplo cercano, tras los cacerolazos de septiembre del año pasado contra la política del Gobierno, varios miembros del Gobierno dijeron que se trataban sólo de quejas interesadas por parte de la clase media. El jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, dijo que a los manifestantes –cientos de miles—sólo les importaba lo que pasa en Miami y que no pisaban

En Brasil, la inmensa mayoría de los manifestantes también pertenecen a la clase media. Miles de ellos no son siquiera usuarios frecuentes del transporte público, cuya subida en el precio de billete desencadenó toda la crisis. Rousseff no los ha criticado en ningún momento, salvo a los violentos. Y el mismo día en que dijo haber escuchado el mensaje marchó a São Paulo para presionar al alcalde de la ciudad, Fernando Haddad, también del partido de los trabajadores. Al día siguiente, Haddad revocó el aumento. Lo hizo a pesar de que seis horas antes declaró que derogar la subida sería una medida populista.

Pero eso no bastó para aplacar las manifestaciones. Al día siguiente se produjo la mayor protesta que ha vivido el país en 28 años, con más de un millón de personas en las calles. Por primera vez en varias décadas, el Partido de los Trabajadores perdía el control de lo que sucedía.

La inmensa mayoría de la gente actuó con un enorme sentido del civismo y la responsabilidad. Sin embargo, hubo graves altercados aislados. En Brasilia, la capital del país, se registraba la mayor manifestación de su historia, con 30.000 personas en la calle. La policía tuvo que reforzar la protección del palacio presidencial de Planalto para que la multitud no avanzara sobre él. También tuvo que impedir el incendio del Palacio de Itamaraty, joya arquitectónica diseñada por Oscar Niemeyer y sede del ministerio de Exteriores.

A la mañana siguiente, Rousseff convocó una reunión urgente con varios ministros, llamó a varios representante de los poderes del Estado y grabó un vídeo con un discurso de 11 minutos que se emitió el viernes por cadena nacional, es decir, por todas las emisoras de radio y televisión del país. Rousseff volvió a tender la mano hacia los manifestantes. Pero hizo una gran distinción entre los pacíficos y los grupos minoritarios violentos. “Estamos siguiendo con mucha atención –nótese la importancia de esta palabra– con mucha atención las manifestaciones que suceden en el país. Ellas muestran la fuerza de nuestra democracia y el deseo de la juventud de hacer avanzar a Brasil”, comenzó diciendo.

Hubo guiños para muchas partes de la sociedad. Incluso, un mensaje muy sutil para aquellos brasileños que permanecen en sus casas preguntándose a ver en qué va a desembocar todo esto, a ver si tanto desorden no derivará en el regreso de la dictadura militar: “Si dejamos que la violencia nos haga perder el rumbo estaremos no sólo desperdiciando una gran oportunidad histórica, sino corriendo el riesgo de perder muchas cosas. (…) Brasil luchó mucho para convertirse en un país democrático. Y también está luchando mucho para convertirse en un país más justo. No fue fácil llegar adonde llegamos, como tampoco es fácil llegar adonde desean muchos de los que salieron a las calles”.

Habló con firmeza, pero con un tono optimista que intentaba infundir esperanzas. Anunció un gran pacto por los servicios público que involucrará a los gobernadores y alcaldes de las principales ciudades. También dijo que estaba dispuesta a dialogar con los líderes de los movimientos pacíficos, con los representantes de las organizaciones de jóvenes, de las entidades sindicales y de las asociaciones populares.

El objetivo de ese pacto será diseñar un plan de movilidad que privilegie el transporte colectivo. La presidenta dijo también que se destinará el 100% de los recursos del petróleo a la educación y aseguró que traería de inmediato a miles de médicos desde el extranjero. Esas dos últimas promesas ya las venía planteando desde hacía meses. Por eso, algunos analistas como Igior Gielow, de Folha de S. Paulo, escribieron al día siguiente que se trata de “música vieja para nuevos oyentes”. Los más críticos con la presidenta, tanto desde la izquierda como desde la derecha, indicaron que Rousseff ofreció un discurso banal, sin soluciones claras, sólo con el objetivo de aplacar las protestas y contentar al mayor número de gente.

Puede que ni la presidenta ni los alcaldes y gobernadores del Gobierno y la oposición consigan concretar ese gran pacto que impulsa Dilma Rousseff. Tal vez los principales líderes sociales tampoco consigan concretar sus demandas, a veces contradictorias entre unos grupos y otros. Pero lo único cierto hasta el momento, en medio de una situación desbordante donde analistas y políticos confiesan su perplejidad, es que Dilma Rousseff ha extendido la mano por dos veces hacia los manifestantes.

————————————————————————————————————————————————–

Holzmann duda que discurso de Rousseff termine con las protestas

Guillermo Holzmann dijo que gobierno debe lograr controlar el movimiento social.

Analista señaló que puede estar en jaque la reelección de la mandataria.

Cooperativa.cl
EFE

Protestas en el país siguieron pese a baja en precio del transporte público.

Protestas en el país siguieron pese a baja en precio del transporte público.

El analista internacional Guillermo Holzmann sostuvo en El Diario de Cooperativa que difícilmente las protestas concluirán en Brasil tras el anuncio de la mandataria Dilma Rousseff de realizar una “amplia reforma política”.

A juicio de Holzmann, su dicurso “en forma transitoria lo va a lograr (tranquilizar a los manifestantes), pero ya en Brasil se instaló un tema de protesta que tiene agenda dentro de Brasil“, pero “dificulto que ese sea el fin de las manifestaciones”.

El experto agregó que “Dilma Rouseff contaba con una adhesión en encuestas del 75 por ciento y ahora bajo casi al 50 por ciento. En esa perspectiva el discurso va en el sentido institucional correcto pero dudo vaya a terminar con las protestas”.

Asimismo, el académico de la Universidad de Valparaíso sostuvo que las protestas podrían minar de tal manera la popularidad de Rousseff que comprometa su reelección.

“Claramente esto podría ser un punto que lleve a que no tenga las mismas expectativas de triunfo o su adhesión disminuye si de aquí a un par de meses más no logra controlar adecuadamente la situación y genera un camino de mayor participación, para evitar que las manifestaciones se mantengan en el tiempo”, señaló.

Las protestas en el país sudamericano se iniciaron por un alza en los pasajes de bus y luego fueron escalando a medida que se iban añadiendo más demandas sociales, desembocando en una crítica a las autoridades y a los compromisos del país como sede del Mundial de Fútbol el 2014 y los Juegos Olímpicos el 2016.

El hecho de que Brasil haya salido a la calle tras 20 años que no habían manifestaciones es un tema que llama no sólo a la reflexión sino a considerar que no es tan fácil que vuelva la tranquilidad si no hay algo más o se satisface con mucha credibilidad a los distintos grupos transversales que están exigiendo al gobierno”, concluyó el analista.

————————————————————————————————————————————————–

Las protestas en Brasil seguirán

Univision.com | Fecha: 06/22/2013

Brasil protestas

Las protestas seguirán en las calles de Brasil.

– Getty Images

Presidenta propuso pacto, pero siguen las movilizaciones

El Movimiento Pase Libre de Sao Paulo (MPL) que convocó a las grandes protestas en esa metrópoli brasileña contra el alza del precio del transporte, informó que mantendrá las movilizaciones, después que varios voceros habían indicado el viernes que las suspenderían.

“No estamos suspendiendo las protestas. Siempre afirmamos que la lucha contra el aumento -del precio de las tarifas del autobús- iba a continuar hasta la revocación. Ahora que la tarifa bajó, vamos a dar continuidad a la lucha por la tarifa cero”, anunciaron la noche del viernes en su página de Facebook, según informó la Agencia France Press.

“Sólo la lucha cambia la vida”, añadió el grupo que defiende tarifa cero o “pase libre” para el transporte público y cuya rebelión contra el aumento de las tarifas tuvo un efecto de contagio con las protestas que se han extendido por todo el país.

La presidenta Dilma Rousseff se comprometió la noche del viernes, en un mensaje de radio y televisión, a escuchar los reclamos de los manifestantes.

Las propuestas de la mandataria

La mandataria propuso un pacto con las autoridades de todo el país para mejorar los servicios públicos, admitiendo que se necesitan “formas más eficaces de combate a la corrupción”.

Las propuestas de la presidenta incluyen una medida en curso de aprobación, que debe ser votada por el Congreso: destinar a la educación el 100% de los recursos de los royalties que el estado recibe del petróleo.

Para el sábado, las convocatorias de la furia en las calles seguían: En Belo Horizonte, la tercera mayor ciudad en el sureste de Brasil, fue convocada una manifestación para dirigirse al estadio Mineirao, donde se juega el partido por la Confederaciones Japón-México. “¿La Copa para quién?”, denuncian los convocantes.

La ciudad anunció fuertes medidas de seguridad.

También en Salvador de Bahia, noreste, se convocó una protesta coincidiendo con el clásico Brasil-Italia.

También están convocadas protestar este sábado en otras 12 ciudades, incluidas Brasilia y Sao Paulo.

En las redes sociales se multiplicaban las reacciones al discurso a la nación de la presidenta Dilma Rousseff. Uno de las imágenes era un el rostro de hombre que dormitaba con los ojos al cielo, entre aburrido y excedido: “La cara que ponemos al escuchar a Dilma”, decía la leyenda.

Reacciones al discurso de Rousseff

“La presidenta se salió bien en su pronunciamiento. No fue arrogante, al contrario, fue humilde aceptando que las voces de la calle tienen que ser escuchadas”, declaró el comentarista de O Globo, Merval Pereira, habitualmente crítico del gobierno, cita la AFP.

Para el senador opositor socialdemócrata Alvaro Dias, fueron en cambio “palabas al viento”, citado por el sitio G1.

El ex presidente socialdemócrata, Fernando Henrique Cardoso, que gobernó ocho años antes de la llegada de Luiz Inacio Lula da Silva al poder en 2003, criticó “un estilo de crecimiento -aplicado en Brasil por el Partido de los Trabajadores todavía en el poder- que es el opuesto de China: Ahí ahorran e invierten. Aquí, se consume sin invertir. La calle está diciendo: no basta el consumo, quiero más”.

Acamparon frente a casa del gobernador

Por otro lado, cerca de 50 manifestantes pasaron la noche acampados frente a la residencia del gobernador de Río de Janeiro, Sergio Cabral, y amenazan con permanecer en el local hasta ser escuchados por el gobernante, informó Efe.

Los manifestantes, que esperan refuerzos el domingo, quieren que el gobernador se pronuncie sobre supuestos excesos de la policía en la represión a la manifestación del pasado jueves que congregó a cerca de 300 mil personas en el centro de la ciudad y que terminó en un enfrentamiento entre pequeños grupos violentos y la policía que se extendió por varias calles.

La policía bloqueó una importante vía en la turística zona sur de Río de Janeiro para evitar incidentes entre conductores y los manifestantes, que levantaron barricadas en plena vía.

El Vaticano sigue con atención la situación

“La Santa Sede sigue con atención lo que está sucediendo en Brasil”, dijo el sábado Ciro Benedettini, subdirector de la sala de prensa del Vaticano, indicó Efe en otro parte informativo. Benedettini hizo esta afirmación en respuesta a la pregunta de un periodista sobre las manifestaciones en Brasil.

El papa Francisco tiene previsto asistir el próximo julio a Brasil para presidir la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

————————————————————————————————————————————————

Los servicios secretos brasileños comienzan a vigilar las redes sociales

Las protestas masivas alcanzan a 80 ciudades, entre ellas São Paulo y Río de Janeiro

 Río de Janeiro 21 JUN 2013 – El País.com (España)
Manifestación en Niterói, ciudad vecina a Río. / MARCELO SAYÃO (EFE)

A la presidencia de Brasil le cogió por sorpresa la explosión de la protesta popular sin que la Agencia Brasileña de Inteligencia (Abin) hubiesen alertado al Gobierno ni al Congreso.
Preocupado por el desarrollo de la protesta que este jueves alcanzará a 80 ciudades, entre ellas de nuevo a São Paulo y Río, el Gobierno ha designado a agentes de los servicios secretos para seguir por medio de Facebook, Twitter, Instagram y WhatsApp las movilizaciones.

La decisión fue tomada, según han informado varios medios de comunicación, tras una crisis entre asesores civiles de la presidenta Dilma Rousseff y el Gabinete de Seguridad Institucional (GSI), que no habría alertado a la presidencia de las manifestaciones que sorprendieron a todo el mundo político. Los agentes de la Abin y otros órganos de inteligencia se habían concentrado los meses pasados en la seguridad de la Copa de las Confederaciones, dejando desprotegidas otras áreas, entre ellas la de la protesta callejera.

Tras la explosión de la crisis no anunciada ni esperada, tanto la presidenta como el Congreso y el Partido de los Trabajadores (PT) tuvieron que improvisar una estrategia para saber cómo actuar. La mandataria tomó el avión y fue a consultar a su antecesor y pupilo el expresidente Lula da Silva, el cual, a su vez, se reunió con representantes de cuatro sindicatos.

El Partido de los Trabajadores, sorprendido con el resucitar de un movimiento popular por primera vez no controlado por él ni por los movimientos sociales de izquierdas, en un primer momento, al igual que Rousseff, apoyó las protestas como legítimas, pero hoy pensaban organizar una manifestación paralela en São Paulo en apoyo a la presidenta, a pocos metros del lugar de la concentración de la protesta.

En la última manifestación de Brasilia, el Gobierno y el Congreso se vieron sorprendidos y no llegaron a prever la posibilidad de que los manifestantes pudieran llegar a ocupar el Congreso, como ocurrió en parte. Este jueves, ante la anunciada manifestación en Brasilia, que ha añadido a sus reivindicaciones la retirada del proyecto de ley que intenta despojar a la Fiscalía el poder de investigación para dejarlo en manos de la policía, todos los edificios oficiales en la capital federal, como el Palacio del Planalto y el Congreso, han sido reforzados.

En torno al palacio presidencial han sido colocadas rejas dobles para reforzar su seguridad. En Río, después de las críticas al gobernador Sérgio Cabral, considerado ausente durante las protestas, se ha dispuesto un especial aparato de seguridad en el Palacio de Guanabara, para evitar que, como en la vez anterior, la sede del gobierno municipal acabe medio destruida.

Una de las quejas de la gente es que mientras las calles se llenan de cientos de miles de ciudadanos pidiendo mejoras en los servicios públicos, los políticos, tanto del gobierno como de la oposición, dan la impresión de haberse escondido. “Aparecen sólo para pedir votos. Ahora son invisibles”, decía una pancarta en Río.

El año próximo habrá elecciones presidenciales y para elegir gobernadores, senadores y diputados. El temor ahora es que si las manifestaciones se alargan hasta entonces, les va a ser muy difícil a los candidatos, desde a la presidenta hasta los demás, aparecer pidiendo votos.
Mientras tanto, los ciudadanos de a pie se sienten honrados de que en el exterior, por primera vez se hable de los brasileños “no por el fútbol sino porque quieren mejores transportes, hospitales y escuelas”.

————————————————————————————————————————————————

Dilma Rouseff se reunirá de urgencia con Autoridades tras masivas manifestaciones en Brasil

La presidenta agendó una cita de emergencia con varios miembros del gabinete y el ministro de Justicia José Eduardo Cardozo para discutir la situación luego de que más de un millón de manifestantes salieran a las calles.

por AFP – 21/06/2013 – Latercera

Ante históricas protestas que degeneraron en violencia en plena Copa Confederaciones, el gobierno brasileño,  atónito y hasta ahora en silencio, intentaba comprender este viernes la furia y  el descontento de la población y cómo salir de este atolladero.

A un año del Mundial de fútbol, más de un millón de manifestantes salieron  a las calles de unas 80 ciudades del país la noche del jueves para protestar  contra los gastos de la Copa y en demanda de mejores servicios, según las últimas cifras revisadas de policía y expertos.

Rio de Janeiro, Brasilia y otras ciudades vivieron escenas de auténtico caos, con violencia, saqueos, vandalismo y enfrentamientos de manifestantes con la policía, en las mayores protestas callejeras en más de dos décadas en Brasil.

Un manifestante murió atropellado por un automóvil cuando se manifestaba en  una ciudad del interior de Sao Paulo y más de un centenar fueron heridos.

Hartos de la corrupción, de la mala calidad del transporte, la educación y  la salud, de los precios en alza y de multimillonarios gastos para el Mundial 2014 cuando el país tiene enormes déficits en varios frentes, los brasileños sorprendieron a su propio gobierno y al mundo con la virulencia y el tamaño de  sus protestas.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, se reúne este viernes de urgencia  con varios miembros del gabinete, incluido el ministro de Justicia, José  Eduardo Cardozo, según los tres principales diarios del país.

En esa reunión los ministros discutirán la situación tras las manifestaciones, los eslóganes y reivindicaciones, así como la posibilidad de una cadena radiotelevisada de Rousseff al país, sostuvo el diario Folha de Sao  Paulo.

La presidencia declinó comentar la información.

Rousseff también canceló un viaje oficial a Japón previsto del 26 al 28 de  julio, según la presidencia.

Las manifestaciones comenzaron hace poco más de 10 días exigiendo la  revocación del aumento del precio del transporte, aunque luego fueron sumando  denuncias y reclamos.

La anulación del aumento del precio del boleto de transporte en numerosas ciudades, incluidos Sao Paulo y Rio, no logró frenar las protestas.

Los manifestantes, en su mayoría jóvenes, educados, de clase media y  apolíticos, piden menos dinero en estadios y más en servicios básicos de  calidad. 

Brasil, séptima economía mundial, mundialmente célebre por sus programas sociales que hicieron ingresar a 40 millones de personas en la clase media en  la última década, atraviesa un periodo de magro crecimiento económico y una  inflación en alza.

ASUSTADAS

El intento de invasión y de incendio del ministerio de Relaciones  Exteriores en Brasilia por parte de un grupo de manifestantes radicales el  jueves de noche dejó a las autoridades “asustadas” y “conmocionadas”, según fuentes del diario O Estado de Sao Paulo.

La policía impidió finalmente que los manifestantes ingresaran, aunque causaron destrozos: rompieron vidrios del edificio y tiraron dentro objetos en llamas. 

Dos microbuses de la FIFA y el hotel donde funcionarios de la organización  se hospedaban en Salvador de Bahia, donde se enfrentaron el jueves Uruguay y  Nigeria (2-1) por la Copa Confederaciones, fueron apedreados por manifestantes. 

“Nadie de la comunidad FIFA fue alcanzado. Ninguna persona. La FIFA no está  estudiando la suspensión de la Copa Confederaciones“, dijo la gerente de comunicación de la federación internacional de fútbol, Delia Fischer, al diario  O Globo, descartando rumores en ese sentido.

Miembros de la policía de choque controlaron el ataque con bombas lacrimógenas, balas de goma y gas pimienta. 

Si quieren estar seguros, no vengan a Rio de Janeiro, no vengan a la Copa  del Mundo, porque si vienen van a ayudar a este gobierno que nos dispara“, dijo  a la AFP Rodrigo Neves, un joven de 20 años que manifestaba en Rio y que  mostraba exaltado la herida de bala de goma recibida en la espalda por un amigo.

SIN LÍDERES

Ni Rousseff ni ninguna otra autoridad habló públicamente durante las protestas del jueves, se asombró Merval Pereira, escritor y editorialista del  diario O Globo.

“Tenemos manifestantes sin líderes contra políticos sin líderes. Las autoridades permanecieron mudas”, dijo.

En Rio de Janeiro tuvo lugar la mayor y más violenta protesta con unos 300.000 manifestantes que marcharon hacia la alcaldía. 

Violentos enfrentamientos con la policía allí y en otros sitios del centro de la ciudad, con saqueos, hogueras en las calles y actos de vandalismo, dejaron al menos 62 heridos poco después del partido en que España goleó a Tahití 10 a 0 en el Maracaná, según la policía.

En Brasilia, donde protestaron unas 30.000 personas, al menos 35 personas resultaron heridas, tres de ellas gravemente.

En Sao Paulo, integrantes del gobernante Partido de los Trabajadores (PT,  izquierda) decidieron acompañar la manifestación con sus banderas, al igual que otros partidos y sindicatos, pese al carácter apolítico de la revuelta.

Los militantes del PT fueron recibidos con hostilidad por varios de los 110.000 manifestantes, que corearon contra ellos insultos de grueso calibre y  les gritaron “¡Oportunistas!”. 

Una bandera del PT, fundado por el ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva  (2003-2010), fue quemada en medio de gritos y vivas.

La policía intervino para evitar que ambos grupos se enfrentaran a golpes.  Un manifestante quedó con rostro ensangrentado, constató la AFP.

———————————————————————————————————————————————–

Policía reprime activistas brasileños que protestan en Salvador de Bahía

Efectivos de la policía brasileña reprimieron con balas de goma, bombas de gas lacrimógeno y spray pimienta a los manifestantes, que intentan aproximarse al estadio en el que jugará Uruguay contra Nigeria por la Copa Confederaciones.

por DPA – 20/06/2013 – Latercera
Enfrentamientos entre la policía y manifestantes en Salvador de Bahía, Brasil.© AP
Enfrentamientos entre la policía y manifestantes en Salvador de Bahía, Brasil.

Policías y manifestantes protagonizan un duro enfrentamiento en las inmediaciones del estadio Fonte Nova, en la ciudad brasileña de Salvador de Bahía, donde hoy se medirán Uruguay y Nigeria en un partido clave por el pase a la semifinal de la Copa Confederaciones.

Según informó la TV Globo, efectivos de la Fuerza Nacional de Seguridad Pública y de la Tropa de Choque de la policía militarizada reprimieron con balas de goma, bombas de gas lacrimógeno y spray pimienta a los manifestantes, que intentan aproximarse a la arena.

El conflicto tuvo inicio en las proximidades de la principal terminal de autobuses de la capital de Bahía.

Además de la Fuerza Nacional -policía que depende del gobierno federal- y el batallón de choque de la policía militarizada -que depende de la gobernación provincial-, participan de la acción la tropa de Caballería. Paralelamente, cinco helicópteros policiales sobrevuelan la región.

La policía militarizada estimó que unas 10.000 personas están participando de la protesta, que se realiza en forma simultánea a las al menos 90 movilizaciones similares que tienen lugar hoy en ciudades de todo el país. 

Las protestas ocurren un día después de que autoridades de 14 ciudades accedieran a reducir las tarifas de transporte público, en atención a la demanda de millares de personas que en los últimos días tomaron las calles de todo el país. Salvador de Bahía no está entre las ciudades que tuvieron rebaja de la tarifa.

Entre los asuntos que mantienen a la población protestando en las calles están los gastos millonarios del gobierno con la preparación de la Confederaciones y del MUndial de 2014.

Además, los manifestantes protestan contra la corrupción y exigen mayores recursos para educación, vivienda, salud y transportes.

————————————————————————————————————————————————

Un muerto en manifestaciones en Sao Paulo

 Viernes, 21 de junio de 2013
manifestaciones en BrasilLa presidenta Dilma Rousseff canceló un viaje a Japón para atender la crisis.

BBC

Un hombre de 20 años murió el jueves al ser atropellado durante manifestaciones que se llevaban a cabo en Ribeirao Preto, un municipio del estado de Sao Paulo, informó la Policía Militar.

Según la versión policial, el joven murió cuando un jeep atropelló a un grupo de 12 personas que participaban en una de las manifestaciones que se han venido desarrollando desde hace días en Brasil.

Además, se ha informado que las manifestaciones escenificadas este jueves en Río y Sao Paulo han dejado medio centenar de heridos.

En general, durante la jornada ha habido movilizaciones en más de un centenar de ciudades brasileñas, con lo que el movimiento iniciado en las grandes capitales contra la baja calidad de los servicios públicos, la corrupción y el alto costo de la organización del Mundial de Fútbol, sigue extendiéndose.

Las protestas han seguido ganando intensidad, pese a que en varias ciudades se derogó la medida del aumento del pasaje de transporte que desató la ira popular y los pedidos de personalidades del país de “respetar” el desarrollo de la Copa Confederaciones de Fútbol que se disputa este semana en Brasil.

En Río de Janeiro se registraron saqueos en tiendas del centro de la ciudad, mientras que la capital del país, Brasilia, un grupo encendió una fogata frente a la cancillería, pero fueron dispersados por las autoridades.

La presidente Dilma Rousseff canceló un viaje que tenía previsto realizar a Japón para manejar las demostraciones de calle, de las que hace unos días dijo que eran un derecho de una sociedad democrática.

————————————————————————————————————————————————-

¿Por qué crecen cada vez más las protestas en Brasil?

Manifestantes en Sao Paulo

Gerardo Lissardy, BBC Mundo, Brasil

 Viernes, 21 de junio de 2013

Diogo Cunha fue parte del millón de brasileños que salieron a las calles el jueves a mostrar que las protestas que sacuden su país aún crecen, pese a los intentos de las autoridades de calmarlas con bajas de tarifas de transporte y otros gestos.

“La tarifa de ómnibus no es el único motivo de la manifestación: el país está cansado de la corrupción, de los privilegios de los políticos, del desorden en la educación y la salud”, dijo Cunha mientras asistía a una marcha masiva en Rio de Janeiro, una de las más de 100 ciudades de Brasil donde hubo protestas.

“Básicamente tenemos que cambiar un país entero, no sólo el boleto de ómnibus”, añadió este técnico electrónico de 32 años en un diálogo con BBC Mundo.

El aumento de las manifestaciones en número de gente y ciudades, varias con escenas de violencia que incluyeron un muerto, llevó a la presidenta Dilma Rousseff a cancelar un viaje a Japón y convocar una reunión de emergencia de su gabinete para este viernes.

Dos preguntas simples sobrevolarán ese encuentro: ¿por qué aumenta la revuelta popular en un país que era presentado como modelo de progreso económico y social? ¿Y qué puede hacerse para apaciguar la situación?

Y todo indica que ninguna de las dos interrogantes tiene respuesta simple para las autoridades brasileñas.

“Más difícil”

Las rebajas de las tarifas de transporte colectivo anunciadas esta semana en Río, Sao Paulo y otras ciudades del país donde acababan de aumentar era el reclamo más visible de las protestas callejeras cuando arrancaban hace dos semanas.

Pero la gama de demandas que se se incorporaron con los días y se escucharon en las calles el jueves es amplia y los propios manifestantes admiten que su resolución será más ardua que en el caso de la tarifa de transporte.

“Con seguridad va a ser más difícil”, comentó Daniela Peixoto Tavares, una abogada de 38 años que manifestó en Rio con un cartel “contra la impunidad”.

“Sacar corruptos del poder es muy difícil”, agregó.

Protestas en BrasilEn algunos lugares las manifestaciones se tornaron violentas.

De hecho, si hay un denominador común en las protestas es el descontento con los gobernantes y la clase política brasileña en general, en general expresado de forma pacífica pero a veces también con ira.

Las manifestaciones de este jueves volvieron a dirigirse hacia símbolos de poder.

En la capital Brasilia, un grupo de personas intentó invadir el ministerio de Relaciones Exteriores y lanzaron objetos contra sus ventanales. La policía respondió con balas de goma y gases lacrimógenos; hay reportes de al menos 30 heridos.

En Rio la protesta de 300 mil personas tenía el objetivo de llegar a la sede de la Alcaldía, pero la policía lo impidió tirando gases lacrimógenos y balas de goma. Los incidentes se extendieron por el centro de la ciudad y dejaron más de 60 heridos.

Los manifestantes tuvieron también consignas contra el Mundial de Fútbol 2014 en Brasil, que ven como un despilfarro de recursos públicos en estadios y obras asociadas en un país con problemas grandes de educación y salud.

Varios carteles publicitarios relacionados a ese evento deportivo fueron destrozados con furia por los manifestantes a lo largo de una avenida céntrica.

“Divorcio”

Paulo Henrique Martins, un brasileño que preside la Asociación Latinoamericana de Sociología, dijo que en estas protestas “es importante señalar en divorcio entre los partidos políticos y movimientos sociales”.

“Los principales mentores (de las protestas) son estudiantes universitarios o jóvenes profesores que vienen debatiendo en las aulas (…) el problema del deterioro de la gobernabilidad en Brasil”

Paulo Henrique Martins, Asociación Latinoamericana de Sociología,

A su juicio, eso apunta a la importancia de una reforma política que será una bandera importante para las elecciones del año que viene.

“Los principales mentores (de las protestas) son estudiantes universitarios o jóvenes profesores que vienen debatiendo en las aulas (…) el problema del deterioro de la gobernabilidad en Brasil”, indicó Martins a BBC Mundo.

Los especialistas advierten que resulta difícil predecir cómo seguirá este movimiento, que tuvo un muerto en Ribeirão Preto atropellado por un auto cuando participaba de una manifestación, algo que podría agudizar las tensiones.

Pero el jueves también pudo comprobarse que la ola de protestas que comenzó en las grandes ciudades del país ya alcanza a otras de menor tamaño.

La falta de un liderazgo claro y de una estructura orgánica del movimiento vuelve aún más difícil cualquier negociación para los políticos.

En la manifestación de Rio hubo carteles y gritos contra Rousseff, pese a que el martes saludó las protestas como positivas para la democracia.

El alto índice de aprobación del gobierno de Rousseff ha caído ocho puntos entre marzo y junio según dos encuestas recientes (que no incluyen el efecto de las protestas), un fenómeno atribuido a la insatisfacción de los brasileños con el alza del costo de vida y el deterioro de la situación económica.

Pero el blanco principal de las críticas de los cariocas fueron el alcalde y el gobernador estatal de Rio, pese al anuncio que habían hecho el miércoles de rebajas del precio del transporte público, lo mismo que en Sao Paulo.

Adriana Benedict, una profesora universitaria de 58 años y con la cara pintada en amarillo y verde para la manifestación en Río, también dijo que hay motivos para seguir con las protestas después de la baja de tarifa de ómnibus.

“Bajó, pero el transporte público no mejoró”, comentó, “y encima se amenazó con sacar el dinero de una supuesta inversión en la salud, que nadie sabe dónde está”.

————————————————————————————————————————————————

Brasil y Turquía: diferentes protestas con los mismos símbolos

Paul Mason

BBC, editor de Economía

 Jueves, 20 de junio de 2013
Máscara de Guy FawkesLa máscara de Guy Fawkes -popularizada en el filme V for Vendetta- se ha visto en las protestas en ambos países.

El idioma y el huso horario cambian, pero de Turquía a Brasil, pasando por Bulgaria, los símbolos usados en las protestas cada vez se parecen más.

Las máscaras de Guy Fawkes, el levantamiento de campamentos de tiendas de campaña, las máscaras antigas y los cascos improvisados en respuesta al uso de gas lacrimógeno son algunos de ellos.

Otro punto en común es la juventud del grueso de los manifestantes.

En Turquía, antes de que el parque Gezi fuera desalojado por la policía, vi a grupos de adolescentes que venían cada tarde en grupos pequeños, para colonizar lo que quedaba libre de la grama y comenzar a hacer la tarea escolar.

Las imágenes que vienen de Sao Paulo pintan un cuadro similar.

Caso omiso al Estado

En las dos ciudades, personas que nacieron en una era posideológica están echando mano de los símbolos que pueden para contar una historia en la que sus protagonistas son modernos, urbanos y están descontentos: la bandera y la camiseta del equipo de fútbol son memesusados tanto en Estambul como en Sao Paulo.

¿Qué hay detrás del descontento?

“En las dos ciudades, personas que nacieron en una era posideológica están usando los símbolos que pueden para contar una historia en la que sus protagonistas son modernos, urbanos y están descontentos.”

Cuando cubrí los desórdenes en Reino Unido y el sur de Europa en 2011 la respuesta estaba clara: una generación entera de jóvenes había visto frustradas las promesas que se le hizo. Probablemente trabajarían más allá de los 60 años de edad y saldrían de la universidad ahogados en deudas para toda la vida.

Y, del mismo modo en que los estudiantes estadounidenses se quejaron en 2009, los empleos a que podían aspirar al graduarse eran los mismos mal pagados y a tiempo parcial que ya tenían cuando eran estudiantes. Conocí a ingenieros civiles en Grecia que trabajaban como meseros. El hecho de que me los encontré en los disturbios ya dice todo lo que hay que saber. 

Las redes sociales

Con la Primavera Árabe, parecía que había algo diferente. Visto desde fuera, se trataba de economías de crecimiento rápido. En el caso de Libia, particularmente rápido.

Pero aquí uno tropieza con un elemento que hace única esa ola d emanifestaciones: se trata de la primera generación cuya vida, y psicología, ha sido moldeada por el acceso a la información, a través de la tecnología y las redes sociales.

Ya sabemos lo que esto significa: la propaganda estatal, la censura y los medios oficiales son fáciles de dejar de lado. La televisión egipcia perdió totalmente la credibilidad durante los levantamientos contra el presidente Hosni Mubarak. Este mes, cuando las estaciones turcas intentaron implementar el mismo tipo de política de “no información”, fueron bombardeados con quejas.

Protestas BrasilLos levantamientos han tenido a la gente joven en el centro de los acontecimientos.

“Pero la mayoría de las quejas provenían de personas mayores de 35 años”, me dijo un profesor de política. “Los jóvenes no ven televisión, y en cualquier caso nunca hubieran creído lo que decían las noticias”.

Las redes sociales hacen posible organizar protestas rápidamente, reaccionar a la represión con igual velocidad, y librar una guerra de mensajes tan efectiva, que los medios tradicionales y las maquinarias de relaciones públicas quedan en ridículo.

Al mismo tiempo, facilitan la creación de estructuras relativamente horizontales de protesta. La plaza Taksim en Estambul fue la excepción por haber contado con la participación de unos 60 grupos en rol organizador. Las protestas en Sao Paulo han seguido el patrón más general de una red amorfa de personas que simplemente deciden participar, escogen qué escribir en los carteles y qué hacer.

Cuando llegué a Estambul, algunos de mis contactos en los mercados financieros no entendían lo que estaba pasando: ¿por qué protestaban cuando vivían en uno de los países de más rápido crecimiento en el planeta?

Cuando puse el pie en la calle la respuesta me pareció clara. En primer lugar, muchos de los jóvenes educados con los que hablé se quejaron de que “la riqueza está quedándose en manos de la élite corrupta”. Muchos apuntaron que a pesar de ser doctores, ingenieros civiles, especialistas de internet, etc., no tenían dinero para pagar una vivienda propia.

“Gente perfectamente normal”

Protestas en TurquíaLas redes sociales se han convertido en un elemento clave en la organización de las protestas.

Pero esas no eran las afrentas más graves: sentían que el gobierno conservador y religioso del partido AK estaba coartando sus libertades. Un escritor de modas turco -no precisamente el prototipo del revolucionario- se quejó de una “creciente e insidiosa hostilidad hacia lo moderno”.

Los manifestantes interpretaron la acción policial contra el campamento de tiendas de campaña en Gezi Park -una protesta por un tema ambiental- como un símbolo de la falta de libertades.

En Sao Paulo, las quejas eran más claramente sociales: “menos estadios, más hospitales”, decía una de las pancartas. Los crecientes precios del transporte, combinados con la determinación del gobierno de darle prioridad a la infraestructura deportiva se contaban entre las razones.

Pero una vez más, la semana pasada, lo que hizo escalar la protesta fue una supuesta reacción desproporcionada de la policía, -incluido el arresto de un periodista por llevar vinagre para contrarrestar el efecto del gas lacrimógeno y el uso de balas de goma contra cuatro periodistas.

En cada caso, el impacto de la acción policial quedó magnificado gracias a que los manifestantes podían distribuir imágenes de la brutalidad al mundo entero en forma inmediata.

Sin ideología

Como veterano reportero que ha cubierto por más de 30 años situaciones de control del orden público por medios “no letales”, mi impresión es que el uso de gas lacrimógeno, bastones y cañones de agua está empujando los procedimientos policiales en todo el mundo a niveles “cercanos a letales”, que son cada vez más inaceptables para los manifestantes que salen a las calles sin intenciones violentas.

Aunque comparativamente más pequeñas, las protestas en Bulgaria el miércoles pasado por el nombramiento de un controvertido jefe de servicios de seguridad volvieron a poner en el tapete los temas que unen a quienes salen a las calles en muchos países: no se trata de la pobreza, dicen los manifestantes. Se trata de corrupción, de la vergonzosa naturaleza de la democracia, la política de camarillas y de una élite dispuesta a quedarse con la tajada más grande de la prosperidad generada por el desarrollo económico.

En pocas palabras, al igual que en 1989, cuando descubrimos que los habitantes de Europa del Este preferían las libertades individuales al comunismo, el capitalismo de hoy está siendo identificado con un gobierno de élites que no rinden cuentas, la falta de una democracia verdaderamente efectiva y la represión.

Y lo que los eventos de los últimos tres años demuestran es que personas perfectamente normales, sin ningún compromiso ideológico claro, han encontrado la manera de ofrecer resistencia.

———————————————————————————————————————————————–

Policía expulsado por negarse a reprimir manifestación en Brasil

Imagen del uniformado discutiendo con su superior en medio de una protesta se extendió por redes sociales.

POR  24HORAS .CL

21 junio 2013

Un nuevo video desde Sao Paulo, difundido a través de internet y redes sociales, muestra a un policía brasileño que se niega a contener la manifestación y es expulsado por su superior.

En el video se ve como este policía se opone a su jefe cuando este le obliga a detener el avance de una protesta masiva celebrada en Sao Paulo. Al final se ve obligado a entregar su arma y es expulsado del trabajo después de negarse a cumplir con la orden del comandante.

El policía ha recibido miles de mensajes de apoyo a través de redes sociales, en solidaridad con su gesto hacia las masivas protestas que siguen tomando las calles de Brasil.

Este jueves, más de un millón de brasileños salieron a la calle nuevamente, en al menos un centenar de ciudades del país.

———————————————————————————————————————————————–

Diez días de manifestaciones

Un policía ´indignado´, el héroe de las protestas en Brasil

El agente arrojó su arma a una hoguera y se unió a las protestas “avergonzado por servir a un Gobierno así”

21.06.2013 |  La Nueva España

EP/Brasilia Un agente de la Policía Militar ha arrojado su arma al fuego y se ha unido a las miles de personas que se han manifestado estos días en la ciudad de brasileña Río de Janeiro para exigir una reducción del precio del transporte público.

En un vídeo, grabado el pasado lunes en el marco de las protestas, se ve al policía arrodillarse y sacar su arma, provocando reacciones de sorpresa y temor entre los manifestantes. Entonces, el agente quita el cargador y la lanza a una hoguera.

“¿Servir a un Gobierno así? ¡Estoy avergonzado, maldita sea!. Me avergüenza lo que le pasa a la gente todos los días”, ha explicado, según el vídeo publicado por YouTube.

Las movilizaciones comenzaron hace diez días de forma pacífica en Sao Paulo por la subida del precio del transporte público de 3 a 3,20 reales, pero se tornaron violentas el pasado viernes, a causa de la represión de la Policía Militar.

Desde entonces, miles de personas han tomado las calles de las principales ciudades para protestar, ya no solo por estas tarifas, sino también por los efectos sobre la Hacienda Pública de la Copa Confederaciones, el Mundial de Fútbol de 2014 y las Olimpiadas de 2016.

De momento, once ciudades, incluidas Sao Paulo y Río de Janeiro, que han sido las más reticentes, han accedido a bajar el precio del transporte público, al menos de forma provisional, hasta encontrar una solución definitiva.

————————————————————————————————————————————————

Jornada nacional de protestas en Brasil pese a reducción de tarifas de transporte

Jueves 20 junio 2013 | Radio Bío-Bío
Imagen:Semilla Luz (cc)Imagen: Semilla Luz (cc)

Brasil se preparaba este jueves para una jornada nacional de multitudinarias protestas a pesar de que Rio de Janeiro y Sao Paulo, las dos mayores metrópolis, cancelaron la víspera el aumento del precio del transporte público, una de las principales reivindicaciones de los manifestantes.

Los manifestantes denuncian los multimillonarios gastos de la Copa Confederaciones, que se celebra en Brasil hasta el 30 de junio, y del Mundial de fútbol el año próximo, así como la corrupción en la política brasileña.

Sus reivindicaciones son variadas: reforma del sistema político, aumento del presupuesto para educación y salud y hasta reducción de los salarios de los concejales públicos.

En las redes sociales las convocatorias seguían sumándose en decenas de ciudades. “Fue cancelado el aumento (de los pasajes), ¿pero quien dice que vamos a parar?”, escribió un internauta.

La convocatoria para la protesta en Rio de Janeiro, bajo el lema “Son más que veinte centavos” en referencia al aumento del precio del boleto de autobús, ya contaba con más de un millón de invitados en Facebook, y 250.000 confirmaron asistencia. En Sao Paulo, eran más de dos millones de invitados y casi 300.000 indicaron presencia.

En la capital, una ciudad 10 veces menor que Sao Paulo, medio millón de personas habían sido avisadas a través del evento “Despierta Brasilia” y más de 50.000 indicaron presencia.

“Escuelas del nivel de la FIFA”, pedía otro internauta en referencia a los 15.000 millones de dólares que el gobierno brasileño estima gastar para la preparación del país para la Copa del Mundo de 2014 y la Confederaciones, buena parte para 12 sensacionales estadios.

Los críticos de la Copa también planifican llevar una masiva manifestación hasta el estadio Maracaná de Rio para la final, el 30 de junio.

Las protestas que se iniciaron en Sao Paulo contra el aumento de las tarifas del transporte público, se extendieron en la última semana por todo el país.

El lunes 250.000 brasileños salieron a las calles en las principales ciudades, mayormente en protestas pacíficas, aunque ha habido también saqueos y violencia en varias ciudades.

———————————————————————————————————————————————

Cerca de 300.000 personas salen a las calles de Río de Janeiro en una nueva jornada de protestas

EFE / RÍO DE JANEIRO
Día 21/06/2013 – ABC.es

La policía utilizó bombas de gas lacrimógeno para dispersar a un pequeño grupo de encapuchados que supuestamente intentó invadir la sede de la alcaldía de Río de Janeiro

Un pequeño grupo de manifestantes se enfrentó hoy a la policía durante la multitudinaria protesta para exigir mejores servicios públicos en Brasil que congregó en el centro de Río de Janeiro a cerca de 300.000 personas.

La policía utilizó bombas de gas lacrimógeno para dispersar a un pequeño grupo de encapuchados que supuestamente intentó invadir la sede de la alcaldía de Río de Janeiro, según fuentes oficiales.

La reacción de la policía a los encapuchados que lanzaban piedras a la alcaldía y que prendieron fuego a recipientes de basura provocó carreras y la dispersión de los manifestantes que hasta ese momento marchaban pacíficamente, según constató Efe. Mientras que los manifestantes violentos permanecieron frente a la edificación pública, que siguieron atacando a pedradas, la mayoría marchó ordenadamente en sentido contrario y entonando el himno nacional.

Los que permanecieron frente al ayuntamiento, destino final de una marcha que había comenzado un par de horas antes en la céntricaiglesia de la Candelaria, utilizaron grandes tablones como escudo para protegerse de los gases lacrimógenos y de las balas de goma.

Los incidentes ocurrieron cuando el pequeño grupo lanzó una luz de bengala hacia la alcaldía e intentó ingresar a la edificación, lo que obligó a la policía a reforzar la presencia en los alrededores, incluso con agentes a caballo.

La manifestación en Río de Janeiro fue la más numerosa, según datos preliminares, entre las que se registraron hoy en cerca de 80 ciudades del país para protestar por las subidas de las tarifas de transporte público, la carestía, la corrupción y las deficiencias en la educación y la salud pública.

Las protestas comenzaron la semana pasada en Sao Paulo, exclusivamente contra la subida de las tarifas de transporte público, pero ganaron otras reivindicaciones, como mayores inversiones en la salud y la educación pública, y críticas a los elevados gastos del Gobierno para organizar eventos como el Mundial de fútbol de 2014. Pese a que varias alcaldías, incluyendo las de Sao Paulo y Río de Janeiro, ya anunciaron la reducción de los pasajes de autobús, metro y tren, los manifestantes mantuvieron sus protestas y las de hoy fueron las más numerosas desde que los llamados indignados comenzaron a manifestarse en las calles.

Las manifestaciones son convocadas en las redes sociales por movimientos sociales que alegan no ser representados por ningún partido. Pese a que en su mayoría han sido pacíficas, en algunas protestas se han registrado incidentes violentos, protagonizados por pequeños grupos.

———————————————————————————————————————————————

La presidenta suspenda un viaje a Japón

El partido de Rousseff convoca a su militancia a apoyar las protestas

Varios policías bloquean una calle en Niterói, ciudad vecina a Río de Janeiro. | EfeVarios policías bloquean una calle en Niterói, ciudad vecina a Río de Janeiro. | Efe

Efe | Brasilia – El Mundo.es

 jueves 20/06/2013 

El Partido de los Trabajadores (PT), de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, y su antecesor Luiz Inácio Lula da Silva, instó a su militancia a apoyar las protestas que este jueves se repiten en Brasil contra los pésimos servicios públicos del país. Mientras, la presidenta se ha visto obligada a suspender un viaje que tenía programado a Japón para la próxima semana.

Las protestas, que se repiten desde hace días en decenas de ciudades, tuvieron como detonante un alza de tarifas del transporte, pero han ido sumando innumerables reclamaciones, como la corrupción, la degradación de la salud y la educación públicas y de los servicios en general.

Frente a esa presión, que ha movilizado a cientos de miles de personas, varios ayuntamientos anularon el aumento de las tarifas del transporte.

A la revocación del alza se sumó este miércoles la ciudad de Sao Paulo, donde comenzaron las protestas y que tiene como alcalde a Fernando Haddad, del PT, quien se había mostrado reticente a aceptar las demandas del Movimiento Pase Libre, que está a la cabeza de las manifestaciones y se dice ajeno a los partidos políticos.

Tras el anuncio hecho por Haddad, el presidente del PT, Rui Falcao, divulgó una nota en la que manifestó su solidaridad con los movimientos sociales que protestan e instó a la militancia del partido a respaldarlas. “El PT saluda las manifestaciones de la juventud y de otros sectores sociales que ocupan las calles en defensa de un transporte público de calidad y barato”, dice la nota.

Falcao indicó que “la presencia de afiliados al PT, con sus colores y banderas, en este y todos los movimientos sociales, ha sido un factor positivo para su fortalecimiento e, incluso, para impedir que la prensa conservadora y la derecha puedan influir las agendas de las manifestaciones legítimas”.

Continúan las movilizaciones

El presidente del PT también subrayó su “confianza” en que “el movimiento sabrá lidiar con los actos aislados de vandalismo y violencia, de modo que no sirvan de pretexto para los intentos de criminalizar” las manifestaciones.

Falcao expresó el “repudio” del PT a “la violencia policial que marcó la represión de los movimientos sociales en varios lugares del país, sobre todo en Sao Paulo”.

Según el presidente del PT, “la insatisfacción de la juventud en relación a las instituciones y los partidos políticos revela la necesidad de una amplia reforma de los sistemas político y electoral“, dos puntos ya planteados por el partido en el Congreso.

Pese a la revocación del alza del precio del transporte en varias ciudades del país, como Sao Paulo y Río de Janeiro, el movimiento Pase Libre ha ratificado su convocatoria para manifestarse este jueves, cuando se espera que habrá protestas en un centenar de ciudades de Brasil.

————————————————————————————————————————————————

Comisión Interamericana de DDHH denuncia acoso a manifestantes en Brasil

Jueves 20 junio 2013 | Radio Bío-Bío
Imagen:Archivo | Herbert Claros | @HerbImagen: Archivo | Herbert Claros | @Herb

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó este jueves su preocupación por las agresiones a manifestantes y periodistas durante las protestas en Brasil contra el aumento de tarifas en los transportes públicos.

“La Comisión insta a las autoridades a investigar el posible uso abusivo de la fuerza, y si es el caso, juzgar y sancionar a los responsables”, indicó la Comisión en su comunicado.

El Estado brasileño “debe garantizar y proteger la integridad física y la seguridad de los manifestantes y periodistas”, añadió el texto.

La CIDH citó informaciones de agresiones a cerca de una veintena de informadores durante las protestas, que se iniciaron en la ciudad de Sao Paulo el 6 de junio a causa de un aumento del precio del transporte público.

Las protestas, que desafiaron al gobierno de izquierda de Dilma Rousseff y que obligaron a la presidenta a cancelar un viaje a Japón, comenzaron exigiendo la revocación del aumento del precio del boleto de autobús, metro y tren, pero rápidamente sumaron otros reclamos y denuncias, como el costo de la Copa Confederaciones y el Mundial 2014.

———————————————————————————————————————————————–

Jueves 20 de junio de 2013 | Lanacion.com (Argentina)

Brasil: incidentes en las masivas protestas de indignados en más de 80 ciudades

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff canceló el viaje que tenía previsto a Japón la semana próxima, debido a la convulsión social que vive el país    

RïO DE JANEIRO.- Miles y miles de brasileños se volcaron a las calles de al menos 80 ciudades para exigir servicios públicos de calidad y denunciar los gastos en el Mundial de fútbol, pese a la reciente ola de rebajas del precio del transporte.

La presidenta Dilma Rousseff, a su vez, canceló el viaje que tenía previsto la semana próxima a Japón debido a la convulsión social que vive el país.

En Salvador de Bahía, la policía disparó gases lacrimógenos y balas de goma contra manifestantes que estaban concentrados a dos kilómetros del estadio donde jugaron Nigeria y Uruguay por la Copa Confederaciones. Los protestantes tiraban piedras para intentar traspasar una barrera y aproximarse más al recinto.

Al menos un manifestante fue herido por bala de goma, y también hay un policía herido.

En Salvador de Bahia, la policía disparó gases lacrimógenos y balas de goma contra manifestantes

Miles de personas gritaban “íEl gigante despertó!” y coreaban consignas contra la presidenta Dilma Rousseff, contra la homofobia y el racismo.Miles más se concentraron en la Iglesia de la Candelaria, en el centro de Rio de Janeiro, con el plan de marchar hacia el estadio Maracaná, donde se enfrentaron España y Tahití.

“¿Hay mucha gente en el Maracaná? Imagina en la fila de la emergencia de un hospital público?”, se leía en una pancarta.

En Brasilia, grupos de manifestantes intentaron ingresar por la noche en el Palacio de Itamaraty, sede de la cancillería brasileña, mientras en San Pablo militantes del gobernante Partido de los Trabajadores (PT) fueron atacados, en medio de las multitudinarias marchas de protesta en las principales ciudades de Brasil.

La policía impedía a usuarios del subte descender en las estaciones cercanas al Maracaná para evitar que se concentren allí manifestantes, según el diario O Globo, y sólo dejan pasar a los que exhiben entradas para el partido.

En Recife, otra sede de la Copa Confederaciones, un ensayo general para el Mundial del año próximo, más de 50.000 personas ganaron las calles, según la policía. A medida que la multitud avanza pacíficamente por el centro de la ciudad, la gente les lanza papeles blancos desde lo alto de los edificios.

Gigantescas marchas están convocadas en unas 100 ciudades y nada presagia el fin de este movimiento apolítico, que carece de liderazgos identificados.

Este jueves, algunos sindicatos, organizaciones de la sociedad civil y partidos políticos -incluido el gobernante Partido de los Trabajadores (izquierda)- declararon su intención de participar en las marchas, portando sus banderas.

INDIGNACIÓN GENERAL

Las protestas, que han dejado perplejo al gobierno de izquierda de Dilma Rousseff y a la clase política en general, comenzaron exigiendo la revocación del aumento del precio del boleto de autobús, metro y tren. Pero rápidamente sumaron otros reclamos y denuncias, como los 15.000 millones de dólares de dinero de los contribuyentes destinados a la Copa Confederaciones y el Mundial 2014.Los manifestantes, en su mayoría jóvenes, educados y de clase media, expresan su indignación por el aumento del costo de vida y la mala calidad de los servicios, en momentos en que el país, mundialmente famoso por sus programas sociales que sacaron a millones de la pobreza, registra un decepcionante crecimiento económico y una inflación en alza.

También denuncian la corrupción arraigada en la política brasileña y reclaman mayores inversiones en educación, salud y seguridad.

Estas son las mayores protestas en dos décadas en Brasil, un país donde la población no acostumbra salir a las calles a expresar su descontento.

Por primera vez, el Movimiento de campesinos Sin Tierra (MST), la Unión Nacional de Estudiantes (UNE), la Central Unica de Trabajadores (CUT), el PT y el Partido Comunista de Brasil (PCdoB), entre otros, anunciaron que se unirán a los manifestantes, que rechazan desde el inicio de las protestas toda vinculación política.

Miles de personas gritaban “íEl gigante despertó!” y coreaban consignas contra la presidenta Dilma Rousseff, contra la homofobia y el racismo

“La repercusión de esta intervención será conocida hoy en la Avenida Paulista de Sao Paulo, cuando los militantes organizados marchen junto a la masa ‘apolítica’ dirigida por el Movimiento Pase Libre”, que reclama la gratuidad del transporte en Sao Paulo, dijo el analista político Ilmar Franco al diario O Globo.Amanda Souza, estudiante de derecho de 27 años, reivindica su derecho a manifestar junto a los movimientos organizados, porque representan “a organizaciones y a fuerzas políticas que históricamente combatieron por las conquistas de los derechos de los trabajadores”.

MUCHO MÁS QUE 20 CENTAVOS

La marcha atrás de más de decenas de alcaldías y gobiernos estatales en el aumento del precio del boleto de metro, tren y autobús no logró frenar las protestas.

Las ciudades de Belo Horizonte y Campo Grande han comunicado planes para rebajar el precio del transporte público, siguiendo los pasos de Sao Paulo, Rio de Janeiro, Porto Alegre, Cuiabá, Recife y Joao Pessoa.

La convocatoria para la protesta en Rio de Janeiro, bajo el lema “Son más que veinte centavos”, en referencia al anulado aumento del precio del boleto de autobús de 1,34 a 1,44 dólares, ya contaba con más de un millón de seguidores en Facebook, y 250.000 confirmaron asistencia.

En Sao Paulo, eran más de dos millones de seguidores y casi 300.000 indicaron presencia. En la capital, una ciudad 10 veces menor que Sao Paulo, medio millón de personas habían sido avisadas a través del evento “Despierta Brasilia” y más de 50.000 indicaron presencia.

Las manifestaciones han sido en su mayoría pacíficas, pero en varios casos subgrupos violentos se han enfrentado con la policía y protagonizado saqueos y actos de vandalismo.

———————————————————————————————————————————————–

Dilma Rousseff: “La voz de la calle debe ser escuchada”

BBC

Protesta en BrasiliaLos manifestantes pidenmás inversiones en salud y educación.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, afirmó este martes que “la voz de la calle debe ser escuchada”, tras varios días de protestas que reflejan el descontento social de muchos brasileños por el aumento de los precios y los costos de organizar el Mundial de 2014.

Rousseff sostuvo que las multitudinarias protestas de los últimos días en las principales ciudades de Brasil “demuestran la energía de la democracia” y aseguró que su gobierno escuchará esas voces porque, dijo, al salir a la calle, “mandan un mensaje directo a los gobernantes”.

En la mayor manifestación hasta el momento, la de este lunes, cientos de miles de personas salieron a las calles de las principales ciudades brasileñas para protestar por la gran inversión de su país en eventos deportivos, como la Copa de Confederaciones -que se está celebrando estos días- o el Mundial de Fútbol 2014. Piden que ese dinero se gaste en otras partidas como salud o educación.

————————————————————————————————————————————————

Las razones de la ira en las calles de Brasil

BBC Mundo

 Martes, 18 de junio de 2013
Manifestación en Brasil

Varias semanas han pasado desde que se produjo la primera protesta contra el aumento del pasaje de autobús en Brasil.

Lejos de apaciguarse, la ira entre los manifestantes ha conquistado nuevos seguidores y se ha aliado con otras causas.

El lunes, decenas de miles de personas salieron a las calles de distintas ciudades de Brasil para expresar su descontento con las autoridades.

BBC Mundo le explica las razones de la mayor ola de protestas en décadas. Haga clic en el menú de abajo.

¿Qué desató las protestas?

“Renuncio a la Copa del Mundo. Quiero dinero para la educación y la salud”

Manifestante

Las manifestaciones empezaron como una reacción al aumento del precio de autobús, metro y tren, dispuesto a inicios de junio, de 3 reales (US$1,40) a 3,20 (US$1,50).

Pero a medida de que se desarrollaron las protestas, un nuevo incentivo surgió para que muchos brasileños salieran a las calles: las tácticas policiales para frenarlas.

El jueves, en Sao Paulo, testigos aseguraron haber visto a la policía disparando balas de goma a manifestantes pacíficos. Muchos funcionarios -dijeron los testigos- ocultaron sus identificaciones para evitar que sus nombres fueran vistos.

Más de 100 personas resultaron heridas y 190 fueron detenidas.

Este lunes, en una marcha en Belo Horizonte que reunió cerca de 20 mil personas según medios locales, la policía utilizó gases lacrimógenos y balas de goma para evitar que manifestantes se acercaran al estadio mundialista Mineirao.

En Porto Alegre también hubo enfrentamientos entre policías y manifestantes, con gases lacrimógenos y balas de goma lanzadas en el centro de la ciudad tras una marcha que congregó más de 10 mil personas.

Según analistas, los enfrentamientos muestran un desconcierto de las autoridades brasileñas para lidiar con protestas callejeras atípicas en este país y exponen una herencia que la policía arrastra del gobierno militar (1964-1985).

Sin embargo, las autoridades negaron un desempeño erróneo por parte de sus agentes y prometieron que investigarían las denuncias de exceso policial.

¿Es sólo el aumento del pasaje lo que ha provocado el descontento?

No. Observadores aseguran que el aumento del pasaje fue sólo la chispa que desató la ira.

En sus interpretaciones de las causas de las protestas, los sociólogos y politólogos destacan la insatisfacción de los jóvenes con el gobierno y con las condiciones de vida en las grandes ciudades.

“Hay una especie de malestar generalizado, sin un enfoque claro. Hay una especie de resentimiento y frustración de orden social, alimentada por un estilo de gestión que no ofrece un diálogo público”, le dijo a BBC Brasil el sociólogo Gabriel Cohn.

Es así como al aumento del transporte público ahora se suma una gama de temas que han provocado descontento entre los brasileños.

Manifestantes en BrasilA las manifestaciones se han unido personas que se oponen a las altas sumas de dinero invertidas en la organización de la Copa Confederaciones y del Mundial.

Los altos costos de organizar la Copa Confederaciones de Fútbol (en plena celebración) y de la Copa de la FIFA 2014 son cuestionados, pues los manifestantes aseguran que mayores inversiones son necesarias en los sectores de la educación y la salud.

“Renuncio a la Copa del Mundo. Quiero dinero para la educación y la salud”, gritaban los manifestantes en la capital, Brasilia.

Gary Duffy, editor de la BBC en Brasil, señaló que la corrupción política también está presente en la agenda de los movilizados.

“Algunos políticos son acusados de otorgarse salarios altos y nombrar a familiares en puestos de trabajo inexistentes en la capital”, indicó el periodista.

Entre las manifestaciones pacíficas y violentas, lo que parece evidente es la profunda división que hay entre muchos brasileños y los políticos.

¿Quién está detrás de las protestas?

Quién es quién en las calles de Brasil

Gerardo Lissardy, Río de Janeiro

La cuestión de quién organizó inicialmente las protestas intriga a políticos y analistas, ya que se trata de un fenómeno sorpresivo en Brasil. Pero la respuesta no es simple.
Lejos de ser algo nuevo, el Movimiento Pase Libre, que usó las redes sociales para su convocatoria, cobró forma en 2005, primero para reclamar libre acceso al transporte público para estudiantes y luego para todos.
Se define como un grupo autónomo y sin partido político, algo que parece haberlo ayudado en las protestas: una encuesta de Datafolha indicó que 84% de los 65 mil manifestantes el lunes en Sao Paulo carece de preferencias partidarias.
Sin embargo, el propio MPL ha reconocido que no tiene control completo de las manifestaciones ni de los grupos involucrados, algo que ha quedado en evidencia a medida que las manifestaciones han estado creciendo.
Por otro lado, “¿Copa para quién?” es un movimiento social que protesta por el impacto de las obras del Mundial y los Olímpicos de 2016 en barrios humildes en riesgo de desalojo o ya desplazados.
Lo que sí es nuevo en Brasil es el apoyo masivo que han tenido en las calles estos reclamos, pese a la falta de una única estructura orgánica para canalizarlos. O tal vez, precisamente, debido a esa ausencia.

La primeras protestas fueron convocadas por la organización Movimiento Pase Libre (MPL), una agrupación de base estudiantil que promueve políticas de transporte público gratuito de carácter masivo.

Ese grupo se convirtió en el principal impulsor de las manifestaciones que se extendieron por Sao Paulo primero, y a continuación por varias ciudades de Brasil.

Después de varias semanas, decenas de miles de personas, la mayoría de ellas jóvenes, han salido a las calles a expresar colectivamente su descontento.

A los grupos de jóvenes se ha unido el movimiento Copa Pra Quem? (¿Copa para quién?), que protesta por el alto costo de la celebración del torneo y las repercusiones de las obras en construcción en el terreno sobre las comunidades.

Alberto Almeida, experto en opinión pública del Instituto Análise, en Sao Paulo, señala que las protestas son impulsadas por “radicales de izquierda” que buscan explotar políticamente el descontento por los precios del transporte urbano.

Organizadores de las protestas han intentado evitar los actos de violencia y vandalismo, pero a veces no lo han conseguido.

¿Cómo ha reaccionado el gobierno?

La presidente Dilma Rousseff, quien fue abucheada en la inauguración de la Copa de Confederaciones el sábado, dijo que las protestas son “legítimas” y que forman parte de la democracia.

Pero expertos aseguran que el liderazgo político no veía venir el surgimiento de un fenómeno social que cada semana cobra más fuerza.

Policías detienen a dos jóvenesManifestantes han denunciado el uso excesivo de la fuerza por parte de las autoridades.

“Perplejos y con un paso atrás, tienen que decidir cómo responder en un país que está en el centro de la atención internacional”, indica Duffy.

Dos encuestas realizadas la semana pasada mostraron caídas en los niveles de aprobación al gobierno.

El descenso fue de ocho puntos en uno de esos sondeos, realizado por Datafolha: de 64% de aprobación en marzo a 57% en junio.

Es la primera vez que la firma registra una caída de popularidad de Rousseff desde que comenzó su gobierno en 2011.

Cuatro de cada cinco encuestados dijeron sentir el aumento de los precios de alimentos.

¿Por qué en Brasil?

Como señala Duffy, en los últimos años los titulares sobre Brasil reflejan un país que quiere mostrarse como una potencia agrícola y en el que millones de personas han sido sacadas de la pobreza. “Es un país que está aprovechando la oportunidad de destacarse en el ámbito internacional”.

Brasil es una de las principales economías del mundo y es integrante -junto a Rusia, India, China y Sudáfrica- de los BRICS, las naciones emergentes más poderosas del mundo. El Mundial de 2014 y las Olimpiadas de 2016 son parte de las banderas que la nación sudamericana enarbola.

Pero para muchos brasileños, el aumento de las expectativas económicas no tiene ninguna relación con los resultados reales.

Pese a las mejoras de infraestructura en algunas ciudades, la delincuencia continúa siendo un grave problema.

———————————————————————————————————————————————-

Brasil ¿un sueño o una pesadilla?

El gobierno está perplejo.

 Río de Janeiro 18 JUN 2013 – El País.com (España)
Imagen de la protesta frente al Congreso en Brasilia. / EVARISTO SA (AFP)

Nadie se atreve a dar un nombre a la sorpresa que supuso la noche de este lunes ver de repente al país echarse a la calle, convocado sólo por Internet y a veces por simples adolescentes.

El gobierno está perplejo. Nadie esperaba que esta multitud, formada por personas de todas las edades y de todos los grupos sociales, saliese de repente a la calle a decir: “Queremos cambiar a Brasil”.

Para unos fue un sueño de democracia, un despertar después de años de silencio para expresar, de las formas más creativas, que no están satisfechos con la calidad de vida que les ofrece el Gobierno, ni con la corrupción, ni con el despilfarro del dinero público, empezando por los miles de millones gastados para preparar el Mundial de fútbol.

Para otros más que un sueño lo que vivió anoche un Brasil atónito podría acabar en pesadilla por los gestos de violencia de algunos grupos extremistas, que intentaron destruir la sede del gobierno de Río de Janeiro o invadir el Congreso.

Lo que están diciendo, sobre todo los más jóvenes, explicaba en la televisión el historiador Francisco Carlos Teixeira, es que los políticos “ya no les representan”. Por eso arremetieron anoche contra los símbolos del poder político en Río y en Brasilia.

Desde la presidencia de la República, la presidenta Dilma Rousseff, mandó decir que existe en el país el derecho a la libre manifestación y que es típico de los jóvenes protestar. El expresidente Lula da Silva, aún una fuerte referencia en Brasil, salió también al ruedo para decir que sólo “un irracional podía estar en contra de las manifestaciones”.

Histórico líder sindical, Lula apeló a que las reivindicaciones se traten con “negociaciones”. Lo sucedido en la noche de este lunes, sin embargo, no facilita esas negociaciones porque no existen líderes con poder en el movimiento, ni se trata de una lista de reivindicaciones sindicales. “Queremos un nuevo Brasil”, rezaban los carteles. Y las quejas iban desde el precio de los transportes, a las deficiencias en la educación y en la sanidad, pasando por la corrupción política.

Nadie sabe cómo es ese nuevo Brasil que profetizaban los cientos de miles de personas que anoche invadieron las ciudades. Pero para varios analistas políticos quedó claro que se trata de una “insatisfacción e irritación difusa”, como dijo la periodista Eliane Cantanhêde, quien añadió que el momento no era de respuestas “sino de dudas e interrogantes”.

El líder de la oposición, Aecio Neves afirmó que existe hoy “insatisfacción en la calle” y hasta el ministro Gilberto Carvalho, hombre de confianza de Lula, admitió que esos jóvenes que se han echado a la calle “nos aportan angustia”.

La gente en Brasil, que los próximos días seguirá saliendo de nuevo a manifestar su protesta en 220 ciudades no lucha contra una dictadura; ni siquiera contra el Gobierno. Quiere más, como ya dijimos este lunes. La gran incógnita es como quieren conseguirlo, quién cristalizará esa protesta sin líderes, que al mismo tiempo afirma que los políticos de turno “no les representan”.

Si existe “angustia difusa” en la calle, esa angustia se ha trasladado anoche como un aldabonazo hasta el Palacio Presidencial, donde se sienta la mandataria Dilma Rousseff, antigua guerrillera y luchadora contra la dictadura cuando tenía la edad de los que esta noche intentaron ocupar el Congreso.

Su papeleta no es fácil, pero quizás su biografía la pueda ayudar a buscar respuestas a esa insatisfacción de un país que hasta ayer estaba mudo y que de repente, sin que nadie lo esperara, retomó su voz.

Esa voz estuvo bordada de muchas notas: unos lloraban de emoción en la calle y se abrazaban. Otros se dedicaron al vandalismo y a manchar aquella fiesta que, aunque difícil de definir, fue sin duda celebrada por la inmensa mayoría en el tablado de la democracia, de una democracia más de todos, más auténtica, más participativa, donde cada uno y no unos pocos, puedan tener no sólo voto sino también voz.

———————————————————————————————————————————————-

Reclama Brasil cambio “urgente y profundo” en gobernanza global

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, defendió hoy un cambio “urgente y profundo” en la estructura de gobernanza global, con mayor poder de decisión para países emergentes en instituciones como el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU)

 2013-06-18 / agencia de xinhua

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, defendió hoy un cambio “urgente y profundo” en la estructura de gobernanza global, con mayor poder de decisión para países emergentes en instituciones como el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU).

En un discurso ante la nueva generación de egresados del Instituto Río Branco, la escuela de diplomáticos de Itamaraty, la cancillería brasileña, Rousseff pidió la actualización de esos organismos para adecuarse a la realidad del mundo actual.

“La gobernanza mundial necesita de un cambio urgente y profundo”, destacó la mandataria.

Rousseff criticó también la sustitución de acuerdos amplios y multilaterales por acuerdos bilaterales entre los países en el plano comercial, que según ella pueden tener un efecto proteccionista y aislar a las naciones.

“Al ver la crisis no proponíamos, no propusimos y no proponemos el aislamiento, el proteccionismo, pero sí la consolidación de nuestra cooperación, ampliando y fortaleciendo los lazos regionales”, afirmó.

“Los problemas en nuestro comercio exterior sólo se pueden resolver en el marco multilateral y regional. Los acuerdos bilaterales, sobre todo aquellos entre economías asimétricas, ofrecen muchas veces la ilusión de beneficios inmediatos, pero terminan por producir el efecto opuesto”, afirmó.

Estas declaraciones de Rousseff ocurren en el contexto de las negociaciones entre Estados Unidos y la Unión Europea (UE), que buscan la suscripción de un acuerdo de libre comercio.

Asimismo, ocurren antes de la asunción en septiembre del nuevo director general electo de la Organización Mundial de Comercio (OMC), el brasileño Roberto Azevedo, quien buscará la reanudación de la Ronda de Doha.

La presidenta defendió la profundización de la cooperación y reivindicó la aproximación con otros países en desarrollo, como el grupo BRICS -Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica-, y las relaciones con países de América del Sur, Africa y las naciones árabes.

“Todos esos instrumentos no nos alejaron de los países desarrollados. Tenemos relaciones extremadamente calificadas con la Unión Europea y los Estados Unidos”, señaló.

Rousseff criticó, por otra parte, la adopción de acciones intervencionistas en países en crisis, en vez del respaldo al diálogo y a las negociaciones de paz.

“Eso nos lleva a una clara defensa del multilateralismo como condición de afirmación de la personalidad propia de todos los pueblos y también de Brasil; el multilateralismo como único instrumento capaz de resolver graves diferendos mundiales”, señaló.

La líder brasileña se refirió a los conflictos armados en el mundo, como los enfrentamientos entre palestinos e israelíes y la crisis en Siria, que se extiende por 26 meses.

“(Las acciones deben ocurrir) en un clima de respeto mutuo y sin imposiciones unilaterales; de hecho esa es una caracterítica que hace que Brasil sea respetado por muchos pueblos”, resaltó Rousseff.

Lanacion.com (Argentina)

Anuncios

One Comment to “Ira en las calles de Brasil”

  1. Ira en las calles de Brasil | Dossier El Gran Fundamento, ¿Que mas nos puedes explicar?, me resulta insterense esta articulo. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: