Croacia en la Unión Europea


—————————————————————————————-

La UE suma a Croacia y está al borde de frenar la década de expansión oriental

Con Croacia, la UE contará 11 naciones más que solían estar en regímenes comunistas, con un total de más de 100 millones de personas y unos US$1.400 billones de volumen de producción económica conjunta.

por Bloomberg News – 01/07/2013 – Latercera

La Unión Europea (UE) está a punto de frenar nueve años de expansión oriental con la inclusión de Croacia que se producirá el 1 de julio, que bien podría ser el último país ex comunista en sumarse este decenio al bloque comercial más grande del mundo.

Con Croacia, la UE contará 11 naciones más que solían estar en regímenes comunistas, con un total de más de 100 millones de personas y unos US$1.400 billones de volumen de producción económica conjunta. En consecuencia, 45 millones de habitantes balcanos, entre los que se cuentan griegos y eslovenos, vivirán con la bandera azul y oro ondeando sobre sus cabezas, pero Albania y el resto de la ex Yugoslavia quedará fuera, en la península.

La región sigue siendo una zona difícil por los chispazos que puede haber desde Kosovo a Bosnia tras las guerras civiles en los Balcanes, que tuvieron lugar durante la década de los años ’90, que fue el conflicto más sangriento de Europa desde la Segunda Guerra Mundial. La crisis global perjudicó los esfuerzos tendentes a reconstruir la vida político-económica  y pueden demorar la próxima expansión de la UE, por lo menos, siete años, según Tyrtko Jakovina, quien es profesor de Historia en la universidad de Zagreb.

“Ninguno de estos países, entre los que se cuentan los candidatos Montenegro y también Serbia, se podrá unir antes de 2020”, dijo Jakovina durante una entrevista telefónica que se hizo ayer. Eso se debe “mayormente a que no es probable que concluyan las conversaciones antes de esa fecha, y también a causa de que, en la Unión Europea, agrandarse no despierta entusiasmo”.

Serbia, la ex enemiga de Croacia, llegó a ser candidata a la membrecía de la UE en marzo de 2012.  Al finalizar hoy la cumbre de Bruselas, los líderes de la UE fijarán enero de 2014 como fecha de comienzo de las conversaciones de ingreso, según consta en un documento borrador.

El desafío Serbia

Conseguir el ingreso le tomó a Croacia casi ocho años contados desde el comienzo de las negociaciones, pero las conversaciones establecidas con Serbia tendrán que dirimir cuestiones entre las que se cuenta el estatus de Kosovo, que fue una provincia de aquella a la que se le dio reconocimiento de Estado independiente con las declaraciones de 22 países de la UE y la de Croacia.

Pese a que conseguir la fecha es “Buena noticia” para Serbia, este país no estará en condiciones de sumarse hasta tanto las relaciones que mantiene con Kosovo se “normalicen”, dijo Timothy Ash, economista de mercados emergentes del Standard Bank Plc Londres.

Kosovo y el área autónoma de Bosnia podrían “aparecer como una de las condiciones del proceso de negociación, si se tiene en cuenta que Alemania quiere que se incluya a Kosovo en algunos de los capítulos que se van a negociar”, dijo Predrag Simic, analista político de Belgrado, durante una entrevista telefónica que se hizo ayer.

Atrapada a presión entre Croacia y Serbia, Bosnia-Herzegovina, con divisiones políticas de serbios, croatas y musulmanes bosnios, tiene supervisión internacional para el mantenimiento de la paz desde que el acuerdo de paz logrado por la intermediación de Estados Unidos terminó en una guerra de cuatro años en 1995. Más al Sudeste, la búsqueda de membrecía en la UE que persigue Macedonia quedó estancada en medio de las impugnaciones referidas al nombre del país que presentó Grecia.

———————————————————————————————————————————————–

Más del 50% está desempleado

La Croacia de la Unión Europea no es país para jóvenes

Héctor Estepa

  • Hasta el 70% de los jóvenes croatas quieren abandonar el país

Héctor Estepa | Zagreb – El Mundo.es

domingo 30/06/2013 

Tina Pekech es una estudiante croata de biología. Pronto terminará sus exámenes finales y se licenciará. En cuanto consiga el título se marchará del país. Hasta el 70% de los jóvenes croatas pretende abandonar un estado para muchos disfuncional y víctima de la corrupción: “Aquí no hay trabajo. Me alegro de que Croacia entre en Europa. Será más fácil marcharme a estudiar o a trabajar fuera”, explica la estudiante.

El estado balcánico ingresará este lunes en la Unión Europea (UE) sumido en una larga recesión. Su PIB ha descendido más de un 10% desde 2009 y el desempleo ha alcanzado al 20% de la población activa. La situación es especialmente crítica para los jóvenes como Tina: más del 50% carece de trabajo.

Según muchos expertos, la adhesión a la UE podría generar una mayor pérdida de empleos a corto plazo: “La expansión del mercado será bienvenida por unas pocas compañías orientadas a la exportación pero muchas empresas más pequeñas, en especial las que son sostenidas por los subsidios del gobierno, van a encontrarse en grandes problemas”, alerta a ELMUNDO.es el politólogo Viseslav Raos.

Dicha situación podría provocar un éxodo de trabajadores croatas a otros países de Europa. Países como Austria y Alemania ya han declarado que recurrirán a su derecho de ‘moratoria’ para evitar grandes flujos migratorios de profesionales croatas hacia sus territorios. También España tiene previsto ejecutarla a pesar de no ser un destino atractivo por su alto desempleo juvenil: “Tenemos una gran fuga de cerebros. Ni sabemos cuántos se han ido ya. Nunca vuelven y queda la gente menos educada llevando las riendas del país”, lamenta el activista Marko Gregovic, de 30 años.

Él es uno de los jóvenes más inconformistas de Croacia. Hace unos meses decidió crear un nuevo partido político junto a 15 amigos. Lo bautizaron con el nombre de Za Grad (“Por la ciudad”, en croata) y crearon estructuras de participación ciudadana mediante las redes sociales. Su éxito ha sido notable: consiguieron un 4% de los votos en las elecciones a la alcaldía de Zagreb con tan sólo tres meses a de campaña.

Corrupción

“Queremos ofrecer a la gente una verdadera opción política. Aquí la mayoría vota al mal menor”, explica Gregovic. Antes de crear el partido había estado estudiando en Budapest. Consiguió una beca tras haber pasado nueve meses sin encontrar trabajo: “el nepotismo en Croacia es enorme. Primero van los amigos o los primos y después el desempleado sin contactos“, critica el joven activista.

También señala las falta de transparencia en las relaciones del estado con la empresa privada: “El principal problema de la corrupción es que se ha generalizado. Muchos no creen que se puedan hacer las cosas de manera diferente“, lamenta Gregovic. “Tememos que esa falta de transparencia acabe en la retención de los fondos europeos como sucedió en Bulgaria. Sólo los croatas podremos acabar con la corrupción, Europa no puede ayudarnos”, explica. De momento, Za Grad va viento en popa. Se ha convertido rápidamente en el partido con más seguidores en las redes sociales.

También preocupa a los jóvenes las dificultades para cobrar su pensión en un futuro. Sólo 1,2 croatas cotizan a los fondos de pensiones por cada pensionista, haciendo el sistema de subsidios insostenible. Esa situación se ha producido por la existencia de pensiones “especiales” con un monto por encima de lo normal y dirigido a veteranos de guerra y ex funcionarios de la ex Yugoslavia, entre otros, todavía en edad de trabajar: “la única solución es reavivar la industria para crear empleo”, comenta el eurodiputado Nikola Vuljanic.

Todo ello ha producido una sensación de indiferencia en la mayoría de los jóvenes con respecto a la adhesión de su país a la UE: “nuestra entrada es positiva pero Croacia no se está adaptando bien. Va a haber grandes cambios pero no se van a producir de la noche a la mañana“, subraya Gregovic. Todo parece preparado en Zagreb para dar la bienvenida a la Europa de los 28. Croacia espera mejorar con su ingreso la calidad de vida de sus 4,3 millones de habitantes.

———————————————————————————————————————————————

Miles de personas celebran en Zagreb la entrada oficial de Croacia en la UE

EFE / ZAGREB
Día 01/07/2013 – ABC.es

La ocasión estuvo presidida por los mandatarios croatas y por la cúpula de la UE, encabezada por Herman van Rompuy

Pulse para ver el video
EFE
Varias personas celebran la adhesión de Croacia

Un espectáculo de luz, música y fuegos artificiales ha dado la bienvenida a Croacia a las 22.00 GMT como el 28º socio de la Unión Europea (UE) en una celebración multitudinaria en el centro de Zagreb, a la que han asistido casi dos centenares de dignatarios extranjeros.

En la céntrica plaza de Ban Jelacic miles de personas han seguido en un ambiente festivo la ceremonia que marcó la entrada del primer país en la UE desde el inicio de la crisis que sacude la eurozona en 2008, y poco más de 20 años después de la independencia de Croacia de la antigua Yugoslavia.

La ocasión estuvo presidida por los mandatarios croatas y por la cúpula de la UE, encabezada por Herman van Rompuy como presidente del Consejo Europeo, y el líder de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.

“Habéis devuelto a Croacia a su lugar adecuado, al corazón de Europa“, proclamó Barroso tras afirmar que el país había dado un “cambio enorme” y es una “democracia plena” después de las reformas exigidas por Bruselas. “Hoy es el fin de un proceso y el primer capítulo de una nueva historia de éxito”, afirmó.

Van Rompuy, indicó que la UE basa su fuerza en la solidaridad y la unidad tanto en “los buenos como en los malos tiempos”. “Bienvenidos a casa”, agregó el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, ante una multitud eufórica. A su vez, el primer ministro croata, Zoran Milanovic, calificó esta noche como “histórica” y tendió “la mano a los países de la región para que cumplan con los criterios europeos tan pronto como sea posible”.

El presidente de Croacia, Ivo Josipovic, declaró: “Este es el día en el que nuestros sueños se hicieron realidad. No sólo los de nuestra generación, sino los de muchas generaciones anteriores de nuestro pueblo”. El ingreso en el club comunitario vino acompañado de un espectáculo pirotécnico, el repique de campanas de las principales iglesias y los sones del “Himno a la alegría” de Beethoven.

La ceremonia ha sido seguida por una colorida multitud, en gran parte jóvenes, pero también familias enteras, muchos de ellos agitando banderas croatas y europeas, y que habían seguido desde horas antes un maratón de conciertos para festejar el evento. Sólo en los festejos de Zagreb participan 680 artistas, mientras que otras ciudades croatas han preparado sus propios programas, transmitidos en directo por las principales cadenas de televisión.

La festividad, en cualquier caso, ha sido menos entusiasta que anteriores ingresos de países de Europa del Este en el club comunitario, debido a la crisis económica en un país en recesión desde 2009 y con un paro del 19 %. “Es un acontecimiento histórico y lo apropiado es que lo celebremos con una linda fiesta, claro está, conforme a nuestras posibilidades”, declaró a Efe Tonka, empleada de los ferrocarriles croatas.

A juicio del taxista Alojz, “el festejo es para los políticos. El pueblo necesita trabajo y un sueldo”. Una encuesta del pasado abril mostraba que solo un 7 % de los croatas deseaba que el ingreso en la UE se celebrase con fuegos artificiales y conciertos. El centro de la ciudad estuvo hoy blindado por las medidas de seguridad -hay desplegados 1.100 policías- ante la presencia del mayor número de dignatarios extranjeros que haya visto jamás este país balcánico.

El presidente croata Josipovic y el primer ministro Milanovic, recibieron a los 170 invitados internacionales en la sede del Gobierno y luego les agasajaron con una cena de gala en el cercano Palacio Klovic antes de las celebraciones nocturnas.

Además de los líderes de la UE, entre los asistentes se contaban seis presidentes y ocho primeros ministros de países de la Unión, ocho jefes de Estado y cuatro líderes de Gobierno de los Balcanes, entre otros muchos altos cargos. España ha estado representada por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Croacia se une al bloque comunitario tras más de una década de negociaciones y poco más de veinte años después de declarar su independencia de Yugoslavia, detonante de cuatro años de una guerra en la que murieron alrededor de 20.000 personas. Eslovenia, también en una profunda crisis económica, fue la primera república exyugoslava en unirse a la UE en 2004, un paso al que aspiran otros territorios de la antigua federación como Serbia, Bosnia, Macedonia, Montenegro y Kosovo.

El acceso de Croacia constituye la séptima fase de ampliación del club europeo desde su formación en 1957 y precede a las de Turquía, Macedonia, Islandia, Montenegro y Serbia, los cinco países que en estos momentos ostentan el estatus oficial de candidatos a la adhesión.

————————————————————————————————————————————————

27-06-2013 / EFE

La entrada de Croacia en la Unión Europea (UE), el próximo 1 de julio, supone la primera incorporación al club comunitario de un país marcado por una guerra reciente, que ha dejado heridas tanto en la población como en el territorio del país.

Entre 1991 y 1995 Croacia se enfrentó al entonces Ejército yugoslavo, dominado por los serbios, en un conflicto que dejó más de 15.000 muertos, cientos de miles de heridos así como de desplazados, y una animosidad aún sin resolver entre croatas y serbios, una importante minoría en el país.

El “Museo de la Guerra” de Karlovac, 50 kilómetros al sur de Zagreb, conserva algunos vestigios espeluznantes de este conflicto.

Se trata de restos de edificios destrozados por bombas y carros de combate incendiados, unos “recuerdos” que pueden verse todavía en varias localidades a las que no ha llegado aún la reconstrucción.

Además, sigue habiendo unas 16.000 señales que alertan del peligro de minas en zonas que fueron limítrofes con la rebelde “República Serbia de Krajina”.

Según datos oficiales de abril, unos 673 kilómetros cuadrados o un 1,2 % del territorio de Croacia, son considerados zona de riesgo y podrían esconder todavía unas 90.000 minas, más una cantidad desconocida de otros proyectiles no detonados.

El Gobierno pretende limpiar todo su territorio de minas y otros artefactos hasta el año 2019.

“Pero las peores secuelas son las invisibles, las heridas en las almas. En la guerra perecieron unas 15.000 personas, unas 1.700 todavía se consideran como ‘desaparecidas’, de modo que sus familiares no saben siquiera donde están sus tumbas”, comenta a Efe el sociólogo Andjelko Milardovic.

Este experto destaca que otra de las mayores consecuencias de la guerra es el retraso económico, en parte por la privatización realizada bajo las condiciones no transparentes de la guerra, que resultó ser el “robo del siglo” y destruyó industrias enteras.

Vesna Terselic, directora de “Documenta” un centro de estudios de la memoria histórica, y Premio Nobel de la Paz Alternativo de 1998, destaca que los efectos de la guerra siguen siendo especialmente patentes entre las víctimas civiles.

“Solo parte de los crímenes cometidos han sido juzgados, tanto contra víctimas croatas como serbias”, afirma, y asegura que ni siquiera se dispone de cifras exactas.

La Comisión Europea señaló en su último informe sobre el progreso de Croacia que se necesita resolver aún el problema de la impunidad de ciertos crímenes de guerra cometidos por las fuerzas croatas.

El número de serbios en Croacia disminuyó drásticamente de un 15 por ciento de la población antes de la guerra, hasta el 4,5 por ciento actual.

Aunque en el Gobierno del social-demócrata Zoran Milanovic figuran tres ministros serbios y Croacia tiene una legislación que garantiza un alto nivel de respeto a los derechos de las minorías, la situación sobre el terreno deja mucho que desear.

“El lento cumplimiento de los derechos de los refugiados serbios, las dificultades para su reintegración, para la reconstrucción y recuperación de sus bienes, testimonian que las consecuencias de la guerra todavía se sienten mucho”, asegura a Efe Mile Horvat, diputado serbio en el Parlamento.

Veteranos de guerra y nacionalistas croatas amenazan desde hace meses con bloqueos ante la anunciada intención del gobierno de introducir en la ciudad de Vukovar el cirílico serbio como segundo alfabeto oficial, como lo garantiza la Constitución croata para localidades donde un tercio de la población es serbia.

“En Vukovar, el cirílico no es un alfabeto, no es símbolo de un pueblo, sino de la agresión, de las violaciones”, declara Ruza Tomasic, que en las elecciones del pasado abril ganó un escaño en el Parlamento Europeo con su discurso ultranacionalista.

Tomasic y sus partidarios no se oponen al uso del cirílico en otras localidades, pero consideran que Vukovar, conocida como la “ciudad mártir”, debe ser una excepción por los graves sufrimientos que padeció la población croata a manos de las tropas serbias.

No obstante, en las elecciones locales de mayo, en esta ciudad volvió a ganar el alcalde “pro-cirílico”, algo que no habría sido posible sin el apoyo de buena parte de los votantes croatas.

“A pesar de algunas excepciones, Croacia es hoy muy diferente de lo que fue hace 15, 20 años, en la posguerra. La discriminación es hoy un problema individual y no un fenómeno general”, asegura con cierto optimismo Nikola Kristic, presidente de Transparencia Internacional en Croacia.

———————————————————————————————————————————————–

Croacia se convierte en el miembro número 28 de la Unión Europea

Domingo 30 junio 2013
Patricia Acuña |  Agencia AFP – Radio Bío-Bío
Imagen:garethr (CC)Imagen: garethr (CC)

Mientras los fuegos artificiales iluminaban el cielo de Zagreb, decenas de miles de croatas en todo el país aplaudieron la adhesión a la Unión Europea de su país, 22 años después de la proclamación de su independencia de la ex Yugoslavia.

“Bienvenidos a la Unión Europea”, exclamó el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, a la multitud reunida en Zagreb, poco antes de que “La oda a la alegría” de Beethoven consagrase la integración de Croacia como el 28vo miembro del bloque europeo.

“Esta es una noche histórica. Ustedes han devuelto a Croacia a su legítimo lugar en el corazón de Europa”, agregó.

En su discurso, el presidente croata, Ivo Josipovic, invitó a sus compatriotas al optimismo.

“No dejemos que la nube de la crisis económica ensombrezca nuestro optimismo. La crisis es un reto, una invitación para hacer que mañana sea un mejor día que hoy”, dijo.

En los tres escenarios levantados en la plaza central de Zagreb, más de 700 artistas, cantantes, músicos y bailarines se presentaron ante la multitud encantada. Celebraciones similares se llevaron a cabo en las ciudades de Split y Dubrovnik, así como en Varazdin y Riejka.

A medianoche, el letrero con la inscripción “Aduana” fue simbólicamente retirado de la frontera con Eslovenia, la única ex república yugoslava que hasta ahora se ha integrado a la Unión Europea (2004), tras el desmantelamiento de la antigua federación comunista.

Al mismo tiempo, un letrero con el logotipo de la UE fue instalado en la frontera con Serbia, un país al que Bruselas dio luz verde, el viernes, para la apertura de negociaciones de adhesión.

Los presidentes de todos los países de los Balcanes estaban presentes en Zagreb.

Un centenar de dirigentes internacionales, entre ellos el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, asistieron a la fiesta de la adhesión croata.

Además de los líderes europeos, ninguna otra personalidad internacional anunció su participación.

Croacia es el primer país que se suma a la UE desde la adhesión, en 2007, de Rumanía y Bulgaria.

Croacia está en recesión desde 2009 y el desempleo afecta a un 20% de los 4,2 millones de personas.

El gobierno de centro-izquierda espera que la adhesión a la UE fomentará la inversión extranjera que el país tanto necesita para reactivar su economía estancada.

En Croacia el PIB está 39% por debajo de la media europea y sólo Rumania y Bulgaria están detrás de Zagreb, según el servicio de estadísticas de la UE.

Los “300.000 parados, ¿qué van a celebrar? ¿La UE tiene una varita mágica para hacer desparecer todos los problemas?”, pregunta un visitante de la página oficial del Gobierno de Croacia en la red Facebook.

“La adhesión a la UE es un genocidio económico cometido contra nuestro pueblo”, afirmó por su lado, en un comunicado, la ONG euroescéptica Occupy Croacia. “Las leyes europeas son redactadas para servir a los intereses de las empresas multinacionales ricas por sus vasallos políticos”, añadió.

Según una encuesta reciente, sólo uno de cada siete croatas quería celebrar el acontecimiento con conciertos y fuegos artificiales.

Hace diez años, la mayoría de los croatas veía la adhesión como una forma de dar vuelta la página de las guerras de los años 90, pero las largas negociaciones y las exigencias de Bruselas para allanar el camino convirtieron a muchos en euroescépticos.

Croacia tuvo que presentar un plan de reestructuración de sus astilleros, que subsistían gracias a subsidios gubernamentales. Una medida que significará la supresión de numerosos empleos en este sector que da trabajo a más de 10.000 personas.

Los datos macroeconómicos de Croacia preocupan: el país está en recesión desde 2009 y la desocupación afecta al 21% de la población activa. Su PIB es un 39% inferior al del promedio del bloque y solo supera al de Rumania y Bulgaria, según datos oficiales europeos.

Para colmo, la propia UE está confrontada a la crisis de la deuda de la Eurozona y nueve de sus 27 países están en recesión. Y los draconianos ajustes impuestos por Bruselas para acudir al rescate de sus socios más endeudados tampoco alientan a las grandes celebraciones.

————————————————————————————————————————————————-

La UE celebra el ingreso de Croacia y abre la puerta a Serbia

(AFP)

BRUSELAS — Los dirigentes de la Unión Europea (UE), reunidos en una cumbre en Bruselas, celebraron este viernes el ingreso de Croacia en el bloque europeo y abrieron la puerta a Serbia, una etapa “histórica” veinte años después del desmembramiento de la antigua Yugoslavia.

Esta séptima ampliación de la UE en 60 años fue oficializada al segundo día de la cumbre de jefes de Estado y de gobierno, que estuvo dominado nuevamente por los temas económicos y sociales. Adelantando dos días el calendario oficial, el primer ministro croata, Zoran Milanovic, fue invitado a participar en la cumbre.

“Se trata verdaderamente de un momento histórico para Croacia. Son ahora miembros de la Unión Europea”, declaró Herman Van Rompuy, presidente del Consejo Europeo, cosechando los aplausos de los mandatarios. “Vuestro ingreso (…) luego de un reciente período de guerra, nos recuerda el objetivo fundamental de Europa: vivir juntos en paz, vivir juntos con prosperidad”, agregó. Esta adhesión ofrecerá a Croacia “nuevas oportunidades y nuevas responsabilidades”, dijo Van Rompuy.

Visiblemente emocionado, Milanovic prometió que su país estaría a la altura de lo que esperan los europeos. También tuvo un gesto hacia Serbia al asegurar que Zagreb “hará todo por ayudar” a sus vecinos a ingresar en la Unión. En esta cumbre los dirigentes acordaron iniciar negociaciones de adhesión con Serbia a “más tardar en enero” de 2014.

“Estamos frente a un momento histórico para los balcanes y para Europa en su totalidad”, dijo el presidente del Consejo Europeo Herman Van Rompuy al ratificar el que los 27 miembros del bloque decidieron iniciar las negociaciones con Serbia. “Celebro especialmente la decisión de fijar una fecha para el comienzo de las negociaciones con Serbia”, dijo por su parte el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, en una conferencia de prensa al terminar la cumbre.

El inicio de las negociaciones con Serbia es un “paso clave para Kosovo”, añadió. “Podrán estar seguros de que Serbia hará todo para acelerar las reformas. No podemos perder tiempo, pertenecemos a la familia europea”, afirmó el primer ministro serbio, Ivica Dacic, esta semana en Bruselas. Serbia, candidato a la adhesión desde marzo de 2012, ve así recompensados sus esfuerzos en la perspectiva de una normalización de sus relaciones con su ex provincia Kosovo.

Belgrado y Pristina firmaron el 19 de abril pasado un acuerdo presentado como “histórico” para normalizar sus relaciones tras meses de difíciles negociaciones. El ingreso de Serbia a la UE podría tomar varios años, como fue el caso con Croacia que oficialmente será el 28º miembro de la UE el lunes pero que tardó ocho años en armonizar su legislación con la reglamentación europea. En especial desde el comienzo de la crisis financiera.

Las normas europeas son más exigentes desde entonces, en particular por las dificultades que tuvieron los últimos dos países que ingresaron en el bloque en 2007, Bulgaria y Rumania. Además de Serbia cuatro países de la ex-Yugoslavia son considerados como candidatos potenciales a ingresar en la UE: Montenegro, Macedonia, Bosnia-Herzegovina y Kosovo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: