Protestas en Egipto


—————————————————————————————–

Arrestan a lí­der de Hermandad Musulmana en Egipto por orden de la fiscalía

El guía espiritual de la Hermandad y su “número dos” llamaron a matar a manifestantes que protestaban ante la sede de la cofradía en El Cairo, según pudo comprobar la fiscalía.

por EFE – 04/07/2013 – Latercera

El lí­der supremo de la Hermandad Musulmana fue detenido en una ciudad costera y trasladado a El Cairo en un helicóptero militar, dijeron el jueves funcionarios de seguridad egipcios.

Los funcionarios dijeron que Mohamed Badie fue detenido el miércoles por la noche en un pueblo turí­stico en Marsa Matrouh, una ciudad costera del Mediterráneo al oeste de El Cairo, no lejos de la frontera con Libia. Badie habí­a estado viviendo en una casa propiedad de un empresario con ví­nculos con la Hermandad.

Los funcionarios hablaron a condición del anonimato porque no estaban autorizados a hablar con la prensa.

Badie está en una lista de los 200 funcionarios de la Hermandad y lí­deres de otros grupos islamistas más buscados.

Más temprano el fiscal Ahmed Ezzeldin dijo que se comprobó la veracidad de los testimonios que apuntan a que el guía espiritual de la Hermandad, Mohamed Badie, y su “número dos”, Jairat al Shater, llamaron a matar a manifestantes que protestaban ante la sede de la cofradía en El Cairo, informó la agencia oficial Mena, por lo que ordenó su captura.

Mientras, Morsi continúa en paradero desconocido de forma oficial, aunque una fuente de los Hermanos Musulmanes dijo hoy que fue separado de su equipo presidencial y trasladado al Ministerio de Defensa, donde está retenido.

Los cuerpos de seguridad comenzaron arrestaron anoche también al presidente del brazo político del Partido Libertad y Justicia (PLJ), Saad Katatni.

También fue detenido el viceguía espiritual de los Hermanos, Mohamed Rachad Bayumi, que, según la agencia oficial Mena, fue trasladado junto a Katatni a la cárcel de la zona de Tora, en las afueras de El Cairo.

Las Fuerzas Armadas egipcias depusieron ayer a Morsi, elegido presidente hace un año, y designaron, como mandatario interino del país, al presidente del Tribunal Constitucional Supremo, Adli Mansur, quien deberá convocar y supervisar las próximas elecciones presidenciales.

FALLECIDOS Y DETENIDOS
Al menos quince personas, entre ellos un oficial de la policía, murieron en enfrentamientos en Egipto tras el anuncio de que las Fuerzas Armadas deponían al presidente del país, informaron los medios oficiales.

Por otro lado, los policías detuvieron en la principal estación de trenes de El Cairo a dos personas que llevaban distintos tipos de armas y que planeaban llevar a cabo agresiones, según Mena.

Una de las personas arrestadas llevaba un explosivo, una pistola y varias balas, y la otra es un manifestante que participaba en las protestas de los islamistas en apoyo a Morsi en la plaza Rabea Adauiya, en el barrio de Ciudad Nasr.

———————————————————————————————————————————————–

Juez Adli Mansur jura como presidente interino de Egipto

Jueves 4 julio 2013 | Radio Bío-Bío
 
Imagen:Ebrunewsde | YouTubeImagen: Ebrunewsde | YouTube

El Presidente del Tribunal Constitucional egipcio, el juez Adli Mansur, prestó juramento este jueves como presidente interino del país, un día después del derrocamiento del islamista Mohamed Mursi por parte del Ejército tras una semana de manifestaciones masivas.

“Me comprometo a preservar el sistema de la República, a respetar la Constitución y la ley y a proteger los intereses del pueblo”, dijo Mansur, designado por el ejército para reemplazar al presidente depuesto, en una breve ceremonia en la sede del Tribunal Constitucional.

Los asistentes a la ceremonia respondieron a sus palabras con un gran aplauso.

Mansur, de 67 años, dirigirá un Gobierno de transición dotado de “plenos poderes” hasta que se celebren elecciones presidenciales y legislativas, anunció el miércoles el Ejército, sin especificar cuánto tiempo durará el período de transición.

———————————————————————————————————————————————-

Adly Mansur, presidente por accidente

PAULA ROSAS@ABC_ES / EGIPTO
Día 04/07/2013 – ABC.es

Mansur fue elegido, por ironías de la historia, por el propio Mursi para encabezar el Constitucional a fines de junio

El nuevo jefe de Estado egipcio, Adly Mansur, se ha convertido en el epítome de lo que viene a ser un presidente por accidente. Nombrado jefe del Tribunal Constitucional apenas unos días antes de que finalizara el pasado mes de junio, anoche fue designado por las Fuerzas Armadas y con el apoyo de gran parte de la oposición, sustituto del ahora depuesto Mohamed Mursi.

El juez, de 68 años y nombrado paradójicamente por Mohamed Mursi, es prácticamente un desconocido para la opinión pública egipcia, a pesar de haber ocupado la vicepresidencia del tribunal, al que pertenece desde el año 1992. A finales de junio relevó en el cargo a Maher el Beheiri, que había sido presidente de la mayor autoridad judicial egipcia durante 22 años.

«Este es el inicio de un nuevo comienzo para (la revolución del ) 25 de junio, que el pueblo egipcio ha retomado para recuperar su dignidad y libertad», señaló ayer el exsecretario general de la OIEA, Mohamed El Baradei, que representaba a gran parte de las fuerzas políticas laicas, y al que algunos rumores previos al golpe señalaban como posible presidente interino. La hoja de ruta presentada ayer supone, según el Nobel de la Paz, «un paso para la reconciliación nacional».

Al Azhar y coptos

Los dos principales líderes religiosos del país también apoyaron ayer el paso dado por el Ejército tras la presión de la oposición en las calles. El gran jeque de Al Azhar, Ahmed el Tayeb, aseguró que su respaldo a la petición de convocar elecciones presidenciales anticipadas responde al precepto islámico que exige elegir el mal menor, y señaló que la iniciativa podrá «tender puentes» en la sociedad egipcia. Por su parte, el papa copto Teodoro II aseguró que la hoja de ruta consensuada con las Fuerzas Armadas ofrece una «visión política» y ofrecerá seguridad para todos los egipcios.

Poco después del anuncio en la televisión estatal, se cortó la retransmisión de varios canales islamistas que, al parecer, fueron evacuados por la policía.

———————————————————————————————————————————————

Rusia pide a las fuerzas políticas egipcias contención y que no usen la violencia

(EFE)

Moscú, 4 jul (EFE).- Rusia pidió hoy a todas las fuerzas políticas egipcias que no usen la violencia y muestren contención en su primera reacción oficial al golpe de Estado militar que depuso al presidente de Egipto, Mohamed Mursi.

“Creemos importante que todas las fuerzas políticas de Egipto muestren contención, se guíen por los intereses supremos de toda la nación y demuestren con sus actos su determinación para resolver los problemas políticos y socio-económicos en un marco democrático, sin violencia”, señala un comunicado del Ministerio de Exterior ruso.

Moscú también ha instado a las fuerzas egipcias a que tengan “en cuenta los intereses de todos los estratos y confesiones de la sociedad egipcia sin excepción”.

Al mismo tiempo, la cancillería rusa recomendó a sus ciudadanos en Egipto “evitar los lugares donde se desarrollan las acciones de protesta y tensión social”.

También aconsejó a las decenas de miles de turistas rusos que viajan a Egipto en estos meses de verano “tener en cuenta el desarrollo de la situación general (en el país árabe) y evitar salir de las zonas turísticas”.

“Moscú sigue con atención el desarrollo de la situación en Egipto, país unido a Rusia por sus históricas relaciones de amistad y cooperación en pie de igualdad”, subraya el documento del Ministerio de Exteriores.

La cancillería recuerda que desde el inicio ya hace más de dos años de la Primavera Árabe en el Cairo, Rusia “declaró su apoyo a las legítimas aspiraciones del pueblo egipcio a una vida mejor con condiciones de libertad y las reformas democráticas”.

“Esta postura de Rusia es una postura de principios e inamovible”, concluye la diplomacia rusa.

Las Fuerzas Armadas egipcias derrocaron ayer al presidente del país, elegido hace un año, y suspendieron la Constitución de corte islamista, a la vez que anunciaron que el titular del Tribunal Constitucional, Adli Mansur, asume provisionalmente la Jefatura del Estado.

————————————————————————————————————————————————-

04-07-2013 / EFE

Marruecos subrayó esta noche la necesidad de preservar la unidad nacional de Egipto y de alcanzar las aspiraciones legítimas del pueblo en el marco de los principios de la democracia.

El Ministerio de Asuntos Exteriores marroquí indicó a través de un comunicado, recogido por la agencia MAP, “la necesidad de mantener la unidad nacional de este país, la seguridad del pueblo, su estabilidad y alcanzar sus aspiraciones legítimas en el marco de los principios de la libertad y democracia”.

“Marruecos ha seguido con gran preocupación y gran interés los últimos acontecimientos de la República egipcia”, añadió el ministerio en un escueto comunicado.

Las Fuerzas Armadas egipcias depusieron el miércoles al presidente Mohamed Mursi, elegido hace un año, y suspendieron la Constitución, en un movimiento que vuelve a situar a Egipto rumbo a lo desconocido.

Como mandatario interino del país en sustitución de Mursi, los militares designaron al presidente del Tribunal Constitucional Supremo, Adli Mansur, quien deberá convocar y supervisar las próximas elecciones presidenciales.

———————————————————————————————————————————————-

La Fiscalía ordena detener a los líderes de los Hermanos Musulmanes

Egipcios celebran la caída de Mursi y la llegada de Mansur, en El Cairo. | EfeEgipcios celebran la caída de Mursi y la llegada de Mansur, en El Cairo. | Efe
  • Adli Mansur jura como nuevo presidente de los egipcios
  • El líder del Constitucional toma las riendas de la Jefatura de Estado
  • Ocupará el poder hasta la celebración de elecciones presidenciales
  • El Baradei, primera opción para liderar el Gobierno de unidad nacional
  • Mohamed Mursi se encuentra retenido en el Ministerio de Defensa

Francisco Carrión | El Cairo – El Mundo.es

jueves 04/07/2013

Los egipcios despiertan este jueves con nuevo presidente. Apenas 24 horas después del derrocamiento del islamista Mohamed Mursi, su sucesor ha tomado posesión. El que fuera presidente del Tribunal Constitucional Adli Mansur ha jurado esta mañana como nuevo ‘rais’ del país. La Jefatura de Estado queda en manos de un magistrado de 67 años.

“Juro por dios respetar la Constitución y la ley para gobernar con justicia“, ha señalado Adli en la toma de posesión. El magistrado fue nombrado presidente del Tribunal Constitución el pasado mayo. Su cargo al frente de la máxima autoridad judicial del país comenzó el 30 de junio después de la jubilación de Maher el Beheiri. Mansur sirvió como vicepresidente del Tribunal desde el año 1992.

Mansur participó en la redacción de la ley que supervisó las elecciones presidenciales de 2012, en las que venció Mohamed Mursi e incluía el calendario legal de los comicios. Nacido en 1945, Mansur es graduado de la escuela de derecho en 1967 y trabajó en el Consejo de Estado de Egipto.

En su breve discurso de investidura, Adli ha ensalzado a los participantes en el “glorioso 30 de junio” (fecha de inicio de las protestas contra Mohamed Mursi) y ha alabado a los medios de comunicación que “han iluminado el camino de la nación y han descubierto los fracasos del antiguo régimen”. Además, ha saludado al ejército, el poder judicial y la policía.

Primeros pasos

Poco después de estas palabras, la Fiscalía egipcia ha ordenado la detención de los dos máximos líderes de los Hermanos Musulmanes: el guía espiritual de la Hermandad, Mohamed Badía, y su ‘número dos’, Jairat al Shater. Ambos están acusados de instigar el asesinato de manifestantes que protestaban contra el depuesto Mursi.

A primera hora de la tarde, las fuerzas de seguridad egipcias seguían cebándose contra el núcleo duro de los Hermanos Musulmanes. Según la agencia estatal de noticias, otros dos gerifaltes de la cofradía han sido enviados a la prisión de Tora, el centro penitenciario en el que permanecen desde hace dos años destacados dirigentes de la dictadura de Hosni Mubarak, incluido el dictador y sus hijos Alaa y Gamal. Los nuevos presos, históricos de la Hermandad, son el presidente de su ‘brazo político’ Mohamed Saad el Katatni y uno de los vicepresidentes de la cofradía, Mohamed Rashad el Bayumi

Los militares están acelerando la formación de un gobierno de unidad nacional, siguiendo la hoja de ruta pactada con oposición y líderes religiosos. Y, según fuentes militares, políticas y diplomáticas, todas las miradas están puestas en el líder opositor como primer ministro: a sus 71 años, el premio Nobel de la Paz Mohamed el Baradei es la primera opción. No es la primera vez que suena el veterano diplomático. Desde la caída de Hosni Mubarak, hace dos años y medio, su nombre ha aparecido insistentemente en las quinielas para liderar los gabinetes.

Mursi, retenido

Mientras tanto, Mohamed Mursi continúa privado de libertad. Si ayer se decía que se encontraba en un cuartel de la Guardia Revolucionaria, hoy se ha informado de que el islamista se halla retenido en el Ministerio de Defensa.

Mursi está detenido junto a otros jefes de los Hermanos Musulmanes, a la vez que la Carta Magna sigue a su vez suspendida.

———————————————————————————————————————————————-

Los militares catapultan a la presidencia de Egipto a un juez desconocido

(AFP)

EL CAIRO — El nuevo presidente interino de Egipto, Adly Mansur, llevaba dos días como presidente del Tribunal Supremo Constitucional cuando el ejército lo designó para dirigir al Estado más poblado del mundo árabe.

Mansur toma las riendas de una nación fuertemente dividida por la expulsión de su primer presidente libremente elegido, Mohamed Mursi, tras días de sangrientos enfrentamientos entre sus seguidores islamistas y la oposición, cada vez más numerosa.

Ironías del destino, Mansur fue designado a la presidencia de la máxima autoridad constitucional egipcia por el propio Mursi y se ha visto propulsado al poder político después de que el ejército suspendiera la Constitución.

Este padre de tres hijos de 67 años, que estudió con una beca en la prestigiosa Escuela Nacional de Administración francesa, la ENA, se desempeñó como juez bajo el régimen del hombre fuerte Hosni Mubarak.

Trabajó en los tribunales religiosos públicos, que dictan ‘fatwas’ o edictos religiosos, así como en los tribunales civiles y penales.

Mansur ayudó a redactar la ley electoral que supervisó los comicios presidenciales que llevaron a Mursi al poder en 2012, que contemplaba el establecimiento de un marco legal para la campaña electoral.

Desde 1992, ocupó el cargo de presidente adjunto del Tribunal Supremo Constitucional.

A diferencia de los principales líderes de la oposición -entre ellos el premio Nobel de la Paz Mohamed ElBaradei y el exsecretario general de la Liga Árabe Amr Musa-, Mansur ha sido un desconocido, lo que quizá convenga a los planes del ejército de buscar una figura neutral para tratar de limar asperezas en una transición que se presenta complicada.

Este juez podría haber participado sin ser reconocido por nadie en las gigantescas manifestaciones registradas en el país el domingo que provocaron la intervención militar el miércoles. Los millones de manifestantes movilizados por los opositores a los Hermanos Musulmanes durante los turbulentos 12 meses de la presidencia de Mursi, nunca enarbolaron su foto.

———————————————————————————————————————————————

04 de julio de 2013

Quién es Adly Mansour, el presidente interino de Egipto

  • BBCMundo.com

Adly Mahmud Mansour, jefe de la Corte Constitucional Suprema de Egipto, se convirtió este jueves en el líder interino del país luego de que el Ejército derrocara a Mohamed Morsi de la Presidencia.

Las Fuerzas Armadas suspendieron la vigencia de la constitución el 3 de julio y su comandante en jefe, el general Abdul Fattah al Sisi, anunció que Mansour se haría cargo de las tareas de la Presidencia hasta la convocatoria a nuevas elecciones.

Mansour fue vicejefe de la Corte Constitucional durante poco más de diez años, hasta que asumió como su presidente el 1 de julio de 2013 (había sido designado en mayo).

El sitio web egipcio Masrawi lo describe como un hombre “misterioso”, de bajo perfil. De hecho, es poca la información pública sobre Mansour.

Nació en El Cairo en 1945. En 1967 se licenció en derecho en la Universidad de El Cairo y se unió al consejo de Estado en 1970, donde fue escalando posiciones hasta alcanzar el puesto de vicejefe de la Corte Constitucional en 1992.

Segundo al mando

El nombre de Mansour como potencial líder de Egipto emergió el 30 de junio.

Ese día, el primero de la actual ola de protestas, un grupo llamado “al shaab Yureed” (“La Demanda del Pueblo”) repartió una petición entre los manifestantes en la que solicitaba la formación de un consejo presidencial que tomara las riendas del país. El nombre de Mansour figuraba como uno de sus posibles miembros.

El sitio web Masrawi destaca que este es un tiempo de “rápidos cambios” para Mansour, un hombre que pasó los últimos diez años “ocupando el rol de segundo al mando” en la Corte.

Usuarios de Twitter parecen haber recibido en forma positiva la idea de que Mansour ocupe la Presidencia interina y tuitearon mensajes de felicitación.

En diálogo con la organización de noticias egipcia Al-Ahram Al-Shabab, el juez Hamid al Jamal describió a Mansour como “un hombre silencioso y calmo que toma decisiones equilibradas y respetará la voluntad del pueblo egipcio”.

———————————————————————————————————————————————-

El Ejército se lanza a descabezar a los Hermanos Musulmanes

Adli Mansur, hasta ahora el máximo juez de la Corte Constitucional, toma posesión mientras el Ejército mantiene detenido a Morsi y realiza redadas contra los islamistas

 El Cairo 4 JUL 2013 – El País.com (España)
 

La ceremonia se llevó a cabo en el Tribunal Constitucional. / REUTERS – LIVE!

Adly Mansur, de 67 años, ha jurado como presidente interino de Egipto de forma solemne pasadas las once de la mañana, menos de un día después de que el Ejército sacara sus tropas a la calle y apartara de sus funciones a Mohamed Morsi, elegido democráticamente por las urnas hace algo más de un año.Mientras tanto, el Ejército seguía reteniendo a Morsi en los cuarteles generales de la Guardia Republicana, donde se había refugiado horas antes del golpe. La Justicia egipcia ha emitido hoy una orden para prohibir la salida del país al depuesto presidente, que está siendo investigado por las acusaciones de haber insultado al poder judicial.

La sociedad de los Hermanos Musulmanes dijo en la madrugada del jueves que el Ejército había detenido a dos de sus líderes, Saad al Katatni, presidente del Partido Libertad y Justicia, la rama política de la hermandad, y Rashad Bayoumi, vicepresidente de la misma formación política. Además se habían emitido órdenes de arresto de hasta 300 miembros de esa cofradía, incluido su líder, Mohamed Badie. Se cerraron también sus emisoras de televisión, según dijeron fuentes militares, para evitar incitaciones a la violencia.

Masur ha dicho que convocará pronto elecciones legislativas y presidenciales, “porque es el único camino de la justicia”, y ha dado las gracias a los movimientos juveniles populares y al Ejército por impulsar los valores de “la revolución del 30 de junio”, en referencia al domingo, el día en que hasta 17 millones de personas salieron a las calles en Egipto a pedir la marcha del islamista Morsi.

“Juro proteger el sistema de la República, respetar la constitución y la ley y guardar los intereses de la ciudadanía”, dijo Mansur en una ceremonia solemne en la sede de la Corte Constitucional Suprema. En ese momento, nueve cazas de la Fuerza Aérea sobrevolaron la plaza de Tahrir dejando estelas negras, blancas y rojas, los colores de la bandera nacional, arrancando los vítores a los cientos de personas que aún quedan allí desde las celebraciones de anoche. Instantes antes Mansur había jurado su cargo como presidente de ese tribunal, ya que el 19 de mayo Morsi le había elegido para ello pero aún no había podido ser investido. La fecha para ello había sido programada para el 30 de junio, pero las multitudinarias protestas que paralizaron el país lo evitaron.

En la noche y la madrugada del miércoles fallecieron 10 personas en Egipto por enfrentamientos entre partidarios y detractores de Morsi. En sus primeras declaraciones a la prensa tras tomar posesión de su cargo, el Presidente interino Mansur dijo: “El grupo de los Hermanos Musulmanes es parte de este pueblo y están invitados a participar en el proceso de construcción de la nación ya que nadie va a ser excluido, y si responden a esta invitación, serán bienvenidos”.

La Constitución de corte islámico que, con el respaldo de Morsi, aprobaron las urnas con un 64% de votos a favor y un 35% de participación ha quedado suspendida. El Ejército ha estado en control del país durante unas 18 horas, desde que arrestó a Morsi hasta que Mansur juró el cargo. Según los planes que anunció el comandante en jefe del Ejército, general Abdel Fatah al Sisi, en un discurso a la nación, ahora se formará un Gobierno de unidad nacional tecnocrático, que tutelará el proceso de creación de una nueva carta magna. Posteriormente se convocarán las elecciones. Mansur dio garantías en su discurso de que se atendrá a todos esos requerimientos.

Miles de partiarios del Presidente siguen atrincherados en las inmediaciones de la mezquita de Rabia el Adawiya, en el distrito de Ciudad Nasser, al este de El Cairo. Han cortado las calles, y se protegen con escuadrones de hombres armados con palos y cadenas, y protegidos por escudos y cascos. Mantienen que Morsi aún es su presidente. Este, de hecho, se dirigió a ellos a través de un mensaje grabado en el que dijo: “La voluntad del pueblo no puede ignorarse un año después. A esto se le llama democracia selectiva”.

La plaza de Tahrir, en El Cairo, epicentro de las revueltas que en 2011 acabaron con el régimen autoritario de Hosni Mubarak, celebró el golpe hasta ya entrada la mañana. “Victoria de la legitimidad popular”, gritaban los miles de manifestantes. “El Ejército y el pueblo son la misma mano”, “no es un golpe” y “adiós Morsi”, cantaban.

———————————————————————————————————————————————–

3 DE JULIO DE 2013

Militares suspenden la Constitución

Fuerzas Armadas dan golpe de Estado en Egipto y sacan a Mursi del poder

El anuncio lo hizo el comandante Abdul Fattah al Sisi, quien informó el nombramiento como mandatario interino del presidente del Tribunal Constitucional Supremo. También anunció un período de transición durante el cual tanto el derrocado jefe de Estado como los miembros de los Hermanos Musulmanes, organización política que estaba en el poder, no podrán abandonar el país. [En desarrollo]

El comandante de las Fuerzas Armadas de Egipto, Abdul Fattah al Sisi, anunció este miércoles la salida del poder del presidente Mohamed Mursi y la instalación de un gobierno interino que quedará a cargo del presidente del Tribunal Constitucional Supremo.

El jefe militar dijo que la decisión se adoptó luego que el ultimátum que se le había dado al ahora derrocado ex mandatario no rindiera los frutos esperados.

Anunció que desde este momento queda suspendida la Constitución del país y que el mandatario interino tendrá las atribuciones de dictar normas durante un período de transición.

Asimismo, indicó que tendrá la misión de hacer un llamado a nuevas elecciones.

El militar también hizo un llamado a los egipcios a que sigan ejerciendo su derecho a “manifestarse pacíficamente” .

El golpe de Estado, que se produce mientras el Ejército egipcio se movilizaba en todo el país, desató la euforia de los miles de manifestantes congregados en la Plaza Tahrir, que celebraron agitando banderas y lanzando fuegos artificiales.

Se informó que tanto Mursi como los Hermanos Musulmanes no podrán salir de Egipto.

———————————————————————————————————————————————–

Egipto: Ejército desplaza al presidente Morsi y anuncia elecciones

al SisiAl Sisi hizo el anuncio por televisión.

BBC

El jefe de las Fuerzas Armadas de Egipto, el general Abdul Fattah al Sisi, anunció en un comunicado televisado que el presidente del Tribunal Constitucional Supremo asumirá provisionalmente la presidencia de Egipto en lugar de Mohamed Morsi.

Acompañado por líderes religiosos y de la oposición, al Sisi dijo que el nuevo plan establece la suspensión temporal de la constitución, estipula que el jefe de la Corte Constitucional administrará los asuntos de Estado hasta que un nuevo presidente sea elegido, que se formará un gobierno tecnocrático y que el Tribunal Constitucional comenzará a prepararse para nuevas elecciones presidenciales.

La plaza Tahrir de El Cairo, repleta de opositores a Morsi, estalló en gritos de júbilo y fuegos artificiales, mientras que seguidores del desplazado presidente también se manifestaban en otras partes de la capital.

Se desconoce el paradero de Morsi.

La tensión iba en aumento este miércoles en Egipto mientras la población esperaba el comunicado de los militares después de que venciera el ultimátum que el Ejército le había dado al presidente Mohamed Morsi para que resolviera la crisis política del país.

El Ejército se ha desplegado en las calles de la capital, El Cairo, poco después de que expirara el ultimátum, y muchos hablaban de un golpe de Estado.

————————————————————————————————————————————————

Golpe de Estado derroca a Morsi en Egipto

BBC Mundo

Tahrir Una explosión de júbilo inundó la plaza Tahrir tras el anuncio del Ejército egipcio.

El jefe del Ejército en Egipto, general Abdul Fattah al-Sisi, anunció la suspensión de la Constitución del país y el llamado a elecciones al ser sacado del poder el presidente Mohamed Morsi.

El presidente interino del país será desde ahora el jefe de la Corte Constitucional hasta tanto se produzcan los nuevos comicios, dijo al-Sisi.

jefe del EjércitoEl general Abdul Fattah al-Sisi dijo que el presidente interino será el jefe de la Corte Constitucional.

El Ejército se ha desplegado en las calles de El Cairo, poco después de que expirara el ultimátum que las fuerzas armadas le habían dado al gobierno electo de Morsi hace 48 horas.

Los militares ocuparon la televisión y algunos canales árabes dicen que retienen en estos momentos a Morsi. En su cuenta oficial de Twitter, el desplazado presidente señaló que los militares dieron un golpe de Estado.

El general Abdul Fattah al-Sisi apareció en la televisión junto al jeque de la institución islámica de Al Azhar, Ahmed al Tayeb, el papa copto, Teodoro II, y el representante de la oposición, Mohamed El Baradei.

El plan dado a conocer incluye pasos para administrar Egipto durante una corta etapa interina.

Hay marchas a favor y en contra de Morsi y vehículos blindados desplegados cerca de la principal manifestación en favor de Morsi.

Las autoridades aeroportuarias dicen que hay una prohibición de viaje para Morsi y los líderes de su partido, los Hermanos Musulmanes.

Reuniones

El Ejército llevó a cabo intensas conversaciones con los líderes del gobierno y de la oposición.

Los miembros del movimiento opositor Tamarod, que ha movilizado a millones de manifestantes a las calles, también fueron parte de las reuniones.

De igual forma lo fueron las principales figuras religiosas y el líder opositor Mohamed El Baradei. Una fuente de la oposición le dijo a Reuters que El Baradei había instado a las fuerzas armadas a intervenir “para detener el derramamiento de sangre”.

ManifestaciónHay manifestaciones a favor y en contra de Morsi.

Corresponsales en las principales manifestaciones a favor de Morsi en El Cairo dicen que hay enfrentamientos entre el Ejército y los manifestantes.

En el área de Nasr en la capital, el periodista Kareem Fahim del The New York Times escribió en Twitter que los soldados estaban disparando al aire para dispersar a los manifestantes.

Mientras tanto en la Plaza Tahrir la gente celebra la intervención del Ejército y de manera visible -con fuegos artificiales- se nota la algarabía tras los últimos acontecimientos.

El Ejército muestra en estos momentos toda su fuerza al tomar control de El Cairo, según informa el corresponsal de la BBC Quentin Sommerville.

El periodista asegura que un convoy de vehículos blindados se había movilizado hacia la Universidad de El Cairo donde se estaba llevando a cabo la principal manifestación a favor del derrocado presidente Morsi, que insisten con gritos: “No a un régimen militar”.

————————————————————————————————————————————————-

03-07-2013 / EFE

Una explosión de júbilo inundó hoy la plaza Tahrir tras el anuncio del Ejército egipcio, que suspendió la Constitución y declaró al presidente del Tribunal Constitucional como nuevo mandatario provisional del país en lugar del islamista Mohamed Mursi.

Cientos de miles de personas se concentran en la céntrica plaza ondeando banderas de Egipto y bajo el ensordecedor ruido de los fuegos artificiales.

La emoción se ha desbordado en Tahrir, que también fue el epicentro de la revolución que desbancó del poder al presidente Hosni Mubarak en 2011.

Los opositores cantan el himno nacional y canciones patrióticas en señal de alegría, mientras algunos apuntan con rayos láser hacia los helicópteros militares que sobrevuelan la plaza.

“Llevábamos tanto tiempo esperando este momento que ahora que ha ocurrido es emocionante. A Egipto le espera un futuro mejor”, dijo a Efe la joven Joyce Saman, de 23 años.

En las cercanías del palacio presidencial de Itihadiya, los opositores congregados corean lemas contra el gobierno de los Hermanos Musulmanes y saludan la decisión de las Fuerzas Armadas con gritos y aplausos.

Las calles de la capital se han llenado de coches, cuyos conductores tocan las bocinas al unísono, al tiempo que comparsas de personas han salido a pie a festejar la caída de Mursi.

Mientras tanto, la escena es radicalmente distinta en la plaza de Rabea al Adauiya, en el barrio cairota de Ciudad Naser.

Allí los simpatizantes de Mursi que habían acudido para expresar su apoyo al islamista deambulan en silencio y han dejado de levantar banderas.

También se escuchan gritos de “Ilegítimo”, en alusión a la decisión de las Fuerzas Armadas de sustituir a Mursi por el presidente del Tribunal Constitucional.

Los opositores han protagonizado desde el domingo pasado multitudinarias manifestaciones para pedir la renuncia de Mursi y la convocatoria de elecciones presidenciales anticipadas, lo que había sido rechazado por el islamista, que ha defendido en todo momento su legitimidad democrática.

————————————————————————————————————————————————

El (des)gobierno de Morsi

El presidente egipcio ha maniobrado para controlar gran parte del poder ejecutivo, legislativo y judicial. Tras un año de mandato, la economía está peor; las libertades, amenazadas y la sociedad, peligrosamente polarizada

 3 JUL 2013 – El País.com (España)
 
EULOGIA MERLE

Egipto se encuentra al borde del abismo. Un año después de la toma de posesión de Mohamed Morsi como presidente, el país está inmerso en una aguda crisis política, social y económica. Las esperanzas que muchos sectores de la sociedad egipcia habían depositado en los Hermanos Musulmanes han quedado defraudadas ante su manifiesta incapacidad para estabilizar la situación. Tras imponerse en las elecciones presidenciales, Morsi prometió que sería el presidente de todos los egipcios y que no trataría de imponer una agenda islamista, exactamente lo contrario de lo que hizo después. En lugar de negociar un pacto con el resto de fuerzas políticas para superar la compleja situación que atenazaba al país, la Hermandad movilizó a todos sus peones para controlar las principales estructuras estatales en un proceso que los egipcios denominan ijwanización (del árabe ijwan, hermanos). Como único compañero de viaje en esta arriesgada travesía han elegido al movimiento salafista, que aspira a restablecer el califato islámico y es generosamente financiado por Arabia Saudí.

Tras la disolución del Parlamento, el presidente Morsi ha maniobrado para concentrar buena parte del poder ejecutivo, legislativo y, también, judicial. Estos movimientos explican el creciente malestar de los sectores seculares, que consideran que se ha reforzado el presidencialismo y que el Partido de la Libertad y la Justicia, marca política de la Hermandad, disfruta de una situación cuasi monopolística muy parecida a la que, en época de Mubarak, detentó el oficialista Partido Nacional Democrático.

Si bien es cierto que los Hermanos Musulmanes y las fuerzas seculares colaboraron activamente para derribar a Mubarak, desde la llegada al poder de los islamistas el abismo que les separa se ha ido ensanchando hasta hacerse prácticamente infranqueable. El decreto presidencial del 22 de noviembre marcó un punto de no retorno al conceder plena inmunidad a Morsi, quien además se arrogó el derecho de adoptar aquellas medidas que considerase convenientes para “proteger al país y los objetivos de la revolución”. El referéndum constitucional, celebrado a mediados de diciembre, agravó la situación, ya que la nueva carta magna fracasaba a la hora de garantizar las libertades fundamentales. Una muestra del amplio rechazo que generó fue la escasa participación: apenas un 33% del censo electoral (20 puntos por debajo del porcentaje registrado en las elecciones legislativas y presidenciales).

Casi la mitad de la población vive en la pobreza, un 25% con menos de un dólar al día

En estos meses, las posiciones de islamistas y seculares se han polarizado todavía más. El último eslabón de esta cadena de desencuentros lo representa una ambiciosa campaña de desobediencia civil iniciada en abril para reunir tantas firmas como votos obtuvo Morsi en las elecciones. El objetivo final sería desalojar del poder al presidente al considerar que “ha cosechado un rotundo fracaso en sus objetivos, puesto que no ha traído la seguridad ni la justicia social y se ha mostrado incapaz de gobernar una gran nación como Egipto”.

Para tratar de hacer frente al desafío islamista, la oposición secular ha establecido un Frente de Salvación Nacional en el que toman parte tanto los partidos tradicionales (Wafd, Karama y Tagammu) como los de nuevo cuño (Partido de la Constitución, Partido Social Democrático Egipcio o Partido de los Egipcios Libres), así como diversos movimientos juveniles y sindicatos. Sus principales demandas son la retirada del decreto presidencial, la derogación de la Constitución y el establecimiento de una nueva Asamblea Constituyente.

Si bien es cierto que la oposición parece haber extraído algunas lecciones de los errores cometidos desde la caída de Mubarak (entre ellos la falta de liderazgo, la fragmentación política y la incapacidad de articular un discurso que conecte con el electorado), no está del todo claro que dicho frente sea capaz de permanecer unido hasta las próximas elecciones, que se celebrarán en otoño, ya que el único elemento que le cohesiona es su rechazo frontal a Morsi. Las diversas formaciones que toman parte en esta heterogénea coalición mantienen fuertes discrepancias en torno a la hoja de ruta para sacar a Egipto de la profunda crisis en la que se encuentra inmerso.

La tensión entre islamistas y seculares puede causar un choque que haga saltar la frágil transición egipcia

El Gobierno islamista también ha intensificado la presión sobre sus críticos. En los últimos meses se han multiplicado las campañas contra las organizaciones de la sociedad civil y las nuevas centrales sindicales surgidas tras la revolución. Asimismo se ha experimentado un rebrote del sectarismo, como muestran los diversos linchamientos y persecuciones entre la minoría chií (integrada por, al menos, 200.000 personas) y la población copta (unos nueve millones), muchos de ellos alentados desde las filas salafistas.

Junto a la polarización sociopolítica, el principal problema que atenaza a Egipto es su delicada situación económica. No debe pasarse por alto que gran parte de las reivindicaciones de la revolución del 25 de enero de 2011 tenían un trasfondo económico: mayor justicia social, mejor redistribución de la riqueza y creación de puestos de trabajo para la juventud, que representa más de la mitad de la población.

El Proyecto Renacimiento, planteado a bombo y platillo durante la campaña electoral de Morsi, pretendía captar 200.000 millones de dólares en inversiones y alcanzar, en un plazo de cinco años, un crecimiento del 7% anual. Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia, ya que la economía apenas creció el pasado año un 1,8% (frente al 5% del periodo 2006-2010). Entre 2009 y 2012, el déficit fiscal se duplicó, pasando del 5,6% al 11%. Hoy en día, la deuda pública representa ya el 85% del PIB y las divisas están prácticamente agotadas (desde la caída de Mubarak se han gastado dos terceras partes de las reservas). La importación de productos de primera necesidad, como el trigo y el gasóleo, se ha disparado y cada vez es más costosa debido a la depreciación de la moneda local (más de un 15% en los últimos seis meses). La inflación no deja de escalar y ya supera el 11%, mientras casi la mitad de la población vive bajo el umbral de la pobreza (un 25% con menos de un dólar al día y otro 24% con dos). Además, son cada vez más frecuentes los cortes de agua y electricidad.

Ante esta dramática situación, el Gobierno egipcio negocia con el FMI un préstamo de 4.800 millones de dólares, pero no parece dispuesto a asumir el elevado coste electoral que tendría la retirada de las subvenciones a productos básicos como el pan, la electricidad o el gasóleo (que suman una quinta parte del presupuesto). La aplicación de este plan de ajuste podría desencadenar una segunda ola revolucionaria, un escenario explosivo si tenemos en cuenta que los Hermanos Musulmanes deberán someterse nuevamente al veredicto de las urnas en otoño.

La hegemonía política de los islamistas está amenazada y es muy probable que sufran un fuerte castigo en las elecciones

La mayoría de los analistas coinciden en que la hegemonía política de los islamistas está seriamente amenazada. Es más que probable que la formación sufra un fuerte castigo en las próximas elecciones, aunque no está claro quién será el principal beneficiado. Si bien es cierto que parte de dicho voto podría ir a parar a los salafistas, hay quienes consideran que estos también podrían retroceder posiciones por sus divisiones internas. Esta circunstancia podría beneficiar a los partidos islamistas de nuevo cuño, como Egipto Fuerte de Abul Futuh, quien logró casi cuatro millones de votos en las elecciones presidenciales. También el secular Frente de Salvación Nacional, en el que participan Mohamed el Baradei y Amr Musa, podría avanzar posiciones de conseguir mantener su cohesión y movilizar a quienes se abstuvieron en las pasadas elecciones. De lo que no cabe ninguna duda es que la sociedad está cada día más polarizada y que las crecientes tensiones entre islamistas y seculares podrían provocar un choque de trenes que haga saltar en pedazos la frágil transición egipcia. Ante esta posibilidad, los militares se mantienen a la expectativa esperando que se den las condiciones para recuperar el poder que detentaron con mano de hierro durante casi medio siglo.

————————————————————————————————————————————————

03-07-2013 / EFE

Grupos de manifestantes se congregaron hoy en masa en los alrededores del palacio presidencial de Itihadiya y en la plaza Tahrir de El Cairo esperando la salida del poder del presidente egipcio, Mohamed Mursi.

El ambiente es festivo en distintos puntos de la capital, donde los asistentes ondean numerosas banderas de Egipto y corean lemas contra Mursi y los Hermanos Musulmanes, a cuya pertenencia renunció el mandatario antes de asumir la Presidencia.

Cerca del palacio presidencial, los manifestantes reclaman que Mursi sea juzgado por el supuesto asesinato de manifestantes durante su mandato, e incluso gritan consignas que piden su ejecución.

Los asistentes exigen también que los dirigentes del grupo islamista sean presentados ante la justicia.

“Esta noche no habrá Hermanos Musulmanes”, es uno de los lemas más coreados entre los manifestantes, que auguran que las horas de Mursi como presidente están contadas.

Además, los manifestantes estallaron en júbilo al escuchar que las tropas tienen cercados a los seguidores de Mursi en la plaza Rabea al Adauia, en el barrio cairota de Ciudad Naser.

Reaccionaron de la misma manera cuando escucharon por megafonía que al vicepresidente del partido Libertad y Justicia (vinculado a los Hermanos Musulmanes), Esam el Erian, y al del partido islámico Al Wasat, Esam Sultan, se les ha impedido viajar a Jordania desde el aeropuerto de El Cairo.

Mientras, un número cada vez mayor de personas está acudiendo hasta la céntrica plaza Tahrir, cuyos accesos todavía no están bloqueados.

Los egipcios aguardan con expectación el anuncio del plan acordado entre el Ejército y personalidades políticas, religiosas y de corrientes juveniles, después de que haya culminado el ultimátum dado por las Fuerzas Armadas para que Mursi resolviera la crisis.

———————————————————————————————————————————————-

3 DE JULIO DE 2013

Asesor de Mursi denuncia un “golpe de Estado” en Egipto

“Cientos de miles de personas se han reunido en apoyo de la democracia y del presidente. Y no abandonarán por este ataque. Para moverles, tendrá que haber violencia, ya sea del Ejército, de la Policía o de mercenarios. En cualquier caso, habrá un derramamiento de sangre considerable”, sostuvo Esam Hadad.

por  – El Mostrador

Uno de los asesores más cercanos al presidente egipcio, Mohamed Mursi, y alto cargo de los Hermanos Musulmanes, Esam Hadad, calificó los sucesos en Egipto de “golpe de Estado” y pronosticó que generarán mucha violencia.

“Cientos de miles de personas se han reunido en apoyo de la democracia y del presidente. Y no abandonarán por este ataque. Para moverles, tendrá que haber violencia, ya sea del Ejército, de la Policía o de mercenarios. En cualquier caso, habrá un derramamiento de sangre considerable”, dijo Hadad en un comunicado en Facebook.

El asesor, que da por hecho que esta será su última oportunidad para escribir en su página, pidió “llamar a lo que está sucediendo por su verdadero nombre: golpe militar”.

Hadad consideró que el mensaje que se extenderá por el mundo islámico será el de que “la democracia no es para los musulmanes”.

El consejero de Mursi criticó a los que quieren seguir justificando la necesidad de unas elecciones presidenciales anticipadas en el gran número de manifestantes que apoya esa idea.

Además, defendió los intentos del presidente en las últimas semanas de convocar un diálogo nacional pese al rechazo de la oposición, que a su vez “invitaba a los militares a ser los guardianes del gobierno en Egipto”.

“La oposición ha negado rotundamente todas las opciones que implicaban una vuelta a las urnas”, destacó.

Hadad también indicó que, dentro del juego democrático, Mursi no estaba en la obligación de ofrecer una iniciativa como la que presentó ayer y que contemplaba un gobierno de unidad nacional y la reforma constitucional, entre otros puntos.

Para el asesor, solo era cuestión de esperar a las siguientes elecciones y castigar con el voto a Mursi.

———————————————————————————————————————————————-

El Ejército ocupa la televisión estatal y se despliega por distintos puntos de El Cairo

EFE / EL CAIRO
Día 03/07/2013 – ABC.es

Fuentes locales han informado de la presencia de militares fuertemente armados en los alrededores de las embajadas y de la Plaza Tahrir, epicentro de las movilizaciones

El Ejército egipcio ha ocupado el edificio de la televisión estatal, en el distrito de Maspero, y ha desplegado sus vehículos acorazados por otros puntos de El Cairo, incluidos los alrededores de las embajadas y de la plaza Tahrir, según han informado el corresponsal de la NBC y la agencia Reuters. Los militares han pedido a los trabajadores que abandonen el edificio de la televisión, que ha interrumpido sus emisiones en directo.

La televisión pública ha interrumpido sus emisiones en directo

Aparte, el Ejército ha desplegado vehículos acorazados en diversos puntos de la capital, a apenas dos horas de que concluya el ultimátum de 48 horas al Gobierno y a los partidos para que lleguen a un acuerdo político.

Fuentes locales han informado por Twitter de la presencia de militares fuertemente armados en los alrededores de las embajadas y de la Plaza Tahrir de El Cairo, epicentro de las movilizaciones antigubernamentales.

El ministro egipcio de Defensa, Abdel Fatah al Sisi, dijo este miércoles que para los militares «es más honorable morir que ver al pueblo egipcio sentirse aterrorizado o amenazado», después de que Mursi defendió ayer su legitimidad como presidente y rechazara dimitir. En un comunicado titulado «Las horas finales» y difundido a través de la página semioficial de las Fuerzas Armadas en Facebook, Al Sisi juró que el Ejército «sacrificará su sangre por Egipto y su pueblo frente a cada terrorista, extremista o ignorante».

 

Choques en las calles

Al menos 18 personas murieron y otras 619 resultaron heridas en las últimas horas en choques entre partidarios y opositores del presidente egipcio, Mohamed Mursi, en distintas provincias de Egipto, informó hoy el ministerio egipcio de Sanidad.

En un comunicado difundido por la agencia estatal de noticias Mena, el ministerio señaló que los 18 fallecimientos se registraron en los alrededores de la Universidad de El Cairo, donde los islamistasprotagonizaron ayer una manifestación en apoyo del presidente. La nota explicó que 201 heridos reciben todavía tratamiento médico, mientras un total de 418 lesionados abandonaron ya los hospitales después de la mejora de su estado.

Dieciocho personas han muerto en los choques de las últimas horas

Asimismo, añadió que hubo 431 heridos en El Cairo, 47 en la ciudad mediterránea de Alejandría, 25 en la localidad de Beni Suef (al sur de El Cairo), 21 en la de Al Fayum (al sur de El Cairo) y 18 en Luxor (sur).

La situación es tensa en Egipto, donde hoy expira el plazo dado por las Fuerzas Armadas para que Mursi atienda «las demandas del pueblo», en aparente alusión a la convocatoria de elecciones anticipadas que reclama la oposición. Mursi, elegido hace un año, pidió al Ejército que retire su advertencia y sostuvo que el país se enfrenta al «desafío de los seguidores del antiguo régimen» del ex presidente Hosni Mubarak(1981-2011), que «quieren manipular la ira de los jóvenes».

———————————————————————————————————————————————–

3 DE JULIO DE 2013

Mursi dice que la legitimidad es “la única garantía contra la violencia”

“Comete un error quien crea que se puede imponer la legitimidad de la fuerza sobre este pueblo que probó el sabor de la libertad”, aseguró el mandatario egipcio, que alertó de la destrucción de la revolución de 2011, en la que fue depuesto el presidente Hosni Mubarak después de casi 30 años en el poder.

por  – El Mostrador

El presidente egipcio, Mohamed Mursi, dijo este miércoles que la legitimidad “es la única garantía para la estabilidad y contra la violencia”, y reiteró su llamamiento a la formación de un gobierno de unidad nacional que organice elecciones legislativas.

En un comunicado difundido en Facebook, la Presidencia explicó que su propuesta está basada en la “legitimidad constitucional que construyeron juntos los egipcios” y que esta “responde a las demandas del pueblo”.

Mursi se pronunció así antes de que el Ejército emita un comunicado tras reunirse con distintas fuerzas políticas, religiosas y juveniles para abordar la crisis, cuando ya ha expirado el ultimátum que los militares le dieron para “atender las demandas del pueblo”.

El mandatario explicó que su iniciativa busca establecer un gobierno de coalición en los próximos meses hasta la celebración de comicios parlamentarios y un primer ministro de consenso.

Asimismo, responsabilizó a la mayoría de las fuerzas de la oposición de boicotear en los últimos meses los intentos de diálogo lanzados desde la Presidencia.

“Comete un error quien crea que se puede imponer la legitimidad de la fuerza sobre este pueblo que probó el sabor de la libertad”, aseguró Mursi, que alertó de la destrucción de la revolución de 2011, en la que fue depuesto el presidente Hosni Mubarak después de casi 30 años en el poder.

Para Mursi, “la falta de respeto a la legitimidad constitucional amenaza la práctica democrática con un desvío de su camino correcto y la libertad de expresión que ha vivido Egipto después de la revolución”.

Cientos de miles de personas esperan en la cairota plaza Tahrir el comunicado que los militares difundirán en breve.

———————————————————————————————————————————————-

Ejército prohibe la salida de Morsi de Egipto y asesor del presidente habla de “golpe de Estado” en desarrollo

“Cientos de miles de personas se han reunido en apoyo de la democracia y del presidente. Y no abandonarán por este ataque. Para moverlos, tendrá que haber violencia, ya sea del Ejército, de la Policía o de mercenarios”, advirtió el asesor de Morsi, Esam Hadad.

La prensa local informó además que el mandatario egipcio fue puesto bajo arresto domiciliario por militares en la sede de la guardia republicana en El Cairo.

por La Tercera y Agencias – 03/07/2013 –

El presidente egipcio, Mohamed Morsi, y otros dirigentes islamistas tienen prohibido salir de Egipto, indicó este miércoles una fuente de seguridad, mientras asesores del mandatario hablan de un golpe de Estado en deesarrollo.

Funcionarios aeroportuarios confirmaron a la AFP que habían recibido órdenes de impedir que estos dirigentes, incluyendo a Morsi, al líder de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Badie, y al número dos de la cofradía, Jairat al Shater, salgan del país.

Al mismo tiempo, un “flash” la televisión independiente el Hayat informó que el presidente egipcio, Mohamed Morsi, fue puesto bajo arresto domiciliario por militares en la sede de la guardia republicana en El Cairo. No hubo confirmación oficial.

Uno de los asesores más cercanos al presidente Mohamed Mursi y alto cargo de los Hermanos Musulmanes, Esam Hadad, calificó hoy los sucesos en Egipto de “golpe de Estado” y pronosticó que generará mucha violencia. 

“Cientos de miles de personas se han reunido en apoyo de la democracia y del presidente. Y no abandonarán por este ataque. Para moverlos, tendrá que haber violencia, ya sea del Ejército, de la Policía o de mercenarios. En cualquier caso, habrá un derramamiento de sangre considerable”, dijo Hadad en un comunicado en Facebook.

El asesor, que da por hecho que esta será su última oportunidad para escribir en su página, pidió “llamar a lo que está sucediendo por su verdadero nombre: golpe militar”.

En tanto, la cadena de noticias CNN afirmó que un asesor del presidente egipcio calificó la situación como un golpe militar.

En el momento en que expiraba el ultimátum de las Fuerzas Armadas, Morsi llamó a formar un “gobierno de coalición y de consenso”, según la presidencia.

Los militares anunciaron que después de que venciera el plazo del ultimátum lanzado el lunes iban a publicar un comunicado, sin precisar la hora exacta. En el momento en que expiró el ultimátum decenas de miles de personas estaban concentradas en la Plaza Tahrir para exigir la renuncia de Morsi.

———————————————————————————————————————————————–

El Ejército egipcio se despliega en El Cairo

La tensión se dispara en El Cairo a la espera de que los militares se pronuncien, una vez expirado el ultimátum. Varios medios informan que el presidente Morsi se encuentra en manos del Ejército, que ha tomado la televisión.

 El Cairo 3 JUL 2013 – El País.com (España)
 

Morsi desafió al Ejército en su discurso televisado de la noche del martes. / ATLAS

Vehículos blindados del Ejército egipcio se han desplazado hasta Nsr City, en El Cairo, donde algunas tropas han realizado disparos al aire para separar a los manifestantes pro y antimorsi concentrados allí. También se han desplegado tanques en la ciudad de Giza, a unos 20 kilómetros de El Cairo. El Presidente Morsi, por su parte, ha sido trasladado al Ministerio de Defensa “por su propia seguridad”, según el diario Al Arabiya, una información que no ha sido confirmado todavía.

Tropas del Ejército con ayuda de vehículos blindados han ocupado hace unos instantes el edificio de la televisión estatal en el centro de El Cairo, según fuentes de la seguridad citadas por la agencia Reuters. Estas mismas fuentes añaden que los empleados no relacionados con la emisión de programas en directo han abandonado el edificio.

Militares en el edificio de la televisión estatal. / REUTERS-LIVE!

Este movimiento se produce después de que el consejo militar egipcio se haya reunido con caracter de urgencia, según ha confirmado una fuente militar a la agencia de noticias británica Reuters. El jefe de las Fuerzas Armadas de Egipto, Abdel Fatah al Sisi, preside el encuentro y por la tarde emitirá un mensaje. El encuentro tiene lugar horas antes de que a las 17:00 finalice el ultimátum de 48 horas dado por el Ejército al presidente islamista Mohamed Morsi, elegido democráticamente hace un año, para que de respuesta a las demandas de los manifestantes, que desde el viernes pasado han salido a las calles de Egipto reclamando un cambio de Gobierno, y acuerde compartir el poder con la oposición. La fuente militar ha confirmado que a la reunión asisten los comandantes de más peso de las fuerzas armadas del país árabe.

Al presidente de Egipto, Mohamed Morsi, le queda apenas una hora, hasta las cinco de la tarde de este miércoles, para integrar a las fuerzas opositoras en su Gobierno o se enfrentará a una intervención del Ejército que, según fuentes militares, tiene la intención de deponerle e iniciar un proceso de transición de entre nueve y 12 meses en el que se redactará una nueva constitución y se convocarán nuevas elecciones parlamentarias y presidenciales. La oposición, sin embargo, ha dicho que el tiempo de pactos ha quedado ya atrás.

“Final del juego”, escrito con láser sobre un edificio de la plaza de Tahrir, anoche. / KHALED DESOUKI (AFP)

La prensa de Egipto ha dado ya por acabada la breve era Morsi. Los medios oficiales se han visto ya libres del control de los Hermanos Musulmanes, la sociedad en cuyo brazo político militaba Morsi, y del Gobierno. El rotativo estatal Al Ahram titulaba: “Dimisión o cese hoy”. Al Watan titulaba: “El final”. La televisión pública ha emitido tanto el comunicado del Ejército del lunes en que le dio el ultimátum a Morsi e imágenes de las multitudes que claman contra Morsi grabadas desde los helicópteros militares.

Incluso el grupo Gama al Islamiya, el socio más extremista del espectro islámico con el que cuenta Morsi, ha exigido este miércoles al Gobierno que abra la vía para celebrar elecciones presidenciales anticipadas, para evitar de ese modo más violencia y un golpe de Estado. “Un traspaso pacífico y constitucional de poder nos ahorrará el vertido de más sangre”, ha dicho su portavoz, Tarek al Zumar, a Reuters.

Morsi, completamente aislado, dijo en un discurso televisado anoche que la búsqueda de consenso no ha funcionado, y que está dispuesto a derramar su sangre para defender su legitimidad. Incrementando al máximo la tensión política y en las calles, las fuerzas armadas han respondido con un comunicado que también darán su sangre “por Egipto y por su ciudadanía contra cada terrorista, extremista o persona ignorante”.

En preparación para el plazo dado por el Ejército, el movimiento popular opositor Tamarod (Rebélate en árabe) ha pedido a sus simpatizantes que a partir de las cuatro de la tarde acudan al palacio de Al Quba, donde se ha estado alojando Morsi hoy. Tamarod ha sido el instigador de estas protestas, que comenzaron el domingo, cuando se cumplió un año de la investidura de Morsi. Dice tener en su poder más de 22 millones de firmas pidiendo la marcha del presidente. Hay también concentraciones en la plaza de Tahrir, centro de las protestas que depusieron a Hosni Mubarak en 2011, y en el palacio oficial de la presidencia en Heliópolis. Anoche hubo enfrentamientos entre defensores y detractores del presidente hasta la madrugada, con 23 fallecidos en un enfrentamiento con armas de fuego en la universidad de El Cairo en la localidad de Giza, en la zona metropolitana de El Cairo.

El ultimátum no ha amedrentado a Morsi, que dio un desafiante discurso en la noche de ayer en el que defendió su legitimidad, recordó que ha ganado unas elecciones justas. “Si proteger esa legitimidad requiere que de mi propia sangre, estoy dispuesto a hacerlo”, dijo el presidente, visiblemente nervioso y, a ratos, irritado. “Cuando llamamos a la jihad lo hacemos contra los enemigos de esta nación. Nunca llamamos a la jihad de unos contra otros”, añadió el presidente, que también llamó a sus seguidores a no agredir al Ejército o a la policía. Decenas de miles de personas, sin embargo, se han atrincherado en las inmediaciones de la mezquita de Rabia al Adawiya, en el distrito de Ciudad Naser, armados con palos, bates y cadenas.

El Ejército ha dado indicaciones de que, si Morsi no atiende sus exigencias, le depondrá y abrirá un plazo de hasta un año en el que un Gobierno de transición liderará un proceso en que se sustituirá la constitución islamista aprobada por Morsi el año pasado y se renovarán los poderes ejecutivo y legislativo en las urnas. En 2011 las fuerzas armadas ya tomaron el poder, después de al caída de Mubarak, durante 16 meses, un periodo que acabó con las elecciones que ganó Morsi con el 51% de los votos, 13,2 millones de papeletas.

En la madrugada, las fuerzas armadas difundieron un comunicado de respuesta en la red social de Facebook que tituló significativamente “Las Horas Finales”. “El Comandante General de las Fuerzas Armadas [general Abdel Fatah al Sisi] ha dicho que es más honorable para nosotros morir por el pueblo egipcio que ser amenazados o aterrorizados”, dijo. “Juramos por dios que sacrificaremos nuestra sangre por Egipto y por su ciudadanía contra cada terrorista, extremista o persona ignorante”.

———————————————————————————————————————————————–

Directo: Mursi ofrece un Gobierno de coalición antes de que el Ejército actúe

ABC_ES / ABC.ES/AGENCIAS
 
18.15
 
Directo: Mursi ofrece un Gobierno de coalición antes de que el Ejército actúe

El consejero de Seguridad Nacional del presidente Mohamed Mursi ha enviado un comunicado denunciando que lo que ocurre en Egipto sólo tiene un nombre: «Golpe de Estado»

18.05
 

El secretartio de Defensa estadounidense Chuck Hagel ha llamado al máximorepresentante del Ejército egipcio,

Abdel Fatah al Sisi,

en las últimas horas, según ha informado en su cuenta de Twitter la agencia Reuters.
18.00
 

Los defensores de Mursi arremeten contra los presentes en la plaza Tahrir: «La mayoría de ellos o son corruptos o son cristianos asustados por los irresponsables medios de comunicación que les hicieron creer que sufrirían si los musulmanes llegaban al poder», ha explicado uno de ellos a Al Jazeera.

17.50
 

Ha trascurrido más de una hora desde que se sobrepasara la fecha límite del ultimátum y los militares siguen sin dirigirse a la nación. Según informa Al Jazeera desde su web, los miles de ciudadanos reunidos en la plaza Tahrir esperan impacientes el siguiente movimiento del Ejérciro.

17.18
 

Mursi ofrece un Gobierno de unidad nacional que dirija el país hasta las próximas elecciones legislativas antes de que el Ejército se pronuncie sobre el final de su ultimátum.

17.00
 
Directo: Mursi ofrece un Gobierno de coalición antes de que el Ejército actúe

El plazo ha llegado a su fin pero el jefe del Ejército sigue reunido con «personalidades religiosas, políticas y jóvenes figuras»para reconducir la crisis, según ha publicado en su Facebook. Los militares aseguran queno tienen prevista ninguna hora para dirigirse a la nación.

16.42
 
Directo: Mursi ofrece un Gobierno de coalición antes de que el Ejército actúe

Finaliza el ultimátum dado por el Ejército sin que se hayan producidos cambios en el Ejecutivo de Mursi. El presidente ha asegurado que no dimite y pide a los militares que «no tomen partido».

16.35
 

Mursi no se cede a las presiones y asegura que «es mejor morir de pieque pasar a la historia por haber destruido la democracia egipcia». Así al menos lo ha declarado un portavoz del presidente, que también ha señalado que no quiere aferrarse al cargo por su propio beneficio sino para «defender el sistema democrático».

16.25
 
Directo: Mursi ofrece un Gobierno de coalición antes de que el Ejército actúe

El jefe del Ejército egipcio y ministro de Defensa egipcio, el mariscal Abdel Fatah al Sisi, se ha reunido este miércoles con el representante de la oposición y premio Nobel de la Paz Mohamed el Baradei, para analizar la futura hoja de ruta que las Fuerzas Armadas piensan emitir si el presidente Mohamed Mursi no atiende suultimátum.

16.13
 

Los Hermanos Musulmanes han rechazado la invitación para reunirse con el jefe del Ejército y ministro de Defensa, el general Abdelfatá al Sisi, según ha informado la agencia de noticias Reuters. «No vamos a reunirnos con nadie. Tenemos un gran presidente (Mohamed Mursi) y eso es todo»,

15.49
 
Directo: Mursi ofrece un Gobierno de coalición antes de que el Ejército actúe

Aumentan a 18 los muertos que han dejado los choques entre partidarios y opositores al presidente egipcio. La cifra de heridos alcanza las 619 personas.Los sucesos violentos han ocurrido en distintas provincias de Egipto, aunque todos los fallecidos se registraron en los alrededores de la Universidad de El Cairo, donde los islamistas protagonizaron ayer unamanifestación en apoyo del presidente.

15.00
 

El Ejército egipcio ha ocupado el edificio de la televisión estatal, en el distrito de Maspero, y ha desplegado sus vehículos acorazados por otros puntos de El Cairo, incluidos los alrededores de las embajadas y de la Plaza Tahrir, según han informado el corresponsal de la NBC y la agencia Reuters.

——————————————————————————————————————————————–

Ejército egipcio invita a la oposición y al oficialismo a una reunión

En el encuentro convocado por el ministro de Defensa, se discutirá la futura hoja de ruta para poner fin a la crisis que vive el país, según informan los medios locales.

por La Tercera y Agencias – 03/07/2013 –

El Ejército egipcio invitó hoy a una reunión al portavoz de la oposición, Mohamed el Baradei, a representantes de los Hermanos musulmanes, al máximo representante sunita y al Papa copto.

En el encuentro, convocado por el ministro de Defensa, Abdel Fattah al Sisi, se discutirá la futura hoja de ruta para poner fin a la crisis que vive el país, informó el diario estatal “Al Ahram”.

Se espera que a la reunión asistan también representantes del movimiento de protesta Tamarrud y de los salafistas.

Egipto espera con tensión el vencimiento esta tarde del ultimátum del Ejército al presidente Mohamed Morsi para encontrar una salida a la crisis desatada en el país después de que la oposición reuniera 22 millones de firmas para exigir su renuncia y la celebración de elecciones anticipadas.

El Ejército ya ha anunciado que implementará su hoja de ruta para la celebración de nuevas elecciones, si Morsi no actúa antes.

Bajo un plan revelado a los medios oficiales, las fuerzas armadas instalarí­an un nuevo liderazgo temporal, disolverí­an el Parlamento dominado por islamistas y suspenderí­an la Constitución respaldada por islamistas.

Las fuerzas militares han señalado que implementarán su plan una vez que venza su ultimátum de dos dí­as a Morsi, entre las 4:00 y 5:00 de la tarde (10.00-11.00 hora chilena).

Más temprano, el ministro de Defensa se reunió con altos responsables militares para preparar un comunicado que debería estar próximo a emitir.

En tanto, el presidente Mohamed Morsi anunció anoche que no tenía intención de dimitir, tal como lo exige la oposición, y en cambio anunció una iniciativa para la formación de un Gobierno de unidad nacional.

Dentro de la iniciativa para la formación de un gobierno de unidad nacional, se abordará con las fuerzas políticas la celebración de elecciones legislativas en un plazo de seis meses.

Al menos 39 personas han muerto desde que las protestas iniciaron el domingo.

———————————————————————————————————————————————-

Morsi llama a un gobierno de consenso para solucionar crisis al cumplirse ultimátum del Ejército

El mandatario egipcio llamó a “formar un gobierno de coalición y de consenso para organizar elecciones legislativas”, reiterando que su legitimidad electoral es la única salvaguardia contra la violencia y la inestabilidad.

por Agencias – 03/07/2013 – Latercera
Manifestación en El Cairo contra el mandatario egipcio, Mohamed Morsi.© EFE
Manifestación en El Cairo contra el mandatario egipcio, Mohamed Morsi.

El presidente egipcio, Mohamed Morsi, llamó  el miércoles a formar un “gobierno de coalición y de consenso” en el momento en  que expiraba un ultimátum de las Fuerzas Armadas, que amenazó con imponer su  solución política a la crisis si el jefe de estado islamita ignoraba las  “reivindicaciones del pueblo”.

En su página oficial en la red Facebook, Morsi, cuya renuncia exigen decenas de miles de personas concentradas en la plaza Tahrir, llamó a “formar un gobierno de coalición y de consenso para organizar elecciones legislativas”.

Morsi advirtió que su legitimidad electoral es la única salvaguardia contra la violencia y la inestabilidad. En referencia a los militares, dijo que era un error “tomar partido”.

El mandatario egipcio ya habí­a advertido antes que no renunciará a pesar de varios dí­as de protestas callejeras multitudinarias que exigen su salida. Al menos 39 personas han muerto desde que las protestas iniciaron el domingo.

Momentos antes del comunicado de Morsi, miembros de la televisora estatal de Egipto dijeron que habí­a militares presentes en la sala de redacción de la influyente emisora, supervisando su transmisión poco antes de que venciera el ultimátum.

Los empleados dijeron que oficiales del departamento de información del ejército estaban revisando la transmisión el miércoles, pero sin interferir.

Los militares también reforzaron la presencia de tropas al interior del edificio, dijo el personal, a pesar de que no se les podí­a ver desde fuera. El ejército parecí­a haber endurecido el control de las principales instituciones del paí­s antes de que vencira el ultimátum.

Previamente, el principal defensor de la democracia en Egipto, Mohamed El Baradei, y clérigos musulmanes y cristianos coptos de alto rango se reunieron con el jefe del Ejército egipcio a fin de discutir un plan polí­tico para el paí­s sólo horas antes de que venciera el plazo el ultimátum de la fuerzas militares al presidente islamista.

La reunión indicó que el ejército estaba dando pasos más concretos hacia la implementación de su propio plan para reemplazar al presidente Morsi, el primer mandatario electo democráticamente en Egipto y quien asumió el cargo hace un año.

Bajo un plan revelado a los medios oficiales, las fuerzas armadas instalarí­an un nuevo liderazgo temporal, disolverí­an el Parlamento dominado por islamistas y suspenderí­an la Constitución respaldada por islamistas.

Las fuerzas militares habí­an indicado que implementarán su plan una vez que venza su ultimátum de dos dí­as a Morsi, entre las 4:00 y 5:00 de la tarde egipcia.

———————————————————————————————————————————————–

Los Hermanos Musulmanes de Egipto denuncian ‘un golpe militar en marcha’

Un 'hermano musulmán', armado con un palo, y su familia en una calle de El Cairo. | ReutersUn ‘hermano musulmán’, armado con un palo, y su familia en una calle de El Cairo. | Reuters
  • Los seguidores de Mursi dicen que actuarán de escudos humanos
  • ‘Estaremos entre los tanques y el presidente’, dice la Hermandad
  • Hoy expira el ultimátum de los militares a los políticos egipcios
  • El Ejército pide a los partidos que discutan su hoja de ruta

Francisco Carrión | El Cairo

 miércoles 03/07/2013 El Mundo.es

Los Hermanos Musulmanes, el movimiento al que pertenece el presidente egipcio, el islamista Mohamed Mursi, han denunciado que “el golpe militar está en marcha” en el país.

Uno de sus portavoces, Gehad Hadad, ha señalado que “los militares no tienen derecho a plantear ninguna hoja de ruta”. “Estamos abiertos a cualquier tipo de solución, pero tiene que ser a través de los representantes del pueblo”, ha insistido.

La Hermandad, ha precisado, no se rendirá. “Cuando decimos que estaremos entre los tanques y el presidente significa que nos sacrificaremos como escudos humanos para proteger la legitimidad de la voluntad del pueblo egipcio”, ha advertido. “Yo personalmente no toleraré una nueva dictadura que les arrebate a mi hija y a mi hijo la vida que se les prometió en democracia”.

La advertencia de los Hermanos Musulmanes constituye un paso más en la escalada de tensión en un día crucial, puesto que este miércoles, a las 17.00 horas, expira el ultimátum de 48 horas lanzado por los militares en el que reclamaban al Gobierno que cumpliera con las demandas del pueblo y sacara al país del atolladero. Ayer, los enfrentamientos en la Universidad de El Cairo se saldaron con 18 muertos y 619 heridos.

Los militares también están moviendo sus fichas y han hecho un llamamiento a todas las fuerzas políticas a discutir su hoja de ruta, a aplicar una vez expire el ultimátum. El líder opositor, Mohamed el Baradei, ya se ha reunido con la cúpula militar.

La respuesta de Mursi

En respuesta al ultimátum militar, Mursi aseguró esta medianoche que protegería su legitimidad con su propia vida. Unas horas después, el Ejército le ha respondido sin medias tintas. En un comunicado, el jefe de las Fuerzas Armadas egipcias, Abdelfatah al Sisi, ha señalado que el Ejército “sacrificará su sangre por Egipto y su pueblo frente a terroristas, extremistas o ignorantes”. A media mañana, la cúpula castrense mantenía una reunión de urgencia tras el rechazo de Mursi al ultimátum.

A lo largo del día, está previsto que se desarrollen manifestaciones masivas convocadas por los Hermanos Musulmanes para defender la legitimidad del presidente. El vicepresidente del brazo político de la Hermandad, Esam el Erian, ha subrayado que el pueblo egipcio no tolerará la “sublevación militar” ni se mantendrá en calma. “La libertad es más valiosa que la vida”, ha apostillado.

Entretanto, un fuerte despliegue de agentes de policía y militares protegen la céntrica plaza cairota de Tahrir, epicentro de las revueltas que derrocaron a Hosni Mubarak en 2011.

‘Las horas finales’

El comunicado castrense, bajo el título de ‘Las horas finales’, fue difundido esta madrugada a través de la página semioficial del Ejército en Facebook, pero fuentes militares confirman a Reuters que proviene del mismísimo líder del Ejército y la agencia estatal de noticias Mena tampoco pone en duda su credibilidad y lo ha difundido. “El comandante general de las Fuerzas Armadas asegura que es más honorable para nosotros morir a que se aterrorice o se amenace al pueblo egipcio”, indica Al Sisi en el mensaje.

La hoja de ruta militar podría ser impuesta en cuestión de horas, al término del ultimátum. El plan supone abortar la transición y destronar a Mursi. El diario estatal Al Ahram -que abre su primera con el escueto titular ‘Despido o renuncia’- publica este miércoles que la intención del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas es “abolir la controvertida Constitución” y formar un comité de expertos para redactar una nueva carta magna.

Además, la junta militar disolvería la Cámara Alta, que ostenta actualmente todo el poder legislativo, y crearía un consejo presidencial interino formado por tres miembros y encabezado por el presidente del Tribunal Constitucional. Un líder militar sería nombrado primer ministro de gabinete mayoritariamente formado por civiles con políticos de distintas sensibilidades y experimentados tecnócratas. La hoja de ruta se aplicaría durante un periodo que oscilaría entre los nueve meses y un año.

Denuncia golpista

Después, el país celebraría elecciones presidenciales. Y, más tarde, comicios parlamentarios. Fuentes militares no dijeron, en cualquier caso, cuál sería el escenario si Mursi y sus seguidores islamistas no cooperan y dificultan su salida de palacio. Los Hermanos Musulmanes y sus aliados salafistas (rigoristas musulmanes) han llamado a protestas masivas para impedir el “intento de golpe de estado”.

La oposición no islamista consideró el discurso de Mursi de anoche como una declaración de «guerra civil» tras su negativa a renunciar como le piden millones de egipcios en las calles de todo el país desde el pasado domingo. Los activistas de la campaña opositora Tamarrud (Rebelión, en árabe) instaron a la guardia presidencial a detener inmediatamente a Mursi y presentarlo en los tribunales.

———————————————————————————————————————————————-

Al cumplirse plazo, Morsi se niega a dimitir

Detractores al presidente egipcio Mohamed Morsi lanzan consignas durante una protesta en la Plaza Tahrir en El Cairo, Egipto, el miércoles 3 de julio de 2013. Siete personas murieron durante nuevos enfrentamientos entre partidarios y detractores de Morsi en El Cairo, informaron funcionarios. Amr Nabil / Foto AP

POR HAMZA HENDAWI Y MAGGIE MICHAEL

ASSOCIATED PRESS

EL CAIRO, Egipto — El presidente de Egipto se negó el miércoles a dimitir, justo antes de que venciera el ultimátum que el ejército dio al mandatario islamista.

En un comunicado, Mohamed Morsi advirtió que su legitimidad electoral es la única salvaguardia contra la violencia y la inestabilidad. En referencia a los militares, dijo que era un error “tomar partido”.

La declaración de Morsi se difundió poco antes de que expirara un ultimátum por el cual los militares le exigieron que cumpliera las demandas de millones de manifestantes que piden su destitución o el ejército intervendrá para aplicar su propio plan para poner fin a la crisis.

Morsi ya había advertido antes que no renunciará a pesar de varios días de protestas callejeras multitudinarias que exigen su salida. Al menos 39 personas han muerto desde que las protestas iniciaron el domingo.

Momentos antes del comunicado de Morsi, miembros de la televisora estatal de Egipto dijeron que había militares presentes en la sala de redacción de la influyente emisora, supervisando su transmisión poco antes de que venciera el ultimátum.

Los empleados dijeron que oficiales del departamento de información del ejército estaban revisando la transmisión el miércoles, pero sin interferir.

Los militares también reforzaron la presencia de tropas al interior del edificio, dijo el personal, a pesar de que no se les podía ver desde fuera. El ejército parecía haber endurecido el control de las principales instituciones del país antes de que vencira el ultimátum.

Previamente, el principal defensor de la democracia en Egipto, Mohamed ElBaradei, y clérigos musulmanes y cristianos coptos de alto rango se reunieron con el jefe del Ejército egipcio a fin de discutir un plan político para el país sólo horas antes de que venciera el plazo el ultimátum de la fuerzas militares al presidente islamista.

La reunión indicó que el ejército estaba dando pasos más concretos hacia la implementación de su propio plan para reemplazar al presidente Morsi, el primer mandatario electo democráticamente en Egipto y quien asumió el cargo hace un año.

Bajo un plan revelado a los medios oficiales, las fuerzas armadas instalarían un nuevo liderazgo temporal, disolverían el Parlamento dominado por islamistas y suspenderían la Constitución respaldada por islamistas.

Las fuerzas militares habían indicado que implementarán su plan una vez que venza su ultimátum de dos días a Morsi, entre las 4:00 y 5:00 de la tarde (1400-1600 GMT).

El vocero de la oposición, Khaled Dwoud, anunció el encuentro en una entrevista telefónica con la televisión estatal.

ElBaradei es el líder del principal grupo de la oposición, el Frente de Salvación Nacional. Estuvo acompañado en la reunión por el jefe de las fuerzas armadas, general Abdel-Fatá el-Sissi; por el jeque Ahmed el-Tayeb, gran imán de la mezquita Al-Azhar y el papa Tawadros II, patriarca de la minoría cristiana copta de Egipto.

Con su destino político en la cuerda floja, Morsi pidió en un discurso la noche del martes que las fuerzas armadas retiraran el ultimátum y afirmó que él rechazaba todos los “dictados”, desde dentro o desde fuera del país.

En un emotivo discurso transmitido en vivo a todo el país, el líder islamista que llegó al poder hace un año como el primer presidente elegido libremente acusó a los leales a su antecesor Hosni Mubarak de aprovechar la ola de protestas para derrocar su régimen y frustrar la democracia.

 

———————————————————————————————————————————————–

Las Fuerzas Armadas egipcias ocupan el edificio de la televisión estatal

El presidente islamista tiene hasta las 17.00 de hoy para llegar a un acuerdo con la oposición para compartir el poder

 El Cairo 3 JUL 2013 – El País.com (España)
 

Morsi desafió al Ejército en su discurso televisado de la noche del martes. / ATLAS

Tropas del Ejército con ayuda de vehículos blindados han ocupado hace unos instantes el edificio de la televisión estatal en el centro de El Cairo, según fuentes de la seguridad citadas por la agencia Reuters. Estas mismas fuentes añaden que los empleados no relacionados con la emisión de programas en directo han abandonado el edificio.

Este movimiento se produce después de que el consejo militar egipcio se haya reunido con caracter de urgencia, según ha confirmado una fuente militar a la agencia de noticias británica Reuters. El jefe de las Fuerzas Armadas de Egipto, Abdel Fatah al Sisi, preside el encuentro y por la tarde emitirá un mensaje. El encuentro tiene lugar horas antes de que a las 17:00 finalice el ultimátum de 48 horas dado por el Ejército al presidente islamista Mohamed Morsi, elegido democráticamente hace un año, para que de respuesta a las demandas de los manifestantes, que desde el viernes pasado han salido a las calles de Egipto reclamando un cambio de Gobierno, y acuerde compartir el poder con la oposición. La fuente militar ha confirmado que a la reunión asisten los comandantes de más peso de las fuerzas armadas del país árabe.

Al presidente de Egipto, Mohamed Morsi, le queda apenas una hora, hasta las cinco de la tarde de este miércoles, para integrar a las fuerzas opositoras en su Gobierno o se enfrentará a una intervención del Ejército que, según fuentes militares, tiene la intención de deponerle e iniciar un proceso de transición de entre nueve y 12 meses en el que se redactará una nueva constitución y se convocarán nuevas elecciones parlamentarias y presidenciales. La oposición, sin embargo, ha dicho que el tiempo de pactos ha quedado ya atrás.

La prensa de Egipto ha dado ya por acabada la breve era Morsi. Los medios oficiales se han visto ya libres del control de los Hermanos Musulmanes, la sociedad en cuyo brazo político militaba Morsi, y del Gobierno. El rotativo estatal Al Ahram titulaba: “Dimisión o cese hoy”. Al Watan titulaba: “El final”. La televisión pública ha emitido tanto el comunicado del Ejército del lunes en que le dio el ultimátum a Morsi e imágenes de las multitudes que claman contra Morsi grabadas desde los helicópteros militares.

“Final del juego”, escrito con láser sobre un edificio de la plaza de Tahrir, anoche. / KHALED DESOUKI (AFP)

Incluso el grupo Gama al Islamiya, el socio más extremista del espectro islámico con el que cuenta Morsi, ha exigido este miércoles al Gobierno que abra la vía para celebrar elecciones presidenciales anticipadas, para evitar de ese modo más violencia y un golpe de Estado. “Un traspaso pacífico y constitucional de poder nos ahorrará el vertido de más sangre”, ha dicho su portavoz, Tarek al Zumar, a Reuters.

Morsi, completamente aislado, dijo en un discurso televisado anoche que la búsqueda de consenso no ha funcionado, y que está dispuesto a derramar su sangre para defender su legitimidad. Incrementando al máximo la tensión política y en las calles, las fuerzas armadas han respondido con un comunicado que también darán su sangre “porEgipto y por su ciudadanía contra cada terrorista, extremista o persona ignorante”.

En preparación para el plazo dado por el Ejército, el movimiento popular opositor Tamarod (Rebélate en árabe) ha pedido a sus simpatizantes que a partir de las cuatro de la tarde acudan al palacio de Al Quba, donde se ha estado alojando Morsi hoy. Tamarod ha sido el instigador de estas protestas, que comenzaron el domingo, cuando se cumplió un año de la investidura de Morsi. Dice tener en su poder más de 22 millones de firmas pidiendo la marcha del presidente. Hay también concentraciones en la plaza de Tahrir, centro de las protestas que depusieron a Hosni Mubarak en 2011, y en el palacio oficial de la presidencia en Heliópolis. Anoche hubo enfrentamientos entre defensores y detractores del presidente hasta la madrugada, con 23 fallecidos en un enfrentamiento con armas de fuego en la universidad de El Cairo en la localidad de Giza, en la zona metropolitana de El Cairo.

El ultimátum no ha amedrentado a Morsi, que dio un desafiante discurso en la noche de ayer en el que defendió su legitimidad, recordó que ha ganado unas elecciones justas. “Si proteger esa legitimidad requiere que de mi propia sangre, estoy dispuesto a hacerlo”, dijo el presidente, visiblemente nervioso y, a ratos, irritado. “Cuando llamamos a la jihad lo hacemos contra los enemigos de esta nación. Nunca llamamos a la jihad de unos contra otros”, añadió el presidente, que también llamó a sus seguidores a no agredir al Ejército o a la policía. Decenas de miles de personas, sin embargo, se han atrincherado en las inmediaciones de la mezquita de Rabia al Adawiya, en el distrito de Ciudad Naser, armados con palos, bates y cadenas.

El Ejército ha dado indicaciones de que, si Morsi no atiende sus exigencias, le depondrá y abrirá un plazo de hasta un año en el que un Gobierno de transición liderará un proceso en que se sustituirá la constitución islamista aprobada por Morsi el año pasado y se renovarán los poderes ejecutivo y legislativo en las urnas. En 2011 las fuerzas armadas ya tomaron el poder, después de al caída de Mubarak, durante 16 meses, un periodo que acabó con las elecciones que ganó Morsi con el 51% de los votos, 13,2 millones de papeletas.

En la madrugada, las fuerzas armadas difundieron un comunicado de respuesta en la red social de Facebook que tituló significativamente “Las Horas Finales”. “El Comandante General de las Fuerzas Armadas [general Abdel Fatah al Sisi] ha dicho que es más honorable para nosotros morir por el pueblo egipcio que ser amenazados o aterrorizados”, dijo. “Juramos por dios que sacrificaremos nuestra sangre por Egipto y por su ciudadanía contra cada terrorista, extremista o persona ignorante”.

————————————————————————————————————————————————

Claves para entender la crisis de Egipto

PAULA ROSAS@ABC_ES / CORRESPONSAL EN EGIPTO
Día 03/07/2013 –

La crisis económica que devora al país, una oposición antagónica protagonizada por revolucionarios y fieles al antiguo régimen, el ejército y los seguidores de Mursi protagonizan este «polvorín»

¿Quién apoya a Mursi?

Los Hermanos Musulmanes, grupo que el presidente abandonó -sólo formalmente- al ser investido, son los principales valedores de Mursi y quienes realmente manejan los hilos de la presidencia. Ganaron las elecciones presidenciales en junio de 2012 con un 51,7% de los votos. No todos los que en su día les votaron respaldaban su proyecto, pero lo preferían a la alternativa, el mubarakista Ahmed Shafiq. Mursi prometió entonces un Gobierno de unidad nacional y colaborar con todos los sectores de la sociedad, una promesa que la oposición considera que no se ha cumplido, mientras ha ido acaparando cada vez más poderes.

¿Cómo ha sido la convivencia entre el Ejército y Mursi?

Apenas dos meses después de ser investido presidente, Mursi daba un golpe de efecto y jubilaba al entonces jefe del Ejército, el mariscalMohamed Husein Tantaui, para nombrar al general Abdel Fatah el Sisi, que, entonces se dijo, sentía simpatía por los Hermanos Musulmanes.

Los militares no se han sentido del todo incómodos con el gobierno de Mursi. La principal preocupación de las Fuerzas Armadas ha sido siempre salvaguardar sus intereses e independencia, y eso mismo les concedió en la Constitución aprobada a finales de año por los islamistas. Tampoco habían abandonado del todo la política, y no han podido ignorar la profunda y peligrosa polarización de la sociedad, que podría escaparse de las manos y acabar por afectar a la institución.

¿Que otras reivindicaciones llevan los egipcios a las calles?

No todos los que se manifiestan en contra de Mursi lo hacen por temor a que la cofradía islamista acabe imponiendo por la fuerza su proyecto político. La gran mayoría ha estallado porque no ven solución a la tremenda crisis económica que atraviesa el país, con cortes de electricidad, escasez de gasolina, subida de precios, caída de la libra egipcia, paro y casi desaparición de una de las principales fuentes de ingresos del país: el turismo.

¿Qué grupos forman la oposición?

La gestión del presidente Mohamed Mursi ha conseguido unir a dos enemigos irreconciliables en este desafío al poder: los revolucionarios y los fieles al antiguo régimen. Con motivos diferentes y diversas visiones para el futuro de Egipto, ambos comparten el rechazo a la hermandad y sus políticas. En los últimos días, los salafistas del partido Al Nur, que quedó segundo en las elecciones legislativas, han pedido también elecciones anticipadas, dejando a Mursi y a los hermanos un poco más solos.

Los partidos de oposición laicos, aglutinados en el Frente de Salvación Nacional, lideraron las protestas contra la Constitución y el decreto presidencial con el que, a finales del año pasado, Mursi se arrogó poderes por encima de la judicatura. En esta ocasión ha sido una plataforma ciudadana, «Tamarrud», que en árabe significa rebelión, la que ha conseguido movilizar a los ciudadanos.

———————————————————————————————————————————————–

El Ejército egipcio le da 48 horas a Morsi para que cumpla demandas

EgiptoLos manifestantes piden la renuncia de Morsi.

Las Fuerzas Armadas de Egipto advirtieron el lunes que van a intervenir si las demandas de la gente no se cumplen dentro de las 48 horas, después de que millones de personas salieran a las calles para exigir la renuncia del presidente, el islamista Mohamed Morsi.

En un comunicado difundido por la televisión estatal, el Ejército señaló que va anunciar una hoja de ruta “si no se realizan las reivindicaciones del pueblo en ese plazo”.

Cuatro ministros del gobierno presentaron su renuncia este lunes, aparentemente como señal de apoyo a los manifestantes.

Por su parte el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, le pidió a Morsi más diálogo con la oposición para acabar con las protestas que sacuden al país.

Al menos 18 personas murieron desde el domingo en enfrentamientos entre opositores e islamistas en el país africano.

———————————————————————————————————————————————–

El ejército egipcio da 48 horas a los políticos para resolver la crisis

(AFP)

EL CAIRO — Las Fuerzas Armadas de Egipto advirtieron este lunes de que intervendrán si las exigencias del pueblo no son satisfechas en un plazo de 48 horas, después de que millones de personas salieran a manifestarse en las calles el domingo pidiendo la renuncia del presidente del país, el islamista Mohamed Mursi.

En un comunicado que fue leído en la televisión estatal, las fuerzas armadas reiteraron su “llamamiento a que las exigencias del pueblo sean satisfechas y dan (a todas las partes) 48 horas, como última oportunidad, para asumir la responsabilidad por las históricas circunstancias que está viviendo el país”.

Este anuncio fue recibido con una explosión de júbilo entre los manifestantes anti-Mursi congregados en la plaza Tahrir de El Cairo, que consideran que el ejército está empujando al presidente hacia la salida.

“Si no se satisfacen las reivindicaciones del pueblo en este periodo, (las Fuerzas Armadas) anunciarán una hoja de ruta y medidas para supervisar su puesta en marcha”, según la declaración militar.

“Mursi no es más nuestro presiente, Sissi con nosotros”, corearon los manifestantes refiriéndose al general Abdel Fattah al Sissi, jefe del ejército y ministro de Defensa, cuya foto apareció en la pantalla durante la lectura de la declaración.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, formuló un llamamiento a todas las partes en Egipto para que muestren “moderación” ante las gigantescas manifestaciones contra el presidente, Mohamed Mursi, y especialmente pidió que se respete a las mujeres. “Todas las partes deben mostrar moderación”, dijo Obama durante una conferencia de prensa en Tanzania, para recordar a “aquellos que están participando en las protestas o marchas, que atacar a mujeres no constituye una protesta pacífica”.

El presidente estadounidense, que llegó el lunes a Tanzania, tercera y última etapa de una gira africana, no se pronunció explícitamente sobre los llamados de la oposición egipcia que piden la salida del presidente Mursi, pero pidió al gobierno egipcio que redoble sus esfuerzos para restaurar la armonía en el país. “Lo que está claro hoy es que, aunque Mursi fue elegido democráticamente, se debe hacer más para crear las condiciones en las que todo el mundo siente que su voz está siendo escuchada” en Egipto, declaró Obama.

———————————————————————————————————————————————–

Aumentan a veinte los muertos en todo Egipto en las protestas contra Mursi

01-07-2013 / EFE

Al menos doce personas han muerto en las últimas horas en los enfrentamientos entre islamistas y opositores en la sede central de los Hermanos Musulmanes en El Cairo, lo que eleva a veinte el número de fallecidos desde anoche en todo el país, informaron a Efe fuentes médicas.

Con el fallecimiento de tres personas que habían resultado heridas graves, el balance provisional de víctimas mortales en la refriega frente al edificio de la Hermandad, en el barrio de Muqatam, en la periferia cairota, se eleva a doce.

Otras cinco personas perdieron la vida en enfrentamientos similares frente a las oficinas del gobernante Partido Libertad y Justicia (brazo político de la Hermandad) en la ciudad meridional de Asiut.

Las fuentes agregaron que en total 713 personas han resultado heridas en las protestas, que durante la jornada de ayer tuvieron un marcado carácter pacífico hasta caer la noche.

El ataque a la sede de la Hermandad -a la que pertenecía el presidente egipcio, Mohamed Mursi, hasta que asumió el cargo- comenzó anoche con el lanzamiento de cócteles molotov y piedras por parte de los manifestantes, mientras que miembros de la agrupación disparaban desde dentro del edificio contra los agresores.

Entre los heridos hay al menos un oficial de la policía egipcia, que fue alcanzado por balines.

Tras hacerse esta madrugada con el control del edificio, los manifestantes han quemado todas las plantas de la sede y han causado importantes daños materiales.

Las oficinas han sido saqueadas y los asaltantes se han llevado de ellas equipos electrónicos, mobiliario como sillas y mesas y documentos del grupo.

En declaraciones a la agencia oficial Mena, un portavoz de la cofradía acusó a los agresores de haber hecho explotar al menos dos bombonas de gas en la entrada del edificio y de haber disparado contra la sede, lo que causó heridos.

El ataque, señaló, se produjo “en ausencia total de los cuerpos de seguridad”.

Cientos de personas continúan hoy manifestándose contra Mursi, tras haber pernoctado en tiendas de campaña en la cairota plaza Tahrir y junto al palacio presidencial de Itihadiya, mientras la oposición ha dado de plazo hasta mañana, martes, al mandatario para que dimita.

Nuevas protestas están previstas para hoy a partir de las 16.00 hora local (14.00 GMT).

Por otra parte, cinco ministros del Gobierno han presentado su dimisión al jefe del ejecutivo, Hisham Qandil, según informó a Efe uno de ellos.

Los titulares de Turismo, Hisham Zaazu; Telecomunicaciones, Atef Helmi; Asuntos Parlamentarios, Hatem Bagato; Medio Ambiente, Jaled Fahmi, y Recursos Hídricos, Abdelqaui Jalifa, piden “la caída del régimen” y han presentado su renuncia porque Mursi “no ha respondido a las demandas del pueblo, que ha salido a la calle en las protestas del 30 de junio”, dijo la fuente.

———————————————————————————————————————————————

La oposición rechaza la oferta de diálogo de Mursi e insiste en pedir su dimisión

AGENCIAS / EL CAIRO
Día 01/07/2013 – ABC.es

El FSN ha hecho un llamamiento al pueblo egipcio a «seguir con la revolución» y ha confiado en que finalmente «conseguirá imponer su voluntad»

El movimiento opositor de Egipto que ha liderado las protestas de este domingo en todo el país contra el presidente Mohammed Morsi ha dado este lunes un ultimátum al presidente instándole a dimitir este martes y convocar elecciones anticipadas. Al menos cinco personas han muerto este domingo en los enfrentamientos entre opositores y defensores del Gobierno islamista sucedidos tras las protestas.

«Les damos a Mohamed Morsi hasta del martes, 2 de julio a las 17:00 horas para dejar el poder y permitir que las instituciones del Estado a preparen para unas elecciones presidenciales anticipadas», ha comunicado a la prensa la organización Tamarud en su página web. En caso de negativa, «a las 17:00 del martes iniciaremos de una campaña de desobediencia civil a gran escala», ha informado el movimiento, según AFP.

«Ya no es posible una solución intermedia y no hay alternativa al final pacífico del poder de los Hermanos Musulmanes, representado en Morsi, y al llamamiento a elecciones anticipadas», ha señalado Tamarud en su comunicado, antes de pedir a la policía, el ejército y la justicia que «tome partido de manera clara» por sus demandas.

El grupo ha informado que había recaudado más de 22 millones de firmas de apoyo para esta iniciativa. Este domingo, millones de personas salieron a las calles de varias ciudades egipcias para pedir la renuncia del presidente, en las que están consideradas las mayores manifestaciones desde la revuelta que ocasionó la caída del régimen de Hosni Mubarak.

En la misma línea se ha manifestado el Frente de Salvación Nacional (FSN), que ha anunciado que rechaza la oferta de diálogo del presidente Morsi, e insiste en pedir su dimisión. «En el nombre del pueblo egipcio, con todas sus facciones, el Frente de Salvación Nacional (FSN) anuncia su apoyo público a la destitución del régimen de Mursi y de Hermanos Musulmanes», ha dicho el principal grupo opositor, en un «comunicado revolucionario».

El FSN ha hecho un llamamiento al pueblo egipcio a «seguir con la revolución» y ha confiado en que finalmente «conseguirá imponer su voluntad, que se ha expresado de forma inequívocamente clara en todas las plazas de Egipto».

“El FSN también confía en que el pueblo egipcio protegerá su revolución hasta que la transición pacífica del poder se haya completado”, ha añadido, instando “a todas las fuerzas políticas y a todos los ciudadanos a manifestarse pacíficamente”.

Continúan las acampadas

La mañana de este lunes, cientos de manifestantes han protestado contra el presidente egipcio tras haber pernoctado en tiendas de campaña en la cairota plaza Tahrir. Uno de los manifestantes, Abu Suwar, ha explicado a Efe que no ha dormido “ni un segundo” esta noche y ha añadido que no se moverá de Tahrir hasta conseguir la dimisión del presidente.

Pequeños grupos de opositores llevan pancartas con la leyenda “Erhal” (Vete) escrita en ellas, mientras buena parte del resto trata de dormir en las tiendas o bajo cualquier sombra.

Una acampada similar tiene lugar junto al palacio presidencial de Itihadiya, mientras que los partidarios de Morsi continúan, por cuarto día consecutivo, con su concentración en favor de la legitimidad del presidente en el barrio cairota de Ciudad Naser.

Las concentraciones convocadas este domingo con motivo del primer aniversario del mandato de Morsi sacaron a la calle a cientos de miles de personas en todo el país (fuentes no oficiales hablan de millones) en un ambiente mayoritariamente festivo y pacífico. Sin embargo, entrada la noche estallaron enfrentamientos entre seguidores de Mursi y opositores, principalmente en la ciudad meridional de Asiut, y frente a la sede central de los Hermanos Musulmanes en El Cairo.

———————————————————————————————————————————————

Segunda jornada de protestas

Los egipcios mantienen el pulso en la calle

Opositores en la sede de los Hermanos Musulmanes en El Cairo, que ha sido incendiada. | AfpOpositores en la sede de los Hermanos Musulmanes en El Cairo, que ha sido incendiada. | Afp
  • La oposición egipcia llama a mantener las protestas pacíficas
  • La disidencia asegura tener una hoja de ruta para el escenario post Mursi

Francisco Carrión | El Cairo

lunes 01/07/2013 – El Mundo.es

Las millones de almas que tomaron ayer las calles egipcias, en una de las jornadas más multitudinarias que se recuerdan, se conjuraron contra las profecías apocalípticas. Conocían el camino hacia Tahrir y convirtieron las protestas en un ejemplo de civismo.

Los espasmos de violencia quedaron reducidos a dos ciudades del Alto Egipto y el ataque al cuartel general de los Hermanos Musulmanes en El Cairo, donde al menos ocho personas murieron y otras 48 resultaron heridas, lo que eleva a 16 el número de fallecidos desde anoche en todo el país y a 700 los heridos. Pero, como era esperado, la movilización opositora no logró mover la silla de Mursi. El pulso entra este lunes en su segundo día con un interrogante: Y ahora ¿qué?

Alentado por el éxito de la convocatoria, el Frente de Salvación Nacional -la alianza que reúne a los principales partidos opositores- pidió anoche no descuidar las trincheras: “Llamamos a todas las fuerzas y ciudadanos a mantener sus concentraciones pacíficas en las plazas, calles, pueblos y aldeas del país y abstenerse de tratar con el fallido gobierno de la Hermandad hasta la caída de este régimen tiránico“.

A medianoche, la presidencia egipcia volvió a insistir en que está abierta al diálogo, “la única vía” para salir del atolladero. “Si hay una falta total de respuesta a nuestra iniciativa, si no se escucha ni hay interés desde ningún lado, ¿qué puede hacer la Presidencia?”, esbozó el portavoz Omar Amer.

Tras meses de diálogos fallidos y con el hálito recobrado de Tahrir, los detractores de Mursi se preparan para una larga lucha. El objetivo sigue siendo derribar al islamista que tal día como hoy de hace un año estrenaba despacho y cargo.

Detractores de Mursi descansan de las protestas en Tahrir. | ReutersDetractores de Mursi descansan de las protestas en Tahrir. | Reuters

Este lunes se enfrenta a un ultimátum: “Mursi tiene hasta las 5 de la tarde del martes 2 de julio para abandonar el poder. Debe hacerlo para que las instituciones del Estado egipcio inicien los preparativos de unas elecciones presidenciales anticipadas”, lanzó a última hora de ayer ‘Tamarrud’ (Rebelión, en árabe), la campaña que ha reunido más de 22 millones de firmas exigiendo su dimisión.

De no satisfacer el aviso, los activistas amenazan con hacer cumplir “la voluntad del pueblo egipcio” a golpe de desobediencia civil. “Ya no es posible aceptar ninguna solución a medias. No hay otra opción más que poner fin pacíficamente al régimen de la Hermandad y convocar comicios presidenciales anticipados”, subraya una nota que insta a instituciones estatales como el Ejército, la policía y los tribunales a escuchar el clamor popular. Los líderes opositores tienen previsto reunirse este lunes para discutir los próximos pasos de la rebelión.

Manifestaciones masivas el martes

Se avecinan nuevas protestas y una escalada que podría conducir al país hacia la huelga general. El Frente 30 de junio, que reúne a políticos y activistas, marcó anoche la senda para rectificar el paso de dos años y medios de calamitosa transición hacia la democracia. “El régimen de la Hermandad debe irse tras un año catastrófico y sus tentativas de secuestrar Egipto y la revolución del 25 de enero (que precipitó la caída de Mubarak en 2011)”, señaló el bloque en un comunicado.

Para cambiar el paso, la organización convocó protestas y sentadas masivas para mañana martes. Las bautizadas como “marchas del millón” no solo se proponen volver a llenar los lugares de ayer sino extender la marea humana hasta el palacio presidencial de Al Quba, donde Mursi ha trasladado su oficina y ayer trató de hacer su trabajo como de costumbre. Las sedes de la ‘Shura’ (Cámara Alta) y el Consejo de Ministros están también en el blanco.

Además de enseñar tarjeta roja -un gesto simbólico que ha calado en las protestas-, la oposición planea iniciar una huelga general. Ayer ya hubo voces que solicitaban inaugurar el parón entre los funcionarios públicos. “La llamada de la Presidencia a un diálogo en respuesta a las protestas masivas es una pérdida de tiempo”, apostilló el Frente fundado al calor de la contestación.

La ‘hoja de ruta’ post Mursi

Y, en el supuesto poco probable aún de obligar a Mursi a poner pies en polvorosa, ¿qué? La disidencia, que ha aceptado en su seno a los nostálgicos de la dictadura, asegura tener una ‘hoja de ruta’ para el escenario post Mursi: El presidente del Tribunal Constitucional asumiría la presidencia del país durante los primeros seis meses mientras se organizan unas elecciones presidenciales, seguidas de unos comicios legislativos.

En este lapso, un primer ministro independiente encabezaría un Gobierno de tecnócratas con la misión “de elaborar un plan económico urgente para salvar la economía y aumentar la justicia social”. Por último, se decretaría la disolución de la ‘Shura’ -la Cámara Alta que ostenta actualmente el poder legislativo- y la anulación de la Carta Magna.

La tierra de los faraones regresaría al punto de partida para abrir un nuevo periodo constituyente. Pero ni siquiera este mapa está claro ni cosecha el beneplácito de todos los grupúsculos. La oposición, derrotada en todas las citas electorales celebradas hasta ahora y sin un liderazgo fuerte, tiene mil voces.

————————————————————————————————————————————————-

Decena de miles de manifestantes egipcios piden la renuncia de Presidente Morsi

A un año de su ascenso al poder, protestas rivales en contra y a favor del mandatario se están desarrollando en varias ciudades del país.

por AP – 30/06/2013 – Latercera

Miles de opositores y partidarios del presidente islamista de Egipto, Mohamed Morsi, se congregaron hoy en las principales plazas de varias ciudades del país para un día de protestas nacionales masivas que muchos temen que pudieran volverse mortíferas a medida que la oposición insiste en la salida del mandatario.

Ondeando banderas egipcias, las multitudes acudieron a la plaza Tahrir en el corazón de El Cairo y otros puntos de todo el país, en donde se convocaron manifestaciones. Los gritos de “¡erhal!” o “¡vete!” resonaban en la plaza, donde surgió el levantamiento de 2011 que derrocó al presidente autócrata, Hosni Mubarak.

Al otro lado de El Cairo, miles de partidarios del líder islamista se reunieron cerca del palacio presidencial en una muestra de apoyo. Algunos llevaban chalecos antibalas caseros, cascos de construcción, escudos y macanas como precaución en caso de que haya violencia, dijeron.

Por lo menos siete personas, entre ellas un estadounidense, murieron en los enfrentamientos de la semana pasada, sobre todo en las ciudades del delta del Nilo y la ciudad costera de Alejandría.

Las manifestaciones de hoy, el aniversario de la inauguración de Morsi como el primer presidente de Egipto elegido libremente, son la culminación de una creciente polarización desde que asumió el cargo.

Por un lado están el presidente y sus aliados islámicos, entre ellos la Hermandad Musulmana y grupos de línea más dura. Ellos se han comprometido a defender a Morsi y dicen que no se puede permitir que un líder elegido libremente sea depuesto por manifestaciones.

En el otro bando están egipcios laicos y liberales, así como musulmanes moderados y cristianos, y lo que la oposición dice que es un amplio sector de la opinión pública que se ha vuelto contra los islamistas. Dicen que los islamistas han excedido su mandato electoral, y los acusan de tratar de monopolizar el poder y manejar mal el país.

“Hoy, la gente triunfará sobre el fascismo”, escribió el destacado activista pro-democracia y exitoso novelista Alaa al-Aswany en su cuenta de Twitter.

En un indicio del potencial de que la violencia se torne mortal, numerosos informes de la Policía revelaron que hoy se incautaron armas de fuego, explosivos e incluso proyectiles de artillería en varios lugares del país, como Alejandría y las afueras de El Cairo.

En una entrevista publicada el domingo en el diario inglés The Guardian, Morsi, a quien le quedan tres años en el cargo, dijo que no tenía planes de aceptar la demanda de los manifestantes de una elección presidencial anticipada. “Si cambiamos a alguien en el cargo que fue elegido de acuerdo a la legitimidad constitucional, también habrá quienes se opongan al nuevo presidente, y una semana o un mes más tarde le pedirán que renuncie”, dijo Morsi al medio británico.

El tránsito en la capital, normalmente intenso, era ligero al mediodía porque muchos residentes prefirieron quedarse en casa por miedo a la violencia o una ola de delincuencia similar a la que se registró en Egipto durante los 18 días del levantamiento anti-Mubarak. Los bancos cerraron temprano y la mayoría de las oficinas del gobierno permanecieron cerradas o con poco personal. La mayoría de las escuelas están cerradas por las vacaciones de verano.

Las protestas de la oposición surgieron de una campaña de petición de un grupo activista juvenil conocido como Tamarod, que en árabe significa “rebelde”. Durante varios meses, el grupo recabó firmas para exigir la renuncia de Morsi. El sábado, el grupo anunció que tenía más de 22 millones de firmas, lo que a su juicio demuestra que un amplio sector de la opinión pública no quiere a Morsi en el cargo.

No fue posible verificar la afirmación. Los seguidores de Morsi han cuestionado la autenticidad y validez de las firmas, pero no han presentado pruebas de fraude.

Aunque los 22 millones de firmas no tienen peso legal, sí representan un golpe simbólico a Morsi en un momento en que la mayoría de los egipcios piensan que no han podido hacer frente a los problemas más urgentes del país, como los elevados índices de delincuencia, el alto desempleo, la escasez de combustible y los cortes de energía.

Para complicar más las cosas, ocho parlamentarios de legislatura interina del país anunciaron su dimisión el sábado para protestar contra las políticas de Morsi. La cámara, de 270 escaños y dominada por los islamistas, fue elegida a principios del año pasado por menos del 10% de los votantes elegibles de Egipto.

————————————————————————————————————————————————-

Entrevista a Ibrahim Awad: “El gobierno de Morsi ha profundizado la división de la sociedad egipcia”

A un año de la llegada de Morsi al poder, el Politólogo y profesor de U. Americana de El Cairo, señala que el mandatario de Egipto ha cometido muchos errores.

por Ricard González (El Cairo) – 29/06/2013 – Latercera

Después de haber ejercido la diplomacia en diversos países del mundo para Naciones Unidas, Ibrahim Awad es hoy profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Americana de El Cairo. La Tercera conversó con él en vísperas del primer aniversario de la investidura del presidente Mohamed Morsi, una efeméride que la oposición “celebra” con una movilización masiva para forzarlo a dimitir y convocar elecciones anticipadas.

¿Cómo valora este primer año de gobierno islamista en Egipto?

En general, la gestión ha sido mala. Por ejemplo, en el ámbito económico, han aumentado la pobreza y el desempleo, y se ha tenido que devaluar la moneda a causa de problemas en la balanza de pagos. A nivel político, su gobierno ha profundizado la división del país, sobre todo a raíz de su declaración constitucional de noviembre, y la posterior redacción de una Constitución sin consenso. Es cierto que la Carta Magna se aprobó en referéndum, pero la participación fue muy baja. Antes, sólo la clase política estaba polarizada, ahora lo está toda la sociedad.

¿Qué opinión le merece su política exterior?

Ha sido muy errática, e incluso a veces contradictoria. Por ejemplo, visitó Brasil, pero sin haber detrás una política planificada para abrirse a América Latina. Uno de sus grandes errores ha sido en las relaciones con los otros países de Africa, y sobre todo con Etiopía. En lugar de buscar la cooperación y el acercamiento, la presidencia emitió en directo por televisión una reunión en la que se abogaba por sabotear la construcción de embalses en el Nilo.

Entre tantos errores que usted señala, ¿ve algún acierto de la gestión de Morsi?

Sí, la sustitución de la cúpula militar en agosto del año pasado, ya que situó el estamento militar bajo el poder civil, al menos aparentemente. Fue un movimiento que le reportó gran popularidad, pero que se evaporó pronto.

¿Ha habido un intento de islamización de la sociedad durante este año?

En cuanto a la sociedad, no ha habido grandes cambios. No se ha intentado imponer el velo islámico o prohibir el alcohol. Ahora bien, la Constitución sí tiene un sabor islamista, y según cómo se interprete, puede significar una interferencia de la religión en la vida política muy directa. Por otro lado, la sociedad ha perdido el miedo al estigma que le asignaban los grupos islamistas. Mucha gente se opone ya a los islamistas sin el temor a que le acusen de ser un mal musulmán. Se acabó el poder del chantaje que tenían hace tres años.

¿Qué cree que pasará el domingo 30 de junio?

La única cosa que sabemos seguro es que las movilizaciones contra Morsi serán masivas. Lo que es más difícil de saber es qué pasará después. Si los Hermanos Musulmanes han aprendido la lección, cederán y buscarán un acuerdo amplio con la oposición, que implique, por ejemplo, retocar la Constitución.

Si no lo hacen, y se empecinan en gobernar solos, acabarán fracasando, y Morsi caerá antes de cumplir sus cuatro años de mandato. Un actor clave será el ejército egipcio. ¿Bajo qué circunstancias se puede ver obligado a intervenir en el plano político? Lo sabremos pronto.

———————————————————————————————————————————————–

27-06-2013 / EFE – ABC.es

El presidente egipcio, Mohamed Mursi, culpó a los restos del anterior régimen de causar problemas y querer destruir la democracia en el país, en medio de un ambiente de división social y disturbios que causaron hoy un muerto.

En su discurso a la nación para hacer balance de su primer año en el poder, Mursi reconoció haber cometido “muchos errores” y que se necesitan reformas “no convencionales, profundas y rápidas”.

Ovacionado por momentos ante un auditorio de clara representación islamista, Mursi destacó que la polarización amenaza la democracia en Egipto y que el retraso del crecimiento económico se debe a la falta de estabilidad.

El presidente egipcio llamó a la oposición a ser “fuerte y fiel” y a alejarse de los remanentes del régimen de Hosni Mubarak, al que consideró culpable de la corrupción y la escasez de combustible.

También defendió el actual sistema político y la necesidad de “consolidar la alternancia en el poder”, frente a quienes reclaman que renuncie y convoque elecciones anticipadas.

La situación es tensa en Egipto, donde los opositores a Mursi han convocado protestas en los próximos días para pedir que dimita por lo que consideran su mala gestión, cuando se cumple el primer aniversario de su ascensión a la Presidencia.

Al menos una persona murió y otras 237 resultaron heridas hoy en enfrentamientos entre partidarios y detractores del presidente egipcio, Mohamed Mursi, en el delta del Nilo.

En previsión de posibles disturbios, el ejército comenzó a desplegarse en puntos estratégicos de Egipto, como el canal de Suez y los accesos a las principales ciudades.

Además, se ha reforzado la presencia de soldados en las fronteras y en la Ciudad de la Producción Mediática, en las afueras de El Cairo.

En varios puntos de El Cairo, opositores y simpatizantes de Mursi se dieron cita por separado para escuchar el discurso del jefe de Estado.

Esta mañana ya se registró algún altercado en la plaza Tahrir, donde al menos cuatro personas han resultado heridas por disparos de balines efectuados por dos hombres que se dieron a la fuga.

La campaña “Tamarrud” (rebelión), de recogida de firmas para pedir elecciones presidenciales anticipadas, ha convocado una concentración para el próximo viernes y varias marchas el domingo desde distintos puntos de El Cairo.

“Tamarrud”, en colaboración con varios grupos opositores y revolucionarios, lanzó hoy el “Frente del 30 de Junio” para pedir que se anule la Constitución actual, cuya redacción creen que estuvo monopolizada por los islamistas; elecciones presidenciales anticipadas y la formación de un Gobierno de unidad nacional, entre otros puntos.

La oposición acusa a Mursi y a los Hermanos Musulmanes, grupo en el que militó el jefe de Estado hasta que accedió a la Presidencia, de que perviva la situación de inseguridad y la pobreza en el país, del deterioro de la economía, de incumplir los objetivos de la revolución y de acaparar el poder.

En respuesta a la campaña de los opositores, varios grupos islamistas llevaron a cabo el viernes pasado una protesta de decenas de miles de personas en la capital egipcia para apoyar a Mursi, y tienen intención de celebrar otra manifestación el viernes.

Durante los últimos días, se han registrado manifestaciones en varias provincias contra el nombramiento por Mursi de 17 nuevos gobernadores, muchos de los cuales pertenecen a los Hermanos Musulmanes.

Tal es el temor a posibles disturbios que algunos ciudadanos están haciendo acopio de provisiones y de gasolina por si los establecimientos no pueden abrir en los próximos días.

El aumento de la demanda de carburantes, la falta de divisas y el incremento del contrabando de combustible son los culpables, según el Gobierno, de la actual “crisis de la gasolina”, que está haciendo que moverse por El Cairo estos días sea una odisea por los atascos originados por las colas kilométricas que se forman en las gasolineras.

Mursi juró el cargo de presidente el pasado 30 de junio tras ganar en la segunda vuelta de las elecciones al ex primer ministro Ahmed Shafiq en los primeros comicios presidenciales celebrados después de la caída del régimen de Mubarak.

————————————————————————————————————————————————-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: