Colombia: nueva ronda del proceso de paz


  • La liberación de un militar colombiano, gesto del ELN para iniciar un diálogo de paz
  • El ELN dice que es “urgente” iniciar un “diálogo incondicional” con el Gobierno
  • Santos condiciona la negociación con la otra guerrilla colombiana
  • Colombia / FARC: arranca nueva ronda del proceso de paz
  • FARC insisten en aplazar elecciones y en una constituyente para Colombia
  • Colombia: Amnistía Internacional denuncia abusos contra campesinos
  • Gobierno Colombia y guerrilla FARC, intransigentes en diálogo sobre participación política
  • Para hacer política, las FARC deben garantizar que dejarán las armas, De la Calle
  • Las FARC: ‘No entregaremos las armas. Sería humillante’

——————————————————————————————-

La liberación de un militar colombiano, gesto del ELN para iniciar un diálogo de paz

(EFE)

Bogotá, 4 jul (EFE).- La liberación hoy del cabo del Ejército Carlos Fabián Huertas por parte del ELN supone una respuesta a la condición planteada por el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, de que esa guerrilla debe entregar a todos los cautivos si quiere iniciar un diálogo de paz.

Santos reiteró ayer al Ejército de Liberación Nacional (ELN) su petición de que diese “gestos” y liberase al geólogo canadiense Jernoc Wobert y a los demás secuestrados que tiene en su poder para iniciar unos diálogos como lo hizo hace unos meses con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El mandatario presionó así al ELN, que observa pasivo desde las selvas de Colombia como Gobierno y FARC avanzan en la agenda de un proceso que ya ha recogido algunos acuerdos.

El primer gesto del ELN no se hizo esperar: hoy entregó en zona rural de Fortul, departamento de Arauca (noreste), a una misión humanitaria formada por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), la Iglesia y la Defensoría del Pueblo al cabo tercero Huertas, que tenía en su poder desde el pasado mayo.

Huertas cayó en manos del grupo insurgente el 22 de mayo, tras una emboscada de la guerrilla contra una unidad del Ejército en la que murieron once militares en zona rural del municipio de Chitaga, del vecino departamento de Norte de Santander.

El analista político León Valencia, que fue miembro del ELN, dijo en una entrevista con Efe que la liberación de Huertas y otros actos públicos promovidos por esta guerrilla “obedecen a una conversación interna que tienen el ELN y el Gobierno”.

Valencia se refería también al comunicado conjunto que las FARC y el ELN divulgaron el fin de semana pasado en el que requerían “la ineludible necesidad de adelantar conversaciones con toda la insurgencia colombiana” para lograr “cualquier solución al conflicto interno de nuestro país por las vías del diálogo”.

“Lo que hicieron las FARC fue buscarlos (al ELN) para comprometerlos en el proceso, para facilitar que ingresen en una mesa de negociación”, aseguró Valencia acerca del comunicado conjunto.

El próximo gesto que debería cumplir el ELN para iniciar un proceso con el Gobierno es la liberación del geólogo canadiense Wobert, quien cayó en poder de esta guerrilla el pasado 18 de enero junto a dos peruanos y tres colombianos que ya fueron liberados.

La guerrilla condicionó inicialmente la liberación a que la multinacional minera Braveal, para la cual trabaja el canadiense, entregue cuatro títulos de explotación en el sur del departamento de Bolívar (norte), a las comunidades de la zona.

Para Valencia, la liberación de Wolbert puede darse en las próximas semanas y ese gesto “sería lo que abriría las puertas a formalizar la negociación (con el Gobierno) y a hacerla pública”.

Según el analista político, lo que habría hecho cambiar la estrategia a esta guerrilla, sumida en los últimos meses en una escalada militar, es “la presión” de diversos sectores de la sociedad, así como del Gobierno y las FARC, que los habrían empujado a sentarse con el Ejecutivo.

Hoy también se conoció una carta de un grupo de políticos como Iván Cepeda o Ángela María Robledo, artistas como el poeta Juan Manuel Roca y el cineasta Lisandro Duque, y unas 25 organizaciones sociales dirigida al Gobierno en la que piden iniciar diálogos con esta guerrilla.

El ELN, la segunda guerrilla del país con unos 1.500 combatientes en sus filas según cifras gubernamentales, ha insistido en su voluntad de iniciar un proceso de paz con el Gobierno similar al que este mantiene con las FARC en La Habana desde el pasado noviembre.

Los “elenos”, como se les conoce coloquialmente en Colombia, cumplen hoy 49 años con este paso en la dirección de sentarse con el Gobierno e iniciar un proceso de paz para poner fin al conflicto armado interno que sufre este país, el más longevo de América Latina.

———————————————————————————————————————————————–

El ELN dice que es “urgente” iniciar un “diálogo incondicional” con el Gobierno

(EFE)

Bogotá, 5 jul (EFE).- El Ejército de Liberación Nacional (ELN) afirmó hoy que es “urgente” iniciar un “diálogo incondicional” de paz con el Gobierno colombiano, posibilidad que ese grupo guerrillero comenzó a plantear esta misma semana.

La reiteración de un diálogo fue presentada por el jefe máximo del ELN, Nicolás Rodríguez Bautista, alias “Gabino”, en un mensaje colgado hoy en la página web de ese grupo guerrillero con motivo del 49 aniversario de su fundación, que se cumplió ayer.

“Es urgente un diálogo incondicional entre las partes contendientes para aliviar el impacto de la guerra sobre las comunidades y la sociedad, mientras alcanzamos la paz digna y definitiva que nos merecemos todos y todas”, manifestó.

Según el jefe del segundo grupo guerrillero del país, “es urgente frenar el derramamiento de sangre parando esta guerra” y esa tarea debe ser una “obligación” de todos los colombianos.

El jefe del ELN manifiesta en su mensaje que para negociar es necesario que haya “un cese de fuego bilateral” porque, en su opinión, dialogar sin que se hayan silenciado las armas “es una incongruencia ética y moral”.

El pasado lunes, el ELN y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que está en negociaciones de paz con el Gobierno en La Habana, divulgaron un comunicado conjunto en el que señalaron que la solución al conflicto interno del país “pasa por la ineludible necesidad de adelantar conversaciones con toda la insurgencia colombiana”.

Desde entonces se han producido varias declaraciones de la guerrilla y el Gobierno que parecen apuntar hacia el inicio de un diálogo de paz con el ELN.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, que puso como condición que el ELN libere a todos los secuestrados que tiene en su poder para poder hablar de paz, elogió hoy la entrega del cabo del Ejército Carlos Fabián Huertas, que ese grupo tenía en su poder desde el pasado 22 de mayo.

“Valoramos la liberación del Cabo Carlos Fabián Huertas como un gesto del ELN en la dirección correcta”, dijo Santos en un mensaje en su cuenta de Twitter.

El suboficial Huertas fue entregado ayer por el ELN a una comisión del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y de la Iglesia católica en la localidad de Fortul, en el departamento de Arauca (noreste).

El militar había sido secuestrado tras una emboscada de la guerrilla contra una unidad del Ejército en la que murieron once militares en zona rural del municipio de Chitagá, en el vecino departamento de Norte de Santander.

El jefe del ELN se refirió a la liberación del militar en el mensaje divulgado hoy y dijo que la entrega de Huertas es un “claro gesto unilateral por la paz de Colombia”.

El ELN es la segunda guerrilla del país con unos 1.500 combatientes en sus filas según cifras gubernamentales.

————————————————————————————————————————————————-

Santos condiciona la negociación con la otra guerrilla colombiana

Los máximos jefes de las FARC y ELN se reunieron para buscar la unificación de las dos guerrillas

 Bogotá 4 JUL 2013 – El País.com (España)
Integrantes de las FARC en las pláticas de paz, en La Habana, Cuba / ERNESTO MASTRASCUSA (EFE)

Si el Ejército de Liberación Nacional, ELN, la segunda guerrilla más importante de Colombia, quiere iniciar un proceso de paz como el que se desarrolla con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) tendrá que demostrarlo con hechos y el primero es liberar al canadiense Jernoc Wobert (47 años), secuestrado hace cinco meses en el norte del país. Así respondió el presidente Juan Manuel Santos al anuncio que hicieron los máximos jefes de las dos guerrillas –Timochenko por parte de las FARC y Gabino, por el ELN– de la unión de los dos grupos y a la petición de que el Gobierno se siente a dialogar con los segundos. El ELN no ha puesto en libertad al ciudadano canadiense pero sí ha liberado este jueves al cabo Carlos Fabián Huertas, que fue entregado a una comisión humanitaria.

“Nos parecería muy bien poder negociar con el ELN. Queremos la paz, pero para ello precisan liberar al canadiense que tienen secuestrado. Con respecto a si se unirían a la misma mesa con las FARC o no, nos parece más fácil que fuera en una separada”, dijo Santos a un grupo de periodistas en Suiza. Durante los siete meses que llevan los diálogos con las FARC, el mandatario colombiano ha dicho que “más pronto que tarde” iniciará una negociación con el ELN, algo que también han pedido varios sectores de la sociedad civil.

La ‘cumbre’ de los comandantes guerrilleros –que se realizó en algún lugar de “las montañas de Colombia”– tenía como fin avanzar en lo que han llamado “el proceso unitario del movimiento guerrillero”. Según lo anunciaron las FARC, las dos guerrillas habrían superado los distanciamientos que las enfrentaron en el pasado y coincidieron en que, para solucionar el conflicto armado, las conversaciones deben darse “con toda la insurgencia colombiana”. Por su parte, el ELN insistió en que el mecanismo para asegurar el tránsito hacia la paz debería ser una Asamblea Constituyente, algo que ha sido rechazado por el Gobierno de Santos desde que arrancó la discusión sobre la participación en política de las FARC, y que es el punto que hoy genera la mayor discrepancia entre los equipos negociadores.

En La Habana, los miembros de la delegación de las FARC rápidamente celebraron la unión de las dos guerrillas, pidiendo que se inicie lo antes posible los diálogos con el ELN, que se calcula tiene 1.500 hombres. También se conoció una carta dirigida a Santos y a esa guerrilla, firmada por más de 80 personas entre ellos académicos, analistas, políticos y ONG nacionales e internacionales, donde argumentan que una paz sin ELN es incompleta, pero le piden a ese grupo que deje de secuestrar.

Este año, el ELN ha secuestrado a extranjeros, lo que ha sido interpretado como una mala estrategia para presionar a Santos a que los incluya en las negociaciones. El primer suceso ocurrió el 18 de enero, cuando secuestraron a seis trabajadores de la minera Braewal Mining. Entre ellos había dos ecuatorianos y tres colombianos, que ya fueron liberados. En este grupo estaba el ciudadano canadiense que continúa en cautiverio. Los otros secuestrados fueron dos hermanos alemanes liberados tras cuatro meses de retención.

La guerrilla ha dicho que continuará con el secuestro de extranjeros, en lo que llamaron una “política de defensa de la soberanía nacional y de los recursos naturales”, lo que ha puesto mucho más en suspenso un posible diálogo. Se suma a que el 22 de mayo también secuestraron al cabo Carlos Fabián Huertas, que hoy fue liberado.

Así las cosas, tras el anuncio de la unión entre FARC y ELN y la liberación del militar, se vuelve a abrir la puerta a la posibilidad de una negociación con esta última guerrilla. “Las FARC saben que si hacen un acuerdo con el gobierno y no entra el ELN en una dinámica de concertación, ese acuerdo se volverá frágil en los territorios donde opera el ELN. Las FARC tienen mucho interés, el ELN también y el Presidente (Santos) sabe que si los deja por fuera va a ser un problema”, explica Luis Celis, analista de la Corporación Nuevo Arco Iris.

Desde 1987, cuando todas las guerrillas crearon la Coordinadora Guerrillera Simón Bolívar, no se había visto una unión entre las FARC y el ELN, que según los analistas no tuvo ninguna expresión en lo político. Luego vinieron cruentas guerras entre las dos organizaciones que dejaron muchos muertos. Camilo Echandía, analista y profesor de la Universidad Externado, cree que esta unión podría tener más repercusión en lo militar que en lo político. “La supuesta unificación va a tener expresiones militares en Arauca, Norte de Santander y algo en el Pacífico, para mostrar a un ELN más fuerte de lo que realmente está, pero en lo político ninguno está dispuesto a renunciar a su liderazgo, ni a su identidad política, si es que llegaran a confluir en La Habana”, dijo.

Echandía cree que las FARC buscan crearle un nuevo problema al Gobierno, “sacar más tiempo y ampliar la agenda de negociación ya pactada”, por eso, lo ideal sería negociar en dos mesas totalmente distintas. En esto coincide Arial Ávila, coordinador del Observatorio de la Fundación Paz y Reconciliación, quien cree que finalmente se instalará una mesa paralela. “Ambas guerrillas entienden que necesitan un proceso conjunto para que el postconflicto no sea violento. Las FARC operan en 14 zonas del país y el ELN coincide en 9 de ellas. Si no se da una negociación paralela, el riesgo es que el ELN termine absorbiendo combatientes o que se inicie una purga interna entre guerrillas”, explicó.

Pero las dificultades no son pocas. Se sabe que el ELN insistirá en una agenda de negociación más amplia y con participación de la sociedad. Todo lo contrario a lo que viene trabajando el gobierno con las FARC, donde la agenda es acotada y con una participación concreta.

————————————————————————————————————————————————-

Colombia / FARC: arranca nueva ronda del proceso de paz

BBC

Una nueva ronda de conversaciones entre el gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) empezó este lunes en La Habana, Cuba, donde las partes están intentando acordar condiciones para la eventual incorporación del grupo guerrillero a la política formal colombiana.

La nueva ronda de conversaciones es la número 11 desde que inició el proceso de paz de La Habana, en noviembre del año pasado, y la segunda dedicada al tema de la participación política del grupo insurgente, el segundo de los cinco puntos de la agenda de negociación con la que gobierno y guerrilla buscan ponerle fin a casi medio siglo de conflicto armado.

Como parte de las discusiones sobre el tema las FARC han propuesto el aplazamiento de las elecciones presidenciales previstas para noviembre del próximo año, así como la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente, algo a lo se opone el gobierno.

———————————————————————————————————————————————–

FARC insisten en aplazar elecciones y en una constituyente para Colombia

El jefe de la delegación de paz del Gobierno colombiano, Humberto de la Calle (i), habla con asesores hoy, lunes 1 de julio del 2013, en el Palacio de Convenciones de La Habana (Cuba) donde se reanudaron las conversaciones de paz entre los delegados de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y los representantes del Gobierno colombiano para tratar de llegar a un acuerdo de paz. EFE/Ernesto Mastrascusa Ernesto Mastrascusa / EFE

AFP – El Nuevo Herald

LA HABANA- — La guerrilla comunista de las FARC insistió este lunes en aplazar las elecciones de 2014 y en establecer una asamblea constituyente en Colombia, pero encontró nuevamente el rechazo del gobierno de Juan Manuel Santos, al reanudarse las conversaciones de paz de La Habana.

“Abrimos este nuevo ciclo de conversaciones, reiterando al país nuestra propuesta de aplazamiento del calendario electoral y de la necesidad de una Constituyente para la paz”, dijo ante la prensa el jefe negociador de las FARC, Iván Márquez.

Afirmó que “el aplazamiento de las elecciones significaría uno o dos años para que el gobierno que inició el proceso (de paz), lo culmine”, pero el jefe negociador del gobierno, Humberto de la Calle, rechazó de plano nuevamente esta posibilidad.

“No se trata de ninguna manera de reestructurar al Estado”, dijo a la prensa De la Calle poco antes del inicio de las pláticas con la delegación de la guerrilla en el Palacio de las Convenciones de La Habana, al reiterar su rechazo a la Constituyente.

Dijo que el punto dos de la agenda de conversaciones, sobre participación política, contempla garantías para la guerrilla cuando deje las armas y medidas para su incorporación a la vida política de Colombia.

“Eso es sobre lo que el gobierno está dispuesto a discutir y nada más”, expresó De la Calle.

El aplazamiento de las elecciones presidenciales y legislativas de 2014 y la constituyente habían sido propuestos por las FARC el 11 de junio, en el anterior ciclo de pláticas de paz, pero fue rechazado ese mismo día por la delegación del gobierno y por el propio presidente Santos.

———————————————————————————————————————————————-

Colombia: Amnistía Internacional denuncia abusos contra campesinos

 Viernes, 28 de junio de 2013 – BBC Mundo

Amnistía Internacional (AI) denunció el viernes que las fuerzas de seguridad colombianas utilizaron una “fuerza desproporcionada y excesiva” para reprimir las protestas campesinas que desde hace casi 20 días tienen lugar en la región del Catatumbo.

Cuatro personas han perdido la vida desde que comenzaron las protestas.

“Existen temores fundados de que las fuerzas de seguridad han utilizado una fuerza desproporcionada y excesiva, en particular después de las acusaciones del gobierno de que las fuerzas guerrilleras se han infiltrado en las manifestaciones”, denunció en un comunicado el investigador de AI en Colombia, Marcelo Pollack.

Pollack enfatizó que “el empleo de este tipo de acusaciones por parte del Gobierno no es algo nuevo”, ya que cuando hay una protesta ciudadana “las autoridades colombianas tienden a decir que es parte de un plan de la guerrilla, en lugar de examinar y afrontar la causa” de ese malestar.

AI denunció que las cuatro muertes se produjeron justo después de que distintas autoridades, entre ellos el presidente Juan Manuel Santos y el director de la Policía, José Roberto León Riaño, afirmaran que las manifestaciones estaban alimentadas por infiltrados de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

————————————————————————————————————————————————-

01 de julio de 2013

Gobierno Colombia y guerrilla FARC, intransigentes en diálogo sobre participación política

Terra Chile

El Gobierno de Colombia y las FARC iniciaron el lunes una nueva ronda en el diálogo de paz, manteniendo posturas intransigentes que auguran un lento avance en el tema de la participación de la guerrilla en política, el segundo dentro de la agenda dirigida a acabar con medio siglo de conflicto armado.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) insistieron en que se aplacen en uno a dos años las elecciones presidenciales y que haya una Asamblea Constituyente, peticiones que volvió a rechazar categóricamente el Gobierno de Juan Manuel Santos.

“Abrimos este nuevo ciclo de conversaciones, reiterando al país nuestra propuesta de aplazamiento del calendario electoral y de la necesidad de una Constituyente para la paz”, dijeron las FARC antes de comenzar las discusiones que celebran en Cuba.

En un comunicado, defendieron la Asamblea Constituyente como un espacio para dirimir disensos, hacer cambios institucionales y garantizar la seguridad jurídica del tratado de paz por encima de cualquier injerencia internacional o de élites.

Pero el equipo negociador del Gobierno que lidera el ex vicepresidente Humberto de La Calle fue rotundo en su respuesta.

“Hay unos parámetros claros para las conversaciones de este punto que se pactaron el año pasado entre las partes (…) Eso es lo que el Gobierno está dispuesto a discutir y nada más”, dijo de La Calle poco después de la declaración de las FARC.

“Cualquier otro tema que propongan las FARC por fuera de esta agenda entendemos que hace parte de su ideario y que pueden someterlo a la consideración de los colombianos si hacen el tránsito a la democracia”, agregó al leer un comunicado sin responder preguntas de la prensa antes de ingresar al centro de convenciones de La Habana donde se produce el diálogo.

Ambas partes comenzaron a dialogar en noviembre y hasta ahora han conseguido un acuerdo parcial en el tema agrario que incluyó consensos en el uso y distribución de la tierra, un punto clave que llevó al surgimiento del grupo guerrillero en la década de 1960.

Las negociaciones para poner fin al violento conflicto que ha dejado unos 100.000 muertos y millones de desplazados en cinco décadas se dan bajo el principio de “nada está acordado hasta que todo esté acordado”.

El diálogo se desarrolla sin dar tregua a la confrontación, pues el Gobierno se negó a un cese al fuego bilateral sugerido por las FARC, que cuentan con unos 8.000 miembros y es considerada una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea.

La agenda también incluye los temas de fin del conflicto, la lucha contra el narcotráfico y la compensación de las víctimas.

———————————————————————————————————————————————

Para hacer política, las FARC deben garantizar que dejarán las armas, De la Calle

(EFE)

La Habana, 1 jul (EFE).- El Gobierno de Colombia afirmó hoy que para participar en política, las FARC deben garantizar que dejarán las armas, según Humberto de la Calle, jefe de los negociadores del presidente Juan Manuel Santos en los diálogos de paz con la guerrilla.

“Para que haya participación de las FARC en política son necesarios dos tipos de garantías. Por parte del Estado, para su seguridad y para que hagan oposición dentro de la legalidad. Y de parte de las FARC se requieren garantías de que dejarán las armas y que actuarán lealmente dentro de las reglas de la democracia”, indicó De la Calle en una declaración sin preguntas en La Habana.

Los negociadores del Gobierno y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) iniciaron este lunes un nuevo ciclo de sus diálogos de paz, el undécimo desde que la mesa de conversaciones se instaló en noviembre de 2012 en la capital cubana.

Las partes se encuentran ya inmersas en el debate del segundo punto de la agenda del proceso: la participación política de la guerrilla en el caso de que se alcance un acuerdo de paz definitivo.

A su llegada hoy al Palacio de Convenciones de La Habana, sede de las conversaciones, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) volvieron a insistir en sus principales reclamos sobre este punto: el aplazamiento de las elecciones previstas para 2014 y la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente.

“El aplazamiento por uno o dos años de las elecciones, incluido en la ley convocatoria de la Constituyente, no solo generaría un espacio para la construcción de la paz sobre bases sólidas, sino que salvaría el proceso de maledicencias y suspicacias que podrían vincularlo con aspiraciones electorales de índole personal”, dijo la guerrilla en un comunicado leído por su número dos y jefe de su delegación de paz, Iván Márquez.

El Gobierno, que rechaza de plano esas propuestas, advirtió de que, en el punto sobre participación política, solo discutirá lo que está marcado en la agenda.

“Hay unos parámetros claros para las conversaciones de este punto (…) Cualquier otro tema que propongan las FARC por fuera de esta agenda entendemos que hace parte de su ideario y que pueden someterlo a la consideración de los colombianos si hacen el tránsito a la democracia”, destacó de La Calle.

El también exvicepresidente colombiano recordó a la guerrilla que, en el debate sobre participación política, el punto de partida en la Constitución colombiana de 1991: “El marco garantista ya existe. No se trata de reestructurar el estado sino de aprovechar la oportunidad que significa el fin del conflicto para vigorizar nuestra democracia”, manifestó.

De la Calle también reiteró que el acuerdo que se está construyendo en La Habana es integral y que “nada está acordado hasta que todo esté acordado”.

————————————————————————————————————————————————

Proceso de paz

Las FARC: ‘No entregaremos las armas. Sería humillante’

Miembros de las FARC. A la derecha, Iván Márquez, que dialoga con el Gobierno.| EfeMiembros de las FARC. A la derecha, Iván Márquez, que dialoga con el Gobierno.| Efe

Salud Hernádez-Mora | Bogotá – El Mundo.es

viernes 28/06/2013 

No dejarán las armas aunque firmen un acuerdo de paz. Para las FARC, entregarlas es un acto humillante que no harán. Una posición desafiante que no supuso mayor reacción en la contraparte. El domingo viajará la delegación gubernamental a La Habana para reanudar las conversaciones el lunes como si nada hubiera oído, y solo el Presidente Juan Manuel Santos, que acostumbra a romper su regla de no responderles cada vez que abren la boca, preguntó “¿entonces para que estamos conversando?”, sin esperar en realidad respuesta.

Pablo Catatumbo, delegado de la banda terrorista en Cuba, afirmó en una entrevista a Prensa Latina que “esas armas nos han costado sangre, hay mucho muerto, sangre y viudas detrás de esas armas”, como para darlas al final del proceso de paz. “Si lo que quieren es la satisfacción de humillarnos, no nos pidan eso, pero sí podemos buscar la manera que esas armas dejen de ser empleadas para la guerra“, afirmó quien tiene un prontuario aterrador y es miembro destacado del Secretariado de las FARC.

Si el gobierno Santos aceptara su posición, repetirían lo que ya hicieron en el pasado, cuando llegaron a un acuerdo para hacer política en lugar de guerra. Se las quedaron con el fin de combinar las formas de lucha, una de las razones por las cuales el partido que crearon en los 80, Unión Patriótica, fue exterminado por paramilitares, fuerzas oscuras estatales y otras guerrillas. Además, conservarlas supondría una amenaza para los pobladores de las regiones donde mantendrían su fortaleza.

El Procurador General, Alejandro Ordoñez, un crítico de la manera cómo se desarrolla el proceso de paz, rechazó las palabras de Catatumbo. “Si no entregan las armas ellos no pueden participar en política. No puede haber una paz armada, ni un partido político armado”, manifestó.

Otro aspecto polémico es la insistencia de los terroristas en una Asamblea Constituyente al final de los diálogos de paz para refundar el Estado. Desde todos los flancos les han negado esa posibilidad, aunque persiste la incertidumbre de que no lo logren si hacen de esa exigencia una cuestión insalvable. De ahí que Ordoñez exija al Ejecutivo “ser totalmente claro, contundente y no dejar ninguna duda. Si la condición de las FARC es la Constituyente, el gobierno no puede seguir dialogando”, manifestó.“Las instituciones no las diseñan las bandas armadas”.

Si bien al inicio de los diálogos Santos aseguró que sería un proceso discreto, a diferencia del Caguán, y que no se dilucidaría en los micrófonos, lo cierto es que las FARC llevan la voz cantante, hacen propuestas permanentes al margen de la agenda y logran meter en su debate al propio Jefe de Estado que cae en la trampa y sale siempre a responderles.

———————————————————————————————————————————————–

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: