Malala ante la ONU


  • Malala, ante la ONU: “Creyeron que las balas iban a silenciarnos pero han fallado”
  • Malala por ataque de talibanes: “Pensaron que con sus balas me callarían para siempre pero fracasaron”
  • ‘Un niño, un profesor, un lápiz y un libro pueden cambiar el mundo’
  • UNESCO: 57 millones de niños no van a la escuela

—————————————————————————————–

Malala, ante la ONU: “Creyeron que las balas iban a silenciarnos pero han fallado”

  • La joven paquistaní ha dado su primer discurso en público en la ONU
  • Ha defendido la educación universal para todos los niños

ESTEFANÍA DE ANTONIO 12.07.2013 – RTVEEn su primer discurso en público, Malala Yousafzai ha celebrado su 16º cumpleaños defendiendo el derecho universal a la educación. “Hoy no es mi día, no es el día de MalalaEs el día de cada mujer y cada hombre que arriesga su vida por los derechos humanos“, ha reivindicado en la ONU.

Con su voz como única arma y vistiendo un chador rosa de Benazhir Bhutto, la exprimera ministra paquistaní asesinada en 2007, Malala ha agradecido a todo el mundo el extraordinario apoyo que le han ofrecido durante estos meses en los que ha estado al borde la muerte, y ha defendido que los talibanes no podrán acabar con su lucha porque “la educación es el único camino para cambiar el mundo”.

“Los talibanes quisieron acallarnos a tiros pero fallaron”, ha afirmado ante un auditorio de 1.000 jóvenes entregados, recordando aquel 9 de octubre de 2012 en el que unos hombres armados le dispararon en la cabeza y en el cuello cuando volvía de la escuela. Su defensa de la educación femenina era, para los talibanes, un ataque a la versión más rigorista del Islam y, por ello, dijeron, “debía morir”.

“Para mí es un honor hablar después de tanto tiempo (…) No sé qué espera la gente que diga, pero lo primero que quiero hacer es dar las gracias a las personas que han rezado por mi recuperación y por mi nueva vida”, ha afirmado.

Malala ha afirmado que no está en contra de nadie, ni siquiera de los talibanes en su país, y ha asegurado que incluso si tuviera una pistola y estuviera frente a la persona que le atacó “no dispararía”.

“Es algo que aprendí de Mahoma, el patrimonio que recibí de Martin Luther King y de Nelson Mandela, la filosofía de la no violencia que aprendí de Gandhi y la madre Teresa, el perdón que aprendí de mi padre y de mi madre”, ha asegurado entre aplausos.

Un símbolo de la lucha por la educación y la igualdad

“Solo soy una chica entre muchas. No hablo por mí misma, sino por todos los que han arriesgado sus vidas y han resultado heridos, los que luchan por el derecho a vivir en paz, a ser tratados con dignidad y en igualdad de oportunidades, a tener derecho a la educación”, ha asegurado.

Malala, un símbolo de la lucha por los derechos de las mujeres, ha advertido que aún queda mucho por hacer en materia de educación e igualdad. Aún hoy hay 57 millones de niños y niñas, casi la población total de Reino Unido, sin escolarizar, según datos de Unesco. Unos 28,5 millones se encuentran en zonas en conflicto. Casi el 80% viven en África Subsahariana y Asia Meridional, y más de la mitad son niñas.

La Unesco ha reconocido que a escala mundial el número de niños no escolarizados ha disminuido y ha pasado de 60 millones en 2008 a 57 millones en 2011, pero ha destacado que los “beneficios de ese lento avance no han llegado a los niños de países afectados por conflictos.

Tranquila, segura de sí misma, y emocionada por momentos, Malala ha recordado a las 14 chicas que fueron asesinadas en la ciudad paquistaní de Quetta el pasado 15 de junio por defender, como ella, el derecho de las niñas a ir a la escuela. También a los vacunadores contra la polio, que son blanco habitual de de los talibanes paquistaníes.

“Un profesor y un libro pueden cambiar el mundo”

“Cojamos nuestros libros y bolígrafos. Ellos son nuestras más poderas armas. Un niño, un profesor y un libro pueden cambiar el mundo. La educación es la única solución”, ha afirmado, antes de terminar el discurso con un lema, que luego ha sido coreado como grito de guerra, por todos los asistentes: “¡La educación va primero!”.

Malala se ha presentado ante el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, con una petición firmada por cuatro millones de personas en las que piden a los líderes mundiales que inviertan en educación y acaben con el trabajo infantil, los matrimonios forzosos y la trata de niños.

En Pakistán, cinco millones de niños no van a la escuela, una cifra solo superada por Nigeria, donde 10 millones de niños están sin escolarizar. La mayoría son niñas.

Malala empezó su cruzada a favor del derecho a la educación universal en 2009, cuando el control total de los talibanes sembraba el terror en el valle del Swat. El 70% de sus compañeras había dejado de acudir a la escuela por miedo o por indicación de sus familias. A través de un blog contaba al mundo las amenazas de muerte de los integristas. Las cumplieron pero no tuvieron éxito.

Hoy, Malala es una de 100 personalidades más influyentes del mundo, según la revista Time y un icono de la lucha por los derechos de las mujeres. Esa voz que los talibanes no pudieron silenciar se ha oído hoy con más fuerza que nunca.

————————————————————————————————————————————————–

Malala por ataque de talibanes: “Pensaron que con sus balas me callarían para siempre pero fracasaron”

La adolescente paquistaní pidió a Naciones Unidas redoblar los esfuerzos para lograr “educación para todos”, durante un acto para celebrar su cumpleaños.

por EFE – 12/07/2013 – Latercera
Malala, durante su discurson en la ONU en el que solicita más esfuerzo para lograr "educación para todos".© EFE
Malala, durante su discurson en la ONU en el que solicita más esfuerzo para lograr “educación para todos”.

Malala Yousafzai, la adolescente paquistaní tiroteada por los talibanes en su país, pidió hoy en la ONU que la comunidad internacional redoble los esfuerzos para lograr “educación para todos”.

“El 9 de octubre de 2012 los talibanes me dispararon. Pensaron que con sus balas me callarían para siempre pero fracasaron”, dijo la joven en un inspirador discurso durante el acto organizado por la ONU para celebrar su decimosexto cumpleaños.

Acompañada por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y el ex primer ministro británico Gordon Brown, la joven aseguró que sigue siendo la misma Malala, con las mismas ambiciones, esperanzas y sueños, y por ello volvió a pedir “educación para todos”.

“Tomemos los libros y las plumas porque son nuestras armas más poderosas. Un libro y una pluma pueden cambiar el mundo”, subrayó Malala, quien aseguró que “los extremistas siguen teniendo miedo a los libros”.

Malala, interrumpida en varias ocasiones por los aplausos de los asistentes, afirmó que no está en contra de nadie, ni siquiera de los talibanes en su país, y aseguró que incluso si tuviera una pistola y estuviera frente a la persona que le atacó “no dispararía”.

“Es algo que aprendí de Mahoma, el patrimonio que recibí de Martin Luther King y de Nelson Mandela, la filosofía de la no violencia que aprendí de Gandhi y la madre Teresa, el perdón que aprendí de mi padre y de mi madre”, aseguró.

La adolescente paquistaní, que agradeció poder llevar hoy puesto un chador (velo) de Benazir Bhutto, reiteró que vino a Naciones Unidas para elevar su voz y pedir “educación para todos los niños”.

“El Dia de Malala no es mi día, hoy el día de todos y cada una de las mujeres, niñas y niños que se han atrevido a defender sus derechos”, concluyó la joven, quien agradeció “la cantidad de amor” que ha recibido en estos meses de recuperación.

———————————————————————————————————————————————-

Día de Malala Yousafzai

‘Un niño, un profesor, un lápiz y un libro pueden cambiar el mundo’

La estudiante paquistaní Malala Yousafzai habla en las Naciones Unidas.| AfpLa estudiante paquistaní Malala Yousafzai habla en las Naciones Unidas.| Afp

ELMUNDO.es |

viernes 12/07/2013 

“Es un honor para mi hablar delante de tanta gente honorable después de tanto tiempo”. Así ha comenzado la joven Malala Yousafzai su discurso en las Naciones Unidas en el día que cumple 16 años y que lleva su nombre.

Frente a un auditorio repleto y vistiendo un ‘sari’ que pertenecía a Benazir Bhutto, la joven ha dado en primer lugar las “gracias a Dios, para el que todos somos iguales y a la gente que ha deseado mi recuperación y mi nueva vida”.

“Hermanos y hermanas, recordad que el día de Malala no es mi día, sino el de todas las mujeres y niños que han levantado su voz por sus derechos“, ha dicho Malala. La adolescente paquistaní que fue herida de un disparo a manos de los talibán por defender la educación femenina, ha recordado que a las miles de personas heridas por los talibán: “Yo soy una de ellas. Hablo por aquellos cuyas voces no pueden ser oídas, por los que han luchado por sus derechos de vivir en paz, su derecho a la igualdad de oportunidades y su derecho ser educados”.

“Queridos amigos, el día que me dispararon los talibán en la frente, a mí y a mis amigas, pensaron que la bala nos silenciaría, pero fallaron. Y aquella bala elevó cientos de voces”. “A partir de ese día, la debilidad y el miedo murieron. El coraje había nacido”, ha asegurado la joven y ha insistido en que es la misma Malala, “con las mismas ambiciones, esperanzas y sueños”.

En un emotivo y contundente discurso, la paquistaní ha asegurado que quiere venganza para los terroristas: “Estoy aquí para hablar del derecho a la educación de todos los niños. Quiero que los hijos de los talibán sean educados. No le dispararía a mi agresor, aunque lo tuviera delante y una pistola en la mano. Esta compasión es herencia de Mandela y de Luther King. Esta es la filosofía de Gandhi y de la Madre Teresa. Y este es el perdón que aprendí de mi padre y de mi madre”. La audiencia interrumpe a Malala para aplaudir por primera vez desde que ha comenzado su intervención, pero no será la única.

“El extremismo tiene miedo de los lápices y los libros y del poder de la voz de las mujeres, por eso las matan”, ha afirmado y ha recordado que “es tiempo de levantar la voz para que los líderes políticos cambien sus estrategias de paz”.

Malala ha garantizado que continuará el viaje emprendido hacia la paz y la educación: “Nadie nos podrá parar. Traeremos el cambio. Creemos en el poder y en la fuerza de las palabras, que pueden cambiar el mundo. Si queremos lograr todo esto, tenemos que atacar con el arma del conocimiento”.

La joven ha hecho un llamamiento a la lucha global contra la falta de escolarización, porque “un niño, un profesor, un lápiz y un libro puede cambiar el mundo”.

———————————————————————————————————————————————–

12 de julio de 2013

UNESCO: 57 millones de niños no van a la escuela

EDITH M. LEDERER / Terra Chile

Unos 57 millones de niños en el mundo no van a la escuela, y la mitad de ellos viven en países afectados por guerras, de acuerdo con un reporte publicado para conmemorar el 16to cumpleaños de una niña paquistaní que fue baleada por el Talibán por promover la educación de las niñas.

De acuerdo con el reporte, el número de niños en edad de asistir a la escuela primaria pero que no reciben educación disminuyó de 60 millones en 2008 a 57 millones en 2011, pero durante ese periodo, el porcentaje de jóvenes de países afectados por conflictos armados que no asisten a la escuela subió de 42% a 50%, dijo la UNESCO.

Por su parte, la organización Save The Children dijo que el reporte muestra que en 2012 hubo más de 3.600 ataques documentados contra la educación, incluyendo violencia, tortura e intimidación contra niños y maestros que resultaron en muerte o lesiones graves, así como cañoneo y bombardeo de escuelas, y reclutamiento de niños en edad escolar por parte de grupos armados.

El reporte, llamado “Los niños siguen luchando para ir a la escuela”, descubrió que 28,5 millones de niños que no van a la escuela viven en países con ingresos de bajos a medios: 44% en naciones africanas al sur del Sahara, 19% en el sur y el oeste de Asia, y 14% en países árabes.

Desde el inicio del conflicto sirio hace más de dos años, 3.900 escuelas han sido destruidas, dañadas u ocupadas para propósitos no educativos, indica el informe.

Las niñas representan 55% del total y con frecuencia son víctimas de violación y otros tipos de violencia sexual que acompañan a los conflictos armados, dijo la UNESCO.

La UNESCO y Save the Children difundieron el estudio previo a la primera aparición pública de Malala Yusafzai en las Naciones Unidas programada para el viernes. Malala regresó a la escuela en marzo luego de recibir atención médica en Gran Bretaña por las lesiones que sufrió en el ataque de octubre.

Malala hablará ante más de 500 delegados juveniles de diversas partes del mundo durante la Asamblea Juvenil organizada por el presidente de la Asamblea General Vuk Jeremic y el enviado especial de la ONU para la educación Gordon Brown, el ex primer ministro británico.

La ONU declaró el 12 de julio —el cumpleaños de la joven paquistaní— como el “Día de Malala”.

————————————————————————————————————————————————

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: