El Papa abre una investigación al Banco Vaticano


  • El Papa crea una comisión investigadora de toda la actividad económica del Vaticano
  • El papa da un paso en la reforma de la estructura económica de la Santa Sede
  • Francisco y su revolución vaticana
  • El papa Francisco predica una iglesia simple y fiel al Evangelio
  • Dimiten dos altos cargos del banco del Vaticano
  • Nunzio Scarano, sacerdote detenido en caso de Banco Vaticano, dice que quería ayudar a conocidos
  • El prelado del Vaticano arrestado creía poder actuar impunemente
  • Sacerdote pederasta denuncia ‘satánico tráfico de prostitución de niños’ en el Vaticano.
  • Prelado del Vaticano detenido niega estar involucrado en blanqueo de dinero
  • Detenido un prelado del Vaticano por presunto lavado de dinero
  • Arrestan a prelado de alto rango por investigación del Banco Vaticano
  • Un prelado italiano entre los detenidos en el caso del banco del Vaticano
  • La Archidiócesis de Salerno dice que Scarano no es su obispo
  • “Monseñor 500”, el prelado detrás del último escándalo del banco del Vaticano
  • Papa Francisco crea comisión especial sobre actividades del banco Vaticano
  • El Instituto para las Obras de la Religión, el banco del Vaticano
  • El Papa abre una investigación al Banco Vaticano
  • Comisión papal investigará banco del Vaticano
  • El papa Francisco ordenó crear una comisión que analizará las actividades del atribulado banco del Vaticano, llamado Instituto para las Obras de Religión (IOR).

—————————————————————————————–

El Papa crea una comisión investigadora de toda la actividad económica del Vaticano

JUAN VICENTE BOO@ABC_ES / CORRESPONSAL EN EL VATICANO
Día 19/07/2013 –

El español Ángel Vallejo coordina el extenso trabajo de racionalización

Siguiendo el modelo de la comisión investigadora creada el pasado 26 de junio para esclarecer la actividad del banco del Vaticano (IOR), el Papa ha creado una segunda comisión, que se ocupara de investigar y racionalizar la actividad económica del resto de los departamentos del Vaticano.

Su presidente es un revisor contable maltés, y su secretario con poderes ejecutivos es el sacerdote español Lucio Angel Vallejo Balda. Está formado por un total de ocho especialistas de seis nacionalidades, todos ellos laicos menos Monseñor Vallejo Balda. En ella figura un segundo español, el economista Enrique Llano.

En un breve documento manuscrito, el Papa Francisco establece como mandato de la comisión «continuar las reformas en las instituciones de la Santa Sede» para lograr la «simplificación y racionalización de los organismos existentes».

La tarea de la comisión incluye, según el documento del Papa, asesoramiento para «evitar gastos innecesarios, favorecer la transparencia en el proceso de adquisición de bienes y servicios, perfeccionar la administración del patrimonio mobiliario e inmobiliario, y operar con mayor prudencia en el ámbito financiero».

Pero a la vez que técnica, la comisión es investigadora, y el Papa ordena a todos los departamentos colaborar plenamente, al tiempo que levanta «el secreto de oficio y otras restricciones». La persona con poder para interrogar o solicitar documentos es Lucio Angel Vallejo Balda, «número dos» de la Prefectura de Asuntos Económicos de la Santa Sede, que se encarga de coordinar y revisar los balances de 230 entidades independientes.

El Papa Francisco se reunirá con la comisión, que empieza a trabajar este mismo viernes, a la vuelta de su viaje a Brasil para la Jornada Mundial de la Juventud.

Cuatro departamentos afectados

Naturalmente, los principales campos de trabajo de la nueva comisión son los cuatro departamentos que son «pesos pesados» en la administración del patrimonio o del presupuesto anual.

En primer lugar figura la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA), que administra un patrimonio en torno a los 600 millones de euros, y que acaba de sufrir un escándalo de trafico de divisas protagonizado por su jefe de contabilidad, Nunzio Scarano, por cuenta unos armadores de buques napolitanos.

El segundo lugar, en cuanto a patrimonio, lo ocupa la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, que posee gran número de inmuebles en Roma, explotados en régimen de alquiler para destinar los recursos a las misiones.

El tercer objetivo es el Estado del Vaticano, que incluye los Museos vaticanos, y tuvo un presupuesto de 238 millones de euros en el 2012.

El cuarto es la Santa Sede, es decir, los organismos como congregaciones, pontificios consejos, tribunales, etc. que se ocupan del gobierno de la Iglesia, con un presupuesto de 248 millones de euros en el 2012.

La nueva comisión colabora con el grupo de ocho cardenales de todo el mundo, nombrados por el Papa Francisco justo un mes después de su elección para ocuparse de la reforma de las estructuras del Vaticano. Paso a paso, la restructuración de la Curia se pone en marcha.

———————————————————————————————————————————————–

El papa da un paso en la reforma de la estructura económica de la Santa Sede

(EFE)

Ciudad del Vaticano, 19 jul (EFE).- El papa Francisco dio hoy un paso más en la reforma de las instituciones vaticanas al crear una comisión para reformar la estructura económica administrativa de la Santa Sede, que se une a otra para reformar el banco del Vaticano y al grupo de ocho cardenales nombrados para revisar la Curia.

Mediante un quirógrafo, documento escrito a mano y firmado, con fecha 18 de julio -el mismo método usado para crear el pasado 26 de junio la comisión que investigará el Instituto para las Obras de Religión (IOR)- Francisco ha creado esta comisión, cuyo objetivo es “la simplificación y racionalización” de los organismos existentes y una más cuidadosa planificación de las actividades económicas de todas las administraciones de la Santa Sede.

Con esa simplificación y racionalización el papa Bergoglio pretende “soluciones estratégicas de mejoras, necesarias para evitar dispendios de recursos económicos, favorecer la transparencia en los procesos de adquisición de bienes y servicios y perfeccionar la administración del patrimonio mobiliario e inmobiliario”.

También para operar “siempre con mayor prudencia en el ámbito financiero, asegurar una correcta aplicación de los principios contables y garantizar asistencia sanitaria y seguridad social a todos los que tengan derecho”.

La comisión está formada por ocho personas, siete laicos y un sacerdote, incluidos dos españoles: el sacerdote Lucio Ángel Vallejo Balda, de 52 años, secretario de la Prefectura para los Asuntos Económicos del Vaticano, organismo encargado de la vigilancia, control, programación y orientación de las actividades económicas de la Santa Sede, y el economista Enrique Llano.

Como presidente de la comisión, el papa ha nombrado al economista Josep Zahara, de Malta, y el secretario será Vallejo Balda.

Los otros miembros son Enrique Llano (España), Jean Baptiste de Franssu (Francia), Jochen Messemer (Alemania), Francesca Inmacolata Chaouqi (Italia), Jean Videlain Sevestre (Francia) y George Yeo (Singapur).

La comisión recogerá información, que presentará directamente al pontífice, y cooperará con el Consejo de Cardenales para el Estudio de los problemas organizativos y económicos de la Santa Sede.

Asimismo, podrá colaborar con el grupo de trabajo formado por ocho cardenales, creado el pasado 13 de abril para estudiar la reforma de la constitución apostólica Pastor Bonus, sobre la Curia Romana.

La primera reunión la celebrará la comisión tras el regreso del papa Francisco de su viaje a Río de Janeiro (del 22 al 29 de julio) y se disolverá cuando el pontífice lo crea conveniente.

Un mes después de convertirse en papa, tras los casos de curas pederastas y el escándalo Vatileaks, que desveló enfrentamientos y supuestos casos de corrupción en la Curia Romana, Francisco creó el 13 de abril un grupo de ocho cardenales para que le aconsejen en el gobierno de la Iglesia y para que estudien un proyecto de revisión de la Curia Romana.

Entre ellos se encuentran el chileno Francisco Javier Errázuriz Ossa y el hondureño Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga, como coordinador.

La primera reunión se celebrará los próximos días 1 y 3 de octubre y, según ha asegurado Maradiaga, la decisión papal ha levantado gran expectación en América Latina.

El 26 de junio pasado, Francisco volvió a sorprender al crear una comisión de investigación para reformar el banco del Vaticano, envuelto desde hace años en numerosos escándalos financieros, compuesta por cinco miembros y que tendrá carta blanca para investigar todo lo que ocurra en la sede del “Banco de Dios”, como es conocido.

De la comisión forma parte el español Juan Ignacio Arrieta Ochoa de Chinchetru.

A principios de la década de los ochenta el IOR se vio salpicado por el escándalo de la quiebra del Banco Ambrosiano de Roberto Calvi, encontrado ahorcado bajo un puente de Londres en 1982.

Aunque el Vaticano siempre rechazó cualquier responsabilidad, sí admitió su “implicación moral” y pagó 241 millones de dólares de la época a los acreedores de la entidad.

El IOR fue reformado en 1989 por Juan Pablo II, y el 30 de diciembre de 2010 Benedicto XVI aprobó una ley para luchar contra el blanqueo de dinero en la instituciones financieras del Vaticano, con el objetivo de entrar en la llamada “lista blanca” de Estados que respetan las normas para la lucha contra el lavado de dinero.

El pasado 1 de julio dimitieron el director general, Paolo Cipriani, y el vicedirector, Massimo Tulli, tres días después de la detención del prelado italiano Nunzio Scarano, acusado de fraude y corrupción en el marco de una investigación sobre supuestas irregularidades financieras en el IOR.

Por Juan Lara

————————————————————————————————————————————————

Francisco y su revolución vaticana

Univision.com | Fecha: 07/17/2013

El Papa Francisco y su revolución vaticana

El Papa Francisco y su revolución vaticana

El Papa Francisco ha logrado en 100 días lo que ninguno de sus antecesores en décadas recientes.

Getty Images

Por Raúl Peimbert

HOUSTON, Texas- Desde que asumió el pontificado el 13 de Marzo de este año, el Papa Francisco ha sorprendido al mundo, católico y no católico, con una serie de medidas que rompen por completo con el tradicional y centenario protocolo vaticano.

Y no es solamente el tratar de alejarse de la vida de lujos y tentaciones superfluas a las que generalmente se apegan los altos jerarcas de la iglesia, sino a proponer cambios en una estructura monolítica que se encuentra aún muy lejos de las verdaderas demandas de sus fieles.

En pocas palabras, el Papa Francisco ha logrado en 100 días lo que ninguno de sus antecesores en décadas recientes.

La historia no es nueva. Hay quienes afirman que ya siendo Arzobispo de Buenos Aires, cargo que ocupó en 1998, y luego como Cardenal en el 2001, Jorge Mario Bergoglio ya se había ganado la animadversión de la curia romana por el tipo de decisiones “revolucionarias” que tomaba, entre ellas, la de enviar a los sacerdotes más preparados a las parroquias pobres y no a las más ricas de la República Argentina.

Se dice que ningún otro Cardenal fue tan maltratado como él en esa época y muchos de los que lo hicieron ya sufren en carne propia las consecuencias de sus actos.

Las primeras señales de este nuevo liderazgo quedaron de manifiesto desde el día de su elección como Papa al asomar por primera vez al balcón de la Plaza de San Pedro con el ropaje blanco y con una sotana simple casi sin accesorios como muestra de su austeridad y humildad.

El nuevo Papa Francisco decidió en ese momento renunciar a la capa o muceta roja solamente reservada para los Pontífices y se ha llegado a decir que cuando intentaron ponérsela él solo respondió: “Los tiempos del carnaval ya han terminado”.

Después vendría su orden de jubilar al mundialmente conocido “Papamóvil” provisto de un complejo blindaje para cambiarlo por un “Jeep” sin cristales anti balas, que es ahora su vehículo oficial en apariciones públicas.

Pero tal vez el cambio más importante, aunque hay mucho por ver y hacer,  es el de dar los primeros pasos para llamar a las cosas por su nombre, es decir, catalogar como delitos a la pederastia y al presunto movimiento ilegal de capitales en el Banco Vaticano por 23 millones de euros que incluyen el lavado de dinero.

Recientemente Héctor Schamis de la Universidad Georgetown afirmó que finalmente el Vaticano ya no habla de “escándalos” sino de delitos. Escándalos, dijo, son los divorcios en Hollywood, estos son delitos, reiteró.

Y aunque para muchos analistas no quedaba otro camino, fué precisamente el Papa Francisco quien emitió un decreto, reformando esencialmente el código penal del Vaticano para alinearlo con las leyes internacionales en un intento real de romper con la secrecía y el ocultamiento tradicional de la iglesia.

Ahora está por verse si con este tipo de decisiones el Sumo Pontífice logra revertir el desencanto de una feligresía que busca, en muchos casos, alternativas que llenen sus expectativas espirituales. Yo espero que lo logre porque creo en su nueva visión y liderazgo.

Mientras eso sucede, el Papa se prepara para su primer viaje apostólico a Brasil. Una prueba importante en donde más de un millón de jóvenes le espera con enormes expectativas.

————————————————————————————————————————————————-

El papa Francisco predica una iglesia simple y fiel al Evangelio

Millones de brasileños se declaran católicos pero no son practicantes, o van a misa pero al mismo tiempo hablan con los muertos en sesiones de espiritimo y veneran por igual a santos católicos o de origen afrobrasileño. El sincretismo es tolerado de manera extraoficial por la Iglesia católica, que no quiere seguir perdiendo fieles.

imageRotate
Afinan el “Campus Fidei” para oficiar la misa del Papa en Guaratiba (AFP)
EL UNIVERSAL
viernes 19 de julio de 2013
Río de Janeiro, Brasil.- Una Iglesia simple, cercana a los pobres, fiel al Evangelio, coherente: estas son las armas del papa Francisco, que llega en su primer viaje el lunes a Brasil, para frenar la sangría de fieles en el país con más católicos del mundo.

El exarzobispo de Buenos Aires, un argentino hijo de inmigrantes italianos, desembarcará por primera vez como papa en América Latina, el mayor reducto de la Iglesia católica, pero donde millones de fieles han desertado hacia iglesias evangélicas en las últimas décadas, informó AFP.

El viaje del papa Francisco no apunta a hacer proselitismo, pero su voluntad de acercar a los fieles al Evangelio y hacer hincapié en la labor social de la Iglesia puede frenar la tendencia a que los católicos funcionen como una especie de “donador universal” para otras religiones, sobre todo para el pentecostalismo evangélico, según expertos.

NO VIENE A HACER PROSELITISMO

“Frenar el crecimiento evangélico no es su objetivo (…) Francisco es un papa más pastor, más humilde, más profeta (…) que recupera la Iglesia del testimonio, coherente con los valores fundamentales del Evangelio” y que se opone a “la Iglesia esplendorosa, del palabrerío doctrinal, portadora de la única verdad” de las últimas décadas, dijo a la AFP Faustino Teixeira, profesor de Ciencias de la Religión de la Universidad Federal de Juiz de Fora, en Minas Gerais.

Durante sus siete días en Brasil, el papa visitará una favela, un hospital para tratar adictos al crack, y se reunirá con presos y sobre todo con más de un millón de jóvenes en el marco de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

Su deseo es mostrarse como el “papa del pueblo, cerca de la gente”, según fuentes vinculadas a la organización.

“El papa no viene a hacer proselitismo a Brasil contra otros grupos religiosos”, pero su intención de defender ante los jóvenes “el aspecto social de la Iglesia y retornar a la Iglesia original fortalece a la Iglesia católica”, coincidió Iván Esperança Rocha, historiador y especialista en religiones de la Universidad estatal de Sao Paulo.

Unos 123 millones de brasileños se declararon católicos en 2010, el 64,6% de la población, contra 91,8% en 1970, según cifras del último censo.

Los evangélicos, en tanto, no paran de crecer, apoyados por su diestro manejo de la televisión, la radio y las redes sociales, su extensa red de templos donde los fieles tienen voz sin necesidad de ser ordenados sacerdotes: crecieron de 5,2% en 1970 a 22,2% en 2010 o 42,3 millones de personas.

SAN FRANCISCO VS. IGLESIA DEL BIENESTAR

El discurso del papa se contrapone directamente al de los evangélicos, destacó Rocha.

“El discurso evangélico está ligado a los resultados, a la riqueza, al éxito, a la iglesia del bienestar”, mientras el papa defiende los preceptos del santo del siglo XIII cuyo nombre escogió, Francisco de Asís, la vida simple en defensa de los pobres y cerca de la naturaleza, precisó.

Además, los reclamos actuales de la población brasileña, que en junio salió masivamente a las calles a exigir transporte, salud y educación de más calidad y a denunciar la corrupción política “sintonizan con el discurso del papa, que se sentirá aquí en su casa”, estimó el historiador.

Millones de brasileños se declaran católicos pero no son practicantes, o van a misa pero al mismo tiempo hablan con los muertos en sesiones de espiritimo y veneran por igual a santos católicos o de origen afrobrasileño. El sincretismo es tolerado de manera extraoficial por la Iglesia católica, que no quiere seguir perdiendo fieles.

El censo de 2010 mostró sobre todo la disminución de católicos entre los menores de 30 años.

Para Pedro Ribeiro de Oliveira, profesor de Ciencias de la Religión de la Universidad Católica de Minas Gerais, esto se debe a que “en los últimos 30 años la Iglesia católica se ha clericalizado demasiado, está demasiado centralizada, se ha convertido en una Iglesia de curas donde legos y legas carecen de voz”.

“La liturgia, en vez de actualizarse, retrocede cada vez más, entonces es difícil ir a misa el domingo” y las parroquias “tienen cada vez mas viejos y menos jóvenes”, dijo.

Oliveira cree que el catolicismo ya no podrá volver a representar a 70% u 80% de la población brasileña, pero cree que puede aumentar sus fieles si Francisco “consigue activar a los grupos de base de la Iglesia, la pastoral social, la pastoral de la juventud”.

————————————————————————————————————————————————–

Dimiten dos altos cargos del banco del Vaticano

La renuncia del director y el subdirector de la entidad bancaria sigue al arresto de un prelado

 Roma 1 JUL 2013 – El País.com (España)

“ALGO ESTÁ CAMBIANDO”. El nuevo estilo del papa Francisco parece ser del agrado de los italianos, que valoran los cambios / REUTERS/LIVE

El papa Francisco parece dispuesto a terminar de una vez y por la vía de urgencia con los escándalos del banco del Vaticano. Solo unas horas después de la detención de monseñor Nunzio Scarano, el alto prelado que junto a un exagente de los servicios secretos italianos y a un bróker intentó fletar un jet desde Suiza con 20 millones de euros, Jorge Mario Bergoglio ha decidido descabezar el banco del Vaticano para, de facto, ponerlo bajo sus órdenes. La Santa Sede ha anunciado la dimisión del director general del Instituto para las Obras de Religión (IOR), Paolo Cipriani, y del vicedirector, Massimo Tulli. Según una comunicación oficial del Vaticano, “tras muchos años de servicio, los dos han tomado esa decisión en el mejor interés del instituto y de la Santa Sede”.

“El Consejo Superior”, añadía la nota, “y la Comisión de Cardenales han aceptado las dimisiones y han pedido al presidente del IOR, Ernst von Freyberg, que asuma de manera interina las funciones de director general con efecto inmediato”. El comunicado también precisa que tanto la Autoridad de Información Financiera (AIF) –el organismo creado en 2010 para vigilar la transparencia financiera de la Santa Sede—como la comisión de investigación creada por el Papa el pasado miércoles ya habían sido informadas. El alemán Von Freyberg –nombrado por Benedicto XVI en sustitución del anterior presidente, Ettore Gotti Tedeschi, unas horas antes de dejar de ser Papa—estará ayudado por Rolando Marranci, que asumirá provisionalmente la vicedirección, y Antonio Montaresi como responsable de proyectos especiales. Ambos tienen experiencia en bancos de Estados Unidos e Inglaterra.

Se cierra así, según fuentes de la Santa Sede, unas horas especialmente duras en el Vaticano en general y en el IOR en particular. Sobre todo al comprobar que, tras la detención por parte de la Guardia de Finanzas (la policía fiscal italiana) de un alto miembro de la Curia, el Vaticano no solo no intentaba rescatarlo sino que, de forma explícita, se ponía a disposición de las autoridades italianas. Esa declaración del portavoz vaticano, el padre Federico Lombardi, suponía de hecho un cambio de época. Los corruptos con sotana no solo irían al infierno, sino también a la cárcel. Porque, además, la historia de la detención de Scarana no es la de la típica manzana podrida que, una vez apartada, deja de contaminar a las demás. De la investigación de las fiscalías de Roma y de Salerno se desprende que Monseñor 500 –así llamaban a monseñor Scarano por su disponibilidad de billetes púrpuras—manejaba gran cantidad de dinero, de inmuebles, de acciones y de títulos gracias en gran medida a la opacidad mítica del IOR, un banco que, tras los muros del Vaticano, sigue ofreciendo a sus clientes la misma confidencialidad que el más oscuro de los paraísos fiscales. Y solo con cruzar el Tíber.

Los escándalos del banco del Vaticano centraron buena parte de las congregaciones generales, las reuniones que celebran los cardenales antes del cónclave. Durante aquellos días que siguieron a la renuncia de Benedicto XVI –marcada por el robo de su documentación secreta y las peleas de poder entre distintas facciones de la Curia—los cardenales estadounidenses y el propio Bergoglio protagonizaron intervenciones muy claras a favor de limpiar la Iglesia. Y el IOR, estaba claro, era de los lugares donde con más urgencia había que meter la escoba, el pozo oscuro que en las últimas décadas había venido emponzoñando la labor de la Iglesia. Pero, entre los riesgos de emprender una operación tan arriesgada y la proverbial lentitud eclesiástica, nadie pensó que aquellos buenos propósitos se pusieran en marcha tan pronto.

Pero entre el discurso recurrente del papa Francisco –“deseo una Iglesia pobre y para los pobres que salga de los palacios y vaya a las periferias”—y las continuas sospechas de corrupción lograron el milagro. Un terremoto en el IOR. Ya el miércoles de la semana pasada, Francisco lanzó un mensaje muy claro al nombrar una comisión de investigación sobre el banco del Vaticano. La orden del Papa era tajante. No solo reformar el IOR para que “los principios del Evangelio impregnen también las actividades de carácter económico y financiero”. Pero no menos tajante era la composición de sus investigadores. Bajo la dirección del cardenal salesiano Raffaele Farina trabajarían un cardenal francés, Jean-Louis Tauran, una mujer laica, la profesora estadounidense, Mary Ann Glendon, el arzobispo español Juan Ignacio Arrieta y el teólogo estadounidense Peter Bryan Wells. La consigna, mano dura. Hechos, en vez de palabras. El Papa que vino del fin del mundo no parece dispuesto a que le tomen el pelo.

———————————————————————————————————————————————-

Nunzio Scarano, sacerdote detenido en caso de Banco Vaticano, dice que quería ayudar a conocidos

Fotografía facilitada por la Guardia Di Finanza (policía fiscal italiana) de la detención de un alto prelado del Vaticano (2i) en Roma, Italia, el viernes 28 de junio de 2013. Un alto prelado italiano, un agente de los servicios secretos de Italia y un intermediario financiero han sido arrestados, acusados de fraude y corrupción, en el marco de una investigación sobre las presuntas irregularidades en la gestión del llamado banco del Vaticano, el Instituto para las Obras de Religión (IOR). – / EFE

El Nuevo Herald

ROMA — El sacerdote italiano Nunzio Scarano, detenido el pasado viernes acusado de fraude y corrupción en una investigación sobre supuestas irregularidades en la gestión del Instituto para las Obras de Religión (IOR), dijo el lunes 1 de julio que actuó de buena fe y que solo quería hacer un favor a unos conocidos.

Durante el interrogatorio en Roma ante la jueza de instrucción Barbara Callari, Scarano aseguró que solo fue un “intermediario” y que quería hacer “un favor a los primos Paolo y Cesare D’Amico” debido a la relación de amistad que le une con la familia, informaron los medios de comunicación italianos.

Los investigadores acusan a Scarano, perteneciente a la Archidiócesis de Salerno (sur de Italia), de dar 400.000 euros al excarabinero Giovanni Maria Zito, exagente de los servicios secretos italianos (AISI), para que éste llevara de vuelta a Italia, desde Suiza, fondos de la familia D’Amico.

Zito, quien por su condición podía eludir los controles aeroportuarios, supuestamente debía trasladar de Suiza a Italia, a bordo de un avión privado, 20 millones de euros confiados al intermediario financiero Giovanni Carenzio y pertenecientes a los D’Amico.

El alto prelado explicó durante el interrogatorio que los D’Amico le pidieron que mediara con Carenzio, a quien éstos habían confiado la gestión de sus fondos en Suiza, estimados en unos cuarenta millones de euros, para conseguir que el dinero regresara a Italia.

La operación quedó fijada para el traslado de veinte millones de euros, aunque finalmente no pudo concluirse.

La situación “degeneró”, según explicó Scarano, cuando Carenzio puso dificultades para la operación y por la petición de Zito de un pago de 600.000 euros.

Carenzio y Zito fueron detenidos, al igual que Scarano, el pasado viernes, tras la orden de arresto dictada por las autoridades judiciales de Roma ante la entrada ilegal en Italia de 20 millones de euros procedentes de Suiza.

La línea de la defensa de Scarano, que ha pedido que se le conceda el arresto domiciliario, se ha basado en que el sacerdote no actuó por interés personal.

Antes de la detención, Scarano había sido cesado por el Vaticano de todos sus cargos, después de que se conociera que la Fiscalía de Salerno le investigaba por blanqueo de dinero por un caso relacionado con cheques justificados como donaciones de origen poco claro, por un total de 580.000 euros.

———————————————————————————————————————————————–

El prelado del Vaticano arrestado creía poder actuar impunemente

domingo 30 de junio de 2013  – Reuters España
El alto cargo de la iglesia católica arrestado por conspirar para transferir clandestinamente decenas de millones de dólares a Italia controlaba enormes cantidades de dinero y sentía que podía actuar con impunidad por sus conexiones con el banco Vaticano, según un documento de la investigación judicial. En la imagen, guardias se seguridad en la entrada de los tribunales en Roma, el 28 de junio de 2013. REUTERS/Tony Gentile
MADRID (Reuters) – El alto cargo de la iglesia católica arrestado por conspirar para transferir clandestinamente decenas de millones de dólares a Italia controlaba enormes cantidades de dinero y sentía que podía actuar con impunidad por sus conexiones con el banco Vaticano, según un documento de la investigación judicial.

En el último revés para la imagen del Vaticano, monseñor Nunzio Scarano, de 61 años, fue arrestado el viernes junto a un agente del servicio secreto italiano y un intermediario financiero.

Los tres planeaban meter en Italia 20 millones de euros procedentes de Suiza para los miembros de una familia de propietarios navales del sur de Italia, según dijo un juez de instrucción a periodistas el viernes.

El magistrado dijo que el principal protagonista era Scarano, que hasta hace poco trabajó como contable en la administración financiera del Vaticano, y que tenía varias propiedades y cuentas en el banco Vaticano.

Un documento de 48 páginas en el que la juez Barbara Callari aprueba las peticiones de arresto de los magistrados, y que fue obtenido por Reuters, contiene transcripciones de sumarios con escuchas, correos electrónicos, cargas, cheques y otros resultados de investigaciones policiales.

Describe el desarrollo de un plan que se asemeja a una novela de espías con un avión privado alquilado para recoger el dinero de la localidad suiza de Locarno, móviles quemados, un agente de los servicios secretos supuestamente corrupto que prometió conseguir que el dinero pasara las aduanas y un dudoso intermediario.

En su informe, Callari escribió que Scarano se sentía seguro “gracias a sus relaciones con el banco Vaticano”. Agregó que el monseñor veía al Instituto para las Obras de la Religión (IOR) como “el único instrumento seguro y rápido para operaciones financieras y bancarias que podía evadir – si no violar completamente – las leyes contra el blanqueo de dinero y la evasión de impuestos”.

BOCHORNO PARA EL PAPA

Los detalles de la acusación a Scarano han sido embarazosos para el papa Francisco, que desde que fue elegido en marzo ha evitado gran parte del boato del cargo y tratado de enfatizar la importancia de una vida sencilla de devoción.

Sólo dos días antes el Vaticano anunció la creación de una comisión para investigar el banco Vaticano, conocido formalmente como IOR y que se ha visto sacudido por una serie de escándalos en las últimas décadas.

Scarano estaba suspendido de sus funciones desde hace varias semanas por la investigación de otro caso en el sur del país relacionada con sus cuentas en el banco Vaticano.

En esa investigación, Scarano fue acusado de sacar unos 600.000 euros en efectivo de una cuenta del Vaticano poco a poco, habitualmente 10.000 euros, y dárselo a amigos, que le extendían cheques. Luego depositaba los cheques en una cuenta para pagar una hipoteca.

Los magistrados han dicho que no hay indicios hasta ahora de que el banco estuviera implicado directamente en el intento de Scarano de hacer entrar el dinero a Italia para sus amigos ricos.

Scarano, que según dijo un magistrado trabajó para un banco alemán antes de meterse a cura, fue durante años un contable de alto rango en un departamento del Vaticano conocido como APSA, la Administración del Patrimonio de la Santa Sede.

———————————————————————————————————————————————–

Sacerdote pederasta denuncia ‘satánico tráfico de prostitución de niños’ en el Vaticano.

CreenciasNoticias el 1 julio, 2013

curia

Un sacerdote pedófilo convicto ha denunciado una red de prostitución homosexual que ha estado operando dentro de la Sede de la Religión Católica Romana, con clérigos que alquilan servicios sexuales de menores de edad para sexo.

Don Patrizio Poggi, quien cumplió una condena de cinco años de prisión por abusar de adolescentes en su parroquia de Roma, dijo a las autoridades italianas que un ex policía Carabinieri reclutaba niños para nueve clérigos, según informó IBTimes.

Poggi dijo a la policía: “He decidido presentar esta queja y cooperar con la ley después de una larga reflexión y después de una dolorosa historia de abuso y mal uso del poder que yo he vencido gracias a la fe que me guía.”

El sacerdote   de 46-años de edad, quien se ha quejado de que el Vaticano se negó a reincorporarlo después de haber completado su pena de prisión, añadió:

“Me veo en la obligación de proteger a la Santa Iglesia y la comunidad cristiana ya que tengo conocimiento de hechos graves que atentan contra su integridad y romper el canon y el derecho penal”.

Poggi ha entregado a las autoridades los nombres de 20 abusadores de menores en el clero romano – incluyendo cuatro sacerdotes que sirven y un Monseñor.

Hasta ahora, cuatro personas han sido formalmente puestas bajo investigación por parte de los magistrados de Roma, según reportó The Times.

El periódico añade: “Sus acusaciones ganaron credibilidad por el hecho de que estuvo acompañado por monseñor Luca Lorusso, un asesor del Nuncio Apostólico en Italia, que es un confidente del Papa Francisco” “.

El ex policía está acusado de haber adquirido niños inmigrantes de Europa del Este, de haberlos reclutado en discotecas gay, saunas y un bar cerca de la estación central de trenes de Roma conocido como “Twink”, donde se utilizaba un vehículo de emergencia para evitar multas de aparcamiento.

Poggi denunció  además la “venta de hostias consagradas para ritos satánicos.”

———————————————————————————————————————————————–

01 de julio de 2013

Prelado del Vaticano detenido niega estar involucrado en blanqueo de dinero

Terra Chile

El prelado de la Santa Sede detenido el viernes pasado por la policía italiana por estar involucrado en operaciones de blanqueo de dinero a través del banco del Vaticano, Nunzio Scarano, rechazó el lunes toda acusación, indicaron fuentes judiciales.

El religioso, de 61 años, a quien suelen llamar “monseñor” en forma honorífica por su antigüedad dentro de la maquinaria de la Santa Sede, anunció que va “cooperar con las autoridades” italianas que investigan el caso y defendió su “moralidad”, según declaraciones a la prensa de sus abogados defensores.

“Hemos pedido la detención domiciliaria en un lugar donde pueda celebrar la misa”, anunciaron Francesco Caroleo Grimaldi, Silverio Sica y Luca Paternostro.

Según la fiscalía de Roma, Scarano, quien trabajaba para la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA), el organismo que gestiona los bienes inmobiliarios de la Santa Sede, donde era responsable de la contabilidad, tenía un “rol relevante” en las operaciones de lavado de dinero.

El prelado junto con un miembro de los servicios secretos italianos y un intermediario financiero intentó introducir ilegalmente en Italia, sin lograrlo, unos 20 millones de euros depositados en un banco suizo procedentes de un fraude fiscal, según la acusación.

El religioso, “está mal, nervioso y no duerme”, indicaron los abogados.

El caso ha suscitado escándalo en Italia y alimenta las sospechas sobre las operaciones oscuras del banco del Vaticano, mejor conocido como el Instituto para las Obras de Religión (IOR), objeto de varias investigaciones desde hace varios años por parte de la justicia italiana por corrupción.

El mismo papa Francisco ordenó el pasado 26 de junio crear una comisión especial formada por cinco personas para que lo informe directamente sobre las actividades del controvertido banco del Vaticano y algunos sectores católicos piden que sea convertido en un banco ético, sin ánimo de lucro y salga del sistema financiero.

A lo largo de los años, diversos escándalos han manchado la reputación del IOR, ya que círculos criminales aprovecharon el anonimato o de testaferros para blanquear sus fondos.

El más importante se produjo en 1982 con la quiebra del Banco Ambrosiano, un escándalo bancario que implicaba a la CIA y a la logia masónica Propaganda 2 (P2).

En 1993, el caso Enimont por sobornos a los partidos políticos italianos, también salpicó al IOR y más recientemente el tribunal de Roma detectó casos de blanqueo de dinero por parte de mafiosos.

El suizo René Brülhart, consejero de la Autoridad de Información Financiera (AIF), que supervisa al IOR, indicó que en 2012 se señalaron seis transacciones sospechosas.

El banco del Vaticano gestiona 19.000 cuentas pertenecientes en su mayoría al clero católico, es decir, unos 7.000 millones de euros, que incluyen tanto a personas de menor rango en la jerarquía vaticana como a obispos, cardenales y diplomáticos acreditados ante la Santa Sede y se ocupa también de las trasferencias de dinero de las congregaciones religiosas.

———————————————————————————————————————————————–

Detenido un prelado del Vaticano por presunto lavado de dinero

A Nunzio Scarano se le ocnocía como “monseñor 500” por su afición a los billetes de color púrpura

 Roma 28 JUN 2013 – El País.com (España)

El argumento de la historia no es malo: una operación clandestina para transportar desde Suiza a Italia alrededor de 20 millones de euros a bordo de un jet privado. Pero lo verdaderamente relevante es, sin duda, el reparto: Nunzio Scarano, un alto prelado del Vaticano, natural de Salerno, residente en Roma y también conocido como “monseñor 500” por su afición a los billetes de color púrpura; Giovanni Maria Zito, miembro de los Carabinieri y antiguo agente de los servicios secretos, un “007” en la jerga periodística italiana; el intermediario financiero Giovanni Carenzio, buscado por un desfalco en las islas Canarias; y, finalmente, una conocida familia de armadores de Salerno apellidada D’Amico. La fiscalía de Roma ordenó ayer a la Guardia de Finanza –la policía fiscal italiana—la detención del monseñor, el espía y el bróker acusados de fraude y corrupción en el curso de una investigación más amplia sobre presuntas irregularidades en la gestión del banco del Vaticano, el Instituto para las Obras de Religión (IOR). La operación se produjo 48 horas después de que el papa Francisco ordenase la creación una comisión de investigación para la reforma, o incluso la clausura, de una institución creada en 1940 por Pío XII y que desde hace décadas es frecuente piedra de escándalo.

Los investigadores sospechan que los 20 millones que monseñor Scarano, de 61 años, pretendía traer de regreso a Italia habían sido evadidos al fisco años atrás por algunos amigos del prelado, que ahora querían disponer del dinero de nuevo. De ahí que el alto funcionario vaticano, que hace un mes había sido destituido como responsable del servicio que administra el ingente patrimonio inmobiliario de la Santa Sede (APSA), decidiera contactar con el agente de los servicios secretos internos italianos (AISI) y le ordenase la contratación de un avión con piloto e incluso de una escolta para evitar contratiempos en el traslado del dinero por territorio italiano. El “007” así lo hizo. Se ausentó de su trabajo en los servicios secretos alegando enfermedad, alquiló el avión –que aterrizó oportunamente en el aeropuerto de Locarno, una ciudad turística del sur de Suiza—y dispuso que un militar armado esperase el envío a su llegada a Italia. Según la fiscalía de Roma, el agente Zito –que a la postre sería expulsado del servicio secreto– se embolsó un primer pago de 400.000 euros y quedó a la espera de un segundo de 200.000 que tendría que recibir al final de la operación. Pero la operación se fastidió.

Al parecer, la culpa fue del bróker. Por lo que los agentes de la Guardia de Finanza pudieron escuchar por los teléfonos intervenidos, el tal Carenzio estaba preocupado “porque 20 millones queman”. De hecho, su primera idea era transportar 40 millones de euros de una tacada, pero su susto ante lo arriesgado de la operación fue en aumento. Según se desprende de la investigación, dirigida por la juez instructora Barbara Callari, el intermediario disponía de varias cuentas a su nombre en Suiza, por lo que se sospecha que estaría también actuando como hombre de paja de los hermanos Paolo, Maurizio y Césare D’Amico, los armadores de Salerno. El caso es que, cuando los planes se fueron finalmente al traste, el agente secreto pidió a monseñor Scarano que le entregase el segundo pago de 200.000 euros. Para quitárselo de encima, el prelado denunció a la policía un presunto robo en su casa de Salerno de una gran cantidad de dinero. Lo justificó diciendo que se trataba de donaciones que recibía con destino a la Iglesia. Pero la policía fue tirando del hilo y descubrió que monseñor Scarano, cuya vocación tardía le permitió ser bancario antes que cura, recibía demasiadas donaciones de origen poco claro, alrededor de 580.000 euros en los últimos tiempos, y le abrió una investigación por presunto lavado de dinero. Una vez detenido, a los cargos de fraude y corrupción, se le unió el de calumnia, por denunciar un robo que jamás se había producido.

Pero la investigación de la fiscalía de Salerno no era la única que tenía a “monseñor 500” como objetivo. Desde marzo de 2010, la fiscalía de Roma investiga la presunta utilización del banco del Vaticano como una inmensa lavadora de dinero negro. En septiembre de aquel año fueron congelados 23 millones de euros depositados en cuentas que violaban las normas internacionales para la prevención del blanqueo de dinero y fueron imputados el entonces presidente del IOR, Ettore Gotti Tedeschi, y el director general, Paolo Cipriani. Al parecer, dos de esas cuentas pertenecen al alto prelado ahora detenido. Su abogado defensor, Silverio Sica, aseguró ayer: “Monseñor Scarano aclarará todo a los magistrados romanos, como ya ha hecho con los de Salerno”. La línea argumental de su defensa: “Quería echar una mano a unos queridos amigos que estaban en apuros…”.

Tras la sorpresa por la operación policial –en un primer momento se dijo equivocadamente que Nunzio Scarano era el obispo de Salerno–, el Vaticano reaccionó de forma inusitada. El portavoz, padre Federico Lombardi, dijo que la Santa Sede no había recibido ninguna petición por parte de las autoridades italianas, pero aseguró su “plena colaboración”. Esto, que puede resultar una obviedad, no lo es. De hecho, la caída en desgracia de Gotti Tedeschi, el anterior presidente del IOR, se empezó a producir el día de 2010 que acudió a la fiscalía de Roma para ponerse a su disposición. Fue entonces cuando los poderes fuertes del Vaticano le pusieron la cruz –incluso encargaron un informe psicológico para saber si se le había ido la cabeza–. El Estado de la Ciudad del Vaticano es muy celoso de su soberanía, sobre todo cuando se refiere a las cuestiones relacionadas con el IOR. La llegada a la silla de Pedro del papa Francisco ha puesto, también eso, en estudio.

———————————————————————————————————————————————–

Arrestan a prelado de alto rango por investigación del Banco Vaticano

 Viernes, 28 de junio de 2013

BBC

La policía de Italia arrestó a un prelado de alto rango acusado de enriquecimiento ilícito y lavado de dinero, como parte de una investigación sobre el Banco Vaticano.

El clérigo, monseñor Nunzio Scarano, trabajaba como contador de El Vaticano y fue suspendido del cargo hace varias semanas. Scarano está siendo investigado en relación con una serie de transacciones sospechosas a través de la institución financiera.

Un integrante de los servicios secretos italianos y un operador financiero también fueron detenidos.

Los arrestos se producen dos días después de que el papa Francisco anunciara la creación de una comisión investigadora sobre el banco, que ha sido marcado por varios escándalos.

————————————————————————————————————————————————-

28 DE JUNIO DE 2013

Un prelado italiano entre los detenidos en el caso del banco del Vaticano

Los medios italianos informan hoy de que el alto prelado detenido es Nunzio Scarano, responsable del servicio de contabilidad de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA), el ente que gestiona el inmenso capital inmobiliario del Vaticano.

por  – El Mostrador

Un prelado italiano, un exagente de los servicios secretos de Italia y un intermediario financiero han sido detenidos hoy acusados de fraude y corrupción, en la investigación sobre las presuntas irregularidades en la gestión del llamado banco del Vaticano, el Instituto para las Obras de Religión (IOR).

Los medios italianos informan hoy de que el alto prelado detenido es Nunzio Scarano, responsable del servicio de contabilidad de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA), el ente que gestiona el inmenso capital inmobiliario del Vaticano.

En un primer momento se había comunicado que se trataba del obispo de Salerno, pero el arrestado es un prelado que pertenece a esta archidiócesis.

Scarano ya había sido suspendido por el Vaticano de todos sus cargos después de que se supiera que la Fiscalía de Salerno le investigaba por blanqueo de dinero por un caso de cheques justificados como donaciones de origen poco claro, por un total de 580.000 euros.

Los otros detenidos son Giovanni Maria Zito, exagente de los servicios secretos italianos (AISI), ya que había sido destituido hace algunos meses de su cargo, y Giovanni Carinzo, un intermediario financiero.

Según los medios italianos, las pesquisas que han llevado al arresto se concentraban en la entrada ilegal en Italia de 20 millones de euros desde Suiza.

Esta operación fue practicada por la Guardia de Finanzas (policía fiscal italiana) tras la orden de la jueza de investigaciones preliminares de Roma Barbara Callari.

Por el momento se desconocen más detalles sobre los delitos que se les imputan y sólo que se trata de una investigación que ha surgido de las varias que la Fiscalía de Roma mantiene abiertas sobre las presuntas irregularidades del IOR.

Se desconoce si en este caso también está implicado el banco del Vaticano, como ha ocurrido en el pasado, por la poca transparencia en la gestión de las cuentas corrientes.

Las detenciones se producen después de que el pasado miércoles, el Vaticano informara de que el papa Francisco ha nombrado una comisión, formada por cinco miembros, que se dedicará en los próximos meses a investigar todo lo que ocurra en el banco del Vaticano, envuelto desde hace años en numerosos escándalos financieros, para una posible reforma.

———————————————————————————————————————————————

SINO LUIGI MORETTI

La Archidiócesis de Salerno dice que Scarano no es su obispo

ROMA, 28 Jun. (Reuters/EP) – Europa Press

   La Archidiócesis de Salerno-Campgna-Averno ha aclarado que su arzobispo no es Nunzio Scarano, sino Luigi Moretti, que no está “en absoluto” siendo investigado por presunto blanqueo de dinero procedente del Banco Vaticano, después de que fuentes italianas y judiciales informaran de que tres personas, entre ellas, Nunzio Scarano, al que en un principio se le había atribuído este cargo, han sido detenidas.

“Mientras tanto, se expresa plena confianza en la Justicia acerca de la dolorosa situación de monseñor Nunzio Scarano, quien ha sido calificado por error como arzobispo de Salerno”, subraya en un comunicado, en el que también manifiesta su cercanía al prelado detenido.

Scarano ha sido detenido este viernes junto a un miembro de los servicios secretos italianos y un ‘broker’ financiero en el marco de la investigación abierta en Italia sobre presunto blanqueo de dinero a través del Instituto de Obras Religiosas (IOR), más conocido como el Banco Vaticano, según han informado fuentes italianas y judiciales.

El prelado, que está suspendido de su cargo, trabajaba como contable en la administración financiera del Vaticano, concretamente en la Adminsitración del Patrimonio de la Sede Apostólica (ASPA), y ha sido detenido en una parroquia de las afueras de Roma, según ha informado a Reuters su abogado, Silverio Sica.

Según apunta la prensa italiana, el abogado defensor de Scarano, Silverio Sica, ha asegurado que “monseñor Scarano aclarará todo a los magistrados romanos, como ya lo hizo con los de Salerno”. También señalan que este jueves el Papa recibió al presidente de la Prefectura de Asuntos Económicos de la Santa Sede (APSA), Cardenal Giuseppe Versaldi.

Estas detenciones se enmarcan en la investigación emprendida en 2010 por la Justicia italiana contra los entonces presidente y director general del IOR, Ettore Gotti Tedeschi y Paolo Cipriani, por violación de las normas para impedir el blanqueo de dinero.

Scarano ha sido acusado de haberse extraído alrededor de 600.000 euros en efectivo de una cuenta en el Banco Vaticano, por lo general en pequeñas cantidades de 10.000 euros cada una, que posteriormente eran entregados a unos cómplices para que los convirtieran en cheques que el propio obispo depositaba a continuación en una cuenta abierta en un banco italiano para pagar una hipoteca.

El Vaticano no se ha pronunciado de momento sobre estos hechos, que se producen dos días después de que el Papa Francisco nombrase una comisión pontificia de cinco miembros con la misión de investigar las actividades del Instituto de Obras Religiosas.

La comisión, que estará presidida por el Cardenal Raffael Farina, recopilará documentos, datos e información sobre el IOR y presentará los resultados de su trabajo al Papa, que ha tomado esta decisión por su deseo “de conocer mejor la situación jurídica y las actividades” del Banco Vaticano, según informó el jefe de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el Padre Federico Lombardi.

El objetivo del Pontífice, según Lombardi, es “permitir una mejor armonización del mismo con la misión de la Iglesia universal y la Sede Apostólica, en el contexto más general de las reformas que sean oportunas realizar por parte de las instituciones que dan auxilio a la Sede Apostólica”.

————————————————————————————————————————————————

“Monseñor 500”, el prelado detrás del último escándalo del banco del Vaticano

BBC
Viernes, 28 de junio de 2013
Monseñor ScaranoScarano fue contador en jefe del banco del Vaticano.

Lo llamaban “Monseñor 500” -según el diario italiano La Repubblica– porque supuestamente poseía una enorme cantidad de billetes de 500 euros.

Y el prelado presuntamente les pedía a sus amigos empresarios que le cambiaran bloques de 10 y 20 billetes de 500 euros por cheques de 5.000 y 10.000 euros, y ellos se encargaban de circular el dinero.

Pero este viernes el monseñor nuncio Scarano, que trabajaba como contador en el Vaticano, fue arrestado en Roma y acusado de lavado de dinero y malversación de fondos.

Junto con él fueron detenidos un agente del servicio secreto italiano y un corredor de bolsa, Giovanni Carenzio, en relación con el mismo caso.

Según La Repubblica el monseñor intentaba supuestamente introducir desde Suiza a Italia 20 millones de euros (más de US$26 millones) en efectivo en un avión privado.

Otro golpe

El arresto de Scarano es un golpe más para el atribulado banco del Vaticano, el llamado oficialmente Instituto para las Obras de Religión (IOR).

Hace sólo dos días, el papa Francisco anuncio la creación de una comisión para analizar las actividades del organismo.

“Tradicionalmente el banco del Vaticano se ha rehusado a cooperar con las autoridades italianas que investigan delitos financieros usando como argumento la independencia soberana del Estado de la ciudad del Vaticano”

David Willey, corresponsal de la BBC en Roma

El director del banco fue reemplazado por el anterior Papa, Benedicto XVI, sólo un día antes de que éste renunciara al pontificado.

Ahora, con las nuevas acusaciones sobre lavado de dinero y malversación por uno de sus empleados, el pontífice sin duda estará más dispuesto a investigar al hermético banco, que tiene 114 trabajadores y activos valorados en US$7.000 millones.

Tal como informa el corresponsal de la BBC en Roma, David Willey, Scarano estaba en la mira de la policía italiana en relación con la investigación que le valió el nombre de “Monseñor 500”.

Supuestamente había tomado US$700.000 en billetes de 500 euros de una cuenta del banco del Vaticano y había entregado fajos de 10.000 euros a sus amigos para que estos le cambiaran el efectivo por cheques, que eran descritos como “donaciones para la iglesia”.

Monseñor ScaranoScarano fue acusado de lavado de dinero y malversación.

El monseñor nuncio Scarano, de 61 años, había sido el contador en jefe de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (APSA) y en las últimas dos semanas estaba siendo investigado también por el fiscal de Salerno.

“Como ya se ha sabido en los días pasados, monseñor nuncio Scarano fue suspendido de sus deberes en APSA hace más de un mes, tan pronto como sus superiores fueron informados de que estaba siendo investigado”, afirma la Radio Vaticana en una declaración.

“Esto es de acuerdo con las Regulaciones de la Curia Romana, que requiere la suspensión precautoria de personas contra las cuales han comenzado procesos criminales”.

Cooperación

La pregunta que muchos se plantean ahora es si el Vaticano estará dispuesto a cooperar en la investigación.

Tal como afirma el corresponsal de la BBC David Willey, “tradicionalmente el banco del Vaticano se ha rehusado a cooperar con las autoridades italianas que investigan delitos financieros usando como argumento la independencia soberana del Estado de la ciudad del Vaticano”.

Papa FranciscoEl papa Francisco ordenó la creación de una comisión para investigar las actividades del banco del Vaticano.

“Pero el papa Francisco ha mostrado ahora que está determinado a llegar al fondo de las acusaciones de larga data sobre corrupción y lavado de dinero en el banco del Vaticano”, agrega el periodista.

Esta es el última de una serie de escándalos que han perseguido históricamente al Instituto para las Obras de la Religión.

Este organismo fue uno de los principales accionistas del Banco Ambrosiano, una enorme entidad italiana que quebró en 1982 y dejó pérdidas de más de US$3.000 millones.

Su presidente, Roberto Calvi, fue encontrado colgado del puente de Blackfriars en Londres, en lo que se sospecha que fue un asesinato disfrazado de suicidio.

Según la investigación, Calvi era un asociado cercano del Vaticano.

————————————————————————————————————————————————

Papa Francisco crea comisión especial sobre actividades del banco Vaticano

La comisión comenzará a trabajar “en estos días” y tendrá como objetivo “reunir informaciones sobre la evolución de la entidad y presentar sus conclusiones” al Pontífice.

por AFP – 26/06/2013 – Latercera
Papa Francisco.Papa Francisco.

El Papa Francisco creó una comisión especial formada por cinco personas para que lo informe directamente sobre las actividades del banco Vaticano, el Instituto para las Obras de Religión (IOR), involucrado en varios escándalos por sospechas de blanqueo, informó este miércoles en un comunicado la Sede Papal.

La comisión pontificia deberá ilustrar al Papa “personalmente” sobre “las actividades y la situación jurídica” del banco del Vaticano y fue designada “en el marco de la reforma” de la Curia Romana, precisa la nota.

Para la creación de la comisión pontificia, el Papa firmó un “quirógrafo”, una suerte de documento jurídico escrito por el mismo pontífice, con fecha 24 de junio.

La comisión tiene como objetivo “reunir informaciones sobre la evolución de la entidad y presentar sus conclusiones al Santo Padre”, precisa la nota que subraya que comenzará a trabajar “en estos días”.

Los miembros de la comisión son el cardenal italiano Raffaele Farina, ex responsable de los archivos secretos del Vaticano, el cardenal francés  Jean-Louis Tauran, el español Juan Ignacio Arrieta Ochoa de Chinchetru, experto  en la legislación del Vaticano (coordinador), el estadounidense Peter Bryan  Wells, miembro de la Secretaría de Estado y la profesora laica estadounidense  Mary Ann Glendon, especialista en derecho de Harvard.

El llamado banco del Papa, fundado en 1942 por Pío XII, con activos por 7.100 millones de euros, maneja miles de cuentas de sacerdotes y religiosas en todo el mundo, desde simples hermanas filipinas que vienen a estudiar a Roma, pasando por obispos y cardenales, hasta poderosas congregaciones religiosas repartidas  en todos los rincones del planeta.

El pontificado de Benedicto XVI quiso limpiar el pasado de la entidad, de mala gestión y normalizar su gestión, sin lograrlo.

Desde que llegó el nuevo presidente del IOR, el alemán Ernst von Freyberg, nombrado pocos días antes de la elección de Francisco, un equipo de expertos de la agencia financiera Promontory verifica la situación de cada una de las 19.000 cuentas de IOR.

En su primera intervención sobre IOR, el pasado 16 de junio, Francisco designó al italiano monseñor Battista Mario Salvatore Ricca, uno de sus hombres  de confianza, como nuevo “prelado” de esa institución.

Se espera que el Papa, que desde su elección en marzo defiende una Iglesia pobre para los pobres tras recordar recientemente que San Pedro no tenía cuenta bancaria, reforme drásticamente la mayor entidad financiera de la Iglesia.

————————————————————————————————————————————————

26 de junio de 2013

El Instituto para las Obras de la Religión, el banco del Vaticano

Terra Chile

El Instituto para las Obras de la Religión (IOR), que será reformado por una comisión cuya creación anunció hoy el papa Francisco, es conocido como el banco del Vaticano y su trayectoria se ha visto salpicada por varios escándalos.

Fundado en 1942 por el papa Pío XII, el IOR se ocupa de custodiar y gestionar bienes de personas e instituciones religiosas, tiene personalidad jurídica propia, su única sede está en el Vaticano y trabajaban en él algo más de un centenar de personas.

El banco vaticano está dirigido por el Consejo Supervisor, formado por cinco personalidades y presidido actualmente por el abogado alemán Ernst von Freyberg, caballero de la Orden Malta y presidente de la naviera alemana Blohm-Voss.

Freyberg fue elegido el pasado mes de febrero para sustituir al italiano Ettore Gotti Tedeschi, destituido el 24 de mayo de 2012 “por no haber desarrollado funciones de primera importancia para su cargo” y ante la “preocupación” por su gestión, según explicó entonces el Consejo Supervisor.

Tedeschi se vio salpicado por supuestas irregularidades y la Fiscalía de Roma abrió una investigación sobre él por supuesta violación de las normas sobre la prevención del blanqueo de dinero.

Los otros miembros del Consejo Supervisor del IOR son el alemán Ronald Hermann Schmitz (presidente en funciones hasta la llegada de Freyberg), el español Manuel Soto Serrano, el estadounidense Carl Albert Anderson y el italiano Antonio María Marocco.

El Consejo da cuentas de su labor a la Comisión de Cardenales, que preside el cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado vaticano.

A principios de la década de los ochenta, el IOR se vio salpicado por el escándalo de la quiebra del Banco Ambrosiano de Roberto Calvi, encontrado ahorcado bajo un puente de Londres en 1982.

La bancarrota originó la quiebra de una treintena de empresas, y aunque el Vaticano siempre rechazó cualquier responsabilidad, sí admitió su “implicación moral” y pagó 241 millones de dólares a los acreedores del Banco Ambrosiano.

En 1989 el papa Juan Pablo II decidió reformar el banco vaticano para dotarlo de una mayor transparencia y rigor en su gestión y el el arzobispo estadounidense Paul Marcinkus, que presidía el IOR, fue sustituido.

Unos meses antes, en junio de 1988, el Tribunal Constitucional italiano había sentenciado que la Justicia italiana no podría procesar a Marcinkus por su presunta responsabilidad en la quiebra del Banco Ambrosiano.

Con el estatuto impulsado por Juan Pablo II, el banco vaticano adquirió su estructura actual: un consejo de administración laico, con un presidente a la cabeza, y un director general asistido por un vicedirector

En diciembre de 2010 Benedicto XVI aprobó una ley para luchar contra el blanqueo de dinero en la instituciones financieras del Vaticano, con el objetivo de entrar en la llamada “lista blanca” de Estados que respetan las normas para la lucha contra el lavado de dinero.

———————————————————————————————————————————————-

Sospechas de lavado de dinero

El Papa abre una investigación al Banco Vaticano

  • Francisco quiere saber si el instituto sigue ‘la misión de la Iglesia’

Irene Hdez. Velasco (corresponsal) | Roma

miércoles 26/06/2013 El Mundo.es

El Papa Francisco ha decidido poner bajo investigación al polémicoInstituto para las Obras de Religión (IOR), más conocido como el Banco Vaticano.

El Papa ha creado este miércoles una comisión de cinco miembros -entre los que se incluye una mujer laica- para conocer exactamente la situación jurídica y las actividades del IOR, que desde hace décadas se ve sacudido por las sospechas de lavado de dinero.

Dicha comisión tendrá acceso a absolutamente todos los papeles e informes del IOR, y los responsables del Banco Vaticano no se podrán negar a suministrarlos acogiéndose al secreto bancario. Son órdenes del Papa.

El secreto oficial o cualesquiera otras restricciones establecidas en el ordenamiento jurídico no impiden ni limitan el acceso de la comisión a documentos, datos e informaciones”, deja muy claro Francisco en el texto que ha promulgado este miércoles y con el que da vida a la comisión de investigación.

El Pontífice, como informa un comunicado de la secretaria de Estado vaticana, quiere saber si el Banco Vaticano está en armonía “con la misión de la Iglesia” y sobre todo analizar “las reformas que sea oportuno realizar”.

La comisión que investigará la situación del IOR estará presidida por el cardenal italiano Raffaelle Farina y de la misma formarán parte el cardenal francés Jean-Louis Pierre Tauran, el obispo español Juan Ignacio Arrieta Ochoa de Chinchetru (que tendrá el cargo de coordinador y que actualmente desempeña el cargo de secretario del Pontificio Consejo para los Textos Legislativos), el monseñor estadounidense Peter Bryan Wells y la laica Mary Ann Glendon, ex embajadora de Estados Unidos ante la Santa Sede.

Habiendo escuchado la opinión de varios cardenales y otros hermanos del episcopado, así como de otros colaboradores, y a la luz de la necesidad de introducir reformas en las instituciones que prestan auxilio a la Santa Sede, hemos decidido instituir una Comisión para el Instituto de Obras Religiosas que recoja información puntual sobre la posición jurídica y sobre las varias actividades del Instituto y que nos permita, si fuera necesario, una mejor armonización del mismo con la misión universal de la Sede Apostólica”, se lee en el documento con el que Francisco ha dispuesto la creación de esta comisión investigadora del IOR.

Documentos financieros

Hace 11 días, el pasado 15 de este mes, Francisco ya decidió nombrar a una persona de su absoluta confianza como es monseñor Battista Mario Salvatore Ricca como nuevo ‘prelado’ del banco del Vaticano, que desde hace años es centro de numerosos escándalos y que en estos momentos está siendo investigado parte de la Justicia italiana por varias operaciones financieras sospechosas.

El de prelado del IOR es un cargo importante dentro del organigrama del Banco Vaticano, ya que permite el acceso a todos los documentos financieros de esa institución. El cargo llevaba dos años vacante, mientras se sucedían las luchas de poder entre varias facciones vaticanas por colocar en ese sillón a uno de los suyos.

El nombramiento de Ricca y la creación este miércoles de una comisión de investigación del Banco Vaticano se consideran sólo los primeros pasos de la amplia reforma que Francisco se propone llevar a cabo en el IOR, y que pasaría por convertirlo en un banco ético o incluso clausurarlo.

Al fin y al cabo el IOR lleva mucho tiempo empañando la imagen de la Santa Sede, y lo sigue haciendo. La fiscalía de Roma abrió en 2010 una investigación contra el Banco Vaticano, que sigue en marcha, ante una operación sospechosa en la que se podrían haber lavado 23 millones de euros.

Además, hay una investigación abierta por parte de la fiscalía de Salerno contra el monseñor Nunzio Scarano, responsable del servicio de contabilidad del dicasterio que gestiona los bienes del Vaticano, siempre por un posible delito de lavado de dinero.

Y son insistentes los rumores que apuntan a la posibilidad de que la Justicia italiana pueda decidir presentar cargos contra los cargos directivos del IOR, lo que supondría un durísimo golpe para la imagen de la Santa Sede.

————————————————————————————————————————————————-

Comisión papal investigará banco del Vaticano

 </p><br /><br /><br /><br />
<p>El papa Francisco habla en la Plaza de San Pedro del Vaticano en su audiencia general semanal el miércoles, 26 de junio del 2013.<br /><br /><br /><br /><br />
El papa Francisco habla en la Plaza de San Pedro del Vaticano en su audiencia general semanal el miércoles, 26 de junio del 2013.

ALESSANDRA TARANTINO / FOTO AP

POR NICOLE WINFIELD

ASSOCIATED PRESS

CIUDAD DEL VATICANO — El papa Francisco dio el miércoles un paso clave para reformar el banco del Vaticano, al nombrar una comisión investigadora que examinará sus actividades en una nueva pesquisa sobre lavado de dinero y sobre las dudas persistentes acerca de la misma naturaleza de la entidad financiera.

Fue la segunda vez en otras tantas semanas que Francisco ha intervenido para obtener información del Instituto de Obras Religiosas (IOR). El 15 de junio cubrió una vacante clave en la estructura del banco, designando a un prelado de toda confianza para que supervise la entidad.

El miércoles, el papa designó una comisión para que investigue la estructura legal del banco y sus actividades “a fin de permitir una mejor armonización con la misión universal de la Santa Sede”, según el documento legal que la creó.

Francisco nombró a los cinco integrantes de la comisión, dos de ellos estadounidenses: monseñor Peter Wells, alto funcionario de la secretaría de Estado vaticana y Mary Ann Glendon, profesora de Harvard, ex embajadora estadounidense en la Santa Sede y presidenta de una academia pontificia.

Los cardenales estadounidenses fueron los que más clamaron por una reforma a fondo de la burocracia vaticana -y del banco del Vaticano- en las reuniones que condujeron al cónclave de marzo del que salió elegido el papa Francisco.

Las demandas fueron planteadas tras informaciones en documentos filtrados el año pasado sobre el mal funcionamiento, rencillas y denuncias de corrupción en el gobierno de la Santa Sede.

Francisco, que dijo claramente que no tolerará la corrupción y que desea una Iglesia “pobre”, designó ya una comisión separada de cardenales para que le asesore sobre la reforma general de la burocracia vaticana.

Los miembros de la comisión bancaria tienen autoridad para recopilar documentos, datos e información sobre la situación legal y actividades del banco, ignorando las normas del secreto bancario si fuera necesario.

Los miembros podrán recibir información de cualquier funcionario del Vaticano y de gente que la ofrezca voluntariamente. La comisión, en caso necesario, podría recurrir a asesores externos, según las condiciones.

El banco sigue funcionando normalmente, así como la nueva agencia vaticana que lo supervisa.

La comisión informará de sus pesquisas a Francisco y aunque no se precisó un calendario de sus actividades, comenzará a trabajar pronto.

El banco del Vaticano fue fundado en 1942 por el papa Pío XII para regentar bienes destinados a obras religiosas o de caridad, así como las pensiones de los empleados de la Santa Sede.

———————————————————————————————————————————————-

El papa Francisco ordenó crear una comisión que analizará las actividades del atribulado banco del Vaticano, llamado Instituto para las Obras de Religión (IOR).

La decisión surge en momentos en que se lleva a cabo una investigación sobre lavado de dinero y dudas sobre lo que realmente ocurre dentro de la hermética institución.

La oficina de prensa del Vaticano informó que el grupo integrado por cinco personas tendrá como objetivo reformar el Instituto para las Obras de Religión, recogerá información sobre el organismo para “llegar a una mejor armonización del instituto respecto a la misión de la iglesia católica”

El 15 de junio pasado, el Papa nombró a un amigo cercano para llenar una vacante en el consejo directivo del banco. Su cargo tendrá acceso a documentación, juntas directivas y control administrativo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: