Papa Francisco en Brasil


  • Evo asistirá a misa del papa en Brasil
  • El Papa visita una favela y pide a los jóvenes luchar contra la corrupción
  • El papa visita una favela y denuncia las desigualdades del mundo
  • El Papa respalda de nuevo en Brasil a los ‘indignados’ durante su visita a una favela
  • La pacificación del Papa
  • Papa Francisco llega a Aparecida para realizar misa masiva en santuario católico
  • Papa Francisco prepara visita a favela en medio de críticas por seguridad
  • El Papa dice que aunque el diablo existe, Dios es más fuerte que el mal
  • El papa alerta sobre “ídolos pasajeros” como el dinero en su primera misa en Latinoamérica
  • Policía brasileña detona bomba casera en baño de santuario que visitará el Papa
  • Las autoridades brasileñas se desentienden de los fallos de seguridad en la llegada del Papa
  • “Mientras viva Ratzinger, no es bueno que Francisco me reciba en Roma”
  • Manifestantes aprovecharán visita del papa a Río de Janeiro para hacerse oír
  • Policía y manifestantes se enfrentan en Río tras la recepción al papa Francisco
  • Texto completo de la homilía del papa Francisco ante la Virgen de Aparecida
  • ¿Por qué importa a Latinoamérica el viaje del papa Francisco a Brasil?

—————————————————————————————–

Evo asistirá a misa del papa en Brasil

 

Fuente: telesurtv.net

Los presidentes de Bolivia, Evo Morales; de Argentina, Cristina Fernández; y de Surinam, Desire Bouterse; asistirán este domingo a la eucaristía que oficiará el papa Francisco en la ciudad de Río de Janeiro, al sur de Brasil, y que dará por concluida la XXVIII Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) católica que se desarrolla en el país suramericano.

El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, confirmó la presencia de dichos mandatarios y agregó que también estarán presentes en la misa los vicepresidentes de Uruguay, Danilo Astori, y de Panamá, Juan Carlos Varela; junto a delegaciones oficiales de otras naciones.

Lombardi informó también que el Sumo pontífice tiene previsto, al término de la eucaristía, saludar brevemente a las altas autoridades, aunque descartó la posibilidad de que se discutan asuntos de Estado durante esos encuentros.

El evento eclesiástico tendrá lugar en el “Campus Fidei” en Guaratiba, en Río de Janeiro, un terreno natural reconocido por su inmensa extensión que supera el millón de metros cuadrados, motivo por el cual se espera que asistan más de un millón de personas. Ese mismo día, el papa Francisco partirá de regreso a la Ciudad del Vaticano.

Adicionalmente, unos 30 obispos argentinos -tierra natal del Papa- estarán presentes en Río, encabezados por el titular de la Conferencia Episcopal Argentina, José María Arancedo, deseosos de poder volver a reunirse con quien fuera su compañero por tantos años.

Días atrás, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, invitó a sus homólogos suramericanos a participar en la misa que el papa Francisco oficiará el próximo domingo. La Dignataria hizo extensiva las invitaciones por medio de las respectivas embajadas en Brasilia.

————————————————————————————————————————————————

El Papa visita una favela y pide a los jóvenes luchar contra la corrupción

(EFE)

Río de Janeiro, 25 jul (EFE).- El papa Francisco visitó hoy una favela de Río de Janeiro, donde dijo que “nadie puede permanecer indiferente ante las desigualdades que existen en el mundo”.

Además, en su visita el complejo de favelas de Manguinhos, en la zona norte de Río de Janeiro, donde viven unas 2.000 personas en casas hechas con cartón y materiales de derribo, pidió a los poderes públicos que trabajen por un mundo más justo y solidario y a los jóvenes que luchen contra la corrupción y la injusticia

La visita papal se produjo en una mañana lluviosa y fría y en medio de fuertes medidas de seguridad, con policía con armas de precisión y helicópteros sobrevolando una zona que el año pasado era controlada por bandas de narcotraficantes y fue recuperada para la ciudad.

El Papa, que llegó en un pequeño vehículo “Fiat”, que después cambió por el papamóvil, caminó por las calles de la favela bajo la lluvia y seguido por cientos de personas, entró en una casa para saludar a sus habitantes y después se reunió con la comunidad en un campo de fútbol.

También entró en la pequeña iglesia levantada en la favela, donde bendijo el altar mayor y regaló un cáliz.

“Me gustaría hacer un llamamiento a quienes tienen más recursos, a los poderes públicos y a todos los hombres de buena voluntad comprometidos en la justicia social: que no se cansen de trabajar por un mundo más justo y más solidario. Nadie puede permanecer indiferente ante las desigualdades que aún existen en el mundo”, afirmó el papa Bergoglio.

El primer papa latinoamericano, nacido en Argentina, exhortó a todos, “según sus posibilidades y responsabilidades”, a contribuir para poner fin a las injusticias sociales.

“No es la cultura del egoísmo, del individualismo, que muchas veces regula nuestra sociedad, la que construye y lleva a un mundo más habitable, sino la cultura de la solidaridad; no ver en el otro un competidor o un número, sino un hermano, subrayó.

El Papa también se dirigió a los jóvenes, de los que resaltó que tienen una “especial sensibilidad ante la injusticia” y que a menudo se sienten defraudados por los casos de corrupción, “por las personas que, en lugar de buscar el bien común, persiguen su propio interés”.

“A ustedes y a todos les repito: nunca se desanimen, no pierdan la confianza, no dejen que la esperanza se apague. La realidad puede cambiar, el hombre puede cambiar. Sean los primeros en tratar de hacer el bien, de no habituarse al mal, sino a vencerlo”.

Francisco destacó los esfuerzos que la sociedad brasileña está haciendo para integrar a los que más sufren o están necesitadas, pero precisó que “ningún esfuerzo de pacificación será duradero, ni habrá armonía y felicidad para una sociedad que ignora, que margina y abandona en la periferia una parte de sí misma”.

El Papa defendió la vida, que dijo es “un don de Dios, un valor que siempre se ha de tutelar y promover; la familia, “fundamento de la convivencia y remedio contra la desintegración social” y la educación integral, “que no se reduce a una simple transmisión de información con el objetivo de producir ganancias”.

Francisco no es el primer papa que visita una favela, también lo hizo Juan Pablo II durante una de sus visitas a Río.

———————————————————————————————————————————————–

25-07-2013 / EFE

El papa Francisco visitó hoy una favela de Río de Janeiro, donde dijo que “nadie puede permanecer indiferente ante las desigualdades que existen en el mundo” y pidió a los poderes públicos que trabajen por un mundo más justo.

En una mañana lluviosa y fría y en medio de fuertes medidas de seguridad, con policía con armas de precisión y helicópteros sobrevolando, el Papa visitó el complejo de favelas de Manguinhos, en la zona norte de Río de Janeiro, lugar hasta finales del pasado año controlado por bandas de narcotraficantes y ahora una zona recuperada para la ciudad.

“Me gustaría hacer un llamamiento a quienes tienen más recursos, a los poderes públicos y a todos los hombres de buena voluntad comprometidos en la justicia social: que no se cansen de trabajar por un mundo más justo y más solidario. Nadie puede permanecer indiferente ante las desigualdades que aún existen en el mundo”, afirmó el papa Bergoglio.

———————————————————————————————————————————————–

Jornada Mundial de la Juventud

El Papa respalda de nuevo en Brasil a los ‘indignados’ durante su visita a una favela

El Papa Francisco saluda a los fieles en una favela de Río de Janeiro. | EfeEl Papa Francisco saluda a los fieles en una favela de Río de Janeiro. | Efe

  • Francisco insiste en acercarse a un barrio de infraviviendas
  • ‘Hay que dar pan a quien tiene hambre. Es de justicia’, sentencia

Irene Hdez. Velasco (Enviada especial) | Río de Janeiro

 jueves 25/07/2013 – El Mundo.es

“Me gustaría hacer un llamamiento a quienes tienen más recursos, a los poderes públicos y a todos los hombres de buena voluntad comprometidos en la justicia social: que no se cansen de trabajar por un mundo más justo y más solidario. Nadie puede permanecer indiferente ante las desigualdades que aún existen en el mundo“.

Francisco ha dado hoy la cara por los más pobres y ha reclamado más esfuerzos a las autoridades por poner fin a las desigualdades sociales que sacuden a Brasil, en línea con las protestas que en las últimas semanas se han sucedido en el país. Lo ha hecho sobre el terreno, durante la visita que hoy ha realizado a una favela de Río de Janeiro.

No estaba previsto en el programa inicial. Pero Francisco se empeñó en que no podía viajar a Brasil y no acudir a una favela, los barrios de infraviviendas en los que se calcula que viven 11 millones de brasileños, ese 6% de la población más pobre y necesitado.

El Papa ha hecho hoy realidad su deseo y, como ya hiciera en 1980 Juan Pablo II, ha visitado una favela de Río de Janeiro, paseando a pie por sus calles, saludando a numerosos de los residentes de ese lugar degradado y entrando en la chabola de una familia.

La favela que ha visitado el Pontífice es concretamente la de Manguinhos, en la que viven entre 1.500 y 2.500 personas y que desde hace ocho meses está ‘pacificada’, lo que significa que cuenta con vigilancia policial 24 horas al día, que por sus calles ya no se escuchan tiros y que los narcos no imponen su ley.

El Papa ha advertido durante su visita a la favela que ningún esfuerzo de ‘pacificación’ será duradero, ni habrá armonía y felicidad en una sociedad si ésta ignora, margina y abandona en la periferia una parte de sí misma. “Una sociedad así, simplemente se empobrece a sí misma; más aún, pierde algo que es esencial para ella”, sentenciaba. “La medida de la grandeza de una sociedad está determinada por la forma en que trata a quien está más necesitado, a quien no tiene más que su pobreza”.

El Papa ha revelado la receta que a su entender los poderes públicos tendrían que aplicar para poner fin a la desintegración y la injusticia social: una educación integralderecho a la salud derecho a la seguridad. Con la precisión de que la reclamación de una mejor sanidad y educación públicas, así como la condena de la corrupción, han sido una constante en las protestas que en las últimas semanas han sacudido a Brasil, y que ayer recibieron un nuevo y claro espaldarazo por parte de Francisco.

Queridos jóvenes, ustedes tienen una especial sensibilidad ante la injusticia, pero a menudo se sienten defraudados por los casos de corrupción, por las personas que, en lugar de buscar el bien común, persiguen su propio interés. A ustedes y a todos les repito: nunca se desanimen, no pierdan la confianza, no dejen que la esperanza se apague. La realidad puede cambiar, el hombre puede cambiar. Sean los primeros en tratar de hacer el bien, de no habituarse al mal, sino a vencerlo. La Iglesia los acompaña”, aseguró el Papa a las miles de personas congregadas en el campo de fútbol de Manguinhos. “Es necesario dar pan a quien tiene hambre; es un acto de justicia”, sentenció.

Francisco ha destacado asimismo que la Iglesia tiene la obligación de ser “abogada de la justicia y defensora de los pobres ante intolerables desigualdades sociales y económicas, que claman al cielo”. Y añadió, dirigiéndose a los residentes en la favela: “La Iglesia está con vosotros, el Papa está con vosotros“.

———————————————————————————————————————————————

La pacificación del Papa

Germán Aranda | Edgar Costa (vídeo) | Río de Janeiro

 jueves 25/07/2013 – El Mundo.es

La paz, como la guerra, viste distintos trajes. Enormes tanques y un ostentoso cuerpo policial irrumpieron hace nueve meses en el complejo de Manguinhos, deprimida favela del Norte de Rio de Janeiro, para iniciar lo que el Estado llama proceso de pacificación policial. Hoy, la paz vestirá de blanco sacro para una población mucho más entusiasmada con la llegada del Papa Francisco que con la de las fuerzas del Estado.

A apenas quinientos metros de la Iglesia de São Jerónimo, en la comunidad de Varginha, un descampado mostraba hace nueve meses una foto de absoluto averno. Los enormes tanques aparcados entre cerdos de casi cien kilos, caballos famélicos y buitres carroñeros devorando los restos de enormes vacas en descomposición. Era la imagen del caos, del abandono de un lugar días antes dominado por narcotraficantes armados que huyeron de la comunidad al saber que la policía y el ejército estaban llegando con toda su fuerza. En los límites de la comunidad, centenares de usuarios de crack poblaban las calles.

Hoy, pese a la precariedad y las desvencijadas casas de la comunidad, la imagen es otra. La policía es ahora quien domina la seguridad del lugar y los narcos no están o están escondidos, o al menos no ostentas sus armas. “Paz, esa es la palabra. Desde que llegó la UPP tenemos más paz. Y lo más importante que puede traer el Papa Francisco es todavía más paz”, expresa Renata, coordinadora del centro de reinserción social que está justo delante de la Iglesia donde el Papa dará hoy su misa.  En el patio de este centro, 200 ex drogodependientes cantarán para el pontífice. “Hemos pintado las paredes y muros, hemos colgado carteles de bienvenida, lo hemos arreglado todo para que sepa que estamos muy felices de su visita”.

El padre Sergio Márcio, de la iglesia de São Jerónimo, aegura sin embargo que se han preparado poco la visita. “Queremos que nos conozca tal y como somos, así que no hemos cambiado o preparado gran cosa”. Tampoco la policía parece haber intensificado su control del área a dos días de su llegada, algo que cambiará en cuanto entre en la comunidad. La mayoría de vecinos coincide en señalar que no piden que la llegada del Papa traiga mejoras a la comunidad. “Su oración nos basta”, dicen.

Marcia, catequista en la misma Iglesia, afirma que “como mucho, puede ayudar a que el Ayuntamiento mire más hacia aquí”. Asegura, como otros, que no sabe qué le dirá al Papa si lo tiene cerca. “Me emociono sólo de imaginarlo, así que creo que me echaré a llorar”. “Los niños de catequesis me preguntan quién es, qué ha hecho para ser Papa, si les dará la mano o un abrazo. Y seguro que así será”, agrega.

Pese a que no se le exija ese legado social al Papa, en 1980 la visita de Juan Pablo II fue importante para frenar un proceso de desalojos y demoliciones en la favela de Vidigal. Regaló incluso su anillo papal a la comunidad, hecho insólito. Hoy, miles de familias sufren de nuevo ese proceso por los proyectos urbanísticos enfocados al Mundial y los Juegos Olímpicos. Narcotraficantes y policías se siguen matando diariamente entre ellos y  llevándose la vida de inocentes en comunidades sin pacificar. Tal vez el Papa de los pobres tenga algo a decir al respecto.

———————————————————————————————————————————————–

Papa Francisco llega a Aparecida para realizar misa masiva en santuario católico

El Pontífice pronunciará la primera homilí­a pública desde su llegada a Brasil, para participar en la Jornada Mundial de la Juventud. Sigue los detalles en vivo a través de La Tercera.

por Agencias – 24/07/2013 –

 Latercera

El Papa Francisco llegó a la Basí­lica de Aparecida, donde lo recibieron millares de fieles que se guarecieron de la lluvia y el frí­o con abrigos y paraguas, para una misa ante el santuario de la santa patrona de Brasil.

El Papa Francisco llegó en helicóptero desde la ciudad vecina de Sao José dos Campos, a donde se trasladó en avión desde Rio de Janeiro, sede de la Jornada Mundial de la Juventud.

El Pontí­fice argentino fue aclamado por la multitud que se aglomeraba frente al gigantesco templo en el interior del estado de Sao Paulo que recibe a peregrinos de todo el paí­s que acuden a rendir ofrendas y rezar ante Nuestra Señora de Aparecida, patrona de Brasil.

Un frente frí­o afecta la zona sudeste de Brasil desde la llegada del papa a Brasil el lunes.

De hecho, el mal tiempo obligó al prelado a cambiar su viaje desde Rio, que iba a ser en helicóptero hasta Aparecida. Sin embargo, la lluvia y los fuertes vientos lo obligaron a tomar un avión hasta Sao José dos Campos y desde allí­ continuar el viaje en helicóptero hasta la sede de la misa papal.

Durante la misa en Aparecida el pontí­fice pronunciará la primera homilí­a pública desde su llegada a Brasil el lunes para participar en la Jornada Mundial de la Juventud, que atrajo a millares de peregrinos de todo el mundo a Rio de Janeiro.

El Papa Francisco encabezará una liturgia para 15.000 personas dentro de la  Basílica y para unas 200.000 en los exteriores del santuario. Recorrerá además  varios kilómetros en papamóvil descubierto por la ciudad, engalanada para  recibirlo.

El papa viene “a Aparecida por su devoción mariana y para celebrar la  primera misa con el pueblo brasileño, pero creo que al visitar a Nuestra Señora  saluda a toda la región”, comentó el sacerdote Roni Dos Reis, uno de  los portavoces de este encuentro en el santuario.

EFE/ Fieles esperan en Aparecida la visita del papa Francisco que oficiará una misa ante 200 mil personas.

“Y creo que para nosotros, latinoamericanos, aquí en Aparecida él también expondrá ese discurso social de compromiso con las periferias, de dar dignidad  y no paternalismo a las personas”, añadió.

El papa Bergoglio regresará por la tarde a Río y visitará un hospital de  San Francisco de Asís de la Providencia de la ciudad carioca, destinado a jóvenes indigentes, drogadictos y alcohólicos.

El recorrido por la ciudad lo realizará en un coche cubierto.

Lombardi confirmó que el próximo jueves, el papa se reunirá con los jóvenes argentinos venidos a Río de Janeiro para la JMJ en la catedral de la ciudad.

————————————————————————————————————————————————

Papa Francisco prepara visita a favela en medio de críticas por seguridad

El Pontífice recorrerá mañana Varginha, en el complejo de Manguinhos, ubicado en el norte de Río de Janeiro. Ayer estalló una polémica por los problemas que surgieron el lunes, en el traslado de Bergoglio desde el aeropuerto.

por Lucia Magi, enviada especial a Río de Janeiro – 24/07/2013 – Latercera

En la entrada del barrio de Manguinhos aguarda una patrulla de la policía. En el medio pasa el viaducto de hormigón del Metro. Alrededor se extiende un rompecabezas de callejuelas y placitas sin asfaltar, casas que se apoyan la una en la otra, frágiles y húmedas bajo la lluvia ligera, canchas de fútbol y puestos de fruta o comida. Unos niños corren y se pasan una pelota, descalzos. En esta favela del norte de Río de Janeiro esperan al Papa Francisco. Mañana, el Pontífice argentino visitará una zona del interior, llamada Varginha, donde viven cerca de 3.000 personas. Y con él llegarán miles de peregrinos y cientos de periodistas.

La visita a la favela es uno de los compromisos que Jorge Mario Bergoglio quiso añadir a la programación oficial de la Jornada Mundial de la Juventud. Tal como la visita que hizo Juan Pablo II a otra favela, en 1980. Dicho, hecho. Los obispos y los organizadores de la cita brasileña le propusieron al Papa Francisco acercarse a este “margen” de la ciudad carioca, una zona de muy bajo desarrollo, hasta hace pocos meses campo de batalla entre narcos. El obispo de Roma -que antes de salir para Brasil fue a Lampedusa, donde desembarcan los inmigrantes africanos- quiere llevar “el regalo más valioso que tengo, Jesús” hasta este rincón que contradice la imagen de un país que vive lanzado en el futuro, con una economía que marcha sobre ruedas.

“Es una alegría para todos nosotros. Levantamos la iglesia aquí en el medio, con un esfuerzo colectivo y este es el regalo más bello, inesperado”, se emociona el párroco de San Jerónimo, Marcio Queiroz. En la capilla, un pequeño local de apenas cinco metros de ancho y siete filas de bancos de madera, se ultiman los preparativos: el sonido, las luces. No hay ornamentos, sólo algunas estatuillas de la Virgen, de San Jerónimo y un crucifijo en barro pintado. Todo está brillante, como si alguien acabara de sacar brillo con esmero. Encima del altar, un mantel bordado y dos velas amarillas. Huele a limpio. “Bienvenido Francisco”, se lee en una lámina que cuelga al lado de la puerta de entrada. Se calcula que en la población hay igual número de fieles católicos que de evangélicos, pero todos celebran al Papa.

Los parroquianos eligieron a siete familias para que si Bergoglio quiere, pueda entrar a sus hogares y saludar. Conociéndolo, es muy probable. Amara Marino tiene 82 años y su casa se parece a la capilla y al barrio que la comprime: estrecha, sin adornos, cables a la vista, muebles humildes, limpieza y orden. “Soy una de las sorteadas. Ojalá venga a visitarme Francisco”, dice. Amara está enferma del corazón. En una hoja tiene apuntada todas las medicinas que tiene que tomar al día. Gasta la mitad de su pensión, 600 reales (US$ 270), para curarse. “Si es que consigo hablar, sólo le diré al Papa: ‘¡Te quiero!’”. No espera milagros ni cambios en una vida que transcurrió entera en ese barrio.

Pero ya se ha logrado un milagro. Se colocaron puntos de iluminación que no existían, se cerraron cloacas, se retiraron puntos de basura sin control que había dentro de la favela, urbanizada hace tan sólo 10 años. “Es que no suelen verse muchas autoridades por aquí”, comenta Milton Abreo Sardinha, 58 años y tres hijos. Trabajó 35 como camionero, ahora está jubilado y es vecino de Varginha desde siempre.

Los preparativos de la visita a la favela se desarrolla en el pleno de la polémica por los fallos de seguridad en el traslado de Bergoglio desde el aeropuerto, el lunes. Su auto fue tres veces inmovilizado por la muchedumbre. Entusiasmo, pero también peligro, según comentaron ayer en Brasil varios expertos en seguridad. Sin embargo, el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, comentó que el Papa no va a cambiar su decisión de utilizar un vehículo abierto durante los eventos masivos. El peregrinaje al santuario de Aparecida de hoy será un examen, para averiguar si las autoridades aprendieron la lección.

————————————————————————————————————————————————-

El Papa dice que aunque el diablo existe, Dios es más fuerte que el mal

(EFE)

Aparecida (Brasil), 24 jul (EFE).- El papa Francisco puso hoy al pueblo latinoamericano bajo la protección de la Virgen de Aparecida, la patrona de Brasil, exhortó a los fieles a no perder la esperanza y afirmó que aunque el “diablo, el mal, existe, no es el más fuerte, el más fuerte es Dios”.

El obispo de Roma también pidió a los padres y educadores que transmitan a los jóvenes los valores que les hagan artífices de un mundo más justo, solidario y fraterno.

Francisco hizo estas manifestaciones en la misa que oficia en una mañana fría y lluviosa en el santuario mariano de Nuestra Señora de Aparecida, a 245 kilómetros de Río de Janeiro.

Francisco viajó a Aparecida para postrarse a los pies de la virgen negra, pedirle por el éxito de la XXVIII Jornada Mundial de la Juventud y poner al pueblo latinoamericano bajo su protección.

“Hoy, en vista de la Jornada Mundial de la Juventud que me ha traído a Brasil, también yo vengo a llamar a la puerta de la casa de María -que amó a Jesús y lo educó- para que nos ayude a todos nosotros, Pastores del Pueblo de Dios, padres y educadores, a transmitir a nuestros jóvenes los valores que los hagan artífices de una nación y de un mundo más justo, solidario y fraterno”, afirmó.

Francisco agregó que para ello es necesario que los hombres “mantengan la esperanza, se dejen sorprender por Dios y vivan con alegría”.

Sobre mantener la esperanza, señaló que aunque en la vida se presentan muchas dificultades, “Dios nunca deja que nos hundamos”, y aseguró que aunque “el diablo, el mal, existe, no es el más fuerte. El más fuerte es Dios y Dios es nuestra esperanza”.

Señaló que hoy día los jóvenes sienten la sugestión de tantos ídolos “que se ponen en el lugar de Dios y parecen dar esperanza, como son el dinero, el éxito, el poder, el placer” y que ello se debe a la sensación de soledad y vacío que sufren “y que les lleva a la búsqueda de compensaciones de estos ídolos pasajeros”.

El Papa exhortó a los adultos a ayudarles a ser protagonistas de la construcción de un mundo mejor.

“Son un motor poderoso para la Iglesia y para la sociedad. Ellos no sólo necesitan cosas. Necesitan sobre todo que se les propongan esos valores inmateriales”, aseguró.

El Papa argentino pidió a los fieles vivir con alegría, “ya que un cristiano es alegre, nunca triste y no puede ser pesimista, no puede tener el aspecto de quien parece estar de luto perpetuo”.

“Si estamos verdaderamente enamorados de Cristo y sentimos cuánto nos ama, nuestro corazón se inflamará de tanta alegría que contagiará a cuantos viven a nuestro alrededor. Como decía Benedicto XVI, el discípulo sabe que sin Cristo no hay luz, no hay esperanza, no hay amor, no hay futuro”, manifestó.

Al comienzo de la misa, el cardenal arzobispo de Aparecida y presidente de los obispos brasileños, Raymundo Damasceno Assis, agradeció la presencia del Papa y dijo que visitando el santuario nacional visita simbólicamente todo el país.

El cardenal recordó que este templo ha sido visitado por tres papas, Juan Pablo II en 1980, Benedicto XVI en 2007 y ahora el primer pontífice latinoamericano.

También recordó la historia de la Virgen de Aparecida, una imagen negra y dijo que según los estudiosos se debe al fango del río y al humo de las velas, pero que también el negro se interpreta como una referencia al sufrimiento de los pobres y de los excluidos, especialmente el pueblo negro en la historia de aquellos años de Brasil.

“Verlo (el negro) en la cara de la Madre Inmaculada del Señor empuja continuamente a la Iglesia a comprometerse con los pobres y a la vez que la Iglesia sea pobre para evangelizar, ya que así, libre, puede servir al Señor y a su Evangelio”, afirmó el cardenal.

El purpurado donó al papa una imagen de la Virgen, que Francisco besó. El Pontífice correspondió con un cáliz.

———————————————————————————————————————————————-

24 de julio de 2013

El papa alerta sobre “ídolos pasajeros” como el dinero en su primera misa en Latinoamérica

Terra Chile

El papa Francisco advirtió sobre “ídolos pasajeros” como el dinero y el placer este miércoles en su primera misa pública en Latinoamérica, en el mayor santuario católico de Brasil, el país con más católicos del mundo, dedicado a su patrona, la virgen Aparecida, a 180 km al este de Sao Paulo.

“Hoy en día, todos un poco, y también nuestros jóvenes, sienten la sugestión de tantos ídolos que se ponen en el lugar de Dios y parecen dar esperanza: el dinero, el éxito, el poder, el placer”, dijo el papa argentino, de 76 años, ante más de 200.000 fieles.

“Con frecuencia se abre camino en el corazón de muchos una sensación de soledad y vacío, y lleva a la búsqueda de compensaciones, de estos ídolos pasajeros”, añadió.

La Iglesia católica enfrenta una sangría de fieles en Latinoamérica, mientras asiste al fuerte crecimiento de los evangélicos, que proponen una “iglesia del bienestar” y prometen la obtención de riqueza y de éxito, así como de las personas sin religión.

Francisco, el primer papa latinoamericano de la historia, defensor de una Iglesia cercana a los pobres, llamó asimismo a transmitir a los jóvenes los valores que los hagan “artífices de una nación y de un mundo más justo, solidario y fraterno”.

También pidió a los católicos “ser alegres, nunca tristes”.

“El cristiano no puede ser pesimista. No tiene el aspecto de quien parece estar de luto perpetuo”, afirmó.

Francisco ya estuvo en el santuario de esta virgen negra para la V Conferencia Episcopal Latinoamericana y del Caribe (Celam) en 2007.

En ese entonces, cuando era arzobispo de Buenos Aires, el cardenal argentino Jorge Bergoglio presidió la comisión que redactó el documento final, de fuerte contenido social y político que enfatiza “la opción por los pobres” en esta región donde viven más del 40% de los católicos del mundo.

Miles de personas pasaron la noche en las calles de Aparecida, haciendo fila pese al frío (7ºC) y la lluvia para ingresar al santuario de esta virgen negra y patrona de Brasil.

“Queremos oír un mensaje de esperanza. Eso es lo que necesitamos. Queremos que el papa nos diga que existe esperanza de tener un mundo mejor para todos y queremos también que el ejemplo de Francisco renueve a la Iglesia, que lo necesita mucho”, dijo a la AFP la brasileña Gislaine Wertz de Almeida, de 39 años, que llegó a Aparecida desde el estado de Minas Gerais (sudeste).

Aparecida ya fue visitada por los papas Juan Pablo II (1980) y Benedicto XVI (2007).

Unos 5.000 militares y policías están a cargo de la seguridad. El domingo fue hallada una pequeña bomba de fabricación casera en uno de los baños del santuario, que fue detonada, informó el ejército.

El estilo llano del papa puso en problemas a la organización a su llegada el lunes a Rio de Janeiro, cuando su vehículo quedó atrapado varias veces en el tránsito, en medio de una multitud enfervorizada, luego que el conductor errara el recorrido.

Algunos cambios en el programa de Francisco en Brasil fueron decididos el martes, tras una “importante reunión” sobre su logística y seguridad en Brasil, anunció su portavoz, el padre Federico Lombardi.

Este miércoles de noche, al retornar a Rio desde Aparecida, el papa usará un coche cubierto -y no el papamóvil, como estaba previsto inicialmente- para trasladarse a un hospital franciscano donde la Iglesia inaugurará un ala para adictos al crack.

El martes, horas antes del inicio de la misa de apertura de la JMJ que reunió a cerca de medio millón de personas en Copacabana, el metro de Rio se paralizó durante más de dos horas por un problema eléctrico, dejando varados a miles de peregrinos en varios puntos de la ciudad.

Pese a su popularidad, el papa llegó a Brasil en medio de protestas por los altos costos de su visita y de la JMJ, estimados en 53 millones de dólares, que terminaron en violencia.

La juventud que espera al papa quiere cambios que acerquen a la Iglesia a los nuevos tiempos.

Una reciente encuesta del Instituto Ibope señala que buena parte de los jóvenes católicos brasileños apoyaría cambios en las posiciones más conservadores de la Iglesia sobre la unión de homosexuales, el uso de la píldora del día después o la penalización del aborto.

————————————————————————————————————————————————

Policía brasileña detona bomba casera en baño de santuario que visitará el Papa

El artefacto fue encontrado el domingo por personal de la Fuerza Aérea Brasileña durante una inspección previa a la visita del Papa, sin embargo no estaba previsto que el baño fuera usado por los fieles durante la misa del miércoles.

por EFE – 22/07/2013 – Latercera
Papa Francisco recorre las calles de Río de Janeiro.© AFP
Papa Francisco recorre las calles de Río de Janeiro.

La Policía Militarizada (PM) del estado de Sao Paulo detonó una bomba de fabricación casera encontrada en uno de los baños del Santuario Nacional de Nuestra Señora de Aparecida, que será visitado por el Papa Francisco este miércoles, informaron hoy fuentes policiales.

El artefacto, que tenía una envoltura parecida a la que se usa con dinamita y una mecha, fue encontrado el domingo por personal de la Fuerza Aérea Brasileña (FAB) durante una inspección previa a la visita del Papa.

“Se trataba de un artefacto casero y de bajo potencial lesivo”, con “un cuerpo de plástico y envuelto con cinta adhesiva”,
 divulgó hoy en una comunicado la PM, que aclaró que el baño en el que fue encontrada la bomba no estaba previsto que fuera usado por los fieles durante la misa que oficiará el Papa el próximo miércoles.

La FAB accionó al Escuadrón Antibombas del Grupo de Acciones Tácticas Especiales de la PM, encargado de detonar el explosivo.

“Vale resaltar que episodios semejantes (como la detonación de artefactos sospechosos) formaban parte del entrenamiento de las fuerzas de seguridad movilizadas en Aparecida y en ningún momento la vida de civiles estuvo en riesgo”, apuntó la nota.

El Papa Francisco llegó hoy a Río de Janeiro para participar de la XXVIII Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), que se celebrará del 23 al 28 de julio, y el miércoles hará un alto en su agenda del evento para visitar el mayor santuario mariano suramericano.

La seguridad en Aparecida do Norte estará a cargo de unos 5.000 hombres de todas las fuerzas de seguridad, con unas 200 patrullas dotadas de equipos de defensa incluso contra ataques químicos.

————————————————————————————————————————————————–

Las autoridades brasileñas se desentienden de los fallos de seguridad en la llegada del Papa

VERÓNICA GOYZUETA / CORRESPONSAL EN RÍO DE JANEIRO
Día 24/07/2013 – ABC.es

Lombardi asegura que el Pontífice en ningún momento sintió miedo, sino que se entusiasmó con el cariño popular

La simplicidad del Papa Francisco dejó en evidencia los fallos del esquema de seguridad del que había alardeado el Gobierno de Río, con al menos 15.000 hombres repartidos por la ciudad para garantizar la seguridad del pontífice durante los días de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) esta semana.

Sin embargo, las autoridades cariocas no asumieron claramente la responsabilidad por los fallos. El secretario municipal de tráfico de Río, Carlos Roberto Osorio, dijo a la prensa local que la Policía Federal había cambiado el trayecto sin informarlo. Según el Centro de Operaciones de Río (COR), la ruta inicial del trayecto entre el aeropuerto internacional Tom Jobim, y la Catedral, no fue difundido por razones de seguridad. La OCR llegó a decir que el hecho que que el Papa viajase con la ventana abierta fue lo que complicó el tránsito.

Por su parte, el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, declaró en rueda de prensa que en ningún momento Su Santidad tuvo miedosino al contrario, se entusiasmó con el cariño de las personas.

En su primer trayecto del aeropuerto a la Catedral de Río, el Papa bajó la ventana del automóvil en el que iba, un vehículo simple y sin protección. La baja velocidad hizo que los fieles rodearan el coche, que iba sin la compañía de motocicletas de la policía, que suelen escoltar a autoridades.

El Papa Francisco le dio la mano a varias personas y llegó a besar a un niño, cuando una madre rompió el bloqueo de seguridad. En medio del camino, en la avenida Presidente Vargas, la comitiva se atascódurante 12 minutos por la multitud de autobuses.

El tiempo que los fieles rodearon el coche en que el Papa iba acompañado por la presidenta de Brasil Dilma Rousseff parecía una eternidad a los encargados de la seguridad. En medio de laaglomeración de decenas de millares de fieles eufóricos, un hombre le entregó una carta al Papa. Mientras tanto, los escoltas en motocicleta pudieron llegar después de la primera confusión.

Visita a áreas peligrosas en favelas

Las dimensiones de la operación y las primeras horas de la visita ya mostraban que la seguridad del Papa no sería tan simple. La policía de Río ya había mostrado su preocupación con la seguridad del Papa, que visitará áreas peligrosas en favelas, aunque el Pontífice pidió que sus vehículos, entre ellos el papamóvil, fuesen descapotables y sin blindaje. Otra preocupación del equipo de seguridad son las protestas marcadas simultáneamente a los principales eventos de la JMJ.

En sentido, la policía tuvo que explosionar un artefacto que estaba escondido en la Basílica de Aparecida, la Iglesia católica más importante de Brasil, donde el Papa celebrará una misa este miércoles. La bomba fue encontrada el domingo, pero la información fue difundida este lunes, y según una nota de la Policía Militar era «un artefacto casero y de bajo potencial de peligro. El objeto, un tubo de plástico envuelto en cinta adhesiva, estaba en el baño de un estacionamiento.

———————————————————————————————————————————————–

“Mientras viva Ratzinger, no es bueno que Francisco me reciba en Roma”

Leonardo Boff, teólogo de la liberación condenado al ostracismo por Ratzinger, vuelve a escena por la visita de Francisco a Brasil 

Leonardo Boff, este martes / VICTOR R. CAIVANO (AP)

Genézio Darci Boff, Leonardo Boff, (Santa Catarina, 1938), irrumpe en la estancia con aires de druida travieso, la sonrisa pícara y las manos que describen elipses en el aire, como quien intenta atrapar el vacío. Boff, el teólogo de la liberación condenado al ostracismo por Joseph Ratzinger en 1985 tras la publicación de su libro Iglesia, carisma y poder, un torpedo contra el establishment vaticano de los dos últimos papados, vuelve a escena para anunciar la llegada de la Iglesia del tercer milenio liderada por Francisco. Según él, una institución “con olor a ovejas y no a flores de altar”.

Pregunta. ¿Qué puede esperar el mundo del papa Francisco?

Respuesta. Viene un papa cuyo nombre, Francisco, no es un nombre sino un proyecto de Iglesia. Una Iglesia pobre, humilde, despojada del poder, que dialoga con el pueblo. Tenemos mucha esperanza en que inaugure la Iglesia del tercer milenio. También creo que se va a crear una dinastía de papas del Tercer Mundo.

P. Usted ha sido una gran voz disidente en la Iglesia católica y uno de los más críticos con los dos papas anteriores. ¿Qué le hace ser tan optimista cuando habla del nuevo pontífice?

R. Creo que es muy valiente. Se ha situado junto a los pobres y contra la injusticia. Tenemos una Iglesia que tiene hábitos palaciegos y principescos. Este Papa ha mandado señales de que quiere otro estilo de Iglesia, de los pobres para los pobres, y esta es la gran herencia de la Teología de la Liberación. Va a poner en jaque los hábitos tradicionales de cardenales y obispos.

P. La Iglesia brasileña sufre una sangría de fieles desde hace años. ¿Piensa que la llegada de Francisco a Brasil puede ser crucial para revertir esta tendencia?

R. Seguramente muchos protestantes van a participar en los actos de esta Jornada Mundial de la Juventud. Por otro lado, no veo como una desgracia que haya muchas Iglesias cristianas. En gran parte es culpa de la Iglesia católica, porque de hecho, para el número de católicos que tenemos en Brasil, deberíamos tener 120.000 sacerdotes y tenemos solamente 17.000. A nivel institucional, la Iglesia ha fracasado.

P. ¿Considera usted la posibilidad de volver a la Iglesia católica con este nuevo Papa?

R. Siempre me he considerado un teólogo católico que nunca ha abandonado la Iglesia. Siempre he dicho que cambié de trinchera, pero no de batalla. Por tanto, mi trabajo eclesiástico sigue, pero con una diferencia: me he casado. Si el Papa acabase con el celibato obligatorio, volvería al camino común de la Iglesia.

P. ¿Piensa que Bergoglio podría abolir el celibato obligatorio?

R. Creo que sí existe esa posibilidad porque Francisco trae la experiencia del Tercer Mundo, donde el celibato nunca fue una virtud especial. Veo que puede dar dos pasos: primero, reconocer que hay 100.000 sacerdotes casados en la Iglesia y permitir que vuelvan a su trabajo. Segundo, que se instituya el celibato opcional. Todas las Iglesias ya han hecho esto y la única que se resiste es la católica. Y con ello se hace mucho daño.

P. ¿Pretende encontrarse con Bergoglio?

R. No quiero forzar esa situación. Él ya ha dicho que le gustaría recibirme en Roma, pero que antes tiene que reformar la Curia. Mientras viva Benedicto XVI no sería bueno para Francisco que yo, que tuve un enfrentamiento doctrinal con él (Razinger) sea recibido en Roma. Pero él está abierto a recibirme, incluso hemos intercambiado correspondencia.

P. ¿Este encuentro podría producirse en Brasil aprovechando el viaje del Papa?

R. A mí me gustaría. He escrito un libro que se titula Francisco de Asís, Francisco de Roma, y me gustaría entregárselo personalmente. Pero como le he dicho, no quiero forzar una situación que podría ser malinterpretada por la prensa y crearle un problema personal al Papa. La vieja Curia podría interpretarlo como algo extraño, casi ofensivo.

P. ¿Piensa usted que la Teología de la Liberación puede vivir un nuevo auge a partir de ahora?

R. Creo que sí. La Teología de la Liberación nació como un intento de escuchar el grito del oprimido. La manera de actuar del nuevo Papa favorece esta doctrina. Y sería mejor que ni la mencionara, porque podría crear polémica.

P. ¿Cómo ve usted el futuro del catolicismo en Latinoamérica?

R. Creo que el futuro de América Latina no será un futuro de cristianismo. Será una religión nueva donde habrá muchos elementos cristianos, especialmente los santos, la misa, los ritos como el bautismo, la eucaristía o el matrimonio, pero también con elementos de la tradición indígena y de las religiones afroamericanas.

———————————————————————————————————————————————-

22-07-2013 / EFE

Varios grupos articulados a través de las redes sociales han convocado manifestaciones durante la visita del papa Francisco a Río de Janeiro, incluidas algunas que tendrán lugar hoy, a su llegada a la ciudad carioca.

El Grupo Anonymous Rio, que cuenta con 153.000 seguidores en Facebook, tiene prevista una manifestación frente al Palacio de Guanabara, la sede del gobierno regional, donde la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, recibirá al pontífice.

Además, una organización de defensa de los derechos de los homosexuales ha llamado a sus seguidores a reunirse en la plaza Largo do Machado y a caminar hasta el Palacio.

“La Iglesia discrimina una parte significativa de la población por ser quien es (mujeres, lesbianas, gais, bisexuales, travestis y transexuales)”, afirma un panfleto divulgado en su página de Facebook. Ese grupo planea un “beso colectivo” como símbolo de protesta.

Otro colectivo, que se organiza por Twitter con la denominación “ogiganteacordou” (El gigante despertó), también ha convocado a una manifestación para hoy frente al Palacio.

Además, hay llamados a concentrarse el jueves en el complejo de favelas de Manguinhos antes de la visita del papa a una de sus comunidades.

Bajo el lema “Papa, mire cómo somos tratados” hay otra movilización convocada para el viernes en la estación de metro “Arcoverde”, al lado de Copacabana, poco antes del Vía Crucis presidido por el papa que se espera que reúna a 1,5 millones de personas.

El sábado tendrá lugar la llamada “Marcha de las Vagabundas” en Copababana, que forma parte de un movimiento que se extendió por todo el mundo a partir de una manifestación en Toronto (Canadá) en 2011.

Reúne principalmente a mujeres vestidas de forma provocativa, en ropa interior y hasta con el pecho descubierto, para protestar contra el machismo y contra la idea de que quienes se visten de forma insinuante tienen responsabilidad cuando son violadas.

No coincidirá con actos religiosos puesto que ese día el pontífice no realizará eventos en Copacabana.

En junio tuvo lugar una ola de protestas en Brasil que llegó a convocar a 1,2 millones de personas en su cota más alta para reclamar la bajada del valor del transporte público, mejores servicios de salud y educación, y protestar contra la corrupción, entre otras reivindicaciones.

Algunas de las protestas, que han perdido fuerza en las últimas semanas, terminaron con enfrentamientos entre la policía y manifestantes, y con saqueos y actos de vandalismo realizados por jóvenes encapuchados.

El papa Francisco inicia hoy el primer viaje internacional de su pontificado, en el que se desplaza a Brasil, el país con mayor número de católicos del mundo.

———————————————————————————————————————————————–

Policía y manifestantes se enfrentan en Río tras la recepción al papa Francisco

Ocho personas resultaron heridas y siete detenidas durante las protestas registradas la noche del lunes delante del Palacio Guanabara

 Río de Janeiro 23 JUL 2013 – El País.com (España)

REUTERS-LIVE

Ocho personas resultaron heridas y siete detenidas la noche del lunes durante los enfrentamientos entre un grupo de manifestantes y agentes de policías registrados delante del Palacio Guanabara, la sede del gobierno regional de Río de Janeiro, poco después de la ceremonia oficial de bienvenida al papa Francisco que se celebró en el recinto.

Algunos de los manifestantes tiraron latas y botellas contra los agentes, que respondieron con gases lacrimógenos y balas de goma, según el diario brasileño Folha de Sao Paulo. Un policía sufrió quemaduras en el tórax tras recibir el impacto de un cóctel molotov y fue trasladado “con urgencia” a un hospital; un fotógrafo de la Agencia AFP y otro de Globo recibieron impactos de objetos en la cabeza; y un manifestante resultó herido por causa de un tiro con una bala de goma en la pierna, informó la propia Policía Militar.

Los agentes detuvieron a tres personas por llevar cócteles molotov, una por tirar piedras a los uniformados y una quinta por desacato. Dos miembros del colectivo de mídia ciudadana Ninja, que transmitían en vivo por internet la protesta, fueron arrestados por “incitar a la violencia”. Por su parte, varios testigos han afirmado que algunos agentes se han infiltrado en la protesta para reventar la manifestación.

La protesta congregó a unas 1.500 personas, según la Policía. Cerca de 20 integrantes del grupo Bloque Negro, de tendencia anarquista, incendiaron un muñeco que representaba al gobernador del estado de Río, Sergio Cabral, que asistió a la ceremonia junto a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, y otras autoridades. Los demás manifestantes también gritaron consignas contra Cabral e hicieron hogueras en la calle.

En el marco de las protestas por mejores servicios públicos de salud y educación que movilizaron a más de un millón de personas en Brasil el pasado mes de junio, el gobernador es ahora el blanco principal de los manifestantes. Aunque en las últimas semanas el movimiento ha perdido fuerza, manifestantes siguen acampados delante de la casa de Cabral, y el miércoles pasado se registraron actos vandálicos contra tiendas y sucursales bancarias en Río de Janeiro después de una manifestación contra Cabral.

La policía dispersó con balas de goma y gas lacrimógeno a los manifestantes tras el enfrentamiento, ocurrido en una de las calles bloqueadas por los efectivos para impedir la llegada al Palacio, que es la sede del gobierno regional, según testificó un periodista de Efe. Según la red Globo de televisión, uno de sus vehículos fue destruido por manifestantes violentos, que en otras protestas también han atacados coches de grandes medios de comunicación.

Asimismo, un grupo de mujeres ha participado en la manifestación para solicitar un estado “laico” y la mejora de sus derechos civiles. “Estamos a favor del estado laico. Somos libres y, por ello, hacemos esta intervención”, han sostenido.

Previamente, un grupo de cerca de dos mil personas se reunió en frente del estadio de fútbol de las Laranjeiras para defender los derechos de los homosexuales, según constató otro periodista de Efe. El evento, coordinado por las redes sociales, comenzó en la plaza Largo do Machado, con representantes del movimiento LGBT (lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, travestis y transexuales), que realizaron una protesta en las escalinatas de la iglesia Nuestra Señora de la Gloria. Allí organizaron “un besazo gay”, entre homosexuales, y algunas mujeres se quitaron la parte superior de la ropa como forma de protesta, lo que molestó a peregrinos que estaban en el lugar, aunque no hubo enfrentamientos. El grupo avanzó hacia el Palacio de Guanabara, pero fue detenido por un bloqueo de la policía.

———————————————————————————————————————————————–

Texto completo de la homilía del papa Francisco ante la Virgen de Aparecida

T.I.

  • “Jesús nos ha mostrado que el rostro de Dios es el de un Padre que nos ama”.
  • “El mal, existe en nuestra historia, pero no es el más fuerte. El más fuerte es Dios”.
  • El papa Francisco saluda a los fieles en el santuario de Aparecida, en BrasilEl papa Francisco saluda a los fieles en el santuario de Aparecida, en Brasil

HOMILIA DEL PAPA FRANCISCO

Venerados hermanos en el episcopado y en el sacerdocio,
Queridos hermanos y hermanas

¡Qué alegría venir a la casa de la Madre de todo brasileño, el Santuario de Nuestra Señora de Aparecida! Al día siguiente de mi elección como Obispo de Roma fui a la Basílica de Santa María la Mayor, en Roma, con el fin de encomendar a la Virgen mi ministerio como Sucesor de Pedro. Hoy he querido venir aquí para pedir a María, nuestra Madre, el éxito de la Jornada Mundial de la Juventud, y poner a sus pies la vida del pueblo latinoamericano.

Quisiera ante todo decirles una cosa. En este santuario, donde hace seis años se celebró la V Conferencia General del Episcopado de América Latina y el Caribe, ha ocurrido algo muy hermoso, que he podido constatar personalmente: ver cómo los obispos —que trabajaban sobre el tema del encuentro con Cristo, el discipulado y la misión— se sentían alentados, acompañados y en cierto sentido inspirados por los miles de peregrinos que acudían cada día a confiar su vida a la Virgen: aquella Conferencia ha sido un gran momento de Iglesia.

Y, en efecto, puede decirse que el Documento de Aparecida nació precisamente de esta urdimbre entre el trabajo de los Pastores y la fe sencilla de los peregrinos, bajo la protección materna de María. La Iglesia, cuando busca a Cristo, llama siempre a la casa de la Madre y le pide: Muéstranos a Jesús. De ella se aprende el verdadero discipulado. He aquí por qué la Iglesia va en misión siguiendo siempre la estela de María.

Hoy, en vista de la Jornada Mundial de la Juventud que me ha traído a Brasil, también yo vengo a llamar a la puerta de la casa de María —que amó a Jesús y lo educó— para que nos ayude a todos nosotros, Pastores del Pueblo de Dios, padres y educadores, a transmitir a nuestros jóvenes los valores que los hagan artífices de una nación y de un mundo más justo, solidario y fraterno. Para ello, quisiera señalar tres sencillas actitudes: mantener la esperanza, dejarse sorprender por Dios y vivir con alegría.

Mantener la esperanza. La Segunda Lectura de la Misa presenta una escena dramática: una mujer —figura de María y de la Iglesia— es perseguida por un dragón —el diablo— que quiere devorar a su hijo. Pero la escena no es de muerte sino de vida, porque Dios interviene y pone a salvo al niño (cf. Ap12,13a-16.15-16a). Cuántas dificultades hay en la vida de cada uno, en nuestra gente, nuestras comunidades. Pero, por más grandes que parezcan, Dios nunca deja que nos hundamos.

Ante el desaliento que podría haber en la vida, en quien trabaja en la evangelización o en aquellos que se esfuerzan por vivir la fe como padres y madres de familia, quisiera decirles con fuerza: Tengan siempre en el corazón esta certeza: Dios camina a su lado, en ningún momento los abandona. Nunca perdamos la esperanza. Jamás la apaguemos en nuestro corazón. El dragón, el mal, existe en nuestra historia, pero no es el más fuerte. El más fuerte es Dios, y Dios es nuestra esperanza.

Cierto que hoy en día, todos un poco, y también nuestros jóvenes, sienten la sugestión de tantos ídolos que se ponen en el lugar de Dios y parecen dar esperanza: el dinero, el éxito, el poder, el placer. Con frecuencia se abre camino en el corazón de muchos una sensación de soledad y vacío, y lleva a la búsqueda de compensaciones, de estos ídolos pasajeros. Queridos hermanos y hermanas, seamos luces de esperanza. Tengamos una visión positiva de la realidad. Demos aliento a la generosidad que caracteriza a los jóvenes, ayudémoslos a ser protagonistas de la construcción de un mundo mejor: son un motor poderoso para la Iglesia y para la sociedad. Ellos no sólo necesitan cosas.

Necesitan sobre todo que se les propongan esos valores inmateriales que son el corazón espiritual de un pueblo, la memoria de un pueblo. Casi los podemos leer en este santuario, que es parte de la memoria de Brasil: espiritualidad, generosidad, solidaridad, perseverancia, fraternidad, alegría; son valores que encuentran sus raíces más profundas en la fe cristiana.

La segunda actitud: dejarse sorprender por Dios. Quien es hombre, mujer de esperanza —la gran esperanza que nos da la fe— sabe que Dios actúa y nos sorprende también en medio de las dificultades. Y la historia de este santuario es un ejemplo: tres pescadores, tras una jornada baldía, sin lograr pesca en las aguas del Río Parnaíba, encuentran algo inesperado: una imagen de Nuestra Señora de la Concepción. ¿Quién podría haber imaginado que el lugar de una pesca infructuosa se convertiría en el lugar donde todos los brasileños pueden sentirse hijos de la misma Madre?

Dios nunca deja de sorprender, como con el vino nuevo del Evangelio que acabamos de escuchar. Dios guarda lo mejor para nosotros. Pero pide que nos dejemos sorprender por su amor, que acojamos sus sorpresas. Confiemos en Dios. Alejados de él, el vino de la alegría, el vino de la esperanza, se agota. Si nos acercamos a él, si permanecemos con él, lo que parece agua fría, lo que es dificultad, lo que es pecado, se transforma en vino nuevo de amistad con él.

La tercera actitud: vivir con alegría. Queridos amigos, si caminamos en la esperanza, dejándonos sorprender por el vino nuevo que nos ofrece Jesús, ya hay alegría en nuestro corazón y no podemos dejar de ser testigos de esta alegría. El cristiano es alegre, nunca triste. Dios nos acompaña. Tenemos una Madre que intercede siempre por la vida de sus hijos, por nosotros, como la reina Esther en la Primera Lectura (cf. Est 5,3).

Jesús nos ha mostrado que el rostro de Dios es el de un Padre que nos ama. El pecado y la muerte han sido vencidos. El cristiano no puede ser pesimista. No tiene el aspecto de quien parece estar de luto perpetuo. Si estamos verdaderamente enamorados de Cristo y sentimos cuánto nos ama, nuestro corazón se «inflamará» de tanta alegría que contagiará a cuantos viven a nuestro alrededor. Como decía Benedicto XVI: El discípulo sabe que sin Cristo no hay luz, no hay esperanza, no hay amor, no hay futuro.

Queridos amigos, hemos venido a llamar a la puerta de la casa de María. Ella nos ha abierto, nos ha hecho entrar y nos muestra a su Hijo. Ahora ella nos pide: Hagan todo lo que él les diga (Jn 2,5). Sí, Madre nuestra, nos comprometemos a hacer lo que Jesús nos diga. Y lo haremos con esperanza, confiados en las sorpresas de Dios y llenos de alegría. Que así sea.

————————————————————————————————————————————————

¿Por qué importa a Latinoamérica el viaje del papa Francisco a Brasil?

El pontífice argentino llega este lunes al continente para participar en la Jornada Mundial de la Juventud.

Analistas debaten especulando sobre el mensaje que traerá y sus implicancias políticas.

Lunes 22 de julio de 2013 | BBC Mundo / Cooperativa.cl

Entre las actividades que desarrollará en la semana que pasará en Brasil hay reuniones con Dilma Rousseff y la visita a una favela.

Entre las actividades que desarrollará en la semana que pasará en Brasil hay reuniones con Dilma Rousseff y la visita a una favela.

Con un cargo, una popularidad y hasta un nombre distintos a los que tenía al dejar Argentina cinco meses atrás, Francisco, el primer papa latinoamericano de la historia, retorna este lunes a la región en un viaje a Brasil que puede indicar a dónde quiere llevar su Iglesia.

La llegada del pontífice a Río de Janeiro para asistir a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) católica hasta el domingo 28 marca el primer gran viaje internacional que Jorge Bergoglio realiza desde que fue entronizado en marzo.

Los expertos creen que el Papa expondrá en Río, ante cientos de miles de jóvenes de todas partes, el estilo y algunas ideas con las que espera sacar a la Iglesia de la crisis que vive, dándole una importancia clave a esta región que tiene dos de cada cinco católicos del mundo, pero donde crece el número de evangélicos y no creyentes.

“El eje central de la Iglesia ha cambiado: está más al sur y entre los jóvenes”, dijo Manuel Vásquez, jefe del departamento de religión en la Universidad de Florida, a BBC Mundo.

“Enfasis en la pobreza”

Francisco ya ha exhibido un estilo y una prioridad diferente que su antecesor Benedicto XVI, el papa alemán que renunció al cargo y que se caracterizó por intentar revivir el catolicismo en Europa frente al reto de la secularización y el islamismo.

Desde sus vestimentas hasta sus movimientos en público, el pontífice jesuita argentino ha puesto el acento en mostrar una Iglesia humilde, en mayor contacto con la gente en general y los pobres en particular.

Aunque Río ya estaba definida como sede de la JMJ antes de la elección del papa Francisco, muchos creen que este viaje ofrece una oportunidad singular al pontífice para llevar sus ideas a la práctica.

El Papa no sólo se reunirá con la presidenta Dilma Rousseff y otras autoridades y ofrecerá misas, sino que recorrerá una favela que hasta hace poco era dominada por narcotraficantes y visitará un hospital franciscano que comenzará a atender jóvenes adictos a las drogas.

“La principal señal que el papa Francisco quiere rescatar es una religiosidad que se base en los valores cristianos, la compasión (…). Por eso el gran énfasis en la pobreza”, explicó Silvia Fernandes, una socióloga especializada en catolicismo en la Universidad Federal Rural de Río de Janeiro (UFRRJ).

Pero agregó que “eso no significa un cambio en los rumbos de la Iglesia,  necesariamente” y “las cuestiones doctrinarias más polémicas permanecen”.

“Oir al Papa”

Antes de su viaje a Brasil, el papa Francisco endureció las penas del Estado del Vaticano por abuso sexual de menores y creó una comisión de investigación del banco del Vaticano, envuelto en escándalos financieros.

Sin embargo, André Chevitarese, profesor de historia la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ) experto en la Iglesia, sostuvo que falta saber qué hará exactamente el Vaticano con esos y otros temas polémicos.

En cuestiones importantes como pedofilia, el Banco del Vaticano y la resistencia al uso de preservativos en áreas devastadas por el VIH, todavía precisamos oir al papa“, indicó Chevitarese a BBC Mundo.

Si Francisco va a aludir o abordar directamente esto durante su viaje a Brasil es una incógnita, aunque muchos creen que temas como la falta de castigo a curas pedófilos son parte de la explicación de la pérdida de fuerza de la Iglesia en la región y todo el mundo.

La proporción de católicos en América Latina pasó del 90% de la población en 1910 a 72% en 2010, según el Foro Pew sobre Religión y Vida Pública.

Este centro con sede en Washington indicó que en Brasil, el país con más católicos en el mundo, quienes se identifican con esa religión pasaron de 92% de la población en 1970 a 65% en 2010.

Según el último censo, los evangélicos pasaron de 5% a 22% en el mismo período y quienes no declaran religión saltaron de 1% a 8%.

Esta nueva realidad religiosa brasileña no escapará del todo al papa: en el propio lugar de la zona oeste de Rio donde celebrará la misa de cierre de la JMJ el domingo 28, los templos evangélicos de diversas orientaciones superan ampliamente a las iglesias católicas.

Carismáticos o progresistas

Algo que puede mostrar cómo piensa Francisco enfrentar la competencia religiosa es la atención que dará en Brasil al Movimiento de Renovación Carismática, respaldado por el Vaticano pero marginado por su estilo durante la visita de Benedicto XVI al país en 2007.

Con curas que cantan en público, actos transmitidos por internet y TV y ventas masivas de CDs y libros, este movimiento se vuelto un imán para muchos jóvenes y permitió disminuir la pérdida de fieles, en su mayoría hacia iglesias evangélicas.

Está previsto que el padre Marcelo Rossi, un sacerdote que es la cara más visible de los carismáticos en Brasil, participe de un evento papal en Rio.

Algunos también se preguntan si el papa Francisco hará algún gesto hacia la Teología de la Liberación, que tuvo fuerza en América Latina en el pasado y al que los papas Juan Pablo II y Benedicto XVI combatieron por considerarlo un movimiento político de inspiración marxista.

La prédica de Francisco evoca el discurso a favor de los pobres de la Teología de la Liberación, pero los expertos advierten que el énfasis del papa está mucho más en cuestiones morales y espirituales que políticas.

“Habrá que ver a quién se acerca: si a los teólogos de la liberación y a los progresistas, si se acerca a los carismáticos o si mantiene una línea intermedia donde no ataca a ninguno de los dos sino que los ve como vertientes que pueden servir para la re-evangelización del continente”, sostuvo Vásquez.

¿Un Papa político?

El Papa llega a Brasil en un momento especial de la vida política nacional.

El país fue sacudido el mes pasado por una ola de manifestaciones que llevó más de un millón de personas a las calles, en su mayoría jóvenes, para exigir mejores servicios públicos y denunciar los altos costos del Mundial de fútbol 2014 en vez de invertir más en salud y enseñanza.

Se espera que el papa, que ya ha indicado a través de allegados que ve con buenos ojos estas protestas, aluda al descontento social para enfatizar ante la juventud su mensaje de humildad y contra el consumismo.

Pero las autoridades brasileñas temen que la visita haga resurgir las manifestaciones, que podrían afectar el desarrollo de la JMJ.

En este sentido, quizás el viaje de Francisco a Brasil también sirva para comenzar a entender hasta qué punto está dispuesto a abordar temas políticos sensibles en la región.

Mientras fue arzobispo de Buenos Aires, el actual papa tuvo diferencias con el gobierno argentino de Cristina Fernández sobre asuntos sociales como el matrimonio homosexual.

Pero eso fue antes de que cambiara de cargo y de nombre, y algunos creen que ahora el balance entre lo religioso y político será más delicado para el pontífice.

“Va a presentar una crítica de los abusos y las injusticias sociales”, anticipó Vásquez, “pero no puede ser una crítica super política”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: